Breaking News

DORA LA ENCANTADORA

Un repaso a la vida artística y personal de Dora West quien se muestra tal cual es.

Ella es Candela pura, una mujer de fuego. Ardiente como la pasión que derrocha por los poros y con la llama viva, como la calidez que impone en cada uno de sus actos, que los vive intensamente, cuando transita con garbo y elegancia, por la Calle Amores de la vida. Tiene de sus ancestros afros, ese Son que la hace única, con toda esa sabrosura y “tumbao” de sabor y sandunga, que la ayuda para desenvolverse en público, al que le roba las miradas y los corazones, cada vez que entra En Contacto con ellos. Tiene apellido extranjero, pero es puro sabor nacional.  Su nombre es como una revelación de la vida, pues proviene del idioma griego que significa “don de Dios” y “bienaventurada”. Y bienaventurada es Dora West, que tiene el don de llevar el arte en la sangre que le corre por las venas. Bailarina, cantante, artista, actriz, conductora de televisión. Una mujer multifacética, que ha sabido hacerse un nombre en el mundo del espectáculo del Ecuador que la tiene como una de sus mejores exponentes. Hoy está en una nueva faceta de su vida, pues hace menos de un mes atrás, ingresó a Ecuavisa para ser una de las presentadoras de la revista matinal En Contacto, que la ha puesto nuevamente en la palestra, para brillar como siempre lo ha hecho.

Dora María West López, nacida en Guayaquil el 19 de octubre de 1983, hija de Washington West Espinoza y Zoraida López Carrera, es una artista ampliamente conocida en el país, por su afición a la música como bailarina de varios grupos e integrante de las agrupaciones de canto, Kandela & Son y Las Tr3s y por sus siete programas y cuatro telenovelas de televisión en los que siempre fue protagonista.

Dora, hoy licenciada graduada en la universidad Mónica Herrera, decidió contar su historia, empezando por recordar cómo fue su vida antes de ser famosa, en aquella época de su niñez y adolescencia en la que siempre soñó con ser artista.

Su vida antes del espectáculo hermano mayor Richard Oswaldo

 “Vengo de una familia normal. Mis orígenes son de raza negra, por ello mi apellido extranjero. West viene de mi bisabuelo que era un negro jamaiquino que llegó  al país para la construcción del ferrocarril y que tiene una historia interesante. El no vino como esclavo, porque ya en su época, se había abolido la esclavitud, vino acá como ingeniero, aquí se casó con una colorada, de allí nace mi abuelo y así se fue ramificando la familia West. Mi vida familiar fue linda a pesar de que no fue fácil, pies me tocó pasar momentos fuertes porque mis padres como pareja no tenían buena relación y tenían discusiones fuertes. Recuerdo una que no la olvidaré jamás. Mi madre siempre iba a verme a la salida de la escuela y un día no fue a buscarme como de costumbre y se me hizo raro que no llegue, me tocó regresar con una vecina. Cuando llegué a la casa encontré a mis padres peleando con una discusión subida de tono, fue tal mi impresión que pensaba para mis adentros: para que volví a casa, hubiera preferido quedarme en la escuela. Al final, cuando tenía siete años, ellos se separaron»

«Yo a  esa corta edad, lo único que pensaba era en que no iba a tenerlos juntos nunca más,  que no los iba a tener todo el tiempo como estábamos antes, pero también entendí que era lo mejor para todos, porque a pesar que se querían,  tenían una relación conflictiva. Que se hayan separado les hizo bien ambos porque fueron mejores seres humanos por separado. Claro que me hubiese encantado tener una familia unida por siempre y hasta ahora. Y hoy de grande y con mi familia, poder  visitar la casa de papá y mamá, y para mis hijos, la casa de los abuelos. No se dio, pero fue lo mejor que les pudo pasar. Yo los amo igual. Sin embargo de esa situación, yo crecí como una niña independiente y feliz. Admiro muchísimo a mi madre que fue una mujer muy aguerrida, muy luchadora que siempre veló por nosotros. Hay episodios o sucesos que te marcan y yo recuerdo uno eternamente. No teníamos una situación económica buena y mi mamá luchaba por darnos la comida. Una vez mi hermano se quedó con hambre y le preguntó: mami  no hay más y ella le dijo, si, si hay más y en verdad no había, le dio el plato de ella. Mi hermano mayor (Ríchard Oswaldo) y yo somos lo que somos por ella porque siempre prefirió ser madre a ser mujer. Ella es mi pilar fundamental, lo es hasta ahora y le doy gracias a Dios por ello, por tenerla.”

 “Mi infancia y mi adolescencia los viví en tres barrios populares del sur Guayaquil. Primero viví en el Guasmo Sur en la cooperativa Stella Maris, estuve allí desde que nací hasta los siete años, en que mis padres me separaron y me fui con mi madre y mi hermano,  a otro barrio (Santa Mónica) en el que viví muchos años, luego nos mudamos a la ciudadela Los Esteros.  Me encantaba vivir en el sur. Luego cuando me casé me fui al norte y recuerdo que no quería salir del sur, pero por trabajo me resultaba mejor vivir al norte. Pero fui sureña por mucho tiempo. Yo llegué al Guasmo, cuando aún las calles no eran pavimentadas y eran de piedra.  Recuerdo que con con mi hermano jugábamos en la lluvia en las pozas que se formaban en las calles. Nos divertíamos mucho. También recuerdo que mi papá no nos dejaba salir y mi mamó solo nos dejaba salir hasta la esquina, por ello con mi hermano nos turnábamos para ver si mi padre llegaba en su camioneta para correr a la casa. Pero el recuerdo más lindo de mi niñez y la época más hermosa es definitivamente la Navidad. Hasya ahoa lo sigue siendo. Cuando éramos chiquitos, nos reuníamos en la casa de una tía y hacíamos la novena. Éramos muchos, muchos primos y la pasábamos muy bien entre todos. Como es mi fecha preferida, ahora intento inculcarle eso a mi hijo que es aún muy chiquito, pero cuando vaya creciendo ya tendrá noción de lo que se trata”

Yo estudié en una escuelita del barrio que inicialmente no tenía nombre. Yo recuerdo  que con la directora, los profesores y los padres de familia, los alumnos íbamos al Municipio para que le pusieran nombre. Al final la escuela se llamó Rosario viuda de Cedeño, hoy es Ángel de Luz, de la que fui su abanderada del Tricolor Patrio. De niña por esas cosas que te dicen cuando eres pequeña, le tenía y le tengo miedo al cuco. Nunca he visto un fantasma, ni deseo verlo, pero a pesar de eso, les tengo miedo, por eso hasta ahora, no puedo dormir sola. Me perturba la idea. Cuando era pequeña, tenía cientos de peluches pero por mi miedo a los fantasmas, una vez soñé que se metían espíritus en ellos y los boté. De mis travesuras infantiles, recuerdo que cuando era niña me ponía una enagua negra de mi mamá en la cabeza, e imitaba a Daniela Romo. Es que siempre, siempre soñé con ser artista. Era mi sueño de niña, de toda la vida. Siempre quise  ser bailarina. El baile era mi pasión. En las fiestas de la familia yo me levantaba a bailar y a ser el cetro de atención».

“Luego entré al colegio a secundaria al colegio Amarilis Fuentes Alcívar. Allí era terrible, relajosa, pero buena alumna. De primero a tercer año era come libros, en cuarto año, ya luego fui aflojando la mano con los estudios, no me hice vaga, pero ya no era de las mejores. En mi tiempo las alumnas de mejores promedio podían escoger la especialidad, entre secretariado, contabilidad y computación y yo escogí esta última. Pero así como era buen estudiante, la conducta era terrible. Cuando era adolescente, me creía ‘Abigail’ la de la novela venezolana  y molestaba mucho a mis profesores. Además era muy peleona, de esas que peleaban con jalones de pelo y todo. Siempre que había peleas mis compañeras corrían a ver pensando que yo era  y no siempre era así, pero ya me hice la fama. No estoy de acuerdo con la violencia, no es buena, pero en el colegio, a veces me tocaba, porque me hacían bulling, claro que en mi época no se llamaba así, pero existía. Me decían muchas cosas. Me molestaban por morena y cuando pasaba me decían, uuuu, uuu, como los monos y yo reaccionaba. Pasaban algunas cosas así. En faltas de conducta,  recuerdo que yo pertenecía a de la banda de guerra y era la líder de las bastoneras y por una indisciplina, el rector me separó de ella y eso me dolió muchísimo. Fue una linda etapa la del colegio”.

Inicios artísticos

Dora, la niña que le encantaba el baile, la que bailaba en las fiestas familiares, la que soñaba con ser artista y salir en los escenarios, cumplió un día y sueño y lo hizo justamente con su mayor pasión: el baile. Ella cuenta la historia: “Me inicié en el mundo artístico en 1999, cuando tenía 16 años, como bailarina. El baile en mí fue una cosa natural, siempre me gustó y desde niña me gustaba bailar y soñaba con ser bailarina. Nunca estudié danza, lo mío es empírico, pero sentía ese don innato que viene en los genes, quizá ese tumbao especial y ese sabor y sandunga que tengo se debe a mis ancestros afros de los cuales me siento muy orgullosa, además le pongo mucho amor al hecho de bailar. En esa época, oportunidad que aparecía para bailar, la  aprovechaba Mi primer grupo fue uno llamado, Piso Cuarto, que ya desapareció y la verdad fue una pena porque los chicos eran muy talentosos, lastimosamente no tuvieron el apoyo que merecían. . Luego estuve con jóvenes solistas, después bailé en el grupo Subversivos, un grupo de música urbana que bailaba reguetón. Después baile para Paola Farías. Después pasé a Wilson Dance, del coreógrafo Wilson Ordeñana, ahí duré dos años. Estaba muy cómoda y feliz allí, pero en eso apareció la propuesta de Loli Ochoa, quien me había visto bailar, y me llamó para hacer un casting y para entrar a Kandela & Son, que ya era un grupo de canto muy reconocido.  Era una oferta muy buena, que era imposible rechazar. Me costó y dolió mucho dejar el baile. El baile me dejó  grandes recuerdos, satisfacciones y amigos como Melissa Avilés, Fernanda Vinueza, Harry Zúñiga, con quienes aún mantenemos una hermosa amistad. Fue una linda etapa de mi vida”.

Ahora, Dora ha vuelto a su pasión por el baile, aunque lo hace informalmente haciendo los populares TikTok, actividad que empezó a realizar en la época del confinamiento por la enfermedad que atravesamos. La enfermedad nos tuvo en depresión, con miedo y estrés, entonces pensé que había que encontrar una forma de contrarrestar eso y yo lo hacía bailando. Hacerlo es algo que me distrae mucho y la paso bien. Mis seguidores de Instagram son fieles, y han seguido desde siempre mi carrera, por eso ya pasé los 200 mil seguidores. Los días en los que bailo para TikTok me hacen sentir con más energía y me siento bien haciéndolo. Es una forma de seguir en contacto con el público”.

Kandela y Son

Luego del baile, en 2000, siendo adolescente, cuando tenía 17 años, Dora incursionó en la música y llegó a un popular grupo de canto de Guayaquil, Kandela & Son, formado en 2008, dos años antes de su llegada, que fue el primer quinteto vocal femenino del Ecuador. Con ese grupo representado por Loly Ochoa, en el que duró 10 años, la artista conoció el éxito, la popularidad, la fama, la bonanza económica y el cariño del público pues fue una de las agrupaciones más cotizadas y representativas del medio. Ella fue parte de la segunda y tercera generación, de un grupo que tuvo diversas formaciones y en el que compartió algunas temporadas con varias integrantes como Janeth Susana Montero (Jasú ), Jordana Doylet, Diana Guerrero, Katherine Bury, Malena Fernández, María Fernanda Ríos, Kimberly Jaramillo, Dayanara Peralta, entre otras, se consolidó como la agrupación top, grabaron discos, ofrecieron centenares de conciertos y presentaciones, realizaron giras nacionales e internacionales y marcaron una época en la historia musical del Ecuador.

Kandela & Son, fue un grupo de cuatro o cinco chicas diferentes que tenían una distinta conjugación de estilos y caracteres, lo que hizo que esa versatilidad de sus interpretaciones, las conviertan en las preferidas del público en general. Así participó de cinco producciones discográficas. La primera: A mi Manera  (1999) que tuvo diez canciones con temas en merengue, salsa y cumbias como de los cuales sobresalió  “El Murcielaguito”.  Luego llegaron: Bésame con Kandela (2001) y su éxito “El Monóculo” en el  que realizan un cambio de género incluyendo temas inéditos de corte pop, e inclusive un reggae, con los temas Gotas de sal y Es más fuerte que yo, evidenciando así el propósito de no encasillarse como grupo tropical solamente. Luego producen: Singles 2002 en la que sorprendieron a todos con la canción  «Gochides», un tema con influencia del medio oriente que tiene un ritmo árabe, atrayendo la atención de la cadena internacional Univisión de Estados Unidos que envía un equipo de grabación desde Miami para hacer un documental de una hora de duración, sobre sus vidas dentro y fuera del escenario; cuya producción se realizó durante tres semanas en las que siguieron las actividades y shows de las cantantes. Este documental fue transmitido y reprisado tres veces durante el 2003.

La internacionalización del grupo era un hecho y así en mayo y junio del 2003 realizaron una gira de mes y medio por España, presentándose en la Feria Iberoamericana de Ifema contratadas por el ayuntamiento de Madrid, luego en Barcelona, Valencia, Murcia y Lorca. Luego producen: Kandela & Màs (2003) que tiene ocho temas, siete inéditos con letra y música de las integrantes, y un cover en inglés. En este cd se incluyeron  diversos géneros musicales como el reggaeton, balada, pop,  música dance, sin dejar de lado los ritmos tropicales como la cumbia y la salsa, destacando temas como «Dame-Dame» (reggaeton progresivo), «Quédate» (balada pop), «Traigo mi Kandela». Después a finales del 2004 con la fusión reggaetón y perreo lanzaron temas como “Lo que me pidas” y “Salsa perreo” y Yo soy tu Gata, que fue un disco sencillo.  En 2009 sacaron un CD con una mezcla de  varios ritmos, entre los que destaca un tema en el que se fusionan los géneros rock y rockola con música de Jenny Rosero y Carmencita Lara.

Con Kandela y Son, Dora recorrió el país y el mundo pues realizó giras por Sudamérica, Europa, Estados Unidos, China, El Caribe, Curazao y fue éxito en países como Perú y Bolivia. También gracias a esa agrupación, llegó a la televisión. Primero como grupo de baile del programa concurso A Todo Dar que transmitía TC y luego con dos programas propios: un reality para Gama TV, denominado En busca de la quinta Kandela (2010)  del que salió Kimberly Jaramilloen la que ella y Jasí fueron animadora  y Pura Kandela (enero 2011), espacio que solo duró seis meses, pues salió del aire un viernes 3 de junio de ese año.

Tras su separación de Kandela y Son, en 2014 junto a sus compañeras Jasú Montero y Jordana Doylet formaron el grupo Las Tr3s, representado por Andrea Pesantez, que se separó en 2017, lo cual hasta hoy le significó el retiro de la música. De su separación de Kandela & Son, se ha dicho mucho, por ello resulta ineludible preguntarle a Dora ¿Qué pasó que se apagó el fuego de la candela y se perdió el son? “¿Qué pasó con Kandela y Son? Pasó que se apagó la llama. Kandela fue parte importante de mi vida, estuve allí diez años en que pasé de todo, alegrías, llantos, triunfos, muchas cosas y muchos sentimientos»

«Al inicio fue difícil. Pasar del baile a Kandela y Son fue un cambio brutal. Al principio por momentos me sentaba a pensar, miraba a mí alrededor y me decía para mis adentros ¿Qué hago aquí? No voy a dar. La gente decía que no cantaba. Y yo lo tomaba como cualquier otro comentario, como una crítica destructiva. Creo que canto bien, al público le gusta, habrá a quienes a quien no le guste, pero a los que sí les gusta, los quiero y lo hago por ellos. Lo más lindo de Kandela y Son fueron mi amistad con las chicas. Fueron diez años de mi vida. Loly me dio la oportunidad y soy agradecido de ello. No puedo negar que existieron problemas. Cuando a Yasú, la separan nos fuimos con Jordana. El rompimiento fue un agregado de muchas cosas”

 “Recuerdo, que la despedida fue muy triste. Fue pública pues la hicimos en televisión y hubo lágrimas sinceras y reales. En el grupo, siempre hubo camaradería y discrepancias también, pero nunca pasaron a otro nivel, ni se pasaron de tono entre nosotras. La manager nos decía que prefería que nos peleáramos con  ella y no entre nosotras. Las integrantes, siempre nos apoyábamos y la una sacaba la cara por la otra, después se fueron crenado algunas situaciones que pudieron haberse malinterpretado. Vivimos muchos momentos difíciles, de conflictos, de impases,  de ratos en que llore, pero también había la certeza de que estaba haciendo las cosas bien en el lugar correcto. Éramos cinco mujeres que son una cabeza y un mundo y es inevitable tener roces o discrepancias. Es muy complicado tener a mujeres con diferentes formas de pensar, con un carácter distinto la una a la otra, pero nosotras teníamos muy claro que nos respetábamos. Nosotras duramos 10 años y si duramos todo ese tiempo fue porque mantuvimos buena relación. Es imposible mantener una relación dañada tanto tiempo. Nunca todo fue de color de rosas, las mujeres son complicadas, pero jamás fueron cosas grandes. Al final, hubo una guerra de palabras con Loly y ambas dijimos cosas con la cabeza caliente, me hubiera gustado que la relación no legue a ese punto. En fin todo tiene un ciclo, todo tiene un tiempo y todo termina y eso fue lo que pasó?

En todo caso Kandela & Son fue su plataforma al éxito. Sí, Kandela fue una plataforma ideal, que nace desde la cabeza que era Loly, pero después depende del ángel y las condiciones de cada integrante, porque si fuera solo por la plataforma de Kandela & Son, todas las integrantes que pasaron por allí y que fueron muchas, hubieran sobresalido y continuado con su carrera y no todos lo lograron”

Cuando se le pregunta sobre un regreso a la agrupación, aparece la Dora tajante y terminante. “No. No regresaría a Kandela & Son”

Las Tres

Terminado ese ciclo, en 2014, tres de las exintegrantes de Kandela & y Son, Dora West, Jasú Montero y Jordana Doylet decidieron formar su propia agrupación, denominada Las Tres (Tr3s), un trío de música tropical, que tuvo, como su nombre, solo tres años de vida, en la que continuaron los éxitos. “Cuando decidimos abrirnos de Kandela , la gente, el público nos escribía a nuestras redes para decirnos y pedimos que sigamos en la música, no nos alejemos de los que nos gusta y que lo sigamos haciendo, así nació Las Tr3s.

Un día 10 de agosto de 2017 por redes sociales, las integrantes anunciaron su separación, argumentando que sus vidas habían tomado nuevos rumbos. Es una conversación que ya habíamos mantenido en otras ocasiones, no fue una decisión apresurada. Era algo que ya habíamos conversado y que finiquitamos anoche (martes). No estamos peleadas, la decisión la tomamos las tres que somos las cabezas principales del grupo. Durante los tres años que duró la unión como grupo musical realizamos cosas increíbles, pero actualmente no tenemos previsto volver a unirnos”, escribió Dora

Nace la actriz de televisión

Dora no solo tuvo talento para la música, en 2008 su popularidad musical, su exuberante físico, su figura mediática hicieron que la televisión ponga ojos en ella y así empezó una carrera de actriz. Así en abril de 2008 inicia su  participación estelar en la  telenovela El Secreto de Toño Palomino de Ecuavisa en el que interpretó a Pamela, una de las panaderas de la panadería y compartió créditos con Martín Calle, Carolina Jaume, Paul Martin, Héctor Garzón, Diego Spotorno, Verónica Pinzón, Cecilia Cascante, Paloma Yerovi, Frank Bonila, Carla y María José Caicedo, Claudia Gómez, Marcelo Gálvez, Tomás Delgado, Azucena Mora, Miriam Murillo, Carmen Angulo, Hilda saraguayo, Maribel Solines, Malisa Macías, Giovanny Dávila,  Mercedes Barragán, Darío León, Monserrate Astudillo, Ricardo González, Edraón Ruales, Fabián Tapia, Víctor Arauz, Juan José Jaramillo, Daneb Morales, Jonathan Fabaram  Alache, Jefferson Soarez entre otros.

La historia del género comedia dramática, de  120 capítulos, adaptación de la telenovela argentina Los Secretos de Papá, original de Adrian Suar, producida en Ecuador por Paco Cuesta y dirigida por Marcos Espín, Nitsy Grau y Luis Aguirre, grabada en su totalidad en los estudios de Ecuavisa-Guayaquil, que contaba con 30 actores, se basaba en la vida de  un actor que no ha tenido mucha suerte en su trabajo, y cuyo único papel que consigue es el de un personaje gay que debe trabajar en la panadería

De vuelta al baile

Para Dora el baile es su pasión y el “culpable” de sus inicios de su vida artística, por ello el mismo año (2008) de su debut como actriz, combinó el baile y la televisión para participar en  dos reality de ese tipo. El primero fue en mayo en Bailando por la boda de mis sueños y el segundo entre octubre y noviembre en  la tercera edición del programa “Bailando por un Sueño”, ambos programas trasmitidos por Gamavisión y conducido por los animadores Giuliana María Maiocchi Woodman “Yuli” y Roberto Rodríguez, tenían un carácter benéfico. Como la gran bailarina que es, Dora en ambos shows llegó a la gran final.

En Bailando por la Boda de Mis Sueños, Dora hizo pareja con el soñador Marco Lascano, obteniendo el segundo con 130 puntos (128 del jurado y 2 del apoyo del público), 16 menos que la bailarina, animadora y conductora Paloma Fiuzza que junto a su soñador Juan Pablo Flores, lograron 146 puntos (138 por evaluación de los jueces y 8 por la votación del público mediante mensajes de texto) y fueron los ganadores. El concurso como su nombre lo indica, tenía como premio otorgarle a un ciudadano común el sueño de tener una boda completamente gratis y cumplir así el deseo de casarse con se ser amado. En el programa entre otros famoso estuvieron además: Paloma Fiuzza, Hugo Ferro, Marcelo Cornejo, Ángel Chevaco, Ivis Vega luego remplazada por Nelly Pazmiño, entre otros, siendo jurados los coreógrafos y dancistas profesionales María Elena Gallegos, Xiomara Arcos, Kike Gaitán, Cristina Pérez y Ana Wiesnerd,

“El concurso tenía como motivación el amor y los soñadores bailaban con los talentos y cumplían varios retos para demostrar el amor que sentían por sus parejas con quienes se querían casar. Marco fue una gran dupla. A mí me encanta el baile y fue de gran gusto estar allí y ayudar a una persona que baile por el sueño de su vida. Allí baile mambo, música nacional, salsa, marimba y temas de cantantes populares como Michael Jackson y Chayyanne. Me siento contenta de haber participado y haber llegado a la final, porque no fue fácil competir contra diez parejas. Cuando dieron el fallo final y no ganamos, sí tuvimos algunos sentimientos encontrados y tristeza”.

En “Bailando por un Sueño, que había nacido dos años antes (2006)  y en el que ella era parte de la tercera edición, cuyo premio era entregado a una fundación con carácter social, Dora haciendo pareja con el bailarín Carlos Menéndez, llegó a la gran final en la que terminó en tercer lugar con 165 puntos detrás, de la brasileña Paloma Fiuzza con Andrés Rivadeneira que sumaron 171 y del bailarín Juan López, Juancho en pareja con la rusa Julia Mamonova que fueron los ganadores. Como logro individual Dora en el género de reggaetón Dora tuvo el mayor puntaje. En el programa participaron talentos como Juancho,  Cecilia Calle, Jaime Enrique Aymara, Paloma Fiuza, Jasú Montero, Marcelo Cornejo, Grazziana Sampietro, Hugo Ferro y Junior Monteiro´.

Para Dora bailar es parte de su vida, de hecho así nació su vida artística, por lo que no le resulta ser la figura en este tipo de realitys en los que ella tiene el placer de hacer lo que le gusta  y la certeza de que lo hace bien. “Bailar y hacerlo por un fin benéfico social es una motivación y un honor muy grande. A mí me gusta el baile y bailar siempre será un placer. En el concurso tuve la oportunidad de bailar varios ritmos algunos tradicionales como el gogó de la década de los sesenta, paso doble y otros nuevos como el jive, un baile estadounidense que nació de los afroamericanos que danzaban el ritmo lindy hop que se caracteriza por ser rápido y ágil. Me encanta bailar». 

Actuar con Kandela        

Un año después de su experiencia televisiva bailable, Dora regresa a la actuación, sin dejar su pasión musical, pues su nueva novela tendría como parte de la temática el amor por la música. Así en 2009, junto a las integrantes del grupo Kandela & Son, Dora protagonizó la telenovela Kandela de TC Television, en la que hizo de Dora Cervantes de Carreño e hizo pareja con el actor venezolano  Yul Burkle  El  dramatizado de 50 capítulos, cuyo 70%  era esencia de Kandela y el 30%  la historia escrita por los  creativos, se desarrollaba en medio de paisajes naturales en una hacienda ubicada en Nobol y otra parte en Chongón.

“La telenovela nos mostraba a las Kandela en nuestra esencia que es la música. La historia en la que manteníamos nuestros nombres reales, solo cambiaba el apellido (Cervantes) pues éramos hermanas, narraba en parte, la pasión de cuatro jóvenes por el canto. Jasú, Dora, Jordana y Kimberly, porque nuestra quinta integrante Katty, no pudo participar y fue remplazada por la actriz Katherine Escobar. En realidad en la novela no éramos propiamente hermanas porque todas éramos hijas adoptivas de Soledad Cervantes a quien llamábamos la Mamina (Adriana Manzo) que era dueña de la finca Las  Nereidas que quería ser arrebatada por el malo de la película, Héctor Carreño (Gonzalo Samper +), jefe de familia más adinerada de la zona, en el pueblo de Cartago, quienes viven en su hacienda Avalong.

«Entonces entre esas familias se daba una luchar por mantener el poder y control sobre sus tierras, el asunto se complicó por que dos de nosotras, Jasú y yo, terminábamos enamorándonos de dos de los hijos del enemigo de nuestra madre. En medio de ello, nosotras olvidábamos mediante nuestra pasión por la música los problemas, las  tradiciones y amores que nos agobian a diario por lo que con el sueño de ser cantantes, cantábamos en un salón del pueblo. Para actuar en esa novela recibimos clases de actuación y de equitación porque en ciertas escenas había que montar a caballo. Fue una linda esperiencia”

Presentadora de farándula

Entre el 18 de febrero 2013 y el 13 de septiembre 2018, Dora volvió a la televisión, pero esta vez en otro rol. Ya no era la actriz de telenovela, sino la presentadora de un programa de farándula Jarabe de Pico que transmitía en horario vespertino (14h30) delunes a viernes, Teleamazonas en el que ha compartió el set junto a Marian Sabaté, Paola Farías, Nicolás Espinoza, Emerson Morocho como la Señorita Laura y en el que los reporteros eran: María Fernanda Meza, Santiago Castro y Paúl Lemos.

“Estuve seis años haciendo farándula. No tuve problemas. Siempre me manejé de forma respetuosa, yan es así, que me encantaría volver a hacer farándula si se da la oportunidad yo feliz. Es importante entender que los que hemos presentado farándula, hablamos de personas que no te han pedido tu opinión, sino que lo haces porque es un trabajo y te pagan por ello y tienes que dar un comentario que es tu punto de vista y que no por ello es el correcto. Eso hay que tenerlo claro»

«Desde que empecé a hacer farándula dije que lo haría de la misma forma que quisiera  que lo manejaran conmigo, respetuosa al cien por ciento y no creyéndome dueña de la verdad. Antes de Jarabe de Pico, no entendía mucho el trabajo de la farándula, pero actualmente tengo muy claro que el trabajo que realizan los reporteros es de sacarse el sombrero. Cuando la propuesta de este programa llegó a mis manos, me decidí a  hacerlo como un nuevo reto en mi  vida que por mucho tiempo fue mi principal faceta. Por ello, al momento de comentar era muy atinada y respetuosa. Cuando uno hace las cosas con el corazón y les pone amor, el resultado se ve mejor”.
Nueva vuelta al baile

Para Dora el baile es su pasión y el “culpable” de sus inicios de su vida artística. En febrero de 2015 tuvo la oportunidad de volver a su viejo y eterno amor, mientras lo combinaba con su carrera de televisión. Así estando en el canal en que trabajaba en ese momento (Teleamazonas), participó en el Reality Bailamos, animado por Gabriela Díaz y Marco Guadalupe con Carla Sala, Marian Sabaté, Alejandro Quenedit y Karen Montero como jurados y en el que hizo pareja con el bailarín Xavier.

En el show participaron 25 famosos acompañados como parejas jóvenes y talentosos bailarines. Entre los conocidos de farándula estaban: Nelly Pazmiño, Andrea Bucaram, Jefferson Soares, Alberto Astudillo, Beber Espinoza, entre otros.“El baile me encanta, por eso lo que hice entregarme 100% bailando en ese reality cuyo contenido me encantó pues su contenido, no tenía chismes o peleas, sino que estaba dirigido a los que de verdad gustan y saben del arte de la danza.

Dora la bruja

El lunes 31 de julio de 2018, Dora incursionó en el mundo digital audiovisual en un programa online (en internet) denominado Brujas que lo produjo su esposo Danilo Vitanis y lo hizo junto a Marian Sabaté y Karin Barreiro, que era del formato “Night Show” (show nocturno) que en su edición de lanzamiento fue animado por el actor Emerson Morocho en su papel de Señorita Laura. El programa virtual de entretenimiento era transmitido  cada martes en horario de 20h00 a 21h00 a través de Facebook en su cuenta oficial Brujasecm.”No estamos inventando el agua tibia”,  indicó Dora en su momento, recalcando que el show a diferencia de los otros no es “familiar”, indicando además que las entrevistas serían parte del mismo. “Todas las mujeres tenemos algo de brujas. No es un espacio de maldad, pero sí nos mostraremos más libres y sueltas que en la televisión. No es un programa de farándula, ni de maldad como se cree por el nombre del espacio, es más bien de entretenimiento y variedades. Hay una gran calidad y producción de trabajo, habrá segmentos políticos, de moda, cultura general y de salud””, sostuvo. Dos meses después, el programa tuvo su primera baja al salir Karin y poco después el proyecto terminó.

Vuelve la actriz

Después de su salida de Jarabe de pico, en marzo de 2019, Dora regresó a la actuación protagonizando la telenovela Calle Amores, una serie de 100 capítulos, dirigida por el director y actor Andrés Garzón, transmitida por TC que tenía un elenco principal de 17 actores, entre los que ella tenía un rol estelar, siendo junto a Christian Maquilón, y Carolina Jaume, los protagonistas de esta historia que nace desde el corazón guayaquileño, el Cerro Santa Ana. Allí, Dora también fue una mujer, madre de familia cuya pasión era el canto y que por cumplir ese sueño tuvo que pasar decenas de vicisitudes y graves peligros.  

“Me gusta disfrutar mi etapa como actriz. Mi vuelta a la actuación se dio de un momento a otro tras mi salida de Teleamazonas.  Si bien es cierto que tenía mucho tiempo de no actuar, solo era cuestión de conectarme  y ponerme al día, de ahí todo fluye. En calle Amores, interpreté  a una mujer entregada a su familia, pero que también ama la música, siendo una cantante que tiene una hija adolescente. El personaje tenía algo de mí, como el carácter fuerte, el amor inmenso por su familia y esas ganas de siempre querer más, progresar y triunfar. En eso nos parecemos».

Mi personaje (Macarena Calle de Solano) esposa de Pepe Solano (Christian Maquilón) y madre de Cindy Solano (Yilda Banchón), viaja al exterior para seguir sus sueños de ser cantante, abandonando así su rol como esposa y madre, pero allá es víctima de malos personajes como Franco Malo (Francisco Pinoargotti), un líder político malvado con grandes aspiraciones en la escala social y de poder, que hace que la explotan, la chantajean y le hagan pasar mil penurias que comprometen su vida y la de su familia. Un día ella decide regresar y la historia se complica porque su esposo, está con otra mujer y resentido con ella, que quiere recuperar su familia»

«Ella es una mujer buena pero algunas cosas entre sus metas y familia a la que ama mucho, se cruzan. Fue una gran satisfacción  mi etapa en ‘Calle amores’, en la que tuve el gusto de trabajar con un equipo muy humano. Cuando apareció este proyecto, lo primero que pensamos con mi esposo Danilo ( Vitanis) es que tenía que besarme con mi compañero de actuación. Cuando participé en Kandela, Danilo y yo éramos novios, me tocaron algunas escenas románticas con el venezolano Yul Bürkle. Él prefería no verlas y acá tampoco veía las escenas de besos”, cuenta entre risas. Como actriz, me encantaría, en algún momento hacer el papel de mala, pero una mala, muy mala como la famosa Soraya Montenegro, de la telenovela mexicana María la del barrio”

En julio del año anterior (2020),  Dora volvió a la televisión y al mundo de las novelas con una participación especial como actriz invitada en la telenovela Antuca me enamora de TC, basada en una historia escrita por Fabrizio «El Churo» Aveiga  que dirigen Andrés Garzón , Juan Salazar y José Navarrete y en el que hizo el papel de Alba Coralia (Alba Cora).  La historia que aborda el tema del empoderamiento femenino, cuenta la historia de una madre y tres hijas que jamás han podido tener una relación amable y cordial y que vuelven a reuirse para pasar decenas de desventuras, entre las que existe un triángulo amoroso entre la mamá y una de sus hjas. Allí, Dora compartió roles con Katty García, Ney Calderón, Alejandra Paredes, Claudia Campozano, Carmen Angulo, Christian Maquilón, Tania Salas, Prisca Bustamante, Andrés Garzón, Fernando Villao, Doménica Bustamante, Ren Hai, entre otros.

“Me llamaron para un papel corto en la serie. Me hice la prueba de que no tengo la enfermedad actual  para poder entrar a trabajar. Fue un personaje corto, que apareció en pocos capítulos, pero lo disfruté mucho. Mi  personaje es una expareja, Antuco (Oswaldo Segura), quien tiene una picantería que se llama Albacora porque le recuerda a su examor, o sea yo. El personaje era una chica muy de barrio, muy colorida para vestirse, muy sabrosa en su actuación, de las que decimos sabidas. Agarrar el personaje no se logra así tan fácil de la noche a la mañana, había que trabajarlo, pero lo disfruté mucho y esa es la magia de los que hacemos esto. En cuanto a mi regreso a la actuación, me sentí que regresaba a casa, pues conocía a la mayoría de actores y la producción, aunque había unos nuevos, y siempre es bueno nutrirse de nuevas experiencias

En contacto

El martes 12 de enero de año (2021), Dora subió el cerro para volver a la televisión, llegar a Ecuavisa  y retomar su faceta de conductora al  integrarse al programa En Contacto, un magazine televisivo del formato revista de variedades que transmite se transmite de lunes a viernes en las mañanas. Allí comparte pantalla con Alejandra Jaramillo, Gabriela Díaz, Efraín Ruales  Henry Bustamante y José Urrutia. Su primera aparición como integrante oficial lo hizo con lo que mejor sabe hacer: bailando. Así ataviada con un sensual traje rojo con negro, realizó una coreografía en la que se lució bailando y derrochando energía. Luego en su presentación oficial, recibió mensajes de apoyo de su familia, en videos que preparó la producción que dirige Betty Mata. . «Estoy feliz de formar parte de En Contacto”.

Dora ha estado en varias facetas del entretenimiento, por eso no es raro que aunque uno como periodista a veces imagina o intuye la respuesta,  surja la pregunta ¿Cuál le gusta más? “Considero que el artista se nace. Uno debe venir al mundo por la pasión, por el arte y en el camino vas puliéndote poco a poco hasta convertirte en un profesional. Yo soy y me considero una profesional en todo o que hago. Soy tan dedicada y vehemente que cumpliré a cabalidad el rol que tenga que hacer y haré bien el papel que me pongan o el rol que me toque desempeñar. Conozco mis capacidades. Cuando empecé a hacer farándula, algo que nunca había hecho y que rechazaba, recibí comentarios positivos. Me encanta bailar, lo hago desde pequeña y me gusta actuar. Cuando se tiene ganas, todo sale bien. Es con ese amor por lo que haces que uno puede llegar a cumplir sus metas. Cuando haces lo que quieres lo haces con todas tus energías”

Días duros

La vida de los artistas, no dista de la de los común de los mortales, que también ríen y lloran, se alegran y sufren y hay alegrías que por obras del destino, luego se tornan sufrimientos y eso Dora, casada en 2012  con el bailarín y actor brasileño Danilo Vitanis, con quien tiene un hijo llamado igual que su padre, lo vivió en carne propia, cuando se enteró que iba a ser madre por segunda vez y luego de un tiempo perdió el bebé. Hecho que lo dio a conocer mediante su cuenta de Instagram, cuya noticia la dio con una fotografía desde el centro de salud. «Hemos vivido tanto amor Danilo Vitanis y ninguno de los momentos tristes se compara con éste, duele, duele mucho. Dios sabe el porqué de todo. Nos refugiamos en ello. Él sabrá cuándo crecerá nuestra Familia»,

Su vida tras cámaras

Fuera de los escenarios, alejada de la pantalla, cuando las cámaras y micrófonos se apagan, Dora deja de actuar como actriz para actuar como persona común y corriente en el que escenifica el papel de Dora West. Una mujer de familia, casada con el ex bailarín hoy empresario Danilo Vitanis, ex Ta Dominado, con quien tiene un hijo. Ese es su mundo. Pero aparte de ellos, Dora tiene su propio mundo. Entonces cabe la pregunta: ¿quién es Dora West? “Auto describirse es complicado porque todos tenemos virtudes y defectos. Nadie es cien por ciento bueno, ni cien por ciento malo. Pero si hay algo que me gusta resaltar en mi es la lealtad. Considero que soy una persona muy leal y esa es mi mayor virtud y mi mayor defecto es la intolerancia, soy poco tolerante»

«En lo personal me defino como una persona que siempre está buscando nuevas metas y ser mejor cada día. Tengo 37 años bien vividos  Yo no me quito la edad, no me quito ni un solo día, porque la edad no es lo que dice la cedula sino como uno la siete y como la vive. La vivo con energía. Mi cualidad es la lealtad, defender y sacar las garras por mis amigos es algo que me define. Ser leal es una virtud hermosa con la que no todos nacen o no todos la aprenden. Hay gente falsa que critica y juzga entonces cuando hablan, sé que su Dios es uno totalmente diferente al mío. La gente se da dama o caballeros  se crea el escudo de dama o caballero y olvidan de o que tiene a su costado, y necesitan de alguien que le recuerde y le ponga sus pies en la tierra. Mi carácter no es fácil, soy fuerte, trabajadora. Mi Defecto ser Impaciente. Soy muy ordenada, y buena persona, no le meto el pie a nadie, y yo no vito la página, cierro el libro. Soy hiperactiva, me muevo mucho, cuando estoy sentada  las piernas las muevo, es hereditario, no puedo dormir sola, me da miedo, sino está esposo me acompaña mi mamá, me da miedo el cuco porque me lo decían de chiquita”

¿Qué me gusta y que no me gusta? Me gusta la honestidad, la sinceridad, la puntualidad, el respeto. No me gusta la hipocresía, las bromas pesadas, ni hacerlas ni que me las hagan. Eso es un tema de amistad y de confianza con quien uno se puede dar lujos de tener una broma algo subidita de tono y esto es. Con mi grupo de amigos nos respetamos muchísimo y sabemos que por muy amigos que seamos hay cosas que no podemos decirnos ni de broma. Mi plato favorito es el  Arroz con puré y carne, al que prefiero comerlo en el sartén cuando la carne se queda pegadita, no comería hígado. Me encanta andar organizando a todo el mundo. Tengo un grupo de amigos, los Mosqueteros y yo soy la que organiza las temáticas de las reuniones. Amo a la Hello Kitty»

» A la hora de vestir, no me considero complicada. Me pongo lo que le gusta y me queda bien sin importar si la prenda tiene bajo costo o es de marca. Para mí es importante sentirme bien con lo que me pongo, no tiene que ser exclusivamente algo carísimo, porque si no me gusta no me lo pongo y si me gusta algo, así sea barato y me gusta cómo me queda, me lo pongo. No tengo algo específico, siempre he dicho que el mejor accesorio, además de la sonrisa, es la seguridad. La moda viene y va. Me visto de acuerdo a mi estado de ánimo. Blanco, negro y gris. Con mi esposo Danilo y mi hijo nos gusta vestirnos del mismo color, amamos el blanco y negro. Eso sí, soy amante de ellos. No sé cuántos pares tengo exactamente, pero siempre los ando renovando».

 Y renovando, anda, Dora, que hoy asume un nuevo reto televisivo en su carrera con la misma emoción con la que se inició hace ya doce para tener una trayectoria en la que como su nombre, valen todas las doras: trabajadora, luchadora, cautivadora, encantadora, arrasadora, cumplidora, merecedora. Es que Dora es Dora a la que el púbico adora.

Fotos: Diarios: El Universo, Súperm Extra, Expreso; twitter, TC, Ecuavisa.

 

 

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

LA DAMA DE LA ACTUACIÓN

Un recorrido por la vida actoral de la primera actriz, Martha Ontaneda, un nombre de …