VOLVIÓ EL FÚTBOL

Volvió el fútbol y volvió con ganas. Volvió con Clásicos como platos fuertes. Volvió la fiesta deportiva de la rivalidad eterna entre los equipos más populares de Guayaquil y Quito. Pero volvió incompleta. Volvió sin la alegría de la hinchada metiendo bulla en las graderías, volvió en silencio y volvió con dos ganadores, por casualidad, los dos que visten de amarillo y los dos haciendo respetar su condición de dueños de casa. En Quito Aucas ganó a Liga (2-0) y en Guayaquil, Barcelona (2-a) a Emelec. Ha vuelto el fútbol. Ha vuelto la alegría. Han vuelto las discusiones en casas, lugares de trabajos, cafetines, tiendas y esquinas. Ha vuelto el fútbol. Ha vuelto la fiesta

Volvió el fútbol y con él, el balón volvió a rodar, la cancha reverdeció y se mostró festiva, los jugadores volvieron a correr sobre el pasto para dar rienda a su pasión y mostrar la técnica de sus ejecutorias y la garra implícita por luchar por un triunfo y remover las redes, los técnicos volvieron a dirigir, a gesticular, a dar órdenes, a mostrarse apasionados; los árbitros volvieron a impartir justicia en las canchas y a hacer sentir su autoridad. El balón volvió a rodar. Ha vuelto la fiesta. Ha regresado la alegría. Ha vuelto el fútbol, pero ha vuelto sin un componente de lujo: el aficionado que aún está prohibido de ingresar a los estadios. Sin él, el fútbol no es completo. Sin él no es festivo. Sin él, no hay bullicio en las gradas, ni gritos de aliento o insultos. Sin él no hay quien coree los goles sobre los tablones, que bueno ya no son tablones, pero así se dice. Pero a pesar de esa ausencia, el fútbol ha vuelto y eso es alegría.

Tras cinco meses de larga y sentida ausencia, volvió el fútbol profesional oficial en Ecuador. La enfermedad que estamos sufriendo en la actualidad y las precauciones con medidas de prevención, tomadas por los gobiernos de todo el mundo pararon el balón, que dejó de rodar por todas las canchas del mundo. Unos volvieron antes, otros después, pero ya casi todos están de vuelta.  En nuestro país oficialmente se inició el fin de semana antepasado (del viernes 14 al domingo 16 de agosto) con la reanudación de la fecha quinta que había quedado inconclusa, tras jugarse dos partidos, antes de que llegara la orden de suspensión de los juegos. Los partidos que sí se cumplieron en el calendario normal fueron la victoria de local de Técnico Universitario 3-1 sobre Liga de Portoviejo y el triunfo de 2-0 de Muchuc Runa a Macará. Coincidentemente los tres equipos ambateños si llegaron a jugar sus cotejos antes de la suspensión.

Ya dos semanas antes, el fútbol había vuelto, con el título de experimento, con la realización de algunos cotejos amistosos que sirvieron para afinar detalles en el aspecto de la bioseguridad que se requiere en estos casos para evitar contagios. Pero de manera oficial recién volvió ahora y eso es lo que cuenta.

Regreso atípico

El regreso fue atípico, solo podían ingresar al estadio, jugadores, cuerpo técnico, médico, de utilería, dirigentes, árbitros, personal de seguridad y periodistas, quienes debían someterse a una prueba médica que demuestre que no están contagiados. Los jugadores, antes de ingresar al estadio, se sometieron a un estricto control de bioseguridad y a todos se les hizo pruebas rápidas y se les midió la oxigenación de la sangre y la temperatura. Y para cumplir con ciertas medidas impuestas se dieron casos antes pocas o nunca veces vistos, por ejemplo, en el partido que abrió la fecha, realizado en Cuenca, el equipo visitante Guayaquil City llegó en dos buses para mantener el distanciamiento social entre las personas.

Y hubo más medidas. Ahora cada club debe ingresar solamente con 23 jugadores, antes podían ir todos los de la plantilla. Ahora está prohibido escupir y forzar la eliminación de fluidos nasales, besar la pelota ante, durante y después del juego, compartir botellas de agua o hidratantes, intercambiar camisetas o regalos e intercambiar banderines. Los jugadores no pueden llevar familiares al estadio y están obligados a mantener el distanciamiento social. Y en la banca todos están obligados a usar mascarillas. También se modificó el número de cambios. Ahora se permite cinco por equipo.

De  vuelta al campeonato

De vuelta al campeonato nacional, hoy llamado Liga Pro, se jugaron tres fechas en ocho días. La más reciente, la que se jugó entre el viernes 21 y sábado 23 de agosto pasado. Fecha en que hubo dos Clásicos. El de Quito primero y el del Astillero en Guayaquil, después. Vamos por orden. En el juego más tradicional de la capital ecuatoriana, jugado la noche del sábado 22 de agosto en el estadio Gonzalo Pozo Ripalda, por la séptima fecha, Aucas venció 2-0 a Liga de Quito con goles tempraneros que definieron el cotejo. Apenas a los dos minutos de juego, en el llamado gol de camerino, el mediocampista argentino Sergio López, marcaba la primera y 21 minutos después, a los 24´, el zaguero Richard Mina (24′) cerraba la cuenta del denominado Súper Clásico Quiteño. Liga que esta vez vistió de turquesa y no de blanco, pese a la derrota sigue siendo líder, llegaba de favorito, tras sus dos victorias consecutivas, pero lo clásicos no saben de favoritismos, o al menos no siempre y Aucas lo demostró y ganó porque jugó mejor. Dominó la media cancha y tuvo el balón con sus creativos Sergio López y Alexander Alvarado, mientras Liga se mostraba lento, impreciso y errático para controlar el balón y marcar al rival, lo que se evidenció más cuando quedó en inferioridad numérica tras la expulsión de Johan Julio por una falta fuerte.(Foto El Comercio)

La ventaja llegó temprano, muy temprano cuando una combinación entre los volantes Alejandro Cabeza y  Alvarado, le permite a este habilitar a López, quien con un disparo desde fuera del área hacia la esquina consiguió el 1-0. Luego se selló la suerte, Alba. El gol surgió de un tiro de esquina en el que el zaguero Richard Mina aprovechó un rebote, para con un remate de derecha anotar el segundo y definir el partido. Así ganó Aucas y así lo festeja el sur quiteño donde los orientales son mayoría. A pesar de la derrota, Liga de Quito se mantiene de líder con 15 puntos y en la siguiente fecha recibirán al Delfín. Por su parte, Aucas, tras su triunfo con sus consiguientes tres puntos, escaló al octavo puesto con nueve unidades y ahora les tocará Independiente del Valle, en la octava jornada. (Foto API)

En Guayaquil, la fiesta fue amarilla. Barcelona en su casa ganó agónicamente a Emelec que ganaba hasta 24 minutos antes del final. Fue 2-1 con final de infarto. Dos tiempos totalmente diferentes, en el primero un Emelec extremadamente defensivo que saltó a la cancha con siete defensores (incluyendo el arquero), dos volantes de marca y apenas dos delanteros, cediendo toda iniciativa y renunciando al ataque, fue sometido por un dinámico, incisivo, peligroso pero nada contundente Barcelona, que no reflejó en el marcador su abrumador dominio. Esa etapa debió mínimo, mínimo terminar con un 2-0. Quedó en Blanco. En la segunda fracción, Emelec hizo cambios, metió más atacantes que defensores, salió a jugar, y cambió su cara totalmente, tanto la cambió que pasó a ser dominador, al punto de ponerse en ventaja a los 66 minutos con un buen gol del ingresado Roberto “Tuca” Ordoñez, quien en posición complivada, remató de bolea a la esquina un buen centro del otro ingresado, Burbano.  Cuando Emelec mandaba, reaccionó Barcelona y una descolgada de Byron Castillo por derecha termina en una falta de Jackson Rodríguez que deriva en penal, que es convertido en gol con un loco, arriesgado, fantasioso y fantástico cobro de Fidel Martínez quien con maestria, pica la bola al ángulo del meta Pedro Ortiz. Corrían 83 minutos. Y ya casi cerca del final, a los 90 + 4 como se dicen ahora a los minutos adicionales, Barcelona hace suyo el partido cuando un mal despeje de Leandro Vega que incomodo por la marca del Tin Angulo, apenas alcanza a puntillar la pelota que cae a los pies del paraguayo Cristián Colman que había ingresado al cambio,  para con el balón frente al arco, introducirlo en el marco y decretar el cotejo.

En otros juegos de la séptima fecha, que se inició el viernes 21 de agosto en la cancha del estadio Jocay de Manta, Delfín no pudo hacer sentir su condición de dueño de casa y empató sin goles con Orense de Machala que lo sorprendió. Juego de pocos avances claros, en que el marcador lo dice todo. Ese mismo día, pero en Ambato en el estadio Bellavista Macara ganaba 2-1 a Deportivo Cuenca con goles del colombiano Sebastián Herrera con golpe de cabeza a los nueve minutos y un efectivo cobro de tiro libre del defensa Leonel Quiñonez a los 67 minutos. El sábado 22, Independiente del Valle en condición de visitante sorprendió a Técnico Universitario para derrotarlo 1-0 con gol del panameño Gabriel Torres, mundialista con su selección en Rusia 2018. Dos minutos antes el equipo de Sangolquí había fallado un tiro penal que malogró el argentino Cristian Pellerano. En otro partido jugado ese sábado Liga de Portoviejo hizo respetar su cancha del Reales Tamarindos para derrotar 3-1 a Guayaquil City. Francisco Fydriszewski (37′) y Luis Gómez (49′) habían puesto en ventaja a los de la Capira.  Marcos Mondaini, quien ingresó en el segundo tiempo, marcó el descuento para los guayquileños poniendo las cosas 2-1, pero Gómez nuevamente se hizo presente en el marcador para sellar el marcador final (3-1) a los 84 minutos, a seis del final.

Con un golazo de tiro libre del arquero argentino Iván Brun, ¡Sí!, leyó bien, del arquero Brun, a los 78 minutos, Mushuc Runa selló una victoria de visitante de 2-1 ante Olmedo de Riobamba que no pudo hacer respetar su cancha. En jugada poco usual el golero rompió lo que hasta ese momento era un empate con un extraordinario cobro de tiro libre que sobrepasó la barrera Olmedina y dejó parado sin reacción al golero rival. Los goles ambateños hicieron cumplir el viejo adagio de que no hay peor cuña que la del mismo palo, pues el golero de 36 años había sido jugador del Ciclón del Chimbotazo, en la temporada anterior, como también lo fue el argentino Muriel Orlando quien puso la primera a los 49 minutos. Joao paredes había marcado el transitorio empate para Olmedo a los 56´. Al final fue victoria del Ponchito con gol de arquero. Finalmente, en el penúltimo juego de la fecha jugado en Quito, El Nacional y Universidad católica empataron 1-1. Luis Congo de penal anotó para los nacionalistas a los cinco minutos de iniciado el juego y Diego Armas para los católicos a los 76, cuando un remate suyo, golpeó en un rival para terminar en laa redes.

Fecha 6

Un festival de goles, ocho en total, en la igualdad a cuatro tantos entre Macará e Independiente del Valle en el estadio Olímpico Atahualpa la tarde del pasado martes 18 de agosto marcó la nota destacada de la fecha sexta de la Liga Pro. El partido que parecía una goleada a favor de los “Azulnegros” que ganaban 4-1 en el primer tiempo, terminó con una gran reacción ambateña que logró empatar.  Moisés Caicedo (10m), Lorenzo Favavelli (12m), Gabriel Torres (23m) y Jairo Sánchez (28m) anotaron para el actual campeón de la Copa Sudamericana, Quiñónez había sacado del cero a su equipo en el minuto final del primer tiempo para irse al descanso 4-1. En la segunda etapa los “Guaytambos” reaccionaron y aprovecharon que su rival se quedó con un jugador menos pues fue expulsado Luis Segovia a los 63 para lograr la “hazaña”, Johnny Uchuari puso la segunda a los 63 y un doblete colombiano Juan Sebastián Herrera a los 71m y 80m, puso la cosa en su lugar. (Foro: eldiario.ec)

Ese mismo martes 18 de agosto Orense  de Machala no pudo ganar en su casa y empató 1 a 1 frente a Liga de Portoviejo en el estadio Estadio 9 de Mayo. Los manabitas se pusieron en ventaja al minuto 76 con gol del hijo del entrenador. Robertino Insúa marcó en el equipo que dirige su padre Rubén para poner el 1-0. Al minuto 87 de tiro penal, el colombiano José Correa puso la igualdad para los orenses. Barcelona que vistió de blanco y no de amarillo consiguió un importante triunfo de visitante al golear 3-0 a Deportivo Cuenca el martes 18 de agosto en el estadio Alejandro Serrano Aguilar. Los goles fueron anotados por el volante uruguayo Bruno Piñatares, a los 25 minutos, con un golpe de cabeza, Fidel Martínez, a los 55, de penal, y Jonatan Álvez, a los 90+1. (Foto: Apifoto/ Ariel Suárez)

En un partido discreto y de bajo rendimiento, jugado en Guayaquil en el estadio Christian Benitez, el local Guayaquil City y Delfin de Manta igualaron sin goles. Técnico universitario que no había jugado en el reinicio del torneo pues si alcanzó a jugar en marzo, volvió a las canchas de local para perder ante Olmedo 3-1  y perder el liderato de la tabla que temía hasta ese entonces Washington Plúas, Carlos Espinoza y Miguel Segura, hicieron los goles del Ciclón y Carlos Mosquera el de los universitarios. (Foto El Universo).

En un duelo entre quiteños, Aucas en condición de local ganó 2-0 a El Nacional que vistió de turquesa y no de rojo, en su cancha del estadio Gonzalo Pozo Ripalda, popularmente conocido como Chillogallo. Víctor Figueroa y Luis Miguel Escalada anotaron los goles orientales. (Foto El Universo). En otro duelo de quiteños, Liga Deportiva Universitaria hizo respetar su condición de dueño de casa y venció 2-1 a Universidad católica en la casa Blanca. Rodrigo Aguirre (16 minutos) y Adolfo Muñoz (26), anotaron los goles del ganador Juan Manuel Tévez, a los 27, puso el descuento para los católicos.

En el cierre de la sexta fecha en partido nocturno jugado en Guayaquil, Emelec en su cancha del Capwell, ganó agónicamente en los minutos finales 2-0 al Mushuc Runa de Ambato. Ambos goles fueron en los minutos de adición al tiempo reglamentario. Joao Rojas de penal a los 90+1 puso el primero y el argentino Facundo Barceló a los90+5, el segundo. Así se cerró la fecha seis, pródiga en goles. Se marcaron 24 conquistas. (Foto: El Universo)

Fecha 5

El cotejo que inició el regreso del campeonato en su quinta fecha se dio en Cuenca con el enfrentamiento que sostuvieron Deportivo Cuenca y Guayaquil City, la noche del pasado viernes 14 de agosto en el estadio Alejandro Serrano Aguilar. Fue empate a un gol. Resultado positivo para el equipo guayaquileño tratándose de que lo consiguió en calidad de visitante. Fue una igualdad agónica para el equipo porteño, pues el tanto fue conseguido en las postrimerías del partido, en el minuto 90 (+2) con un tanto de tiro libre de Ángel Gracia. Antes había abierto la cuenta Joao Chávez al minuto 68 de juego, con un derechazo fuera del área que el arquero Gonzalo Valle no pudo contener. (Foto Diario El Mercurio, Xavier Caivinagua)

En el segundo partido de la vuelta al fútbol, realizado también el pasado viernes 14 de agosto a las 19h30 en el estadio Monumental de Guayaquil, Barcelona derrotó de manera angustiosa y apretada 1-0 al Orense de Macha con gol del debutante José “Tin” Angulo, en el minuto 75, a quince del final. El gol saltó de la banca, pues su anotador, quien pisó una cancha oficialmente luego de cuatro años, tras cumplir igual tiempo de suspensión por dar positivo en dopaje, ingresó al cambio al minuto 57, 18´ antes que anotara con un buen remate luego de ser abastecido por Mathías Oyola, quien antes había ganado un balón con su clásica bravura. Como detalles anecdóticos, pese a que no hubo gente en las gradas, Barcelona si tuvo aliento de su hinchada, pues los cánticos de la barra Sur Oscura, sonaron fuertes por altoparlantes. Además, antes del inicio del juego, Barcelona rindió un homenaje a su exarquero y referente histórico del club, Carlos Luis Morales, fallecido el pasado 22 de junio pasado. “Rompiendo” el reglamento y con la autorización debida por las autoridades del fútbol, tres familiares del recordado “Pestañita”, estuvieron presentes en el terreno de juego, donde se colocó una imagen del recordado arquero. (Foto: Cortesía Liga Pro).

En el tercer partido de la fecha, que fue un festival de goles, con seis balones que terminaron en las mallas,  Independiente del Valle en condición de visitante derrotó 4-2 a El Nacional en partido jugado la pasada tarde del sábado 15 de agosto en el estadio Olímpico Atahualpa. Los de Sangolquí, lograron el triunfo tras remontar un marcador de 1-0, pues tempranamente a los 17 minutos de juego, los “Militares” se habían adelantado con gol de Ronal De Jesús. Dieciseis minutos después, Independiente a los 33¨, ponía la igualdad con gol de Angelo Preciado, quien sacó un potente remate de larga distancia para vencer a Padilla para poner el empate. Tres minutos después, a los 19´ haciendo cumplir un viejo refrán que no hay peor cuña que la del mismo palo y que esta vez se dio por partida doble, Luis Segovia ex jugador “Criollo” anotaba dos goles para poner en ventaja a Independiente, pues a los 42 minutos con un remate de 38 metros facturaba por duplicado, poniendo el marcador 3×1. Así terminó la primera etapa. Luego poquísimo después de iniciada ésta, el panameño Torres puso la cuarta para el equipo de”Negriazul” que de esta manera conseguía una goleada, que cerca del final dejó de serlo, cuando al minuto 88, Tito Valencia descontó para los Criollos  y acortó lo diferencia a dos goles, con lo que se esfumó lo que pudo ser goleada del visitante. Foto de la cuenta Twitter @IDV_EC

En el cuarto juego de la vuelta al fútbol, el campeón vigente, Delfín de Manta que fue netamente superior y que hizo prevalecer su condición de dueño de casa, venció merecidamente 2-0 a un descolorido Emelec, en el estadio Jocay, la tarde y noche del pasado sábado 15 de agosto. Los “Azules”, que esta vez jugaron de blanco con su vistosa camiseta alterna, a pesar de su juego ofensivo, nunca pudieron encontrar los espacios en el campo mantense. Estuvieron erráticos en la definición y su constante toque y toque de lado a lado pero sin profundidad y su juego vertical, fue intrascendente a pesar que en el inicio del juego tuvieron dominio posicional y de balón. Pero fueron los “Cetáceos” los que rápidamente, apenas a los nueve minutos de iniciado el juego, se pusieron en ventaja  con gol de Carlos Garcés que se aprovechó del doble error de Dixon Arroyo y Leandro Vega, quien resbaló en su intento de rechazar, quedándole el balón le quedó servido goleador quien remató cruzado para vencer a su excompañero Pedro Ortiz.  En la segunda etapa, Delfín se replegó y jugó con los errores de Emelec que adelantó sus líneas, tratando de empatar, pero jamás encontró el espacio en la línea defensiva rival, por lo que sus intentos de ataque no tenían profundidad ni peligrosidad. Más bien fue el equipo manabita que en un contraataque sentenció el juego a cinco minutos del final, cuando Jonathan González los 85 minutos, con un potente remate fusiló a Ortiz.

En el quinto cotejo de la jornada, Liga de Quito consiguió un importante triunfo de visitante 3-2 ante Olmedo de Riobamba, hoy domingo 16 de agosto en el estadio Olímpico, ahora llamado Fernando Guerrero Guerrero.  Liga mandó en el cotejo desde el inicio y se puso en ventaja con un gol de camerino, sumamente tempranero, pues apenas a los 33 segundos de juego, ya anotaba el primer gol del partido por intermedio de Cristian Martínez Borja, quien aprovechó un grueso error de Fabricio Bagui al querer retroceder el balón a su arquero, para hacerse de la pelota y con un remate de derecha vencer la puerta olmedina.  Los riobambeños lograron empatar poco antes de terminar el primer tiempo, pues a los 41 minutos, haciendo válido el refrán de que no hay mejor cuña que la del mismo palo, Luis Bolaños de penal ponía la igualdad.  En el segundo tiempo, al igual que el primero, se volvió a dar un gol tempranero. Esta vez para Olmedo que se puso en ventaja a los dos minutos de iniciada la segunda parte, 47´del tiempo global, con gol de Bagner Delgado, tras recibir pase de Bagui, que de esta forma se reivindicó de su error en el primer gol albo. Él le robó un balón a Luis Caicedo que intentó salir jugando y se lo entregó al delantero manabita quien fusiló a Gabbarini. El partido estaba para los dueños de casa, pero dos goles anotados en cinco minutos cerca del final, fueron lapidarios para los riobambeños. A los 81´Rodrigo Aguirre que había ingresado al cambio, con un potente remate, puso el empate y Adolfo Muñoz a los 86, con un cabezazo, sentenció el juego al favor de los visitantes. Foto: Api

En el cierre de la fecha, Universidad Católica en condición de local, derrotó 3-1 a Aucas, en el estadio Olímpico Atahualpa, hoy domingo 16 de agosto a las 18h15. Los “Camaratas” con esta victoria ascendieron al segundo lugar de la tabla de posiciones. Universidad Católica fue netamente superior a Aucas que hoy lució un color inusual en ellos, pues jugó con su camiseta alterna de color rojo en vez de su habitual amarilla. El denominado “Trencito Azul”, impuso su juego desde el inicio, presionando al rival en el medio campo y atacándolo por los costados. Así, se puso en ventaja a los 22 minutos de juego, con gol de Walter Chalá que remató cruzado de derecha, tras controlar un rebote luego de un tiro libre. La ventaja les duró poco, pues cuatro minutos después, a los 26´, Víctor Figueroa, de penal, tras mano de Guillermo De los Santos, ponía la igualdad con la que terminó el primer tiempo. En la segunda etapa, Católica tuvo un juego muy cauto, esperando que el rival adelante sus líneas para esperarlo y contraatacar. La fórmula le dio resultado y a los 10 minutos de iniciada esta fracción, 55 minutos del global, se ponía en ventaja con un zapatazo de Jeison Chalá que recibió una habilitación de cabeza de Juan Manuel Tévez, tras un saque largo del portero Hernán Galíndez. El partido se selló a favor de los “Camarattas” al minuto 75 con gol de Andrés Chicaiza, quien tras una escapada por el lado izquierdo, sacó un zapatazo para derrotar al portero Damián Frascarelli. Foto: Revista Winner

Ha vuelto el fútbol. Ecuador ya tiene activo su campeonato que se jugará seguido para tratar de recuperar el tiempo perdido.


Foto apertura: El Universo

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

ADIÓS DON VICTORIANO

Tomó su tabla hawayana, para adentrase en las profundidades del mar, surfear con la vida, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *