Breaking News

GOYO Y GABUCHO

GOYO: Hable socio. ¿Quién terminó de pavo este año? Jajaj. A ver las finales por televisión. Barcelona es el papá y siempre será el papa. Y este año somos campeones ganando aquí y allá.

GABUCHO: Lo del pavo ya está patentado. Eso es eterno. Los pavos siempre serán ustedes no traten de endilgarnos ese apodo a nosotros que ese es su título ever forever. Pavos, ustedes y punto. Y ya no empiece con la boconada. No se limpie antes de cagar. Juegue primero. No sea bocón.

GOYO: No es boconada. Es algo cierto, real. Este año nos sacamos el clavo y como premio a la espera, con vuelta olímpica y todo. Ya está dicho este año somos campeones, póngales la firma. Habemus campeón. Somos los mejores

GABUCHO: ¿Los mejores? No hable cosas que no son. Los menos malos, será. Ni ustedes ni Liga son gran cosa. Digamos los menos irregulares porque de ahí a decir mejores hay una gran diferencia. Ninguno de los dos equipos mostraron un juego convincente, que agrade, que sea vistoso, que sea un dechado de técnica, que tenga un equilibrio futbolístico, que sea contundente y sobre todo que sea regular. Hablemos las cosas como son.

GOYO: Sea como sea. Somos los finalistas y seremos los campeones. Y sí es cierto, debo reconocer que Barcelona fue irregular, perso estamos en la final y punto. Es que ese es Barcelona gana a lo Barcelona. Ya orita no importan los corajes que pasábamos, pero la plena que pasamos corajes y nos hizo sufrir ese esquipo. Barcelona ganaba bien y luego perdía con Olmedo, empataba con Liga tras ir ganando 2-0 y luego le ganaba con buen fútbol a Guayaquil City, y después lo veíamos caer y feo con Aucas. Su juego no convencía. Pero ese es nuestro campeonato. Y estamos en la final. Lo demás es verso.

GABUCHO: Tal cual. Pero yo si recuerdo que hasta hace par de fechas atrás, disparaban dardos contra Bustos? Yo oí a hinchas y periodistas decirle de todo. ¿Acaso no lo llamaban Sustos y no Bustos? Que sí no era técnico para Barcelona, que si estaba confundido creyendo que era Delfín, que era temeroso, que era resultadista, que era defensivo, que le había quitado la alegría al fútbol, que su equipo no jugaba a nada. Como le dieron duro a ese pobre hombre. Le dieron más que bombo en fiesta. ¿Ya se olvidaron?

GOYO: Ya nos olvidamos. Ya eso es pasado y lo pasado, pisado. Ya nadie se acuerda de eso. Orita Bustos es el mejor técnico del mundo y va a ser bicampeón. Vivamos el presente. Si con Delfín fue campeón ganándole a Liga, con Barcelona ¿cómo no va a hacer lo mismo con el mismo rival? Por eso le digo ya somos campeones.

GABUCHO: Yo no soy brujo ni pitonizo, ni agorero,  ni Gugo Ayala. No predigo el futuro. Lo que sí le puedo decir es que Liga tampoco es equipazo. También fue irregular y está venido a menos, y al igual que ustedes eran una de cal y dos de arena. Liga les empata en Guayaquil con una remontada meritoria y luego cae en su casa con nosotros y luego se recupera, se mete en pelea pero va y no puede con el descendido Liga de Portoviejo y apenas puede empatar en su casa en un partido que pudo perder y luego cae con Técnico Universitario. Y su juego se vino a menos. Tanto se vino a menos, que hoy futbolísticamente está por debajo de Barcelona lo que los hace a ustedes favoritos de ganar la final.

GOYO: Así me gusta. Que reconozca que vamos a ser campeones. Que acepte su derrota  ya déjese de estarnos echando la culpa  de que por nosotros no entraron a la final. No entraron pòr malos y punto. No me venga a echar la lora que la final es deshonesta, que hubo corrupción, que hubo trampa, fraude, tongo. Farsa porque no es así. Ustedes no clasificaron por malos, no le dé más vuelta que toro en el ruedo.

GABUCHO: La plena, socio. Ahí si tienen toda la boca llena de razón. No le voy a discutir. El culpable de que Emelec esté donde está es el propio Emelec, que no pudo ganar de local a Macará y Técnico Universitario. Como tampoco pudo ganar de local a Barcelona con el que se “dio el lujo” de desperdiciar un penal en el último segundo. Si lo convertía ganaba, sumaba tres puntos, su rival, ninguno y a esta hora, otro era el cantar. A otra cosa mariposa. Y de paso, en su penúltimo juego que empataba 1-1 de visitante con un Deportivo Cuenca, un rival que jugó la mayor parte e juego en inferioridad numérica, al último segundo sufre un gol que lo mermó en sus opciones y lo puso a depender de otro. Y cuando se depende de otro y no de uno mismo. Poco puedes esperar. Emelec tuvo un año irregular tirando a malo y ahí están las consecuencias. Punto. No hay que buscar más culpables.

GOYO: Sí, pero eso no lo dicen todos. La mayoría dice que fuimos deshonestos, corruptos, amañadores, Pero de ahí a decir que hay corrupción hay una línea invisible entre la objetividad y la subjetividad. Al menos no hubo el acto doloso de venderse por dinero o por prebenda de algún tipo. Corrupción no hay.

GABUCHO: En eso coincido con usted socio. Ahí si le doy la razón. Lo que sí es antideportivo y atenta mucho al espíritu deportivo, a la esencia del juego, a la raíz del deporte que es ganar, porque no me va a negar que es espantoso, vergonzoso, desmotivador, triste, de desilusión total, ver a un equipo salir a no ganar, a no jugar como se debe. Ahí no hubo fair play. Ahí hubo intereses creados y punto. Esto es un negocio y ustedes no salieron a jugar, sino a neociar.

GOYO: ¿Y eso es malo? Eso es lo que había que hacer y se hizo. Punto. Barcelona necesitaba no perder y Católica no necesitaba ganar, es más no debía ganar. Y así fue. Barcelona salió a no perder y Católica a no ganar. Y entonces “trabajaron” un empate que les convenía a ambos. Así todos felices. Cada quien vela por lo suyo. Sin paro ni pero. No hay que sufrir por eso.

GABUCHO: Cierto es no niego. De todo se aprende y de aquí hay que sacar un aprendizaje. Que esto sirva de lección y que sirva para que los dirigentes del fútbol, piensen en un campeonato que tenga mejor estructura que evite cosas como estas. Es paradójico lo que sucedió con Católica. Raya en lo inverosímil, llega a lo estúpido. La esencia del deporte es competir y ganar. Y si ganas tienes un premio. Para los Camaratas ganar era un castigo.

GOYO: Y claro que ganarnos a nosotros era un castigo. No ve que si ganaba corría el riesgo de que Emelec gané la etapa, clasifique a la final y acceda directamente a Copa Libertadores y ellos pierdan su cupo que lo tenían por su puntaje en la tabla acumulada. Para que eso no ocurra hicieron lo que hicieron porque necesitaban no ganar, porque si lo hacían, Barcelona quedaba fuera y Emelec les quitaba su cupo. Entonces cuidaron su negocio. Cada quien es dueño de sus actos y cada quien jala agua para su molino. Y ellos querían volver a Copa Libertadores que desde hace 40 años no lo lograban.

GABUCHO: Sí. Pero más allá de que ese pacto de no agresión, sea conveniente a los intereses de ambos, si se atenta contra el espíritu deportivo y con eso ambos quizá manchen la historia del club, pero la historia parece que no cuenta, cuando se necesita resultados y se busca cumplir objetivos. Barcelona y Católica hicieron lo que creyeron que debieron hacer. A otra cosa mariposa

GOYO: En fin. Todo cuanto se diga ya no vale y no pasa de conjeturas. Ya está dicho todo. Liga de Quito y Barcelona van a la final y a la Copa libertadores a la que también van Independiente del Valle, tercero en la tabla acumulada con 54 puntos y Universidad Católica, cuarto con 51.

GABUCHO: Sí. Y nosotros con Guayaquil City y Macará, quinto, sexto y séptimo con igual puntaje vamos a la Sudamericana y Aucas el octavo que debe definir un repechaje con Nueve de Octubre de Guayaquil campeón de la Serie B, que debería tener mejor premio. Porque es mejor ser cabeza de ratón que cola de león. Pero esos son nuestros reglamentos.

GOYO; Sí y descienden Lida Portoviejo y El Nacional, penúltimos y últimos de la tabla. Entre el líder y el colero hay 33 puntos de diferencia. Eso lo dice todo. Pero ahora andan diciendo que ustedes van a impugnar el resultado con el Cuenca, señalando que quedaron empates, con lo que bajaría el Cuenca y no la Capira.

GABUCHO: Eso es paja. Los partidos se juegan en la cancha no en la mesa. Las cosas ya están definidas. No le dé más vuelta al asunto.

GOYO: La plena, dijo la nena. Ya la suerte está echada. Barcelona es campeón. Nos vemos. Y no le digo Feliz Navidad, porque su Navidad es triste. Nos vemos.

 

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

GOYO & GABUCHO

GOYO & GABUCHO GOYO: ¡Olé, Olé, Olé, Olé. Campeón, Campeon”. Hable socio. Hoy el aire …