Breaking News

¿QUE ES DE TU VIDA?

ELVIRA CARBO

ANTES

Elvira Carbo Ramírez, nacida en Guayaquil el 25 de enero de 1965, fue una famosa actriz de teatro, cine y televisión, que tuvo su auge en las décadas del 80 como parte del popular grupo teatral El Juglar, una de las compañías, íconos del arte nacional que marcó época y se constituyó en un referente cultural ecuatoriano, al punto de ser considerado como una de las mejores agrupaciones de todos los tiempos.

Elvira nació con esa vena artística innata y desde pequeña sintió inclinación por el arte y la actuación, que se inició en el colegio, cuando pertenecía al grupo de su plantel en el que ya mostraba sus dotes histriónicas La visión de su hermana mayor y la obra de la casualidad, hicieron que un día de 1982, su vida se inclinara al mundo del arte, en el que llegó a convertirse en una de las mejores actrices del medio.

Yo inicié mi carrera artística como integrante de la escuela de teatro El Juglar al que ingresé porque mi hermana tras ver un anuncio en el periódico que convocaba al público, me inscribió en esos talleres. Hice mis estudios y luego con un pequeño grupo de esa escuela pasamos a la compañía que dirigía el maestro argentino Ernesto Suárez. Entonces empecé a formar parte del grupo y comenzaron las presentaciones, giras y festivales dentro y fuera del país”.

Con El Juglar, estuvo más de dos décadas y en el forjó su vida artística. “Ser parte del Juglar es un orgullo y una parte de mi vida. El grupo nacido en Guayaquil en 1977 bajo la dirección del maestro argentino Ernesto Suárez, ha sido la cuna de grandes actores como Azucena Mora, Taty Interllige, Sandra Pareja, Miriam Murillo, Cecilia Caicedo, Carmen Espinoza, Henry Layana, Rooselvet Valencia, Oswaldo Segura, Luis Aguirre, Giovanny Dávila, Lorenzo Martínez (+), Marcelo Gálvez, Raúl Pintos, Enrique Ponce (+), Isidro Murillo, Mauro Guerrero, Augusto Henríquez, Medardo Goya, José Romero, con quienes montamos famosas obras como Guayaquil Superstars, Maestra Vida, Banda de Pueblo, La Abuela, América Canta, Cantopoemas, Arlequín, servidor de dos patrones, entre otras”

Para Elvira, El Juglar es mucho más que un grupo teatral, es parte de su vida. “De el Juglar tengo grandes recuerdos y buenos amigos que son como hermanos. En los inicios del grupo, salíamos en una camioneta vieja a rodar por las calles e Guayaquil en la campaña Una botella vacía para un teatro lleno, para pedir nos regalaran periódicos y botellas, con el afán de recolectar fondos y alquilar un espacio propio, que finalmente lo conseguimos en la calle Boyacá 1616 y Clemente Ballén, en un segundo piso alto. Allí nos fuimos construyendo en actores, carpinteros, plomeros, pintores,  al tiempo que  también íbamos construyendo nuestros sueños, que se hizo realidad con la sala propia que inauguramos un viernes 22 de Junio de 1979.  En aquella época hacíamos teatro infantil presentando obras como Caperucita Roja, «y también hacíamos obras para adultos que con el tiempo se convirtieron en clásicos.»

«En El Juglar, teníamos gran actividad para diferentes tipos de público. Al principio dábamos funciones a las que iban pocas personas, éramos más los actores en el escenario que el público en la platea, eran los tiempos de la sala de Boyacá y Clemente Ballén, pero todo fue dándose, al público le encanto nuestro trabajo  y luego llegamos a tener escenarios llenos por largas, temporadas».

Como sucede en la vida, a veces las cosas nacen y se engrandecen por obras de la casualidad, producto de grandes hallazgos que terminan encontrando el éxito. Ese momento lo recuerda, Elvira:  «El gran despegue se da luego del «hallazgo» de la obra Guayaquil Superstar que fue una creación colectiva. La cosa nació así: En un descanso del ensayo de la obra «Arlequín, servidor de dos patrones» un par de compañeros parodian a unos vecinos del barrio que fueron a Estados Unidos una semana y regresaron «hablando inglés». Este fue el disparador de lo que sería ese gran éxito que nos ha acompañado por más de 40 años y de la línea de trabajo que abordaría de ahí en más El Juglar».

«El Juglar fue una escuela y un referente de nuestra cultura, que trataba temas sociales que llegaban con su mensaje a la colectividad.  Lo más rescatable del grupo fue que las obras extrajeron del imaginario colectivo la forma de ser de los sujetos citadinos de la época. Hasta cierto punto aprendimos a reírnos de nosotros mismos, a señalar los errores de nuestra manera de ser, para transparentar la personalidad de una ciudadanía en formación”.

Elvira que además de actriz es docente, siempre prestó especial atención a su preparación como actriz. “Al poco tiempo de estar En El Juglar, sentí que debía crecer actoralmente y para perfeccionarme más, me inscribí en el curso de monitoría teatral que dictaba el Banco Central el área cultural  en el que tuve de maestros a Alejandro Pinto, Mirella Tirone, Isabel Martínez que nos daban materias como expresión corporal, historia del teatro, como hacer las maquetas para montar obras,, maquillaje, danza, música , dicción y me gradué de monitora teatral. Luego la Universidad de Guayaquil, la Facultad de Comunicación Social, abrió la carrera de actores profesionales y me gradué de actor profesional, carrera que hoy lamentablemente ya no existe. La preparación es clave en un actor”

Y como sucede en el país, los actores de teatro, pasaron rápidamente a la televisión en la que adquieren popularidad y fama. Elvira, que además perteneció por cuatro años al grupo la Gaviota de la Casa de la Cultura, no fue la excepción y fue parte de programas, comedias, novelas series y dramatizados. “Estuve en el programa Así Es la Cosa de Ecuavisa, estación con la que grabé telenovelas como Ángel o Demonio (1993) que protagonizaron Gigi Zancheta, María Sol Corral y Adolfo Cubas y  María Soledad (1995) (foto) protagonizada por Lady Noriega en la que hice el papel de Melcocha, Sin Límites (2000), Tres Familia y últimamente en Sí Se Puede.

«Además. Tuve participación en comedias como Mis Adorables Entenados (foto), junto a Amparo Guillén, Oswaldo Segura, Andrés y Héctor Garzón, Richard Barker, Laura Suárez, Sandra Pareja  y Tal Para Cual con Mimo Cava, Azucena Mora y Prisca Bustamante. Series que son un clásico de la televisión ecuatoriana que dio un vuelco a nuestra programación con producciones de gran calidad y audiencia que marcaron una época. También estuve en seriados como De la Vida Real y Pasado y Confeso.

Pero si hay un clásico de la televisión ecuatoriana es la película Los Sangurimas (1993), una de las obras referentes de la  literatura ecuatoriana, novela de José De la Cuadra escrita en 1934 que fue llevada a la pantalla de manera magistral por Ecuavisa. La novela escrita, creó un nuevo concepto de identidad del costeño ecuatoriano a través de símbolos relativos a la naturaleza por su arraigo a la fuerza y resistencia más que a la sociedad clasista que lo intentaba marginar. Y esa idea original captó el filme para lograr una adaptación de calidad que hasta hoy no ha podido ser igualada. Y allí estuvo, Elvira en uno de los papeles principales, como Temilda, la madre de las Tres Marías».

Los Sangurimas fue dirigida por Carl West en la que actuaron, actores y actrices de gran calidad como:  Vilma Sotomayor, Estela Redondo, Cristina Morrison, Jaime Bonelli, Martha Ormaza, Carlos Valencia, Golfranio Benavides, Catalina de Cuadra, Aurelio Herera, Andrés Garzón, entre otros.  « Fue una gran producción con intenso trabajo de quienes estuvimos en cámara y de quienes estuvieron fuera de ellas.  No siempre las condiciones climáticas y de locación fueron las mejores, pero siempre pusimos amor y dimos nuestro gran esfuerzo. Mi papel de Temilda, la madre de las tres Marías, caracterizaba a una mujer de campo, humilde, trabajadora, poco instruida, llena de fetichismos, que trataba de educar a sus hijas a su manera»

«Fue una linda experiencia, con grandes anécdota. Quizá las más impactantes las viví , cuando estábamos grabado Los Sangurimas. La locación era  un pueblo en que no había luz y grabábamos de media noche en el cementerio. Los sonidos propios del lugar, los burros que rebuznaban en medio de la noche, nos tenía a todos con miedo. Una noche en un receso, llegó al pueblo una camioneta llena de enmascarados con pasamontañas, portando unos rifles y las actrices asustadas terminamos debajo de la cama fue terrible”..

Elvira además estuvo en programas de otras estaciones como: Familias Puertas Adentro, Made in Ecuador, Blanco y Negro, PPG, Guayaquil Caliente y la novela Blanco y Negro de Si TV;  la comedia Sor Ayelén de Expovisión; Infieles y Buen Lote de Teleamazonas; y Emergencia, Calle Amores y Antuca me enamora de TC. Una de sus ultimas apariciones fue en Sí se Puede, novela de Ecuvisa, basada en el logro de la Selección Ecuatoriana de Fútbol y su clasificación al Mundial de Japón – Corea 2002.

AHORA:

Elvira Carbo de Ulloa, hoy de 57 años, ama de casa y docente (profesora de teatro),  combina sus tareas en este ámbito con  su pasión artística de la que nunca se alejó y con la cual sigue vinculada hasta la actualidad. “Aparte del teatro, he sido docente. He dado clases en  colegios y universidades, he dirigido departamentos de arte de varias instituciones del medio, he dirigido talleres de empresas, cuando residí en Salinas, tuve un emprendimiento, al crear un lugar de arte que no por varios factores no funcionó como esperaba. Siempre he estado activa y siempre especializándome y actualizándome. En esta carrera nunca se deja de aprender y siempre hay que estar a la vanguardia. El teatro es, ha sido y será mi vida.”

Elvira jamás se alejó de la actuación.  En diversas oportunidades ha estado junto a sus compañeros de El Juglar en los esperados reencuentros de la agrupación para volver a montar las famosas obras que a finales de los 70 abarrotaba la sala del viejo, recordado y querida sala de la calle Boyacá. «Es hermoso volver a las tablas a compartir con aquellos compañeros, con que te formaste, creciste y te hiciste actoralmente y con quienes logramos hacer del teatro una profesión que tuvo gran recepción y cariño del público»

En 1998 actuó en  la obra “Divorciadas, evangélicas y vegetarianas” de Gustavo Ott, una comedia repleta de humor y crítica que deja una profunda moraleja y que trata sobre temas como: las relaciones amorosas, las profesiones, la maternidad, enfocadas desde una perspectiva jocosa, moderna e irónica. Allí actuó junto a sus excompañeras del Juglar, las afamadas Sandra Pareja y Azucena Mora.

«La obra contaba la historia de  tres mujeres en crisis, Gloria, Beatriz y Meche, quienes se encuentran en el momento más alto de su desesperación y empiezan a contarse sus historias, en las que ironizan sobre el sexo, la maternidad y la religión, lo que terina convirtiéndolas en grandes amigas. Gloria, la vegetariana, es una mujer impulsiva, completamente desencajada después de una pelea con su novio. Beatriz, la divorciada, una mujer que se vio obligada a casarse muy joven, dejando atrás todos sus sueños de ser una profesional y desarrollarse intelectualmente. Meche, la evangélica, una mujer que vive una profunda contradicción existencial. Ellas se encuentran en un cine y allí el destino une a éstas tres mujeres que terminan siendo amigas y cómplices».

En julio de 2019 en el teatro Centro de Arte. Fue Mujeres Clandestinas, dirigida por el director Augusto Henríquez en que compartió roles con sus ex compañeras de El Juglar Azucena Mora, Miriam Murillo y Sandra Pareja. “La obra cuenta la historia de cuatro mujeres que luchan por realizar sus sueños a pesar de las adversidades de la vida. Mujeres que son invisibilizadas en una sociedad opresora y machista, pero que son soñadoras ante el anhelo de una mejor vida.

«Mi personaje es Dolores, una viuda, de 50 años, bastante apegada a la doctrina cristiana que atraviesa una crisis que la  lleva a conectarse con su fallecido marido, quien al parecer le sigue dando órdenes. Ella aún lo obedece y la domina con la religión, pues piensa que el paraíso existe y ese es su vínculo con su marido”

Su última obra teatral la presentó en febrero y marzo del año pasado (2020) que fue escenificada en la Casa de la Cultura. Fue Las Cuatro estaciones de ma´Valdi, obra del joven escritor ecuatoriano, Peter García, dirigida por su excompañero en El Juglar, Augusto Henríquez, hoy director del grupo  Korumbus,  en la que compartió roles con Miriam Murillo y Enma Guerrero.

“Las Cuatro estaciones de ma´Valdi, que parafrasea a través de las edades, la conocida composición musical, «Las cuatro estaciones» del famoso compositor italiano Antonio Vivaldi, era una obra que enfrentaba a tres generaciones en el mundo de la tecnología en la que abuela, madre e hija tratan de adaptarse al internet, incentivadas por la joven la nieta que es una youtber y que arrastra a su madre y su abuela al mundo cibernético. Era una obra jocosa, con un mensaje actual. Yo era la abuela, imagínate una anciana queriendo mandar información por fax, cuando mi nieta me pide que use instagram. Cosas como esas se dan en la obra que esperamos volver a ponerla en cartelera cuando todo esto pase”. (Foto Extra). 

El año pasado (2020), Elvira también tuvo su encuentro con el cine, al actuar en la película histórica “Camino a la Libertad”, dirigida por Veyki Valdez, que narra la historia de los patriotas que forjaron la independencia de Guayaquil. “El filme empieza con el episodio de la Fragua de Vulcano, ocurrida la noche del 1 de octubre de 1820 que fue una fiesta social en que los patriotas planean la lucha independentista, que terminó en una batalla más estratégica que en física en la que se logró lo libertad. En la cinta compartí con actores como Alejandra Paredes, Verónica Pinzón, Juan Carlos Román”, Emmanuel Palomares, Fabo Doja, Danilo Rivadeneira y Efraín Ruales (+), entre otros2

Actualmente Elvira, quien sufre la afectación de la actividad artística por la enfermedad actual, trata de mantenerse activa haciendo comerciales, participando de spots cívicos del Municipio de Guayaquil  y de enseñanza de los trámites municipales y estudiando cursos teatrales, aemás de preparar nuevas obras. “Ahora estoy tomando talleres on line de casting y de cine con el maestro español Raul Teba, También he estado tomado cursos in line, sobre el método Fletcher.

Además estamos trabajando en  los estudios de texto para próximamente montar la obra Café con Leche dirigida por Augusto Henríquez, en la que actuamos con Miriam Murillo, Sandra Pareja, Medardo Goya y Peter García. Estamos esperando que pase esta crisis para volverlas a poner”.

Y el deseo de Elvira, también es el deseo del público que la quiere volver a ver en escena.

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

¿QUÉ ES DE TU VIDA?

DIANA SEDGWICK ANTES Diana Sedgwick, nacida en Guayaquil el 4 de julio de 1977, fue …