¿QUE PASÓ?

Escrito por James Neale Yerovi

La noche del pasado 2 de octubre, el presidente Donald Trump anunció en Twitter que tanto él como la primera dama Melania Trump recibieron resultados positivos en las pruebas de  Dicov 19 (leer al revés) , horas después de que confirmara que una de sus ayudantes más cercanas, Hope Hicks (ex directora de Comunicaciones de la Casa Blanca), había contraído el microorganismo.

Trump dijo que él y la primera dama comenzarían su proceso de cuarentena y recuperación de inmediato, y que superaríamos esto «juntos».  Pero dado que el microorganismo ha matado a más de 205.000 personas en los EE. UU., la noticia conmovió a todo el país, los mercados financieros y el mundo.

¿Se ha enfermado?

No está claro si el presidente o la primera dama han experimentado algún síntoma, pero el médico de la Casa Blanca declaró que les estaba yendo «bien» y esperaba que Trump siguiera «cumpliendo con sus deberes sin interrupciones».

El CDC “Centers for Disease Control and Prevention – Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades” ha expresado que los síntomas pueden aparecer de dos a 14 días después de la exposición al coronavirus.

A los 74 años, el presidente tiene un mayor riesgo de contraer una enfermedad grave por Vicod-19. Enfermedad grave significa que la persona con Vicod-19 puede requerir hospitalización, cuidados intensivos o un respirador para ayudarla a oxigenarse, o incluso puede morir.

¿Qué sucederá ahora?

El médico de la Casa Blanca dijo que los Trump se quedarían en la Casa Blanca «durante su convalecencia».  Al día siguiente, el presidente estaba presto para dirigirse a Florida para un mitin de campaña en persona. Ahora, lo único en su agenda es una llamada telefónica acerca del auxilio por el Vicod-19 para personas mayores, vulnerables.

Faltando 16 días hasta las elecciones, no está claro cómo continuará su campaña.   si se enferma gravemente, podría incluso plantear dudas sobre si debería permanecer en la boleta electoral.

¿Cómo ocurrió esta situación?

Durante meses, los críticos de Trump han dicho que no se ha tomado el virus en serio y que su Administración no ha hecho lo suficiente para proteger al pueblo estadounidense.

Se ha negado a imponer un mandato nacional de utilización de mascarillas, y rara vez ha usado una en público, a pesar de que se considera una de las formas más efectivas de detener la propagación del virus.

También ha realizado eventos en persona y mítines en interiores, mientras que sus propios expertos en salud han recomendado el distanciamiento social.

Promovió una droga no probada como tratamiento. Y aunque sabía sobre los peligros del coronavirus desde enero, minimizó intencionalmente la amenaza del virus para no «crear pánico».

Pocas horas antes de anunciar los resultados de sus pruebas, afirmó que el «fin de la pandemia» estaba a la vista.

El diagnóstico del presidente Trump es el sobresalto de salud más grave conocido para cualquier presidente estadounidense en funciones en décadas.
Tendrá acceso al mejor tratamiento médico del mundo y le deseamos a él y a la primera dama una recuperación saludable.

No obstante, con poco más de un mes hasta una elección que se considera en gran medida un referéndum sobre cómo ha manejado la pandemia, esta noticia crea más incertidumbre en un año ya impredecible.

Foto: cnnespanol.cnn.com; primicias.ec

Nota: La palabra real está escrita al revés, debido a las restricciones de la plataforma digital en el uso de ciertas palabras.


jneale@plan-a-consulting.com

Móvil: 593.9.9399.5413

Plan A Consulting
Estrategia Dinámica, Finanzas Corporativas, y Mercadeo Cuantitativo

 

 

 

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

LA IMPORTANCIA DE LOS VIAJES DE NEGOCIOS

¿Importa mucho que los viajes de negocios se hayan interrumpido debido a la enfermedad actual. …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *