Breaking News

¿QUE ES DE TU VIDA?

NATALIA JARA

ANTES

Natalia Jara Jara, nacida en Pasaje, provincia de El Oro, el 16 de octubre de 1975, fue una periodista, reportera y presentadora de radio y televisión que destacó como una de las primeras mujeres en dedicarse al periodismo deportivo en la década del 90, cuando esta actividad era casi exclusividad de los hombres y no era del todo bien visto la presencia de la mujer en este ámbito. Fue una de las pioneras, junto a no más de una decena de comunicadoras que tuvieron que abrirse camino al andar. Ejerció esta labor durante diez años y fue una de las figuras de las estaciones televisivas Teleamazonas y Telerama, en las que destacó por su carisma,  audacia, conocimiento, profesionalismo y objetividad, habiendo cubierto eventos nacionales e internacionales como: Eliminatorias al Mundial de Fútbol, Copas América, Libertadores y Conmebol.

Natalia aparte de su carrera profesional como periodista (es licenciada en Comunicación Social en la Universidad de Guayaquil en la Facultad de Comunicación Social, Facso) tiene títulos académicos en otros campos como los de educación y política, pues es Magister en Diseño Curricular de la  Universidad de Guayaquil y tiene una certificación en Marketing político y campañas electorales. Además ha cursado una formación extra académica en talleres, clínicas y seminarios que le han otorgado conocimientos en: estrategia política, estrategias de comunicación, conocimientos de organización, planificación y ejecución de eventos masivos de relaciones públicas; protocolo, manejo de campañas publicitarias y análisis de impacto, dirección de equipos de trabajo, comunicación digital, comunicación en crisis, manejo de imagen, comunicación organizacional, construcción de agendas estratégicas, capacitación, comunicación interna, comunicación organizacional, construcción de discurso y comunicación política

En el ámbito periodístico, Natalia se inició en 1992 en radio Superior de Machala, en su provincia natal, cuando tenía 17 años y recién se había graduado de bachiller en el colegio La Inmaculada. Un año después vino a Guayaquil en busca de nuevos rumbos para estudiar periodismo y buscar una oportunidad laboral en este medio. Así en 1993 empezó en TC Televisión, haciendo prácticas como parte de sus estudios universitarios. Luego en junio de 1995 tuvo su primer trabajo formal como reportera y presentadora deportiva en Teleamazonas en el que estuvo por cinco años y diez meses hasta mazo de 2001. Luego pasó a Telerama en el que estuvo tres años y diez meses desde agosto de 2001 a mayo de 2005.

“Me inicié en el periodismo televisivo en 1993 cuando estaba en la Universidad y debía hacer prácticas, por entonces Blanquita Ugarte y Alfonso “Pocho” Harb, me abrieron las puertas de la televisión en Tc en el  que hice seis meses de prácticas y ejercí como reportera. Estuve de reportera del programa Acción que conducía Manuel Kun Ramírez (+). Luego me contrató Teleamazonas y estuve en Deporte Total con Vito Muñoz y fui reportera, presentadora de segmentos especiales, y productora de especiales. Mi llegada al canal se dio por la amistad entre mi padre Jorge Jara, que fue profesor de Vito, pues ambos somos de Pasaje y el me dio una mano. Estuve varios años allí y mi formación se dio justamente en ese canal. Teleamazonas marcó mucho mi carrera. Recuerdo con gran cariño a mi compañero Ufredo Borbor con quien compartíamos la tarea de periodismo. Disfrutábamos mucho de estar en la cabina, en la que cada uno quería lucirse. Era una sana competencia que favorecía muchísimo al programa. Luego pase a E TV Telerama en el que fui presentadora y reportera. Estuve en el programa Competencia y luego en 2002 desde abril y hasta julio, junto a Leonardo Guillén, conduje el programa Viviendo el Mundial, un espacio de media hora que se transmitía a las 08h30 en la que ofrecíamos  todos los pormenores del Mundial de fútbol Corea-Japón. Paralelo a mi carrera televisiva, también incursioné  en radio y entre 1998 y 2002 fui conductora de un programa de variedades en la estación I 99”

Natalia al referirse a sus inicios y a su condición de una de las pioneras en el periodismo deportivo femenino dice: “Como mujer fue una época muy dura para nosotras porque prácticamente abrimos un camino en el periodismo deportivo que estaba asignado para hombres. Pero demostramos que fuimos profesionales y hoy hay nuevas generaciones que han seguido los pasos de quienes estuvimos en los inicios. Por suerte que yo recuerde no tuve problemas con los galanteos de deportistas o entrenadores y creo que todo depende de cómo una se sepa comportar. La competencia más bien era con algunos colegas que al inicio no veían con buenos ojos una mujer en ese campo, aunque había otros que nos dieron apoyo. La mujer es capaz de incursionar en cualquier área y nosotros lo demostramos. Eso nos llena de mucha satisfacción”

En cuanto a su experiencia en el periodismo dice: “El periodismo me dejó grandes satisfacciones, buenos amigos, muchas experiencias e inolvidables anécdotas. Cuando era reportera yo entrevistaba a futbolistas como Jimmy Montanero, Nicolás Asencio, Claudio Alcívar y las vueltas que da la vida, luego fueron mis compañeros en el Ministerio del Deporte. Jimmy fue mi jefe. Ese respeto en la relación reportera- deportista permitió más tarde tener buena relación de amistad y trabajo con ellos. A Claudio siempre lo molesto diciéndole jefecito en vez de Pulgarcito. El deporte me dio excelentes amistades. El mismo Xavier Enderica que era nadador, fue mi compañero en el Ministerio y yo hasta le llamaba la atención por ser Quito república independiente y mire, luego fue Ministro y yo su asesora y luego fue Gobernador de Azuay y fui su asesora dos años. Ahora espero sea alcalde”, dice con una sonrisa pícara.

En cuanto a anécdotas. “Recuerdo una en especial. Fue en 1998 cuando Barcelona jugó contra Cerro Porteño en Asunción en cuartos de final que le permitió la clasificación a la siguiente fase. Luego llegó a la final ante Vasco Da Gama. En Paraguay estábamos diez personas de Ecuador en el estadio, cubriendo la información y el estadio estaba repleto. Fue un partido emocionante por cómo se dieron las cosas y toda la hinchada estaba en contra. Nosotros cómo ecuatorianos gritamos los goles de Barcelona y Yo pensé que no salíamos vivos, pero al término del juego me llevé una gran sorpresa, pues el estadio se quedó en silencio y terminaron aplaudiendo al equipo ganador. Son esas cosas lindas que tiene el fútbol, que debe ser solo eso: un juego y terminado el mismo quedarse en paz”.

En 2005, su vida dio un giro total y se alejó de la televisión para ejercer funciones de relaciones públicas en entidades privadas y públicas. En la parte privada en la que se inició, estuvo siete años, pues entre 2005 y 2012 estuvo en la Federación Deportiva del Guayas y ese mismo 2012 en la Federación Deportiva Nacional del Ecuador (Fedenador). Luego pasó a la función pública, habiendo estado por cinco años en el Ministerio del Deporte entre 2012 y 2017; por pocos meses en el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi), dos años en la Gobernación del Azuay (2017 y 2019) y un año en el Ministerio de Cultura y Patrimonio (2019-2020).

“Mi carrera tomó un rumbo bastante diferente ya que del deporte y la televisión pasé a la gestión privada y pública en el campo de relaciones públicas y jefaturas de prensa y comunicación, lo cual significó un crecimiento profesional, pues me dio la oportunidad de ejercer mi carrera desde otros ámbitos. Me inicié en la Federación Deportiva del Guayas como Jefe de Relaciones Públicas y fue interesante porque además de ejercer estas funciones, estuve de alguna manera ligada a la televisión, lo que permitió que el choque inicial de salir de la pantalla no fuera tan fuerte»

«La Fedeguayas tenía un programa institucional en televisión por cable, denominada 100% Amateur en el que informaba todas las actividades del deporte federativo, del cual yo era la presentadora Eso me dio la oportunidad de conocer más el deporte aficionado, no profesional, además de centrarnos en todas las disciplinas deportivas, apoyando la promoción de nuevos  valores que iniciaban su carrera deportiva desde niños y continuaban hasta ser juveniles y luego profesionales. A raíz de ahí si tuve un largo alejamiento de las cámaras. Luego en 2012 estuve por poco tiempo en Fedenador, que me permitió conocer la problemática del deporte federativo ecuatoriano, lo cual sirvió para ampliar mis horizontes en el conocimiento del deporte”.

En 2012, Natalia deja el sector privado y pasa a la función pública, iniciándose en el Ministerio del Deporte. “Estuve allí por cinco años en el que aprendí muchísimo y tuve una visión más global y completa del ámbito deportivo del país. Ingresé en 2012 cuando ejercía esa cartera la ministra Cecilia Vaca Jones. Primero fui jefa del área de  comunicación de las Zonas 5 y 8 que abarcaba varias provincias. La 5 que tenía sede en Guayaquil en el Parque Samanes, correspondía a Guayas, Los Ríos, Santa Elena y Bolívar. La 8 a  Esmeraldas, Imbabura, Carchi y Sucumbíos. Entre los servicios que brinda la Coordinación está la asesoría jurídica e infraestructura deportiva, que atiende solicitudes de organismos de las provincias de Guayas. Además, cuenta con atención del área de asuntos deportivos, encargada de tramitar la vida jurídica de clubes y el registro de directorios. También está el área metodológica, que proporciona informes técnicos o el seguimiento y control de los proyectos impulsados por el Ministerio del Deporte. Yo manejaba el área de Comunicación y Prensa. Luego fui escalando posiciones y de jefe de comunicación zonal, llegué a ser directora comunicación en planta central a nivel nacional y asesora principal del Ministro Xavier Enderica. Fueron años de intenso trabajo pero de grandes experiencias”.

Luego del ámbito deportivo, Natalia, exploró otras áreas de la función pública. “Luego estuve por poco tiempo en el Miduvi, como Jefe de Prensa. Luego estuve dos años asesora de comunicación política de la gobernación de Azuay y uno en el ministerio de Cultura y Patrimonio como directora comunicación. La experiencia más importante y más enriquecedora fue en la Gobernación del Azuay, porque al estar como asesora política del gobernador Xavier Enderica con quien estuve en el Ministerio del Deporte cuando él fue ministro y que me invitó a seguir formando parte de su equipo de trabajo, tuve  la oportunidad de diversificarme y explorar otras áreas, pues había un contexto más amplio, pues había que preocuparse de la salud pública, educación, cultura, lo cual fue muy importante para enriquecerme del tema cultural cuando pasé a ese ministerio ya que la cultura no fue nada nuevo para mí. La comunicación es un proceso transversal que se puede aplicar en todas las Instituciones. Cultura ha sido uno de los ministerios más bonitos por los que he pasado. Pude vivir una Feria del Libro. Organicé la IV edición del Festival de Loja, fue muy importante porque pude aportar con un granito de arena a la cultura del país, lo cual me satisface mucho”.

AHORA

Actualmente, Natalia, radica en Guayaquil y trabaja como gestora cultural de la Orquesta Sinfónica. “Volví definitivamente a radicarme en Guayaquil en marzo de este año (2020) por motivos de la enfermedad que ahora azota al mundo. Y digo que volví totalmente a Guayaquil, pues mientras trabajaba en Quito y Cuenca, estaba allí de lunes a viernes y los fines de semana, venía a ver a mi hijo Tadeo que es mi adoración y mi vida y por quien debo velar»

«Hasta marzo de este año estuve en Ministerio de Cultura y Patrimonio como directora comunicación, pero en marzo por motivo del confinamiento y situaciones personales ya no pude seguir en estas funciones. Ahora estoy como gestora cultural de la Orquesta Sinfónica que me ha dado la oportunidad de regresar a los ocho años a la televisión y a la que fue mi casa por un tiempo, pues junto a Henry Avelino, conducimos el programa que la Institución tiene en Telerama, a través del cual difunde sus acciones”.

“Estar en la Orquesta sinfónica es de gran importancia y satisfacción para mí, pues sigo en el medio de la cultura. La orquesta más allá de los conciertos que ofrece, tiene una actividad social muy linda., pues mantenemos un convenio con Solca (Sociedad de Lucha Contra el Cáncer) en el que los niños que están en tratamiento pueden recibir clases de música, que actualmente por el momento que estamos viviendo se organizan de manera virtual. Creo firmemente en que los procesos culturales al igual que el deporte son muy importantes en la vida del ser humano. Y que la música es una terapia que ayuda a sanar, que trae esperanzas y es lo que estamos viendo en el mejoramiento de la salud de los niños que están trabajando con nosotros y recibiendo nuestras clases”

Y clase fue lo que Natalia dictó en el periodismo por lo que es eternamente recordada como una de las pioneras del periodismo deportivo femenino.

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

¿QUÉ ES DE TU VIDA?

DIANA SEDGWICK ANTES Diana Sedgwick, nacida en Guayaquil el 4 de julio de 1977, fue …