cronicas urbanas

UNA MUJER DE CASINO

Escrito por Francisco Santana María José Sánchez toma dos fichas de un dólar y las coloca sobre el once negro. Su mano izquierda va sobre el tablero, la derecha se aferra al borde de la mesa. En ningún momento aparece un rastro de nerviosismo en sus gestos. Apenas sí una …

Leer más »

LA NAVIDAD ES UN TRUCO CALLEJERO

Escrito por Francisco Santana Vanessa Gálvez Ferigra, de cinco años, y su hermana Katthy, de doce, están arrimadas a una malla de un local comercial. Más allá, saltando del parterre a la calle, corretea inquieta Eva. Esquiva los carros y disputa con otros pequeños su ubicación. Cuando la luz del …

Leer más »

MUJER SOLA EN LA NOCHE

Escrito por Francisco Santana Fue una noche cualquiera, sin tiempo y sin fecha. El viaje hacia la madrugada había empezado inevitable. Yo estaba rastreando información para un tema nocturno. Preguntando llegué a su lugar. Y, como siempre sucede, se termina hallando lo que no se ha perdido. Parada junto a …

Leer más »

HUÉSPEDES NOCTURNOS

Escrito por Francisco Santana Los huéspedes nocturnos de las calles guayaquileñas. En el día la vida es diferente, cuando baja la noche Guayaquil adquiere otro color, vive otra realidad Una lenta llovizna cae sobre la ciudad. En las calles de la ciudadela Kennedy (1) la basura se amontona en las …

Leer más »

DURMIENDO EN EL HOSPITAL

Pasos imprecisos por escalones desolados y fríos. La noche se alarga lenta y temible. Un hospital no es un lugar alegre, menos para un niño. Aquí la realidad sorprende por su crudeza, pero tres chiquillos roban momentos para jugar con figuras de algún álbum olvidado. Junto a ellos, Ana Chávez …

Leer más »

HISTORIAS COTIDIANAS

Conversación con un taxista El taxi se detiene. Luego de preguntar el precio de la carrera, empieza el regateo. En el rostro del conductor asoma un gesto de melancólica resignación. Acepta cobrar 50 centavos menos. En tiempos de crisis todo descuento vale. El auto es un Lada. Se le nota …

Leer más »

LA TRIPA ASADA SE CONSUME HACE MUCHO TIEMPO

Atardece en la ciudad. Las calles alejadas del centro, y de la parte regenerada de Guayaquil, están pobladas de sol y de olores a frituras. En algunas esquinas, pequeñas parrillas asan tripas de vaca. Luego todo eso se convertirá en la parrillada de los pobres. Jacinto Tenorio, de 36 años, …

Leer más »