EL DESCONTENTO CRECE

La mayoría silente estadounidense está indignada, y su reacción recién comienza. El repudio a la actual “cultura de la cancelación”, el saqueo de los barrios, la difamación de su historia, la destrucción de los monumentos públicos, los ataques a la policía, la deshonestidad sin fin de los medios liberales y su constante desprecio y humillación hacia el presidente, está surgiendo. Y crecerá.

NDR: La “cultura de la cancelación” es la actual adjetivación de aquel fenómeno de retirar el respaldo, ya sea este moral, social, financiero, digital, a personas o entidades consideradas inaceptables, inadmisibles, generalmente como consecuencia de determinados comentarios o acciones, o por transgredir ciertas expectativas.

Los estadounidenses están hartos, a la vez que enojados. Una mayoría que de manera silenciosa y discreta cada día crece más. Las encuestas presidenciales lo demuestran. La ventaja del candidato demócrata Joe Biden sobre Trump se está reduciendo como resultado.

Para muestra un botón.

El Director General (CEO) de Goya Food, a su vez la mayor compañía de alimentos de propiedad hispana en los Estados Unidos, Robert Unanue, rechazó recientemente el haber sido atacado por elogiar al presidente Trump. Unanue visitó la Casa Blanca para anunciar una significativa donación de los productos de la compañía a bancos de alimentos. A diferencia de innumerables líderes corporativos que han cedido a las presiones del momento, Unanue declaró; “no voy a disculparme» por ponderar a Trump, al que llamó, “un constructor increíble».

Unanue recordó que en su momento se había reunido y apoyado a la Administracion de Obama, y también consideró que era razonable trabajar con el actual presidente. Se ha defendido con firmeza, señalando que antes apoyó iniciativas de la ex primera dama Michelle Obama. «Es la supresión del discurso», expresó Unanue acerca de las durísimas críticas lanzadas en su contra.

Tiene razón.

A pesar de que Goya ha donado miles de libras de alimentos a familias necesitadas de Nueva York afectadas por la enfermedad de esta época y emplea a aproximadamente 4,000 personas del área, la legisladora demócrata del estado de New York, Alexandria Ocasio-Cortez, de tendencia izquierdista, atacó a Unanue a través de Twitter.

Ocasio-Cortez, tuiteó que “ahora aprendería a hacer su propio adobo”, popular en la cocina hispana, “en lugar de comprarlo en Goya Foods”.

Lo que plantea la siguiente lo pregunta: ¿Qué ha hecho Alexandria Ocasio-Cortez por sus electores últimamente?

Muy poco.

Sin embargo, a raíz de sus comentarios, los liberales establecieron en Twitter la tendencia / #BoycottGoya (boicotea Goya).

Por su parte, los partidarios de Trump respondieron con / # BuyGoya (compra Goya), lo que motivó a muchas personas a realizar pedidos masivos para ser entregados a bancos de alimentos locales.

Pero lo más contundente es un reciente sondeo del prestigioso “Instituto de Encuestas de la Universidad de Monmouth”, el cual demuestra que un gran número de estadounidenses, aunque apoyan una reforma policial y son conscientes de la existente división racial, tienen una simpatía cada vez menor con el movimiento “Black Lives Matter” y la noción de que el prejuicio racial es un problema importante para los Estados Unidos.

Inmediatamente después de la muerte de George Floyd, el 54% de los republicanos e independientes de derecha, por ejemplo, coincidieron en que la discriminación racial es un «gran» problema para los Estados Unidos; semanas después, a raíz de los disturbios, tan sólo el 40% opina que la discriminación es un “gran” problema.

Alrededor del 40% de los republicanos a principios de junio consideraban que la «ira subyacente de los manifestantes» estaba plenamente justificada después del asesinato de Floyd; más adelante en el mismo mes, tan sólo el 18% pensaban así.

Los estadounidenses están perdiendo la paciencia, ante la flagrante hipocresía de la izquierda.

El alcalde demócrata Bill de Blasio ha cancelado todos los grandes eventos de verano de Nueva York, con excepción de las protestas de Black Lives Matters.

Dichas protestas son peligrosas para la salud pública, no obstante, De Blasio sostiene que los «llamados a la justicia social» de los manifestantes son «demasiado importantes para detenerlos».

Las manifestaciones exigen que las comunidades «supriman o rebajen el financiamiento a la policía» incluso en momentos en los cuales se acumulan los tiroteos en ciudades liberales tales como Nueva York y Chicago.

Numerosos demócratas que se postulan para cargos públicos en las elecciones de noviembre están reculando en esa campaña.

Saben que es un problema peligroso e impopular.

Una encuesta reciente de investigación de Pew mostró que el 42% de los encuestados opinan que los fondos de la policía local deberían permanecer iguales, mientras que el 31% opinó que los presupuestos deberían aumentarse.

Es decir, el 73% de los encuestados no están de acuerdo con suprimir o rebajar el presupuesto de la policía. En una entrevista reciente, Joe Biden declaró que estaría «absolutamente a bordo” con la iniciativa de redirigir los presupuestos policiales para financiar otras prioridades demócratas. Con seguridad esas palabras volverán para perseguirlo.

Al igual que su proclamación de que quiere «transformar la nación» y poner fin a la «era del capitalismo de los accionistas». Si bien estas ideas radicales atraerán a la extrema izquierda, difícilmente se ganarán a la mayoría de los estadounidenses y revelan que la candidatura supuestamente «moderada» de Biden es falsa. Joe Biden lleva hoy la delantera a Trump, no obstante, dos encuestas recientes, de Reuters/Ipsos y Hill-Harris, muestran que la brecha se ha ido reduciendo en las últimas cuatro semanas a medida que crece la reacción contra la mafia izquierdista.

¿Les resulta sorprendente?

No lo es.

La mayoría de los estadounidenses apoyan a sus policías, bomberos, socorridas de primeros auxilios, y quieren ciudades, escuelas y calles seguras.

También están orgullosos de su país y no están de acuerdo con la afirmación de Biden de que son una nación «profundamente racista».

Existen tensiones raciales entre los diferentes grupos étnicos de orígenes ancestrales afro descendiente, asiático descendiente, hispano hablante, y muchos otros, los cuales no necesariamente se aceptan siempre, aun así han aprendido a convivir y a respetar sus diferentes culturas e ideales.

Reconocen las fallas del país, pero también celebran sus virtudes y su memorable y heroica historia.

A medida que Biden abastece al ala más progresista de su partido y repudia la grandeza de su propio país, su liderazgo se encuentra en peligro continuar reduciéndose.

Foto: lanacion.com.ar; eldecociert.cl


jneale@plan-a-consulting.com

Móvil: 593.9.9399.5413

Plan A Consulting
Estrategia Dinámica, Finanzas Corporativas, y Mercadeo Cuantitativo

 

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

LA DESTRUCCIÓN QUE OCASIONA EL TRABAJO REMOTO

El trabajo remoto está destruyendo la economía multimillonaria de las oficinas de “cuello blanco” de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *