Breaking News

DELADO ASAMBLEISTA

Me lanzó a la Asamblea. Aquí las razones y lo que haré cuando esté en mi curul.

A mis familiares, compañeros, panas, colegas, los 2.679 amigos Facebook y 641 de Instragram, quiero comunicarles que he tomado la antipatriótica decisión de aceptar mi postulación a la Asamblea Nacional por lo que pronto tendré el deshonor de ser asambleísta de mi Patria. Desde hoy me pondré la camiseta número 13 del revolucionario y novel partido político Puta Madre (Por Una Transformación Arrecha Más Allá De Representantes Escorias) en alianza con el partido de las cuatro P: PPPP (Pobre País Partido en Pedazos).

Lo hago considerando que cumplo con todos los requisitos que en el mundo de la política actual se necesitan para ocupar tan apreciado y desvalorizado cargo.

Cumplo con los requisitos

Juego fútbol, lo que me convierte en futbolista y por tanto en Deportista. He trabajado por varios años y en varias oportunidades en televisión, lo que me convierte en Talento de Pantalla. Soy fabricación modelo 1960, lo cual me convierte en Modelo. Participo en el reality show de la vida, en la cual gracias al manejo de la política en las últimas décadas, hoy soy, además de ser viviente, un sobreviviente, lo que me convierte en Participante de Reality; Hago bromas y pasadas en reuniones sociales con los amigos, lo cual me convierte en un “Payaso” más.

Y aquí considero justo y necesario, hacer una “disgregancia”. La palabra “Payaso”, está usada en estricto sentido sarcástico e irónico y nada tiene que ver con la definición de la Real Academia de la Lengua para denominar al “personaje estereotípico representado comúnmente con vestimentas extravagantes, maquillaje excesivo y pelucas llamativas, cuya función es hacer reír a la gente, gastar bromas, hacer piruetas y en ocasiones trucos divertidos”. Oficio extremadamente digno, al cual admiro y respeto como el que más, porque saber hacer reír a la gente es un arte, además de una noble misión.

Volviendo a mi postulación a asambleísta, al ser: Futbolista, Deportista, Talento de Pantalla, Personaje de Televisión, Modelo, Participante de Reality y “Payaso”, tengo todo el derecho para aspirar a una curul, pues cumplo con los todos requisitos que exige la política actual y el “talento” político de los líderes de las agrupaciones, que parecen no saber el real significado de política. Ellos (los líderes políticos) son los responsables y no yo, de que  “Payasos” como nosotros entremos a la política. Además que confieso que tampoco es para descartar el “suculento guiso” que ellos pagan por decir sí a su pedido.

Por tanto, pido y con derecho, que por un sentido intelectual y humanitario, no nos critiquen a quienes hoy cumpliendo dichos requisitos, terciaremos en las elecciones, ni nos digan brutos, porque nosotros no tenemos culpa de nada. La culpa la tienen los líderes, esos sí, brutos que creen que por ser “famosillos” tenemos lo que ellos llaman: “Intención de Voto” y que creen, que ustedes, EL PUEBLO, son los brutos que ya porque nos conocen por la televisión o por ser figuras públicas, van a votar por nosotros, sin importar si tenemos o no aptitudes para ello. Así que si gano, el bruto no seré yo, sino ustedes que me eligen.

Además de esos requisitos de forma, cumplo con otros requisitos de fondo, que hoy exige la novelera política actual, que dejó de ser un servicio para el pueblo, sino un servicio personal para intereses personales, obviamente. Estos requisitos que tenemos los “payasos” que fungimos de candidatos son: No tener cerecro o tener cabeza hueca y no saber nada de legislación, ciencias políticas, geopolítica, administración parlamentaria, doctrinas, ni de ninguna de materias afines a las 13 Comisiones Permanentes Especializadas de la Asamblea que son: de Justicia, Derechos de Trabajadores, Régimen Económico, Desarrollo Económico, Relaciones Internacionales, Biodiversidad, Soberanía Alimentaria. Gobiernos Autónomos, Educación, Participación, Salud, Derechos Colectivos y Fiscalización.

Cualidades de Asambleísta

Además de lo anterior, también tengo las cualidades específicas para el cargo de asambleísta, que hoy exige la nueva política como son: 1) No conocer cuáles son las funciones que desempeñaremos los electos para dicha dignidad. 2) No tener ideas claras para expresarnos de manera sencilla. 3) No saber ni papa de hacer leyes, ni saber tampoco si éstas, deben seguir vigentes, o deben ser reformadas, reemplazadas o, simplemente, derogadas. 4) No saber de legislación para vigilar a las acciones y a los actores del gobierno. 5) No tener conocimiento de la realidad nacional y de la forma en que interactúan las distintas manifestaciones de la vida colectiva. 6) No tener la capacidad para las tareas de legislar y fiscalizar. 7) No tener un claro criterio, ni sentido de justicia, peor la capacidad de poner los intereses del país por encima de los compromisos políticos personales o de partido. 8)  No saber ni de lejos lo que estipula el artículo 120 de la Constitución, que entre otras atribuciones y deberes, señala que: la Asamblea Nacional y, en consecuencia, los asambleístas, deben: Expedir, codificar, reformar y derogar las leyes e interpretarlas con carácter generalmente obligatorio. Crear, modificar o suprimir tributos. Aprobar o improbar los tratados internacionales. Fiscalizar los actos de las funciones Ejecutiva, Electoral, de Transparencia y Control Social y los otros órganos del poder público. Y 9) por sobre todo, y esto es lo más importante, olvidar que lo hacemos los asambleístas, lo hacemos en nombre del pueblo, que nos eligió.

Lo que no se y debo aprender

Pero si no sabemos algo, no importa. Como dijo un colega candidato, un “ilustre” participante de reality: “Nadie nace sabiendo, por lo que, lo que no sé, lo aprenderé allí”, como si la Asamblea fuera para aprender. Se aprende antes, se prepara antes y preparado para ello se puede ir. Pero en este país de Ripley, para beneficio de nosotros los “Payasos Candidatos”, las cosas están al revés. Por eso tocará aprender cosas que jamás he sabido, que jamás me enseñaron mis padres y mis maestros y que jamás he hecho.

Así, ingresaré al club de los corruptopolis y aprenderé a negociar mis principios. Aprenderé a robar, aprenderá a hacer negociados, aprenderé a aceptar las decisiones ajenas aún a costa de romper mis principios y a no estar de acuerdo con ellos. Aprenderé a hacer pactos con Raymundo y todo el mundo, si me convienen a mí y a los intereses de mi partido. Aprenderé a hacer lobby con el hombre del maletín. Aprenderé a agachar la cabeza y ser sumiso con las disposiciones del partido a través del jefe de bloque; Aprenderé a coimar y ser coimado. Aprenderé a faltar a mi palabra.

Aprenderé a cambiar de camiseta según mi conveniencia. Al fin y al cabo. No importa la ideología, importa estar en la rosca, en la trinca, en la teta, llámelo como quiera, lo importante est estar allí. Recordar que la Trinca no es mala, es malo no estar en la trinca. Y clato también aprenderé a ser bailarín y bailar al son que me toque. Aprenderé a tener contactos claves en la policía, sistema judicial y fiscalía, para que me avisen con tiempo si me van a apresar por mi fechoría para huir del país.  Aprenderé a traicionar al pueblo que confió en mí. Aprenderé a ser caretuco, borrego y alzamanos. Después de todo, no ha de ser muy difícil aprender. Por último, no me queda más que aprender así no quiera, porque si no aprendo esto y no entro en el sistema de lo que es la política actual, me harán a un lado, me verán como un lunar, como un bicho raro y terminaré marginado, excluido y expulsado del partido.

También me tocará aprender la dialéctica política actual para expresarme con altura y decir frases filosóficas como “Ven para mearte insecto”“Por Dios y Por la Plata”, “Que los pobres coman pan, que los ricos coman mierda” el IESS no le pertenece a los afiliados, pertenece a todos los ecuatorianos”, “Al afiliado, lo que le quitan mensualmente de su salario no es suyo”;

Votar por mí es como rayar un Mercedes Benz”, “quienes votaron por ti eran putas y maricones”. “Ven a debatir, maricón”, “Te veo nomás cretino, mamarracho”, Hijo de culebra no puede salir ni rana ni sapo”. “Ladrón”, “pillo”, “sinverguenza”; “viejo marihuanero”; “lo hice rico y ahora está intentando joder a mis hijos”; “sepulcros blanqueados” “oligarca aniñado”, “mediocre”, “heredero  corrupto y farsante” y “fariseo”; “personas de mente ratonil”; “miseria humana”, “insolente recadero de la oligarquía”.

“Te perseguiré como perro con rabia”; “descastado presidente” “los toros tienen casta pero además un par de cuernos; “Si quieren bala, aquí nos damos bala”;  gordita horrorosa”, “bestias salvajes” “ecologistas infantiles”, “pelucón”, “cachetón”, “basura”, “prensa corrupta”. Primero, pague sus impuestos e inaugure su cerebro antes de «hablar» conmigo” “¿Cuánto paga de impuestos”?. Ud.es una vergüenza para el país”, etc, etc, etc… Como verán, no debe ser muy difícil decir estas frases de altura. Y sí aun así, no me hago entender, carajeo como la Amores, lanzo ceniceros como Villamagua a Dahik, caigo a puñetes como Jacobo a Mahuad, saco el revólver como el “Pocho” o doy bala como Arosemena a Dávalos. Todo se vale en la política y en la Asamblea.

Y claro, como es obvio, también propondré  proyectos de ley, sin para que voy a ir a la Asamblea si la idea es proponer leyes, así no sepas de leyes Tengo varios. La ley del hielo, la Ley del Mas Sabido, la Ley del Embudo, Ley de los Hechos Consumados; Ley del menor esfuerzo, Ley del Tailón (ojo por ojo, diente por diente), Ley de Newton. Ley de la Cuántica, Ley del billete, la Ley del palo, La ley de la pistola y la más importante, la ley del cojudo.

¿Conocen estas leyes? Pues les explico algunas, solo algunas, porque para este caso, aplico la Ley del Mínimo Esfuerzo.  1) La más importante: La ley del cojudo. Consiste en no saber nada. Hacer la de Shakira. Cuando se trata de corruptelas, trances, robos, mañosería, visitas del hombre del maletín, chanchullos, tránfugas, robos y demás no ves nada, ni oyes nada, ni dices nada. Más claro, coges tu parte y te haces el cojudo.

2 La Ley del Embudo: El lado ancho de la norma (las excepciones) para los privilegiados de la política, y el lado estrecho (las reglas) para el resto.  3) La Ley del Hielo: Ignorar a los honestos o a los que te denuncian tus irregularidades, más claro no pararles bola y matarlos con la indiferencia, en otras palabras “hacerme el cojudo”. Esta ley vale para estar confabulado en un escandaloso silencio que se calla en coro ante la impunidad reinante. 4) Ley de los Hechos Consumados: Emitir leyes cuando ya no hay nada que hacer o cuando todos están distraídos en algún circo mediático. Así, haré leyes, durante feriados, navidades, Halloween, todo por el ‘Ministerio de la Ley’.

5) La Ley del Menor Esfuerzo en la que todo es improvisado y hago lo menos posible para no cansarme en mi trabajo, más claro hago lo justo, ni un poco más. Con esta ley, la propaganda maquilla la discrecionalidad como decisiones ‘técnicas, estratégicas y orgánicas’. 5) Ley de Newton. Todo Newton. Todo nuevo; casa nueva, carro nuevo, ropa nueva, amigos nuevos, figura nueva (la cirujía ayuda en esto) y hasta mujer nueva. Todo Newton. 6) Ley de la pistola. Al que mucho me jode lo mando a matar. Sí, porque yo no me voy a ensuciar las manos, ni manharlas de sangre. Ante todos Manos Limpias ¿Vieron que sí se proponer leyes”

Lo primero que haré cuando gane es festejar. Por ello me iré a comer y a tomar al restaurante La Riviera, y no querer pagar y armar relajo cuando me pasen la cuenta. Total ese es un privilegio que solo podemos darnos los políticos sin vergüenzas, que si tenemos vergüenza pero nos la aguantamos. Y si me reclaman, les digo: ¿quieres probar mi poder?. Con eso no joden más. MMV

Finalmente para terminar (ya aprendí a expresarme bien como asambleísta), quiero pedirle de favor a mis amigos, compañeros, colegas, familiares y cognados, a quienes estuvieron conmigo en las buenas y en las malas, a quienes me conocen desde siempre, me eviten la molestia de recibir sus pedidos de favores. Cuando llegue a la Asamblea me olvidaré de mis amigos de infancia, de mis compadres y comadres, de mis compañeros de colegio, universidad o trabajo, de mis colegas de profesión, de familiares y de todos a quienes conocí cuando era chiro. Desde el momento que asuma, solo atenderé y seré amigos de quienes sirvan para mis intereses. Y un último favor, al momento de votar, no piensen, solo voten. Porque ¿con una pizca de molécula de neurona cerebral, en su sano juicio, jamás botaría por los “payasos de candidatos”?

HE DICHO

Fotos: Portada  Ilustración André (José Peñaherrera). Textos: caricatura Johnny Lino Coronel (+); es.dreamstime.com; eltelegrafp.com; politikaucab.net, frasesbonitasweb.com; jorgeaguirrec.blogspot.com; lavanguardia.com; kaosenlared.net; vice.com: ibine.es;

 

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

MEMES DE DICIEMBRE

Llegó diciembre y con él los memes. Vamos a disfrutarlos. Llegó diciembre y con él, …