EL GRAN PREMIO…ECUADOR

La carrera se ha iniciado, estamos próximos a una nueva contienda electoral, los pilotos están afinando sus máquinas, lubricando sus cuerdas vocales, dejando a punto todo su intelecto, su creatividad, su banco de memoria, revisando su bodega de ofertas, analizando la ruta, escogiendo a sus patrocinadores, al final los resultados todos los sabemos, nada bueno para el pueblo, pero para el ganador la bolsa es grande.

Si, realmente nos ha ido muy mal, seguimos siendo los ingenuos de siempre, aquellos cuya memoria nos traiciona y terminamos premiando con nuestro voto a quienes no se lo merecen.

Definitivamente no hemos aprendido nada, cuando llega el momento de hacernos escuchar, nos callamos, cuando podemos castigar al demagogo, al pillo, al mentiroso, al corrupto, no lo hacemos, desaprovechamos las ocasiones en las cuales podemos darles una lección, demostrarles que hemos aprendido algo después de tanto tiempo, recordarles quienes somos los afectados por sus pésimas actuaciones, pero sencillamente nos resignamos, seremos como siempre solo simples espectadores, no ejercemos con buen criterio el derecho al voto, no elegimos lo mejor o más bien escogemos el mal menor, simplemente dejamos que otros elijan por nosotros.

Los profesionales de esta gran carrera, siempre encuentran el mecanismo para engañarnos, es que de un tiempo a la fecha, como que les hacemos la tarea más simple, tal parecería que nuestras defensas con el tiempo han sido debilitadas. Es que son tantos los desengaños, la credibilidad cada día es menor, la corrupción sigue tan campante, el pueblo cada día soporta el mal trato, vejámenes, solo impera la ley de la selva, que uno se pregunta: Que significado tiene el ir a las urnas cada cuatro años?  Que bien logramos al hacerlo?

Pero como siempre la respuesta estará en nosotros, somos los únicos que podremos lograr y exigir los cambios que tanto se necesitan, ya es hora de que elijamos correctamente a las personas que deben guiarnos hacia un futuro promisorio, no permitamos que los mismos de siempre vuelvan a engañarnos, a desunirnos, a enfrentarnos entre ti, démosles lo que se merecen, desterrémoslos de una vez y para siempre, no permitamos que vuelvan a tomarse el nombre del pueblo para cometer sus fechorías, podemos y debemos hacerlo.

Cometer un error y no corregirlo es otro error. (Confucio)

PDT: Este comentario lo escribí hace 18 años, y sigue vigente, no aprendemos.

Foto: pinterest.com; http://maghisteric.blogspot.com


MARTÍN ÚRAGA. Sólo soy un simple mortal, no soy académico, padre de familia y orgulloso abuelo. Escribo porque Dios me dio ese don, lo descubrí muy tarde, leo poco y esa es una gran debilidad, así que uso mi buen criterio y lo poco de inteligencia que poseo. No soy más que nadie, ni menos que nadie. Tengo más defectos que virtudes, pero espero cambiar o equilibrar el peso. Dios me guía y me inspira

 

 

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

LA BASURA NOS QUIERE GOBERNAR

Ante nuestros ojos los poderosos se derrumban. Los que creíamos invencibles y a toda fuerza …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *