UN ÁNGEL MÁS EN EL CIELO

Despertando en mi gran día,

hubiese preferido no leerla,

la que a tu partida refería,

¡sí, aquélla tan inesperada noticia!

Pronto, sentí un apagón dentro de mi ser

y mi día se quebró…

en lugar de soplar la vela y pedir un deseo,

me pregunté, ¿qué fue lo que te pasó?

Llovían lágrimas de mis ojos,

parecían dos vasos llenos de agua

que estaban a punto de rebosar;

de hecho, se inundaron

y no pudieron contener más.

Se me vinieron imágenes a la mente,

tus abrazos de oso,

tu carisma, que te hacía diferente,

tu carita, todo un bizcocho,

¡y tu ronroneo, fuerte!

Recuerdo que odiabas los remedios

y expresabas tu malestar

con una cara de asquiento

¡ay!, pero con tu comida preferida

jamás te hiciste el necio,

pues te encantaba la carne molida,

¡que no era ningún adefesio!

Portaste un alma limpia y pura,

libre de malicia alguna;

tenías una gran belleza,

proporcional a tu cuerpo,

¡jamás exento de tanta nobleza!

El motivo ya no es melancolía

por el que mis ojos aún se humedecen,

al recordarte, sin duda, ¡es por alegría!

Ahora sé que pasaste al otro lado,

¡no tengo idea de cómo lo habrás logrado!

Te imagino volando con dos pequeñas alas

cruzando el arcoíris como si fuese el puente,

entre éste y aquel otro,

donde ahora estás presente.

¡Juega y diviértete!

¡ya no comas mucho, no!

para perder los gramos de más

aprovecha y trepa sus ramas,

ya no te dirán que, si caes, rebotarás.

Cuando no quieras hacer nada

sólo mira a través de las nubes

que ahora son tus ventanas

y sé feliz como cuando te conocí,

si me llaman loca no me importa,

este pequeño poema lo escribí para ti.

Con cariño, para Bolt.

 

 

 

 

 

 

 

 


Mariella Chacón Morales

Médica Veterinaria

WhatsApp: 593 984 010 758

E-mail: marielinha20@hotmail.com

Instagram: @mariellachaconmorales

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

EN LAS PROFUNDIDADES DEL DESAMOR

¿Quién dijo que nosotras no podemos enamorarnos? Quien lo haya dicho se equivocó rotundamente. Así …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *