NO APRENDÍ NADA QUE NO SEPA

Escrito por  Bernarda Calvo

No aprendí nada este año, nada de lo que no sepa ya de mí.

No hice nada que usualmente no hacía, leí, escribí, baile, hice postres, me asomaba a la ventana en la madrugada y el mundano barullo había apagado su voz; en las noches escuchaba los patos cuervos y una que otra garza que había perdido su rumbo, pero sentía que el horizonte había cerrado sus portones, el mundo se cerró, más el planeta continuaba girando, es que no tenemos un átomo en nuestro ser, que le haga falta a la exuberante belleza que es la naturaleza.

No había sitio a donde ir, todo lo que amo estaba tan lejos de mó, en las madrugadas solía desesperarme un poco pensando en el rostro de mi nieto mayor, pero pensaba que no importa lo que me podía ocurrir porque nos encontraríamos de todas maneras.

Alguien me pregunto que si tenía miedo a morir, respondí que sí, pero no porque extrañaría a los seres que amo, porque con ellos me volvería a ver, yo he vivido entre espíritus y apariciones, sé que hay encuentros, mensajes y sueños que nos conectan con los que no están, tenía pena de morir porque pensaba que ya nunca más vería llover, u oler el petricor, las montañas, los árboles, los animales, los insectos, todo eso lo perdería para siempre, pero no a los humanos, los humanos estamos conectados. Esto no significa que no amo con mi alma a mis hijos y familiares, esto significa que entiendo la muerte de manera distinta.

A veces chateando con algún amigo nos poníamos a filosofar y me decían que luego de esto la gente cambiaria, que seriamos más compasivos, más nobles más humanos, pues pienso que no, ya la humanidad sufrió la peste negra, la fiebre amarilla, la fiebre española, etc ¿Que nos hace pensar que esta enfermedad nos va a cambiar? Salimos de esta guerra que nos declaró la naturaleza, poco a poco y con temor nos asomamos otra vez al mundo, yo veo las mismas caras, las mismas actitudes, las mismas falsedades, trivialidades, y vanidades.

Siempre he pensado que no somos nada ante el sempiterno pasado, ni ante el vertiginoso futuro, pero continuamos viviendo como si fuéramos eternos.

Lo que vivieron nuestros tátara abuelos, nos toca vivir a nosotros, todo es de ciclos, todo vuelve todo se repite, cambia el tiempo y no la forma.

Que tengan un maravilloso año nuevo queridos amigos, un gran abrazo desde el fondo de mi corazón.

BERNARDA CALVO En realidad no soy capaz de hacer una semblanza de mí. ¿Cómo describir lo que hago o porque lo hago? Como decir quién soy si aún no reconozco mi rostro en el espejo, si escribo para habitar por otro mundo. Todo en mi es incendio, impulso. Escapar de todos lados, de todas las personas

 

 

 

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

ESCOGE BIEN TU CAMINO

Escrito por Lya Salazar Escoge tu camino y siembra bien. De ida todo es fácil, …