¿FINAL AL ROJO VIVO?

El campeonato ecuatoriano de fútbol, está en la recta final. A falta de dos fechas para que termine la primera etapa, hay cuatro equipos con posibilidades matemáticas de lograr el ansiado primer lugar que otorga dos premios importantes: la llegada a la final del torneo a fin de año y la clasificación a Copa Libertadores de América. Los críticos dicen que la disputa está al rojo vivo. ¿Realmente lo está? Literalmente sí, matemáticamente también, futbolísticamente habría que analizar.

Mi análisis dice que tan al rojo vivo no está, porque hay variantes que indican que a tres de esos cuatro equipos, les está muy, pero muy cuesta arriba, virar el destino de la tabla que al momento dice que Liga Deportiva Universitaria de Quito va primero con 29 puntos, uno más que su escolta Independiente del Valle que tiene 28 y dos más que Barcelona y Universidad Católica que tienen 27. A falta de dos fechas, tener dos puntos de ventaja es un gran hándicap. Así que alcanzar al líder que parecería tener casi asegurado su propósito, es complicado. Pero el casi no es nada. En el fútbol todo puede pasar y nada está dicho hasta el pitazo final. Se ha visto “cadáveres cargar arena”, como dice un ilógico pero popular refrán. El asunto está en ¿pasará?

Parecería que no. Aunque puede ser que sí. Nada es imposible en el fútbol cuando aún hay opciones matemáticas y eso es lo interesante de este deporte que nada está dicho, a pesar que parecería que todo está dicho.

Que esté al rojo vivo o se convierta en rosado pálido, solo depende de un equipo. Nada más que de uno; el líder Liga Deportiva Universitaria de Quito que únicamente depende de sus resultados y no necesita de marcadores ajenos. Ellos  juegan con su propia suerte sin depender de nadie y eso es una gran pero gran ventaja. Si ese equipo gana en su próximo partido, la lucha por la punta en la fecha final solo quedará (dependiendo de otros resultados), en dos o tres cuadros; porque uno o dos de ellos van a morir en esta penúltima fecha y eso es inevitable. No hay forma de eludir la muerte para ese equipo.

Ese equipo o esos equipos tienen nombre y apellido. Son Independiente del Valle y Barcelona que juegan entre sí la próxima fecha. Ese choque cruzado entre ellos le abre el camino a Liga que de ganar su cotejo de visitante a Técnico Universitario, habrá provocado sin jugar ante ellos, la muerte de uno. ¿Por qué muere uno? Simple, por los tres resultados que tiene el fútbol que son ganar, empatar o perder. Si uno de ellos gana, dependiendo de quien sea, el que pierde estará casi muerto o muerto.

A ver. No se complique, parece jeroglífico pero no lo es. Independiente tiene la ventaja. A más de tener un punto más que Barcelona, juega de local. Si los del Valle que al momento tienen 28, ganan, sumarán 31 y dejarán a Barcelona con 27 que en ese momento queda ya fuera de competencia, porque a falta de un juego no podrá alcanzar a Independiente. Ya ahí lo que haga Liga le da igual a Barcelona. Esta muerto. Lo mató Independiente.

Si empatan, se habrán hecho el harakiri los dos, porque cada uno apenas sumaría un punto que a estas alturas no les servirá de mucho. Con la igualdad, Independiente que tiene 28 haría 29 y Barcelona que tiene 27 haría 28. Si Liga que tiene 29 gana su partido ante Técnico Universitario, sumará 32 y sería inalcanzable para Barcelona. Con esa opción los “Amarillos”, quedan muertos. La esperanza para seguir vivos en caso de perder, será que Liga no gane. Cosa que tampoco es imposible porque los “Albos” juegan de visitante y los ambateños son hueso duro de roer. Los “Guaytambos” hicieron un aceptable campeonato. En algunas fechas estaban de líderes y hasta la fecha pasada, estaban con opciones de llegar primeros. Su último juego ante Universidad Católica en el que perdieron 2-1 en Quito, los dejó sin chance alguna y redujo de cinco a cuatro los opcionados. Esa es la suerte de los juegos cruzados entre los que tienen posibilidades.

La única opción para Barcelona, de ganar Liga, es ganar o ganar a Independiente. No le queda más. Ahora que si Liga no gana, otro es el cantar. Pero al momento, debe ganar sí, y si Barcelona gana, el casi muerto será Independiente. Un triunfo Torero lo deja con 30 puntos, mientras los del Valle quedan con 28 y de ganar Liga, estarían muertos también porque ya no podrían alcanzarlos.

Así que ese partido cruzado, entre Independiente y Barcelona, indefectiblemente deja a uno muerto. Ya la competencia no sería de cuatro sino de tres. El otro en pelea, dependiendo de los resultados sería Universidad Católica que al momento está tercero.

Vamos a ver qué pasa con Católica. Los “Camarattas”, llamados así en honor a un sacerdote uruguayo, apellidado así, que fue impulsor del equipo en los primeros años, tienen 27 puntos (lo mismo que Barcelona). Ellos visitarán en Manta a Delfín. Tienen que obligadamente ganar para seguir vivos. La derrota o el empate (de ganar Liga) los deja muertos.

Dicho esto, queda claro que el rojo vivo no es tanto. Lo será si Liga de Quito no hace bien sus deberes. Léase ganar su próximo partido. ¿Sucederá? Eso ya es jugar otro partido.

¿Qué pasará? No lo sé. No soy brujo ni pitonizo, peor vidente. Cualquier cosa puede pasar. Aunque creo saber que pasará. Si me preguntan: ¿qué quiero?, lo dijo sin ambages. Yo quiero que Universidad Católica gane la etapa.

 

 

 

 

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

ADIÓS DON VICTORIANO

Tomó su tabla hawayana, para adentrase en las profundidades del mar, surfear con la vida, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *