Breaking News

LA CALDERARA EN GUAYAQUIL

Llegó a Guayaquil, uno de los restaurantes más afamados del país por su exquisitez en la gastronomía marinera, en la que los mariscos son una delicia para disfrutar.

Hay placeres que merecen ser disfrutados y gozados intensamente. Uno de ellos es el placer gastronómico. Nada como comer y degustar un exquisito plato elaborado con arte, maestría, conocimiento y amor.  Más placentero es hacerlo aún, si ese gusto se puede dar en medio de un ambiento geográfico de natural belleza, frente al río,  con la imagen del caudaloso Guayas, recorriendo ante nosotros, envolviéndonos con su encanto, como encanto es el platillo que está sobre nuestra mesa. Hoy ese placer podemos vivirlo y sentirlo en Guayaquil con la apertura de un restaurante tradicional de altísima calidad que llega de la playa con su gastronomía marinera, que durante 20 años ha gozado de fama y preferencia con un nombre bien ganado. Hoy la cocina guayaquileño está de fiesta, porque La Calderara llegó a  nuestro puerto. Desde el pasado jueves 28 de enero, la delicia de comer mariscos finamente preparados con excelencia gourmet y delicada atención es posible hacerlo en el tradicional Malecón Simón Bolívar, en el Merado del Rio, donde La Calderara los espera con los brazos abiertos.

La propietaria de este nuevo local, que ya tiene su fama bien ganada por sus restaurantes de Manglaralto, Olón y Cuenca, es una mujer nacida del arte. Mora Del Campo Pérez, lleva la vena artística en los genes como un legado de sus padres, arte que  fluye de forma natural recorriéndole en la sangre por sus venas. Hija del pintor Antonio Del Campo Moreno ”Pincelito” (+) y de la cheff internacional Isabel Pérez Cereceda, con 45 años como restaurantera, que por ocho años tuvo un segmento de cocina en Ecuavisa, y de quien aprendió que la cocina es un arte., enfrenta hoy su cuarto reto gastronómico: La Calderara Guayaquil.

“Creo que mi ciudad ya necesitaba que mis ojos se dirigieran a Guayaquil para expandir La Calderara y que mejor que hacerlo en un lugar mágico muy allegado a mí, frente al Río Guayas, donde nadan las cenizas de mi padre quien pidió al morir que estas fueron esparcidas allí. Él desde el agua guiará los pasos de este cuarto emprendimiento que vienen con el amor de siempre. La Calderara debía venir ya a nuestra ciudad, pues muchos de nuestros asiduos clientes viajaban desde Guayaquil a Manglaralto y Olón para comer allí. Hoy lo tienen al alcance de sus manos y los esperamos con los brazos abiertos y con la misma calidad, calidez y cariño de siempre.”, dice Mora con la efusividad del guayaquileño.

La Calderara llega con historia. “Por supuesto con historia y sabor. La Calderara es el fruto de un proceso de búsqueda y crecimiento constante originado en 1990, cuando junto a mi madre Isabel Pérez Cereceda, ya en esa época leyenda de la cocina nacional, abrí mí primera cocina para el público con el restaurante “Las Tangas” en Manglaralto que se basaba en los mariscos propios de la cocina ecuatoriana eminentemente criolla. Luego en 1994 inauguré “Puertolín”, siete kilómetros al norte de Manglaralto y también frente a la playa, en el que me independicé, convirtiéndose en entidad creadora de un estilo especifico de la carta y sus posibilidades. Ya en el 2000 nace la Calderara, nuevamente junto al talento, temple y motor incesante de mí madre y esta vez su línea marítima se expandió como un destino perfecto para el turismo local y extranjero de la Ruta del Sol”

Demás está decir que La Calderara ha funcionado con éxito total y gran fidelidad de sus clientes en Manglaralto, Olón y Cuenca. “Ahora estamos presente es nuestra primera incursión en Guayaquil, donde con el entorno insuperable del Merado del Rio, esperamos que brillen juntos con todo su esplendor en esta década crucial para el renacimiento del mundo y nuestra ciudad”

Fama Internacional

La Calderara es un afamado restaurante que por su calidad gastronómica trascendió y traspaso fronteras. Basta decir que en noviembre de 2008, fue visitado por el chef estadounidense y celebridad de la televisión, Anthony Michael Bourdain (+), un jefe de cocina, presentador de TV y escritor, formado en el Instituto Culinario de América, quien atesoró más de treinta años de experiencia en el mundo de la restauración y en los años 1990 fue jefe de cocina del restaurante neoyorquino Brasserie Les Halles.

Bourdain realizó sus recorridos gastronómicos por Ecuador, recorriendo varias ciudades de la Costa y Sierra en los que a través de personajes locales conocía y degustaba su comida típica más representativa o excéntrica. En la playa, La Calderara fue escogido para grabar uno de los segmentos de su show No Reservations (Sin Reservas) de Travel Channel, que se lo puede apreciar en Youtube. “Recuerdo mucho esa visita. «Él era un tipo encantador, altísimo de ojos azules. Un mes antes de su visita, llegó la producción del programa, pidieron unos platos y después de probarlos nos preguntaron si queríamos aparecer en el programa. Él se comió una calderada (foto) y un colonche».  La calderada es un guiso de mariscos que se cocina en una base de cerveza, pan, azafrán y aceite de oliva; el colonche es un guiso de pescado y camarón en salsa de maní que se sirve sobre patacones. Esta es la versión muy particular de mí madre, de un guiso portugués llamado caldeirada.

El colonche (foto) , de raíces manabitas, contiene langostinos y pescado en una salsa de verde y maní. Su visita le dio fama internacional al restaurante. El video en inglés, aún se encuentra en YouTube en el que se puede observar a Bourdain calificando esos platos como “amazing” (sorprendente) y “unbelievable” (increíble). De mi madre, que lo recibió dijo: “This Lady is Impressive” (esta dama es impresionante), por la energía que despliega como líder de su cocina”

¿En que radica el éxito de La Calderara? “En mantener durante 20 años, una estricta filosofía de calidad. Nuestros platos son preparados con productos e ingredientes de la más alta calidad. Tener un restaurante es trabajar con la vida. En las manos de una, está la salud de los clientes. Eso mi madre y yo se los recordamos mucho a los empleados, quienes son excelentes. La Calderara, es uno de los lugares en los que  se come realmente rico y preparado al momento. El secreto del marisco es prepararlo al instante para que no pierda su mágico sabor Aquí en Guayaquil, cocinaré yo”

¿Qué carta ofrece la Calderara? “Una carta deliciosa, como delicioso” es el eslogan de La Calderada. Nuestra carta ofrece más de 20 platos. Todos nuestros platos son especialidades. Tenemos La Calderara, una sopa que trae una buena porción de mariscos (camarón, langostinos, concha, almejas, pulpo, calamar, pescado), unas rodajas de papa, guisados en una salsa elaborada de un licuado de pan y cerveza. Otra delicia es el Colonche, un plato de raíces manabitas que contiene langostinos y pescado en una salsa de verde y maní».

«Está el robalo a la vizcaína,  el «pulpo a la gallega» que es elaborado con azafrán y pimiento rojo, el arroz puertoloón, pulpo al olivo, curri de langostinos al ajillo, mejillones light blue, tartar de atún, ensalada fresca de camarones, tiradito de pescado tradicional, tiradito de pescado parmesano, espada al ajillo. Tenemos variedades en mariscos, ceviches de camarón, calamar y pescado preparados de diversas formas, y tenemos las bebidas necesarias para acompañarlos.

Pero esas exquisiteces deben tener un alto costo, supongo. ¿Qué tal de precio La Calderara? “Nada que ver. Alto costo, nada. La Calderara no es para nada cara. Nuestros precios son muy asequibles de acorde a la calidad que ofrecemos. Nuestros platos tienen un promedio de 10 a 15 dólares y dignamente pueden comer dos personas de apetito moderado. Una ensalada de camarones la encuentras a seis dólares, que es nuestro costo mínimo. Aquí en la Calderara, comes con las cinco B: Bueno, bonito bastante y bien barato””.

La Calderara tiene tradición y ahora por segunda vez está en una ciudad, pues además de los restaurantes de la playa, situados en los balnearios de Manglaralto y Olón, península de Santa Elena,  desde mayo de 2017 estuvo instalado en Cuenca. El 2021 lo recibe Guayaquil y debemos decir que; ¡ya era hora!.

 

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

EL RELLENO

Una nota que nos permite conocer todo sobre el tradicional relleno. Su origen, valor nutricional, …