Warning: ftp_nlist() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 420

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_nlist() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 420

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_nlist() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 420

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_nlist() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 420

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_nlist() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 420

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_nlist() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 420

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_nlist() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 420

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_nlist() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 420

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_nlist() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 420

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_nlist() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 420

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_nlist() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 420

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_nlist() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 420

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_nlist() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 420

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_nlist() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 420

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_nlist() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 420

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_nlist() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 420

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_nlist() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 420

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_nlist() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 420

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_nlist() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 420

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_nlist() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 420

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_nlist() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 420

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_nlist() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 420

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_nlist() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 420

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_nlist() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 420

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: ftp_pwd() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 230

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php:420) in /home/customer/www/delado.com.ec/public_html/wp-includes/feed-rss2.php on line 8
Entrevistas – De Lado https://delado.com.ec De la pluma a la web Tue, 27 Apr 2021 15:58:02 +0000 es hourly 1 https://wordpress.org/?v=5.8.1 https://delado.com.ec/wp-content/uploads/2019/04/favicon-72x72.png Entrevistas – De Lado https://delado.com.ec 32 32 LAS 24 HORAS DE DIANA LEÓN https://delado.com.ec/2021/04/26/las-24-horas-de-diana-leon/ Mon, 26 Apr 2021 21:55:37 +0000 https://delado.com.ec/?p=19154 Una nota con Diana León, la presentadora de noticias de Teleamazonas que cuenta su vida televisiva y nos deja conocer como es fuera de la pantalla

Tiene porte y belleza de reina y lo es. Fascina por su hermosura natural en la que destacan sus profundos ojos verdes como el color de la esperanza, su larga cabellera rubia, su escultural cuerpo y su espigada figura de 1.76 metros. Pero si su cara atrae, atrae más el hecho que sea una reina sin pose de reina, que reina por su talento, su sencillez, su amabilidad y su espontaneidad, con esa belleza clásica y elegante que impacta por su sobriedad y fineza. El título que un día ostentó, no se le subió a la cabeza, cabeza que en un momento lució una corona que se la recuerda eterna. Diana León Renella, ex modelo y reina de Guayaquil 2003,  presentadora de televisión, reportera de noticias y conductora de eventos, es una mujer que destaca en el periodismo nacional que tras una trayectoria impecable de 15 años en el mundo de las noticias, como imagen estelar del noticiero de 24 Horas Teleamazonas, la tiene como una de sus mejores exponentes y una de sus figuras favoritas.

Diana, quien en 2003 fue elegida reina de Guayaquil, que diez años después, fue elegida por el portal lista.20minutos.es, en el puesto 20 de las 60 mujeres más bellas del Ecuador y que hace cinco años, en 2016 fue elegida como embajadora de belleza, por la reconocida marca de cosméticos Ésika, es una persona que más allá de sus encantos físicos, destaca por su inteligencia, su don de gente, su gran espiritualidad y su seriedad en un mundo en el la humildad es poco usual.

Antes de la tele

Diana Isabel León Rennella, guayaquileña, nacida el 1 de octubre de 1984, la cuarta hija del hacendado ganadero Abel León Guerrero y la ama de casa Carmen Rennella Sánchez, formada en un hogar de clase media, con raíces italianas, cuencanas y riosenses, recuerda con cariño su vida de infancia y adolescencia, en la que combinó el estudio, la pintura, el deporte (era nadadora y gimnasta) y la vida familias. “Recuerdo con alegría los paseos familiares por la sierra en las vacaciones escolares, los días de campo en la hacienda de la familia en Guare de Baba en la provincia de Los Ríos, mis competencias de natación por el club Salesianos con el que intervine en varios torneos, mis concursos de pintura infantil en el que gané varias veces, las veces que de niña esperaba el periódico para leer las tiras cómicas. De niña era vanidosa y me ponía los tacos,  los sombreros y las bufandas de mi mami y jugaba a que desfilaba. Cuentan que una vez a los tres años me maquillé. Jugaba con mi madre y mis tías, me encantaban las muñecas Barbie, me encantaba vestirlas, peinarlas, bañarlas»

«De adolescente recuerdo mucho mi vida colegial en el colegio religioso La Inmaculada en el que viví grandes momentos e hice buenas amigas, época en la que soñaba con estudiar arquitectura, medicina, periodismo  o educación para niños quería ser modelo, misionera y una madre joven a los 21 años. En mi adolescencia  me acomplejaba mi estatura y mi delgadez. Era la más alta del colegio y me sentía acomplejada por eso. Cuando formábamos filas, por mi tamaño, podía ver todo desde arriba y eso me hacía sentir incómoda. Recuerdo que esperaba que llegue el periódico para ver la cartelera de películas e ir al cine. Salir con mis amigas, cosas así»

«Yo tenía una vida normal. El colegio, el deporte, las inquietudes juveniles, propias de la edad. De adolescente era algo tímida y cuando llegó la etapa de relacionarme con chicos y salir en grupos de amigos tuve algunas ‘malas jugadas’ por las que no pude aceptar un par de invitaciones para salir. Cosas de chicas. Más allá de eso, tuve una vida feliz. Agradezco a Dios la infancia y adolescencia que viví. Algunos amigos tenían problemas familiares con padres separados, vicios cosas que gracias a Dios no me tocó vivir. Tuve una vida tranquila, rodeada del amor de mi familia que siempre me inculcó buenos principios y sobre todo la fe en Dios”

Nace la modelo

La tranquilidad de esa vida trascurrida en el anonimato empezó a cambiar en 1999, a los 15 años en que sus juegos infantiles de niña vanidosa que jugaba a ser modelo, se hicieron realidad cuando por sugerencia de su prima Patricia Iturralde, y apoyada por su padre, ingresó a la academia Klasse a estudiar modelado. “Lo más sorprendente es que quien me motivó a hacerlo fue mi papá, cuando tradicionalmente son ellos los que se oponen o ponen reparos a este tipo de actividades, pero como el mío era vanidoso tuve todo su apoyo. Más bien fue mi mamá la que no quería. Luego ella se dio cuenta que era algo que me gustaba y me dejó hacerlo con la condición de que no descuidara los estudios”

Y aunque ella no se propuso hacerlo, el modelado sí le trajo dificultades estudiantiles. “Cuando estaba en quinto curso, la academia Klasse organizó en Guayaquil una convención de modelos internacionales con la agencia panameña Bob Action a la que vinieron scouters (descubridores de talentos) de cinco países: Italia, México, España, Estados Unidos y Panamá. El objetivo era que ellos tuvieran oportunidad de elegir modelos para llevarlas a sus países y trabajar allá. Yo fui seleccionada por el italiano Paul Kop para ir a Milán, Italia a la agencia profesional Look Now, que fue la que hizo mi book, que es la carta de presentación de una modelo. Tomar la decisión de ir no fue fácil, pues tenía 16 años y nunca me había alejado de la casa y más allá de mis temores, estaba la posición de ms  padres que no querían dejar sola. Pero era una oportunidad que no se podía desaprovechar y así lo entendíamos todos»

«Bueno el asunto es que me  fui y a mi regreso, la directora, no quiso que termine mis estudios, pues no estaba de acuerdo con el modelado y tuve que terminar el año en otro colegio. Por suerte al año siguiente cambiaron a la directora y pude reingresar al platel, aunque con la condición de que durante ese año me aleje del modelaje y no salga en ninguna publicación y así lo hice, porque mi ilusión era graduarme en el colegio que estudié toda mi vida, en el que estudiaron mi madre, mis tías y en el que tenía a mis amigas de siempre”

Su carrera de modelo, desarrollada en su adolescencia, le dejó gratos recuerdos. “Aún recuerdo la primera portada que hice con revista Hogar, cuando la vi no podía creerlo. Estaba peladita. En 2002 fui la Barbie viviente que modeló a la famosa muñeca de Matel en un centro comercial. Una de mis mejores anécdotas es cuando me fui a Milán. Estar en la capital de la moda en una agencia importante, hacer seis castings diarios, participar en 35 desfiles y desfilar para la casa Alberta Ferretti es una gran experiencia, aunque haya tenido que pasar mi cumpleaños sola, adaptarme a otra cultura y otro idioma, vivir un mundo diferente con personas de otra mentalidad pues conviví con cuatro modelos brasileñas. El cambio de Italia a Ecuador fue rotundo. No es el que nuestro sea malo, pero allá hay más profesionalismo. Se trata mejor a la modelo, se valora su trabajo y se le paga bien. Allá, cuidan a la modelo y a la ropa, acá se preocupan más de la ropa. Gracias a Dios, todo fue bien en lo profesional y personal. Yo disfruté del modelaje, de la fotografía, la pasarela., fueron parte de mi desarrollo como ser humano, comunicadora y mujer

Su vida laboral

Su vida laboral empezó muy pronto para ella. Cuando vestía su traje rosado de quinceañera, usaba su uniforme colegial con el que iba a aprender las materias académicas, la vida le hizo aprender lecciones que formaron su carácter y la hicieron una mujer de empuje y trabajo. “Mi padre que por entonces tenía 35 años, trabajaba como técnico de ganadería, cuando sufrió una lesión en la columna vertebral, lo que hizo que disminuyera su carga laboral y con ello se dificultara la economía familiar, por lo que junto a mis tres hermanos (Patricia, Juan Gabriel, Gabriel) tuvimos que aportar con el hogar»

«Así, a los 15 años, empecé a trabajar como modelo, en desfiles, animando eventos y firmando autógrafos para niños. Mi primer contrato fue para una promoción disfrazada como muñeca Barbie. Luego ingresé a estudiar modelaje en la Agencia Klasse, lo que me permitió ser una modelo reconocida, teniendo la oportunidad de viajar a Milán, Italia y a Japón. A partir de allí me hice conocer y empecé a posar para varias revistas y a participar en desfiles de moda y belleza. Hasta que a los 19, mi vida se hizo pública, cuando participé en el concurso de Reina de Guayaquil, del que tuve el honor de ser su reina”

El reinado

La vida y sus casualidades, el destino y sus líneas escritas sobre papeles invisibles e inesperados, hizo que por esas cosas del azar, siendo estudiante universitaria y mientras cumplía una tarea académica, el camino del reinado de belleza se cruce en su camino. “Yo estudiaba Periodismo y Relaciones Públicas en la Universidad Espíritu Santo (UEES), cursaba primer ciclo, cuando por una tarea, como parte de mis prácticas, me tocó a hacer una entrevista a la industrial Clara Bruno de Piana, que por entonces era la organizadora del certamen Reina de Guayaquil. Ella me preguntó si me gustaría participar en el reinado y pidió hablar con mi padre. Nos dijo que sería un certamen cívico y a mí siempre me atrajo involucrarme en temas sociales, así que acepté. Lo que me motivó a participar fue su carácter diferente a los tradicionales certámenes de este tipo, porque no fue un evento enfocado netamente a la belleza, sino que formó parte de una fundación enfocada a la ayuda social y cívica con el fin de ayudar a la ciudad y su gente. Tan diferente es este concurso que jamás se desfilaba en traje de baño”.

Así, el 1 de octubre de 2003, justo el día que cumplía sus 19 años, como si la vida le diera un regalo de cumpleaños, Diana, fue elegida Reina de Guayaquil en una fastuosa velada que duró dos horas conducida por el animador Roberto Angelleli, y a la que asistieron 500 personas, realizada en el Teatro Centro de Arte. Ese día a las 22h00, le ponían sobre su cabeza la corona de perlas de mallorga y sobre su pecho, la banda con la que tanto sueñan miles de mujeres guayaquileñas. La reina que recibía el mando de su antecesora Pamela Penilla, brillaba por su belleza  tenía su corte con Jazmín Carrión como virreina, Tahíz Panuz, como Estrella de Octubre, Daniela Muñoz como primera finalista y Señorita Fotogenia, Luiggina Castagneto, segunda finalista y María José Gavilanes, como Señorita Simpatía. Entre otras candidatas estaban: María Castañeda, Glauca Félix, Adriana Sángter.

Diana que en su proclamación, recibía la felicitación de la directora del concurso, Clara Bruno de Piana y de manos del vicealcalde Luis Chiriboga Parra, la banda con los colores de la bandera de Guayaquil, a más del galardón, recibía por su título varios regalos como: un reloj de oro de 18 kilates con diamantes y rubíes, valorado en 10.000 dólares; una corona de perlas de mallorga con redondeles de oro macizo de 18 kilates y piedras semipreciosas, valorada en 5.000 dólares; una beca para un curso de modelaje y etiqueta, valorado en 7.000 dólares; vestuario durante un año; un año completo de maquillaje y peinados; un año de servicio para el lavado de su vestuario; un juego de collar y aretes de plata con spondilus y un teléfono celular.

«Durante mi reinado, a través de la Fundación Reina de Guayaquil, se fortaleció el área de albergue para niños y ancianos y se le dio especial atención al tema sobre la prevención de catástrofes y desastres. Realizamos la campaña “Manos que trabajan” junto al Club de Leones de Guayaquil en que se dictaron más de 20 talleres para que los portes tengan una herramienta de trabajo, se desarrolló el II Concurso de pintura en las escuelas fiscales, se hizo el primer Festival Infantil sonrisas en el coliseo Voltaire Paladines Polo en el que participaron artistas reconocidos como el elenco de Vivos, los payasos Copito (+) y Tico Tico, se hizo el desfile Stylos son colaboración de los mejores diseñadores del país, cuyos fondos sirvieron para construir una guardería en Puerto Hondo, creamos junto a Iván Triviño el programa radial Somos Guayaquil que se transmitía en Radio Morena en el que informábamos de nuestras actividades. Por ese medio pudimos devolver una casa a tres niños que la perdieron en un incendio y ayudamos a una señora a que se realice una operación por sus problemas de visión”

“Se hicieron muchas cosas importantes en beneficio de la ciudad y la colectividad. Lo mejor del reinado es la oportunidad que brinda de dar a las personas no algo material, sino un abrazo, un concejo, un servicio o una esperanza de vida. Realmente creo que no hice todo lo que hubiera querido. A veces la falta de recursos impidió a ayudar al todo el que lo pide, pero en lo que estuvo a nuestro alcance lo hicimos. Cuando una recibe cariño, una sonrisa, un gracias sincero o un abrazo, está compensado todo el esfuerzo que se puso en cumplir una misión, que a veces fue dura, difícil, pero que fue hecha con el mejor cariño”

Pero la imagen de los reinados de belleza es otra, se los ve más como un evento superfluo, superficial. ¿Qué opinión tiene al respecto? “No comparto para nada aquellos comentarios. Hay un estigma sobre las reinas de belleza, cuya idea y concepto debe cambiar. He aprendido a lidiar con el estigma que la gente tuvo, tiene y tendrá sobre eso. Me gustaría que en algún momento se puedan dejar de lado los prejuicios y se le dé el mérito a la mujer que a través de ese título, hace bien su trabajo, que deja muchas satisfacciones por el hecho de servir a una ciudad y su gente. Ser reina de belleza es un compromiso enorme, pues como representante de una ciudad, debes comportarte bien como persona y cumplir una misión social con dedicación. Lo más grato de ello es la oportunidad de servir. Ganar el reinado es un medio para ayudar y no aprovecharlo, sería tonto”.

¿Alguna anécdota especial de su vida de reina?

“Hay varias. Como reina tuve la posibilidad de participar en el vídeo de José Daniel Parra, Guayaquil sin ti, conocí a la ex Miss Universo, Amelia Vega; hice el calendario 2004 Guayaquil Heróico y pujante, ejemplo de virtudes que resaltaba la regeneración urbana. Pero hubo una que me marcó. Una vez visitamos una escuela de niños ciegos y un pequeño que era apasionado al fútbol, transmitía partidos imaginarios. Lo que más me sorprendió es que había nacido ciego y que todo cuanto decía era producto de su imaginación y que soñaba con que un día se transmitas sus relatos”.

¿Qué le dejó su etapa de reina?

“Gratos recuerdos, importantes logros y muchas metas. Para empezar por el reinado llegué a la televisión que es hoy mi profesión. Fue una etapa hermosa de mi vida que me dio la oportunidad de ayudar en obras sociales y de crecer como persona con una experiencia enriquecedora. Me dejó alegría porque sé que trabajé bien, que me entregué con cariño, que me dejó claro que no se necesita de tener una corona para servir al prójimo”..

Su carrera televisiva

A la par que  Diana, ejercía su carrera de modelo, ingresó a la universidad a estudiar Periodismo y Relaciones Públicas en la Espíritu Santo, carrera de la que se alejó un año por sus actividades como Reina de Guayaquil.

“Como Reina de Guayaquil tuve la oportunidad de hacer una serie de tres programas que se transmitieron en Cablevisión con ocasión de las festividades de mi ciudad que se llamaba Guayaquil en sus 360 grados y que contaba la historia de antes y contemporáneas en la que participaron historiadores, además de artistas que cantaban a la ciudad y yo me encargué de la parte turística. También tuve otro contacto con la televisión cuando participé en un capítulo del programa De la Vida Real que transmitía Ecuavisa denominado JJ Nacido para matar (foto) en el que hice el papel de una sicóloga que trataba a un asesino en serie John Jairo Aguirre, el “Monstruo de la Florida”, que enfocó una dolorosa realidad social. Lo anecdótico de eso, es que ambas participaciones no las pude ver al aire por mis ocupaciones»

«Pero sin duda, fue una experiencia enriquecedora que me dejaron metido el bichito de a televisión que es algo que siempre me gustó. Bichito que se me metió de lleno estuve en el reinado de Guayaquil desde que era candidata. Yo creo que es ahí cuando se me depositó el bichito de la TV porque en ese entonces, visitábamos los medios de comunicación y en mi mente no se me borra cuando entré a Teleamazonas y vi el estudio, las cámaras, a uno que otro reportero y decía Uau que bonito esto y me deslumbré por ese mundo. De paso yo estudiaba periodismo y decía: quisiera estar aquí, obviamente a futuro. Futuro que llegó pronto y al final se dio”.

Luego del reinado retomó sus estudios y empezó a trabajar en el área de Relaciones Públicas. “Ingresé a trabajar a la agencia D´Maruri. Fue un mundo que me encantó, conocí más de la carrera, entonces empecé a dudar si continuar en periodismo o me dedicaba al medio de la publicidad en recursos humanos. Estaba indecisa y entré en esa disyuntiva”

Y mientras ella estaba en esa disyuntiva, nuevamente el destino y la vida le jugaron un desenlace inesperado que terminó con un cambio de aires que le llevó a dejar el llano y el calor de su Guayaquil amado, para llevarla a la altura y el frío de Quito, gracias a una beca de estudios de la Universidad San Francisco. “Aunque era un reto dejar mi ciudad e irme sola a otra tierra, no dudé en aceptar. Porque soy de las que aprovecha las oportunidades que se presentan. Así que me fui y es allí cuando decido no seguir periodismo sino inclinarme por la carrera de Comunicación Organizacional y Relaciones Públicas. Me llamaba mucho más la atención ese trabajo de comunicación a la interna, en empresas, como talento humano y demás y esa es mi carrera en la que tengo el título de licenciada. Me encanta ese medio».

«Mi estadía en Quito y mi vida universitaria fue muy bonita. Cuando me fui a Quito, yo ya tenía enamorado, el que hoy es mi esposo, así que toda mi estadía quiteña la viví  estando con él. Por ahí dicen que de las relaciones de lejos no funcionan, pero no fue así. Hubo momentos difíciles de pareja, pero lo supimos llevar súper bien. Al principio, fue difícil porque era una ciudad desconocida, no tenía amigos, por eso me regresaba en Guayaquil todos los fines de semana y lo hacía en la forma que fuere, así sea en bus. Ya después mi papi, o yo o mi novio me pagaban el pasaje, pero de que me regresaba, me regresaba. Luego ya empecé a tener compañeros de universidad,  me fui adaptando a la ciudad, hice más amistad con mis compañeros. La verdad que existe mucho regionalismo en nuestro país, pero ya cuando puedes conocer al quiteño, te das cuenta que es muy hospitalario, muy amable y bueno yo tuve la gran bendición de tener buenos amigos que hasta hoy me veo. Luego ya había semanas en que no venía a Guayaquil y ya era mi enamorado el que iba porque yo tenía planes con mis amigos de ella y mi vida universitaria fue muy bonita. Mucha gente me decía. No tú te vas a quedar viviendo en Quito, eres una quiteña más, me molestaban que había jurado la Bandera en Quito y que hasta era liguista y no barcelonista. Yo tuve la oportunidad de ver a Liga campeón de la Copa Libertadores y disfrutar de ello, porque la emoción de mis amigos, era mía también. Mis familiares y amigos, me decían que ya era quiteña y a ratos como que me lo creía porque por muchas cosas le tengo cariño a esa ciudad.”

Ciudad en la que encontró el camino a la televisión con la que solo había tenido encuentros casuales y de la cual tenía en sus adentros ese bichito. Pero a veces los bichos que te pican, te quedan picando a tal punto que te “infectan” y es lo que ocurrió con Diana, quien en 2006, mientras estudiaba la universidad en Quito fue contratada por la estación televisiva quiteña Teleamazonas. “Las cosas se dieron realmente rápido, el ser reina y tener la visibilidad que eso implica, salir en los medios, hizo que la televisión se fijara en mí, al punto que varios canales me llamaron pero no se dio. Ya cuando estaba estudiando el primer semestre de la universidad. Me llamó Teleamazonas. Inicialmente tuve mucho temor pero en ese momento lo vi como una oportunidad de tener ingresos porque yo tenía 19 años, estaba sola, vivía en casa de una amiga de mis padres, pero obviamente tenía que ver cómo me desenvolvía luego porque me había ido por un sueño de tener mi carrera y aprovechar la beca. Entonces cuando me llamo Teleamazonas, dije: ¡Bingo! Mucho más si me daban facilidades pues tenía que ir en las tardes, podía seguir la universidad y podía independizarme porque me había ido solo con mis ahorros. Así que aproveché la oportunidad”

Oportunidad que no desaprovechó, la prueba es que ya lleva 15 años de carrera televisiva en la que ha tenido mucho éxito. “En televisión hice varias cosas, ahora se me relaciona más con los noticieros, pero estuve en algunos tipos de programas diferentes. Al llegar al canal fui aprendiendo, hicimos un piloto, y se dio mi primer programa que fue Más que Ver (2006) que era un programa que solo salía una vez a la semana, los viernes a las 7 de la noche en el que yo daba la programación de la semana. Que iba a haber, los horarios de la novela y los noticieros, la noticia más importante de la semana, cuáles eran los partidos de futbol a transmitir, las películas que se iba a dar, y así por el estilo. Y así fui creciendo. Teleamazonas es mi segunda casa, el único canal en que he trabajado y en el que me realicé”.  Y como era de esperarse luego de «Más que ver»,  hubo mucho más que ver y se vio a Diana en otros programas.

El segundo de ellos: «Unidos por la pasión»  (2006) un programa con ocasión del Mundial de Fútbol de Alemania que bajo el nombre de la Cadena la TRI juntó a tres estaciones televisivas ecuatorianas: Ecuavisa, RTS y Teleamazonas.  El show, así como juntó a tres canales, también unió a tres actividades distintas como fútbol, el espectáculo y las variedades para ofrecer no solo un espacio especializado en deportes que se encargue de dar noticias, análisis, entrevistas o comentarios por parte de periodistas especializados, sino que también presente la cobertura de todo el ambiente festivo que se generaba antes y después de un cotejo de Ecuador, mostrando las reacciones de los aficionados ecuatorianos y entregar notas de color sobre turismo, gastronomía, moda, el ambiente de las calles y los bares, matizado con entrevistas serias a intelectuales de las ciencias sociales y comunicadores interesados en el estudio del fútbol como fenómeno social más allá del deporte. Así junto a comunicadores como Carlos Vera, encargado de este segmento, de periodistas deportivos como los ex futbolistas Carlos Alfaro Moreno y Carlos Luis Morales (+), el ex árbitro Byron Moreno, narradores y comentaristas como Alfonso Lasso, Marcos Hidalgo, animadores como Roberto Angelelli y Richard Barker, comediantes como David Reinoso con su elenco, estuvieron figuras femeninas encargadas de aspecto festivo como la brasileña Paloma Fiuza, la venezolana Jeaninne Leal, la cubana Kirenia “Kiki” Pérez y las nacionales Gabriela Pazmiño Yépez, María Teresa Guerrero, Dallyana Passailaigue y Diana León.

“Ese programa, confieso, tampoco era lo mío, porque era de fútbol del que no sabía mucho, pero ese espacio si me gustó. Yo comentaba lo que veía y entre lo poco que sabía, pero chévere, fue una linda experiencia. Como fue un programa hecho entre tres canales, tuve la oportunidad de conocer a otros talentos de pantalla, trabajar más de cerca con ellos, estar también con productores de otros canales y con otro sistema de trabajo fue un momento de aprendizaje. Fue una linda dinámica que la disfruté”

Al año siguiente (2007) estuvo en su tercer programa: «La Playa es todo» (2007), un show de temporada vacacional, estrenado el domingo 28 de enero a las 22h30 del cual Diana fue la conductora junto al animador venezolano Frank Bonilla. “El programa que mezclaba información turística con el humor, resaltaba la belleza de la región costera ecuatoriana, proporcionaba información de la vida de los personajes de  la televisión nacional, la política y el espectáculo y cómo disfrutan del mar en sus vacaciones. Además, se asistía a las mejores fiestas, para descubrir quiénes estaban en las discotecas de moda y centros de diversión, disfrutando de la farra y también había espacio para el deporte aventura y su adrenalina con competencias playeras y muchos juegos sorpresas. Un toque especial lo ponía el humor en el que una cámara escondida realizaba diversas bromas, tanto a personajes de la farándula como a visitantes de la playa, estas bromas le daban un toque diferente al programa”

Muchos años después de transmitido este programa, Diana se suelta una confesión al revelar que no era de su agrado y no se sentía a gusto con él. “Hoy confieso que no era tanto de mi agrado, pero para mí era como una forma de compromiso con el canal. Yo siempre lo he dicho. Soy muy agradecida por el canal, por haberme dado espacio y trabajo en un momento que realmente lo necesitaba y apostando por mí y ver potencial sabiendo que yo no había hecho antes televisión y estudiaba a la par. Entonces acepté el programa, pero nunca estuve tan feliz con la propuesta de playa y hoy pasando los años lo puedo decir más abiertamente. Nunca estuve tan conforme. A veces mostrarme en traje de baño para mí era bastante complicado, pero lo hice y aprendí mucho. En ese entonces la producción la hacían en Guayaquil las hermanas Valdez que tenían bastante experiencia y yo recién empezaba prácticamente y sentía que debía seguir aprendiendo y fue y así lo vi, como una oportunidad de crecer”.

En 2007, Diana hace su aproximación al mundo de las noticias, cuando estuvo en el programa De 9 a 10, un programa cuyo contenido era comunitario, con énfasis en las denuncias de la ciudadanía, aunque también trataban temas nacionales de coyuntura y empezó a ser reportera y luego conductora. “De 9 a 10 en ese entonces era una revista matinal noticiosa. Tenía cosas de entretenimiento, notas para el ama de casa, música, pero también muchas noticias. Era como una mezcla, un programa de variedades pero con un tinte noticioso finalmente. Allí que tuve la oportunidad de crecer. Hacia reportajes, microondas en vivo, siempre salía acompañada de alguien, porque tal vez había el temor de que pueda ocurrir algún imprevisto, por eso siempre me acompañaba algún reportero que me apoya y luego fui aprendiendo y me pidieron que vaya de anchor (presentadora). Así que estuve de conductora con Patty Terán, Alberto Astudillo, Arturo Barriga. Renán Ordoñez de quienes aprendí mucho”.

La vuelta a Guayaquil

Canta Rubén Blades, que “todos vuelve a la tierra que en que nacieron Al embrujo incomparable de su sol Todos vuelven al rincón de donde salieron, donde acaso floreció más de un amor” Y eso sucedió literal con Diana que terminada su carrera universitaria sintió que ya era hora de volver a su Guayaquil amado, donde la esperaban su familia, su enamorado, su vida. Así un día de 2009  arregló las cosas con el canal para volver a trabajar desde acá y emprendió viaje de vuelta.

«Yo sentía que ya llegaba el tiempo de volver a mi ciudad. Porque quedarme a vivir en Quito nunca pasó por mi cabeza. Mi meta era terminar mi carrera y regresar. Recuerdo que las dos últimas materias de la Universidad las hice aquí, online, porque ya quería volver a estar con mi mami, ver cómo iba la relación con mi enamorado, ver a mi familia, a mis amigos. Coincide que mi novio me pide matrimonio, nos casamos me graduó, vuelvo a Quito a la ceremonia de graduación e inmediatamente  de ello regreso a Guayaquil. Y a llegar acá,  me digo a ver, que hago, porque ya en Quito tenía construido mi vida con el programa de 9 a 10. Acá también había de 9 a 10, pero era local. Inicié en el programa acá, pero el equipo ya estaba súper formado  y completos y yo me digo para mis adentros que era como que yo llegaba y una más. ¡Cómo es esto! Entonces empecé a hacer notas internacionales, un poco lectura de programa como un espacio chiquitito, luego empecé a hacer reportajes y ahí fue cuando mi actual jefe. Me pregunta; ya que estás haciendo reportajes, ¿no quieres unirte al equipo de 24 Horas?  Acepté y ahí empieza mi paso por las noticias»

Desde entonces , Diana hizo de los noticieros su mundo, estando durante 13 años en las diferentes emisiones del noticiario 24 Horas de la cual es hoy la figura principal de la emisión estelar de las 20h00. «Cuando me propusieron lo de noticias, no le voy a mentir me asusté y lo pensé, pero al final acepté. Al inicio salí a manera de pasantías, digamos, claro, pertenecía al canal, pero era más un proceso de aprendizaje de ver cómo funcionaba el mundo de las noticias, de si me adaptaba y me encantó muchísimo. Tuve la oportunidad de salir hacer reportajes con reporteros como Rafael Hernández, Nathaly Toledo, Jorge Rodríguez, Elsi Vallarino, Carla Sacoto y de ellos aprendí muchísimo. Esa sagacidad que le ponían a sus notas, a sus entrevistas. Tuve esa oportunidad que agradezco muchísimo. Y luego ya salí sola a hacer reportajes. Luego hubo la oportunidad de salir como presentadora en el noticiero de y por ahí me fui encaminando».

Estaba en eso, cuando la vida le pone una disyuntiva y le pone a escoger entre su pasión por el reporterismo y la familia.  Decidiéndose por ella. «El reporterismo es algo que extraño mucho, pero que ya no hago. Mi jefe siempre me regaña y me dice que no debí haber hecho eso de dejarlo, pero yo toda la vida siempre quise ser mamá y esto es difícil de decirlo y espero que no se lo tome a mal ni se mal interprete . Yo hago mi trabajo lo cuido, pero cuando me convertí en mamá de mi primera hija Agustina, todo se complicó pues entre el reporterismo, el noticiero de la noche, ya casi no me quedaba tiempo para ella.  A veces como que me escapaba un rato a la casa para ver a la niña, pero al rato me llamaban del canal para una noticia y debía volver. Eso a mí me chocaba muchísimo y lo viví con mi hija sus dos primeros años y la veía dos horas en el día y yo pedía a mi esposo, a mi familia, a mi suegra, que no la duerman porque recién llegaba a las nueve de la noche y quería verla un ratito aunque sea. Por eso, esa etapa de mi vida fue complicada Se que la carrera requiere de sacrificio, pero también ponía en balanza el ser mamá y estar en el canal»

«Luego a los dos años vino mi segundo hijo y el asunto se complico más y me entristecía que algo que me gustaba, que me apasionaba, como es el trabajo, que además, era mi soporte y mi sostén económico, tenga que competir con la familia. Me fue difícil esa situación y hasta analicé dejar el canal, lo cual era duro. porque era dejar cosas que  había conseguido. Mi jefe me dijo quédate con el noticiero pero no dejes el reporterismo y es una lección que me dio y todavía se lo debo a él que creyó en mi y le tengo cariño. Entonces continué haciéndolo. Pero ya con el tercer niño, no se pudo más y ya  no volví, algo que aún me duele».

En 2014 alternó el noticiero con el programa Ecos que lo condujo junto a Milton Pérez, un espacio documental que presentaba documentales reales sobre hechos inusuales, extraños, polémicos que era transmitido en horario estelar de sábados por las noches. Con ese compañero alternó también muchas coberturas noticiosas y en conducción de noticieros

Entre sus decenas de logros y anécdotas, a través de los quince años de carrera televisiva, Diana, recuerda su mayor evento. “Considero que mayor logro profesional lo viví en 2015, con la cobertura de la llegada del Papa Francisco al país. Fue una ardua labor ya que el canal no paró la transmisión en todo el día, todo el personal se preparó para ello y cumplirla de buena forma fue fenomenal, fue emocionante sentir la adrenalina de una labor constante y fue muy emocionante recibir muy de cerca la bendición del Papa. Eso es inolvidable. También son vivencias especiales las jornadas laborales en medio de la lluvia y el frío de Quito”

Cuando se le pregunta que es la televisión para ella responde: “Mi vida. Yo no soy periodista, desde que entre a la universidad entré a un canal y me embarqué en la vida de la comunicación que me encanta. La televisión es mi otra casa, no imaginaría que sería mi vida sin ese espacio que me demanda estar informada y en la que he aprendido mucho de mis compañeros, de mis jefes. Agradezco mucho a Teleamazonas mi única casa televisiva por la gran oportunidad que me dio”.

Diana de la radio

Diana además de la televisión, incursionó en la radio. En 2012 entró a una cabina de locución para junto a su compañera de Teleamazonas, Liz Valarezo conducir el espacio radial ‘Lo que usted quiere oír’, que se transmitía de lunes a viernes, desde las 12:00 hasta las 13:25 por Radio Forever.  El programa era un magazine dirigido al público en general, en el que se dan consejos prácticos para el hogar y se  abordaban temas de interés familiar como salud, nutrición, deportes entre otros, teniendo como invitados a especialistas en el tema para que estos sean tratados con el debido profesionalismo. Luego en 2016, mantuvo el mismo programa junto a Michelle Cabanilla» con quien conformó una dupla muy dinámica.

“Comencé haciendo radio en 2012 con Liz Valarezo, en radio Forever en el programa Lo que usted quiere oír. Y fue algo bueno, pues ya con el tercer niño no volví a hacer reporterismo en televisión  y sentía que algo me faltaba. En eso me llegó la propuesta de Liz en hacer radio y no dudé en aceptar y fue bueno porque ese espacio que dejó el no hacer reportajes, lo llenó la radio.. Yo veía el trabajo de Liz, como hacía sus entrevistas, como dirigía el programa y compartir cabina con ella fue enriquecedor. Con ella aprendí lo que ahora sé y lo que sigo haciendo hoy y aunque no se puede comparar entre uno y otro, la radio llenó el vacío que dejó el no hacer reporterismo y hoy sigo así, de mañana en la radio y de noche en el noticiero de noche, pero ya con cuatro hijos”.

Luego Diana, amplió su participación radial con otro programa: Triciclo Verde, junto a Andrés Seminario y Geovanna Andrade, que es un espacio ecológico que procura concienciar al público que toda acción que se hace como persona, genera un impacto contra el planeta y que hay que hacer cambios para cuidar el planeta. “La radio me encanta porque me ha dado una soltura y experiencia fenomenal a la hora de entrevistar. Esto me ha dado un crecimiento rotundo y me siento feliz por eso. Como anécdota recuerdo que estando al aire por varias ocasiones y por la costumbre dije:  Bienvenidos amigos televidentes’, al principio se me  hace un poco difícil manejar esa parte de la locución”.

Ahora sigue haciendo radio con otro programa, en otra estación, pero con el mismo profesionalismo y la misma pasión de siempre. «Ahora estoy en con Michelle Cabanilla en 102.1 WQ Radio en el programa Sin Pedir Permiso en el que hacemos algo parecido al programa que tuvimos antes en Forever, pero ahora más con nuestro toque, pues creamos todo desde cero. Desde idear segmentos a darle esencia al programa. La idea es que tengas el radioescucha tenga dos horas de un programa de variedades que tenga: noticias, entretenimiento y temas variados dirigidos para todos, para la mamá, los papás, los adolescentes, la madre ejecutiva, el trabajador. Tenemos también noticias de coyuntura política, entrevistas médicas, invitamos a una sicóloga a que nos diga cómo tratar un tema de depresión, por ejemplo y así hacemos con otras temáticas, consultado a expertos en ese tema. Además hay un segmento que gusta mucho que se llama: play list en que ponemos con cinco o seis canciones en un tema específico y damos detalles curiosos de esos temas. El propio nombre de Sin Pedir permiso, es eso, es hacer las cosas que queremos con el amor y la pasión que nos caracteriza, sin pedir permiso ni dejarnos encasillar por lo que la gente dice, claro todo con el debido respeto. A mí me gusta lo que hago y yo me divierto. Tengo mañanas divertidas y soy feliz haciendo radio.”

Fuera de cámara

Cuando se apagan las luces y se guarda la cámara, Diana cambia el set de los estudios de la televisión y el mundo de las noticias para vivir su propia noticia. La de su vida cotidiana. ¿Cómo es Diana León, fuera de la televisión?

 «Soy una persona muy natural, eso de las poses no van conmigo, mi personalidad es igual desde hace 15 años atrás antes de entrar a la televisión, eso los sienten mis amigos que me conocen desde siempre y percibo que el público también me ve así, por ser parte de sus noches en las que entro a su casa a través de la pantalla y me ven como alguien conocida a quien pueden saludar. Fuera de la cámara soy una persona informal que prefiere vestir con jeans y vestidos cortos que me encantan. En cuanto a comida, como de todo. Me encanta el la guatita, el caldo de salchicha, el encebollado, el arroz con menestra y carne, de las frutas mis preferidas son la manzana y el guineo, me gustan los vegetales. Y aunque como de todo, trato de que mi alimentación, sea muy balanceado, con poca grasa, soy fan de los batidos verde»

«Me encanta el deporte, creo que el ejercicio es primordial; me encanta practicar Pilates. Uno de mis pasatiempos es ver películas. Mi preferida es ‘La vida es bella’. Me encanta la playa, el color amarillo, siempre pienso en mi familia y agradezco a Dios por la vida. Soy una persona conocida pero aterrizada con los pies en la tierra, con un profundo sentido de fe, que saborea la vida y le hace frente a los obstáculos que esta nos presenta con determinación. Siempre he pensado que la vida es un constante aprendizaje y así lo seguiré viendo siempre. Creo que mi vida no pudo ser mejor, tengo un compañero completo y mis hijos me llenan de alegría, energía y amor”.

Diana, fuera de pantalla es también muy afecta al servicio social. “Siempre me he gustado servir y me he vinculado a campañas de fundaciones que apoyan a grupos vulnerables. En una etapa de mi vida formé parte de la organización ciudadana  Ecuador  dice no más” que pretende prevenir la violencia doméstica y de abuso sexual, también estuve en el movimiento “Por ser Niña” del Grupo Difare, una iniciativa del Plan Internacional, para asegurar que todas las niñas puedan aprender, decidir, liderar y prosperar. Un tiempo estuve trabajando con Acción Solidaria, para beneficiar a 15 mil familias. Creo que es fundamental en la vida contribuir con las causas sociales y servir a la comunidad”

La familia su mundo

Para Diana hoy de 37 años, casada con Mateo Fioravanti con quien tiene cuatro hijos: Agustina (11), Ignacio (9), Luciano (8) y Ezequiel (1),  su vida es su familia, de la que se emociona cuando habla de ella. “Con mi actual esposo vivimos lindas etapas. Lo que vivimos en Quito cuando fuimos enamorados y luego de terminar la universidad en mi vuelta a Guayaquil fue bueno. Fue lindo saber que al regresar a mi ciudad después de una largo tiempo, los dos habíamos crecido, en la vida personal, en la vida laboral, él ya era profesional cuando era mi novio, pero ahora había hecho un masterado. Fue lindo ya vernos todos los días y ahí vino la propuesta de matrimonio. Yo sí decía ya tengo con el seis años de enamorado, uno más ¿para qué?,  yo era bien reservada en el tema, pero sí voy a confesar que en algún momento pensé que si no me propone este año casarnos, para que seguir. Sí, lo quiero, lo valoro muchísimo, pero si no se formaliza la cosa, ¿para qué? Ahora lo cuento entre risas. Pero el 31 de diciembre de 2008 me pidió matrimonio y ya las cosas tomaron su rumbo. Entonces empezaron los plantes de matrimonio y luego un casamiento que fue muy lindo, como lo soñamos, con detalles de los dos y bueno me casé en 2009, ya llevo doce años de matrimonio que cumplo ahora el 23 de mayo y la verdad que ha sido una experiencia hermosa»

«El matrimonio es una etapa de crecimiento de fortaleza, de bajar egos, de crecer, de haber formado una familia con cuatro hijos, de haber construido nuestra casa. Y lo hicimos no con la ayuda de nuestros padres en el plano monetario, sino con nuestro esfuerzo. Nuestros padres nos apoyaban con el ejemplo, con el amor y con la compañía. Siempre tengo presente las palabras que me dice mi esposo: que lo que hemos construido no sea en vano. Y no lo ha sido. Gracias a Dios lo que tenemos es por y para nosotros por y para nuestros hijos y por nuestro bienestar. No ha sido todo color de rosa. Sí, ha  habido tropiezos, caídas, muchos aprendizajes, equivocaciones  por supuesto, pero también aprendizaje y eso nos hace más fuertes. El ser papás es todo un aprendizaje. Nuestros hijos viven etapas y esas etapas para mí han sido muy importantes. He tratado de ser una mamá presente, porque siempre quise ser mamá y tener una familia y Dios me bendijo con la familia que tengo, con un esposo bueno, con cuatros hijos maravillosos, a quienes criamos con amor, con valores, con unión. Conceptos y vivencias que tanto se han perdido en nuestra sociedad».

Esa es la vida de Diana León, que en lo profesional, continua con su carrera periodística dentro del canal Teleamazonas, en el que sigue siendo su figura estelar por su carisma y credibilidad. Carisma y credibilidad que la ha convertido en una de las mejores y más carismáticas presentadoras de noticias de Ecuador.

Fotos: Teleamazonas, El Universo (Miguel Canales), lahora.com.ec; Andrés Pérez; Expreso, Chantal Fontaine; Club de Leones; Certamen Reina de Guayaquil; musica.com; Revista Cosas

]]>
DORA LA ENCANTADORA https://delado.com.ec/2021/01/19/dora-la-encantadora/ Tue, 19 Jan 2021 23:25:18 +0000 https://delado.com.ec/?p=17309 Un repaso a la vida artística y personal de Dora West quien se muestra tal cual es.

Ella es Candela pura, una mujer de fuego. Ardiente como la pasión que derrocha por los poros y con la llama viva, como la calidez que impone en cada uno de sus actos, que los vive intensamente, cuando transita con garbo y elegancia, por la Calle Amores de la vida. Tiene de sus ancestros afros, ese Son que la hace única, con toda esa sabrosura y “tumbao” de sabor y sandunga, que la ayuda para desenvolverse en público, al que le roba las miradas y los corazones, cada vez que entra En Contacto con ellos. Tiene apellido extranjero, pero es puro sabor nacional.  Su nombre es como una revelación de la vida, pues proviene del idioma griego que significa “don de Dios” y “bienaventurada”. Y bienaventurada es Dora West, que tiene el don de llevar el arte en la sangre que le corre por las venas. Bailarina, cantante, artista, actriz, conductora de televisión. Una mujer multifacética, que ha sabido hacerse un nombre en el mundo del espectáculo del Ecuador que la tiene como una de sus mejores exponentes. Hoy está en una nueva faceta de su vida, pues hace menos de un mes atrás, ingresó a Ecuavisa para ser una de las presentadoras de la revista matinal En Contacto, que la ha puesto nuevamente en la palestra, para brillar como siempre lo ha hecho.

Dora María West López, nacida en Guayaquil el 19 de octubre de 1983, hija de Washington West Espinoza y Zoraida López Carrera, es una artista ampliamente conocida en el país, por su afición a la música como bailarina de varios grupos e integrante de las agrupaciones de canto, Kandela & Son y Las Tr3s y por sus siete programas y cuatro telenovelas de televisión en los que siempre fue protagonista.

Dora, hoy licenciada graduada en la universidad Mónica Herrera, decidió contar su historia, empezando por recordar cómo fue su vida antes de ser famosa, en aquella época de su niñez y adolescencia en la que siempre soñó con ser artista.

Su vida antes del espectáculo hermano mayor Richard Oswaldo

 “Vengo de una familia normal. Mis orígenes son de raza negra, por ello mi apellido extranjero. West viene de mi bisabuelo que era un negro jamaiquino que llegó  al país para la construcción del ferrocarril y que tiene una historia interesante. El no vino como esclavo, porque ya en su época, se había abolido la esclavitud, vino acá como ingeniero, aquí se casó con una colorada, de allí nace mi abuelo y así se fue ramificando la familia West. Mi vida familiar fue linda a pesar de que no fue fácil, pies me tocó pasar momentos fuertes porque mis padres como pareja no tenían buena relación y tenían discusiones fuertes. Recuerdo una que no la olvidaré jamás. Mi madre siempre iba a verme a la salida de la escuela y un día no fue a buscarme como de costumbre y se me hizo raro que no llegue, me tocó regresar con una vecina. Cuando llegué a la casa encontré a mis padres peleando con una discusión subida de tono, fue tal mi impresión que pensaba para mis adentros: para que volví a casa, hubiera preferido quedarme en la escuela. Al final, cuando tenía siete años, ellos se separaron»

«Yo a  esa corta edad, lo único que pensaba era en que no iba a tenerlos juntos nunca más,  que no los iba a tener todo el tiempo como estábamos antes, pero también entendí que era lo mejor para todos, porque a pesar que se querían,  tenían una relación conflictiva. Que se hayan separado les hizo bien ambos porque fueron mejores seres humanos por separado. Claro que me hubiese encantado tener una familia unida por siempre y hasta ahora. Y hoy de grande y con mi familia, poder  visitar la casa de papá y mamá, y para mis hijos, la casa de los abuelos. No se dio, pero fue lo mejor que les pudo pasar. Yo los amo igual. Sin embargo de esa situación, yo crecí como una niña independiente y feliz. Admiro muchísimo a mi madre que fue una mujer muy aguerrida, muy luchadora que siempre veló por nosotros. Hay episodios o sucesos que te marcan y yo recuerdo uno eternamente. No teníamos una situación económica buena y mi mamá luchaba por darnos la comida. Una vez mi hermano se quedó con hambre y le preguntó: mami  no hay más y ella le dijo, si, si hay más y en verdad no había, le dio el plato de ella. Mi hermano mayor (Ríchard Oswaldo) y yo somos lo que somos por ella porque siempre prefirió ser madre a ser mujer. Ella es mi pilar fundamental, lo es hasta ahora y le doy gracias a Dios por ello, por tenerla.”

 “Mi infancia y mi adolescencia los viví en tres barrios populares del sur Guayaquil. Primero viví en el Guasmo Sur en la cooperativa Stella Maris, estuve allí desde que nací hasta los siete años, en que mis padres me separaron y me fui con mi madre y mi hermano,  a otro barrio (Santa Mónica) en el que viví muchos años, luego nos mudamos a la ciudadela Los Esteros.  Me encantaba vivir en el sur. Luego cuando me casé me fui al norte y recuerdo que no quería salir del sur, pero por trabajo me resultaba mejor vivir al norte. Pero fui sureña por mucho tiempo. Yo llegué al Guasmo, cuando aún las calles no eran pavimentadas y eran de piedra.  Recuerdo que con con mi hermano jugábamos en la lluvia en las pozas que se formaban en las calles. Nos divertíamos mucho. También recuerdo que mi papá no nos dejaba salir y mi mamó solo nos dejaba salir hasta la esquina, por ello con mi hermano nos turnábamos para ver si mi padre llegaba en su camioneta para correr a la casa. Pero el recuerdo más lindo de mi niñez y la época más hermosa es definitivamente la Navidad. Hasya ahoa lo sigue siendo. Cuando éramos chiquitos, nos reuníamos en la casa de una tía y hacíamos la novena. Éramos muchos, muchos primos y la pasábamos muy bien entre todos. Como es mi fecha preferida, ahora intento inculcarle eso a mi hijo que es aún muy chiquito, pero cuando vaya creciendo ya tendrá noción de lo que se trata”

Yo estudié en una escuelita del barrio que inicialmente no tenía nombre. Yo recuerdo  que con la directora, los profesores y los padres de familia, los alumnos íbamos al Municipio para que le pusieran nombre. Al final la escuela se llamó Rosario viuda de Cedeño, hoy es Ángel de Luz, de la que fui su abanderada del Tricolor Patrio. De niña por esas cosas que te dicen cuando eres pequeña, le tenía y le tengo miedo al cuco. Nunca he visto un fantasma, ni deseo verlo, pero a pesar de eso, les tengo miedo, por eso hasta ahora, no puedo dormir sola. Me perturba la idea. Cuando era pequeña, tenía cientos de peluches pero por mi miedo a los fantasmas, una vez soñé que se metían espíritus en ellos y los boté. De mis travesuras infantiles, recuerdo que cuando era niña me ponía una enagua negra de mi mamá en la cabeza, e imitaba a Daniela Romo. Es que siempre, siempre soñé con ser artista. Era mi sueño de niña, de toda la vida. Siempre quise  ser bailarina. El baile era mi pasión. En las fiestas de la familia yo me levantaba a bailar y a ser el cetro de atención».

“Luego entré al colegio a secundaria al colegio Amarilis Fuentes Alcívar. Allí era terrible, relajosa, pero buena alumna. De primero a tercer año era come libros, en cuarto año, ya luego fui aflojando la mano con los estudios, no me hice vaga, pero ya no era de las mejores. En mi tiempo las alumnas de mejores promedio podían escoger la especialidad, entre secretariado, contabilidad y computación y yo escogí esta última. Pero así como era buen estudiante, la conducta era terrible. Cuando era adolescente, me creía ‘Abigail’ la de la novela venezolana  y molestaba mucho a mis profesores. Además era muy peleona, de esas que peleaban con jalones de pelo y todo. Siempre que había peleas mis compañeras corrían a ver pensando que yo era  y no siempre era así, pero ya me hice la fama. No estoy de acuerdo con la violencia, no es buena, pero en el colegio, a veces me tocaba, porque me hacían bulling, claro que en mi época no se llamaba así, pero existía. Me decían muchas cosas. Me molestaban por morena y cuando pasaba me decían, uuuu, uuu, como los monos y yo reaccionaba. Pasaban algunas cosas así. En faltas de conducta,  recuerdo que yo pertenecía a de la banda de guerra y era la líder de las bastoneras y por una indisciplina, el rector me separó de ella y eso me dolió muchísimo. Fue una linda etapa la del colegio”.

Inicios artísticos

Dora, la niña que le encantaba el baile, la que bailaba en las fiestas familiares, la que soñaba con ser artista y salir en los escenarios, cumplió un día y sueño y lo hizo justamente con su mayor pasión: el baile. Ella cuenta la historia: “Me inicié en el mundo artístico en 1999, cuando tenía 16 años, como bailarina. El baile en mí fue una cosa natural, siempre me gustó y desde niña me gustaba bailar y soñaba con ser bailarina. Nunca estudié danza, lo mío es empírico, pero sentía ese don innato que viene en los genes, quizá ese tumbao especial y ese sabor y sandunga que tengo se debe a mis ancestros afros de los cuales me siento muy orgullosa, además le pongo mucho amor al hecho de bailar. En esa época, oportunidad que aparecía para bailar, la  aprovechaba Mi primer grupo fue uno llamado, Piso Cuarto, que ya desapareció y la verdad fue una pena porque los chicos eran muy talentosos, lastimosamente no tuvieron el apoyo que merecían. . Luego estuve con jóvenes solistas, después bailé en el grupo Subversivos, un grupo de música urbana que bailaba reguetón. Después baile para Paola Farías. Después pasé a Wilson Dance, del coreógrafo Wilson Ordeñana, ahí duré dos años. Estaba muy cómoda y feliz allí, pero en eso apareció la propuesta de Loli Ochoa, quien me había visto bailar, y me llamó para hacer un casting y para entrar a Kandela & Son, que ya era un grupo de canto muy reconocido.  Era una oferta muy buena, que era imposible rechazar. Me costó y dolió mucho dejar el baile. El baile me dejó  grandes recuerdos, satisfacciones y amigos como Melissa Avilés, Fernanda Vinueza, Harry Zúñiga, con quienes aún mantenemos una hermosa amistad. Fue una linda etapa de mi vida”.

Ahora, Dora ha vuelto a su pasión por el baile, aunque lo hace informalmente haciendo los populares TikTok, actividad que empezó a realizar en la época del confinamiento por la enfermedad que atravesamos. La enfermedad nos tuvo en depresión, con miedo y estrés, entonces pensé que había que encontrar una forma de contrarrestar eso y yo lo hacía bailando. Hacerlo es algo que me distrae mucho y la paso bien. Mis seguidores de Instagram son fieles, y han seguido desde siempre mi carrera, por eso ya pasé los 200 mil seguidores. Los días en los que bailo para TikTok me hacen sentir con más energía y me siento bien haciéndolo. Es una forma de seguir en contacto con el público”.

Kandela y Son

Luego del baile, en 2000, siendo adolescente, cuando tenía 17 años, Dora incursionó en la música y llegó a un popular grupo de canto de Guayaquil, Kandela & Son, formado en 2008, dos años antes de su llegada, que fue el primer quinteto vocal femenino del Ecuador. Con ese grupo representado por Loly Ochoa, en el que duró 10 años, la artista conoció el éxito, la popularidad, la fama, la bonanza económica y el cariño del público pues fue una de las agrupaciones más cotizadas y representativas del medio. Ella fue parte de la segunda y tercera generación, de un grupo que tuvo diversas formaciones y en el que compartió algunas temporadas con varias integrantes como Janeth Susana Montero (Jasú ), Jordana Doylet, Diana Guerrero, Katherine Bury, Malena Fernández, María Fernanda Ríos, Kimberly Jaramillo, Dayanara Peralta, entre otras, se consolidó como la agrupación top, grabaron discos, ofrecieron centenares de conciertos y presentaciones, realizaron giras nacionales e internacionales y marcaron una época en la historia musical del Ecuador.

Kandela & Son, fue un grupo de cuatro o cinco chicas diferentes que tenían una distinta conjugación de estilos y caracteres, lo que hizo que esa versatilidad de sus interpretaciones, las conviertan en las preferidas del público en general. Así participó de cinco producciones discográficas. La primera: A mi Manera  (1999) que tuvo diez canciones con temas en merengue, salsa y cumbias como de los cuales sobresalió  “El Murcielaguito”.  Luego llegaron: Bésame con Kandela (2001) y su éxito “El Monóculo” en el  que realizan un cambio de género incluyendo temas inéditos de corte pop, e inclusive un reggae, con los temas Gotas de sal y Es más fuerte que yo, evidenciando así el propósito de no encasillarse como grupo tropical solamente. Luego producen: Singles 2002 en la que sorprendieron a todos con la canción  «Gochides», un tema con influencia del medio oriente que tiene un ritmo árabe, atrayendo la atención de la cadena internacional Univisión de Estados Unidos que envía un equipo de grabación desde Miami para hacer un documental de una hora de duración, sobre sus vidas dentro y fuera del escenario; cuya producción se realizó durante tres semanas en las que siguieron las actividades y shows de las cantantes. Este documental fue transmitido y reprisado tres veces durante el 2003.

La internacionalización del grupo era un hecho y así en mayo y junio del 2003 realizaron una gira de mes y medio por España, presentándose en la Feria Iberoamericana de Ifema contratadas por el ayuntamiento de Madrid, luego en Barcelona, Valencia, Murcia y Lorca. Luego producen: Kandela & Màs (2003) que tiene ocho temas, siete inéditos con letra y música de las integrantes, y un cover en inglés. En este cd se incluyeron  diversos géneros musicales como el reggaeton, balada, pop,  música dance, sin dejar de lado los ritmos tropicales como la cumbia y la salsa, destacando temas como «Dame-Dame» (reggaeton progresivo), «Quédate» (balada pop), «Traigo mi Kandela». Después a finales del 2004 con la fusión reggaetón y perreo lanzaron temas como “Lo que me pidas” y “Salsa perreo” y Yo soy tu Gata, que fue un disco sencillo.  En 2009 sacaron un CD con una mezcla de  varios ritmos, entre los que destaca un tema en el que se fusionan los géneros rock y rockola con música de Jenny Rosero y Carmencita Lara.

Con Kandela y Son, Dora recorrió el país y el mundo pues realizó giras por Sudamérica, Europa, Estados Unidos, China, El Caribe, Curazao y fue éxito en países como Perú y Bolivia. También gracias a esa agrupación, llegó a la televisión. Primero como grupo de baile del programa concurso A Todo Dar que transmitía TC y luego con dos programas propios: un reality para Gama TV, denominado En busca de la quinta Kandela (2010)  del que salió Kimberly Jaramilloen la que ella y Jasí fueron animadora  y Pura Kandela (enero 2011), espacio que solo duró seis meses, pues salió del aire un viernes 3 de junio de ese año.

Tras su separación de Kandela y Son, en 2014 junto a sus compañeras Jasú Montero y Jordana Doylet formaron el grupo Las Tr3s, representado por Andrea Pesantez, que se separó en 2017, lo cual hasta hoy le significó el retiro de la música. De su separación de Kandela & Son, se ha dicho mucho, por ello resulta ineludible preguntarle a Dora ¿Qué pasó que se apagó el fuego de la candela y se perdió el son? “¿Qué pasó con Kandela y Son? Pasó que se apagó la llama. Kandela fue parte importante de mi vida, estuve allí diez años en que pasé de todo, alegrías, llantos, triunfos, muchas cosas y muchos sentimientos»

«Al inicio fue difícil. Pasar del baile a Kandela y Son fue un cambio brutal. Al principio por momentos me sentaba a pensar, miraba a mí alrededor y me decía para mis adentros ¿Qué hago aquí? No voy a dar. La gente decía que no cantaba. Y yo lo tomaba como cualquier otro comentario, como una crítica destructiva. Creo que canto bien, al público le gusta, habrá a quienes a quien no le guste, pero a los que sí les gusta, los quiero y lo hago por ellos. Lo más lindo de Kandela y Son fueron mi amistad con las chicas. Fueron diez años de mi vida. Loly me dio la oportunidad y soy agradecido de ello. No puedo negar que existieron problemas. Cuando a Yasú, la separan nos fuimos con Jordana. El rompimiento fue un agregado de muchas cosas”

 “Recuerdo, que la despedida fue muy triste. Fue pública pues la hicimos en televisión y hubo lágrimas sinceras y reales. En el grupo, siempre hubo camaradería y discrepancias también, pero nunca pasaron a otro nivel, ni se pasaron de tono entre nosotras. La manager nos decía que prefería que nos peleáramos con  ella y no entre nosotras. Las integrantes, siempre nos apoyábamos y la una sacaba la cara por la otra, después se fueron crenado algunas situaciones que pudieron haberse malinterpretado. Vivimos muchos momentos difíciles, de conflictos, de impases,  de ratos en que llore, pero también había la certeza de que estaba haciendo las cosas bien en el lugar correcto. Éramos cinco mujeres que son una cabeza y un mundo y es inevitable tener roces o discrepancias. Es muy complicado tener a mujeres con diferentes formas de pensar, con un carácter distinto la una a la otra, pero nosotras teníamos muy claro que nos respetábamos. Nosotras duramos 10 años y si duramos todo ese tiempo fue porque mantuvimos buena relación. Es imposible mantener una relación dañada tanto tiempo. Nunca todo fue de color de rosas, las mujeres son complicadas, pero jamás fueron cosas grandes. Al final, hubo una guerra de palabras con Loly y ambas dijimos cosas con la cabeza caliente, me hubiera gustado que la relación no legue a ese punto. En fin todo tiene un ciclo, todo tiene un tiempo y todo termina y eso fue lo que pasó?

En todo caso Kandela & Son fue su plataforma al éxito. Sí, Kandela fue una plataforma ideal, que nace desde la cabeza que era Loly, pero después depende del ángel y las condiciones de cada integrante, porque si fuera solo por la plataforma de Kandela & Son, todas las integrantes que pasaron por allí y que fueron muchas, hubieran sobresalido y continuado con su carrera y no todos lo lograron”

Cuando se le pregunta sobre un regreso a la agrupación, aparece la Dora tajante y terminante. “No. No regresaría a Kandela & Son”

Las Tres

Terminado ese ciclo, en 2014, tres de las exintegrantes de Kandela & y Son, Dora West, Jasú Montero y Jordana Doylet decidieron formar su propia agrupación, denominada Las Tres (Tr3s), un trío de música tropical, que tuvo, como su nombre, solo tres años de vida, en la que continuaron los éxitos. “Cuando decidimos abrirnos de Kandela , la gente, el público nos escribía a nuestras redes para decirnos y pedimos que sigamos en la música, no nos alejemos de los que nos gusta y que lo sigamos haciendo, así nació Las Tr3s.

Un día 10 de agosto de 2017 por redes sociales, las integrantes anunciaron su separación, argumentando que sus vidas habían tomado nuevos rumbos. Es una conversación que ya habíamos mantenido en otras ocasiones, no fue una decisión apresurada. Era algo que ya habíamos conversado y que finiquitamos anoche (martes). No estamos peleadas, la decisión la tomamos las tres que somos las cabezas principales del grupo. Durante los tres años que duró la unión como grupo musical realizamos cosas increíbles, pero actualmente no tenemos previsto volver a unirnos”, escribió Dora

Nace la actriz de televisión

Dora no solo tuvo talento para la música, en 2008 su popularidad musical, su exuberante físico, su figura mediática hicieron que la televisión ponga ojos en ella y así empezó una carrera de actriz. Así en abril de 2008 inicia su  participación estelar en la  telenovela El Secreto de Toño Palomino de Ecuavisa en el que interpretó a Pamela, una de las panaderas de la panadería y compartió créditos con Martín Calle, Carolina Jaume, Paul Martin, Héctor Garzón, Diego Spotorno, Verónica Pinzón, Cecilia Cascante, Paloma Yerovi, Frank Bonila, Carla y María José Caicedo, Claudia Gómez, Marcelo Gálvez, Tomás Delgado, Azucena Mora, Miriam Murillo, Carmen Angulo, Hilda saraguayo, Maribel Solines, Malisa Macías, Giovanny Dávila,  Mercedes Barragán, Darío León, Monserrate Astudillo, Ricardo González, Edraón Ruales, Fabián Tapia, Víctor Arauz, Juan José Jaramillo, Daneb Morales, Jonathan Fabaram  Alache, Jefferson Soarez entre otros.

La historia del género comedia dramática, de  120 capítulos, adaptación de la telenovela argentina Los Secretos de Papá, original de Adrian Suar, producida en Ecuador por Paco Cuesta y dirigida por Marcos Espín, Nitsy Grau y Luis Aguirre, grabada en su totalidad en los estudios de Ecuavisa-Guayaquil, que contaba con 30 actores, se basaba en la vida de  un actor que no ha tenido mucha suerte en su trabajo, y cuyo único papel que consigue es el de un personaje gay que debe trabajar en la panadería

De vuelta al baile

Para Dora el baile es su pasión y el “culpable” de sus inicios de su vida artística, por ello el mismo año (2008) de su debut como actriz, combinó el baile y la televisión para participar en  dos reality de ese tipo. El primero fue en mayo en Bailando por la boda de mis sueños y el segundo entre octubre y noviembre en  la tercera edición del programa “Bailando por un Sueño”, ambos programas trasmitidos por Gamavisión y conducido por los animadores Giuliana María Maiocchi Woodman “Yuli” y Roberto Rodríguez, tenían un carácter benéfico. Como la gran bailarina que es, Dora en ambos shows llegó a la gran final.

En Bailando por la Boda de Mis Sueños, Dora hizo pareja con el soñador Marco Lascano, obteniendo el segundo con 130 puntos (128 del jurado y 2 del apoyo del público), 16 menos que la bailarina, animadora y conductora Paloma Fiuzza que junto a su soñador Juan Pablo Flores, lograron 146 puntos (138 por evaluación de los jueces y 8 por la votación del público mediante mensajes de texto) y fueron los ganadores. El concurso como su nombre lo indica, tenía como premio otorgarle a un ciudadano común el sueño de tener una boda completamente gratis y cumplir así el deseo de casarse con se ser amado. En el programa entre otros famoso estuvieron además: Paloma Fiuzza, Hugo Ferro, Marcelo Cornejo, Ángel Chevaco, Ivis Vega luego remplazada por Nelly Pazmiño, entre otros, siendo jurados los coreógrafos y dancistas profesionales María Elena Gallegos, Xiomara Arcos, Kike Gaitán, Cristina Pérez y Ana Wiesnerd,

“El concurso tenía como motivación el amor y los soñadores bailaban con los talentos y cumplían varios retos para demostrar el amor que sentían por sus parejas con quienes se querían casar. Marco fue una gran dupla. A mí me encanta el baile y fue de gran gusto estar allí y ayudar a una persona que baile por el sueño de su vida. Allí baile mambo, música nacional, salsa, marimba y temas de cantantes populares como Michael Jackson y Chayyanne. Me siento contenta de haber participado y haber llegado a la final, porque no fue fácil competir contra diez parejas. Cuando dieron el fallo final y no ganamos, sí tuvimos algunos sentimientos encontrados y tristeza”.

En “Bailando por un Sueño, que había nacido dos años antes (2006)  y en el que ella era parte de la tercera edición, cuyo premio era entregado a una fundación con carácter social, Dora haciendo pareja con el bailarín Carlos Menéndez, llegó a la gran final en la que terminó en tercer lugar con 165 puntos detrás, de la brasileña Paloma Fiuzza con Andrés Rivadeneira que sumaron 171 y del bailarín Juan López, Juancho en pareja con la rusa Julia Mamonova que fueron los ganadores. Como logro individual Dora en el género de reggaetón Dora tuvo el mayor puntaje. En el programa participaron talentos como Juancho,  Cecilia Calle, Jaime Enrique Aymara, Paloma Fiuza, Jasú Montero, Marcelo Cornejo, Grazziana Sampietro, Hugo Ferro y Junior Monteiro´.

Para Dora bailar es parte de su vida, de hecho así nació su vida artística, por lo que no le resulta ser la figura en este tipo de realitys en los que ella tiene el placer de hacer lo que le gusta  y la certeza de que lo hace bien. “Bailar y hacerlo por un fin benéfico social es una motivación y un honor muy grande. A mí me gusta el baile y bailar siempre será un placer. En el concurso tuve la oportunidad de bailar varios ritmos algunos tradicionales como el gogó de la década de los sesenta, paso doble y otros nuevos como el jive, un baile estadounidense que nació de los afroamericanos que danzaban el ritmo lindy hop que se caracteriza por ser rápido y ágil. Me encanta bailar». 

Actuar con Kandela        

Un año después de su experiencia televisiva bailable, Dora regresa a la actuación, sin dejar su pasión musical, pues su nueva novela tendría como parte de la temática el amor por la música. Así en 2009, junto a las integrantes del grupo Kandela & Son, Dora protagonizó la telenovela Kandela de TC Television, en la que hizo de Dora Cervantes de Carreño e hizo pareja con el actor venezolano  Yul Burkle  El  dramatizado de 50 capítulos, cuyo 70%  era esencia de Kandela y el 30%  la historia escrita por los  creativos, se desarrollaba en medio de paisajes naturales en una hacienda ubicada en Nobol y otra parte en Chongón.

“La telenovela nos mostraba a las Kandela en nuestra esencia que es la música. La historia en la que manteníamos nuestros nombres reales, solo cambiaba el apellido (Cervantes) pues éramos hermanas, narraba en parte, la pasión de cuatro jóvenes por el canto. Jasú, Dora, Jordana y Kimberly, porque nuestra quinta integrante Katty, no pudo participar y fue remplazada por la actriz Katherine Escobar. En realidad en la novela no éramos propiamente hermanas porque todas éramos hijas adoptivas de Soledad Cervantes a quien llamábamos la Mamina (Adriana Manzo) que era dueña de la finca Las  Nereidas que quería ser arrebatada por el malo de la película, Héctor Carreño (Gonzalo Samper +), jefe de familia más adinerada de la zona, en el pueblo de Cartago, quienes viven en su hacienda Avalong.

«Entonces entre esas familias se daba una luchar por mantener el poder y control sobre sus tierras, el asunto se complicó por que dos de nosotras, Jasú y yo, terminábamos enamorándonos de dos de los hijos del enemigo de nuestra madre. En medio de ello, nosotras olvidábamos mediante nuestra pasión por la música los problemas, las  tradiciones y amores que nos agobian a diario por lo que con el sueño de ser cantantes, cantábamos en un salón del pueblo. Para actuar en esa novela recibimos clases de actuación y de equitación porque en ciertas escenas había que montar a caballo. Fue una linda esperiencia”

Presentadora de farándula

Entre el 18 de febrero 2013 y el 13 de septiembre 2018, Dora volvió a la televisión, pero esta vez en otro rol. Ya no era la actriz de telenovela, sino la presentadora de un programa de farándula Jarabe de Pico que transmitía en horario vespertino (14h30) delunes a viernes, Teleamazonas en el que ha compartió el set junto a Marian Sabaté, Paola Farías, Nicolás Espinoza, Emerson Morocho como la Señorita Laura y en el que los reporteros eran: María Fernanda Meza, Santiago Castro y Paúl Lemos.

“Estuve seis años haciendo farándula. No tuve problemas. Siempre me manejé de forma respetuosa, yan es así, que me encantaría volver a hacer farándula si se da la oportunidad yo feliz. Es importante entender que los que hemos presentado farándula, hablamos de personas que no te han pedido tu opinión, sino que lo haces porque es un trabajo y te pagan por ello y tienes que dar un comentario que es tu punto de vista y que no por ello es el correcto. Eso hay que tenerlo claro»

«Desde que empecé a hacer farándula dije que lo haría de la misma forma que quisiera  que lo manejaran conmigo, respetuosa al cien por ciento y no creyéndome dueña de la verdad. Antes de Jarabe de Pico, no entendía mucho el trabajo de la farándula, pero actualmente tengo muy claro que el trabajo que realizan los reporteros es de sacarse el sombrero. Cuando la propuesta de este programa llegó a mis manos, me decidí a  hacerlo como un nuevo reto en mi  vida que por mucho tiempo fue mi principal faceta. Por ello, al momento de comentar era muy atinada y respetuosa. Cuando uno hace las cosas con el corazón y les pone amor, el resultado se ve mejor”.
Nueva vuelta al baile

Para Dora el baile es su pasión y el “culpable” de sus inicios de su vida artística. En febrero de 2015 tuvo la oportunidad de volver a su viejo y eterno amor, mientras lo combinaba con su carrera de televisión. Así estando en el canal en que trabajaba en ese momento (Teleamazonas), participó en el Reality Bailamos, animado por Gabriela Díaz y Marco Guadalupe con Carla Sala, Marian Sabaté, Alejandro Quenedit y Karen Montero como jurados y en el que hizo pareja con el bailarín Xavier.

En el show participaron 25 famosos acompañados como parejas jóvenes y talentosos bailarines. Entre los conocidos de farándula estaban: Nelly Pazmiño, Andrea Bucaram, Jefferson Soares, Alberto Astudillo, Beber Espinoza, entre otros.“El baile me encanta, por eso lo que hice entregarme 100% bailando en ese reality cuyo contenido me encantó pues su contenido, no tenía chismes o peleas, sino que estaba dirigido a los que de verdad gustan y saben del arte de la danza.

Dora la bruja

El lunes 31 de julio de 2018, Dora incursionó en el mundo digital audiovisual en un programa online (en internet) denominado Brujas que lo produjo su esposo Danilo Vitanis y lo hizo junto a Marian Sabaté y Karin Barreiro, que era del formato “Night Show” (show nocturno) que en su edición de lanzamiento fue animado por el actor Emerson Morocho en su papel de Señorita Laura. El programa virtual de entretenimiento era transmitido  cada martes en horario de 20h00 a 21h00 a través de Facebook en su cuenta oficial Brujasecm.”No estamos inventando el agua tibia”,  indicó Dora en su momento, recalcando que el show a diferencia de los otros no es “familiar”, indicando además que las entrevistas serían parte del mismo. “Todas las mujeres tenemos algo de brujas. No es un espacio de maldad, pero sí nos mostraremos más libres y sueltas que en la televisión. No es un programa de farándula, ni de maldad como se cree por el nombre del espacio, es más bien de entretenimiento y variedades. Hay una gran calidad y producción de trabajo, habrá segmentos políticos, de moda, cultura general y de salud””, sostuvo. Dos meses después, el programa tuvo su primera baja al salir Karin y poco después el proyecto terminó.

Vuelve la actriz

Después de su salida de Jarabe de pico, en marzo de 2019, Dora regresó a la actuación protagonizando la telenovela Calle Amores, una serie de 100 capítulos, dirigida por el director y actor Andrés Garzón, transmitida por TC que tenía un elenco principal de 17 actores, entre los que ella tenía un rol estelar, siendo junto a Christian Maquilón, y Carolina Jaume, los protagonistas de esta historia que nace desde el corazón guayaquileño, el Cerro Santa Ana. Allí, Dora también fue una mujer, madre de familia cuya pasión era el canto y que por cumplir ese sueño tuvo que pasar decenas de vicisitudes y graves peligros.  

“Me gusta disfrutar mi etapa como actriz. Mi vuelta a la actuación se dio de un momento a otro tras mi salida de Teleamazonas.  Si bien es cierto que tenía mucho tiempo de no actuar, solo era cuestión de conectarme  y ponerme al día, de ahí todo fluye. En calle Amores, interpreté  a una mujer entregada a su familia, pero que también ama la música, siendo una cantante que tiene una hija adolescente. El personaje tenía algo de mí, como el carácter fuerte, el amor inmenso por su familia y esas ganas de siempre querer más, progresar y triunfar. En eso nos parecemos».

Mi personaje (Macarena Calle de Solano) esposa de Pepe Solano (Christian Maquilón) y madre de Cindy Solano (Yilda Banchón), viaja al exterior para seguir sus sueños de ser cantante, abandonando así su rol como esposa y madre, pero allá es víctima de malos personajes como Franco Malo (Francisco Pinoargotti), un líder político malvado con grandes aspiraciones en la escala social y de poder, que hace que la explotan, la chantajean y le hagan pasar mil penurias que comprometen su vida y la de su familia. Un día ella decide regresar y la historia se complica porque su esposo, está con otra mujer y resentido con ella, que quiere recuperar su familia»

«Ella es una mujer buena pero algunas cosas entre sus metas y familia a la que ama mucho, se cruzan. Fue una gran satisfacción  mi etapa en ‘Calle amores’, en la que tuve el gusto de trabajar con un equipo muy humano. Cuando apareció este proyecto, lo primero que pensamos con mi esposo Danilo ( Vitanis) es que tenía que besarme con mi compañero de actuación. Cuando participé en Kandela, Danilo y yo éramos novios, me tocaron algunas escenas románticas con el venezolano Yul Bürkle. Él prefería no verlas y acá tampoco veía las escenas de besos”, cuenta entre risas. Como actriz, me encantaría, en algún momento hacer el papel de mala, pero una mala, muy mala como la famosa Soraya Montenegro, de la telenovela mexicana María la del barrio”

En julio del año anterior (2020),  Dora volvió a la televisión y al mundo de las novelas con una participación especial como actriz invitada en la telenovela Antuca me enamora de TC, basada en una historia escrita por Fabrizio «El Churo» Aveiga  que dirigen Andrés Garzón , Juan Salazar y José Navarrete y en el que hizo el papel de Alba Coralia (Alba Cora).  La historia que aborda el tema del empoderamiento femenino, cuenta la historia de una madre y tres hijas que jamás han podido tener una relación amable y cordial y que vuelven a reuirse para pasar decenas de desventuras, entre las que existe un triángulo amoroso entre la mamá y una de sus hjas. Allí, Dora compartió roles con Katty García, Ney Calderón, Alejandra Paredes, Claudia Campozano, Carmen Angulo, Christian Maquilón, Tania Salas, Prisca Bustamante, Andrés Garzón, Fernando Villao, Doménica Bustamante, Ren Hai, entre otros.

“Me llamaron para un papel corto en la serie. Me hice la prueba de que no tengo la enfermedad actual  para poder entrar a trabajar. Fue un personaje corto, que apareció en pocos capítulos, pero lo disfruté mucho. Mi  personaje es una expareja, Antuco (Oswaldo Segura), quien tiene una picantería que se llama Albacora porque le recuerda a su examor, o sea yo. El personaje era una chica muy de barrio, muy colorida para vestirse, muy sabrosa en su actuación, de las que decimos sabidas. Agarrar el personaje no se logra así tan fácil de la noche a la mañana, había que trabajarlo, pero lo disfruté mucho y esa es la magia de los que hacemos esto. En cuanto a mi regreso a la actuación, me sentí que regresaba a casa, pues conocía a la mayoría de actores y la producción, aunque había unos nuevos, y siempre es bueno nutrirse de nuevas experiencias

En contacto

El martes 12 de enero de año (2021), Dora subió el cerro para volver a la televisión, llegar a Ecuavisa  y retomar su faceta de conductora al  integrarse al programa En Contacto, un magazine televisivo del formato revista de variedades que transmite se transmite de lunes a viernes en las mañanas. Allí comparte pantalla con Alejandra Jaramillo, Gabriela Díaz, Efraín Ruales  Henry Bustamante y José Urrutia. Su primera aparición como integrante oficial lo hizo con lo que mejor sabe hacer: bailando. Así ataviada con un sensual traje rojo con negro, realizó una coreografía en la que se lució bailando y derrochando energía. Luego en su presentación oficial, recibió mensajes de apoyo de su familia, en videos que preparó la producción que dirige Betty Mata. . «Estoy feliz de formar parte de En Contacto”.

Dora ha estado en varias facetas del entretenimiento, por eso no es raro que aunque uno como periodista a veces imagina o intuye la respuesta,  surja la pregunta ¿Cuál le gusta más? “Considero que el artista se nace. Uno debe venir al mundo por la pasión, por el arte y en el camino vas puliéndote poco a poco hasta convertirte en un profesional. Yo soy y me considero una profesional en todo o que hago. Soy tan dedicada y vehemente que cumpliré a cabalidad el rol que tenga que hacer y haré bien el papel que me pongan o el rol que me toque desempeñar. Conozco mis capacidades. Cuando empecé a hacer farándula, algo que nunca había hecho y que rechazaba, recibí comentarios positivos. Me encanta bailar, lo hago desde pequeña y me gusta actuar. Cuando se tiene ganas, todo sale bien. Es con ese amor por lo que haces que uno puede llegar a cumplir sus metas. Cuando haces lo que quieres lo haces con todas tus energías”

Días duros

La vida de los artistas, no dista de la de los común de los mortales, que también ríen y lloran, se alegran y sufren y hay alegrías que por obras del destino, luego se tornan sufrimientos y eso Dora, casada en 2012  con el bailarín y actor brasileño Danilo Vitanis, con quien tiene un hijo llamado igual que su padre, lo vivió en carne propia, cuando se enteró que iba a ser madre por segunda vez y luego de un tiempo perdió el bebé. Hecho que lo dio a conocer mediante su cuenta de Instagram, cuya noticia la dio con una fotografía desde el centro de salud. «Hemos vivido tanto amor Danilo Vitanis y ninguno de los momentos tristes se compara con éste, duele, duele mucho. Dios sabe el porqué de todo. Nos refugiamos en ello. Él sabrá cuándo crecerá nuestra Familia»,

Su vida tras cámaras

Fuera de los escenarios, alejada de la pantalla, cuando las cámaras y micrófonos se apagan, Dora deja de actuar como actriz para actuar como persona común y corriente en el que escenifica el papel de Dora West. Una mujer de familia, casada con el ex bailarín hoy empresario Danilo Vitanis, ex Ta Dominado, con quien tiene un hijo. Ese es su mundo. Pero aparte de ellos, Dora tiene su propio mundo. Entonces cabe la pregunta: ¿quién es Dora West? “Auto describirse es complicado porque todos tenemos virtudes y defectos. Nadie es cien por ciento bueno, ni cien por ciento malo. Pero si hay algo que me gusta resaltar en mi es la lealtad. Considero que soy una persona muy leal y esa es mi mayor virtud y mi mayor defecto es la intolerancia, soy poco tolerante»

«En lo personal me defino como una persona que siempre está buscando nuevas metas y ser mejor cada día. Tengo 37 años bien vividos  Yo no me quito la edad, no me quito ni un solo día, porque la edad no es lo que dice la cedula sino como uno la siete y como la vive. La vivo con energía. Mi cualidad es la lealtad, defender y sacar las garras por mis amigos es algo que me define. Ser leal es una virtud hermosa con la que no todos nacen o no todos la aprenden. Hay gente falsa que critica y juzga entonces cuando hablan, sé que su Dios es uno totalmente diferente al mío. La gente se da dama o caballeros  se crea el escudo de dama o caballero y olvidan de o que tiene a su costado, y necesitan de alguien que le recuerde y le ponga sus pies en la tierra. Mi carácter no es fácil, soy fuerte, trabajadora. Mi Defecto ser Impaciente. Soy muy ordenada, y buena persona, no le meto el pie a nadie, y yo no vito la página, cierro el libro. Soy hiperactiva, me muevo mucho, cuando estoy sentada  las piernas las muevo, es hereditario, no puedo dormir sola, me da miedo, sino está esposo me acompaña mi mamá, me da miedo el cuco porque me lo decían de chiquita”

¿Qué me gusta y que no me gusta? Me gusta la honestidad, la sinceridad, la puntualidad, el respeto. No me gusta la hipocresía, las bromas pesadas, ni hacerlas ni que me las hagan. Eso es un tema de amistad y de confianza con quien uno se puede dar lujos de tener una broma algo subidita de tono y esto es. Con mi grupo de amigos nos respetamos muchísimo y sabemos que por muy amigos que seamos hay cosas que no podemos decirnos ni de broma. Mi plato favorito es el  Arroz con puré y carne, al que prefiero comerlo en el sartén cuando la carne se queda pegadita, no comería hígado. Me encanta andar organizando a todo el mundo. Tengo un grupo de amigos, los Mosqueteros y yo soy la que organiza las temáticas de las reuniones. Amo a la Hello Kitty»

» A la hora de vestir, no me considero complicada. Me pongo lo que le gusta y me queda bien sin importar si la prenda tiene bajo costo o es de marca. Para mí es importante sentirme bien con lo que me pongo, no tiene que ser exclusivamente algo carísimo, porque si no me gusta no me lo pongo y si me gusta algo, así sea barato y me gusta cómo me queda, me lo pongo. No tengo algo específico, siempre he dicho que el mejor accesorio, además de la sonrisa, es la seguridad. La moda viene y va. Me visto de acuerdo a mi estado de ánimo. Blanco, negro y gris. Con mi esposo Danilo y mi hijo nos gusta vestirnos del mismo color, amamos el blanco y negro. Eso sí, soy amante de ellos. No sé cuántos pares tengo exactamente, pero siempre los ando renovando».

 Y renovando, anda, Dora, que hoy asume un nuevo reto televisivo en su carrera con la misma emoción con la que se inició hace ya doce para tener una trayectoria en la que como su nombre, valen todas las doras: trabajadora, luchadora, cautivadora, encantadora, arrasadora, cumplidora, merecedora. Es que Dora es Dora a la que el púbico adora.

Fotos: Diarios: El Universo, Súperm Extra, Expreso; twitter, TC, Ecuavisa.

 

 

]]>
UN PESCADITO EN EL MAR DE LA TV https://delado.com.ec/2021/01/03/un-pescadito-en-el-mar-de-la-tv/ Sun, 03 Jan 2021 20:32:22 +0000 https://delado.com.ec/?p=16828 Nos adentramos en el fondo de las aguas para nadar y bucear en busca del origen y la vida de la Pescadito de la televisión nacional, Dennis Arce, un talento a resaltar

La pasarela es de agua. Allí no se desfila, tampoco se modela. Se nada y ella nada con soltura, con libertad, con solvencia disfrutando del mar del espectáculo que a veces trae olas espumosas, hermosas, pero también peligrosas y traicioneras. En esas aguas faranduleras los depredadores tiran redes y ella tiene que esquivarlas. En el fondo del océano hay cámaras subacuáticas que iluminadas por la luz del sol o la luna, la filman y allí como pez en el agua, se mueve con comodidad y actúa, conduce, modela, entrevista otros peces, encanta, asombra, despierta pasiones porque ella es pasión pura. Podría ser la historia de una sirenita, pero es la de una hermosa Pescadito con el sabor delicioso de la carne fina, una cabeza exquisita que desborda neuronas y con escamas y espinas para protegerse del medio ambiente que atenta contra su ecología. La Pescadito tiene nombre y aparece en televisión. Se llama Denisse, se apellida Arce y en base a saber nadar en aguas tormentosas, o peceras decorativas  ha sabido nadar en las aguas del éxito, la popularidad, la fama y el glamour.

Denisse Arce Ycaza, Pescadito nacida en aguas guayaquileñas, tan guayacas como el río Guayas y tan huancavilcas como la estirpe de la que hace gala,  que salió a flote un 9 de septiembre de 1982, cobijada por el mar de Virgo, la quinta hija del matrimonio formado por el ingeniero civil Enrique Arce y la ama de casa Narcisa Ycaza, es una mujer sexi, deslumbrante y sobrecogedora de la televisión ecuatoriana que cuando nada levanta agua a chorros, agita mareas y provoca maremotos. Es una Pescadito tipo sex simbol. Un símbolo sensual, una bomba sexi cargada de sensualidad y fino erotismo, con un cuerpo escultural y bien formado que quisiera ser tocado por muchos y es tocado por pocos.

Esa pescadito nada en las aguas como un desfile de pasarela en diminutos  trajes de baño, en atrevida lencería o en mantos cubiertos de seda fina, o en body paint (cuerpo pintado) y a su paso evoca y aloca. También aparece en televisión en la que con el título de licenciada en comunicación social, con mención en audiovisuales, nada entre la reportería, la conducción de programas, los reality de baile en los que danza y se menea como ella solo sabe hacerla con pasos finos y actúa, porque esta pescadito, también es actriz que se adueña de las pantallas o la promotora que promociona productos. Denisse Arce, una sirerna de 38 años, es una de las figuras más populares, afamadas y cotizadas de la televisión ecuatoriana con 23 años de carrera y una trayectoria bien consolidada que la sitúa como las mejores figuras del medio artístico.

No conocía personalmente a Denisse Arce y confieso no haberla visto jamás en su programa porque soy esos odiadores de la farándula a la que quisiera depredarla como depreda el hombre a la naturaleza. Sabía de ella, sí, porque ¿Quién en este país?, no sabe o conoce aunque sea de oído de esta escultural mujer bomba sexi que ataviada con mucha o poca ropa se roba los lentes de la cámara, enciende pasiones y es el sueño erótico de miles de ecuatorianos que dieran lo que fuere por que quisieran ser un pez,  para tocar su nariz en tu pecera y hacer burbujas de amor por donde quiera y pasar la noche en vela mojado en ella.

Había oído de ella por referencias hace algunos calendarios atrás cuando unas colegas mías, compañeras de ella en la universidad comentaban lo bien que le iba y yo con esa mente atribulada que a veces se deja atormentar por los prejuicios, comenté: “Debe ser una diabla” y me dijeron: “No. Todo lo contrario, es tranquila, parca, reservada, bien comportada, casi inaccesible” “!Ah! ahora resulta que es una diosa”, dije. Y hoy que la conozca creo que lo es.

Confieso que me pegué una gran sorpresa con ella. Mal influenciado por esas taras mentales de estrechez de mente, la imaginaba, superflua, superficial, vanidosa, de cuerpo lleno y mente vacía. Nada más alejado de su realidad. Es una mujer reservada que marca distancia y levanta murallas a la que es difícil llegar. Muy educada, gentil, amable, serena, pausada, inteligente, culta, pero de pocas palabras, las más precisas para con pocas letras decirlo todo. Accede a la entrevista pero no es lo locuaz y desinhibida que se ve en cámaras. Como el agua en que nadan ciertos peces finos y especiales, es trasparente y esa transparencia asombra y encanta. Es sin duda una mujer de cuerpo esbelto y cabeza cerebral con quien da gusto conversar y con quien una entrevista siempre será una entrevista. Preguntas, respuestas y hasta allí. Una mujer profunda que sabe lo que tiene y lo que tiene y se hace respetar y admirar, de quien se queda gratamente impresionado. 

Su vida antes de la televisión

“Mi infancia, fue una infancia normal como la de toda niña. Soy la última de cinco hijos y fui la hija preferida de papá. Viví mucho tiempo en el Sur en la ciudadela Los Esteros, luego con los años me fui al norte.  Estudié en el Sagrados Corazones, un colegio católico de monjas,  solo para mujeres. Siempre fui muy buena alumna sacaba muy buenas notas, y combinaba el estudio, con clases de modelaje, teatro, actuación, porque desde pequeña siempre me gustó el arte, el canto, la televisión y desde niña siempre tuve deseos de trabajar en la tele. Tanto es así que a los 12 años, recibí clases de actuación con Antonio Bellolio que en esa época era muy famoso, porque salía en las novelas de Ecuavisa. También iba a otros cursos de teatro y actuación que me gustaba mucho y ya a los 15 empecé a actuar en pequeños papeles en la televisión y así fui combinando mi adolescencia entre el estudio y el arte. A ratos fue una infancia triste porque de niña era muy muy gordita, a los 11 años era obesa y bueno la vida de un niña gordita no siempre es fácil, usted sabe, siempre molestan, los niños son los más crueles a la hora de hablar de las cosas que no se ven bonitas y si sentí la discriminación y aunque a mí realmente no me acosaron, el gordito no es tan sociable, no es muy tomado en cuenta y eso”

Usted gordita, con ese cuerpazo de sexi symbol?  Y allí salta la primera sorpresa de esta amena conversación. Quien creyera que Dennise Arce, el mujerón de la televisión, la mujer voluptuosa y escultural, la chica fittness, el sueño idílico de muchos hombres, el símbolo sensual, haya tenido algunas libras demás. Ella, sencilla y frontal como es, cuenta la historia. “De niña era muy muy gordita, a los 11 años era obesa, mis padres y mis hermanos me decían que adelgace, pero no daba mayor importancia. A los doce años me decidí a hacerlo porque vino un primo de Estados Unidos y a mí me gustaba y mi hermana me decía que nunca me va a parar bola porque estaba gorda. Me lo dijo en el buen sentido para que deje de comer, haga ejercicio. Mi papá es deportista y yo desde siempre vi que salía a correr en las mañanas, hacía gimnasia, hacía abdominales, saltaba la cuerda hacía pesas y él siempre me alentaba para que haga ejercicio. Y u día, motivada por lo del primo, dije ¿Por qué no?

«Entonces me dio un aparato que se ponía en la puerta para sostener las piernas y hacer abdominales. Me puse hacer y me fue gustando, después empecé a saltar la cuerda, salía a trotar hacia step que es un deporte que consiste en un trabajo físico completo, acompañado de música y así, me fue gustando mucho el ejercicio y hacia como loca, bastantísimo, con ello baje rápido de peso, cuando se es niño se quema bastante calorías. Todo este proceso  fue  en las vacaciones escolares, cuando termine quinto grado y ya cuando ya me tocó entrar de nuevo a clases de sexto grado, las niñas no me reconocían, me decían ¿tú eres Denisse, hasta pensaban que era alumna? Ahí cambio mi vida completamente. Desde ahí me hice amante del ejercicio, pero no solo es por cuestión de vanidad o de verse bien. El ejercicio es muy importante para la salud, porque el sobre peso te puede traer enfermedades como diabetes, obesidad, arteriosclerosis. Y yo le digo a las personas que sufren de sobre preso que con voluntad y ganas si se puede bajar de peso”

Su vida artística

Corría el año 1997 y Dennis era una colegiala quinceañera, cuando la afición que tuvo por el arte desde niña y su estadía en cursos de actuación, la llevó a incursionar en la televisión como actriz en papeles de extra, como aquel de su debut en un seriado biográfico sobre la vida del tristemente célebre Rigoberto Castro, un hampón de mucha popularidad y peligrosidad de los años 80 y 90.  “Mis primeros pininos en la televisión fue en el programa De La Vida Real que conducía Rolando Panchana y que transmitía Ecuavisa, que era un seriado que evocaba hechos reales sucedidos en el país. Me inicié haciendo un papel muy pequeño, en el capítulo de El Patucho Rigoberto, y yo hice el papel de una de las novias de él. Solo salí en una escena sin diálogo en el que me subía con él en una moto. Recuerdo que el papel de Rigoberto lo hacía el actor Fernando Villao y estaba también Rocío Serrano, como la novia oficial del Patucho. Esa adrenalina de subirme en la motocicleta, de ver los actores, las cámaras, las luces, sentir el corre – corre de la filmación, el trabajo de producción, me encantó y me dije: esto es lo que me gusta y esto es lo que quiero hacer. Luego me siguieron llamando para más papeles en esa serie».

«Paralelamente a ello, un año después en 1998, salió al aire en el entonces Si TV, el programa Sin Ánimo de Ofender, un programa de comedia de parodias y sátira política de gran éxito, que dirigía Paco Cuesta y en el que estaban Carolina Ossa, Marco Espín, Francisco Pinoargotti, Martin Calle,  Giovanny Dávila y Johnny Shapiro. La serie fue muy famosa por que parodiaba a políticos y personajes del medio a través de otros programas famosos como el Chavo del Ocho o Los Locos Adams, además de personajes como  Ciego Horrendo que interpretaba Marco, Jelsa Tucaramm Tía Diez Lucas o El Chavo que escenificaba Geovanny, Marilyn Monrosa, Quiqua, Bembicia o Gloria del Garbo que hacía Carolina,  Roberto Plumafón que hacía Martín. Yo salía en pequeños papeles o era modelo de ciertos sketch. Fue una serie muy vista en que hice papeles de extra y me divertía mucho, además de aprender de grandes actores. Estaba fascinada con la televisión, pero a pesar de eso, hubo un hecho que me marcó e hizo que me aleje de ella”.

¿Qué sucedió? Creo imaginarlo. ¿Acoso, quizá? “No precisamente, más que acoso una insinuación que no me gustó, pero fueron una mezcla de cosas. Una es que en De La Vida Real me dieron una escena en la que me tocaban y lo sentí como abusivo en la actuación. No me gustó. Era muy pequeña, por entonces no sabía si realmente el papel requería eso, o si era necesario o no hacerlo y no me gustó y luego cuando me llamaron a actuar en ese programa ya no fui más. Además una vez en ese mismo programa, yo había actuado todo el día, estaba tan cansada y comenté que me dolía el cuello, los pies y vino un productor  y me dijo, yo te doy masajes, y yo dije no, eso no me gusta y dije no. Además vi muchas cosas que no me gustaron ver con respecto a la televisión y lo dejé. Me aparté de la televisión y me dediqué a estudiar, a terminar el colegio, a seguir con mi vida como cualquier joven”.

Pero cuando se lleva el bicho de la comunicación y se es “picado” por ese bichito, tarde o temprano se regresa y eso sucedió con Denisse que luego de graduarse de bachiller decidió estudiar periodismo porque quería regresar a la televisión, pero como periodista.  “Cuando fueron pasando los años, en el momento de elegir una carrera decidí escoger periodismo. Yo estaba entre eso y la medicina. De hecho terminé mi bachillerato en químico biólogo y me gustaba mucho esa carrera. Me encantaban las materias de anatomía, bases biológicas, biología, química. Además mi mamá quería que sea médica y me insistía para que estudie eso. A la final me decidí por el periodismo y estudié en la Universidad Católica durante cinco años hasta que logré el título de periodista, con licenciatura en periodismo y comunicación social. Y luego empecé a trabajar. Me inicié en prensa, porque como parte de los requerimientos que exigía la universidad, había que hacer prácticas en todos los medios: prensa, radio y televisión y yo las hice en El Universo, Expreso, Radio Cristal y Canal Uno. Incluso llegué a trabajar en Expreso ya de planta, pero aunque el periodismo escrito es bonito e interesante, realmente lo que a mí me gustaba era la televisión, así que renuncié al diario. Yo quería llegar a la televisión y eso un día llegó por que ingresé a Telesistema como practicante reportera y de ahí se despegó mi carrera que fue extensa y bonita.”

Nace la Pescadito

Esa estancia televisiva de sus inicios, hizo que naciera con ella un apodo que la acompaña hasta hoy y que fue el que le dio la popularidad que hoy tiene. Fue un día de 2004, en que Denisse que tenía 22 años se hizo La Pescadito, que es como se la conoce en el mundo farandulero. Pero antes que nazca  ese personaje, hay una historia que contar y Denisse la cuenta con la espontaneidad que la caracteriza.

“Yo entré a la televisión como practicante – reportera del programa de farándula Vamos con Todos, pero mi llegada a él fue muy curioso y singular y es algo realmente anecdótico. En esa época yo recién había salido de la Universidad y yo sabía de ese programa pero no me gustaba y sabía porque mi mamá lo veía y yo le decía: ¡Ay! mamá como ve eso que es puro chisme, puro escándalo, que feo eso, como puede gustarle eso y mi mamá novelera como toda persona mayor, me empezaba a contar lo que le pasaba a los personajes de farándula. Hasta que un día mi mamá que quería verme médica y hasta me imaginaba con la bata y operando y que no quería que estudie periodismo me dice: Denisse están pidiendo personal en canal cuatro, Ángello Barahona dijo que están buscando una reportera para Vamos con Todo,  porque no envías tu carpeta y yo me dije, mi mamá que no quería que tome este rumbo ahora me muestra este camino y bueno aunque con mis dudas, decidí hacerle caso a mi mamá».

«Pasa que mis dudas eran porque  yo ya había estado en televisión y ya sabía que no era fácil, porque en los lugares que hice prácticas a pesar de que respondí bien, no me quedé. Recuerdo que en Canal Uno, no me quedé por mafia, por chicas que me tenían envidia, hablaban mal de mí, dijeron cosas en contra mía y empezaron a inventarse chismes, comentarios y mentiras diciendo cosas que no eran reales para que no me contraten y de hecho no me contrataron. Entonces eso de Vamos Con Todo aunque no era el programa que me gustaba era una oportunidad. Para eso, coincidió que una compañera de la universidad, estaba haciendo prácticas en ese canal y le entregué mi carpeta para que la hiciera llegar donde requerían procurando que sea no para pantalla, sino para el área de contenido. Mi compañera entregó la carpeta y a la semana me llamaron y empecé a hacer prácticas de reportera.  A los tres meses de trabajar gratis, me contrataron con un sueldo pequeño, pero no me importó porque mis aspiraciones era seguir escalando”.

Ya el primer paso estaba y Dennise entra de lleno a la televisión para ser la Pescadito “El apodo nació justamente en Telesistema. Yo cuando trabajaba de reportera en Vamos con Todo, los productores me decían señorita Arce venga para acá, y yo ya estaba por otro lado, me movía mucho, andaba por todo lado, yo soy hiperactiva y no podía estar sentada todo el tiempo, tengo que moverme, si sentada, muevo  el pie o la mano, tengo que tener algún tic o algo, no puedo estar sentada, no puedo estar quieta. Entonces como me movía mucho y soy costeña, a alguien se le ocurrió decirme te mueves mucho, pareces Pescadito, andando de aquí para allá y nació la Pescadito y así quedé”

Entonces la Pescadito, empezó a ser conocida y fue la reportera trabajadora, responsable, popular, pero también la reportera audaz, intrépida, osada, mordaz, que no perdonaba una por lograr su nota, lo cual le trajo varias polémicas. Estaba en la cúspide de la popularidad farandulera, cuando un día de 2005, sorprendió al mundo del espectáculo al salir del programa que le estaba dando fama. Entonces la prensa empezó a especular muchas cosas, incluso se dijo que salió por resentimiento porque una compañera de ella fue ascendida de reportera a conductora lo cual le disgustó. Es hora de saber de su bica la verdad.  Denisse, ¿Qué pasó?

“Pasó que un año y dos meses después de trabajar en Vamos con Todo, me di cuenta que en ese programa no iba a crecer profesionalmente, porque por entonces en esa estación se acostumbraba a que el reportero sea siempre reportero y al ver que no iba a dar más renuncié. Renuncié porque quería más. Un año después de sacarme el aire trabajando como reportera, haciendo coberturas hasta tarde en la noche, aguantando que me tiraban la puerta en la cara, y llegó al momento que quería ser más que una reportera y sabía que en RTS no lo iba a lograr. Ya estaban Janine Leal, Paloma Fiuzza que eran como las top y aquí en ese momento se prefería más a las extranjeras. Se dijo que fue por Gabriela Guzmán y no es así. Ella ya estaba como reportera mucho antes que yo, que fui una de las últimas reporteras en llegar, así que ella se merecía ese puesto. Además de mis ganas de querer más hubo otro motivo. Renuncié porque me cansé de ser odiada por la gente de la televisión. En mi época, la farándula era muy muy fuerte, agresiva y eso tría mucho problema y a mí no me gusta ser problemática ni mediática a no ser que sea necesario por trabajo

Cambio de casa

Y ya como buen pescadito, ella se quedó con las ganas de nadar en la pecera de la televisión, y estaba en padeciendo en su casa, tras su renuncia del canal, buscando que hacer, cuando el mar de las oportunidades cual ola espumosa, la llevó a volver a la orilla de la televisión. Esta es la historia: “Al mes de haber renunciado de Vamos con Todo, me llamó la competencia: Caiga quien caiga con Marian y me fui a Canal Uno. Me cayó muy bien ese llamado porque ya estaba padeciendo, porque estaba ya acostumbrada a un ritmo de trabajo y no hacer nada me hacía pensar. ¿Ahora qué voy a hacer, que va a pasar? Pero salió esa oportunidad»

«Eso fue a finales de 2007, cuando tenía 23 años y mi llegada a ese programa también es especial, porque era para un programa con Marian y fue por insistencia de esa producción, porque como yo en Vamos con Todo, había hecho tantas notas en contra de Marián que al principio ella no quería, creo que duraron un mes convenciéndola. Al final ella entendió que yo hacía mi trabajo, además yo le hacía buenas notas que le hacían bien a su programa y a su rating. Sucede en farándula que si vez que siempre es la misma persona que hace tus notas, puedes llegar a pensar que es personal y no es así. Al final trabajamos junta y nos llevamos bien. En Canal Uno, estuve tres años y ahí sí logré subir y ascender como quería. Allí me dieron no solo la oportunidad de ser reportera, sino también de conducir programas y con ellos hice varios programas todos algunos de farándula y otros realitys, como: Caiga quien Caiga con Marián (2008), Caiga quien Caiga, Sale de Aquí y Ciudad Pecado (2009), Cómplices (2010), Divinas (2011) y Faranduleros y Baila la Noche (2012)»

Denisse recuerda sus programas. “Mi primer programa en Canal Uno fue Caiga quien Caiga con Marián’, que obviamente como lo dice el nombre era conducido por Marián Sabaté, con ella estaban de conductores Ángello Barahona y Jasú Montero. El programa se estrenó un lunes 5 de noviembre del 2007 y fue un boom. Luego el programa que se transmitía de lunes a viernes en horario vespertino (14h00) fue cambiando de personajes. Así, la primera baja fue Jasú quien  salió a mediados de septiembre del 2008 y un mes después ingresó Grazziana Sampietro, también ingresaron Emilio Pinargote, Nino Touma. Finalmente en enero de este 2009 renunció Marián y un tiempo después el programa ya salió solamente como Caiga Quien caiga y allí yo fui una de las animadoras junto a Grazziana y Alexandra Rodríguez (Nebraska Caputti). Esa fue una buena oportunidad que me permitió aprender y crecer porque ser conductora es mucho más que ser reportera.”.

Luego la Pescado le quitó una consonante a su apodo y cayó en Pecado. Así en mayo de 2009, a los 27 años hizo el programa realiy show “Ciudad Pecado”, un programa de doce capítulos de 30 minutos de duración, conducido por Gustavo Navarro, que se transmitía en horario nocturno de domingo a las 21h30. “Ciudad Pecado era  reality de pruebas y retos sexis. Fue una experiencia diferente y fue mi primer reality que consistió en estar aislados de la ciudad, en el balneario de Montañita, sin celulares, dinero y sin realizar nuestras actividades normales. Éramos cuatro hombres y cuatro mujeres que buscábamos subsistir en un mundo de tentaciones para no caer en pecado y ganar el juego cuyo premio mayor era: un automóvil del año. Cinco de los ocho participantes éramos del medio televisivo Karen Minda, Catherine Lopera, José Miguel Mancero, y Danilo Vitanis y yo. Los otros tres fueron seleccionados de entre el público mediante casting y fueron Habana Maldonado, Mario Vélez y Víctor Rubio. Era un programa grabado»

Un 11 de agosto de 2008, canal Uno le dijo “Sale de Aquí” a Caiga quien caiga y con ello llegó un nuevo programa de farándula para Denisse que siguió en su faceta de animadora y que cada vez más iba escalando posiciones. Ahora en un formato farandulero más informativo, mas light en que no hacía falta insultar, ni agredir a la gente para obtener rating”. Sale de aquí’, ocupaba la franja vespertina (14:00) con frecuencia diaria de lunes a viernes y que ponía en pantalla a Gustavo Navarro, Andrés Pelaccini, Silvia Mata y  Grazziana Sampietro, acompañados por los reporteros Alexandra Rodríguez (Nebraska Caputti), Denisse Arce, Félix Gómez y Olga Dután, desde Quito.

El espacio, era diferente a los tradicionales programas de farándula, este contenía además concursos y notas curiosas y estaba formado por ocho bloques con segmentos  dirigidos a las amas de casa y a la familia en general, estos segmentos diarios tenían los jocosos bloopers, videos divertidos, Boca abierta, con chismes y temas curiosos sobre gente de la farándula; Cyber comentarios, en las que  el público podía enviar mensajes al programa; Madurita sabe mejor,  con la temática relacionada con mujeres  de mediana edad que están en busca de pareja; Mi hijo es pilas, un concurso en el que  las madres podrán llevar a sus pequeños y demostrar los talentos que poseen y Cambio X, en el que se convocará a los televidentes para que sean ganadores de un cambio de look sin cirugía plástica. Fue una buena propuesta esa opción de darle al público la oportunidad de participar en familia e integrar a cada uno de los televidentes  en las emisiones diarias”

Denisse fue cambiando de programas y cambiando también de formatos de esos programas. Atrás había quedado la farándula a tiempo completo y los retos peligrosos, para llegar a otro tipo de show, uno de formato más informativo, de entretenimiento y concursos: “Cómplices” que se transmitía de lunes a viernes a las 15:00, bajo la conducción de Gustavo Navarro, Andrés Pelaccini y Lila Flores, en la que ella era coanimadora junto a Graziana Sampietro y Beatriz Márquez de la Plata .“El programa era muy diferente a lo que había hecho antes, si bien aquí to era encargada del segmento de farándula el programa tenía otra temática cuyo objetivo era brindar más alternativas al televidente. El espacio tenía notas de comunidad, moda y belleza con Grazziana, concursos  como ‘La pizarra’ y ‘El semáforo’, un mini  reality de canto   ‘La voz más dulce, el  sketch ‘Las tres cosas que nunca deben hacer’ y ‘La cocina de Biachi’. Fue una propuesta diferente, interesante en la que me sentó muy a gusto”

En 2011 Denisse, volvió a su salsa, el reporterismo y fue la reportera principal de la revista televisiva Divinas que era un magazine vespertino que se transmitía de lunes a viernes de 13:00 a 14:30, que cuando nació era conducido por Susy Hidalgo, Gabriela Guzmán, Prisca Bustamante, Geovanna Andrade y Mayra Montaño “La Bombón”. El programa que luego tuvo otras temporadas y otros conductores, tenía un formato que pretendía llegar a mujeres de diferentes edades, tratando temáticas diversas con temas cotidianos basados en las experiencias de sus conductoras, buscando que cada una se asocie con un target distinto en cuanto a lo generacional. Geovanna se identificaba con el público de 20 años. Gaby, se asociaba con la gente de 30. Prisca, Susy y La Bombón están vinculadas con un target más adulto, que alcanza los 50 años. Entre los temas que abordaban  con expertos constaban moda, salud, belleza y otros, además de ‘sketchs’ que se relacionan con los temas que trataba el programa y que estaba a cargo de Prisca, quien es actriz.

Cambio de casa

La televisión, como la vida da vueltas y un día de agosto de 2011, para Denisse de 29 años, llegó el momento del cambio. Así terminó su ciclo en Canal Uno que duró cuatro años, cambió de aires, dejó el llano y subió al cerro para llegar a Ecuavisa al programa reality Escuelas de Famosos en la que estuvo por muy poco tiempo, siendo la primera eliminada  del concurso cuyo objetivo era descubrir talentos y revivir otros que por algún motivo habían perdido popularidad. El programa tuvo la conducción de María Teresa Guerrero, Mariela Viteri, Doménica Mena, Roberto Angelelli, Diego Spotorno, Entre los famosos estaban Denisse, junto a la Pop Star Mariela Nazareno Mina, la actriz de telenovela y cantante de tecnocumbia Ángela Roncancio, la intérprete y compositora Nicole Rubira y la hija del cantante Máximo Escaleras, Nathaly Escaleras, el ex Ta’ Dominado, Leandro; el ganador del reality ‘Gran Hermano’, David Burbano, el Lobo; el modelo José Miguel Mancero, el actor Juan Javier Ponce “Jota”.

“El programa se daba por las denominadas galas y yo solo estuve en dos de ellas. En la primera fue de baile y bailé un chacha de toque sensual, hice bien la coreografía y me sentí muy bien apoyada por Don Genio, el Ruso, quien fue mi pareja de baile. Yo nunca había bailado coreografía, pero salió bien y me gustó y me dejé llevar. En la segunda yo canté una balada, Algo Más, del grupo español de pop rock La Quinta Estación.  A mí  me calificó la cantante Viví Parra, quien dijo que había estado bien en la parte escénica pero que en mi voz solo había dado el tono a algunas notas, que le metía mucha nariz y que debía usar más el diafragma para catar y me remató cuando me dijo que tenía voz de chivo y me mandó a mejorar. Luego en la segunda gala fui eliminada. Pero fue una buena experiencia. Como dije el día de la despedida, di lo mejor de mí y con eso me quedo”.

De vuelta a casa

Y como el mundo de la televisión es así, susceptibles de cambios, en 2012, con 30 años a cuestas y gran madurez televisiva en la que ya era la Bomba Sexi, que despertaba pasiones en el público masculino, volvió a su vieja casa y a su actividad en el programa anterior: el reality de baile. Así llegó al programa Baila la noche, transmitido desde 2012 en la franja nocturna (22h30) y conducido por Gustavo Navarro y Carolina Jaume fue un programa con una estructura similar al programa argentino  Showmatch, con el agregado de que durante su actuación, cada participante debe interpretar a un famoso internacional previamente designado por los productores.

Hubo 16 parejas formadas por un famoso local y un bailarín profesional y se escenificaba en dos locaciones en el set principal estaban los conductores, jueces y algunos competidores y en el B estarbn los participantes que no estén en el escenario junto a Denisse y Eduardo Andrade que alternaban sus apariciones pasando un día. Los competidores fueron, aparte de Denisse, la cosmiatra y exmodelo de A todo dar Érika Vásquez; la presentadora y modelo Carolina Ramos,; la bailarina de pole dance, Karen Minda; la cantante, bailarina y modelo Nelly Pazmiño; el drag queen Doménica Menessini, la cantante de las Musas, Gisella Arias; de Las Realezas, Raiza Andrade, de Las Diosas del Reggaetón, Diana Nieves; la artista urbana Estrellita Solitaria; el cubano Orlay Puppo, Paco y Juan Diego, integrantes del grupo Los Gemelos & Orlay; el exintegrante de Combate José Luis Hinostroza; el actor Danilo Estévez; el presentador y locutor radial Tony Corral; el cubano Lázaro Rumbaunt, del grupo Brec; y el músico Alejandro Montesdeoca, de Millenium.

Denisse estuvo en dos temporadas del programa y en la segunda, siendo presentadora del programa Faranduleros S. A, compartió con nuevos integrantes como: María Fernanda Pincay (Haga negocio conmigo), Ámbar Montenegro (ex participante de Calle 7), ), Gina Ayoub (actriz de televisión), Roxy (la Barbie del Tex Mex), ‘Marimba’ (policía y bailarín de reality), Adriana Berrúz (la china de la rockola), Miriam Terán (licenciada en locución , Calú’ (ex participante de Fama o Drama), Francesca Menessini (artista Trans), Henry Briceño (míster Ecuador), Ángel Francisco Chevasco (fundador de Milenniun), Leandro Mateus (ex Tadominado); el grupo costarricense ‘40 grados’ y Mauricio Herrera (presentador de Hola Mauricio). En esta competencia de baile los concursantes tendrán que moverse al compás de cualquier género musical sea este reggaeton, salsa, cumbia, pop, bachata, entre otros ritmos.

“Fue una linda experiencia que me permitió bailar que es algo que me gusta y tuve una gran pareja como fue Javier Chang. En la primera temporada hice cinco bailes. El primero fue libre y escogimos la canción Sé que vendrás llorando de Olga Tañón, el segundo fue de Tecnocumbia en el que salí de conejita, el tercero fue de break dance, con movimientos muy complicados En mi cuarto baile era una profesora seria con lentes y falda y blusa que de pronto se transformaba en sexi y sensual para un baile que estaba cargado de mucha sensualidad, y en el que termino en traje de baño y mi quinto baile fue del género pop urbano.

En esa época (2014) además era presentadora de Faranduleros junto a Gabriela Guzmán,  Matamoros y los reporteros Paola Maya, Altamirano y Miguel Cedeño. “Fue bueno porque volví a la conducción, a hacer notas, pero esta vez me permitieron hacer notas más light, porque ya no quería lo polémico. Prefería hacer notas jocosas. Y dee otro tipo como de motoclismo, ir al zoológico, Tenía un segmento que se llama En Busca de. Además era un grupo muy bueno”

«Faránduleros, fue un programa de farándula diferente que como su eslogan decía con farándula con responsabilidad en el que tratábamos de hacer un programa como le gusta al pueblo con veracidad siempre buscando las dos partes. Se hablaba de la vida de los famosos como en otros programas de este tipo, pero aquí tratábamos de hacerlo sin ser amarillistas, sin buscar el escándalo, sin inventar nada. Y bueno, allí no deje de tener mi lado sexi que el programa lo aprovechó «

Alejamiento temporal

Luego, Denisse tuvo un alejamiento temporal de la televisión con presencia fija y se dedicó a varias actividades como estudiar idiomas, dedicarse a colorar con la Comisión de Tránsito del Ecuador, institución que entre sus funciones se dedica a rescatar a los animales que se encuentran en las vías en la que se encarga de gestionar entrevistas relevantes de acuerdo a la labor que realiza la institución. También está dedicada de lleno al fittness que es un conjunto de ejercicios gimnásticos especialmente indicados para conseguir y mantener un buen estado físico. Sigue en el modelaje con los desfiles de pasarella y lencería, con la que llegaron presentaciones en eventos, bares, discotecas, viajes, además de presentación y conducción de eventos públicos y privados, sesiones fotográfica en las que al descubierto su tallada  figura que mantiene con ejercicios cardiovasculares, sentadillas o pilates.

“Me encanta mucho y me encanta realizar este tipo de fotografías, fotos sexis, en traje de baño en lencería, porque van con mi personalidad, mi forma de sentir. Soy modelo. No soy improvisada. Me siento muy cómoda y se como se maneja esta situación. Tengo un buen físico y eso me ayuda mucho para continuar en esta carrera. No quiero  pasar como superficial, pero hay una realidad, si uno entrena es para mostrar. Sino parq que se entrena. Yo me siento muy orgullosa del cuerpo que he logrado, porque me saco el arie en el gimnasio. Esto no es cirugía. pero Ahora por la pandemia la cosa está complicada, pero antes salían eventos, desfile y siempre estaba con mucho trabajo, gracias a Dios”.

“Fue una experiencia muy chévere estar en televisión, porque al fin y al cabo pude trabajar en lo que quise, pero nunca imagine la magnitud de trabajar salir en televisión porque yo nunca pensé en salir en televisión por ser famosa, o porque la gente me reconozca o sepan de mi o me pidan fotos o autógrafos o lo que sea, simplemente era porque me gustaba mucho el mundo de la televisión, de la comunicación y bueno eso fue lo que hice”

“Este tiempo apartada de la pantalla ha sido de mucha tranquilidad en mi vida. He ganado más madurez la cual ha cambiado por completo mi manera de ver la vida. Apuesto por cosas más sanas como el deporte, que comparto a diario con mis seguidores, con la finalidad de generar, además de belleza, salud. Es muy importante que tomemos al deporte y al ejercicio como parte de nestras vidas, porque no solamente es la vanidad de tener buena figura sino que la posibilidad de ejercitarnos, comer bien, tener una buena rutina alimenticia, nos mantiene sanos, saludables, que es algo de suprema importancia”.

Mientras cumplía con sus diferentes actividades, aparecía de cuando en cuando en la televisión pues recibía constantes invitaciones de programas nacionales e internacionales. Así anduvo de invitada en shows de Perú, Chile y Argentina. En tierras chilenas fue imagen de varias marcas y fue parte del programa televisivo ‘Manos de fuego’, un programa muy famoso que vino a hacer programas a Montañita. En tierras gauchas, pasó por la televisión de ese país y modeló en varias pasarelas. Así salió en el canal Fox en De Gira junto al presentador Tomas Fricher, en Informadísimos con Carlos Monti, Animales sueltos con Alejandro Fantino y fue constante entrevistada en periódicos internacionales. Y estuvo en programas como artista invitada pero no de manera formal.

En el país fue la constante invitada de programas ecuatorianos como Intrusos, El Club de la Mañana y De Frente con la Pacheco de Telesistema, Cosas de Casa y Travesía Playera de De Boca en Boca de TC,  Patomarte la Noche de Gamavisión, Dream Tim en AM Sport en Youtube, Mi Verdad de De Una TV (Canal Digital), Farandulero Luis, entre otros

Pero los alejamientos no siempre son eternos y en 2017 volvió temporalmente a la televisión para estar de en tres programas Guerra de los sueños, y como modelo, coanimadora, reportera y actriz  en Amigüis y Amigazos, programas conducidos por dos de los mejores presentadores, comediantes y cómicos del país: David Reinoso y Francisco Pinoargotti, que tuvieron un programa del género humor político (politique o late night show’),  de una hora y media de duración, en que la calidad de las situaciones cómicas  van en los chistes que son ocurrencias, burla, parodia, doble sentido e idea disparatada en la que también hay una ronda de chistes junto a invitados y ‘sketchs’ en los cuales Reinoso recupera algunos políticos que parodió en su programa ‘Vivos’.

«Ese fue mi último trabajo en televisión con Francisco y David y esa etapa me encantó, porque hacía reportajes de espectáculos, hacía de modelo, co-animaba de vez en cuando, actuaba con ellos que me encanta actuar. Esa etapa me fascinó porque no estaba envuelta en escándalos, ni tenía que preguntarle cosas imprudentes a nadie. Muy diferente a la farándula de ahora que por lo que veo está terrible, puro escándalos,  videos pornos, demandas, que si le mandaron a golpear al uno o al otro. No esa farándula no me gusta»

“Cuando estuve alejada de la televisión fue por cuestiones de presupuesto. Yo siempre fui una trabajadora cumplida, que llegaba puntual, que trabajaba a consciencia y era correcta. Y sí tuve ofertas, pero si no las aceptaba era porque yo no las creía conveniente para mis aspiraciones. Yo no llegué a la televisión  por padrino o por vacilar con alguien de tv. Yo estudié, hice mi trabajo, tengo experiencia y se valorarme. Ya no quiero volver a la farándula. Son etapas, ya lo hice, me trajo muchos inconvenientes y me gustaría trabajar en otro campo como el de la producción».

«Estar lejos de la televisión no me quita el sueño”, porque considera que hay otras formas de estar en la palestra pública. A pesar de encontrarme fuera de la televisión, mantengo intacto el cariño del público con el que a diario comparto en las redes sociales. Ellos están muy pendientes de mis rutinas y expectantes del estreno de algún canal virtual, en el que aspiro compartirles sobre mis rutinas de fitness para que logren moldear su figura”. El éxito de Denisse en redes sociales es muy bueno, por ejemplo su cuenta de instagram cuenta con 829 publicaciones y 75.6k (75.600) seguidores.

Anécdotas y vivencias

Las declaraciones, tipo confesiones de Denisse, llevan la charla al mundo de las anécdotas, las vivencias, los cuestionamientos, las situaciones difíciles y a las preguntas “incómodas” a lo que Denisse con gran sapiencia dice “No me molestan mi incomodan las preguntas difíciles, yo sabré si las respondo o no”. Y entonces le cuento de mi odio a los programas de la farándula y que no lo concibo como periodismo, quizá como un tipo de comunicación. Ella dice. “Ahora ya no quiero hacer farándula. La farándula es demandante, dices unas cosas y hay problemas legales, te peleas con la gente del medio y yo no estoy para pelear»

«Pasé muchas cosas que no son agradables Una de ellas fue en 2008 cuando era reportera de Caiga quien caiga y el cantante AU-D se encadenó en los exteriores de Canal 1 para protestar contra los espacios de farándula y contra mí en particular. Sucedió que en un evento, fui a entrevistarlo yo traté de ir lo más suave posible y el no quiso y se dio un incidente feo. Esas son cosas que te llegan, que te ponen a pensar. La farándula en mis tiempos era muy muy fuerte e incisiva. Los productores te decían como ley, metes el micrófono, graba todo y no apagues la cámara y yo decía ¿no es mejor que si no quiere hablar, no hablen? y me decían: ¡No!. Si te gritan, mejor; si te pegan, mejor. Todo sirve. Y yo hice eso y me metí en varios problemas. Al principio cuando había comentarios de mí, me afectaba y hasta me ponía a llorar, pero si estás en esto, hay que hacer que las cosas te resbalen.  Definitivamente no es nada agradable.

Hablando de cosas nada agradable, me imagino que eso de ser la “bomba sexi” también trae inconvenientes. “Si, si los hay. Mi familia no está de acuerdo con eso, no le gusta y hasta hoy tengo la cruz con ellos. En cuanto a tener pareja también es complicado. Además en este país hay estrechez de mente y eso de que te vean como bomba sexy me ha traído problemas en lo sentimental y en general porque los hombres creen que porque desfilo o muestro mi cuerpo soy una mujer fácil y no es así y ahí es cuando se estrellan, por eso he estado muchos años sola”.

“Aquí por esa estrechez de mente el modelaje es difícil, y hay que saber diferenciar bien lo que son fotos sexis,  porque una cosa es el desnudo sugerido, otro el explícito y otro el vulgar. Acá es muy diferente a Argentina por ejemplo. Allá hice dos desnudos para una revista hombres y no hubo ningún inconveniente. Eran desnudos artísticos, desnudos sugeridos que no mostraba nada íntimo»

«Eso hizo que la revista Playboy de ese país me hiciera la propuesta para hacer unas fotos y yo dije que no porque no lo creí adecuado y conveniente, porque el desnudo tenía que ser  muy explícito. Una de las cosas que me ayudó a decir que no fue que yo estaba en el programa La Noche junto a dos modelos que daban testimonios sobre eso y una dijo que una vez hizo un video porno y contó que un vecino vio esa filmación en un motel. Entonces cuando él se lo comentó, ella dijo que se sintió horrible y se  arrepintió de lo que hizo. Yo ahí me dije que siempre dirá no a esas propuestas, ese comentario de ella me hizo pensar que no quería  hacer algo de lo cual tenga que arrepentirse algún día”

¿Y se arrepiente de algo? “No. Por mí, por algo que yo haya hecho, no. No tengo nada de que arrepentirme porque no he hecho nada malo de lo cual tenga que arrepentirme. Solo he hecho mi trabajo y lo he hecho con mucha decencia y no tienen nada que recriminarme. Pero sí hay algo de lo que me arrepiento es no haber denunciado a un productor de un canal en que trabajé que me acosó”.

¿Me puede contar esa historia? “Sí, claro. Es que acoso hay y en todos los campos. Yo sufrí de acoso laboral sexual. Ya tenía más de 30 años, pero a pesar de eso, cuando pasan estas cosas, una no siempre sabe cómo actuar y jamás me hubiera imaginado que me sucediera eso en un canal en que ya tenía bastante tiempo estable. De hecho a mí me sacaron de un programa por acoso, porque no acepté acostarme con un jefe, me citó después del programa a su oficina y me dijo que el haría que mi nombre llegue arriba donde los directivos, pero que ya yo sabía lo que tenía que hacer. Cuando te dicen eso, ya sabes a lo que se refiere. Yo lo consideraba mi amigo, lo respetaba y jamás pensé que a esas alturas de mi carrera eso me iba a pasar porque ni de joven nunca me pasó. Me encerró en una oficina y me quiso besar a la fuerza y no me dejé y logré salir»

«Pero yo fui boba y no denuncié lo sucedido  al duro del canal ni  a la fiscalía, que es lo que debí haber hecho. Pero no fue no por miedo, ya le digo, fui boba, me quedé calada, porque pensé que no me iban a creer, porque como soy símbolo sensual, pensé ¿qué van a decir? y me imagine que si voy y reclamo, van a decir que yo provoqué o que me estaba regalando e insinuando a cambio de que me den más protagonismo en el programa o en el canal. Entonces yo dije: esto va a ser una guerra que no la voy a ganar porque hay que ser realista,  él  tenía más influencia que yo y es más fácil prescindir de una presentadora que de una persona que tiene un cargo alto. Yo me arrepentí de no haberlo denunciado, hoy con más madurez estoy convencida que debí hacerlo. Obviamente la gente del medio sabe de quién se trata porque yo me encargue de decirlo. Ahí si no me callé”.

¿Debe ser muy difícil lidiar con eso? “Sí. Mucho. Imagínese que a veces me proponen citas de trabajo y de repente me dicen que la reunión es a las 23h00 y yo digo, ¿Por qué a esa hora. Por qué no a las tres de la tarde, a las once de la mañana, si es una cita de trabajo?. Eso me incomoda, me molesta, ,e hace sentir mal. Eso me ha provocado que lleve algún tiempo sin trabajar. Soy símbolo sensual, pero no es justificación ni excusa para eso. Como me ven en mi faceta de modelo, creen que quien hace modelaje sensual es fácil. No es así. Yo no soy así. Le repito. Aquí hay estrechez de mente. Yo estuve en Argentina y es muy diferente en cuanto a ese aspecto”

¿Y qué tal con las propuestas indecentes ¿Huy je recibido muchas, han tratado  de conquistarme con regalos costosos, con viajes al exterior, una vez quisieron llevarme a Miami. Pero siempre digo no. Yo los ubico y no accedo a hacer algo que no quiera. Yo los viajes y los regalos me los doy yo misma con mi trabajo. Yo jamás me voy a exponer a que me pase algo malo. El cliché de que la sexi es bruta, es fácil, de que es grilla, que es un término peyorativo, existe. La gente debería ser más abierta de mente y no ser tan prejuiciosa. El día que se acaben los prejuicios, el mundo mejorará”

Ya con eso hasta miedo da. “A estas alturas y con todo lo que me ha pasado ya no tengo miedo a nada. Haber llevado una vida muy apegada a hechos relacionados con la farándula, son errores de los cuales ha aprendido mucho y que me han servido para dar un nuevo giro en lo que se hacer. Sé y soy consciente que aunque mi naturaleza es ser demasiado sexi, reconozco que hubo ciertos excesos, pero no me arrepiento, más bien aprendo de esas experiencias”.

¿Excesos? “Sí, cosas atrevidas que me tocó hacer a veces en televisión. La intervención más complicada en eso la tuve hace varios años, cuando Barcelona quedó campeón en su corona catorce. La producción me pidió que como homenaje al equipo salga en el programa Faranduleros que era a las tres de la tarde, en traje de baño en hilo y casi en topless con dos escuditos del equipo cubriéndome el pecho. Realmente fue algo difícil y no me sentí cómoda”.

Otra de las cosas que le deben incomodar son los comentarios de la gente y varias malas acciones en su contra, como lo que se dice de su delgadez, que llega a los extremos de tildarla de anoréxica o el ataque de hackers cibernéticos que le han traído más de un problema. ¿Qué dice sobre eso? “Son cosas con las que hay que lidiar, pero la verdad ya me tienen harta, ya estoy cansada. Sion diez años con lo mismo. A mi me cogen con lo del cuerpo y la delgadez o me inventan cosas, porque como no tienen de que agarrarse y me cuido en mi comportamiento porque no estoy involucrado en escándálos y polémica, solo se agarran de que estoy anoréxica, que si estoy, feo, tonterías,  y cuando alguien me provoca yo no respondo porque hay gente a la que no vale responderle»

«Yo no hago caso a críticas que me dicen que estoy muy delgada. Soy modelo que he estado en programas internacionales en Argentina, donde las delgadas, fitness y con curvas son las más cotizadas. A mi allá me han contratado y valorado por mi cuerpo.Me han propuesto trabaja para quedarme y eso es por mi cuepo y mi trabajo. Acá como que les molesta las delgadas, las que trabajan su cuerpo, Yo me cuido mucho y cuido mi cuerpo, hago una hora diaria de cardio, hago mucho trabajo de gimnasio, de fortalecimiento de músculos, como sano, cero grasas y azúcares, tengo fuerza de voluntad y soy  constante con la dieta y ejercicios. Yo se cocerme la boca para no excederme en comer. Como poquito, me tengo que cuidar yo vivo de mi imagen y hago desfiles. Defiendo mi cuerpo para luego transformar el de los demás”

“En cuanto a lo del hacker, fue algo horrible. Lamentablemente fui víctima de piratas cibernéticos. Mi  cuenta de instagram fue hackeada y mis  fotos terminaron en una página para adultos. Unas amigas me llamaron a preguntar si era verdad que estaba buscando modelos y así le seguimos el juego al hacker. El pedía fotos y videos a las aspirantes y empezó a escribir a mis contactos y pedir a través de mi cuenta, modelos para un supuesto nuevo programa que se iba a realizar en Gama Tv, lo que es totalmente falso. Él que me robó la cuenta, me llamó a pedirme dinero para devolvérmela pero yo voy a poner la denuncia respectiva. No voy a caer en su extorsión

En las tablas y en el cine

El mundo del arte, un día llevó a Denisse por otros caminos y la puso en el mundo de las tablas y el celuloide. Primero fue el cine que la convocó a un rodaje en 2017 cuando tenía 35 años. Fue para la película nacional Naturaleza de sicarios’ del director ecuatoriano David Insúa, en la que encarna a la novia de un asesino. El filme basado en hechos reales que fue presentado en la Alianza Francesa, es un thriller psicológico basado en el síndrome de Estocolmo, que busca dejar en el espectador un sabor áspero. En la película en la que además de Denisse, hay figuras como Cecilia Cascante, Cecilia Niemes, Vivi Parra, Gabriela Bustamante, Jorge Jiménez, John Garaycoa, m un inspector en la vida real y en la película,  es la historia de Octavio un sicario de primer nivel a quien le ordenan asesinar una persona y él no la asesina sino que la secuestra lo que cambia por completa la idea general de la historia que se transforma en una asociación de acontecimientos que hace que la vida del protagonista se transforme totalmente llevándolo a tener el gesto más noble que ha tenido en su vida.  

“Estar en el cine es lo que quería, siempre he querido ser actriz. Yo en este filme doy vida a una chica muy enamorada  y es ese amor que no me permite ver todo el mal que hace el sujeto a quien amo que es un sicario. Muy contenta con mi participación. Me gusta mucho el personaje. Una mujer enigmática pero dulce a la vez que tiene esa fuerza y una dualidad de querer a alguien que no hace las cosas que debe”.

Luego como en el mundo actoral hubo una segunda llamada. Esta vez fue para el teatro. Y como buena amante del arte que es, Denisse aceptó de inmediato. Fue en 2018 dos ocasiones: marzo y luego en septiembre cuando la Pescadito nadó en la pecera del escenario de un teatro y se desenvolvió con soltura entre las tablas. En marzo, la obra se llamó el Test y la hizo junto a Enzo Pizarro. Luego en la segunda temporada la obra tuvo otro nombre fue en el Vilaró cuando actúo en la obra Espermatocholo. Dirigida por Ricardo González, escrita y producida por Mónica Carriel, con la dirección de arte de Fabricio Córdova en la que compartió roles con  Jackson Peralta.

“El teatro es mi nuevo medio de expresión. Fue una obra cómica de  muy buena acogida en Guayaquil que planteaba que si la concepción dependiera de un test. ¡Bienvenida la extinción!. La obra trataba de los dos personajes responsables de que al fin se dé el milagro de la vida, el Óvulo y el Espermatozoide, se encuentran finalmente y antes de “compenetrarse” él tendrá que pasar un complicado test. Estas experiencias actorales me motivan a seguir  en los escenarios, y espero que haya una nueva puesta en escena de otra obra»

«El teatro me enamoró y hoy la actuación teatral me apasiona tanto como la cultura ‘fitness’. Muy poca gente conoce esta faceta y quiero explotarla más. He disfrutado mucho del teatro y de todo lo que genera estar en contacto directo con el público. He recibido muy buenos comentarios y eso me motiva a seguir. Fue una experiencia muy agradable interactuar con el público y recibir aplausos es muy gratificante. La energía que se vive es diferente. Lo tomo como mi nuevo medio de expresión artística”.

Fuera de cámara

Apagado el televisor, apartado del mundo de la televisión, ¿Quién es y cómo  es Denise Arce?” Me defino como una chica normal. Un poco, no cohibida, pero si muy reservada, que tiene muy pocos amigos pero los que tiene vale la pena. Aunque soy de pocos amigos, soy muy buena amiga, muy leal, muy buena persona. No soy muy sociable, no fumo, no tomo, no trasnocho, no soy de mucha farra, pero como ya me conocen, me quieren. Soy muy reservada, hermética con mi vida personal. No me gusta la fama que la gente sepa de mi vida. De hecho ahora estoy medio alejada de las redes, quiero las cosas más privadas. En el trayecto de mi carrera tuve dos novios a los que presenté en televisión, pero los presente porqué  ya trabajando en un programa de farándula sabía que si daba también tenía que recibir y decidí  hacerlos públicos, pero a pesar de eso, con mis relaciones  soy muy aparte. No me gustan los escándalos lamentablemente por trabajar en televisión me han seguido, pero no soy una mujer que le guste seguir en la pantalla o mantenerse vigente en la pantalla por escándalas, odio eso, por algo soy licenciada en comunicación con mención audiovisual”

“Me gusta mucho la literatura, me apasiona la lectura, me gusta leer libros de superación personal… Soy medio conservadora, medio liberal.  Para unas cosas soy súper conservadora pero para otras soy medio liberal. Soy open mind (mente abierta) siempre digo que en este país  existe mucha estrechez de mente, por eso en este país se cree erróneamente que las mujeres que salimos en traje de baño en lencería y somos sexis, somos tontas y mi caso no es ese. La gente que me conoce sabe que en una conversación puedo hablar de cualquier tipo de tema y se mucho de cultura general, hasta más de lo que puede saber una persona normal. Creo mucho en la astrología, en lo sobrenatural. Me han pasado cosas bastantes heavy (fuertes) en cuanto a lo sobrenatural. Creo mucho en la otra vida, en la reencarnación. Creo mucho en el karma, por eso no le hago mal a nadie para evitar que no me lo hagan a mi”

“Me gustaría en un  futuro verme con familia, vamos a ver si se puede dar, sino resignación. Hay galanes, no lo voy a negar, pero no hay nadie que me llame la atención y despierte en mí algo diferente. Por ahora estoy soltera, no tengo pareja. Desde hace seis años soy muy selectiva, por eso prefiero estar sola hasta que llegue el hombre indicado. Estoy esperando que la vida me diga que va a pasar. No tomo las cosas con apresuramiento. Analizo mucho las cosas. Soy muy tranquila, equilibrada al momento de hacerlas y pienso mucho antes de hacer algo, lo analizo a fondo. No soy visceral. Soy muy calmada, pero cuando me tocan me tocan. Soy muy tranquila, muy ecuánime para todo, Soy una mujer arriesgada. Soy muy creyente. Llevo una vida más calmada y en comunión con Dios. Esta enfermedad me ha hecho cambiar un poco. Siempre he sido una mujer muy espiritual y no materialista, pero  ahora soy mucho más espiritual que antes, más tranquila, más ecuánime que antes, tomo con más calma las cosas que antes. Mi prioridad para el nuevo año es ser una mejor persona. Saber que tras la  ver todo que pasamos por la enfermedad, el confinamiento, el sentir el dolor y muerte de muchos, me hizo acercarme más Dios y dejar de lado lo material. Ya no le doy importancia a las vanidades. Siempre trato de reinventarme y ahora ver que hay mucha gente sufriendo, te toca las fibras del alma, te hacen más solidaria y aprendes a agradecer todo lo que tienes.”

Y lo que tiene Denisse es un cuerpo de ensueño, una mente brillante, una carrera exitosa, una vida plena, un dinamismo que contagia, una pasividad que calma y una personalidad que enamora. En efecto ella es una pescadito que en la vida se mueve como pez en el agua y sus aguas que pueden ser mansas o corrientosas, revelan que si bien es un pescadito sabroso, también tiene escamas y espinas que le han servido para protegerme de esos pescadores que echan sus redes y quieren depredar y con quienes ella jamás muerde el anzuelo porque su espíritu es libre y así se mueve en el océano de la vida.

 

Fotos: extra.ec; eldiario.ec; presreader.com; instagram; marietatv.com; Ecuavisa; eva.com.ec; El Universo; Diario Súper; eva.com; Diario La Hora; fullfarandula.ec

 

 

 

 

 

 

]]>
LAS ETAPAS DE NOEMÍ https://delado.com.ec/2020/12/21/las-etapas-de-noemi/ Mon, 21 Dec 2020 19:35:21 +0000 https://delado.com.ec/?p=16717 Un recorrido por la vida de Noemí Caballero. Su paso por el arte, el teatro, la televisión, las relaciones públicas y la literatura. Una nota que es un transitar por sus etapas

“Puedo marcharme si quiero / puedo quedarme y olvido/ pero en el fondo sabes que este tiempo está vencido, porque son etapas/ como parte de estar vivo. Quien escribe así, definitivamente está vivo y tiene una sensibilidad única que la carga a flor de piel y la adhiere al cuerpo de manera auténtica, como auténtica es Noemí Caballero, una mujer de alma libre y convicciones fuertes. Una mujer de belleza externa y hermosura interna. Un lujo de ser humano. Noble, leal, sencillo, profundo, libre. Una loca cuerda que se entrega por lo que hace, que hace muchas cosas y que todas las hace bien. Una todóloga que sabe lo que quiere y sabe lo que tiene y tiene mucho.

Noemí Caballero, es una mujer polifacética que se desarrolla en muchos y variados campos y en todos los hace bien. Fue modelo, agente de bienes raíces, actriz de teatro y televisión, es periodista titulada, comentarista radial, fotógrafa, escritora y poeta con estudios en literatura en la Universidad Particular de Loja (UTPL), relacionista pública, asesora de comunicación en política y presentadora de televisión en el área deportiva. En el mundo del periodismo deportivo, en el que alcanzó más notoriedad, supo ganarse su puesto y hacerse un nombre propio, siendo una de las pioneras en esta actividad, cuando junto a una decena de mujeres incursionaron en un ámbito que por entonces estaba dominado por los hombres allá por la década del noventa. Ella no necesitó aceptar la petición de los productores para mostrar las piernas en pantalla, mientras daba las noticias deportivas. Ella mostró su talento y procuró que su belleza no se anteponga a su profesionalismo. Ya micrófono en mano, no se achicó ante ningún colega presentador, no se anduvo por las ramas ni  hizo la segunda a nadie. Da su opinión, argumenta, confronta y se distingue.

Con Noemí o la Kiki, tengo una amistad profunda de muchos años (más de treinta) y una deuda eterna que jamás podré pagar y que me atormentará hasta el fin de mis días. Escribir de ella me podría resultar contradictoriamente, fácil o difícil. Fácil porque nos conocemos tanto que puedo escribir de ella sin hablar con ella, pero difícil porque tengo que ser objetivo y no dejarme envolver por el sentimiento de aprecio que puede desdibujar las cosas. Esta nota es un homenaje a la amiga y un lavar de mi conciencia por algo que no me perdonaré jamás y que ella me perdonó en un segundo. Porque ella es el perdón vivo. Me había pedido que sea yo quien presente su libro y yo hinché mi pecho de orgullo por ese honor y escribí las mejores letras que pude. Me dijo es el miércoles y el miércoles yo creí que era martes. Cuando me di cuenta de mi despiste que más despiste fue estupidez, salí soplado de mi oficina rumbo al lugar en el que ella cumplía uno de sus mayores sueños. Me mató el tránsito, quise coger una ruta de desvío y me perdí. Total, llegué cuando el acto estaba por terminar. Me moría de la vergüenza. Al entrar por la puerta, ella me vio y vino hacia mí  Bajé la cabeza. No podía sostenerle la mirada y aunque porque la conozco sabía que no lo haría, esperaba su reclamo. Me saludó amable, me abrazó, me dijo: “bienvenido”, me dio su libro, una copa de vino y me llevó donde su familia. En segundos traté de explicarme mi retraso,  me hizo una señal que no dijera nada. “Ya estás aquí y eso es lo que importa. Gracias por venir”. Ella me perdonó en segundos, lo que yo no me lo perdono aún. Sé que le fallé y esto es en parte mi saldo de desagravio. Mil disculpas. Charruita. Esta es tu nota.

Noemí antes de la tele

Noemí Laura Caballero Araujo, nacida en Montevideo, Uruguay, el 18 de febrero de 1971, hija del empresario y dirigente deportivo Heber Caballero y de la operadora de turismo Noemí Araujo Beiroa, llegó al país a los nueve años de edad, cuando su padre, un conocido del deporte nacional por ejercer el cargo de gerente de clubes como Emelec y Nueve de Octubre, llegó al país para trabajar en la empresa privada y su madre que era graduada en hotelería y turismo a laborar en la agencia Wanderjar del empresario y dirigente deportivo Omar Quintana Baquerizo (+).  Aquí Noemí, realizó una vida intensa y pródiga que la llevó por muchos campos profesionales en los que siempre supo ganarse el aprecio y el respeto por su don de gente y su calidez innata que la hace brillar.  Ella nos cuenta su vida de antes de ser conocida como figura pública.

“Mi infancia fue hermosa, de las cual tengo mis mejores recuerdos. Viví en Solymar, un barrio de una ciudad llamada Ciudad de la Costa, en el departamento de Canelones, que es un balneario con identidad propia. Un barrio hermoso situado en la zona central de la ciudad que está entre la playa y el bosque, que limita con  Parque de Solymar, la Ruta Interbalnearia y el Río de la Plata. Un barrio pequeño acogedor en que nos conocíamos todos. Tener la playa y el bosque en el mismo sitio te da otra perspectiva de vida, te hace crecer y amar la naturaleza»

«Solymar es mi lugar favorito en el mundo. Es un lugar libre, como mi alma. Vivía en la casa de mi abuela, que estaba rodeada de pinos, de arena, en medio de mucha naturaleza. Jugaba como todo niño con mi hermana Noriel. Me subía a los árboles, corría por el bosque, íbamos a la playa, una playa hermosa de arena blanca rodeada de pinos, jugábamos los juegos tradicionales. Luego con mis padres nos fuimos a vivir a Argentina a Buenos Aires al barrio Palermo que es uno de los mejores lugares de allí que tiene lagos, el Parque Tres de Febrero que tiene un jardín de rosas, el Planetario y es el lugar de las tiendas, los restaurantes, los museos»

El rumbo de la vida que no conoce de banderas ni fronteras, la trajo un día a Guayaquil para convertirse en una guayaquileña más que aprendió a amar su ciudad. Ella nos cuenta esas vivencias. «A los nueve años vinimos a Guayaquil, llegué al barrio de la Kenneddy que recién empezaba, recién se construía el Policentro a donde iba a patina a la pista de patinaje.. Mi vida era estudiar en la escuela, estuve en el Instituto Abdón Calderón (Ipac), hacer los deberes, jugar, pasear en bicicleta por el barrio. Luego de adolescente, vinieron los primeros amigos, las guitarreadas en que cantábamos Silvio Rodríguez, las poesías que escribía, los viajes a la playa, las fiestas sanas, el colegio, las tareas, estudié en el Indoamérica y me gradué en el Urdesa School al tiempo que ya empezaba a trabajar como modelo haciendo pasarela en desfiles y modelaje publicitario. En ese entonces empecé a ganar dinero y empecé a valorar el esfuerzo que uno hace en la vida por producir y progresar. Casi toda la vidala he hecho en Ecuador, por eso quiero a este país como propio. Aquí me desarrollé profesionalmente, me hice un nombre en el mundo artístico y periodístico y he vivido días felices”

Entrada al espectáculo

Noemí, empezó muy pronto en el mundo del arte y espectáculo, era apenas una quinceañera colegial cuando incursionó en el mundo del modelaje. “Empecé a modelar a los 15 años. Estuve en la Academia D´Lazo con Pepe Lazo, allí hacía desfiles de pasarela, eran desfiles de moda muy vistos. Yo modelaba la ropa del momento, estuve en desfiles  en Plaza Triángulo, en la discoteca , Infinitty, en clubes, en varios ligares. Allí empecé a ganar mi primer dinero. Ganaba bien. En esa época el modelado era muy tranquilo y muy respetado, entiendo que sigue igual»

«También hice mucho modelaje publicitario en comerciales de televisión y fotografía. Hice muchas propagandas de las que más recuerdo Tropical, Pilsener, Tony Yogurt, Relojes Orient, Valvoline, Mastercard (foto) en el que estuve con mi hermana y varias amigas, nos divertimos mucho.  Fue una época que disfruté mucho y me enseñó el valor de la responsabilidad y el profesionalismo en el que aprendes a tomar las cosas con seriedad y responsabilidad. De allí salté al teatro y luego a la televisión en donde tuve mucha actividad”

De la pasarela pasó al teatro, aunque igual alternaba en ambos ámbitos. Se inició a los 15 años en teatro infantil con Marina Salvarezza actuando en obras como «Alicia en el país de las maravillas», «Barrio de Gatos», entre otras. Luego en 1986 a los 15 años, formó parte de la compañía Varvisa que dirigía Paco Varela con la que actuó en el teatro Candilejas en tres obras que tuvieron varias temporadas: Boeing 1989, junto a Luis Ordoñez, Jaime Roca, Paco Varela y Carolina Ossa y dos obras polémicas que trataban sobre el Sida (Sida, la enfermedad del siglo) y los vicios de la drogadicción y el alcoholismo (Sexo, Droga y Rock’nd roll) que hizo en 1986 junto a Paco y Sonia Varela, Jorge Jiménez, Marcelo Gálvez, Aurora Valdez, Yesenia Mendoza, Pepe Sánchez, Marco Polo, Miriam Paladines, entre otros..

“Yo era muy jovencita, tenía 18 años y fue una experiencia muy muy fuerte porque eran obras supremamente fuertes que trataban  problemáticas muy duras y que tenía escenas muy dramáticas. La obra del Sida, se hizo en un momento en que había que concientizar a la gente en cuidarse mucho, en una situación parecida a la de ahora, aunque con enfermedades de naturaleza diferente, pero haciendo una analogía, es casi igual porque había que cuidarse para estar vivo y cuidarse no solo por uno si no cuidarse por lo demás por que había. Estamos hablando de finales de los 80 cuando recién salía a la palestra la enfermedad del Sida que se creía era exclusiva de homosexuales y no es así y ese era el mensaje que queríamos dar que lo podía contraer cualquier persona si no se cuidaba, que podía contagiarse con personas con relaciones promiscuas o fuera de la pareja»

«En la obra había un contagio de un esposo a su esposa, una prostituta que se contagiaba y contagiaba a sus clientes, y otros dramas en que se vivían situaciones terribles. Era muy importante transmitir ese mensaje que de la gente debía protegerse. Compartí escenario con Paco Varela, Marco Polo, Nayib Salazar, Yesenea Mendoza, Carolina Ossa, Pepe Sánchez. La obra me gustó mucho por lo bien realizada del argumento y por el mensaje de tener una sola pareja y no ser promiscuo y de cuidar tu vida y la de los demás. Fue una lida época la de Varvisa, tantos amigos los hermanos Varela Paco, Sonia, Ana María, Marcelo, Mily, Caro. El arte hace amigos y eso es lindo”.

Tres años después en 1990 Noemí vivió un momento cumbre en su vida teatral cuando tuvo una internacionalización en las tablas ecuatorianas al compartir escenario con famosos artistas venezolanos que vinieron al país a montar la obra Dos Arriba, Uno abajo, una comedia clásica, adaptación del clásico Boeing Boeing (1960), del francés Marc Camoletti, que en 1991 se convirtió en Récord Guinness por ser la puesta escénica francesa más representada a escala mundial. “Yo tenía 18 años y este grupo teatral venía haciendo una gira por varios países, y a cada país que llegaban escogían e incorporaban a una artista de ese país. Para ello hicieron un casting y yo fui la elegida para el papel solicitado que era de una azafata. Fue un lujo compartir escenario con figuras que acá los veíamos en las telenovelas venezolanas como Elluz Peraza, Mariela Alcalá , Víctor Cámara, Julio Gassette que además era el director y Jaime Araque. Fue un honor trabajar con ellos, todos, muy buenas personas de excelente calidad humana. Julio era el director y me trató muy bien, enseñándome, guiándome, Elluz una mujer hermosa, cálida; Mariela divina maravillosa solidaria, buena compañera, Víctor un señorito inglés todo un caballero como yo era peladita, el me alentaba, me aconsejaba, no tenía temor pero sí los nervios por la adrenalina que significaba estar en escena. Ellos me apoyaron siempre»

«Con la obra Dos Arriba y un Abajo, nos presentamos en el Centro de Arte en Guayaquil, pero también dimos funciones en Quito y Cuenca con llenos totales. La obra era divertidísima y el público disfrutaba mucho de ella, porque tenía muchas situaciones hilarantes.  Era una comedia ligera y amena que narraba la historia de un playboy que sostiene una relación sentimental con tres azafatas, Elluz, Mariella y yo. Un día estas tres aeromozas llegan a su departamento y se armó tremendo lío en el que se vieron involucrados otras personas. Fue una experiencia muy divertida, bien remunerada que marcó una parte importante de una etapa de mi vida que ya pasó, pero que la recuerdo con cariño”.

En 1989, Noemí salió en el videoclip del grupo ecuatoriano Clip que promocionaba su éxito «Estás Aquí», que marcó época. Luego participó en una obra musical de una versión de Cats, un clásico del teatro internacional que dirigió Paco Varela y en el que compartió escenario con Carla Sala y en «Seductor por una Noche» de Woody Allen que diirigió Julio César Andrade. Y luego estuvo en otra obra que la marcó mucho: Entre Amigas, una obra que habla del reencuentro de cinco amigas que no se veían desde hace muchos años desde que salieron del colegio, obra dirigida por el ecuatoriano Xavier Romero (+) que tuvo gran éxito con seis meses en cartelera, en la que trabajaron cinco actrices de nacionalidades diferentes: una ecuatoriana (Vilma Sotomayor) y cuatro extranjeras residentes desde siempre en Ecuador, la chilena Carolina Ossa, la uruguaya Noemí Caballero, la mexicana Elizabeth Ávila y la peruana Prisca Bustamante. Entre Amigas fue espectacular por la calidad de la obra y la calidad teatral de mis compañeras de escenario. Esta era una obra de un escritor español que fue montada con gran éxito en el país y que gustó mucho al público”.

Después de esa obra, Noemí cerró su capítulo de la vida en el teatro y pasó a la televisión en la que está hasta la actualidad. “El teatro fue una parte importante de mi vida, que me dejó gratas experiencias, buenas amistades y que fue un aprendizaje constante. Hacer teatro es maravilloso porque sientes la cercanía del público, el contacto con ellos, se vive full emociones y se siente mucha adrenalina y los aplausos al final de la obra son el mejor premio al trabajo. Fue una linda época.”

Televisión

En televisión, a la que llegó muy joven para conducir un programa musical, Noemí cumplió varias facetas, pues fue actriz, coanimadora, animadora, reportera, periodista – comentarista, presentadora de noticias deportivas y conductora de programa de variedades. En la actuación se hizo conocida por su participación en una serie junto al cantante venezolano Gabriel Fernández conocido como el Chamo Gabriel, integrante del grupo Los Chamos y por sus apariciones en las series Mis Adorables Entenados y Emergencia. Como coanimadora estuvo en los programas Eco con Gabriel Arosemena, Rico y Suave con Gerardo Mejía, El Ojo del Huracán con Fabián Fariña, y en su programa Cable Show.

Como periodista, Noemí, estuvo en programas como Amarillo y Azul con Simón Cañarte que se transmitía en canal 22 de Ecuavisa Internacional, un espacio destinado para hinchas de Barcelona y Emelec. Fue presentadora de noticias deportivas en las diferentes emisiones de los noticieros de Cable Deportes, el de las 08h00 con Laura Vera y los de las 13h30 y 19h30 junto a Pedro Pablo Moreira  y como conductora de variedades estuvo en el canal América Visión, junto a María Sol Galarza en una revista televisiva que ofrecía  noticias nacionales e internacionales, deportes, entretenimiento, tecnología, salud y demás.

Hice tantas cosas y estuve en tantos canales que fue motivante para mi cada cosa que hacía. Hice periodismo en Ecuavisa, Gamavisión, Canal Uno, TC, Teleamazonas, Cabledeporte y Telerama y de todos tengo gratos recuerdos. Recuerdo con especial cariño el programa musical Ecco que fue lo primero que hice y lo hice muy jovencita en TC junto a David Arosemena en el que presentábamos video y entrevistamos varios grupos nacionales del momento como Clip, Intrépidos, Barro de Quito. Otra linda experiencia fue cuando hice una novela en Quito: Satisfacción, con la que recorrimos el país, grabando, fue dirigida por un director norteamericano  y un productor venezolano. La protagonista era yo con Gabriel Fernández, el Chamo Gabriel. Ahí hice el papel de su representante artística»

«Entre las tantas cosas que he hecho en televisión, tuve la suerte de ser reportera y conductora del programa Amarillo y Azul que transmitía canal 22. Pero una parte muy importante de mi carrera fue la se ser presentadora de noticieros deportivos. Compartí con varios colegas y disfruté dando noticias de deporte que es algo que me apasiona. Estar en un noticiero no es solo leer la noticia, es sentirla, transmitirla, llegar a un público ávido de este tipo de información. Fue una linda experiencia. Al principio se me hacía difícil recordar el nombre de los deportistas o comentar alguna jugada por sus descripciones técnicas, pero cuando estaba al aire no me quedaba y le ponía mucha emoción a mis comentarios. Luego fui leyendo, conversando con gente que sabe, aprendiendo y así llegué a dominar el tema.”

Sus primeras apariciones televisivas como actriz se dieron en Mis Adorables Entenados, una serie costumbrista, cómica que fue transmitida por Ecuavisa entre 1989 y 1991, que nació de una obra de teatro del grupo La Mueca que fue creada basándose en un comercial de lotería y que relataba las penurias de una familia de “clase media tirando a subterráneo”, compuesta por cuatro hermanos de diferentes padres que estaban al cuidado de una madrastra que no era madre de ninguno de ellos. Allí Noemí, que por entonces tenía 18 años, hizo el papel de María Delia, una de las tantas novias de Felipe, el joven de clase media-baja, que anhelaba ser aniñado y choleaba a sus hermanos, papel interpretado por Oswaldo Segura.

“Fue una linda experiencia compartir con grandes actores de los que aprendí mucho, pues yo era muy joven cuando se transmitió esa comedia que fue un boom en Guayaquil y el país entero. Allí compartí roles con Amparo Guillén, Sandra Pareja, Laura Suárez, Oswaldo Segura, los hermanos Andrés y Héctor Garzón y Richard Barker. Mi personaje tuvo apariciones esporádicas, pero fue un reto interpretarlo porque ella no se parece en nada a lo que yo soy en realidad. Ella era presumida, superflua, superficial y yo no soy así. Fue una de las primeras cosas que hice en televisión”

En la radio

Noemí ha tenido una larga trayectoria en radio, habiendo estado por más de nueve años en Sucre en la que estuvo en varios programas deportivos. Además estuvo en I 99, La Estación, Teleradio, Forever, Súper K 800. De los programas más recordados están los que hizo entre 2015 y 2016 en I 99 en un programa deportivo con David Morales Gustavo Sánchez y Esteban León. En 2018 Deportes en Súper K 800, en 2019 estuvo en las radios Élite y Sucre. En Élite en el programa Fiesta en América que se transmitía de lunes a viernes de 15 a 16h00 y  en Sucre en “Más que fútbol” que se transmite de lunes a viernes a las 11h30, junto a Luis Rojas y Aldo Stracuzzi. “La radio es muy interesante, porque interactúas con el público, tienes un contacto más informal, tienes la labor de informar y entretener,  de hacer que con tu voz transmitas un mensaje. Es un tipo de periodismo que me encanta y en el cual se aprende y se exige mucho”

La escritora

Noemí que es escritora y una lectora consumada, amante de la literatura, carrera que estudió, aficionada a Cortázar, Saramago, fanática del detective  Sherlock Holmes personaje ficticio del escritor británico Sir Arthur Conan Doyle, se consumó como escritora al presentar su primer libro, el poemario Etapas, que fue publicado el 8 de septiembre de  2015 y presentado en el Centro de Convenciones de Guayaquil “Escribo desde los 15 años, nunca me había atrevido o nunca había tenido tiempo o iniciativa de lanzar un libro, porque me he dedicado a mi profesión de periodista a las relaciones públicas.»

«Etapas es un poemario experiencial y humano, muy íntimo, un libro que simplemente muestra lo que uno ve cotidianamente, lo que ves alado, de tu vecino, de tus amigos, tu familia, es una parte romántica y humana, vivencial, habla sobre el día a día de los sentimientos de las personas, encuentros desencuentros. Habla de las diferentes etapas que pasa el hombre en la vida, que levan crecimiento, llanto, alegría. Lo escribo desde hace muchos años, amo la literatura, me encanta leer Benedetti Saramago, Cortázar Edgar Alan Poe. En este sueño, ha sido básico, primordial mi amor a la literatura, algo que me lo inculco con su ejemplo mi madre que es uno de los pilares de mi vida. Yo escribo desde chica, siempre escribí, así, el libro, lo fui construyendo en más de 20 años con muchas vivencias. Son las etapas que van pasando por la vida, por ello voy haciendo una analogía con el árbol que va pasando por las diferentes estaciones, otoño que es triste y tiempo de pérdidas en que sin embargo es la estación en la que más aprendemos porque de ella sacamos aprendizajes y experiencias de las que vendrán cosas positivas; primavera en lo que florece lo mejor de cada quien; verán que es tiempo de vida, de disfrutar; invierno buscamos alguien que nos de calor. Este libro se lo dediqué a mi hija Camila a quien le dije empieza por un sueño y luego lo construyes”.

Pero como dice el refrán no hay primera sin segunda y ahora Noemí se encuentra escribiendo su segundo libro que espera presentarlo pronto. “Estoy escribiendo otro libro cuyo tema es la enfermedad actual, es un comic mezclado con fantasía en la que los personajes principales son los ángeles. Hay mucho ángel en el libro. En la vida hay personas que se convierten en ángeles y esos ángeles están para tocar la vida. Nosotros dejamos siempre huellas en las vidas que tocamos. Dejamos huellas buenas, dejamos huellas malas. Lo importante es que las huellas que dejemos en nuestra vida y en la vida de otro, sea siempre buena y a eso debemos apuntar a dejar huellas positivas”.

Otras facetas

Noemí es una mujer de muchas facetas y de hacer muchas cosas y a través de ellas busca proyectarse. Entre las variadas cosas que ha hecho y hace, está el de ser fotógrafa, carrera que estudió en la Alianza Francesa y a la cual está dedicando mucho tiempo ahora; el de ser música (canta en una banda) y su otra pasión las relaciones públicas en las que quiere realizarse de aquí en más. «La fotografía es algo que me encanta. No solo es de saber de enfoque, iluminación, técnicas, es cuestión de que te guste, que te apasiones, que quieras ir más allá. De nada te servirá el conocimiento si no miras el mundo con otros ojos distintos a como miran los demás. Debes tener curiosidad por todo lo que te rodea, ver y sentir lo que otros no ven, observar desde perspectivas diferentes, buscar nuevos escenarios y mirar el mundo con enfoque distinto».

“Lo mío hoy es las relaciones públicas. Fui relacionista pública de Emelec durante nueve años y esa fue como mi consagración porque trabajaba en lo mío, en lo que me gusta, en mi profesión y de paso  mi equipo favorito al que amo y como no amarlo si es lo mejor. Aunque ojo, soy profesional, pues también ayudé como parte del equipo a la campaña de presidente de Barcelona de Luis Noboa. En política estuve en las RRPP de las tres campañas políticas de Omar Quintana (+), un gran personaje con quien estuve en sus dos elecciones para concejal y una para diputado, las cuales ganó. Ahora trabajo mucho en relaciones públicas y marketing, asesorando empresas, eso quiero que sea mi futuro. Estoy trabajando en campañas con el médico homeópata Felipe Barriga, Distribuidora Vásquez de Tito y Marjorie Vásquez, con Carlos Andrade en agua Vizana”

“Las relaciones públicas es un campo que me apasiona. Me encanta  gestionar la comunicación, la interacción y la imagen que una persona, organización o institución proyecta a su público. Es fascinante realizar y coordinar  ese conjunto de acciones de comunicación estratégica que deben ser sostenida a lo largo del tiempo, para fortalecer los vínculos con los públicos, a los que hay que escucharlos e  informarles y persuadirlos para lograr consenso, que termine en una fidelidad y apoyo en acciones presentes y futuras. Me encanta esa labor. Eso es hoy lo mío”.  

Noemí ¿ y la música?. “Ah me fascina la música, es otra de mis pasiones, soy amante de los Rolling Stones y tengo mi banda. Me encanta cantar y lo hago. El grupo se llama Nimbóticos, la hacemos cuatro amigos: Óscar Rendón, José Gabriel Anchundia, Carlos Julio Lamota y yo. Nos juntamos a ensayar en el estudio Say No More de Juan Carlos Vergara. Se que es atípico una mujer grande, cantando en una banda, pero eso me hace feliz. Lo disfruto. Es un modo de expresarme, de sentir, de vibrar”

Fuera de cámaras

¿Quién es Noemí Caballero? «¿Quién soy?, no sé. Eso debería decirlo el resto. No soy mediática, no tengo mil millones de amigos, tengo muy pocos, pero muy muy buenos. Soy fiel con mis amigos, soy de buenos amigos, quiero a mi grupo de la iglesia de Los Ceibos a quienes amo: Lucia Meixmell, Luis y Diana San Andrés, Francesco Luca, gente grande, mayores de que yo, personas de 80 años, que son un grupo de fe que me alimenta, como me alimenta mi amiga Sor Elena, una monja que es maestra espiritual. Siempre tuve dos consejeros espirituales el Padre Francisco el Padre Carlos, me confieso, comulgo.  Me conecto con Dios, con oración que es algo que me fortalece y limpia de las malas cosas que hay alrededor y te mantiene contacto con la vida»

«Hago meditación con oración. Meditar es una de las prácticas más útiles que podemos explorar los seres humanos. Nos permite encontrarnos con nosotros mismos y por supuesto puede ser un camino, quizá el mejor y el más directo para mejorar nuestro contacto con Dios. La meditación es lo opuesto a preocuparse, amargarse, sufrir, lamentarse, obsesionarse . La obsesión y la preocupación es muy habitual en la mente humana y nos conecta con nuestros miedos. Muchos tenemos nuestros  pensamientos  y preferimos rumiarlos y  darles vuelta y vuelta . La Meditación  significa abrir nuestra mente y nuestra energía espiritual a la conexión con nuestro yo interior y nuestro poder superior. Siempre estamos conectados con esa fuente, sin embargo, no siempre la percibimos. Para conectarnos con ese ser superior necesitamos relajarnos lo mejor posible y permitirnos conectarnos con nuestra intuición».

Amo el deporte, andar en bicicleta. En una época jugué sóftbol en el equipo Biela y jugué fútbol con mis amigas, hago gimnasia todos los días, practico mucho ciclismo y solía ir  Capeira a hacer trabajo de subida y bajada de lomas. Adoro viajar, ir a Galápagos a San Cristóbal que después de Solymar es mi lugar favorito en el mundo. Me gusta el fútbol. Soy hincha de Peñarol y Emelec, del que mi padre fue gerente. Soy aventurera, amante de la naturaleza, me gusta bucear, nadar, soy muy playera, nací en la playa desde peladita. Amante de la playa, la naturaleza, el viento y la gente sencilla y espontánea”

“Que quien soy? Soy un alma libre, amante de la naturaleza, me gusta meditar, amo mi familia, mi hija Camila, mi madre, mi padre, mi hermana, soy muy familiera. Amo a Jesús que es mi guía y mi luz, tengo fe en él tengo una conexión enorme, sin esa fe no podría salir adelante, esa conexión con tengo con Cristo me ayuda en los momentos difíciles. Amo los árboles, amo subirme a un árbol, estar en contacto con la naturaleza no  puedo estar encerrada, amo la música: Queen, Rolling Stones, Clapton, Silvio, Enio Morricone; amo el cine: » Los intocables», «Cinema Paradiso» y «La Misión. Amo la literatura. Soy una escritora por naturaleza, me encanta escribir, leer, amo los libros Rayuela de Cortázar, El Túnel de Sábato. Me fascina la fotografía, estudié literatura, me estoy dedicando mucho a la fotografía. . Vivo siempre con los pies en la tierra y la mirada en el cielo. Mi hija es mi cable a tierra. Soy idealista, solitaria, soñadora. Soy un muelle, no un puente, un puente se sostiene de dos lados, yo soy un muelle».

Y como un muelle que se afianza cual pilar de roca y concreto, para conectar el agua, el cielo y la tierra, ella es una mujer fuerte que lucha, cree, ama, trabaja, disfruta y destaca en lo que hace por las ganas que le pone, por la fe que la mantiene y porque es un alma libre que nació para ser libre.

]]>
EN CONTACTO CON LOS DÍAS DE GABRIELA DÍAZ https://delado.com.ec/2020/12/06/en-contacto-con-los-dias-de-gabriela-diaz/ Sun, 06 Dec 2020 23:08:13 +0000 https://delado.com.ec/?p=16421 Un repaso por la vida profesional y personal, de Gabriela Díaz, una de las mejores animadoras de la televisión ecuatoriana

Prender la televisión y permitirle que abra la puerta y entre a los hogares a través de la pantalla, y esté en corto y en contacto con uno, es dejar entrar la alegría, la espontaneidad, la buena vibra, la felicidad de vivir que se siente en transmisión a través de las ondas electromagnéticas, como electromagnética es su buena onda que atrae a la risa con un magnetismo especial que solo ella puede manejar. Su informal y extrovertida manera de presentar las noticias de la farándula politiquera nacional e internacional, fue su sello, marcó su estilo y fue su patente. Como patente suya es su carisma. Se apellida Díaz y los días de muchos ecuatorianos son felices gracias a ella. Sí, porque gracias a Gabriela Díaz, Gaby, la televisión ecuatoriana tiene una presentadora de lujo con alta capacidad, gran sensibilidad, suprema jovialidad que refresca la pantalla y que muestra que en Ecuador aún se puede ver buena televisión.

Gabriela Díaz Aragón, nacida en Guayaquil, la segunda hija del matrimonio formado por el abogado Díaz y la ama de casa Ángela Aragón, de profesión Tecnóloga Superior en Comunicación de Televisión, Ventas y Relaciones Públicas, es un personaje del medio televisivo ecuatoriano que maneja como solo ella puede manejar la dualidad profesional marcada en las etapas de su carrera en la que pasó de la jovialidad de ser presentadora de un show de farándula a la sobriedad y madurez de conducir con alegría y sencillez una revista familiar. No hay duda. Ella es un personaje. Las jóvenes estudiantes de televisión sueñan en ser como ella, sus colegas la respetan y las damas de su edad que la ven a través de la pantalla, sueñan también estar como ella. Regia físicamente, lúcida intelectualmente y sólida en su interior gracias a sus altos principios y valores morales y éticos que la hacen única e irrepetible.

Su vida antes de la tele

 “Provengo de una familia corta: papá, mamá, hermana (Mariela) y yo. Los Díaz Aragón. Estudié la primaria en un colegio religioso en el cual me negaron la matrícula porque era muy relajosa. Siempre me quejaba a las Monjas de porque no dejaban entrar a mis compañeras a clase, cuando antes se podía no permitir entrar al aula cuando se debían pensiones. En realidad eso me molestaba  desde chiquita, así que me tuve que cambiar de colegio. Además estudié música en el conservatorio Antonio Neumane e hice algunos talleres de expresión corporal cuando era chiquita. Siempre me sentí atraída por el mundo de la televisión, desde niña ya sentía que eso era lo que quería ser y soñaba con trabajar en televisión. Siempre fui extrovertida y amiguera y siempre era como el alma de las fiestas familiares. Cada vez que teníamos un cumpleaños mi familia sabía que yo iba a terminar animando la fiesta. Tengo muchos tíos, primos, así que la fiesta era muy grande y ya allí, jugaba a ser productora y conductora de concursos. Recuerdo que los dividía por equipos de primos y tíos y hacía juegos en que yo era la animadora. Además de eso, también jugaba a que tenía mi programa de televisión y sentaba a toda mi familia en la sala para que sea mi público. La verdad que tuve una infancia muy linda, muy querida»

«Obviamente que cuando uno crece la extraña. La simplicidad de la vida estaba en pequeñas cosa.  Tengo una familia muy linda, muy unida. El carisma que tengo lo heredé de mis padres. Mi papá es un abogado, un hombre formal de temple inquebrantable, mi mamá es una feliz ama de casa que disfrutaba  del cariño y las travesuras hijos como hoy lo hace con sus nietos. Yo soy muy pegada a ella, desde niña tuve detalles con ella como eso de llevarle flores. Lo hago desde los 12 años. Todo empezó cuando acompañaba a unas amigas a comprar flores para sus madres al cementerio y desde ahí empecé a llevarle flores a ella, algo que le encanta. Mis padres han sido mi ejemplo de familia sólida. Desde chiquita este tema de  haber estudiado en un colegio religioso y que mi abuela paterna, sea  muy muy católica, me marcó mucho una devoción por la Virgen, los Santos, por mi religión y me hizo una niña de fe que  al pasar por la vida me ha servido para batallar guerras que he tenido que lidiar”.

Su carrera

Ese sueño infantil que la llevaba a jugar a la televisión en su casa con sus familiares, empezó a tener viso de realidad en la adolescencia cuando graduada de bachiller quiso estudiar comunicación. Pero antes de ello, tuvo que superar la disconformidad paterna. “Yo siempre estuve marcada por ese tema de trabajar en el área de la comunicación de la televisión, pero mi papá al principio, como que no estaba muy de acuerdo. Como él es abogado, quería que yo sea abogada (mi hermana lo es) .Hasta que un día le dije: bueno voy a ser abogada pero si soy una fracasada es tu culpa. Entonces mi mamá me comenta que se fueron a solas  con mi papá a conversar del tema y el accedió a que yo entre al área de la comunicación”

Así, superado ese escollo inicial, Gaby que se salió con la suya, ingresó al Instituto Superior de Estudios de Televisión  (ITV) en el que estudió tres años y se graduó de Tecnóloga Superior en Comunicación de Televisión, Ventas y Relaciones Públicas. Justo esa estancia universitaria como parte de su formación educativa, fue la llevó a su primera experiencia televisiva, que como casi siempre ocurre en estos casos, es llevada por la casualidad y esas cosas del destino. La historia ella mismo la cuenta: “Para poder graduarme tenía que hacer prácticas y yo las estaba haciendo en Canal Satelital desde que tenía 17 años, hasta que un día del 2003 cuando tenía 20 años, un camarógrafo amigo me dijo que en Cable Deportes (CD7) estaban haciendo casting y requiriendo pasantes para un magacín denominado Vida Actual que conducían Carla Sala y Marcelo Cornejo. Fui hice el casting y me quedé ahí»

«Recuerdo tanto que mi primer reportaje fue una exposición de arte en el Teatro Centro de Arte. Yo hacía reportajes de vida, salud y moda. Ingresé a prueba por tres meses, como reportera y después de ese tiempo me contrataron para que siguiera de planta en el canal. Al principio solo me reconocían el almuerzo no había paga, pero no me importaba, mi deseo era estar allí, aprender y forjarme un camino. Tanto fue así que enraba al canal a las seis de la mañana y salía a las doce de la noche, incluso los fines de semana. La verdad yo buscaba hacerme imprescindible para quedarme. Gracias a Dios me acoplé bien con todo el equipo de cable: productores, camarógrafos, con todos y pude, hacer un buen trabajo. Fui todóloga y hacía de todo. En ocasiones hacía de productora, tenía que conseguir entrevistados, editar mis notas, escribir los libretos para mis reportajes, etcétera. Eso me sirvió de escuela y aprendí mucho lo cual me ha servido bastante en mi carrera. Mis compañeros y colegas eran Pancho Molestina, Mariela Viteri, entre otros. Era un canal pequeño pero con buenos talentos.  Estuve allí año y medio y fue una gran experiencia”.

Empieza el ascenso

Pero Gaby estaba para más y la gran oportunidad tenía que llegar y llegó como regalo navideño en diciembre de 2005 cuando con 22 años de edad, pasó de la televisión por cable pasó  a la TV abierta y llegó a Teleamazonas en el que estuvo 15 años de su vida hasta el año anterior (2019). “Al inicio entré como reportera de noticias. Hasta que  vino la gran oportunidad de estar al frente de En Corto, un programa de caricatura política que vino a mi vida y que se quedó  en  mi vida profesional por 15 años. En ese lapso tuve a mi haber proyectos como Pequeños Gigantes, Bailamos (foto), La Mañana junto a ti y La Plena, que fue un programa de farándula que hice con mi ahora esposo Carlos Luis Andrade. También tuve la oportunidad de irme como representante de Teleamazonas a Miami a Univision para estar frente al programa reality Protagonistas y allí fui remplazo de Ernesto Laguardia durante os programas para toda América Latina”

Y si su gran programa fue En Corto, no podía ser  tan en corto el resumen de una carrera tan extensa, como pródiga que merece ser contada con detalles. Y ella que no se reúsa a hablar, cuenta la historia de su historia en el denominado Lindo Canal. Historia que se inicia así en 2005: “Luego de estar casi dos años en Cable sentí que debía estar en un canal de señal abierta. Un día, Freddy Bejarano mi  camarógrafo de toda la vida en CD7, me contó que estaban haciendo casting en Teleamazonas  para ser reportera de ‘En Corto’. Me hice una sesión de fotos y mandé mi carpeta con mi currículum sin ninguna recomendación. Luego me llamaron para hacer el casting y lo hice. Y mire lo que es la vida, aunque le sorprenda lo que le voy a decir. ¿Qué cree? Me dijeron que no tenía la chispa para hacer ‘En Corto’ sino para noticias. Así que fui a noticias e ingresé como reportera a un programa muevo que estrenaba la estación, el matinal ‘De 9 a 10’ un espacio informativo que conducían Luis Antonio Ruiz y María José de Lucca y que se inició un 2 de enero de 2006. El contenido era comunitario, y daba énfasis a las denuncias de la ciudadanía, aunque también se trataban temas nacionales de coyuntura”

En Corto

A partir de allí, Gabriela tuvo una larga trayectoria en la que simultáneamente estuvo en varios programas y tuvo algunos cambios. En 2006, poco tiempo después de estar de reportera, le llegó la oportunidad de llegar al programa por el que quiso ir a Teleamazonas: En Corto que fue su propósito inicial cuando mandó su carpeta a la estación y al que llegó por merecimientos. En Corto es un espacio de información de caricatura política y farándula, que nació a mediados de mayo de 2003 como segmento del noticiero 24 Horas y cuya primera conductora Samantha Dorfflinger, falleció tempranamente en un accidente de tránsito en 2004. Ante ese hecho lamentable, los productores del espacio decidieron suspender las transmisiones por un corto período pues consideraron inapropiado reemplazarla de manera inmediata. Luego llegó la cubana-ecuatoriana Kirenia «Kiky» Pérez, y poco después lo hacía Gabriela, que tuvo un largo ciclo en su vida y que la acompañaron por catorce años.

“En Corto es muy especial para mí. Yo quise entrar al canal por ese programa pero me mandaron a Noticias y a partir de allí me esforcé por ganarme el espacio y demostrar mis capacidades, hasta que al final un día se dio. En Corto, es como mi hijo y lo digo con toda la humildad. Cuando empecé a hacerlo me impusieron un estilo. Me dijeron tienes que usar vestidos cortos, minifaldas, cruzar las piernas y hablar de una manera sexy. Incluso hasta hubo la posibilidad de que me retiren del espacio porque no estaba cumpliendo con el rating, pero pedí una oportunidad porque esto me había costado y no quería irme como una perdedora, quería demostrar mi capacidad,  pero sin que me impongan un estilo. Fue la última carta que me jugué. Así empecé a ser yo misma, jugaba más con la cámara, y ahí fue otra historia. Marqué un estilo para el programa pues no leía el telepronter, sino que usaba mis propias palabras”.

“En Corto fue al inicio un pequeño segmento que combinaba ingeniosamente las actividades de los protagonistas políticos, con el humor cotidiano. Pero el segmento  se ganó su espacio y se hizo programa. Su formato era de una sátira y una caricatura política. Al principio la gente pensaba En Corto era un sección de farándula por toda la ola de programas de ese tipo que fueron saliendo, pero En Corto marcó diferencia e impuso su formato, pues reportaba lo que pasa en el ámbito nacional a nuestro estilo. Allí no se decía nada de una presentadora que se peleó con su pareja o cosas así. Nosotros estábamos tras el político para que de él salga de una forma humorística lo que está pasando en el país. Yo creo que de broma en broma le fuimos sacando la verdad. En corto es mi vida. Es el programa que me lo ha dado todo, que me vio crecer, que me vio enamorarme, convertirme en madre, que me vio derrotada, pero que me dio las fuerzas para levantarme y volver a sonreír porque el público se lo merecía”.

Otros programas

Como escribimos al inicio, Gabriela tuvo en Teleamazonas varios cambios y varios programas simultáneos. Así paralelo a En Corto en 2007, dejó el reporterismo y tuvo por primera vez la oportunidad de ser conductora y pasó a La Plena que es uno los programas más especiales para Gabriela pues además de trabajo le brindó amor pues ahí conoció a quien hoy es su esposo, el presentador Carlos Luis Andrade, con quien condujo el programa.  “Cuando dejé el reporterismo hice ‘La Plena’ que era un programa de farándula. Allí trabajé con Carlos Luis y nos fue bien. Éramos una buena dupla. Hay que saber separar lo personal de lo laboral y ser profesional. No se me ha hizo complicado”.

En agosto de 2008 Gabriela, sin dejar En Corto, tuvo dos retos televisivos pues volvió a De Nueve a Diez, a la par que se estrenaba en un nuevo programa: “La Mañana junto a ti”. En el primero, esta vez ya no fue como reportera, sino como conductora en remplazo de Julie Vidaurreta, una de las varias presentadoras que pasaron por programa como María José De Lucca, María Mercedes Cuesta, Verónica Coronel  y Elsy Vallarino, con quien compartió la conducción al igual que con Luis Antonio Ruiz. “La Mañana junto a ti”, fue un programa matinal de dos horas, transmitido de lunes a viernes de 10 a 12h00 que se transmitía independientemente con distintos animadores en Guayaquil y Quito y que buscaba conquistar a la audiencia de las amas de casa. Aquí compartió roles de conducción junto a Frank Palomeque, Verónica Coronel, Julie Vidaurreta y Diana León que tenían el apoyo de los reporteros Juan Fernando Rojas, Miriam Pillajo y Luis Prado. 

“La Mañana Junto a ti, era una revista familiar que trataba temas cotidianos e informativos y cuyo objetivo era mostrar un espacio renovado en el que el público tenga participación. La idea era que los televidentes tengan con esta revista variedad y positivismo para hacer sus actividades del día. El espacio tenía distintos segmentos como resúmenes informativos y reportajes insólitos urbanos, espacios de ayuda social como una ventana a la calle en la que el ciudadano común podía expresarse, opinar y promocionar sus habilidades laborales en el caso de ser desempleado, escuela para padres y un espacio que se mostraba perfiles de mujeres que  han conseguido sacar adelante una familia. Además había otros segmentos varios como concursos con paneles interactivos, espacios en el que coreógrafos enseñaban técnicas de baile, tendencias de moda, tips  para vestir bien, cuidados para niños y mascotas. Incluso el programa de farándula ‘La plena’ se convirtió en un espacio dentro de esta revista. Lo que más me gustaba de este programa era que los conductores planteábamos un tema que surgía en ese momento y en una especie de mesa redonda, debatamos ese tema interactuando con llamadas de los televidentes. Así mostrábamos un show en el estudio que no se basaba solo en reportajes”.

Además Gabriela y su esposo, han incursionado en las plataformas digitales y tienen en la red social Facebook,  un programa de entrevistas informal llamado ‘Los Andrade Díaz’

Experiencia internacional

Pero si En Corto fue su gran hit en Teleamazonas, y por el que la gente la recuerda, no fue el único en el programa que estuvo. Así por ejemplo, en 2011 entre octubre y diciembre estuvo tres meses en Miami como corresponsal de su estación televisora en un reality internacional llamado Protagonistas de Univisión. “Mi presencia se dio por un acuerdo con la cadena Univisión que hacía ese programa todos los años, con protagonistas de la música y de las telenovelas. Pero justo esa temporada querían hacer un reality más completo: buscar la próxima estrella, que cante que baile para que sea la protagonista de una de sus telenovelas. Mi canal tenía que enviar una corresponsal para nacionalizar ese producto internacional. Me llamaron un día, me dijeron que tenían este proyecto que era en Miami por tres meses, y que no tenía opción. Simplemente tenía que agarrar mis maletas e irme porque el canal pensaba que yo era la persona indicada para ese proyecto y así me fui. Fue una experiencia linda, pude compartir con grandes figuras como Laura Zapata, Gloria Trevi, Elvis Crespo, Adal Ramones, el dúo venezolano Chino & Nacho, gente importante. Fueron tres meses de mucho aprendizaje, de conocer y aprender otra manera de hacer televisión. A diario yo tenía que mandar material para Ecuador y si iba un cantante, actor o actriz a visitar a los participantes, los entrevistaba para mandarlo al programa. El programa tuvo buena aceptación. En Ecuador se transmitió en horario estelar, sólo con una semana de retraso. Yo lo conducía diariamente para mi país pero un día, faltó el conductor para la transmisión en Miami, Ernesto La Guardia y me pidieron que lo remplace. Así salí para todos los países de Latinoamérica. Mi mayor logro y del cual me siento  muy orgullosa es de haber conseguido la exclusiva con Antonio Banderas para el Ecuador, cuando ni siquiera la cadena Univisión pudo entrevistarlo”

Pero su estancia en Miami, tuvo su costo y familiera como es a Gabriela, le costó la ausencia de su familia compuesta por entonces, por su esposo y su primera hija. Yo vivía en un apartamento en Brickell que el canal nos puso a la productora Ana Gaby Martínez y a mí. Pero vivir lejos de mi familia fue terrible. Felizmente Carlos Luis es un gran hombre, un gran esposo y se portó maravillosamente bien, siendo muy responsable de todo en mi ausencia, pero estar tres meses sin ver a mi hija fue muy muy  duro. Él fue una vez a visitarme pero la niña no pudo viajar. Cuando volví la encontré más grande, hablando todo. No quisiera volver a separarme de ellos, si algún día se da un proyecto así me llevo a mi familia en la maleta. Pero sola no me voy”

Al año siguiente de su experiencia internacional (2012) Gabriela siguió con su carrera ascendente y atareada, pues aparte de su programa, también estuvo en el Noticiero 24 Horas, lo que le demandó vivir una agitada vida profesional. “Mi día se iniciaba con el noticiero de 8 a 9 de la mañana, luego continuaba con la realización de un reportaje diario para En Corto. Paralelo a ellos hacía radio y de 12 a 1 me iba a mí programa en Radio Centro que lo hacía con Pierina Uribe. Luego regresaba al canal para salir al aire en En Corto. Recién pasadas las tres de la tarde volvía a casa para atender a mi familia y ocuparme de mis cosas”.

Gabriela es una de las mejores presentadoras del país con una carrera reconocida y es también una de las que mejor ha sabido manejar la “fama”, sin ser centro de escándalos faranduleros, a pesar de haber estado inmersa en la farándula, gracias a que ha sabido manejar con corrección su vida privada y que ha sabido mantener una buena relación con el público, pese a ello no ha estado exento de críticas, las más comunes que no habla sino que grita y que no se ciñe a un libreto. “Yo no funciono con un libreto establecido. Yo soy cien por ciento, improvisación y nunca tuve problemas por eso. En Teleamazonas por ejemplo, pese al formato del programa de En Corto, que era de sátira política, jamás los directivos me pidieron  que me calme o que no haga algo y es porque siempre supe manejar ese humor con respeto. Y sí, al inicio gritaba. En mis inicios en Cable lo hacía mucho y siempre dije que es algo que me encantaría dejar de hacer, al final con los años se va mejorando y me costó bastante, es que asociaba la alegría con el griterío. Fueron tantos años gritando que hasta me estaba quedando sorda. Las críticas siempre serán bienvenidas siempre y cuando vengan con respeto. Yo me manejo bien ante las críticas porque tengo el control de mis emociones y de mi vulnerabilidad. La mejor forma de desarmar las intenciones de las críticas negativas es respondiendo en el sentido contrario a la ofensa. Respondiendo con amor y empatía. Así  se tratan las frustraciones del medio. Yo decreto que soy feliz y que eso se nota en pantalla”.

Más allá de las críticas, Gabriela cumplió su sueño. Llegó a ser presentadora, y de las mejores, pero en una paradoja de la vida, pese a que desde niña soñaba con la televisión, confiesa que no se imaginó que un día lo sería: “Aunque lo haya soñado o no me lo crean,  jamás pensé llegar a ser presentadora, o estar a donde hoy estoy. Yo veía a las presentadoras y no me imaginaba lo que vivo ahora y que sería así. Para lograrlo he debido trabajar muy duro y hacer bastante sacrificio. He tenido momentos hermosos y otros de mucha amargura pero al final el esfuerzo tiene sus frutos. La verdad es que todos estos largos casi 30 años de carrera se me han pasado volando, creo que se debe a que disfruto tanto lo que hago, que ni me doy cuenta de todo este tiempo transcurrido”.

Y en otra de las paradojas de su carrera, Gabriela a pesar de tener el título de tecnóloga superior en Comunicación, no se considera una comunicadora social, sino una presentadora. “No soy periodista, soy presentadora de televisión, pero serlo requiere de  mucha responsabilidad. Todos los días, la gente que me ve me dice que hago parte de sus familias, y eso algo hermoso y de gran responsabilidad que no puedes tomar a la ligera.”.

Y aunque no se crea periodista ha estado en varios ámbitos de la comunicación, pues además de televisión, ha hecho radio, a la que llegó por su popularidad de En Corto. Así, en 2011 se la escuchó en Conectados con Pierina Uribe que se transmitía a medio día,  luego en 2014 en  “Entre santos y pecadores”, un programa de la tarde de Forever Radio, también con Pierina Uribe que luego salió y entró Liz Valarezo y después en otro programa Tres En Raya de I 99 con la misma Liz y Bianca Salame. “La radio es totalmente descomplicada, no importa si estás elegantemente vestida, producida, maquillada o peinada, no. Allí no tienes la presión de la imagen, como sucede en televisión. En la radio una imagina a los oyentes en su oficina, en su casa o en su carro, manejando, riéndose de lo que comento. Y es que de eso se trata, de hacerles la vida más entretenida  y divertida. Tengo una anécdota chistosa de mi paso radial. Una vez  una señora me dijo ‘usted es la chica de la radio’, sin asociarme con la tele. La radio cambió, ya pasó la época en que el locutor era formal y ceremonioso. El público prefiere escuchar a personas naturales, sencillas, sin poses, que se muestren tal y como son”.

Ya sea en televisión y en radio, Gabriela ha disfrutado de su profesión y atesora todas las anécdotas vividas como aquellas de haber podido conocer y habar con personalidades como el Príncipe Carlos, actores como Antonio Banderas y Laura Zapata, músicos como Gloria Trevi o las grupos Camila. “La televisión me ha dado todo, incluyendo mi profesión y mi matrimonio. Es mi vida y estoy agradecida con ella, por eso le doy lo mejor de mí. Las anécdotas y las experiencias se recuerda con cariño porque son peldaños que se escala en su vida profesional. Siempre viene algo nuevo, como ahora que estoy entrevistando a los actores de las novelas turcas de Ecuavisa”

Nuevos rumbos, nueva casa

El 25 de octubre del 2019, en una emotiva despedida al aire brindada por sus compañeros y luego de 14 años, 10 meses como conductora del segmento En Corto dejó Teleamazonas para asumir un nuevo reto y pasar a Ecuavisa al programa matinal En Contacto.

“Terminar una etapa de mi vida fue una mezcla de sentimientos que iban de la tristeza de dejar atrás un lugar querido a la alegría y entusiasmo por asumir un nuevo reto. Desde hace un tiempo atrás yo ya venía sintiendo el impulso de salir de mi zona de confort y hacer algo más grande y de mayor impacto, algo que En Corto, no me lo permitía porque tenía, otro concepto: el de la farándula politiquera. Así, llegó Ecuavisa, canal que me dio la oportunidad de estar en En Contacto, un magacín familiar totalmente diferente de lo que venía haciendo. Estoy muy contenta del cambio y es algo que venía buscando hace mucho tiempo, por este tema de la madurez profesional».

«Yo ya quería algo que llegue a la familia y mostrarme como lo que soy: mujer, esposa, mamá, ama de casa. Una mujer de casi 40 años que ama el ejercicio, que ama estar con su familia, que ama el tema de construir familia sana, que se preocupa por el bienestar de su familia,  por la economía, por la  salud  y ahora lo hago y lo gozo mucho con un equipo maravilloso. Quiero darle un poco de frescura al programa, deseo recuperar ese contenido familiar. Siempre pensaba en que no quería dejar la televisión un día, sin transmitir al  público algo de mi estilo de vida y mi experiencia familiar, yo deseaba entregarle más al público, que conozcan a la verdadera Gaby, que como todas las personas de este mundo, las que estamos en pantalla y las que no, que he tenido que bregar duro para superar adversidades y salir adelante”

Como todo en su vida, las situaciones importantes, Gabriela las consulta en familia. Esta no fue la excepción. Ella cuenta la historia: “Esta decisión fue consultada en familia con mi esposo, quien es mi consejero. Él siempre me motiva  a volar,  a tomar decisiones pensando en mis  sueños. Me impulsa a experimentar cosas nuevas. Él me dijo que debía pensar racionalmente para no equivocarme en mis decisiones sobre los próximos pasos a dar en mi carrera, me advirtió que dejar Teleamazonas podía ser difícil, pero que era hora de iniciar un nuevo ciclo”.

Ciclo que un día se iba a dar algún rato, porque como lo confiesa, ya Ecuavisa la venía buscando desde hace bastante tiempo atrás.  Alguna vez en 2010 la llamaron para el programa Así Somos, sin llegar a un acuerdo.  “La producción de  Ecuavisa  ya me había realizado antes tres propuestas, para formar parte de parte del equipo. Creo que ellos vieron  en mí a la madre jovial que  ha mantenido su hogar al margen de escándalos faranduleros y televisivos. Les interesó esa madre  positiva, que siempre ve el lado amable y positivo a las cosas y las situaciones, pese a los momentos duros que se pueda vivir, vieron esa comunicadora  que cuenta con credibilidad. Pero, sobre todo,  se fijaron en la mujer alegre que no tiene temor a hacer el ridículo. Yo  si tiene que bailar o cantar lo hago sin tapujos”.

Momentos duros

Como todos, Gaby ha vivido momentos duros, muy duros. Uno de ellos fue hace siete años (2013) cuando ya siendo mamá de Polly, perdió su segunda hija (Conny) de días de nacida, debido a causa de una malformación en su corazón. No sería el único golpe. Tras ese terrible dolor, ella volvió a quedar embarazada y nuevamente perdió su hijo, esta vez a los seis meses de gestación. Golpes así, derrumban a cualquiera, incluso a ella, pero fuerte, guerrera, luchadora  y mujer de fe como es, pudo salir adelante, aprendiendo de los golpes que formaron su carácter. “Dios me la fuerza para manejar el dolor y me enseñó que así como hay momentos de dolor y llanto, hay momentos  de reflexión y aprendizaje. Yo no le temo al dolor, siento que me hace más humana. La pérdida de un hijo no se puede ni se podrá superar nunca. Primero perdimos a Conny y luego cuando en mi tercer embarazo, salí embarazada de Cayetana, no me imaginé que iba a enfrentar el mismo dolor. Quien sabe y quizás no estaba preparada para ser madre nuevamente. Ya han pasado más de siete años de esos dolores y aun duele como si hubiese sido ayer. Pero trato de mantenerme en esa fe que me permitió seguir adelante aceptando las decisiones de Dios”.

La otra Gaby

En corto, quisimos saber de la Gabriela fuera de pantalla, ¿Quién es? ¿Cómo es? “Gabriela Díaz es una mujer de 37 años, me considero una mujer que le gustan las cosas simples de la vida, disfrutar mucho de la sencillez  de las mimas, disfrutar mucho de estar en su casa con su esposo y sus hijos. Una mujer que también le apasiona mucho de la comunicación. Me considero una mujer sensible ante la desigualdad de la vida. Eso es algo que me marca mucho, Me marca mucho ver un niño en la calle, mientras veo a mi hijo y doy gracias que tiene un techo y un pan para llevarse a la boca. Esa desigualdades si me chocan y me tocan bastante el corazón. Todo lo que tenga que ver con niños enfermos. Soy una mujer que cree firmemente en la construcción de la familia con bases firmes, con bases fuertes y me encanta estar en la playa, cada vez que puedo me vuelo a la playa, siento que me conecta con mi esencia. Trato de pasar 24/ 7 con mis hijos allá. Le gusta comer bien. Cocino rico, me sae una cazuela muy buena. Esa soy. Me gusta la vida que he formado, la familia que he formado. De todo lo bueno y malo que he pasado he aprendido muchas cosas. Soy agradecida. He aprendido a vivir con el lema de que mañana puede ser que se acabe todo, que hay que vivir día a día, oero con la responsabilidad que conlleva eso”

¿Cómo es. Que le gusta, que no? “Yo soy de las personas que disfruta de los placeres sencillos, hacer deporte, irse a la playa, tomarse una copa de vino, ir de compras, ir a la peluquería, arreglar la casa, disfrutar de la música ochentera y de las fusiones musicales, dance alternativo, electrónica, cosas así. Me encanta el deporte. Cuando estamos en la playa con Carlos Luis corremos a la orilla del mar y hacemos paddle board (deporte acuático en que parados sobre una tabla se rema con un remo especial); y nadamos en el mar o andamos 40 kilómetros en bicicleta. Siempre buscamos  lugares al aire libre para ejercitarnos y conectarnos con la naturaleza».

«Soy muy amiguera y tengo diferentes grupos de amigos que ido conociendo en diferentes momentos y facetas de la vida. Soy una persona  bendecida por gozar de buena salud, por tener la familia que tengo, por mi estabilidad familiar y laboral y por tener amistades genuinas. Si algo debo pedir es salud, porque con eso se tiene todo. Me quiebra que uno de mis seres queridos se enferme. Tengo mis temores, uno de ellos volver a pasar la pérdida de uno de mis hijos. También tengo mis temas,  soy temática del orden y de la limpieza  y soy obsesiva con tender mi cama apenas me levanto, también la de barrer todos los días la casa. Me gusta la cocina. Me pone de muy mal genio la falta de comunicación y la carencia de empatíaMe molesta mucho la injusticia, la desigualdad y que me quieran ver la cara. Nunca me he  considerado ni bonita ni sexy, soy una mujer simpática que tiene lo suyo”.

En esa vida tras la Tele, lo primero que resalta en ella es su amor por la familia, que es su pasión mayor  y su mayor prioridad.  Sus dos familias, la de sus padres, hermana, sobrinos y demás y la suya propia formada con el también presentador de televisión, Carlos Luis Andrade con quien ha procreado dos hijos: Poly (11) y Joaquín (7), con quienes graba videos con las situaciones cotidianas de familia y lo publican en sus en redes sociales.

 “Mi prioridades es mantener un hogar equilibrado con una base firme y con Carlos Luis lo logramos porque la nuestra es una relación de apoyo mutuo y compartimos todo, las alegrías, las penas, los dolores, las frustraciones, los logros, todo. Somos del mismo medio y eso ha jugado a favor porque aparte que alguna vez trabajamos juntos, conocemos de sobra nuestro trabajo y lo entendemos, de otra forma hubiese sido difícil manejar mi ausencia cuando tuve que irme a otro país a trabajaren un programa. Nuestras carreras han crecido con el apoyo constante de uno al  otro. Aunque confieso que nunca imaginé que el amor de mi vida lo iba a encontrar en la televisión  e iba a dedicarse a lo mismo que yo y a pesar de ello nos ha ido bien porque nos tenemos mucho amor, mucha comprensión y mucha tolerancia.»

«A pesar del ser del medio no queremos exponernos en los medios y como dice el refrán: los trapos sucios se lava en casa. Por aquello de ser del mismo medio, al principio, cuando recién comenzábamos a salir, muchas personas hablaban en contra de nuestra relación, como que no nos tenían fe, más cuando sabían que nos casamos con solo siete meses de enamorados, pero con el tiempo demostramos que somos una buena pareja, con nuestras virtudes y defectos que con una buena. Ya Tenemos 12 años de casados, dos hijos  y vivimos, sufrimos y celebramos todo juntos. Como cualquier matrimonio hay momentos de altibajos, de peleas, pero nada que la madurez, amor, comprensión y respeto no pueda resolverlo. Él me ayudó a ser más consciente y pensante y yo lo ayudé a bajar de peso. Hoy hacemos ejercicio, juntos y ese es nuestro mejor psicólogo”.

“En su solidez familiar, cree que sus padres han sido su principal ejemplo. “Ellos han sido el mejor ejemplo a la hora de criar mis hijos. Mi papá es un hombre recto, de principios sólidos y mi mamá es una mujer muy fuerte que junto a él, lucharon junto a mi padre por sacarnos adelante pese a las dificultades. Los adoro y siempre trato de estar pendiente de ellos, quizá a veces hasta exagero. Ahora, como madre, entiendo más a mi mamá y mi maternidad ha hecho que me sienta más ligado a ella”.

Y mientras tanto Gabriela quiere seguir ligada a la vida por lo que estudia a distancia en la universidad la carrera de arquitectura social. “Soy una arquitecta. Construyo vidas, busco la manera de que los seres humano sean mejores, que tengan claro su propósito y cual es su misión en la vida”

Y la misión de la vida de ella, ha sido y es triunfar, ser feliz, ser buen ser humano, querer y ser querida, tener una vida y una familia maravillosa, una profesión que le ha dado logros y reconocimientos y una vida vivida a plenitud bajo la protección de Dios que le dio el don que ella sea la propia arquitecta de sus Díaz”.

Fotos: Apertura. ecuadornoticias.com; eluniverso.com; nuevamujer.com; Teresa Briones (El Universo); expreso.ec

]]>
LA DAMA DE LA ACTUACIÓN https://delado.com.ec/2020/11/22/la-dama-de-la-actuacion/ Sun, 22 Nov 2020 20:55:21 +0000 https://delado.com.ec/?p=15933 Un recorrido por la vida actoral de la primera actriz, Martha Ontaneda, un nombre de palabras mayores en el arte nacional

Si algo distingue a la Dama de la Actuación, es su altísima capacidad histriónica en el campo actoral. Tiene un talento innato y una maestría envidiable para caracterizar sus personajes en la manera de manejar sus emociones y su afectividad. Puede pasar de la risa al llanto con gran ductilidad para representar emociones rápidamente cambiantes y está en sus venas y corre por su sangre el don para hacer reír o conmover al público. Usted puede verla con la misma solvencia en un drama que en una comedia. Tiene el don de hacerse odiar en su papel de villana como el de Marcia Wright de Campos-Herrera en la telenovela de El Cholito, o Lucrecia viuda de Plaza en Tres Familias y actualmente como la abuela de Fernanda, en Sí Se Puede, en el que se muestra una mujer prepotente, clasista, arrogante, despectiva, despiadada; como puede amarla y reír junto a ella como Lupita, la amorosa madre del “Panzón Pata Flaca” y suegra de la “Mofle” en la comedia La Pareja Feliz, que la mostró como una mujer con el humor a flor de piel. Esa ductilidad hace de Martha Ontaneda, una de las mejores primeras actrices del país y en un nombre que debe escribirse con mayúsculas por su larga y afamada trayectoria de más de 35 años en el mundo del espectáculo, en el que sobresale tanto en los tablados de un teatro como a través de la cámara de la televisión.

Hoy como siempre, su nombre está en boga, su imagen, vigente y puede verla todas las noches de lunes a viernes por dos horas seguidas en dos producciones que transmite Ecuavisa: la actual Si Se Puede a las 22h00 y enseguida, una hora después en Tres Familias, que se está reprisando nuevamente. En ambas, Martha luce como siempre. Es que ella nació para el arte en el que es actriz, productora, directora de teatro y un personaje respetado y admirado.

Su vida antes de la tele

Martha, “guayaquileña madera de guerrero”, hija de los médicos cirujanos odontólogos, el lojano Miguel Ángel Ontaneda (+) y la primera odontóloga del país, Colombia Miranda (+) y madre de Estefanía, Andrea y Denisse, es una mujer multifacética que disfruta su vida a plenitud, lo hizo desde niña cuando a los 10 años disfrutaba de vivir en el campamento minero de los ingleses en la tranquila y apacible Ancón, parroquia de Santa Elena y lo hace hoy que goza de experiencia y sabiduría, cuando en su casa, disfruta de un buen libro o de la unidad familiar.

“Mi infancia fue hermosa. No la olvido nunca. Mi padre tenía un dispensario médico en Ancón cuando era de los ingleses, ahí crecí y fui la niña más feliz del mundo, soñaba y actuaba desde que tengo uso de razón, alegre, inquieta, bailarina, deportista. Fue una época de libertad total, esa libertad que daba Ancón, un pueblo apacible de nuestras costas, que fue la primera ciudad petrolera del país y en el que estaba el campo minero Anglo Oilfield Limited Company. Mi padre que era médico atendía a los trabajadores esa empresa inglesa. El campamento, era como lo que son hoy las urbanizaciones cerradas, solo que allí todos se conocían. La arquitectura era hermosa con sus casas de madera al estilo inglés que tenían energía eléctrica y las cocinas funcionaban con gas subterráneo, a diferencia de las que por entonces había en las ciudades que funcionaban con queroseno. Allí yo andaba en bicicleta sin que mis padres tuvieran que preocuparse por mi seguridad, como sucedía cuando estábamos en nuestra casa de Guayaquil, en las calles 10 de Agosto y El Morro, donde nunca me dejaban salir a la calle a jugar. Nací, crecí y viví  en el Centro en Diez de Agosto y Morro. Luego nos cambiamos al edificio que construyeron los Miranda Robalino en 10 de agosto y García Avilés, donde mi madre y mi tío Fidel Miranda Robalino (ginecólolo) tenían también su consultorio. Tenía sus ventajas vivir en el Centro”

Ya a esa edad (10 años), Martha, sentía inclinación por el arte y la cultura pues su padre todas las semanas le compraba revistas para que leyera. El incentivo sirvió y que tal su gusto por la lectura, que ella mismo a los once años, le pidió le compre el libro El Quijote de la Mancha, un clásico universal de la literatura del español de Miguel de Cervantes Saavedra. “A medida que pasaba el tiempo pasaba, mi gusto por la lectura y todo lo relacionado con el arte era cada vez más intenso. Mi madre, que era una mujer muy culta, fue mi gran inspiración, porque ella escribía, además que le encantaba leer poesía que además, las escribía. “Mi papá era cuentacuentos, de él aprendí dicción, pero con esto del teatro se nace, no solo hay que estudiarlo. Ya a los 12 yo tenía mi primera relación con la actuación, cuando con mi primo Jorge Miranda, armábamos shows en los que imitábamos a todos los miembros de la familia para que se murieran de la risa. Allí descubrí que el actor es un imitador que tiene diferentes facetas y cualidades”.

Esa pasión por la imitación, le trajo sus primeros “problemas”, pues ya en la secundaria cuando estudiaba en el colegio religioso María Auxiliadora, imitaba a las monjas, que no pudieron soportar la gracia juvenil,  y le negaron la matrícula del siguiente año escolar.  “Yo estudié desde preparatoria hasta segundo curso en el María Auxiliadora, pero nada de eso valió para que las monjas no me boten por imitarlas y bromear constantemente. Era muy inquieta. Indomable, Hasta ahora dicen que soy así”. En tercer curso pasó al colegio Americano, en el que otra de sus pasiones: el amor por las mascotas, también le trajo “problemas”. “Yo dejaba pasar a las aulas a perritos por lo que me pidieron no volver y terminé graduándome en el Urdesa School”

Luego de graduarse de bachiller, Martha estudió Secretariado Bilingüe y trabajó en la Empresa Eléctrica de Guayaquil, pero su pasión era el arte por lo que se daba tiempo para asistir a eventos culturales que se realizaban en Guayaquil, como las operetas que se presentaban en los teatros Olmedo o Nueve de Octubre. También tenía por costumbre, acudir a  las iglesias San Francisco, Catedral o María Auxiliadora que ofrecían conciertos que ella los grababa. Y si bien, su pasión era el arte, su papel en la vida real, decía que debía “actuar” de persona productiva, por lo que Martha en diferentes etapas de su vida se involucró en la vida laboral y así como lo hace en las tablas o en la pantalla, tuvo una vida trabajadora camaleónica, pues hizo un poco de todo, siendo secretaria, vendedora de seguros, importadora, conductora de expreso escolar, entre otras actividades.

“Luego de graduarme como secretaria bilingüe, trabajé en la Empresa Eléctrica de Guayaquil. Fui secretaria de uno de los gerentes, don Carlos Rodríguez, y del coronel Jaime Solórzano. Fue muy bueno empezar en una empresa en la que se respetaba a los empleados y mis jefes fueron unos caballeros a carta cabal. Ellos me enseñaron a perder el temor propio de un aprendiz, con educación y cariño. Cuando pasaron los años me casé con el padre de mis tres hijas y me fui a vivir a Urdesa por 40 años. Me divorcié seis años después. Cuando me divorcié me quede con tres niñas. Como madre soltera, tenía que trabajar porque desgraciadamente su padre no era muy generoso por así decirlo. Siempre trabajé, quizá con premura, pero siempre con decencia y honestidad. Hice de todo trabajo en el buen decir. Los que me conocen desde aquella época lo saben que me desviví trabajando para ellas. Hice transporte escolar durante 15 años en una furgoneta muy grande. Madrugaba desde las cinco de la maña para poder empezar. Es por eso que ahora detesto despertarme temprano. Prometí no hacerlo más. Solo cuando tengo que grabar o ensayar lo hago. Además, trabajé vendiendo seguros, bienes raíces, candados multilocks para vehículos, comida etc. en todo lo que podía emprendía. También mportaba juguetes de Estados Unidos, lo que dejé cuando los precios empezaron a subir. Durante siete años entre 2000 y 2007 tuve una creperie (restaurante francés) en Salinas llamada Chocolat & Crepes».

«Me siento feliz y orgullosa de haber sacado adelante a mis hijas. Son buenas hijas sanas y educadas. Tengo de una de ellas (Denisse), la intermedia, tres maravillosos nietos, dos mujeres y un varón (Valentina, Alexa y Juan Andrés Abad Armijos). Los adoro y me alegro tanto de que gocen a su padre y madre y que sobretodo su mami tenga el tiempo para estar con ellos que no tuve yo. Porque a mí me tocaba trabajar o no comíamos. Así de sencillo. Mi tristeza es que por trabajar no tuve más tiempo para estar con mis hijas pero no podía hacer otra cosa: o trabajaba o no comíamos. Hay que producir porque lamentablemente, en este país del teatro no vive nadie. Estuve sola mucho tiempo y Dios y la vida me pusieron un compañero (Roberto Mastalir Divisek,) con el cual en el año 1993 me casé nuevamente, siendo mi complemento por su carácter tranquilo y científico”.

Su vida en el arte

Sus experiencias previas en las actuaciones familiares y colegiales, la  influencia de sus padres por el mundo de la cultura, y su amor por el arte hicieron que Martha se vuelque al mundo del espectáculo. Así en 1982, empezó a hacer teatro de títeres para niños con el grupo Arcoíris que estudió con Carlos Usher. “Me inicié con un teatro de títeres. Yo aprendí títeres y manejé ese trato de marionetas durante dos años. Fue emocionante, primero porque los construí yo, porque esto usualmente los construye el actor y estar atrás de escena y manejando los títeres, moviendo los hilos, siendo el titiritero y dándole vida a los muñecos, es maravilloso. Trabajar para los niños, que ellos te contesten y que influyan en tu vida es maravilloso”

En eso estaba, cuando dos años después la vida le jugó una mala pasada, que estuvo a punto de alejarla de este mundo para siempre. Felizmente ello no ocurrió y tenemos el privilegio de tener a Martha para engalanar nuestro arte. Ella cuenta esa historia: “En 1985 estuve a punto de morir a causa de un absceso amebiano que estaba encapsulado en el hígado. Fue un milagro que sobreviviera. Mientras dormía escuché la voz de Dios que me dijo que ya no me preocupara más porque estaba curada. Me desperté y le conté a mi mamá lo sucedido y se puso a llorar. Los cinco médicos que me examinaban dijeron que mi enfermedad estaba cediendo”.

No hay duda, no era su hora, o simplemente el Creador no se la quería llevar porque no quería que ella lo imite en el cielo. Pero lo que si fue su hora, fue la de seguir actuando. Así, apenas un año después de ese suceso, en 1986 subió a las tablas del Teatro Experimental Guayaquil con la actriz italo-ecuatoriana, Marina Salvarezza para interpretar el rol protagónico en La casa de Bernarda Alba, escrita por Federico García Lorca. Ese sería en motor de arranque para que luego llegaran más actuaciones en teatro y televisión.

Su primer acercamiento al arte fue en el teatro. Fue en 1986 cuando la siendo suplente de una actriz en la obra teatral, el destino quiso que ella subiera al escenario. “Subí a las tablas por primera vez al ser Bernarda en La casa de Bernarda Alba, de García Lorca, en el 86 y llegué a él como un milagro. La actriz falló y cubrí ese rol, fue memorable y mi vida cambio desde ese momento. Ahí supe definitivamente que mi vida era el teatro.  Teníamos un teatrino en el Centro Comercial Albán Borja de Guayaquil, en el que recibíamos cientos de cursos de actuación, danza, pintura, literatura, dramaturgia, mimo etc.  Esa era mi vida. Y así continúo porque mi matrimonio no lo impidió,  ni mis hijos ni nadie. ”.

A partir de allí, inició una proficua labor de artista de teatro con más de 75 obras teatrales y una veintena de apariciones en televisión, actuando en series, novelas. Programas o comedias como: Valeria (1990-1991), Una Mujer (1991) (foto), Isabela (1992-1993), Ángel o Demonio (1993), Yo Vendo unos ojos negros (2004), El Cholito (2007-2008), La Pareja Feliz (2009 -2012); 3 Familias (2014 -2018) y actualmente es Si Se Puede.  Además actuó en series como Archivos del Destino y De la vida real. “Llevo el mismo tiempo de trabajo en el teatro que en la televisión. Empecé en Ecuavisa, que es el canal en el que más tiempo trabajé. Mi primera producción fue Valeria entre 1990 y 1991”

Valeria su primera aparición en pantalla, fue una telenovela ecuatoriana juvenil, escrita por Proyectamos TV de Colombia, producida por Silvia Avilés y dirigida por Jorge Guerrero que tuvo 23 episodios y que fue protagonizada por Claudia González como Valeria y Luis Xavier Posada. Allí, Martha tuvo junto a Xavier Pimentel, una participación antagónica. La novela trataba sobre una historia de amor que tenía una brecha entre dos mundos, el de Valeria una emprendedora estudiante de periodismo y Nicolás, un  romántico joven bohemio, que no era bien visto por la familia de la joven.

Entre sus papeles televisivos uno de los más recordados es el de Marcia Wright de Campos-Herrera, que escenificó en la Novela del Cholito (2007-2008), que transmitió Ecuavisa y cuya historia estuvo basada en el exitoso personaje de «El Cholito», interpretado por David Reinoso dentro del programa cómico, dentro del programa cómico Vivos que  a su vez era una parodia del periodista José Delgado. Allí fue la señora de alta sociedad, esposa del dueño de un canal de televisión, que tenía una actitud y un comportamiento, prepotente, arrogante, que subestimaba y ofendía a los que no eran de su clase social y en la que era consentidora de su hijo mayor, mientras no actuaba igual con su hija menor que era ciega. La novela la mostró en toda su dimensión actoral en la que hizo el papel a la perfección, incluso cuando tuvo una locura temporal y escenificaba escenas de una persona que perdió la razón.

Actualmente (2020) Martha, actúa en la más reciente novela de Ecuavisa, «Si Se Puede», basada en la historia de la Selección Ecuatoriana de Fútbol y su clasificación al Mundial Japón – Corea 2002, en la que interpreta el papel de la abuela de Fernanda, la novia del King Delgado. Allí, nuevamente retomó el papel de la dama de alta sociedad, mujer refinada y fina que menosprecia al nieto de su novia por ser negro.

Mujer de teatro

Martha ha tenido una intensa actividad teatral y ha actuado en decenas de obras, entre las que destacan: La Casa de Bernarda Alba (1986) de Federico García Lorca, la primera obra que protagonizó y que la ha hecho varias veces en diferentes años; Señora Democracia (1987), de Henry Raad; A puerta cerrada (1988), de Jean Paul Sartre; Las cuatro verdades, de Marcel Aymé (1991); Hay que deshacer la casa, de Sebastián Junyet (2002);

En 2006, Martha creó su propia empresa artística OM Producciones con la que montó varias obras. Su primer proyecto como productora y directora fue ‘Ocho mujeres’ (Una ronda de arpías), una adaptación del musical del mismo nombre que dirigió François Ozon y que se basa en el texto teatral de Robert Thomas, adaptada por el guionista guayaquileño Cristian Cortez, que contaba la historia del asesinato de un hombre en las afueras del Guayaquil de los años cincuenta, en las que actuaron  figuras de primer orden del arte ecuatoriano como Totty Rodríguez, Estela Álvarez, Éricka Vélez, Prisca Bustamante, Aurora Valdez, Teresinha Murtinho y Monse Serra. Luego se presentaron obras de calidad en las que además de ser productora, actuó como: Las Damas del Edén (2007), escrita y dirigida por Eduardo Muñoa; Nosotras que nos queremos tanto (2008), dirigida por Antonio Santos (+); Montesco y su señora (2009), de Ramón Arias; Maduritas, macrobióticas y multiorgásmicas (2009 y 2019) (foto), dirigida por  Cristian Cortez

En 2010 estuvo en Hasta que la muerte (Tu madre) nos separe (2010), adaptación de la obra de Remi De Vos, dirigida por Maribel Solines, enla que compartió roles con Darío León y Monserrath Astudillo;  Miss Agua Dulce (2011), escrita por Cristian Cortez (versión libre de una obra centroamericana), dirigida por Maribel Solines. En 2012 estuvo en la comedia Las González, de Hugo Saccoccia, una obra humorística dirigida por Andrés Garzón que cuestiona si las mujeres sesentonas pueden aún tener deseo sexual y ser correspondidas en la que compartió roles con las primeras actrices ecuatorianas Estela Álvarez, Prisca Bustamante y Mélida Villavicencio.

Al año siguiente (2013) estuvo en Cada Loco con su tema (foto) , dirigida y producida por ella con la actuación de Juan José Jaramillo, Denisse Ruiz, Maribel Solines, Martha Ontaneda, Julio Cesar Andrade, Giovanna Andrade y Osvaldo Segura. ¿Qué está haciendo el Lobo? (Caperucita un espectáculo feroz) (2015) del dramaturgo argentino Javier Daulte, dirigida por Carlos Ycaza  en la que hizo el papel de la Abuela Eloísa, compartiendo roles con Alejandro Fajardo como Víctor (el lobo), Verónica Garcés como Silvia (Caperucita) y Montse Serra como Cora (la madre). Este Te es para ti (2015), monólogo basado en un cuento de Sonia Manzano; Amor de Político y Por el placer de volver a verla (2017), una comedia del canadiense Michel Tremblay, bajo la dirección de la también canadiense Anna Fuerstenberg, una pieza teatral es un homenaje a la madre en la que actuó junto a Marcelo Gálvez. 40 Años no es nada (2018), dirigida por Maribel Solines en la que  junto a Marcelo Gálvez. Rosa de dos aromas (2019), del mexicano Emilio Carballido,

Rosa de dos aromas, fue una de sus últimas obras en vivo. Se trata de una historia que narra la situación de dos mujeres de distintas clases sociales  que comparten, sin saberlo, al mismo hombre. En esta comedia que fue dirigida por Maribel Solines, hizo el papel de Gabriela, compartiendo con Miriam Murillo que fue Marlene. “Ambas nos encontramos en la cárcel esperando a un mismo hombre, sin que nosotras lo sepamos. La historia nos lleva a reflexionar sobre problemáticas como la infidelidad y la problemática el machismo y las consecuencias que resultan en el plano moral y económico»

» La infidelidad no es tema que se pueda llevar fácilmente; por ello se dan momentos de tensión en la que  los dimes y diretes se oirán en toda la sala. Los perfiles de ambas son muy distintos. Mi papel es el de una mujer refinada, culta que habla dos idiomas. Mientras Miriam, como Marlene es el contrapunto. Ella es malhablada. En la trama, esta dura realidad del mal marido nos confronta, pero nosotras nos aliamos para sacar ventaja de la situación. Así, decidimos sacar a este hombre de la cárcel y pasan mil cosas”

“Ser productora es muy difícil y agotador por aquello de tocar puertas. No siempre te dicen que sí, son más las veces que te dicen que no. Entonces si te llena de rebeldía porque hay muchas empresas que tienen mucho dinero, pero no para apoyar el arte y te dicen tus obras son lindas, Martha, son hermosas, pero por este momento no podemos darte. Esas son las cosas que a mí me decepcionan. Los inicios fueron muy duros, ahora la empresa privada está empezando a apoyar, están entendiendo que la cultura es importante en el país. Los actores de mi edad hemos sido los pioneros en esto y hemos luchado, hemos sufrido, hemos puesto de nuestro dinero y hemos literalmente hecho teatro por amor al arte. No tenemos ganancia. Los que creen que se gana mucho, no es así o son los que tienen teatro. Aquí no se puede vivir del arte. Eso te lo puedo asegurar. En esta profesión nunca se tiene grandes aspiraciones monetarias. Hay muy poco o nulo apoyo gubernamental, por ello es importante el apoyo de la empresa privada y los fondos municipales. Pero así es difícil producir”

Anécdotas

Su vida teatral, le ha dado muchas anécdotas que sería necesario un libro de varios tomos para contarlas, pero ella recuerda dos en especial: “Anécdotas hay tantas que tendría que anotar para recordarlas. Hace años haciendo La Casa de Bernarda Alba, Prisca Bustamante entró a escena con rizadores puestos en el cerquillo. Casi me muero, no sabía cómo decirle, creo que se dio cuenta por mi mirada y salió y se los saco y volvió a entrar. En otra ocasión con Antonio Santos que en paz descanse, estábamos en Ambato y tenía que caminar desde la entrada hasta cierto lugar designado, me puse los zapatos y estaban equivocados, eran negros iguales pero el uno no tenía taco. Imagínate no sé cómo caminé. Cuando en escena tenemos que improvisar y no podemos contener la risa, es horrible los segundos parecen siglos. O cuando te atoras al tomar agua etc. en fin. Cada noche es una función distinta. Eso es lo maravilloso del teatro Es como un río, nada es igual.

Su ahora teatral

Acorde a los tiempos y debido a la etapa de distanciamiento que vivimos por la enfermedad que actualmente azota al mundo, hoy Martha ha debido adaptarse a las circunstancias y no quedarse atrás, por lo que en mayo pasado (2020) incursionó en el teatro digital, cuyo proceso de ensamblaje le tomó tres semanas, las cuales fueron intensas y de un trabajo arduo, como las cataloga. Pero original e innovadora como es, ella le puso su toque personal y a diferencia de otros colegas que optaron por adaptar sus obras para actuarlas en vivo por Zoom u otras plataformas, ella prefirió utilizar el material que tenía grabado de obras que presentó en el teatro en diferentes años. Así bajo el lema de  Qúédate en Casa riendo con Martha Ontaneda y Miriam Murillo presentó entre el 5 y 6 de junio, Las Impacientes de Polonski y en julio y agosto, Las Cosas no dichas de Tennessee Williams junto a Frances Sweet

“Yo vi que empezaron a dar obras por Zoom, Facebook Live e Instagram. Me propusieron hacer esto vía Zoom, pero realmente no me gustó. Para mí la sala de teatro, es estar con el público. Para afincar mi forma de pensar, llamé a Marina Salvarezza a preguntarle qué pensaba y me dijo  que era mejor que la gente las recuerde por lo que hicimos y cómo fuimos, hasta que otro día volvamos a hacer otra cosa. Así decidí pasar obras que tuvieron éxito”. Este es un experimento. Acoplarse a la tendencia no fue nada fácil. Me c me ha costado hacer todo esto, porque me ha tocado hacerlo sola. Hay que considerar que ha sido difícil tener la ayuda de las personas que asisten en este tipo de temas por aquello de cumplir con el distanciamiento social. Espero que esta pandemia termine algún día. Agradezco a Dios que me tiene y tiene a mi familia sanos y a cuidarse que aún no salimos”.

Martha en el Cine

Martha también ha hecho cine actuando en las películas locales El niño Danny, El Milagro del Coromoto (Virgen de Coromoto) (2006), La gata y Un cuento sin hada (2013) un filme producido por Films Factory, de Daniela Creamer, dirigida por el norteamericano Carl West, que narra la aparición  de la Virgen María al cacique Coromoto, jefe de una tribu indígena de Venezuela, que además cuenta  también la historia de amor entre dos jóvenes y que fue grabada en haciendas e iglesias de la provincia de Imbabura y en el sector comprendido  entre  La Concordia y Santo Domingo de los Colorados.  Allí compartió roles con los protagonistas la venezolana Ana Karina Casanova, el puertorriqueño Julián Gil, la cubana Zully Montero y el ecuatoriano Wolframio Benavides

Cuento Sin Hadas, del manabita Sergio Briones, cuenta la historia del  trabajo de un grupo de policías nacionales e internacionales que están tras la pista de unos criminales que explotan a menores.  Allí trabajó junto a las venezolanas Chiquinquirá Delgado y Elluz Peraza que fueron protagonistas y los ecuatorianos Pamela Palacios, Claudia Gómez, José Pepe Sánchez, Ricardo Briones y Jennifer Graham, entre otros.

Momentos duros

Los artistas no están exentos de las mismas problemáticas que viven los hombres comunes que así como tienen alegrías, tienen tristezas; que así como tienen buenos momentos, tienen de los otros. Y Martha vivió uno muy duro en 2012 cuando fue detectada de un cáncer frente al cual no se amilanó, luchó y lo venció. Ese año ella fue operada en la mama derecha, logrando extraerle el nódulo y un ganglio. Luego cumplió su tratamiento en el que recibió quimioterapia y radioterapias. “Son momentos difíciles, pero hay que pensar positivamente. Yo creo que el 90% de la sanación que podamos tener  depende de nuestro optimismo y de pensar que Dios está siempre con nosotros. No hay que ponerse a llorar y menos dejarse morir porque la vida está hecha para luchar y vencer. Dios me premió dándome la vida varias veces, en otra época, tuve una enfermedad amebiana, casi muero, rogué y recé tanto que no me lleve, porque mi hija chiquita tenía cuatro añitos y no podía dejarla sola. Dios me concedió el milagro para que me subiera a escenario. Me la llevaba con su mamadera a los ensayos y ella aprendía hacer silencio y a escuchar diálogos e instrucciones. Las otras tenían 10 años de diferencia, todas tienen criterio teatral pero la menor es la que más tiene y con razón. Pero nunca han querido ser actrices. Y está bien uno tiene que ser lo que quiere, sin presiones”.

“A veces se piensa que estas cosas a uno no le pasan, uno ve de lejos estas situaciones y no crees que te va a pasar a ti, pero cuando le pasa con alguien cercano a ti o es contigo mismo, si te estremece mucho. Pero yo escribí algo que se llama la Felicidad de Haber tenido Cáncer, ¿por qué? porque a veces tú crees que no te quieren, que no te llaman, que no te buscan y piensas un montón de cosas a la cabeza pero cuando ocurren estas situaciones, te das cuenta de quienes realmente te quieren y como te quiere tu familia, como te mima. Le agradezco al cielo, a Dios, a mis hijas, a mi esposo, por tenerme paciencia, por llevarme a todos lados, por cuidarme. Y hoy estoy aquí, viviendo.”

Su vida real

Fuera de los escenarios, como todos los artistas, Martha tiene su propia vida, en el que actúa de ella misma.  Curiosos por saber que dice el libreto en ese papel, le preguntamos: ¿Quien es Martha Ontaneda? “Martha es muy curiosa, ama a su público, quisiera que ellos me pregunten los que quieren saber de mí. Quisiera poder transmitir mis conocimientos antes de dejar este mundo. Me encantaría conversar con ellos. Tener un espacio en una plataforma o hacerlo desde mi computadora o instagram y contestar lo que quieren saber.  La vida me ha hecho programada, la gente no programa con tiempo, deja todo para última hora. Yo no puedo. Si voy a tener una obra de teatro, como soy productora, preparo todo con mucho tiempo antes. Para luego empezar a trabajar en ello. Cuando abro el telón tiene que estar todo listo. Respeto mucho al público.  Así mismo soy en mi vida diaria. Me gusta saber las citas con tiempo, arreglar todo, si voy a viajar hago una semana antes mi maleta. Si voy a tener una reunión en casa, preparo todo con tiempo para que los invitados sean felices y estar tranquilos, ese día no hago nada, solo disfruto. No soporto la mentira. Prefiero saber la verdad aunque se muy dura. Soy agradecida con que me la digan. Las cosas de frente para mi aunque duelan lamentablemente. Pero soy así. Mucha gente que no me conoce cree que soy muy dura. No es verdad Soy una mujer muy débil y sensible, mi corazón sufre mucho con agravios. Soy tímida y depresiva a veces, pero yo mismo me levanto, me curo, trato de entender y de justificar mis actos y el de los demás, perdono, y me perdono. Amo mucho a los animales y peleo por ellos. Detesto las injusticias y peleo por ellas. Soy humilde aunque no parezca. Pienso que en la humildad radica la verdadera grandeza. Amo la vida, amo a Dios,  amo el amor “.

Entre sus planes incluye seguir disfrutando de la vida con sus hijas y nietos y, sobre todo, con su esposo en su casa de Salinas, pero a su manera: metida en la piscina o leyendo un buen libro. Martha se considera ser siempre la misma, caracterizándose por ser amiguera, feliz, amante de su familia y sus mascotas. No cree ser malhumorada, pero si impaciente pues le gustan las cosas que se hacen rápido

Entre sus aficiones, Martha es amante de las antigüedades, su casa es un mini museo en el que se encuentran botellas, armas, teléfonos, instrumentos musicales, cuadros y relojes, le gusta jugar pin-pong, la comida árabe e italiana, e ir a su casa de Salinas en la que suele estar en la piscina o leyendo a sus autores preferidos como: Jorge Luis Borges, Mario Benedetti, William Shakespeare, Federico García Lorca o Porfirio Vargas o planificando nuevas obras teatrales.

Y así entre obras teatrales y vida Real, Martha vive su vida que es admirada por un público que la quiere por su entrega y profesionalismo, exhibido durante  35 años, tiempo en que ha sido y será por siempre La Dama de la Actuación.

Fotos: El Telégrafo, El Universo, El Comercio, Ecuavisa

.

 

]]>
COMUNICADORA CON SELLO PROPIO https://delado.com.ec/2020/11/01/comunicadora-con-sello-propio/ Sun, 01 Nov 2020 23:27:47 +0000 https://delado.com.ec/?p=15658 Un viaje a las confesiones de Mónica Carriel, una periodista de estilo propio, con sello único, que la distingue entre las mejores del país

Si tendría que definir a Mónica Carriel con una palabra, sería sin dudar: auténtica. Aunque hay muchos más vocablos que podrían calificar a esta comunicadora social de fuste, valía, talento, experiencia y originalidad que es a mi gusto y a mi juicio, una de las mejores periodistas del país. ¿Quieren más definiciones? Para ella hay muchas: irreverente, “desbocada” (en el buen sentido), sarcástica, inteligente, juiciosa, sesuda, creativa, descomplicada, sencilla, directa, trabajadora, honesta, luchadora, íntegra. Que tiene verrugas,  las tiene, como todos. No es monedita de oro, téngalo por seguro. Puede ser presumida, cortante, antipática, si la provocan, pero lo que jamás será es vulgar, irrespetuosa y falsa. Comunicadora de palabras fuertes y ácidas, de fino sentido del humor, dueña de una letal ironía, un sarcasmo mortal  y sin pelos en la lengua, dice y hace lo que piensa, sea con quien sea y donde sea. Eso la he hecho una comunicadora social, seguida, respetada, admirada y dueña de una trayectoria larga y fructífera que la ha puesto siempre en plano estelares.

Escribir de Mónica podría ser complicado, porque si dices algo que no es, corres el riesgo de llevarte una buena puteada. Con ella tengo una anécdota muy pero muy especial. Confieso que no la conocía como colega a pesar de tener ambos algún tiempo en esto. A excepción de las producciones nacionales que suelo seguir para ver cómo estamos en ese campo y de seguir los noticieros que es parte de mi labor, no suelo ver televisión nacional de la que odio los programas de farándula. Tampoco veo los programas matinales por tanto no sabía de su existencia, hasta que un día en la sala de espera de un consultorio médico vi el programa En Contacto de Ecuavisa, que tenía sintonizado la secretaria para “distraer” a los pacientes en espera.

Entonces veo en la pantalla a tres mujeres cantando horrible. Me pareció de mal gusto y  hasta se me ocurrió por un instante, llamar a don Xavier Alvarado, dueño del canal para expresar mi disgusto. Yo amante de la música y melómano por excelencia, soy de los que cree que cantar es un arte y que solo deben hacerlo los que saben. Por eso odio los karaokes, porque allí canta cualquiera y muchos cantan horrible. Insulto para la música, digo yo. Por eso, ver en TV nacional a tres mujeres cantar feo, me pareció fuera de lugar.

Poco después, en otro segmento del mismo programa, veo a una de esas mujeres en un momento farandulero. Hablaba horrible con un tono de voz impostada, gritona, toda hecha la bacán, la guasa, la chabacana, mordaz, despotricando contra medio mundo, con una audacia sagaz y haciendo flecos a los hombres. De una me cayó mal. Me pareció antipática, pedante, odiosa. Terrible para que esté en Ecuavisa. Y dije para mis adentros ¿Qué hace alguien así en televisión? No supe ni me interesó saber su nombre. Pasó y la olvidé.

Años después, estando en una campaña política trabajando como comunicador, en mi función de asesor de un candidato a presidente, entró a la oficina, una figura de la televisión, amiga mía que estaba de candidata a asambleísta quien llegó con su asesora, a quien no conocía. Ella (la periodista) comentó que tenía que hacer una base de datos de medios nacionales y yo de metido en mi deseo de ayudar, porque así soy yo, nada egoísta en el trabajo, le dije: yo tengo una. “Gracias, muy amable, me la podías mandar a mi mail”, me dijo ella cortésmente y así lo hice. Días después nos encontramos en recorridos, reuniones, mítines y solo saludábamos. Hasta que un día nos tocó hablar. Conversamos, me dijo su nombre y donde había trabajado. Entonces supe y recordé que se trataba de esa presentadora que tanto me había caído mal y que me generó una primera mala impresión.

Ahí supe que las primeras impresiones no siempre, sirven de mucho. Que hay que tratar a las personas, entenderlas y aceptarlas como son. Lo que yo pensaba que era, no lo era en verdad. Era un personaje de esos que tanto se interpreta en la televisión, aunque ella en cámara siempre fue la misma. Nos hicimos amigos y creció entre nosotros un sentimiento de admiración y respeto. Cuando le pedí sea columnista de Revista Delado, no dudó un segundo en aceptar. No preguntó: el clásico: ¿cuanto hay? y esa misma noche, envío su primera columna. Era un honor tener entre mis letras, una escritora de su talante. Esa es Mónica Carriel, el lujo de comunicadora. Tan buena es, que ella rompió el mito y quebró el molde de que hay que ser bella, 90-60-90, sexi y deseada para estar en la televisión que a veces busca floreros y no talentos. Ella es de las segundas. En ranking de calidad de las primeras.

Su vida antes de la televisión

Mónica, nacida en Guayaquil un 3 de diciembre 1972, hija del conductor de bus Antonio Carriel y de la lavandera y empleada doméstica Marina Gómez, es una mujer feliz, orgullosa de sus raíces humildes, que no esconde su procedencia y que no se avergüenza de lo que muchos viven, lo ocultan y callan. Ella, admirable, original, frontal, única, sincera e íntegra, como es cuenta cómo fue su vida antes de ser el popular y conocido personaje de la televisión, que ella lo cuenta, fiel a su estilo.

 “Mi llegada a este mundo fue considerada por mis padres como lo más cercano a un milagro. Él tenía 46 y ella 42, un ovario y un prolaxo; casi eran abuelos cuando mi madre subió por segunda vez las piernas en los sostenedores de la mesa de partos un tres de diciembre. “Ya ve viejita lo que le pasó por andar haciendo lo que hacen los jóvenes», recordaba que le dijo el médico de la Clínica Moderna. Ella le hubiese dirigido una mirada reprochante, pero estaba demasiado ocupada pujando. Terminó a las diez de la noche, agotada y lívida, por la sangre perdida, pero conmigo a su lado no había mujer más feliz. A mi padre lo llevó a la clínica de las orejas mi abuela María, no creía que después de tres varones le hubiese nacido una niña. De verlo tan baboso mi madre recordaría luego como le dejó la plata para el aborto sobre la mesa cuando ella le dijo que yo venía en camino. Tiempo después él se jactaría de que su niña era la única con “huevos” de sus cuatro hijos”.

Y así como Mónica hizo de la televisión, su vida; su vida real, la que no se ve en pantalla, pareciera extraída de alguna novela televisiva por las experiencias que le tocó vivir y que empezaron desde el mismo día que nació. “Felices los tres regresamos a Barrio Lindo (la décima entre 4 de noviembre y Domingo Savio), la vieja casa de la abuela nos esperaba. Mi madre encontró su cuarto hecho un asco y se dispuso a la faena de limpiar, cuestión que ocasionó que tres días después estuviese de regreso en la clínica, estilando sangre como petróleo que brotaba en el 72 de la primera perforación hecha en la Amazonía… ¡Mierda! ¡Se muere la chola de la Marina! – dijo la abuela María. Nadie sabía si fue exclamación de angustia o un deseo reprimido que se escapó de esa incontrolable lengua que Satán le dio. La chola con la que se unió su hijito, jamás le cayó bien y que más hubiese querido la vieja, que criar ella misma al retoño más querido de su hijo. Pero Dios no quiso que esa noche me quedara sin madre… Marina regresó tres días después, con rostro de lirio de agua y sin poder moverse más que para darme el pecho. Antonio, mi padre, jamás quiso a doña Meche, su suegra. Como le cabreaba verla leyendo la biblia. ¡Carajo! Vieja pendeja… ¡No sabe que Dios no existe! – repetía a viva voz – Pero no le quedó más que bajar las astas e ir a buscarla para que se encargara de mi cuidado mientras mi madre se recuperaba.”

De su infancia, Mónica tiene vivencias inolvidables que las cuenta sin tapujo y con su estilo tan peculiar, parecido a los libretos que escribe con maestría. “Lo que más recuerdo de mi infancia es la imagen dominante de este hombre que sólo me trataba de usted, mientras yo era cada vez más displicente y le lanzaba su nombre a la cara, obviando el «papá», como queriendo recordarle que yo no iba a ser jamás sujeto de humillación y burla para él como era mi madre. No olvidaré jamás la personalidad chispeante de la abuela María, la casa que parecía más una hacienda en el campo que un hogar en la gran ciudad, los vecinos gritones, los amigos, los primos, los choros (ladrones) y los vendedores de droga y los perros. Y  como olvidar lo trabajadora que era mi madre… Recordaría sus manos tibias por el vapor de la plancha toda la vida. Mientras estuvo en casa mi padre nunca fue tan bueno como después de que se le ocurrió regalarnos su ausencia cuando tenía yo once… Sólo sé que cuando me desperté una mañana él ya no estaba, había vendido el bus de transporte urbano en apenas $25.000 devaluados sucres, un dólar en nuestro mundo de hoy y se fue disque al campo a escribir un libro para dejar de fumar… ¡Favor que nos hizo!”.

Ante la ausencia de su padre, fue su hermano quien suplió su ausencia. “Mi hermano mayor, que en esa época ya era alma solitaria, vino a suplirlo en eso de la imagen paterna, pero tampoco es que hizo mucho esfuerzo. Mi madre tenía tres trabajos, a los Pérez les lavaba, a los Díaz les cocinaba y para los López, planchaba y de esa forma me educó. Yo que había tenido educación particular (Hermanas de la Presentación), debí conformarme con la educación fiscal porque a mi padre no le alcanzaba la plata. Desfilé por el Colegio Nacional Batalla de Tarqui  y por el Dr. Agustín Vera Loor y me gradué siendo abanderada del pabellón nacional”.

“Mis padres me dejaron temprano, eso lamento y los recuerdo con el alma en todo momento. Fui hija de un hombre que me dijo adiós como un valiente y que fue mejor papá mientras se encontraba ausente. Cuando regresó fue un amigo que siempre estuvo presente, al que me tocó decirle: tienes cáncer, apretando los dientes. Fui hija de una mujer noble que jamás me ocultó sus verdades y de la que hoy no sé ni dónde está su cadáver. Es ese contexto creo que viven los muertos junto a nosotros como ángeles o fantasmas. Se deslizan, comen, caminan y duermen en nuestras camas. Pero de qué vivir? sino es de los recuerdos pasados. Así se disfruta más un rico presente anhelado”

Ya en su adolescencia como suele ocurrir en algunos casos, llegan las relaciones sentimentales. La suya fue así: “Cuando tuve 16 conocí a un hombre con nombre de mártir y rostro de santo de pueblo que prometió no dejarme lavar, ni planchar ni cocinar y de paso tampoco estudiar. Nos casamos un 26 de julio, después de las fiestas patronales de la ciudad para evitar el lío aquel de olvidarnos de la fecha. Tuvimos dos hijos, los que quisimos tener. Un día, después de 17 años de casados yo juraba que era feliz, cuando de pronto un día mi «santo marido» me dijo que se iba porque había encontrado a su verdadero amor. Así que en mi hogar de cuatro nos quedamos sólo tres, y nos convertimos en eso que los sicólogos llaman «un hogar disfuncional», pero créame que es todo lo contrario porque esta vaina funciona mejor que relojito suizo, aunque ninguno entiende cómo es que mismo porque la verdad es que dos muchachos, dos perras, dos pericos y una madre sin tiempo ya eran demasiados para una sola casa… ¡Pero ahí andábamos”

Profesional de la Comunicación

Lo de Mónica y su pasión por la comunicación no nació como “en veces” suele ocurrir porque llegan por los genes y se transmiten en la sangre como un legado familiar que corre por las venas. ¡No!, Mónica nació para escribir y para la comunicación. Fue algo innato en ella. Pareciera que a ella en vez de cortarle el cordón umbilical con un bisturí, lo hicieran con una pluma. Y ella lo supo desde niña. “Yo sabía que sería escritora desde que en la escuela nos enviaron una tarea en la que debíamos describirnos y cuando la mayoría hizo una carilla yo había escrito cinco, saqué diez, pero nadie me quitó jamás el rótulo de lambona de la profe. También sabía que era poeta, desde los 12, cuentista desde los 15 y estaba estudiando periodismo, pero jamás se me habría ocurrido que podía escribir historias para televisión”

Pero lo que a ella no se le ocurrió, sucedió y sucedió tan pero tan bien que pudo desarrollar una excelente carrera como comunicadora, que en mi concepto la catapulta como una de las mejores del país. Así, Mónica que estudió comunicación en la Universidad de Guayaquil en la Facultad de Comunicación Social, elaboró una carrera que tiene un currículum impresionante.  “He trabajado en Ecuavisa, RTS y Gama TV en cargos que van desde libretista /dialoguista (“Sin Límites”), investigadora en “De la Vida Real”, pasando por Reportera Productora (“En Contacto”), hasta Directora de Programas (“Al Son de un Nuevo Día” y “Pluri TV”). He realizado producciones delante y detrás de cámaras, tanto en noticias como en el área de producción. He cubierto turismo, ambiente, deportes e información general y comunidad. Además en prensa, he sido articulista de Revista Mariela y ahora columnista de la Revista Digital Delado”.

Pero como escribí en párrafos anteriores una historia sin detalles, no es historia. Y aquí los detalles. Actualmente ella es jefe de contenido en  Enfoque Digital Producciones y desde agosto de 2020, directora general de MCG Comunicaciones, si propia empresa. Agencia creada para ofrecer contenido de cualquier tipo de medios o personas que lo requieran. En otros ámbitos trabajó como comunicadora en el Instituto Público de Investigación de Acuicultura y Pesca, líder de Comunicación Social en el Instituto Nacional de Pesca por  tres años con dos meses (julio 2017 a agosto 2020); articulista y redactora de Revista Mariela por tres años (entre mayo de 2014 y 2107); periodista directora del programa Pluri Tv en Biancorp (Jirafa Producciones) por un año entre enero de 2015 y 2016; directora de imagen corporativa G.A.P.O por ocho meses entre octubre de 201 y mayo de 2018 y fue fundadora de la dirección de imagen corporativa de todo el gobierno autónomo provincial de Orellana en la que llevó las relaciones públicas de la prefecta Guadalupe Llori.

“Mi experiencia en al campo de la comunicación es amplia debido a los 20 años que tengo en el ejercicio, incluso antes de graduarme. Además estoy en el campo de la publicidad por redes que ha sido beneficioso para mi debido a que hacer pantalla me ha ayudado a crear una plataforma con la que sostengo este negocio que va creciendo cada día”

Su carrera televisiva

Su carrera televisiva la inició como suele suceder en la vida, valga la redundancia, por esas cosas de la vida y por esos extraños que tiene el destino a los que ella muy fiel a su estilo irreverente lo cataloga “por jorobar”.  Y se dio en un campo en el que muy pocos la conocen y que hasta puede sonar raro e inusual. Pues la hoy connotada periodista nació para la tele como actriz. ¡Sí! como lo lee: como actriz.  La primera vez que me paré frente a una cámara no fue como periodista sino como actriz (Comedia DC Empleo Camello Seguro – 1999). Para esa misma producción escribí tres libretos que me ayudaron a pagar uno de los años de estudio porque antes la FACSO era autofinanciada. Luego me llamaron para extra en una serie llamada “Emergencia” que hacía TC, en la que hice tres protagónicos. Me había convertido en actriz y yo ni enterada estaba. Esos fueron mis inicios”.

Pero una historia sin detalles, no es historia y ella lo sabe, por eso le insistimos en que cuente la historia de forma detallada. Historia que nació en 1999 cuando a los 27 años de edad, recibió una llamada que le cambió la vida para siempre. Pero que mejor que ella mismo nos cuente la historia y la haga a su estilo:

“Fue una calurosa tarde de 1999 en qué medio de mala gana, respondí el insistente sonar del teléfono. Era Wendy Escobar, una compañera de la universidad, que trabajaba como asistente de producción en una comedia de TC Televisión (canal 10) en llamada “DC Empleo Camello Seguro”, producida por Mora del Campo y Andrés Uribe y protagonizada por Richard Barker y Marcelo Gálvez. La verdad que fui llamada solo para tapar un hueco. Se había enfermado la actriz que interpretaba a Camila y a Wendi se le ocurrió que yo podía salvarle la campana. Estás loca, le dije: Yo no soy actriz, nunca he actuado. Ella muy suelta de huesos, me dijo: “Mira, no vas a actuar, vas a hacer un papel original, muy propio en ti. En la serie eres una mujer blanca, gritona e imponente que trata mal al marido y en eso tienes suficiente entrenamiento así que ven, acá te pago el taxi” y colgó. Demás está decir que fui. Así entré a ese dramatizado en el que  había un sketch llamado “Zorullo” que narraba las vicisitudes de un papá desempleado (Gálvez) que vivía a la sombra de su exitosa mujer (Camila, o sea yo), que por estar desempleado y no poder aportar económicamente al hogar tenía que hacer de niñero del pesado e intragable hijito de ambos (Zorullo/Richard). Mi llegada fue anecdótica, pues Marcelo al recibirme me dice: ¿Tú vienes por el papel de mi esposa? Y le dije: “Yo vengo solo por jorobar, pero si les sirvo, chévere!” Y me dijo: “La primera escena es una de beso así que ensayemos…Me quedé como loca, lo miré fijamente como queriéndolo matar y ahí me di cuenta que era broma de él. En ese instante Wendy vino a mí con  un libreto que contenía mis escasas tres líneas de diálogo. Ir por tres líneas, que desperdicio, pensé. Pero ya estaba allí. El rodaje empezó y en la escena, Richard, que caracterizaba a un niño de siete años, debía juguetear con un chupete y atragantarse, yo, que estaba cerca, debía propinarle una potente palmada en la nuca que le hizo escupir el dulce a unos dos metros. Al terminar la escena, él me dice: “Gracias… ¡Que buen brazo mi pana!” Ahí descubrí que gracias a eso la actuación me salió naturalita, yo ni idea… La cosa es que mi participación se hizo recurrente. Un día de esos que van y vienen se hizo más extensa, así que me dieron un libreto completo y al fin pude explorar la estructura completa de una comedia para TV. Así empezó todo”.

Luego Mónica siguió con su carrera de “actriz” y apareció en algunos capítulos de la serie Emergencia, escrita por Catalina Ledeboer que mostraba la realidad cotidiana de la atención médica de los hospitales públicos del Ecuador, y que contó con la participación de actores como Mirella Tironi, Alejandro Pinto, Xavier Pimentel, Cynthia Bayona, Laura Suárez, Marisela Gómez, Katty Yonkón, Juan Fernando Rojas, Kattya Tamayo, Paola Farías, Carla Sala, entre otros.

Y es eso estaba, hasta que un día el destino, la cambió de casa y se dio su primer traspaso televisivo. Por su talento la llevaron a Ecuavisa, un tradicional canal guayaquileño muy respetado en el medio y que es el sueño al que muchos de los comunicadores queremos llegar. Al menos yo quería y un día llegué allá. Como un día, también llegó Mónica. Fue en 2000, siendo su primer trabajo el de Libretista / Adaptadora, en que durante once meses (junio 2000 y abril 2011), escribió los diálogos y adaptación para la novela juvenil «Sin Límites producción de 41 episodios. La serie con el tiempo pasó a ser una icónica producción en el país, muy recordada actualmente.

Sin Límites es una telenovela ecuatoriana producida por la guayaquileña Roxana Varas, dirigida por el estadounidense Carl West (foto) y la cubana Nitsy Grau, que fue emitida entre los años 2000-2001 y que significó el nacimiento de grandes actores como Éricka Vélez y figuras de la TV en otros ámbitos, que hoy en día o en su momento fueron de los mejores del país como María Teresa Guerrero , Jennifer Graham, Carlos Luis Andrade y Juan Carlos Román, que además tuvo la participación de actores como Marcelo Gálvez, Ricardo Briones, Paola Roldán, Christian Norris, Geovanni Guzmán, Jaime Arellano, Antonio Aguirre, Miguel Ángel Albornoz, Carlos Martínez, Lissy Angelelli, Sandra Sandoval, Fernando Gálvez, Bernarda Calvo, Aída Álvarez, Elvira Carbo, Jéssica Bermúdez, Erwin Hervás y Hernán Egüez. La novela narraba la historia de un grupo de jóvenes que estudian en un colegio de clase acomodada y que tuvo en su trama: intrigas, música, drama y el amor entre la joven rebelde Meche y su profesor.

“Sin Límites fue una gran experiencia y podría decir que mi primer gran trabajo. La producción sentó huellas y me siento orgullosa de pertenecer a ella. Después de observar donde está hoy este maravilloso equipo de trabajo y todo lo que ha progresado, cualquiera puede darse cuenta que no fue una simple serie, sino una escuela que hizo realidad el sueño de quienes éramos juniors, de entrar al mundo de la televisión de la mano de experimentados profesionales y grandes talentos de pantalla, y vivir una experiencia “Sin Límites”.

Luego Mónica siguió en Ecuavisa y por un año y tres meses, estuvo como investigadora del programa «De la Vida Real», conducido por Rolando Panchana, un espacio documental que narraba hechos reales sucedidos en el país que causaron conmoción y que fueron muy conocidos a nivel público. Un año después, en 2005, le llegó su segundo cambio de estación y llegó a su tercera casa televisiva, Gamavisión (Televisión del Pacífico Teledos S.A.) en fue durante cuatro años y un mes, Investigadora de Noticias, siendo la encargada de contextualizar y dar fundamento a las noticias diarias que emitían los noticieros del canal.

Luego de diez años en la televisión, Mónica tuvo un alejamiento de ella, para dedicarse a otras áreas de la comunicación, como es la asesoría de entidades públicas o políticos y autoridades. Al preguntársele si extrañaba la pantalla dijo: “Extrañar, la verdad, la verdad, extrañaba  el ingreso fijo, porque de allí estuve haciendo cachuelos, hice muchos oficios, estuve en programas haciendo libretos por fuera, editando vídeos, en realidad nunca he estado alejada de mi profesión, ese tiempo  fue un buen descanso”.

Pero quien lleva el bicho de la TV, algún momento se deja picar y ella lo hizo de buena gama. Pero esta vez con una faceta diferente. Mónica dejó su vida tras cámaras para salir en ella y llegar a los hogares a través de la pantalla chica. Así un día de 2013 regresó a la tele y a su casa de Ecuavisa. Así, fue reportera – productora del programa En Contacto por un año y cuatro meses (mayo de 2012 y agosto 2013) en la que se encargó de la  producción, coordinación y realización de reportajes y segmentos en vivo; y por tres meses entre agosto y octubre de 2014 fue reportera programa especial «Código Mundial».

Luego nuevamente se dio un cambio de casa igual al de su primera vez y volvió a Gamavisión por  siete meses entre octubre 2013 y abril 2014, en que fue editora periodística y directora general del programa «Al Son de un nuevo día», que se estrenó el 8 de marzo de 2013 por el Día de la Mujer y que era un programa estilo revista televisiva de variedades,  “entretenido pero a la vez informativo”, conducido por la bailarina y modelo, Carolina Aguirre, bailarina y modelo,
que entre su personal tenía locutores de radio como los ambateños Robin Martínez e Israel Brito quien además es cantante y presentadores de noticias, modelos y demás comunicadores,  como el guayaquileño Bolo Rodríguez, la manabita Valeria Mena, entre otros.

En 2017 por poco tiempo formó parte de ‘Vamos con Todo’, programa en el que tuvo su proyecto personal denominado ‘Cueritos al Sol’. “Mi trato con RTS fue de entrada por salida. Se fue de vacaciones el jefe de contenidos y me llamaron para que dirija el contenido esos 15 días, él regresó y yo volví a salir”.

En  2019 se dio un nuevo regreso a la televisión y a Ecuavisa. Esta vez en una faceta que no se la había  visto antes como jueza del reality «Prueba de Amor», programa que fue conducido por Jonathan Estrada y Alejandra Jaramillo, y en el que parejas sentimentales buscaban a través de juegos, competencias, consejería y las decisiones del jurado, ganarse como premio una casa y la realización de su fiesta de boda. Allí fue la punzante e irreverente jueza que compartía panel con la presentadora Mariella Viteri, la cantante y actriz Mayensi Rivera y el actor Andres Pellacini.

«El proceso de selección fue súper rápido. Yo fui la última de los cuatro jurados en ser escogida y la verdad no lo podía creer. Nuestra meta era ubicarnos entre las preferencias del público. Fue un programa interesante, original, no copiado, cero libretos…aquí cada quien se muestra como realmente. Como jurado buscamos una pareja que le falte muy poco para consolidarse, una pareja a la que nosotros podamos ayudar para terminar de cimentar ese amor para que sea definitivo y eterno que es lo que todos buscamos».

Hoy Mónica, apartada de la televisión,  tiene mucha presencia en las redes sociales en las que es bastante activa y muy seguida. Tiene 96,3 mil seguidores en Twiter, 7.684 en Facebook y 94.000 en Instagram. Mis redes son mías, no se las he comprado a nadie. Entonces en ellas no admito malos comentarios de ninguno. Si me insultan se largan, los malos tratos no los admito ni para mí, ni para mis amigos. Yo simplemente los bloqueo”.

Su otra pasión: la educación

Aparte de la comunicación, Mónica tiene otra pasión: la educación, en la que ha sido estudiante y docente. Como estudiante, entre 1995 – 2001 estudió en la Universidad de Guayaquil, en la Facultad de Comunicación Social (Facso) en la que obtuvo su  licenciatura en Ciencias de la Comunicación Social en comunicación, periodismo y actividades afines, obteniendo un promedio general 9,21/10m siendo exonerada en segundo y cuarto año debido al mejor promedio. Ella recuerda su ingreso universitario: A pesar de la promesa de no seguir la universidad, cuando mi hijo mayor tenía seis y la otra, cuatro me matriculé en la Facultad de Periodismo de la Universidad de Guayaquil. Siempre tuve afán de progreso y mis estudios fueron sacrificados en todo sentido porque no tuve apoyo más que de Dios. Exonerada en primer año y en cuarto al fin me gradué de licenciada en Comunicación Social en 2001”.

Sus ganas de estudiaron y progresar, jamás se detuvieron en el tiempo. Así, entre 2019 y 2020 volvió a las aulas para lograr su maestría e ingresó a la Universidad de la Rioja (Unir Ecuador) en la que obtuvo el título de Magister en Guion de cine, televisión y teatro con nota de TFM 9/10. Estos estudios fueron obtenidos mediante la beca Zoila Ugarte otorgada por el Gobierno del Ecuador (Consejo de Comunicación) y la UNIR. Maestría de Periodismo Digital y Gestión de Proyectos Multimedia en Universidad Casa Grande Y Nueva Magíster en guion de cine, culminando con éxito mis estudios en la UNIR gracias a la Beca Zoila Ugarte otorgada por el estado ecuatoriano en 2019. “Próxima a graduarme como Máster en Creación de Guiones Audiovisuales en la UNIR, gracias a la Beca a la Excelencia Académica Zolia Ugarte que otorga el Gobierno Nacional y mirando en retrospectiva todo lo realizado casi no puedo creer que hayan pasado 22 años”.

Además de sus títulos profesionales ha tomado diversos cursos y talleres como: Control de Gestión Pública. Comunicación Asertiva con Enfoque al Control. “Análisis y Evaluación de Resultados del primer Muestreo Nacional de macro- Basura en las playas Ecuatorianas”. Relaciones Públicas, Redes Sociales y Manejo de Situaciones de Crisis. “Locución y Presentación de Radio y Televisión”.  “Negociación y Resolución de conflictos”. “Relaciones Públicas y Protocolo”

Como docente su trayectoria ha sido esta:  “En el área académica me desempeñé como maestra de educación superior en la Universidad Laica, llegando a acumular más de 1.400 horas de clase, y fui profesora emergente en Lexa, academia de Chantal Fontaine”

La escritora

En el ámbito de la escritura  ha realizado varias publicaciones. Como redactora de la Revista Mariela se han distinguido sus artículos: Ecuador, país pluricultural, cuna de 14 lenguas ancestrales. El rodeo, tradición montuvia que se consolida. Juan Orrala: El comunero arqueólogo de Valdivia. La Provincia de Orellana: Ejemplo de explotación de recursos no maderables. Quehueui Ono Itinerario de una aventura en la selva guiada por los Huaos. Lub Besson, el cineasta filósifo, nos presenta a «Lucy», otra de sus fascinantes mujeres y   y Blog De Músicos, poetas y Locos. Añangu: Las hormigas del Napo, Vilcabamba: el valle fuente de larga vida. En la revista La Verdad ha publicado: Orellana: provincia forestal, Cocaya: una joya natural escondida en Orellana, Yasuní: reserva de la biósfera

En su blog personal Blog De Músicos, poetas y Locos, ha publicado notas sobre: Greta Garbo, una de las figuras más fascinantes del cine. Palestina…vivir sin miedo. La misteriosa foto de Alfaro y el ferrocarril más difícil del mundo.

Además ha sido escritora de varias obras de teatro. La primera de ellas  fue Popurrí para féminas (junio 2018), producida por Marcos Espín y dirigida por Katty García, quien además actuó junto a Miriam, Murilli. Una obra que muestra las diferencias entre generaciones, al ritmo de boleros y reguetón.  «La historia contaba sobre una tía (doña Crésida) y una sobrina (Checha) que cuentan sobre las generaciones distintas entre ambas, Esta obra trata sobre cómo las personas se enamoraban antes y cómo lo hacen ahora, las costumbres de los novios actuales y los del pasado. Es una diferencia de generaciones: la antigua y la moderna. Al final se cierra con un mensaje sobre las mujeres de antes y las de ahora en que cambian las costumbres, pero la esencia se mantiene: seguimos siendo mujeres trabajadoras y fuertes”. 

Entre sus otras obras de gran acogida están: El Test (mayo 2018), dirigida por Ricardo González con la actuación de Denisse Arce y Enzo Pizarro cuya trama era que antes de llegar al milagro de la vida, primero debería aprobar el test; Spermato Cholo, presentada en julio de 2018, que fue una propuesta divertida sobre la fecundación que contó con la actuación de Denisse Arce y Jackson Peralta. Por Culpa del Aparato (marzo 2019), con Fabo Doja y Verónica Muentes. El Último Palito (noviembre 2019), con Marcelo Gálvez y Carlos Pazmiño;

“También, he sido documentalista (“Yasuní, el último paraíso”) y escritora de ya nueve libros no editados que esperan ver la luz en algún momento, uno de ellos ya en el Municipio de Guayaquil a la espera de ser editado dentro del Programa Rescate Editorial de la Dirección de Cultura”.

Mujer de proyectos

Como contribución a la difusión del país ha emprendido varios proyectos como Garza Azul de Chaparillo / Orellana. (mayo a junio de 2011). Cominidad Huaroni de Kwimeno en Orellana. (febrero a marzo de 2010) en la que visitó a los guerreros de la selva, los temidos Huaoranis y Yasuní: el último paraíso que fue un documental que transmitió Ecuavisa en 2010  y que mostró un recorrido interesante que le ayudará a descubrir la naturaleza además de la gente que bordea el Yasuní.

En su trayectoria ha recibido decenas de reconocimientos, siendo los más destacados los logrados en los Concurso Internacional “Perla del Pacífico” – Fite como: Premio Oro Nacional por la serie de reportajes turísticos para la televisión sobre el Yasuní, emitidos por Televistazo / Ecuavisa (2913) y Premio Plata Nacional por el reportaje “Añangu, las hormigas del Napo”, publicado en revista Mariela (2015). Además recibió un premio por su reportaje sobre el “Napo Wildlife Center”, un hotel ubicado en la comunidad de Anangu, en el Yasuní ITT, que fue un documental de 45 minutos de duración

Su vida fuera de la Tele

Como todos los que salen en pantalla, Mónica también tiene su vida fuera de la televisión y también como a muchos, le suceden experiencias, algunas de mal dato que hacen pasar mal rato. Ella recuerda uno que nos ha pasado a muchos que hemos sido víctimas de la inseguridad que reina en el país. Ella vivió el susto de su vida, tras haber sido víctima de un secuestro exprés, cuando fue sorprendida por los antisociales mientras viajaba junto a su novio en un taxi amarillo, en el que se dirigían a Urdesa. “Los delincuentes se me llevaron la billetera, una tablet, joyas y 460 dólares que tenía guardado en el bolsillo del pantalón. Me pegaron dos veces en el rostro, me quitaron el bolso y sacaron todo su contenido, y me preguntaron dónde tenía mi celular. Luego de madrugada, a  las 02h00 nos dejaron abandonados en Bellavista.

Más allá de esas desventuras, quisimos saber cómo es fuera de pantalla. Por eso la pregunta de: ¿Quién es Mónica Carriel? “Una montubia, periodista y escritora. Madre de Abel, Ginger y Stella. Yo me considero la misma en cámaras que fuera de ellas, igual en las redes y en todos lados soy  exactamente la misma: directa en todo sentido. Me considero la mejor. Muchos dirán que soy arrogante y sí, lo soy, pero en un medio en el que todos gritan “yo soy buenísimo” y casi nadie lo es, yo que sí lo soy, lo digo siempre con la boca bien abierta. En la vida a todos nos toca muchas veces hacer el papel de villanos, no somos malos por eso, sino simplemente, humanos. La vida no es un mar de respuestas, la mayoría son interrogantes, no hay que saberlo todo, a veces es mejor… seguir siendo ignorantes. . En cuanto a mi imagen personal es muy poco cuidada. Casi no tengo nada falso, por ejemplo, mis ojos, nariz y boca son con los que mi mamá me trajo al mundo. No tengo pechos falsos, no me he hecho lipos y solo me reduje el estómago por salud, porque estaba demasiado gorda y ya no podía conmigo misma. Uso muy poco maquillaje, solo para estar en escena, luego me saco todo”.

 “En mi vida sentimental, hombres por mi vida han pasado varios. Unos que merecen buenos recuerdos y otros a los que hay que sacar de la memoria de un patadón en la punta del rabo. Pero después de años evadiéndolos, uno apareció creía yo que con ganas de hacer méritos de compañero de vida, igual que el ex esposo, también tenía nombre bíblico, pero a este en las epístolas por lo menos le fue mejor… Resultó un infeliz, como muchos, pero gracias a su “donación”, Stella llegó a mi vida y se convirtió en esa bocanada de aire fresco que necesitábamos… nos carga locos con su energía de supernova. Al fin, después de tantas decepciones, al ritmo de una batería, llegó el sol a iluminarme con su serenidad, paciencia y un amor sin límites. Fabricio Córdova trajo música a nuestra vida y se convirtió en el papá que Stella necesitaba. Hoy tengo mi pareja, mis dos hijos mayores que estudian y con quienes tenemos una muy buena relación y mi última hija, Stella, que me hace disfrutar la vida más que antes. Ya me había olvidado cómo era tener a alguien que dependa únicamente de mí”

Su hoy

Alejada de la televisión, Mónica hoy sigue su vida. “Después de tres años en el Instituto Nacional de Pesca, en medio de esta enfermedad, me he quedado sin camello. Tengo un montón de proyectos por cumplir y lo que hago durante todo el día es escribir. Detesto a la gente que va por la vida haciendo el mal sin mirar a cual y amo contar historias, no importa si se trata de una noticia o de uno de los muchos libretos de teatro con que ahora me entretengo, de un libro, un cuento, una novela o una poesía, es el hecho mismo de relatar y de hacer que el mundo se transforme, por un instante, en un lugar en el que todo es posible gracias a uno de los más grandes poderes que existen, el de las palabras”

Y es en el mundo de las palabras y las letras, su mundo, es en el que Mónica se ha ganado su sitial de grande y de una de las mejores comunicadoras del país. Mundo en el que Va Con Todo, en el que está En Contacto con la vida y con la gente, en la que pasa Emergencias, y que lo disfruta Sin Límites.

 

]]>
ADRIANA UN REGALO DE NOCHE BUENA https://delado.com.ec/2020/08/06/adriana-un-regalo-de-noche-buena/ Thu, 06 Aug 2020 16:48:21 +0000 https://delado.com.ec/?p=13690 Su nacimiento es un regalo de Dios para la vida, que se dio justo en la Noche Buena de 1964, como un don de presagio del triunfo que la iba a acompañar siempre y un augurio de bienaventuranza para el devenir de su vida. Ese 24 de diciembre, la estrella de Belén se iluminó más que nunca, porque nació una persona predestinada a brillar. Ese día que nació, los Reyes Magos le hicieron tres regalos: su belleza física y moral, su capacidad intelectual y su talento innato para las artes en la que ella es el arte mismo. Adriana Manzo, actriz, presentadora, animadora, cantante y dobladora de voces es el oro, la mirra y el incienso que se mantiene en vigencia eternamente con una carrera de 35 años llena de luces y aplausos. Los Reyes Magos no se equivocaron con ella. El oro es un reconocimiento de su realeza, porque ella es la reina de la actuación que reina por sobre el tiempo y el espacio. El incienso, es un homenaje supremo a su divinidad, porque ella frente a las cámaras, en un tablado o cantando es divina y la mirra, es un anuncio a sus padecimientos como redentora que redime al arte y lo pone por todo lo alto.

Adriana, mujer guayaquileña, mujer de bien, es eso y mucho más. No es casualidad que haya nacido víspera de navidad, la misma fecha en el que el todopoderoso vino al mundo. Y ella vino al mundo para cumplir una misión en diferentes ámbitos de la vida. El devenir del tiempo dice que ha cumplido, porque es buena actriz, buena mujer, buena madre, buena persona y buena amiga. Si sabré yo de amistad con ella con quien tenemos una relación fortalecida de más de 30 años, tiempo en el cual hemos aprendido a aceptarnos y querernos. Entrevistarla es un honor porque no solo es descubrir a la amiga de más de tres decenios, sino permitir que la conozcan en su real dimensión.

Su vida antes de la tele

Antes que Adriana brillara en la cámara como lo que es, un ángel de luz, ella tuvo una vida previa, intensa y feliz. Aún no llegaban los flashes de la popularidad y la niña Adrianita y la joven Adri, vivían su mundo en el que merodeaba el arte que moría por atraparla. “Mi vida de niña y adolescente se desarrolló en el centro de Guayaquil en el que fui muy, muy feliz. Fui parte de ese Guayaquil hermoso, añorado, que hoy penosamente ya no existe. Yo viví en el Centro en la época que casi todo Guayaquil vivía allí, porque nuestra ciudad nació en el centro, luego se extendió al norte y al sur, pero en mi época, el Centro era todo. Yo primero viví en Vélez y García Avilés después en Urdaneta y Córdova. De niña me encantaba salir de la mano de mi abuelo a caminar. A él le encantaba caminar de noche y me llevaba a pasear por el Malecón, la Nueve de Octubre y el Gran Pasaje. Con mi padre, íbamos al Malecón que no es como ahora. Él me sentaba en el borde de la pileta, sin zapatos para mojar los pies en el agua, mientras me contaba historias de la ciudad, los monumentos, del Malecón de cómo nació la ciudad y como era. Nací amando ese Malecón que además de jugar, me servía para esconderme. Yo vivía cerca de allí y cuando hacía alguna travesura en la casa y me buscaban para reprenderme, yo abría la puerta y me iba corriendo al Malecón y me lanzaba de cabeza en la playita al borde de la ría, que entones era un extenso manglar. Después de un tiempo, cuando pensaba que a mis padres se les había pasado el coraje  volvía a la casa, toda sucia, enlodada, apestosa e igual me daban. No me salvaba. Uno jugaba en el malecón, era como el patio de la casa. Me subía al muelle, a los lanchones que hacían viaje entre Guayaquil y Durán, a correr entre los árboles. Cuando era chiquita y veía las carretillas tan pesadas jaladas por un burro, me ponía a llorar, me daba pena el sufrimiento del animal y pensaba y sigo pensando: que no debería ser permitido eso y pensar que en muchos rincones del país, sigue pasando eso. Debería haber un reglamento, pues el burro no es un equino muy grande para someterla o a tanta carga. Ya a esa edad sentía que el arte me llamaba. Entre las actividades de la escuela, practicaba danza española y  flamenco. Lo hice de chica, lo hice con mucho cariño agrado alegría y fui descubriendo que me gustaba el arte. Fui una niña feliz viviendo en el Guayaquil de ntes donde había mucha naturaleza, seguridad, armonía y paz.”

La hermosa etapa de su niñez en el centro la vivió también en la adolescencia con otras inquietudes y otras aAdermas ctividades. “Tuve una juventud muy linda y feliz. Con la gallada del centro, andábamos en bicicleta, paseábamos por el malecón, compartíamos reuniones, conversábamos, departíamos. Por aquella época la mayoría de las actividades se desarrollaban en los colegios, ya sea en deporte, arte, cultura, actos sociales, etc. Al frente de mi casa quedaba el colegio de la Junta de Beneficencia y a pocas cuadras de mi casa, estaba el colegio San José, allá íbamos a los eventos que se desarrollaban. Era muy bonito caminar por el centro con la brisa deliciosa tropical que venía del río. Añoro el Guayaquil de antes, que tenía una vida deliciosa, de salir a Las Peñas a visitar familiares y amistades y pasar el día con ellos. Era otra vida, muy hermosa, todos nos conocíamos, nos saludábamos en las calles. Los vecinos y amigos sabían el origen de uno y uno sabia el origen de los demás, pasabas por la calle y  te decían; tú eres la hija, la nieta  de fulano de tal.  Crecí en el  Guayaquil que contemplaba desde el comedor de mi casa donde me sentaba todos los días, veía como brillaba el río, veía ese Guayaquil de cielo azul, la imponencia de las palmeras, el movimiento de los barcos y el comercio. De pronto cambio todo, hasta el cielo y el río cambiaron de color y se hizo un microclima de tanto cemento. Con mucha pena empecé a ver otro Guayaquil, veía desde el balcón de mi casa como la gente se iba cambiando a otras zonas, como Urdesa que recién nacía. Luego llegó otra gente con otra actitud, otras maneras de actuar y otra actitud. Guayaquil cambió y un día tuve que dejarlo.” Y lo dejó para ir a Quito en donde hoy reside junto a su familia.

En esa época de juventud, Adriana estuvo coqueteando con el arte y la comunicación, que luego, años después, sería su carrera. Así en 1979 por la tonalidad de su voz y su buena figura, se enrumbó en el mundo de la locución y el modelaje, que a la postre serían sus primeros acercamientos al medio del espectáculo. “A los 14 años me llamaron de una productora de audio para locutar un comercial porque necesitaban una voz con mis características, y hoy 41 años después sigo siendo una locutora comercial. Por esa época misma época, me llamaron para modelar en pasarela y estuve un tiempo en eso y así me fui descubriendo poco a poco, como el arte me iba llamando, me iba jalando. A los 16 años, me presentaron al famoso cantante Eddie Erazo que tenía con tata Villao un famoso cuarteto y yo los iba a ver ensayar y empecé a cantar, él me iba enseñando como cantar, iba afinando la voz, me iba formando, me fue entonando y me fui descubriendo como cantante. Así mismo entre a talleres de teatro en el centro de arte y de a poco, fui involucrándome en actividades artísticas y desde jovencita empecé a salir en comerciales  que a la larga fueron mis primeras apariciones en televisión.”

Nace la conductora y actriz

Ese coqueteo con el arte y esa vinculación con diversas actividades artísticas fueron enrumbando el camino del destino para que un día la causalidad se convierta en causalidad y Adriana llegue un día al mundo del arte para quedarse por siempre. Corría 1985 y tenía 20 años cuando por primera vez se subió en un escenario y se estrenó como actriz, al participar en la ópera rock “Historia de  la Calle 10” de Guillermo Loedel y Enrique Navarro que se presentó en Guayaquil en el antiguo teatro Nueve de Octubre y en Quito en el Teatro Sucre. El camino a seguir estaba listo. “Estando en los talleres de teatro, me contrataron para participar en una obra. Antes de presentarla, se hizo una premier para la prensa y a ella asistió como periodista a cubrir la información Jorge Delgado Guzmán, quien al verme me dijo: Niña tu deberías estar en televisión. Luego, el me contactó con Ecuavisa y así ingresé a la televisión”.

Fue en 1981, a sus 21 años que Adriana se estrenó en la televisión como conductora, al ser parte del panel del programa Complicidades de Ecuavisa que fue una de las primeras revistas matinales televisivas del país. Allí, junto a Pilar Serna, María de Lourdes Padilla y Gianella Avellaneda fue parte del primer equipo que tuvo el programa que completó trece años de permanencia en la TV nacional y por el cual pasaron decenas de animadores.  Paralelo a ello, hacía el doblaje de la voz en español para el programa infantil el Show de Xuxa, que animaba la actriz, cantante y conductora brasileña María da Graça Xuxa Meneghel. Poco después fue la conductora  de Estrenos y Estrellas, un programa que presentaba novedades del mundo del espectáculo nacional e internacional.

Luego la conductora de televisión, mutó hacia la actuación y a partir de allí inició una larga y reconocida carrera como actriz de series y telenovelas en las que casi siempre se robó el show con sus bien interpretados personajes. Así, en 1990, a sus 25 años tuvo su primera producción: La Jaula, un melodrama de 30 capítulos, escrito y dirigido por César Carmigniani, que se transmitía en horario estelar del domingo a las 20h30. En esa historia que trataba sobre una mujer encarcelada injustamente, por un crimen que no cometió y que en la cárcel encuentra al amor de su vida y sale libre, Adriana, compartió roles protagónicos con Gonzalo Samper, Rosa Victoria Pardo, y Jeniffer Oeschle y artistas de reparto como: Carlos Clonares, Cristina Rodas, Claudia González, Hernando Rojas, Ruth Bazante, Luís Montesdeoca, Clara Salgado, Fanny Zamudio, Lucía Rivas, Carlos Júlio Cisneros, Camila Albán, María Eugenia Rodriguez entre otros.

Luego a sus 27 años, entre 1992 y 1993, actuó en la telenovela Isabella, un drama de 100 capítulos, transmitido por Ecuavisa, escrito por María Antonieta Gómez y Antonieta Gutiérrez,  dirigido por Marcelo Del Pozo, en la que compartió roles con María Sol Corral, Jaime Araque, Carlos Delgado, Elba Alcandré y José María Bachelli. Además, simultáneamente para la misma estación era la animadora del programa taurino “Fiesta y Toros”, que se transmitió por las fiestas de Quito.

Luego en 1993 tuvo su primer cambio de estación televisiva y pasó a Teleamazonas en la que actuó en las mini series Chicos de la Calle y No Quiero Ser Bella, de César Carmigniani. En esta producción ambientada en el Quito de los 90, ella tuvo el rol  coprotagónico  junto a los protagonistas Laura Suárez y David Gil, y los ya desaparecidos Gonzalo Samper y Martha Ormaza.

Allí fui la mala de la película y el personaje terminó siendo la figura principal. La serie contaba la historia de una hermosa mujer, interpretada por Laura Suárez, que temía enamorarse pues era víctima de una terrible maldición que le prohibía vivir el amor solo por ser bella. Ella intentara por todos los medios acabar con su belleza para que ningún hombre se fije en ella por lo que acude con un doctor (David Gil) para que le haga un cicatriz en el rostro y la deje fea, pero él se termina enamorándose de ella y yo me convertí en su más enconada rival que hacía lo imposible por separarlos, al punto que cité a la pareja a un lugar para asesinarlos, les disparé y luego de ello, me suicidé. El doctor murió pero mi rival logró salvarse y yo al morir cumplí con el maleficio de su abuela que una bella moría por amor».

Después en 1995, tuvo un nuevo cambio de casa televisiva y pasó a TC para actuar en el largometraje de ficción de 97 minutos de duración, Amor en Tiempos de Guerra, un filme que si bien estaba basado en hechos reales su libretos estaba sujetos a la creatividad de su autor, escrito y dirigido por Juan Carlos Terán, cuya trama contaba que a punto de estallar la guerra del Alto Cenepa de 1995, Mateo, un músico famoso y Natalia, hija del Embajador de Perú, viven su amor prohibido.  Allí compartió roles con  Vilma Sotomayor, Francisco Terán, Caspián Kuykendall, Estela Redondo, Jorge Vivanco, Juan Carlos Terán, Joel Sotolongo, Pedro Saad V., Orlando Schwaitz, Álvaro Correa, Héctor Wall, Antonio Santos, Cristina Morrinson, Mario Sastre, Jaime Zapata.

“Mi papel fue el de la esposa del embajador y madre de la protagonista que tenía amores con un músico, relación en la que yo no estaba de acuerdo por considerar que mi hija merecía alguien mejor que un músico, lo cual me traía conflictos con mi hija. El contexto de la serie trataba de un tema de interés como fue la guerra del Alto Cenepa y la trama fue bien elaborada matizada con esos problemas sentimentales que trae la vida. Fue una grata experiencia trabajar allí y compartir con grandes actores, a los que aprecio mucho.”

Un año después, en 1996 volvió a Ecuavisa para ser  la voz femenina en off del canal en Quito y actuar en los dramatizados del programa Pasado y Confeso, un programa conducido por Ramiro Pérez, que narraba casos reales de situaciones raras que se habían dado en Ecuador. Además en mayo de ese año, actuó en el largometraje El Milagro de Las Cuevas, un filme de 84 minutos, escrito por Catalina Ledeboer y dirigido por Carl West, en el que tuvo un papel principal y compartió roles con los protagonistas Amaia Merino, Gonzalo Samper (+) y Elena Torres.

“Allí hice el papel de una reportera de televisión. La trama se desarrollaba en el pueblo las Cuevas, donde se realiza un milagro en una joven llamada Iné, muy creyente y muy apegada a la Iglesia. Yo que no creía en la religión, fui designada para para entrevistarla. Fui al encuentro con ella y con el tiempo surgió un gran lazo de amistad entre nosotras, que cambió la vida de muchas personas para siempre. Fue un filme de gran contenido.”

Tras ese filme, paró su carrera por doce años, para ser ama de casa, madre de familia y dedicarse por entero al cuidado de sus hijos Valeria y Adrián. Corría 1996 y ponía un paréntesis muy largo a una carrera que la tuvo siempre en el top de los talentos de pantalla del país.

Pero quien tiene el bicho de la actuación en las venas, un día se deja picar por él y fue el caso de Adriana quien en 2005 volvió al mundo del espectáculo para filmar la novela de Ecuavisa, “El Cholito”, una parodia del periodista José Delgado, producida en 120 capítulos, exhibida en 2006, escrita por Christian Cortez, Eddie González, Jorge Luis Pérez, y Cecil Estacio, dirigida por Jorge Toledo y protagonizada por David Reinoso, Giovanna Andrade y Flor María Palomeque con la participación especial de la venezolana Ruddy Rodriguez y la actuación antagónica del colombiano Julio César Herrera, el cubano Bernando Menéndez y el ecuatoriano Andrés Garzón.  “Para esa producción, tuve que cambiar de look y me convertí en rubia intensa. Allí hice el papel de la mejor amiga de Doménica Rossi, que era interpretado por Ruddy Rodríguez, quien era la novia del hijo del dueño del canal, un joven, vividor, mujeriego que hacía sufrir a mi amiga por lo que yo le aconsejaba para que termine con esa relaciónque la hacía sufrir”.

En 2007 actuó en el seriado Súper Papá, transmitido por Ecuavisa, una serie dirigida por la directora cubana Nitzy Grau, en la que compartió roles con Paul Martín, Maricela Gómez, Paola Jaramillo, Verónica Pinzón, Ariana Burgos, Carolina Ossa, Marcelo Gálvez y Gisella Garbeza. “Allí hice el papel de la estricta tía Norma, que como dice el nombre, era la que ponía las normas de conducta a mis tres sobrinas Susi, Angie y Vivi, quienes al quedar huérfanas, vivían con el papá sin una figura materna que las acompañara, figura que yo como tía aunque no vivía con ellas, trataba de cumplir, visitándolas con frecuencia, pero al ser muy estricta con ellas, había ciertos problemas que interferían en la relación familiar”

Dos años después en 2009, apareció en la telenovela Kandela de Tc, una serie creada por Stefanía Isías con guion de Ignacio Sanz y Cecil Stacio en la que protagonizó a Soledad Cervantes, la Mamina, madre adoptiva de las integrantes del grupo musical Kandela y Son, Jasú Montero, Jordana Doylet, Dora West y Kymberly, protagonistas de la novela desarrollada en el campo y en un pequeño pueblo cercano.

La trama narraba la historia de Jasú, Dora, Jordana y Kimberly cuatro hermanas abandonadas desde niñas por sus padres biológicos, a quienes yo adopté, convirtiéndose en su estricta pero amorosa madre, quien cuidaba de sus hijas como una fiera que no permitía que nadie les haga daño. Mi papel era de una mujer fuerte, sobreprotectora, dueña de la hacienda las Nereidas, que tenía que cuidar de cuatro hermosas jóvenes que sueñan en convertirse en cantantes, algo con lo que no estaba de acuerdo, por los prejuicios que hay sobre las carrera artística. En el pueblo había otro hacendado, el malvado Héctor Carreño (Gonzalo Samper +), con quienes teníamos una gran rivalidad porque él me quería quitar la hacienda que era el hogar de mis hijas y yo no lo permití hasta que viví en la serie, porque al final los libretistas me “mataron” de un infarto”.

En 2009 participó en la serie de drama y suspenso Mujeres Asesinas Ecuador que transmitió Ecuavisa en horario estelar y en la que interpretó a Laura en el capítulo La Encubridora. La serie, franquicia de un programa argentino de gran éxito, contó con actrices del medio de la talla de Katherine Velasteguí, Aída Álvarez, Silvana Ibarra, Anghela Roncancio, Dallyana Passailaigue, María Fernanda Pazmiño y Lucciana Grassi.

“En mi capitulo denominada la encubridora, hice el papel de una madre que  tiene una hija adolescente de dieciocho años, que está en el último año de colegio. Yo hace unos años tenía una pareja estable que vivía en la casa, pero lo que no sabía es que este hombre abusaba de mi hija. Un día al abrir la puerta, vi como mi hija en defensa propia lo mataba. Ahí me entero de todo y planeo que este hecho quede como que el hombre se había suicidado. Pasaron los años y nadie sospechó, pero yo nunca pude superar el trauma de no poder ayudar a mi hija desde un principio»

«Un día Laura decido ir al gimnasio y ahí conozco a un entrenador muy apuesto que me seduce y con quien empiezo a tener una relación abierta. Cuando se entera mi hija, ella  no puede evitar deslumbrarse por la belleza de este joven, y decide seducirlo. El envuelto por la fantasía de estar con las dos, acepta. Todo parece estar muy bien, hasta que pasan los meses y se da cuenta que se encuentra en un callejón sin salida; cuando decide poner fin a la situación, mi hija no lo deja ir, le dice que se quede con las dos; como él no quiere, ella lo mata. Yo llego unos segundos después y al ver la situación, decido hacerme cargo: llamo a la policía y me echo la culpa y voy presa, con lo cual siento haber pagado esa culpa que no me dejaba vivir en paz».

En 2010, actuó en Rosita La Taxista de Ecuavisa junto a Claudia Campuzano, Diego Spotorno, María Fernanda Ríos y Jonathan Estrada. En 2012 volvió a hacer dramatizados con Milagros y Recuerdos que transmitió Ecuavisa, El 2018, marcó también su vuelta al mundo de las telenovelas para actuar en Sharon La Hechicera, una novela biográfica de la fallecida cantante nacional de tecno cumbia, Edith Bermeo, en la que interpretó a la madre de Pilar, protagonizado por Cinthia Coppiano. “Mi papel era el de una mujer de alta sociedad que como madre, por interés y por mantener las apariencias, inculcaba a su hija que sepa sobrellevar lo malo que su esposo pueda hacer, mientras ella tenga todas las comodidades y viva bien de acorde a su clase social. Pero mi hija, decepcionada por el mal trato y las constantes infidelidades de mi yerno, se desencanta y se enamora del chofer, algo que para mí es inconcebible y que no podía permitir, por lo que vivíamos en eterno conflicto madre e hija

Adriana en las Tablas

Adriana es una actriz completa que ha estado  televisión, teatro y cine. En teatro en 2012 volvió a las tablas para la obra “Sopla” que se exhibió en el Centro de Arte; luego de seis años en 2018 actuó en la obra Tartufo de Moliere que se presentó en el Centro de Arte de Guayaquil, y en el que actuó en el personaje de Elmira, compartiendo tablas con Lucho Mueckay, Poen Alarcón, Xonia Varela y Héctor Garzón.

“ Tartufo es una comedia hilarante, una obra teatral clásica ambientada en la corte francesa siglo XVII, que a pesar del paso del tiempo sigue teniendo vigencia pues a pesar que fue escrita en 1660, se relaciona con la sociedad actual llena de corrupción e hipocresía, en la que se debe decidir qué posición tomar frente a lo que nos rodea. En la obra, Tartufo, el estafador, intentará manipular a una opulenta familia para quedarse con todos sus bienes».

«En esta obra, para mí, la construcción de los personajes es dictaminada por la escritura del mismo Molière. El da los matices y uno tiene que agarrarle el sentido de lo que dice y adaptarlo. Para mí, Elmira, mi papel es una mujer impredecible. Ella es  la esposa de Orgón y madrastra de Damis y Mariana, más tranquila que su marido, y bastante sensata y precavida. Su principal objetivo será la de proteger el futuro de Mariana, para que no se case con Tartufo y se case con Valerio que es  el hombre a quien ella ama,. Al igual que el resto de su familia, intenta hacerle ver a su esposo la verdad sobre Tartufo, sin éxito. Rechaza claramente tanto la hipocresía como el victimismo en las mujeres”.

En el cine

En 2015, Adriana volvió al mundo cinematográfico para hacer en los años subsiguientes cuatro películas: Con Alas Pa´ Volar (2016), un film nacional del género cómico-dramático, dirigida por Álex Jácome y protagonizada por el cantante Felipe Centeno junto a  los actores Fabio Nieves, Katherine Palma, el mexicano Arturo Allen, Darío León, Marco de la Torre, Gabriela Jiménez, Sujey Delgado y Raúl Portilla.​ Luego en 2017 actuó en  Tal Vez Mañana de HCJB, un drama policial, dirigida por Dwight Gregorich, en la que compartió con Wilson Salguero, Darío León, Marco De la Torre, Ana María Vera, Dwight Gregorich y en Horas Exaustas de Leandro Sotomayor, un filme que retrata el secuestro de menores y en la que comparte roles con el mismo Sotomayor, Sandra Espinoza, Lorena Robalino, María Carla Gómez, Roberto Ayala y Pedro Saad. En 2018, estuvo en 303 Rescate, también de Gregorich, un thriller drama, en el que estuvo junto a Karen Montero, Darío León, Ricardo González y Pancho Tello. En 2019, filmó otra película aún por estrenar, ADH (Alguien Debe Hacerlo) en la cual es la protagonista.

Galardonada

Adriana siempre ha tenido una carrera siempre exitosa que constantemente la ha galardonado con estatuillas, como aquella que recibió en 2017 cuando ganó el premio diamante a mejor actriz, por sus 30 años de carrera, que lo recibió en el teatro Prometeo de la Casa de Cultura, en evento, que fue organizado por Iván Silva y Gina Villacís, y en el que se premiaron además a otros artistas, varios de ellos latinos. Además, la película nacional Con alas para volar, dirigida por Álex Jácome y en la cual participó Adriana, fue elegida como mejor guion. “Recibir un premio es una felicidad enorme, pues es el reconocimiento a un trabajo bien hecho, algo que he realizado por 30 años, soy agradecida de los reconocimientos y sigo haciendo lo que me gusta mucho cine y teatro”,

Adriana detrás del telón

De la Adriana artista ya escribí bastante y con lujo de detalles. De la Adriana persona hay también mucho que decir. ¿Quién es Adriana Manzo? “Adriana Manzo es una guayaquileña, nacida un 24 de diciembre por lo que soy una y una capricorniana neta. Soy, un espíritu en evolución constante, un alma en búsqueda de la luz divina cada día, un ser despierto ante lo que el universo presenta, una unidad de cuerpo alma y espíritu que persigue cumplir dentro de sus imperfecciones humanas, los mandatos de Dios, tratando así de ser mejor cada día y superar las fallas en las que cae el humano dentro de este sistema. Soy una persona que ama los animales. Tengo mi perrita raza nayare y dos gatas, de quienes me siento responsable .Tengo un hermano maravilloso que lo amo. Es divertido tener un hermano y es necesario tener ese ser que te atienda, te consuele, te de cariño y calor humano. Lo amo mucho me ha dado sobrinos maravilloso y soy madre de dos hijos hrermosos  Valeria de 28 años y Adrián de 27 profesionales, seres mavillosos seres que escriben su propia historia, aunque una madre nunca deja de serlo jamás, no tengo nietos pido pero no me dan, Vivo en Quito porque me enamore de ella y soy feliz”

“¿Que me gusta? Me gustan las plantas, la agricultura. Me encanta la comida italiana y nuestra comida ecuatoriana dentro de sus raíces originales, autóctonas de cada región, sin fusiones ni remodelaciones, la cocina describe las raíces de un pueblo, por lo tanto se debe respetar, miro con respeto lejano las fusiones que presentas ciertas culturas culinarias modernas, mas amo y abrazo las raíces originales de cada sector. Si observas detenidamente, la cocina, te cuenta la historia de un pueblo, se va transformando y mestizando que no es lo mismo que fusionando. Te doy un ejemplo, la papa guarda calor, Dios la hizo así para los sectores andinos, de tal manera que cuando la comes, tu cuerpo conserva calor, además de los valores nutritivos que esta contiene. Imagínate nuestros indígenas en sus chozitas, dentro de un ambiente helado en su exterior, pero dentro, tienen un fogón y alrededor de este fogón se ha sentado la familia a comer papitas hervidas, choclos cocinados acompañados que queso, algún hervido de guayusa, alimentos nutritivos y que calientan al organismo, y mientras comen, se abrigan con el calor del fogón. Al transcurrir del tiempo, la misma papa andina, o cualquiera de la muchas que tiene el Ecuador, se ha convertido en una torta de papa, a manera de una lasagña italiana, ¿qué historia nos está contando? si no es acaso que llegó la influencia europea a nuestra tierra, utilizando los alimentos propios de nuestra región.”

Vaya que clase se mandó, toda una clase gastronómica. Resultó apasionada de la cocina. “Si es un tema que me apasiona. Es que las cocinas del mundo te cuentan sobre los mestizajes realizados a través de la línea tiempo espacio en nuestro planeta. Hasta que hemos llegado al punto de la cocina molecular, realmente a mí me parece una forma de divertirse como las niñas que juegan al cafecito, cocina molecular, todo reducido a bolitas de sabores.”.

Sabores. Sabores son los que ha derrochado Adriana a través de su vida, de su carrera, de su accionar proactivo y capaz en los que ha dejado en alto su apellido, apellido que no sabe de ortografía porque en su regazo interior es de manso carácter, pausado, reflexivo, sosegado, pacífico, tranquilo como la calma, pero no la provoquen ni le causen daño porque allí de Manzo solo tiene el apellido.

 

 

]]>
¡OH! DIOSA DEL ARTE https://delado.com.ec/2020/07/19/oh-diosa-del-arte/ Mon, 20 Jul 2020 00:43:00 +0000 https://delado.com.ec/?p=13038 ¡Oh Diosa!, Top Model de TV, que como ángel bajado del cielo, brilla con el resplandor de la belleza que cautiva y somete. Belleza que no fue ganada en un Sorteo Millonario, sino que fue un don divino que el creador le dio y que no merece el olvido del Archivo del Destino, porque cual Hechicera de encantos, lleva la magia en la mirada que hace conjuros de Amor y Odio provocando latidos de Emergencias para que quien la vea suspire y sienta palpitaciones  provocadas por su carisma, personalidad y carácter A Todo Dar. Lleve su ritmo princesa y Báilalo en la pasarela donde desfila y modela el encanto de su ser. Encanto que ha puesto a la modelo y actriz, Kattya Tamayo en el corazón del público que no la olvida y que la tiene como una de sus actrices preferidas porque supo hacerse un nombre en el mundo del arte ecuatoriano, en el que destacó por 17 años. Hoy retirada del mundo de las luces y el escenario, sigue teniendo esa estrella que la hace brillar y con la que hoy triunfa en el mundo de los negocios, en el que su mejor negocio es ser como es: auténtica y original.

Kattya Denise Tamayo Ruiz, nacida en la clínica San Gabriel el 6 de diciembre de 1980, hija única del matrimonio formado por los comerciantes William Tamayo Ruiz y Nelly Ruiz Ruiz, nació para el arte. Lo soñó desde que fue niña, lo sintió desde siempre y dio rienda suelta a sus sueños y sus metas, llegando a base de esfuerzo, trabajo, dedicación y constancia, ser lo que fue, una de las mejores y más reconocidas actrices del medio que le demostró al mundo que sí se podía vivir de la televisión, cuando eran muchos los que le decían que por ahí no era el camino. Hoy ella puede sonreír y decir que no se equivocó.

Hacer una entrevista – perfil de Kattya puede ser en dualidad, sencillo y complicado. Sencillo porque sencilla como es se muestra diáfana, cordial, gentil y no esconde nada y sencillo también porque la amistad que nos une permite conocerla y saber perfectamente quien es, como es y a donde va. Y complicado, porque con ella uno corre el riesgo de perder la objetividad.  Confieso que es la segunda de las tres actrices ecuatorianas que gozan de mi preferencia, de aquellas musas que inspiran y que me roban el sueño, despertando un feeling platónico, siendo de esas personas con quien quisieras naufragar en una isla desierta en la que se pierda la noción del tiempo. Angelical y peligrosa, Kattya es simplemente un encanto de mujer.

Su vida antes de la tele

Ese encanto de mujer tiene una vida conocida como artista, pero antes de serlo fue una niña y adolescente con sueños, necesidades y dificultades, que diáfana como es, no rehúsa a contar. Desde niña no la tuvo fácil y se enfrentó a duros golpes que podrían amilanar a cualquiera pero no a ella. Antes de cumplir la edad escolar, perdía a su padre, debiendo enfrentar la vida sin esa figura paterna que todo ser humano ansía y necesita, pero tuvo en su madre, ese soporte que la hizo ser la persona que hoy es.

“Mi papá falleció cuando yo tenía cinco años y a partir de allí y en adelante, mi mamá se hizo cargo de mí. Soy la única hija de ellos, aunque mi papá tenía otros hijos, así que tengo más hermanos. Mi infancia fue muy muy humilde pero así mismo muy muy feliz. La pasé en el suburbio de Guayaquil en la barriada de la 27 y la D atrás del colegio Otto Arosemena. Era un barrio muy sencillo, muy humilde, cuando llegamos allá las calles no eran pavimentadas, cuando llovía se formaban unas pozas enormes y una de las cosas que más disfrutábamos  los chicos del barrio era mojarnos en las pozas cuando había esos aguaceros increíble de Guayaquil y bañarnos en cuanto chorro de agua encontrábamos. Hice muy buenos amigos en ese barrio y aún seguimos siendo amigos y conversando, nos contactamos a través de facebook,  unos se fueron a España, otros se quedaron acá, pero todos seguimos siendo amigos. De niña estuve en dos escuelas, una que se llamaba Miss Peggy que quedaba en la 29 y Sedalana y terminé la primaria en la San Juan Bautista de La Salle. Mi primera escuela quedaba por El Cisne y por allí vendían las mejores fritadas de mi vida. Mi mamá me sacaba de la escuela solo a comer fritada. Ese era mi mejor almuerzo. Desde esa época, también me atrajo el mundo del modelaje y los reinados, fui Miss Fotogenia y Reina de la escuela. Fui feliz en mi escuela, en mi barrio, en mi casa. Tuve una infancia feliz”

“Mi adolescencia la estudié en el colegio Kennedy School que quedaba en Tungurahua y Luque cercano al colegio Vicente Rocafuerte y todavía sigo siendo amiga de los compañeros del colegio, parece que el tiempo no hubiera pasado. En esa época era flaquita y mis compañeros me decían Alisa Gallareta, que era como decía ¡Alza Gallareta! Ya en el colegio sentí que me llamaban las artes porque desde que fui niña me encantaba mucho. Tanto así que cuando tenía diez años, mi mami me puso en la escuela de danza y ahí conocí a Hugo Guerrero quien fue mi profesor, también entré al mundo del teatro porque estudié actuación en el curso teatral de Raúl Varela y ahí conocí a todos los Varela y todos los Gálvez que fueron profesores míos cuando era niña y muchos años después cuando ya era todo una mujer trabajar con ellos en novelas y producciones fue algo muy hermoso por que ver a mis maestros de compañeros era increíble para mí.. En el colegio ya con esa preparación que tenía fui la piñata de todas las fiestas, en todo acto colegial o toda fiesta que se hiciera, estaba yo allí, organizando, siendo la presentadora, la animadora, participando en concurso de reinas. Me encantaba, tanto así que recuerdo que por estar siempre metido en eso, un profesor me decía: Niña estudie, que es lo que quieres hacer y yo le dije es que yo quiero trabajar en la televisión y él me dijo: niña la televisión no paga, no da de comer y se equivocó. Y yo me acordaba tanto de él, el primer día que cogí mi jugoso cheque con un calendario que hice. Algún día que me encuentre le diré ¿Y no que la televisión no da de comer?»

«En mi adolescencia tuve que trabajar, una vez graduada de colegio y antes de matricularme en la universidad, tuve que aplazar los estudios un año, porque por cosas de la vida y por necesidades económicas porque la necesidad empujaba y en esa época no había tanto dinero, tuve que empezar a trabajar y trabajé como impulsadora en un comisariato. Fue mi primer trabajo y el trabajo más cansado que he tenido en mi vida, porque era muy duro tener que pasar parada ocho horas impulsando productos. Además trabajaba de impulsadora en ferias, eventos y demás.  Luego trabajé en una agencia que era del cantante Darío Javier y Daniel Ugalde, quien por muchos años fue manager de Mirella Cesa. Fue una experiencia maravillosa. Así entre estudios, trabajos y mi amor por el arte pasé una infancia y adolescencia, muy muy feliz”

Su carrera

En la vida las carreras a veces uno las escoge y en otras ella lo escoge a uno, pero hay casos como el de Kattya en que ambos se escogieron, porque nacieron el uno para el otro y que porque se nace con ese don y ese sueño y ella siempre soñó con ser artista. “Yo siempre soñé con la actuación, desde niña decía quiero trabajar en televisión, quiero salir en novelas y es increíble como la vida se te puede llegar a cruzar cuando eres niña y tienes sueños y yo siempre tuve esos sueños, sueños que los trabajé,  porque como le contaba estudié danza y actuación de niña. Ya cuando me gradué del colegio a los 17 años, quise estudiar algo que estuviera ligado a la televisión y lo hice. Recuerdo que mi mamá me dijo, te recomiendo que estudies ingeniería informática y yo muy terminante le dije: ¡No! Yo voy a estudiar periodismo, quiero ser periodistas y dar las noticias en la televisión porque lo mío es la televisión. Es que siempre quise estar allí”.

Ella quiso estar allí y estuvo. Dicen en los pasillos del arte que la televisión hace brillar, con Kattya sucedió totalmente lo contrario. Ella hizo brillar a la televisión. Lo hizo desde el primer día que entró a un set televisivo y la cámara la enfocó. Entre la cámara y ella y entre ella  y el público fue un amor a primera vista, o más bien al primer enfoque.  Ella llegó  al mundo del espectáculo en 1997, cuando tenía 17 años, como modelo del programa concurso A Todo Dar, que transmitía en las tardes, TC Televisión, en el que duró dos años.

“Mi ingreso a A Todo Dar fue anecdótico. Un día, quienes habían sido mis jefes de la agencia que estaban vinculados en el mundo del espectáculo me dijeron porque no pruebas haciendo un casting. Nosotros te hacemos el enganche con Ana Buljubasich que está haciendo castings para A Todo Dar porque tú eres muy parecida a una chica que está saliendo  (Katty Yoncón) y capaz que por eso te pueden escoger y mínimo quedas. Fui,  hice el casting, me lo hizo Jimmy Su, el productor del programa que era maravillosos y la misma Ana. Hice un casting un viernes de tarde y ya el lunes estaba contratada, arreglándome el cabellos, cortándolo y metida en el programa. Yo creo que cuando las cosas están para ti, están y el camino se abre solo y cuando no está, no está tu puedes buscar todo lo que quieras, pero si Dios te dice ese no es el camino, no es y es algo que he aprendido ahora que soy una mujer adulta”

A Todo Dar, su programa debut, fue todo un suceso y marcó época durante once años, con igual número de temporadas entre 1997 y 2008. Ella fue parte de esa historia por dos años, desde 1997 a 1999 cuando formó parte del Team con Marco Vinicio Bedoya y Sonia Villar como animadores y  Martha Bone, Olga Gallegos y Cristina Yépez, como modelos.  El programa que perteneció al género de Concurso de Variedades, fue inicialmente dirigido por el productor Stanley Parker y  tuvo varios presentadores en sus diferentes etapas como  Marco Vinicio Bedoya  (†) (1997-1998), Sonia Villar (1997-1999), Luis Bedoya Sánchez “el Comandante”, hermano de Marco Vinicio (1998), Frank Palomeque (1999-2008), Gabriela Pazmiño, (2000-2008), Tábata Gálvez (2005) y Cinthya Coppiano (2008). Su primera transmisión fue el 3 de febrero de 1997 bajo la conducción del fallecido animador Marco Vinicio Bedoya y Sonia Villar y su última transmisión fue emitida el 23 de mayo de 2008. Tuvo como modelos y grupo de baile a varias chicas que caracterizaron al programa, como Carolina Ramos, Martha Bone, Ginger Noriega, Michelle Álvarez, Vicky Martínez, María Sol Galarza, Ana María Franco, Flor María Palomeque, Katty Yoncón, María Cristina Yépez, Kathya Verdesoto, Ana Santistevan, Verónica Andrade, Dayana Obando, Kathya Tamayo, Grazziana Sampietro, Olga Gallegos, entre otras”

 “A Todo Dar fue hermoso e inolvidable. Me abrió las puertas de la televisión, tuve experiencias, amigos, me divertí mucho y fui feliz, pero yo estando allí soñaba con ser periodista. Así, paralelo al programa,  estaba estudiando mi carrera universitaria en la Universidad de Guayaquil en la Facultad de Comunicación Social (Facso) porque quería ser periodista y ser presentadora de noticieros más que ser modelo. Yo estaba estudiando en la época en que todavía se daba bala en la universidad, afortunadamente siempre que se armaban esas balaceras por problemas con las dirigencias estudiantiles, yo estaba en grabaciones. En la U conocí mis mejores amigos Cristhian Arias, Sandra Toscano, Shanelly y conocí mucha gente que hoy está trabajando en la televisión. Terminé graduándome pero no ejercí el periodismo y me fui por el campo de la actuación, porque con el paso del tiempo me arrepentí de hacer periodismo, porque me desilusionó el medio de las noticias. Uno cuando es joven tiene esa aspiración histriónica de cambiar el mundo, de hacer las cosas correctas, de que las cosas tienen que ser como son, porque eres un soñador y escoges una carrera universitaria para cambiar el mundo y me di cuenta que en el mundo de las noticias, muchas veces en las redacciones de los noticieros sale lo que ordena el dueño del canal o el director de noticias por intereses económicos. Y yo me dije: yo no puedo traicionar mis principios, no podría decir que un diputado, un asambleísta, un funcionario es una persona honorable, cuando no lo es, y yo sé que no lo es, cuando ha sido una persona que ha causado dalo al país. Entonces al ver que no podía dar una noticia falsa y no podía traicionar mis principios, literalmente me decepcioné del periodismo y hasta allí llegó. Entonces me dediqué a trabajar más como  modelo y armar mi vida por ese lado.

A la salida de A Todo Dar, descansa la modelo de TV y nace la actriz y la presentadora – conductora de programas,  actuando en series como Emergencias (1999),  Archivos del Destino (2002-2008), Notas de Amor y Odio (2007); novelas como Sharon La Hechicera, (2003-2004) y programas como: Bar Millonario, Sorteo Millonario,  Báilalo 3, Gran Hermano del Pacífico y Top Model TV, un programa de mucho éxito pues fue el primero en que las modelos aparecían en bikini y lencería.

Su primera participación como actriz la tuvo a los 19 años en 1999 en la Serie Emergencias, escrita por Catharina Ledeboer y transmitida por TC,  una serie que mostraba la realidad cotidiana de la atención médica de los hospitales públicos del Ecuador. Allí Kattya, fue Martha una paramédica comedida, voluntariosa, trabajadora y buena de fuerte carácter que hacía sentir su presencia. Allí compartió roles con actores como los chilenos Alejandro Pinto y Mirelle Tirone, la argentina Laura Suárez y los nacionales Cynthia Bayona, Marisela Gómez, Katty Yonkón, Carla Sala, Xavier Pimentel, Pepe Sánchez, Juan Fernando Rojas, entre otros.

Tres años después, a sus 22 años, más consolidada como actriz, tras su primera experiencia televisiva, actuó en los dramatizados de otra serie: Archivos del Destino, dirigida por el actor Andrés Crespo y presentada por el periodista Jorge Rendón, que era un programa del género docu – drama, que entre documental, investigación periodística y dramatizados de actuación, presentaba casos reales de crónica roja, sucedidos en Ecuador que transmitía TC Televisión, que eran una invitación para que la audiencia tome conciencia de lo que sucede a su alrededor y que ahora (2020) ha sido desempolvado y vuelto a presentar a través de las pantallas de Gama TV. Kattya actuó en varios capítulos, pero una de sus actuaciones estrellas, fue cuando interpretó a una joven audaz que le quitaba el esposo a su hermana y que cayó en manos de un hombre violento que la maltrataba, le pegaba y llegó a asesinarla a puñaladas. La actuación de Kattya por lo fuerte de las escenas fue calificada como la crítica especializada como majestuosa.

Su momento cumbre como actriz, se da a los 23 años, cuando de las series y dramatizados, pasa al mundo de las telenovelas y hace su primera y única novela: La Hechicera, escrita por Catharina Ledeboer, dirigida por Toño Vega y producida para TC, canal que la estrenó el 9 de junio de 2003 y que hasta 2004, tuvo dos temporadas y 180 episodios. Allí, Kathia que interpretaba un rol secundario, en el papel de una adolescente universitaria que además trabajaba en un bar, compartió roles con la cantante Edith Bermeo “Sharon” (+), artistas internacionales como, los peruanos Bernie Paz, Juan Carlos Salazar y Maricela Effio, la italiana Marina Salvarezza, la española Elena Gui, la chilena el cubano Humberto Caaña (+), el argentino Carlos Alberto Vicente y actores nacionales como: Amparo Coello Manzanares, conocida en el mundo artístico como Guillén, Azucena Mora, Marisela Gómez, Maluly Valdiviezo, María Fernanda Pazmiño, Claudia Gómez, Reina Martínez,  Alberto Cajamarca, José Luis Terán, Omar Naranjo, Ricardo González, Aníbal Páez, Juan Pablo Asanza, Gustavo Navarro, Marcelo Gálvez y Henry Layana, entre otros.

En un nuevo cambio de su carrera en la televisión, la actriz y la presentadora, dejan de ser la figura central de la pantalla para incursionar en el mundo de los reality shows de competencia y ser participante de un programa. Así en 2005,  con un cuarto de siglo vivido y varias experiencias artísticas y de vida, en otra casa televisiva (Telesistema), aparece en Gran Hermano del Pacífico, producido por la productora Endemol, versión multinacional del famoso reality show en el que alojados en una casa en Bogotá participantes de tres países: Ecuador Chile y Perú, convivían las 24 horas del día. El show empezó el 11 de junio de 2005 y terminó 24 de septiembre de 2005 con una duración total de 106 días, Kathia, estuvo 26 días, pues llegó en el día 66 y abandonó la casa el día 92, cuando estaba entre los nueve sobrevivientes de los 18 que participaron. En el programa animado por la actriz argentina Lorena Meritano y en la que estaba la conductora venezolana janine leal en representación de Ecuador, participaron los ecuatorianos Gabriela María Torres, psicoeducadora quiteña; Jéssica Angulo, modelo esmeraldeña; José Luis Maldonado, diseñador machaleño; Juan Sebastián López, modelo quiiteño y Roberto Manuel Mancilla, diseñador guayaquileño. Por Chile estuvieron: Claudio Andrés Rodríguez. Kathia Sáenz y Romina Ramos, estudiantes, Liliana Langer, vendedora; Pamela Hitzpeter, ejecutiva y Teobaldo Álvarez, asesor político. Por Perú, los estudiantes, Bertha Alicia Rodríguez, Gianmarco Retis, Jaren Hidalgo; Augusto Alvarez Peñaranda, administrador de negocios; Eduardo “Leito” Monteverde, maestro y actor y Viviana Andrade, actriz. El reality fue ganado por el ecuatoriano Juan Sebastián López.

Luego en 2007 a los 27 años, retoma su faceta de actriz y vuelve a las series, esta vez para el canal Teleamazonas, en su primer cambio de casa televisiva como actriz para actuar en los dramatizados de Amor y Odio, una de las series de más calidad que ha transmitido la televisión ecuatoriana que fue un estupendo seriado de ocho capítulos en el que basados en las historias de las canciones, se escribían guiones que combinan las situaciones originales con otras que las complementan para enriquecerlas generando desenlaces inesperados.
Fue un gran trabajo porque pocas veces los guiones en la TV ecuatoriana han tenido una estructura narrativa tan coherente que incorpora giros sorpresivos bien construidos. Así, nacieron historias a partir de canciones como Preciosa, de Danilo Parra; Penas, de Aladino; Torres Gemelas, de Delfín Quishpe; Decisiones, de Rubén Blades; Señora bonita, de Leo Marini; Te mando flores, de Fonseca; La banda del carro rojo, de Los Tigres del Norte, Y nos dieron las 10, de Joaquín Sabina.

Poco después, la actriz, cambia de libreto, deja las cámaras para representar papeles y construir personajes y ese mismo año (2007) “actúa” de presentadora de programas, en una nueva faceta de su carrera al ser la conductora de Bar Millonario y Sorteo Millonario, programas concurso, que transmitió Canal Uno, su tercera casa televisiva, entre 2007 y 2008.  Allí ella tenía que contestar llamadas del público que jugaba en diferentes concursos en búsqueda de premios económicos. Allí como conductora mostró versatilidad, carisma, elocuencia y mucha gracia.

En 2008, vuelve a la casa televisiva en que nació TC, para actuar en otra serie: Amores en conflicto, seriado nacional, transmitido la noche del domingo en horario estelar y protagonizado por Érika Vélez con el actor colombiano Roberto Cano.  El seriado, cuyo libreto original es del colombiano Alfonso Peña, era una serie de doce capítulos que relataba diversas situaciones cotidianas que afectan la relación de pareja. El programa dirigido, Juan Salazar y producido por Norma Abril y Ana Franco, contaba la vida de dos jóvenes profesionales desempleados que deciden poner un consultorio jurídico y psicológico para ayudar a las parejas a resolver sus conflictos, cuyos temas eran de corte social, legal, de convivencia, violencia, de sexualidad, entre otros. Entre los actores estuvieron: Juana Guarderas, Luciana Grassi, Camila Bitchler, Penélope Lauret, Maluli Valdiviezo, Gonzalo Samper (+), , Santiago Naranjo, Omar Naranjo, Ronald Farina, José Córdova.

En un nuevo cambio de su carrera televisiva, la actriz y la presentadora, volvió a los reality shows de competencia. Así en 2010, con toda la madurez de sus 30 años,  participa en ¡Oh! Dios, un reality de transformación, producido por Pilar Navarrete  y transmitido por Canal Uno, en el que quince participantes que compartían una casa ubicada en Puerto Azul,  buscaban alcanzar, lo que se denominaba su “visión”, que era un objetivo a futuro definido por algo que ellas nunca creyeron poder lograr.  En el programa conducido por Éricka Vélez, cuyo lema era: “Todo Depende De Ti”, se compartía con los televidentes historias nunca antes reveladas por catorce mujeres ¬entre cantantes, presentadoras, actrices y modelos¬ conocidas en el medio por su talento o sus conflictos. El objetivo era invitar al público a descubrir que la vida es un juego y que lo más importante es recuperar el contacto con uno mismo. La conductora por su parte, seguía de cerca sus vidas familiares, románticas y profesionales a través de experiencias emocionales de alta intensidad.

Lo atractivo del programa que se transmitía de lunes a viernes en horario estelar, en el que las participantes aprenderán sobre la convivencia y cumplirán ciertas misiones que les ayudarán a ganar el título de ‘Oh, diosas’, era que al final de cada programa, las participantes enfrentarán un desafío, en el que se mostraran sin maquillaje, libres de los prejuicios que el público pueda tener sobre ellas. Junto a Kattya participaron: María Rosa Mite, ex participante de la primera versión del reality ‘Gran Hermano-Ecuador; María del Cármen Alman, modelo que participó en un reality en ‘A todo dar’, del que fue eliminada.; María del Mar Proaño, diseñadora y modelo; Nabila Fuentes, odontóloga, modelo y ex reina de Vinces; Soraya Guerrero, modelo; Mayensi y Gisella Arias (cantantes de tecnocumbia, integrantes del grupo Las Musas; Angella, cantante colombiana; Liliana Troya, presentadora y animadora de eventos; Adriana Torres, modelo colombiana y una de las primeras en alcanzar el título de modelo oficial de Playboy; Cindy Bermúdez, cantante; Hilda Saraguayo, actriz; Katy Bury (31), ex cantante de  Kandela y Son, y Shirley García (27), bailarina y profesora de danza. En ese show, Kattya, afrontó el  reto de animar el show Las tardes son de Carolina, conducido por Carolina Jaume, quien la supervisaba tras cámaras, sin que ella lo supiera.

Ese 2010, en el mes de julio, estuvo como invitada al programa Guerra de los Sexos Ecuador, que animaban Fabrizio Ferreti y Gabriela Pazmiño, que era una franquicia con la versión nacional del programa venezolano homónimo que era del género concursos, que presentaba competencias y juegos entre equipos de hombres contra mujeres com artistas del medio. Ellos y ellas se enfrentaban en una serie de juegos de dicerso tipo que incluían pruebas físicas, intelectuales y retos. Ella ese día hizo equipo con la actriz Luly Ossa y la cantante Cindy Berrmúdez.

Al año siguiente (2011), Kattya, siguió involucrada en el mundo de los reality show. Esta vez participó en Báilalo 3: El Desafío, un programa de baile conducido por  Gineth Moreno y Gustavo Navarro, en el que bailarines profesionales con toda la experiencia y conocimiento de su talento innato exponían sus dotes artísticas, acompañando en bailes a lo que el propio programa denominaba como ‘famosos’, que eran personajes del entretenimiento y quienes eran calificados por un jurado. El show que se trasmitía los domingos en la noche y que tenía una duración de tres horas, tenía una buena causa, ya que los participantes representan a fundaciones que apoyan metas sociales y médicas»

«Entre los participantes estuvieron Cinthya Coppiano, Nelly Pazmiño, Andrea Bucaram, Adriana Torres, Wilson Saud, Miguel Mancero. Jeferson Soarez, Tony Corral, Eduardo Andrade, entre otros. Kattya que tuvo que bailar varios ritmos, como la quebradita, zamba en la que salió de garota, streap dance, deslumbró cuando le tocó hacer un baile de Disney y apareció como lo que es: una princesa.

“Uf. Báilalo. Mi te cuento lo que fue Báilalo. Ese programa me dejo grandes recuerdos, pero sobre todo grandes amigos. El programa tenía un fondo benéfico. Báilalo me permitió ser madrina del orgullo gay y conocí muchísimos amigos del medio con quienes tengo amistad hasta ahora. Conocí gente que trabaja con drags, travestis, lesbiasnas, gays, que tienen fundaciones para apoyar a la gente LGBT (LGBT Lesbianas, Gais, ​ Bisexuales y Transgénero) y en obras benéficas para personas que tienen VIH (virus de la inmunodeficiencia humana) y que necesitan un lugar en la sociedad y merecen ser respetados. Algunos son grandes seres humanos y son muyamoigos mios y de mi familia. De hecho algunos son más amigos de mi mama que conmigo, con eso te digo todo”.

Ese año (2011), Katya, además, estuvo de invitada al programa Así Somos que transmitía la cadena Ecuavisa, en el que nueve mujeres rompieron esquemas en la pantalla ecuatoriana al hablar de frente y sin tapujos con irreverencia temática y con lenguaje para todo público, sobre diferentes temas que iban desde noticias, o farándula hasta política,  sexo, violencia intrafamiliar, espiritualidad, metafísica, etc. Kattya participó en el tema Así somos las mujeres, en el que opinó con claridad y amplitud de mente sobre la conducta femenina. Allí departió con parte del panel de conductoras que estaba compuesto por la actriz Juana Guarderas, la abogada y activista Silvia Buendía, la conductora de televisión Patty Loor, la cantante Pamela Cortés, la actriz y modelo Dallyana Passaillaigue, y personlidades como Goy Paz, María Cárdenas, Cecilia Vallejo y Gloria Gallardo

En 2012 fue una de las invitadas al programa Héroes Verdaderos que presentaba la animadora peruana, Giuliana Maiocchi Woodman, conocida en el mundo artístico simplemente como Yuli, que tenía un formato de docu-reality, que contaba, desde la experiencia de gente conocida, cómo viven los personajes anónimos de nuestro país, aquellos que con mil oficios, tienen que inventarse mil y una formas de subsistencia y enfrentar las carencias económicas. En el espacio, el artista invitado tenía una convivencia en que durante 48 horas debía compartir con esos héroes anónimos, yendo a s sus casas, ayudándolos en los quehaceres domésticos y en las actividades que cotidianamente cumplen para mantener a su familia. Allí Kattya vivió en carne propia lo que es ser una comerciante de carne y en el mostró su don de gente y calidad humana en el que habló sin reparo de sus orígenes humildes y la carencia que alguna vez tuvo en su vida, ganándose el respeto del público que admiró su sencillez y su lucha por salir adelante y triunfar.

“Ese fue uno de los mejores programas que viví en la televisión.  Fue un programa que causó revuelo, porque mostró que a lo que muchos les causa repudio, es lo que otra persona tiene que hacer para que nosotros llenemos nuestras mesas. Fue muy conmovedor y muy humano, compartir con una familia humilde que vive del faenamiento de carne para substir, una tarea muy dura realizada por una heroína llamada Pamela, una mujer y una madre saca sola a sus hijos y hace lo que sea por ellos. Conviví con ellos, estuve en su casa, sentí la ternura de sus hijos que son los niños son los más bellos del mundo y que a pesar de su pobreza y de ser conscientes de ello, son sumamente felices.  Ese día solo dormimos una hora, porque tocó trabajar duro, para al día siguiente desayunar plátano frito con agua de anís con un poco de carne que nos regaló el carnicero. Fue una experiencia inolvidable que me enseño a valorar lo que se tiene en la vida”

Su cierre televisivo en Ecuador lo tuvo en 2012 a los 31 años, tras 17 años de carrera, en el reality Top Model TV, un programa de mucho éxito pues fue el primero en que las modelos aparecían en bikini y lencería. Programa que compartió con varias modelos de televisión entre las que estaban Carolina Ramos, Grazziana Sampietro, Cinthya Coppiano, Tatiana Macías, Katherine Escobar y la colombiana Adriana Torres, formaron parte de una gira denominada Top Model TV que recorrió varias ciudades del país como Guayaquil, Santo Domingo de los Colorados, Quinindé en la que hacían desfiles de lencería en discotecas y otros lugares de eventos

Poco después, ese mismo año, se re retiró de la televisión ecuatoriana y por asuntos personales y razones económicas, emigró a Chile, donde a poco de llegar hizo modelado y trabajó en el  programa de reality show Manos al Fuego.  Su carrera de modelo la continuó en Chile y su primer desfile fue en 2013 en el club Lounge Dubaim en La Serena en el que compartió con Verónica Zolvini, Miss Reef Paraguay. Además participó en el Concurso Miss Motofest en el que fue semifinalista. Hasta que decidió decir no más al mundo del arte y se alejó de él.

“La televisión, el mundo del arte y del espectáculo me dio mucho. Trabajé en lo que me gustaba y ganaba dinero por ello, hice amigos, viví experiencia, anécdotas, aprendí, pero terminó. “Gracias a Dios, trabajo nunca me faltó. Pase por casi todos los canales del país y en el que no trabajé, estuve de invitada a programas, modelando en desfiles, fotografías, catálogos. Creo que la clave para que te vaya bien en este mundo, es la forma de cómo lo tomas. Yo tomé esto, no como creyéndome la única estrellita del cielo, ni la última coca cola del desierto y que era la diva del Ecuador. No nada de eso. Para mí la televisión, el teatro, la actuación, la animación, la conducción, el modelaje, para mí fue simplemente un canalizador para trabajar y ganar dinero y sacar adelante a mi madre y a mí obviamente»

«Siempre fui una mujer con los pies puestos sobre la tierra. Para mí siempre fueron iguales desde el que hacía tramoya, el sonidista, el presentador o el dueño del canal. Siempre manteniendo respeto con todo el mundo y la consideración que todo ser humano se merece y sobre todo aceptando a las personas como son y aceptándome yo. Hay que mantener la humildad porque mientras más alto subes como estrella, más duele la caída. Yo creo que si tienes los pies sobre la tierra la gente se da cuenta de eso y te ganas el cariño y a mí me llamaban por eso misma razón”

“Mi época en la televisión fue como un cuento de hadas porque era muy chiquita y la viví hasta mas no poder. Sí que me la viví. Lo bueno fue que iba a eventos gratis, me invitaban a conciertos, iba a discotecas gratis. Me fascinaba porque era el florerito de centro de mesa. La pase increíble y si que la disfruté. Para mí el trabajo era divertirme y me pagaban para irme a divertir. Me divertí en A Todos dar, en Bar Millonario, en El Gran Hermano, en Báilalo. En todos disfruté mi trabajo”

Paralelo a su carrera de televisión, Kattya desarrolló su profesión de modelo en la que por más de 15 años, fue modelo de pasarela en desfiles, promotora, ataché, conductora de eventos, e hizo modelo de fotografía, catálogos, calendarios, siendo portada de periódicos y revistas. Cerrando con broche de oro su carrera de modelo, cuando junto a Katherine Escobar y Adriana Torres, incursionó en los desfiles de lencería en discotecas y eventos. Paralelamente fue modelo y representante de catálogos de diferentes marcas de Ecuador y Colombia.  Su carrera de modelo la continuó en Chile y su primer desfile fue en 2013 en el club Lounge Dubaim en La Serena en el que compartió con Verónica Zolvini, Miss Reef Paraguay.

Pero como todo tiene una época en la que se cierran ciclos, en 2014,  cuando tenía 34 años, sintió que ya el modelado no la llenaba, le dijo adiós al mundo del espectáculo y el glamour y decidió cambiar de actividad inclinándose para incursionar en el mundo de los negocios, inclinándose por el de bienes raíces. “Hice mucho modelaje en mi vida. Fui feliz haciéndolo, pero siempre supe que esto tenía un principio y un fin. Obviamente sabía que esto no iba a durar toda mi vida, porque una puede ser modelo hasta los 30, 35 años porque ya no puedo salir en traje de baño a los 38 años, eso es imposible. Una pasa de moda, salen niñas muevas,  jóvenes hermosas, tu cuerpo cambia, tu cara cambia, siempre como meta tuve poner un negocio o hacer por algo por el estilo cuando esto termine y lo hice.”

Su yo tras las cámaras

Fuera de las cámaras, saliendo  del set, cuando se apagan las luces y se bajan los telones, Kattya vive su mundo real. El que pocos conocen y el que lo vive con intensidad. ¿Quién es es Kattya Yamayo? “Kattya Tamayo, es un alma al viento, una persona a la que le gusta ser libre, aprovechar cada momento de su vida como si fuera el último, divertida, amorosa, cariñosa, trabajadora, esforzada, ¡Uy! que otras flores me tiro, jajajaj. Nada, provecho mi vida como pueda.Trato de disfrutar al máximo cada momento que tengo que tengo y vivir nada más, aprovechar cada experiencia, buena, mala, en el trabajo, en el día a día, aprender y crecer”.

“Me gustan muchas cosas y no me gustan otras. Si viaja es un hobbie, ese es mi hobbie. Me encanta viajar. Una de las cosas que yo siempre soñé en mi vida fue viajar, conocer muchos países alrededor del mundo. Apenas podía tener un poco de plata iba a comprar un pasaje, y lo que hacía era perderme de viaje. Mi mamá siempre me hacía volver. Una vez cuando tenía 21 años después de haber salido de A Todo Dar, le dije a mi mamá me voy a Costa Rica con un grupo de amigas por seis días y me fui a una playa tipo Montañita y me quedé un mes, por mí me quedaba viviendo allá, pero mi mamá me dijo, cuando piensas volver, no te das cuenta que yo estoy viviendo acá sola  y volví. Así mismo, cuando terminó La Hechicera dije que me iba diez días a Lima y allá me salieron opciones de trabajo y me iba a quedar allá, iba a trabajar como modelo en unos eventos. Toral es que me quedé dos meses. Y nuevamente mi  mamá me hizo volver. Me fascina conocer otra gente, otras culturas, sentirme libre. Amo el camping (acampar) el trecking (excursionismo). Hago mucho trecking, afortunadamente en Santiago hay muchos lugares alrededor, estamos al lado de la cordillera de Los Andes, entonces me gusta subir la montaña con un grupo de amigos.

“Otro de mis gustos es la comida, soy muy abierta a la comida. Me encanta comer. Uno de los placeres más grandes es comer. Soy foodie (amante a la comida). Amo las diversas comidas, con tal que sea buena, la asiática, japonesa, china, tailandesa, la como y la cocino también. Me gusta la comida italiana, y claro la ecuatoriana. Me encanta cocinar, te puedo hacer desde pan a comida italiana o tailandesa. Hago de todo».

«En otras aficiones, me gusta algo el deporte, corro. No soy muy deportista. Ni deportista al extremo, pero cuando me da el cuarto de hora, hago deporte. Me gusta el gimnasio. Duelo ir regularmente, aunque a veces descanso por un buen tiempo. Me sirve para mantenerme sana, para tener buena salud, además de cultivar el cuerpo. Cuando me meto al gimnasio trabajo duro. Alguna vez jugué fútbol en un torneo de figuras de la televisión. Me divertí. Para mí la vida debe ser una diversión con responsabilidad pero diversión”.

Su actualidad

Tras vivir siete años en Chile y empezar como vendedora de bienes raíces y departamentos en construcción, y ser una de las cuatro mejores vendedoras de un grupo de cien de la empresa Capitalizarme.com, pudo alcanzar una estabilidad económica que le permitió capitalizarse lo suficiente para ser inversionista y comprar departamentos para negociarlos, siendo además bróker en el grupo Axión y Asesora en propiedades en Capitalizarme. Ahora es una ejecutiva que goza de bienestar  económica y se siente realizada personalmente y vive feliz. “Mi vida actual es muy distinta a lo que era antes en televisión, no por eso es que sea aburrida, porque yo creo más que todo que el éxito de una persona, más que basarse en la riqueza material es basarse en ser feliz. En ser feliz en lo que haces, en ser feliz en estar bien. Mi filosofía de vida es que en el camino que recorras nunca le hagas daño a nadie, porque todo se devuelve en esta vida, lo bueno y lo malo. Si puedes darle la mano a alguien para ayudarlo, pues hazlo, porque esa persona puedes ser tú. Cuando menos te das cuenta si repartes bien la vida te da el bien y eso a uno le llegar a tocar el alma. Mi vida acá es totalmente distinta. No me quejo. Me ha ido espectacular. Y a veces creo que me fue mejor de lo que me pudo ir en Ecuador esa es la verdad. Cuando miro hacia atrás y veo el recorrido que he vivido. Me digo: que interesante vida que has tenido. Pero sobre todo lo más importante es ser feliz. No sé qué me depara el futuro. Quizá esté uno o dos años más en Chile y me vaya a otro país. Así soy yo. Me encanta viajar. Me encantan las nuevas experiencias, los nuevos retos. Pero esté donde esté, seré feliz”

Feliz. El ideal que muchos sueñan y no todos logran. Ella lo logró porque ella sabe ser feliz. Como feliz es la vida al verla feliz.

 

 

]]>
BÁRBARA DEL ARTE https://delado.com.ec/2020/07/05/barbara-del-arte/ Sun, 05 Jul 2020 23:32:16 +0000 https://delado.com.ec/?p=12511 Nació en el mundo del arte, de las cámaras, las luces, la farándula y del bullicio que este representa. Carga sobre sus espaldas el ser hija de una de las figuras públicas televisivas más populares y reconocidas de Ecuador, la denominada “Reina de la Prensa Rosa”, pero ella a pesar de llevar en los genes ese don y de tener por herencia y legado, el ser la princesa de ese mundo, quiso siempre tener su nombre propio. No se apegó a la comodidad de ser la hija de. Luchó siempre por tener su nombre y que la llamen Bárbara Fernandes y no la hija de Marián Sabaté. Y Barbie como la conoce el mundillo farandulero, lo logró. Es modelo, actriz y bailarina, por mérito propio. Y tan nombre propio tiene, que nunca consiguió un trabajo, un papel, un logro, o algo por influencia materna, siempre lo que consiguió lo consiguió sola, por sus propios medios, yendo a los lugares sin decir quién era y ganándose las cosas a pulso.

Controvertida, polémica, a veces irreverente, pero sensible, centrada, decidida y talentosa, Bárbara María Fernándes Sabaté, guayaquileña nacida un domingo 15 de agosto de 1992, hija de padres divorciados, el empresario pesquero de nacionalidad brasileña Marcelo Fernandes y de la presentadora televisión, la española Marián  Sabaté Morán, es una de las jóvenes figuras del mundo artístico ecuatoriano y hoy con todo su encanto, está presta a aparecer en la serie televisiva Sí Se Puede, una historia sobre la Selección Ecuatoriana de fútbol y su clasificación al Mundial 2002, que en julio trasmitirá Ecuavisa en horario estelar. Allí Bárbara que hará el papel de antagonista, lucirá su nombre propio.

De tal palo tal astilla, lo que se hereda no se hurta, hija de tigre, rayado sale; hijo de gato nace aullando, cualquiera de los refranes o adagios populares sirve para definir el nacimiento artístico de Bárbara, quien prácticamente nació en el mundo artístico desde la cuna. “Realmente siento que nací y que de una u otra manera ya estaba vinculada a la tv porque mi mamá era parte de este medio, por eso no sé si tengo »una vida antes de la tv» pues me inicié muy pequeña desde que hacía comerciales cuando tenía cinco años aproximadamente. A los 10 años hice mi primer programa de televisión, pues fui conductora del programa para niños »Código Fama» (2002-2005) que era una franquicia de Televisa que se transmitía en »Canal Uno». Entre los 11 y los 12 años de edad tuve ciertas apariciones en »Archivos del Destino» (2003-2004)  y »Casos de La Vida Real’ (2003). Ruth Coello fue mi directora en ese entonces, recuerdo que tenía que hacer una escena sumamente fuerte y ella me lo explicó de tal forma en la que yo no lo vi para nada como una experiencia fuerte, es más me divertí muchísimo, creo que tiene mucho tino para trabajar con niños porque yo luego vi la escena y realmente era fuerte, pero la manera en la que me guió hizo que sea una experiencia súper bonita. A los catorce años hice un personaje secundario en »Solteros sin compromiso» eran 10 capítulos donde era la hermana menor de »Fernando» el personaje que caracterizaba Andrés Pellacini, yo admiraba mucho a todos los integrantes de la serie y era muy divertido grabar con ellos, el staff de producción me engría un montón y el director me tenía una paciencia increíble”.

Pero aunque parezca soñado para una niña estar en televisión a tan corta edad y ser una niña popular, conocida y famosa, para Bárbara, no fue del todo una experiencia mágica. “Para ser súper sincera, debo decir que fue una experiencia agridulce. Fue maravillosa porque era muy natural en mí estar frente a una cámara y era muy divertido sentir que seguía los pasos de mi mamá, pero también deje de tener el tiempo de hacer cosas que hacían otros niños a mi edad. Otra cosa que siento que me afectó fue escuchar en los pasillos del canal a ciertas personas hablar de cosas que me empezaron a generar una presión por aquello de necesitar ser de determinada forma: »flaca, bonita y siempre sonriente». También escuchaba conversaciones que no estaba preparada para discernir a esa edad y eso es difícil de controlar estando en el medio desde tan pequeña”

Bárbara, confiesa que esa parte de su infancia televisiva, le costó mucho asimilar y le produjo ciertas confusiones que una niña no debería tener. “A partir de escuchar estas conversaciones, empecé a cuestionarme mucho sobre cómo me veía y si yo era »suficiente» para seguir en la tv. Después de este show (Código Fama), llegué a hacer dietas estrictas solo con 10 años. Incluso una vez me desmayé en una grabación por solo comer lechuga durante varios días; de hecho me acuerdo que a los 13 años, un día me encontré en el canal a un cirujano plástico que iba a ser entrevistado en un programa y yo le pregunté si me podía realizar mi primera operación. ¡Traté de convencerlo! el hombre solo se rió  y me dijo que eso era imposible, pero lo cuento para que se hagan una idea de hasta qué  punto se había distorsionado la realidad de cómo me veía. Me ha llevado muchos años recuperar mi amor propio y sanar mis desórdenes alimenticios que se iniciaron a muy corta edad, pero hoy puedo decir que me amo en mi totalidad, aunque es un trabajo de todos los días”.

Conflictos y un stop

Cuando la niña creció ý entró a la adolescencia, sintió que no podía más, que el mundo de la Tv la estaba ahogando. Sintió la presión de su madre que la incentivaba a seguir sus pasos y sintió el peso del nombre que ella lleva y decidió parar.  “En la adolescencia, ya a los 15 años, luego de tener cierta experiencia en pantalla  y haber hecho varios programas, entré en una etapa en la que no quería saber nada de la televisión. Etapa que duró algunos años. Allí empecé a sentirme incómoda porque en muchos lugares me hablaban de la vida de mi mamá, incluso hacían bromas ofensivas y eso me marcó mucho en ese entonces. Además en una época mi mamá quería tanto que yo haga televisión que casi que me insistía a hacerlo y a mí me entró un fastidio, que le decía ya basta mamá, no quiero. En una época que ya no quería hacer televisión mi mamá me insistía a hacer casting, incluso una vez cuando tenía 13 años, me insistió a hacer uno que yo no quería y ella me dijo hazlo y después vemos y yo tuve que ir a hacer el casting sin ganas, toda trompuda, muy molesta, que hasta el director del casting (el actor Víctor Arauz) se dio cuenta y me lo dijo y yo tuve que reconocerle que fui sin ganas y que no quería estar ahí. Este asunto, era una dualidad muy pero muy difícil de manejar para mí, pues por parte sentía que debía llevarle la contra a mí mamá, y por otra, me sentía muy invadida de ser la hija de Marián Sabaté, porque la gente que nos rodeaba, la del medio, incluso el público, se hicieron demasiadas expectativas en mí. A mí me constante y repetidamente me decían que yo tenía que ser la sucesora de mi mamá. Es como que desde chiquita tenía que ir encaminada hacia allá. Por ejemplo hay cosas como que me decían: te queda bien el rubio y querían que sea rubia porque mi mamá lo era. No era todo el mundo que me lo decía pero sí ciertas personas. Y en la televisión sentía esa presión de hasta dónde va a despuntar, si le llegará a los talones a la mamá. Se puede creer eso”

Ante esa confesión, la pregunta se suelta sola. ¿Cómo hizo para desvincularse de esa presión. “Primero  decidí enfocarme más en alejarme de la tv y divertirme, así que me alejé de la televisión y dije no voy a actuar, punto. Pero en realidad me estaba engañando a mí misma, porque en el fondo si quería. Lo que pasa es que estaba en un punto en que todo el mundo me veía. Fue una etapa en que yo quería actuar pero no sabía cómo, no sabía que quería hacer, solo quería actuar pero no quería presión. Así, que empecé a salir  con mis amigas, me dediqué a los deportes, me puse a escribir y cambié el estilo de muchas cosas de mi vida. Luego, ya más grande, en una época entré a estudiar teatro experimental y me fui de la casa y ya viviendo sola, fui teniendo mi espacio, mi independencia, y me fui por el camino más light, porque era la época de los reality y todo el mundo me decía que entre a uno y yo no quería, y propuestas no me faltaban, pero yo no quería hacer el camino fácil porque iban a decir ¡ah” porque es la hija de Marian, está palanqueada. Entonces fui haciendo las cosas paso a paso. Yo voy a hacer mi público de poco en poco. Hacía mis obras y así vayan cinco personas, como en realidad fue al principio, que las cinco personas que me vayan a ver fuera porque me conocen a mí  Y así  fue, poco a poco pude ir haciendo mi propio nombre”

Y en verdad hizo su nombre propio, pero en un campo diferente al de su madre. Ella eligió la actuación, su madre la conducción de programas y el mundo de la farándula, al que se suponía iría Bárbara como por ósmosis. De la misma forma que se pensó sería igualmente famosa. Pero no fue así. “La farándula nunca fue lo mío, primero porque soy una persona sensible, yo quiero estar bien con todo el mundo, no me gusta pelearme con nadie y yo no podría hablar mal de nadie, entonces sería un problema para mí. Yo mando el rating al piso, entonces sería imposible que yo esté ahí. No sirvo para la farándula y no es mi rollo. Lo mío es la actuación”. “En cuanto a la fama, yo no soy muy partidaria de enfocarme en la fama, más que catapultarme, lo que me interesa es hacer el trabajo de la manera más prolija posible y presentar un personaje que disfruten”

De vuelta al ruedo

Bárbara creció y tras un alejamiento de la televisión en su adolescencia, volvió a ella, para convertirla en su carrera y hacer presente y futuro en ella, en la que sabe que es clave la preparación académica, por ello tiene tres carreras:un tecnólogo en teatro, además comunicación escénica y un diplomado en cine. “Trabajo en televisión desde muy niña, pero me empecé a formar como artista de manera más rigurosa desde que me gradué del colegio. Entré a estudiar comunicación escénica a la universidad Casa Grande, e hice un programa de variedades con mi mamá, »En Cuerpo y Alma», que se transmitía en señal abierta. Luego de casi diez años alejada de la tele, volvi a ella y afiancé mi carrera de actriz, actuando en las series »Cuatro Cuartos segunda temporada» (2017-2018), “Maleteados» (2018). Hoy estoy en »Si Se Puede» que es una serie de Ecuavisa que está a punto de estrenarse”.

Su participación en estas dos series, (Cuatro Cuartos y Maleteados) confirmaron la madurez actoral de Bárbara, quien mostró gran ductilidad, extremada versatilidad, un carácter actoral camaleónico increíble y un gran profesionalismo pues manejó papeles y personajes que la llevaron de extremo a extremo. De ser primero villana y despiadada pasó a ser buena y noble. Entre la Chucera de Cuatro Cuartos a Carito de Maleteados hay una diferencia abismal, que confirma que ella puede representar cualquier papel, destacando en ambos. Ella cuenta estos roles:

«En Cuatro Cuartos, hice el papel de La Chucera, una presidiaria que es un personaje conflictivo, violento, controvertido, totalmente distinto al de la producción anterior. Este personaje no se parecía en nada al otro. Acá soy  una chica que estuvo metida en pandillas, con una vida muy dura. Nadie puede confiar ni fiarse de ella, porque le podía ir muy mal. Ella era muy visceral e impulsiva. En la cárcel se caracteriza por su conducta violenta y busca hacerse temer de las otras reclusas. Quiere tener el dominio e impone su violencia para lograrlo.»

«Para poder interpretar ese personaje, tuve que hacer una investigación de campo profunda para saber más de lo que es vivir en la calle e integrar pandillas. Para ello, visité la cárcel de mujeres, conversé con algunas mujeres privadas de libertad, quienes me contaron sus experiencias, lo cual me enriqueció como actriz y como persona, pues conocí a gente muy interesante. Este personaje, su personalidad y sus vivencias es algo totalmente lejano a lo que es Bárbara en la vida real”.

La historia de Cuatro Cuartos, segunda temporada, es más de tinte dramático, totalmente diferente a la primera que fue más bien cómica. En esta trama, dos de los personajes principales de la primera parte, llegan a la cárcel por diferentes motivos y allí es cuando empieza un nuevo desenlace de la historia, que en gran parte se desarrolla en prisión, en la que se forman dos bandos: las buenas y las malas, entre las que se encuentra La Chucera, quien comparte roles con otras presas, interpretadas por Ruth Coello, Carolina Jaume, Joselyn Gallardo, Noralma Reeves, Adriana Bowen, Doménica Menessine, entre otras.

En Maleteados, Bárbara hizo el papel de Carito, una joven tranquila que tiene la misión de mantener el orden en el departamento que comparte con sus amigos y que se preocupa por todos. La joven que tiene un noviazgo con Wilder, uno de los protagonistas de la serie, tiene una manera de ser muy positiva, siendo una chica muy dulce, luchadora que busca superarse. “Carito llega a vivir a la casa de Maleteados, y es una chica hacendosa, que se preocupa por todos y pone orden. Tiene una manera de ser muy positiva. El personaje no se parece en nada a mí en lo hacendosa. Yo en eso soy un desastre, súper desorganizada. Ese personaje me valió mucho, porque me hizo indagar en ese lado mío”

En la serie que es del género cómico, cuatro jóvenes desconocidos llegan por cosas del destino a compartir un departamento al que luego llegó Carito. El carácter de los inquilinos del apartamento es totalmente diferente uno de otro, lo que hace que la historia tenga desenlaces inesperados. Así, conviven bajo el mismo techo una feminista empoderada y frustrada por no poder expresar su preferencia sexual como lesbiana (Frances Swett); un divorciado cuyo oficio es cuidar carros  que pese a tener un cuerpo regordete, trata de ganarse la vida como stripper (Leonardo Moreira), un “niño” bobo e inocente de 35 años, que es virgen y sobreprotegido por su madre (Ricardo Velástegui) y un Don Juan, un  vendedor de gas que se cree ejecutivo de hidrocarburos (Christian Maquilón), quien amando otra mujer, tiene una relación con Carito (Bárbara).

En la serie, Barbie, tuvo la oportunidad de compartir roles con personajes de primer nivel del arte nacional como Alejandro Fajardo, Víctor Aráuz, Álex Vizuete, Joselyn Gallardo, Carolina Jaume, Claudia Campuzano, María Emilia Cevallos Ruth Coello, entre otros. La serie le dio la oportunidad de trabajar junto a su madre en un capitulo, en que Marián Sabaté, actuó de Marian Sabaté. En la escena se vio a la presentadora compartir el romance del personaje de Carito, su hija con Wilder, un repartidor de gas, que la llevó a pasear en su triciclo en una escena lena de comicidad que fue del agrado del público.

Producción internacional

Luego de estas producciones, Bárbara que el 8 de diciembre de 2017 se casó con el actor y payaso de profesión Michy Zelaya, en agosto de 2018, junto a su esposo, viajó a Madrid, España, para estudiar una especialización en teatro,  luego de recibir una beca en el Instituto de cine de Madrid. Allá actuó en diversas obras de teatro y cortos cinematográficos. Al terminar sus estudios volvió al país y en septiembre de 2019, emprendió nuevamente la vuelta a España, esta vez para estudiar cine. “Al principio pasé estudiando rigurosamente, al tiempo que trabajaba a medio tiempo como camarera para obtener dinero que ayude en mí manutención. Pero pocos meses antes de terminar mis estudios el dinero empezó a disminuir y me preocupé bastante pues eso implicaba que tenía que volver a Ecuador sin terminar mis estudios, por lo que me propuse buscar una agencia que me represente. No fue fácil ya que allá hay mucha competencia, pero lo logré. Así obtuve mi primer casting que era para una producción importante: la serie Little Birds, que se grabó en España en 2019, y que el próximo 4 de agosto próximo se estrenará en skytv. Fue algo anecdótico porque mi agencia representante me advirtió que no me ilusione mucho pues el  nivel de competencia que hay en Europa es muy fuerte y que suelen tomar muchos castings antes de que llegue a salir un proyecto. Eso hizo que no me metiera ninguna presión, entonces, solo me divertí en el casting e hice literalmente lo que quise, me divertí y mostré mi propuesta desde como yo quería que fuera ese personaje. Un mes después me llamaron para notificarme  que tenía el papel y que iba a viajar a Reino Unido, y a Tarifa (un municipio español de la provincia de Cádiz, Andalucía) para grabar la serie. Tuvieron que pasar muchas semanas para que pueda asimilar que esto en realidad estaba sucediendo. Fue un sueño hecho realidad”.

La serie Little Birds (Pequeños Pájaros) es para ella su primera producción internacional.  “La serie es una co- producción entre Reino Unido y España, es en inglés, pero no puedo dar muchos detalles de ella por ahora. Lo que sí puedo decir que el tema de la internacionalización a mí  me parece interesante en el sentido que es algo nuevo que hago, porque son nuevas experiencias, nuevas personas, nuevos personajes, una cultura distinta, pero una cosa si hay que tener bien claro y es que igual de importante hacer un personaje aquí como hacerlo afuera. La obra es muy importante, lo que sí le puedo contar es que en el elenco están actores de gran calidad y reconocimiento en Europa como Hugh Skinner, que actuó en Mamma Mia; Rossy de Palma, Nina Sosanya, Jean Marc Barr, Fady Elsayed, Kamel Labroudi, Lara Véliz, Alexander Albrecht, Yumna Marwan, entre otros. Lo más lindo de todo es que todos son actores a los que he admirado desde antes y fue un honor trabajar con ellos. Por ejemplo a Rossy de Palma, la admiraba desde que yo era estudiante y la veía en las películas de Almodóvar. A Juno Temple, lo admiraba por su actuación en películas como Maléfica y Sin City; a Nina Sosanya y Jean Marc Barr, los vi en una película de Lars Von Trier que es uno de mis directores favoritos; A Raphael Acloque, lo vi en La chica danesa. Fue un lujo y un honor compartir con ellos y el amor que les tengo hoy es imposible de medir”

 “Estoy feliz, pero no solo debo resaltar a mis compañeros actores, debo destacar a otros personajes muy importantes como directora de cine, guionista y productora estadounidense Stacie Passo,  la directora más increíble de este planeta y un ser humano maravilloso. Gracias a las productoras Fresco Films y Warp Films, un equipo de trabajo sumamente profesional que me trataron siempre con mucho amor y cariño durante el rodaje. Gracias a cada persona que formó parte de este proyecto. Un agradecimiento especial también a Amy Boyd, la maquilladora que más me hacía reír en este mundo.  Y por supuesto gracias a mi agencia que me representa en España, La Central Talents, por confiar en mi cuando todavía no tenía ningún trabajo internacional y por cuidarme en todo este proceso. Pero por sobre todo agradezco a mi esposo que estuvo conmigo apoyándome y ayudándome a creer en mi cuando todo esto parecía imposible de ser real! Y a  mi mamá, la que me impulsó a ser actriz desde que tengo uso de razón”

Sí Se Puede

Hoy Bárbara está en un nuevo canal, en una nueva producción, en un nuevo reto, que significa un ascenso en su carrera. Hoy está en Ecuavisa que en el mes de julio estrenará la serie Si Se Puede, basado en la historia de la clasificación de Ecuador al Mundial de Fútbol, Corea – Japón 2002 y en la vida del futbolista Jaime Iván Kaviedes, autor del gol que dio esa ansiado clasificación esperada por el país más de 40 años. La producción, es una telenovela biográfica con formato de serie de drama, dirigida por  el cineasta ecuatoriano Peky Andino, que se estrenará en julio en horario estelar y en la que ella, compartirá roles con actores ecuatorianos como: Alejandra Jaramillo, María Emilia Cevallos, Bárbara Fernández, Samantha Grey, Ruth Coello, Joselyn Gallardo, Eduardo Maruri, Diego Chiang, José Andrés Caballero, Santiago Carpio, Ariel Zoller, Eduardo Rodríguez, Francisco Arias, Juan José Jaramillo, Mao House y el colombiano Silvio Plaza, entre otros.

Bárbara habla de su llegada al canal, de la producción y su personaje. “Estoy muy feliz de llegar a Ecuavisa, siempre  tuve curiosidad de ver cómo era la vibra en este canal,  cómo se manejaba porque nunca había trabajado acá. Una vez vine un tiempo al programa Así Somos como invitada y eso fue lo más cercano que tuve a trabajar aquí. Pero entrar ha sido increíble. Me sentí muy cómoda desde el primer momento que llegue a Ecuavisa. Desde el segundo uno no solo los actores sino la producción me han tratado bien, Trabajar en Ecuavisa ha sido maravilloso, me trataron con mucho cariño, tuve directores excepcionales y todo el equipo técnico y de actores me apoyó siempre, además que la serie es simplemente excepcional. Me he sentido súper cómoda aquí, me encanta, no puedo pedir más”

Sobre la historia de Sí se Puede, Bárbara dice: “Me parece muy interesante porque más allá del fútbol en sí, que es la trama principal de la historia, está lo que rodeó a esa historia, como es la pasión de un país que se unió, que no tuvo diferencias de economías, razas, creencia o religiones, sino que  creyeron todos juntos en un mismo ideal y creo que esa energía la podemos sentir y usar para mucha cosas, porque el ecuatoriano descubrió que cuando se une y quiere, sí se puede”.

En Sí Se Puede, serie en la que ella será la antagonista, Bárbara que tuvo que cambiar su look para lucir una cabellera pelirroja, vuelve al rol de villana, como cuando estuvo en Cuatro Cuartos. “2019 fue el año de los antagónicos para mí. Primero fue en una serie que grabé en España Little Birds,  recién terminaba de grabar un antagónico secundario en esa serie cuando llegó lo de Sí Se Puede. Es una cosa de  locos. Antes me solían dar siempre los personajes de la típica chica inocente a la que le hacen daño siempre. Esta faceta de mala es diferente. Fue muy divertido jugar con personajes tan opuestos a los que me suelen dar y me di cuenta que me encanta hacer antagónicos, porque para ser mala soy muy buena”

Aquí en Sí Se Puede, hago el personaje de Marucha, una chulquera que no acepta un no por respuesta y que se aprovecha de la crisis económica para lucrarse prestando dinero a la gente con intereses muy altos. No está basado en alguien real. Es un personaje que me implicó un gran reto como actriz y que me permitió salir de mi zona de confort. El papel para mí, ante todo es un reto.  No es un papel que me suelen dar, ni es el tipo o el perfil del personaje que me pueden destinar, por ello, realmente tengo que trabajar muchísimas cosas para este personaje. Creo que cuando lo vean lo van a odiar bastante, porque el personaje hace cosas muy, muy fuertes. Es una mujer que necesita constantemente sentirse poderosa y validada y que requiere que la gente dependa de ella, que le pida favores, le rueguen y estén siempre, atrás de ella, en el fondo esto se debe a que lleva un gran vacío en su corazón. Ella es una persona muy lastimadas en la vida, que busca lastimar a otros porque no sabe cómo manejar su dolor. En el proceso de leer los guiones, descubrí que entre más lo leo, mas impactada quedo de las cosas no solo mi personaje, sino lo que hacen todos los personajes y las cosas que van pasando alrededor de la serie. El castin fue increíble porque me tocó hacerlo con un compañero que admiro muchísimo y que me ayudó mucho en el proceso. Los directores siempre estuvieron prestos a ayudarme a darme información extra. El personaje como digo va a ser odiado, pero quiero decirle al público que entienda que solo es un personaje. Él es él y yo soy yo. Yo no soy así y espero que cuando lo vean entiendan esa diferencia”

 No obstante que Marucha y Bárbara son diferentes, la actriz dice que siempre hay algo que la puede conectar con sus personajes “Creo que lo que me pude conectar con Marucha es el hecho de que en el fondo ella solo es una persona que quiere ser amada y que tiene miedo a ser rechazada, algo que también pude sentir en muchos momentos en mi vida. La diferencia entre las dos es que Marucha, a partir de este miedo a no ser amada, vierte su dolor en otros y los lastima antes de que ellos la lastimen a ella”.

 Bárbara del arte

Bárbara, no solo se concentró en hacer televisión, también incursionó en otros campos del arte, como la danza y el teatro, actividades que realizó, mientras actividades estudiaba en la universidad. Además hace: cine, escritura y dirección de obras teatrales, enseñanza de danza aérea, tomó clases de baile de hula y flamenco, hizo modelaje y pertenece a la productora Rompkbezas.

 “En la Universidad, Presenté un proyecto de danza contemporánea abierto al público creado en La Fábrica Cuerpo Espacio que fue presentado en el Instituto Tecnológico de Artes del Ecuador (Itae) y e hice un par de obras teatrales en mis primeros años de estudio. Después estudié en el Itae, en el que presenté un trabajo de danza contemporánea, direccionado por mi profesor Jorge Parra. Hoy soy profesora de danza aérea en Casa Circo»

«También participé en una obra de radioteatro y me gradué como actriz de teatro en este mismo lugar. Así, hicimos un mes de temporada con nuestra obra de graduación »Contadoras de Garbanzos’ con Ariana Fuentes y Estefanía Rodríguez, con quienes también hicimos la obra La Trapecista Muda, cuyo papel lo hice yo. En este tiempo entré a un proceso muy riguroso en el que entrenaba muchas horas al día para construir mi personaje y también hice cambios físicos radicales como raparme el pelo. Después empecé a hacer micro obras en Micro Teatro Guayaquil, presenté un performance que yo escribí llamado »Pescadería», entre otras micro obras de distintos autores. También presenté varias micro obras en Pop Up Teatro Café, una de ellas fue escrita por mí y actuaba junto a mi entonces novio y hoy esposo, Michy Zelaya en la obra llamada »Sexo en Público». También escribí y dirigí en conjunto con Sebastián Mosquera una obra presentada este año (2020) en Pop Up Teatro Café llamada »Buenas Vibras» Interpretada por Alicia Macías”.

Entre otras de sus obras , Bárbara ha estado en dos obras dirigidas por José Rengifo en la que actuó junto a su esposo: “Mis Pappier” (El Amor se vuelve Locura) presentada en octubre 2016 y marzo 2017, y Un Extraño en la Casa  (2018). “Fue hermoso trabajar con él, el me enseñó que la única forma de ganarle a tus miedos es riéndote de ellos”. Además estuvo en “Mi Casualidad” (abril 2017) una obra polémica por su tinte lésbico en que compartió con Adriana Bowem,, “Mi Novio El Precoz” (febrero 2018), dirigida por Fabo Doja con texto de Churo Aveiga en que actuó con Pepe Sánchez. Y Yo No Se Mañana y La Era del Sexo (enero 2018)

La era del Sexo fue una obra que exponía los deseos, dudas, miedos y confusiones que experimentan distintas parejas y que dan forma a historias diferentes vividas por los diferentes personajes que estaban en escena. Allí Bárbara pudo compartir con actores de reconocido nivel como Noralma Reeves, María Emilia Cevallos, Paola Farías, Pepe Sánchez, Ney Calderón, Fabo Doja, Roberto Begué entre otros.

Su participación en el cine se dio en enero de 2012, cuando actuó la película “Cielo Gris” del director y guionista Elio Paláez, en el que hizo el papel de Valentina, una interna en el centro de rehabilitación en el que también es recluido el personaje principal, Daniel, caracterizado por Emilio Vega. “Meterme en el personaje de Valentina fue muy duro para mí, sin embargo pude lograrlo gracias a mi preparación para el papel. Valentina fue un personaje que explotó mi capacidad histriónica, pues ella llora, grita, le dan ataques de histeria, trata mal a todo mundo. Fue un papel que hizo crecer mi carrera actoral”.

La multifácética

Pero Bárbara, que luce diferentes tatuajes en su cuerpo como en el pecho y la espalda, no solo es arte, también hace otras actividades en otros campos, uno de ellos la comunicación en la que se inclina por la locución radial, el manejo de redes sociales y su canal de youtube. En radio ha estado en las estaciones Súper K 800, Carrusel, Revolución y la Prensa Sport en la que tuvo su programa diario “Marcando Territorio”  y su programa deportivo “Algo Más”. En redes sociales, en muy activa en su cuenta de Instagram, en la que tiene 5.394 publicaciones y cuenta con más de 253 mil seguidores y 4366 seguidos. Allí publica imágenes de su vida personal además de su rol como actriz y hace publicidad de diversos productos.

Además tiene su propio canal de youtube ¡Qué Bárbara! que tiene distintos programas como Gym & Ñam al que catalogó del punto medio perfecto entre los foodies (aficionados a la comida) y los amantes de llevar un estilo de vida saludable, en el que fue muy popular por enseñar a preparar sus famoso patacones fit. Otro programa presentado hace dos semanas atrás es Solo Por Hoy en el que mediante vídeos alienta a las personas que sufren de ansiedad y depresión a ir sanado sus emociones y buscar un camino de paz.

Además hace reiki (pseudoterapia japonesa cuyos practicantes creen que a través de la imposición de manos o toque terapéutico se transfiere desde las palmas una «energía universal» hacia el paciente con el fin de curarlo emocional o físicamente. «Empecé a ser reikista y actualmente estoy estudiando para ser maestra de meditación. Estoy haciendo un huertito para conectarme con la naturaleza, he reducido el consumo de carnes en mi dieta en un 90% y reciclo para tener una mayor conciencia ecológica. Creo que la sensibilidad llevada a un lugar espiritual y holístico puede ser una gran ayuda para crecer como ser humano”

En el ojo de la tormenta

Bárbara es una persona por su personalidad, sus creencias y su posición ante la vida, ha tenido episodios polémicos y controversiales que varias veces la ha puesto en el ojo de la tormenta. Una de ellas la vivió, cuando en una época optó por cortarse su larga cabellera para raparla casi por completo. Las críticas no se hicieron esperar, ella se limitó a contestar en sus redes sociales: “Cuando no tenía pelo. No saben lo feliz que era, sin calor, sin peinarme, sin que se me enrede el pelo».

Otro episodio polémico lo vivió en junio del año pasado 2009, cuando fue fuertemente atacada en las redes sociales y hasta tildada de ‘lesbiana’ por su postura de apoyar el matrimonio igualitario en Ecuador.  “El hecho de creer en el amor sin importar quienes se amen no te hace lesbiana ni nada por el estilo. No soy una «lesbiana reprimida» como me han llamado. Creo que ahora hay que enfocarnos en cosas más importantes. Yo no juzgo a nadie y nadie lo debería hacer. Si bien es cierto hemos avanzado mucho en equidad de género, nos falta aún. Existe un alto número de machismo en la sociedad».

 Pero quizá lo que más levantó polvareda, fue cuando en octubre de 2019, en sus redes sociales (cuenta de instagram) publicó un vídeo en el que revelaba que desde su adolescencia padece de un trastorno mental: el de la bipolaridad, en el que contaba su experiencia de vida, tras haber sido diagnosticada con esta enfermedad mental.  Ella aseguró que la publicación, que se dio en el contexto de celebrarse el ‘Mes Internacional de la Salud Mental’, se dio como una especie de motivación para otras personas que también sufren de esta enfermedad. Situación que meses después fue desestimada, pues un nuevo examen médico, demostró que nunca había sufrido ese trastorno y que fue un mal diagnóstico. «Hace poco estuve pasando ciertas etapas de depresión por todo lo sucedido este año por lo que consulté un doctor y ahí descubrieron que no sufría de bipolaridad por lo que me re-diagnosticaron y concluyeron que fue un diagnóstico erróneo que me hicieron hace muchos años. Yo lo que he sufrido son etapas de ansiedad y depresión. Y como sí tuve etapas de depresión, yo decidí hace muchos años llevar este camino mas holístico del reiki y la meditación. Por suerte no me me mediqué y solo me traté con psicólogos sin medicinas».

Y no solo en su personalidad ha estado en el ojo de la tormenta, también lo ha estado en su profesión, como cuando en abril de 2017, actuó junto a Adriana Bowen en la polémica obra de teatro lésbica “Mi Casualidad”, una obra corta de 18 minutos de duración que estuvo tres semanas en cartelera, presentada en Pop Up, en la que se fusiona con otra mujer y en la que relata la pasión ferviente entre dos mujeres, que deben luchar contra los prejuicios de una sociedad conservadora, curuchupa e hipócrita para mantenerse juntas. Obra que pese al “escándalo” que armó dejó un profundo mensaje.

“Es algo que yo quería desde hacer hace mucho tiempo atrás. Quería ponerme en el papel de una mujer lesbiana y demostrar a la sociedad que dos personas del mismo sexo se pueden amar igual que una pareja heterosexual. Esta convicción nace del mucho respeto que tengo hacia las parejas con preferencias sexuales del mismo género. Me encanta lo artístico y siento que esta obra expuso un tema que para muchos sigue siendo un tabú, a pesar de los grandes avances que hoy en día ha logrado en la sociedad, la comunidad Glbti (Gays, Lesbianas, Bisexuales, Transgénero, Transexuales, Travestis e. Intersex). Tan es así que esta obra despertó el interés público, a cuyo estreno acudieron 200 personas que coparon las tres funciones que presentamos”

Fuera de cámaras

Bárbara, cuyo nombre tiene connotaciones de fuerza y valerosidad derivadas de sus portadores (los bárbaros), tiene esa fortaleza en la vida real en la que es fuerte y decidida. Fuera de cámaras y alejada del mundo artístico, ella desde siempre tuvo su vida propia. La actriz, cuenta cómo fue su vida de niña, de adolescente y su vida actual fuera de cámaras y luces. “En mi infancia fui muy engreída y cuidada por mis abuelos, eso no quiere decir que mi mamá no me crió, lo hizo y muy bien, pero también trabajaba mucho. Eso sí, cada vez que podía me iba a meter al set para verla, o almorzaba viendo Al que tal América, yo era su fan número uno. A mis ocho años, mi papá volvió a su país natal Brasil y mis abuelos volvieron a su país natal, España, esto me dolió mucho pero con los años lo entendí perfectamente, que eran cuestiones de fuerza mayor, sin embargo siempre los visitaba y mantenía el contacto a distancia. Con mi papá entre los nueve y los 14 años no tuve mucha cercanía, bueno también era una época en que no se había desarrollado mucho la tecnología en la comunicación y no había mucho Skype o zoom como hay ahora. Hoy con mi padre, tengo una excelente relación. Nos llevamos muy bien y lo amo. El año pasado que estuve en espala fue a visitarme y pasamos increíble. Amo a mis padres. Mi mamá es lo máximo para mí y me siento ser muy orgullosa de ser su hija”

“En la adolescencia, a los 15 años, cuando decidí alejarme de la televisión, hice la vida normal de toda adolescente, de toda joven. Estudiaba en el colegio, estuve en el Jefferson y en el  Sek Internacional, salía con amigas, paseaba, en fin. También me dediqué mucho a los deportes, surfeaba, fui campeona nacional de gimnasia aeróbica y co- capitana del equipo de cheer dance de mi colegio, Jefferson, también hice un poco de jiu jitsu y descubrí que me encantaba leer y escribir. A los 18 años fui »Miss Teen Ecuador», solo porque me dio curiosidad ver cómo era el mundo de los reinados. Viajé a costa rica a competir pero la verdad es que ahí descubrí que soy ´La menos Miss». La llamé el primer día a mi mamá, llorando diciéndole que ya no quería, que el mundo de los reinados no era para mí y ella me dijo: »entonces no te enfoques en ganar, solo diviértete, disfruta el viaje y participa en el reinado solo para pasar un buen rato’. Entonces, me dediqué a comer, a hacer amigas y a pasarla increíble, Mo me arrepiento para nada de haber vivido la experiencia desde ese lugar”.

En ese mundo real, ¿Quién es y cómo es Bárbara Fernandes? “Creo que mi rasgo predominante es que soy una persona sumamente sensible, siento todo al máximo, si estoy feliz experimento una felicidad absoluta que se sale de mi pecho y si estoy triste, siento el dolor emocional hasta físicamente. Trabajo mucho en sacarle todo el provecho que pueda a mi sensibilidad y en aprender a manejarla para transformarme como persona ya que en etapas de mi vida, mi sensibilidad me ha llevado a atravesar estados de ansiedad o depresión y sé que la sensibilidad hay que aprender a direccionarla y no tiene por qué ser un símbolo de debilidad. Todo lo contrario, puede llegar a ser una herramienta maravillosa si aprendes a usarla a tu favor, es por esto que escribo en mis tiempos libres, ahí defogo mucho mí sensibilidad. Mi lema es: escribo y luego existo. En mi familia me conocen por ser la independiente, la que enfrenta los problemas tratando de no pedir ayuda, pero también necesito y me gusta que me apapachen. A veces soy Barbarita, soy una persona que por una parte tengo un lado muy dulce, pero hay otro lado que la gente no conoce y soy súper determinante, decidida y tengo mi carácter, cuando no quiero algo, no quiero y cuando lo quiero hago todo para tenerlo”

“En cuanto a la amistad, hay personas a las que quiero y estimo, pero amigos son pocos. No siempre he tenido mi autoestima muy alta, a veces la tenía baja y en otras tirando a subterráneo. Pero es una lucha diaria y a veces muy dura. Yo soy muy sensible. Mi vida muchas veces ha sido como pisar cáscara de huevos e hice cosas que hoy no haría ni loca. En cuanto a gustos me encanta escribir, me fascina comer, mi comida preferida son los patacones con sal prieta, duermo hasta tarde y me encantan los cambios, no puedo estar sin ellos, me aburro estacionarme en un lugar, mi ciudad preferida es Guayaquil y amo también Barcelona por las raíces afectivas con mi familia. Y quiero algún día tener mi familia, quiero más adelante convertirme en mamá”

“Siento que soy una persona con muchos errores y muchas virtudes, trato de no juzgarlo y de entender que nos vamos a equivocar, la idea es aprender de nuestros errores y transformarnos constantemente. Soltar el peso de no equivocarme ha sido una lucha constante, porque el estar expuesta mediáticamente desde muy pequeña me generó una presión bastante fuerte y una preocupación de como los otros me veían. Durante mucho tiempo me aterraba sentirme »rechazada» »juzgada» o »no amada». Hoy trato de enfocarme en que lo que los otros piensen de mí no es asunto mío, sino que tiene que ver con ellos y con su visión del mundo. Todos los días trabajo en ser la mejor versión de mi misma y en que no me determine lo que los otros piensen de mí, no es fácil, hay días en que me siento muy fuerte y otros en los que me siento sumamente vulnerable, pero creo que de eso se trata la vida, de aceptarnos en todas nuestras etapas, de aprender a vernos hacia adentro y a profundizar en quienes somos”.

Y en ese saber quiénes somos, el público sabe quién es ella: Una mujer que lucha por lo que quiere y que en esa lucha, ha sabido ganarse un sitial que la tiene ubicada en el podio de las mejores artistas jóvenes del país, para quien se le presenta un futuro brillante. Todo depende de ella.

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 


 

 

 

 

 

Fotos: Instagram @gabrielfoto; ecuavisa;  tc; lahora.com.ec; facebook.com; youtube.com

]]>