Breaking News

PLATOS TÍPICOS CARNAVALEROS

Un detalle de la gastronomía ecuatoriana en Carnaval.

Mañana (lunes 15 febrero 2021) empieza el carnaval y con él vienen varias costumbres y tradiciones, una de ellas la gastronomía propia de la época. Cada ciudad de Ecuador tiene sus platillos diferentes. Vamos a hacer un breve tour gastronómico por las ciudades más carnavaleras del país para saber que manjares se disfrutan en estas fechas.

Las ciudades más carnavaleras del Ecuador son Ambato y Guaranda, clásicas por sus fiestas en este feriado nacional. La ciudad de los Tres Juanes, más culta, más festiva con su tradicional Fiesta de las Flores y Las Frutas, llena de desfiles, bailes, comparsas, carros alegóricos y demás. Los guarandeños más dados al juego desenfrenado, a la fiesta eterna en que no hay desconocidos y todos se hermanan por un momento entre el trago que se brinda al pasar y el juego “salvaje” con agua, anilina, huevos y lo que haya a mano. Y no se queda atrás, Cuenca, cuna de la más rica y variada gastronomía de Carnaval. Más allá de la forma de llevar esta festividad, está que las tres tienen un gran soporte en la gastronomía.

En Guaranda en esta fecha son típicos: la fritada, el mote, chigüiles, humitas, tamales, hornado, ají de cuy, cuy asado, morcillas, chicha de jora, sancocho, seco de gallina, alcaparras, y en bebidas el pájaro azul. En Cuenca el mote pillo, mote pata, cascaritas y una gama de dulces elaborados con leche, coco y frutas tropicales. En Ambato son típicas las frutas propias de la estación como manzana, capulí y durazno, los dulces hechos en base a ellas  (durazno, frutilla, babaco, membrillo, tomate de árbol, manzana), además del el típico arroz con leche. En platos de sal, el ají de cuy, el tradicional hornado y  el yapingacho. Todas gastronomías variadas, con sabores que evocan tradiciones y recuerdos.

Vamos a conocer algunos de estos platos. Empecemos el tour gastronómico por Guaranda.

Guaranda

Fritada. Su componente principal es la carne de cerdo frita. Es una comida tradicional de la sierra que ha llegado a convertirse en unos de los platos íconos de la gastronomía nacional. La fritada es una preparación producto del mestizaje, puesto que los españoles fueron los que introdujeron el cerdo al continente americano. A principios del siglo XIX, en los tiempos de la colonia fueron los que enseñaron a los nativos americanos a confitar, técnica culinaria que consiste en cocinar al animal primero, para luego freírlo en su propia grasa, al mismo tiempo fueron los indígenas los que agregaron ingredientes autóctonos de la sierra ecuatoriana como lo son: el mote, choclo, habas y papas al plato de cerdo.  La preparación del plato comienza en la noche anterior dejando marinar los trozos de cerdo.  La carne de se cocina en agua hirviendo con condimentos varios (preferiblemente la cebolla blanca) y luego se fríe con la grasa del cerdo en una paila de bronce sobre las llamas. Con una paleta de madera se mueve constantemente la carne de cerdo para que vaya absorbiendo los condimentos y vaya tomando color. Se acompaña de mote, choclo, habas, maduro frito, queso, tostado, tortillas de papa, entre otros. (Foto: cocinaecuatoriana.com)

Chigüiles. El chigüil, originario de la sierra, es preparado con harina de maíz y queso y envuelto en hojas vegetales. ​Se lo prepara especialmente en las épocas del carnaval  y semana santa. Se sirve solo o acompañado con café, chocolate, aguas aromáticas. Aunque se desconoce con precisión su origen, el chigüil es un plato típico en varios cantones de las provincias de Azuay, Bolívar, Cañar, Chimborazo y Tungurahua. La ciudad de Guaranda, donde se lo consume en carnaval  es considerada como la cuna de este producto. El chigüil se prepara con harina de maíz, manteca de chanco y queso fresco. Se lo envuelve en hoja de huicundo (un tipo de bromelia), achira, plátano o del mismo maíz y se cocina a vapor. La elaboración de la masa inicia cerniendo hasta dos veces la harina de maíz para después ponerla a hervir con un poco de agua, sal y manteca de cerdo. Luego se retira del fuego y, mientras se enfría, se le añaden yemas de huevo y se amasa durante varios minutos hasta obtener una buena consistencia. Cuando está lista se van sacando varios fragmentos de esa masa para amoldarlos en la palma de la mano y rellenarlos de queso fresco con una pequeña cantidad de achiote. Su forma es alargada y la destreza de quienes lo preparan se nota a la hora de envolverlos. Utilizando una hoja limpia de maíz, ni muy ancha ni muy larga, se coloca el chigüil en la parte inferior de la misma. Se hace un doblez cubriendo la masa y se envuelve. Se asegura la punta restante debajo de uno de los dobleces para que no se suelte. Finalmente, se los coloca sobre una cama de hojas de maíz en una olla con poca agua para que se cocinen al vapor.  (Foto: lasmejreshuecas.com)

Humitas. Es una comida basada en el maíz. Consiste básicamente en una pasta o masa de maíz levemente aliñada, envuelta y finalmente cocida o tostada en las propias hojas de una mazorca de maíz. Su nombre se deriva de la voz quechua humint’a que significa pasta dulce. En algunos lugares de la sierra también se la llama choclotanda y chumal, palabra de posible origen cañarí. Su preparación es de maíz molido fresco (choclo tierno) con cebolla, huevo, leche, manteca de cerdo y especias que varían según la región o la tradición de quien la cocina. Se envuelve la masa (de maíz molido fresco) en hojas de maíz y se cocina al vapor. Se le agrega queso a la mezcla. Es tan tradicional este plato en el territorio ecuatoriano, que se diseñaron ollas exclusivamente para su elaboración. Las humitas pueden ser de sal o de dulce. (Foto: ecuadorgastronomia.blogspot.com)

Tamales. El tamal (del náhualt tamalli) es un alimento de origen mexicano. Los tamales ecuatorianos se preparan con harina de maíz morocho y se rellenan con carne de chancho o pollo. Se envuelven en hoja de áchira, plátano o bijao y se cocinan al vapor. La preparación es la siguiente, Primero se debe batir la manteca junto con la mantequilla, en un tazón hondo hasta que se haga una espuma. Se añade las yemas, sal, pimienta y la harina de maíz; agregar el polvo de hornear, el queso rallado, el jugo espeso del caldo del condumio, hasta obtener con todo esto, una masa ligeramente aguada. Poner al final las claras de huevo batidas y se mezcla la masa suavemente, colocándola en una bandeja. La preparación del condumio y del tamal es la siguiente: Se hace un refrito con la manteca de color, cebolla, ajo, comino y orégano; agregar el pollo y dorarlo. Verter agua, sal, pimienta y cocinarlo hasta que la carne se ponga suave y el jugo se vuelva espeso. Dejar entibiar y desmenuzar el pollo en trozos pequeños. Guardar el jugo para usarlo en la masa del tamal. Limpiar y aplanar bien las hojas de achira, colocar en el centro tres cucharadas colmadas de la masa y darle la forma de tamal, finalmente añadir a la masa una cucharada de condumio. Para decorar el tamal y cocinarlo: Decorar con tiras de ají, en los extremos una pasa y al centro una tajada de huevo duro. Doblar la hoja, envolviendo al tamal. Preparar una olla tamalera con su parrilla, cuando el agua este hirviente y produciendo algo de vapor distribuya en la parrilla los tamales uniformemente sin que se mojen en el agua, cocinarlos al vapor por aproximadamente media hora. (Foto: tqma.com.ec)

Cuy asado. El cuy es una especie de roedor que pesa cerca de 1 kg y que se puede encontrar en la región andina de Sudamérica, especialmente en Ecuador. Existen diversos platos en el cual el cuy es el ingrediente estrella, pero el más popular es el de cuy asado acompañado de papas. Para preparar este plato se necesitan estos ingredientes: 1 cuy pelado, 8 dientes de ajo machacados, 1 cucharada de comino, ½ cucharadita de achiote, 1 kilo de papas peladas, 8 cucharadas de aceite, 2 ramitas de cebolletas finamente cortadas, una cebolla colorada finamente picada, una pizca de orégano, otra de pimienta molida, una cucharada de cilantro y sal a gusto.

La preparación es la siguiente: Aliñar el cuy con cinco dientes de ajo, el comino y sal. Dejarlo reposar hasta el día siguiente. Calentar en una sartén seis cucharadas de aceite con el achiote. Barnizar el cuy con el aceite de achiote. Asar el cuy en carbón, pinchándolo para que vaya cocinándose homogéneamente. Calentar en una sartén dos cucharadas de aceite y añadir la cebolla, los tres dientes de ajo restantes, las cebolletas, el cilantro, el orégano, la pimienta y sal. Cocinar durante cinco minutos. Agregar las papas y suficiente agua hasta cubrirlas. Esperar hasta que el agua hierva, reducir la temperatura y cocinar a fuego lento hasta que las papas estén blandas. Servir el cuy sobre las papas cocidas acompañado de hojas de lechuga, tomate y curtido de cebolla (Foto: cocina-ecuatoriana.com)

Chicha de jora.  Es una bebida fermentada oriunda de Perú, que llegó a Ecuador. Presenta diversas variedades según la región pero su preparación se compone principalmente de la «jora», es decir, maíz malteado. Es elaborada desde la época preincaica siendo una bebida sagrada utilizada en actos ceremoniales y fiestas de todas las culturas prehispánicas de la zona central andina. Si bien técnicamente es una cerveza artesanal de maíz, debido a que para su preparación se requiere maltear el grano, para posteriormente ser fermentado, el grado alcohólico de la misma varía de acuerdo a la región y al «chichero» (personas que la elabora). Para preparar la chicha de jora primero es necesario obtener la harina de jora. Este es un procedimiento que lleva aproximadamente un mes y se asemeja a las fases lunares, pues cada etapa lleva aproximadamente siete días. Una vez que se ha obtenido el maíz, que puede ser amarillo o blanco, se procede a remojar y llevarlo a una especie de cama hecha con hojas de “jorapanka”.

Ésta es una planta que se encuentra en las partes más profundas de las quebradas y cuyo sabor absorben las semillas del maíz. Al grano de maíz se lo deja reposar por alrededor de siete días, cubierto con las hojas. Este procedimiento ayuda a que el grano germine, los maíces germinados se los lleva a secar bajo el sol, por alrededor de una semana; una vez seco, se lo muele y se obtiene la harina de jora. Con esta harina se hace la preparación de la bebida como una colada tradicional y para que adquiera su sabor especial se la cocina en leña. Primero se hierve todo tipo de hierbas dulces, mientras la harina se remoja en agua fría, una vez que se ha conseguido la esencia de las hierbas se las retira de la olla y se vierte la harina. Se debe dejar hervir meciendo constantemente para que la harina no se acumule en la base de la olla, si el maíz no fue lo suficientemente dulce se incluye en la preparación panela. Una vez que la bebida este cocida, empieza el procedimiento del chichado. Con la ayuda de un cedazo se cuela la chicha en una vasija que originalmente era de barro, cuya base se enterraba. El número de días de reposo dependerá del grado de fermentación que se requiera, para las festividades se deja madurar de tres a siete días.

Pájaro Azúl. Es una de las bebidas preferidas por los habitantes y turistas que visitan el tradicional carnaval celebrado en las calles de Guaranda. Es un aguardiente típico de la región interandina del Ecuador. Este licor nace en la provincia de Bolivar y es un aguardiente de calidad hecho a base de aguardiente de caña de azúcar con aproximadamente 30 grados de alcohol. Debe beberse muy frio para disfrutarlo mejor. Esta una bebida alcohólica cuya apariencia es de color azulado y que entre los ingredientes tiene hojas de naranja, mandarina, caldo y carne de gallina y anisado de caña. La apariencia del aguardiente de tono azulado es por la refracción del firmamento a través del líquido, cuando se brinda elevando la copa dónde está servido el licor, de allí su nombre «Pájaro Azul», su elaboración es ancestral y las variaciones de sus ingredientes han trascendido en el tiempo mediante la tradición oral, cada «hacendado» o su familia tenían preferencias en los aderezos de la bebida, destilación, maceración y duración del proceso. En las décadas del 60 y 70 se forjó el emprendimiento de la Sociedad Industrial Licorera de Bolívar, Silebsa, que llegó a exportar a Colombia y Perú, un derivado de esta denominación que se llamó Anisado El Gato.

Tungurahua

Ají de cuy. “El ají” acompaña casi en su totalidad a los platos andinos, en los que predominan las carnes como en este caso el cuy. El ají fue el más noble condimento de la comida indígena. Entero o molido, crudo o cocinado, solo, relleno o mezclado con otros condimentos, fue el saborizante por excelencia, el condimento clave de las grandes y pequeñas comidas aborígenes, que dio nombre a viandas y productos de la tierra: ají de cuy, ají de queso, ají de chochos. Para preparar este plato se necesita un cuy, dos dientes de ajo, una cebolla, dos ajíes, 1/2 litro de caldo de carne, dos  libras de papas cocinadas, sal, pimienta y comino al gusto. La preparación es la siguiente: Limpiar bien los cuyes y sazonarlos con sal, pimienta, comino, un poco de ají y ajos molidos. Dejarlos marinar por unas horas. Calentar el aceite y dorat la carne bien escurrida agregándole el resto de los ajos y cebolla finamente picada, así como el ají y los jugos de la marinada. Dejar cocer suavemente durante media hora agregándole el caldo necesario. Sirva las presas de cuy acompañados de papas cocinadas y mucho ají. En Tungurahua se lo puede encontrar en restaurantes de Ambato, Píllaro, Pelileo, Mocha y Baños.

Hornado. El Hornado, cuyo ingrediente principal es el cerdo, es un popular plato típico de todo el Ecuador, pero que se muestra como uno de los atractivos gastronómicos de Ambato que tiene en el mercado el mejor lugar para comerlo. Su nombre proviene de la palabra «hornear «, y contiene carne de cerdo hornado, (principalmente cocinado en leña), acompañado de distintas salsas, vegetales y otros ingredientes cocidos, como el choclo, mote, habas, maíz tostado, llapingachos (tortilla de papa), maduro frito, aguacate, lechuga, tomate, cebolla, maní y demás ingredientes dependiendo la zona geográfica donde se lo prepare.  La historia del hornado no es propiamente ecuatoriana, basta decir que antes del siglo XVI en Ecuador no habían chanchos, cerdos, cochinos, marranos, puercos, cochinillo, lechón o como se llame a este animal que tiene variedad de nombres y que llegó al país por los años de 1500 en adelante (siglo 16). Es entonces, una tradición española, una costumbre europea, que nos llegó como tantas cosas en este mundo evolutivo. Su origen viene de un plato valenciano: el cochinillo, preparado en horno de leña. Para prepararla susu ingredientes son: una  pierna de cerdo, 400 mililitros de jugo de naranja, dos cebollas paiteñas, diez dientes de ajo, 200 mililitros de cerveza, 100 mililitros de aceite de achiote, Sal y comino al gusto . Su preparación  es. 1. Licuar la cebolla y el ajo con el jugo de naranja. 2. Adobar la pierna de cerdo con sal, comino, aceite de achiote y el licuado anterior. Reposar en refrigeración por al menos ocho horas. 3. Cubrir la pierna de cerdo con papel aluminio y hornearla a 180° centígrados, durante cuatro horas. Luego destaparla y hornear por 20 minutos más, para que quede dorada. 4. Servir el hornado acompañado de tortillas de papa, ensalada de lechuga, mote, cuero reventado y agrio. Para preparar el denominado agrio se necesita como ingredientes · 500 gramos de tomate, picado fino · 400 gramos de pimiento verde, picado pino · 250 gramos de cebolla paiteña, picada fino · 30 gramos de culantro, picado fino · 150 mililitros de jugo de naranja · 100 mililitros de chicha · 60 mililitros de jugo de limón · Sal y pimienta al gusto Mezclar todos los ingredientes y dejar reposar por lo menos por cuatro horas.

Pulcha perro (Jucho). Su Origen viene de los puruháes que conservan el idioma kichwa; así como su identidad y costumbres. Existen ciertas variaciones en la preparación del jucho, pero aun así, es considerada una receta tradicional y popular de los indígenas en Tungurahua y Chimborazo. Asimismo, se sirve y prepara en febrero, puesto que las frutas utilizadas para su elaboración están en temporada. Hoy en día es considerado como postre y es muy típico en la época de Carnaval en Ambato y Riobamba Jucho, es una bebida de ritual del Pawkar Raymi. El capulí es el protagonista de ésta bebida deliciosa, se da en Tungurahua y Chimborazo  y aflora desde enero hasta marzo. Sin embargo, en febrero se lo consume con mayor devoción por la celebración de las fiestas del carnaval indígena, ésta bebida se sirve como agradecimiento a quienes van cantando versos a la Pacha Mama de casa a en casa, ésta tradición lo comentó Tupak Agualongo, puruhá radicado en Quito. La bebida bautizada como jucho es una composición que mezcla sabores ácidos y dulces y rinde honor a las frutas ecuatorianas, especialmente al capulí y al durazno.

Su preparación es sencilla, pero varía de acuerdo a cada región. Así en ciertas recetas aumentan especias como el clavo de olor, pimienta dulce, anís estrellado entre otras, únicamente la canela es un ingrediente principal. Para prepararlo se necesita estos ingredientes: siete  duraznos medianos (sin piel), una libra de capulí, 4 membrillos (sin piel), cuatro peras  sin piel, tres  manzanas, dos litros de agua, 200 gr de azúcar morena, 3 ramas de canela, una  unidad de clavo de olor, dos  unidades de pimenta dulce y un anís estrellado. Preparación: En una olla grande se pone  el agua y se lleva a fuego hasta llegar a ebullición para adicionar la canela, el clavo de olor, la pimienta dulce, anís estrellado, el azúcar morena y lo disolvemos por completo. A la preparación se adiciona los duraznos enteros y pelados, las peras y las manzanas y se deja cocinar por 40 minutos aproximadamente o hasta que la fruta este suave, se adiciona  el membrillo en trozos medianos y se deja cocinar por quince  minutos más. Para terminar se coloca  los capulíes y se deja  cocinar unos momentos, se rectifica su sabor de ser necesario y se retira del fuego, se deja  enfriar unos minutos y se sirve. Tips: Si necesita dar mayor densidad al líquido puedes adicionar 20 gr de maicena.

Cuenca

La gastronomía cuencana se desarrolla en torno a la producción agrícola, piscícola y cárnica de sus parroquias. De allí que el cerdo, el maíz y la pepa de zambo son la trilogía gastronómica de la cocina cuencana en carnaval. El cerdo juega un papel principal al momento de cocinar el festín carnavalero. De este se prepara la sabrosa cascarita que se come con mote, ají y tostado. Luego se elabora el sancocho, la fritada y los chicharrones. El mote pata es quizá el guiso más representativo de la cocina cuencana. En su preparación se utilizan alimentos como el cuchi cara (cuero de chancho), mote, carne de cerdo, longaniza y tocino; ingredientes que se encuentran a la venta todo el año en los mercados. Además se prepara el maíz pelado, el mote con cáscara, los quesillos y harina de cema para la elaboración del pan mestizo.

Cuenca también es pródiga en dulces. Hay una variedad de exquisitos dulces de Carnaval, como el dulce de durazno, de llachapa, higos negros con panela, el dulce de leche con coco, capulí, pera, manzana, dulce de poroto, entre otros, los cuales se acompañan con pan blanco, mestizo y galletas de manteca. Y en bebidas están: colada de capulí, chicha de jora.yaguana (colada de manzana) y el jucho, también llamado pulcha perro, una colada de capulí y durazno que se prepara en la Sierra Centro y Sur de Ecuador.

Mote pata. También escrito como motepata es una comida tradicional de Azuay y Cañar elaborado con mote, carne de chancho, longaniza, y semillas de sambo. Se consume durante el carnaval. Es muy popular en Cuenca, aunque su origen es campesino. Su nombre está formado por dos palabras de origen quichua: mote que es el maíz maduro cocido, y pata, que viene de «patazhca» que significa muy cocinado. Contrario a lo que puede sugerir, su nombre no proviene de pata  (extremidad de un animal) ni se usa esta parte en este platillo. El mote pata se prepara con un refrito con achiote, cebolla, ajo, comino, pimienta, tocino y longaniza de tipo artesanal que se elabora solamente antes de carnaval. Se agrega agua, mote, costilla, lomo y piel (o cuero) de chancho,, todos cocinados con anticipación. El mote debe estar muy cocido. Al final se añade la pepa de sambo (semillas de la especie de calabaza) tostada y licuada con leche  y algo de mote. Se agrega orégano y se sirve. (Foto: tqma.com.ec)

Cascarita. Es una tradición gastronómica de Azuay y Cañar. Consiste en dorar el cuero del chancho, rebanarlo con un cuchillo y servirlo con mote, llapingachos y sal al gusto. En Cuenca hay seis cuadras en la avenida Don Bosco que tiene varios restaurantes que ofrecen las ricas ‘cascaritas’. Este plato tiene su origen aproximadamente en los años 50. Apareció como un derivado de las ‘cuchicaras’, una comida similar a las ‘cascaritas’ que se servía en las mingas, reuniones de habitantes en las que se ejecutaba una obra para la población.

Al principio solo las personas de mayor estrato social podían consumirlas. Las poblaciones cañaris de Azogues, en Cañar, denominan a este plato como ‘cuchilandia’, pues allá a los cerdos también se los conoce como cuchis, palabra kichwa que significa cerdo en español. Para que las ‘cascaritas’ queden doradas y crocantes hay que tener práctica. Se empieza escogiendo el cerdo, el cual debe estar pesado en grasa, para que la ‘cascarita’ sea crujiente. El segundo paso que es el faenamiento, se deben quemar las cerdas y una vez pelado el animal se procede a sacar las vísceras, limpiarlo y lavarlo para montarlo en el caballete. Una vez cocido el cerdo se realiza la sopleteada, un proceso de quemado que dura una hora y en el cual se tuesta el cuero del animal procurando uniformidad, para que las ‘cascaritas’ queden doradas. Cuando se obtiene el color deseado se hace el raspado, que debe realizarse con cuidado para que las capas de cuero no se quiebren. (Foto: elcomercio.com)

Dulce de Higos. Es un postre hecho con higos caramelizados en miel especiada de panela (piloncillo), se sirven acompañados con rodajas de quesillo. Los higos se cocinan en miel de panela o piloncillo con especias como canela y clavo de olor. Las especias son opcionales (pero recomendadas) y depende de su gusto personal si los agrega o no.

El proceso de preparar los higos es un poco largo, casi tres días: el primer día se remojan los higos en agua, al siguiente día se los cocina y se los deja remojar nuevamente durante todo el día, y finalmente al tercer día se los cocina con la miel de panela.Para prepararlo se necesitan estos ingredientes: 20 higos maduros pero firmes, lavados, una pizca de bicarbonato, 1 ¾ lb de panela o piloncillo, clavo de olor y otras especias – opcional y agua.

Preparación. Haga una incisión o corte en forma de cruz en la parte superior – la parte angosta –de cada higo. Ponga los higos en un recipiente y cúbralos con agua, déjelos remojar durante un día entero. Cierna los higos y póngalos en una olla, cúbralos con agua, aproximadamente ocho tazas de agua. Añada la pizca de bicarbonato y haga hervir el agua con los higos, cocínelos durante 15 a 20 minutos o hasta que estén suaves. Deje los higos en el agua en el que se cocinaron durante otro día entero. Al día siguiente cierna el agua y escurra cada higo –con delicadeza – hasta sacarle la mayor cantidad de agua. Ponga la panela o piloncillo y las especias en una olla de buen tamaño, agregue 6 tazas de agua y cocínela a fuego lento hasta que la panela este completamente disuelta y se empiece a convertir en miel. Añada los higos y siga cocinando a fuego lento hasta que la miel este espesa, aproximadamente unas dos a tres horas. Sirva los higos – calientes o fríos – acompañados con rodajas o tajadas de quesillo o queso. (Foto: recetas123.net)

Llegó carnaval y con el la gastronomía. Aquí les hemos presentado una docena de platos carnavaleros. Que los disfruten.

Foto: entornointeligente.com; afuegolento.com; lasmejoreshuecas,com; emiliodeik.cl; tqma.com.ec; astelus.com; cocina-ecuatoriana.com; chefs.ec; tungurahuaturismo.com; laylita.com; elheraldo.com; lahora.com.ec; pinterest.com; cuenca.com.ec; elcomercio.com; maizsoya.com; recetas132.net; cocinadeliramte.com

 

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

EL RELLENO

Una nota que nos permite conocer todo sobre el tradicional relleno. Su origen, valor nutricional, …