ADIÓS, PESTAÑA

De entrada digo, y es feo iniciar una nota luctuosa así, aclarando, que esta nota es un homenaje al deportista insigne que fue, al amigo y compañero de trabajo. Sé que dirán: «no hay muerto malo». Pues bien, refrán aparte, yo soy dueño de las notas que escribo y las escribo como las quiero escribir y, hoy, quiero escribir un adiós al futbolista destacado que marcó una época, al amigo del barrio, al compañero de trabajo en un programa televisivo (Sótano Deportivo del Canal Ecuavisa), a la persona que quiero recordar. Sí, no puedo negar -ni como persona ni como periodista- que, como político en su cargo de Prefecto Provincial de Guayas, fue cuestionado y estuvo acusado en actos reñidos contra la legalidad, actos que no fueron juzgados ni sentenciados, por tanto, actos en los que no se demostró con sentencia su culpabilidad. No soy juez; me limito a los hechos y éstos dicen que estuvo involucrado, detenido, sancionado con medidas cautelares, pero no juzgado y sentenciado. Por tanto, legalmente, no fue declarado culpable. Hoy, lunes 22 de junio de 2020, se adelantó en la partida, no pudo detener el penal disparado por la muerte y perdió el partido de la vida. La verdad de los hechos se las llevó él a la tumba, a su tumba. Y aunque muchos se enojen con lo que voy a decir, y no lo digo yo, lo dice la ley, se va inocente, porque hoy la Constitución ecuatoriana declara la inocencia del imputadosi la muerte lo sorprende en un proceso sin sentencia. !Y ahora!

A Carlos Luis lo conocí una tarde de un sábado del año 1980, cuando yo tenía 20 años y, él, 14. Jugábamos índor en la Canchita de «La Saiba», barrio al que me llevó a pelotear mi pana de infancia, del Ringo, de pelota, de la vida, mi parcero -parcero-, uno de mis mejores amigos, el «Patucho» Javico Valdiviezo, el popular «Don Ja». Morales fue uno de los primeros en salir a recibir al nuevo pelotero y darle la bienvenida a la cancha, situada aledaña a los bloques de su ciudadela. Allí, con mi «yunta» Néstor Rocha, Pepe Caballero, Pepe Lucho Loaiza, Montenegro, Karin Massuh, el «Flaco» Guerrero, el «Oreja» Torres, el Chino Cepeda, Figueroa, Plaza, Macún, Chacha Polla, Robalino, Gary y los hermanos Ganchoso, entre otros, le dimos a la pelota y forjamos una amistad que hasta hoy dura. Ellos eran más pelados que yo y mantuvimos esa distancia que te da la edad, cuando tú eres veinteañero y, los quinceañeros, son muy pelados para ti, en cuanto a farras y vaciladas. Iba a la cancha, jugaba y me iba. Nuestra amistad de tarde de indor. No más.

Luego nos pasamos a la cancha de tierra en la que, con los hermanos Rodríguez: Javier «Pitirri» y Miguel, mi compañero de aulas escolares, colegiales, de esquina y parcero de la vida, yo armaba mi equipo y en los sorteos, no quería escogerlo en mis «nueve», porque había un pana -hoy, mi amigo- al que le decían «Macún» (Antonio Gorotiza), que, para mí, tapaba mejor. Bueno, era evidentemente más grande y, por ello, más «canchero». Quién iba a decir que ese pelado al que yo no quería en mi equipo, iba a ser, un día, el arquero de la Selección Nacional del Ecuador y uno de los cinco mejores goleros ecuatorianos de todos los tiempos. ¡Ay, benditos juicios anticipados!

Dos años después de conocerlo, ya en 1982, el pelado Morales, «Pestañita» como le decían sus amigos, ya incursionaba en el fútbol profesional, jugando en la Selección Amateur de Guayas y, al año siguiente (1983), con 18 años de edad,  jugaba ya en Barcelona Sporting Club, equipo del cual, era fiel hincha. A partir de allí, el amigo que peloteaba conmigo en La Saiba, ya no peloteaba más allí, porque estaba concentrado con su equipo e iniciaba una carrera como futbolista profesional. Entonces, si quería verlo jugar, tenía que ir al Estadio Modelo de Guayaquil. Él estaba en la cancha y, yo, en la galería, molestándolo con un grito que se hizo clásico en la galeta: “Morales, Rocha te tiene salado”. Este grito era una alusión a su amigo, su yunta, su brother, Néstor Rocha, a quien en el Ringo le decíamos «Saco de Sal», porque decíamos que era salado y que traía consigo la mala suerte. Una broma juvenil que se tornaba muy graciosa cuando la escuchabas en vivo. El grito se hizo popular y ya no se lo gritaba solo yo. Él, cuándo me veía, me decía: ”Delado, me tienes jodido con ese grito. ¡Ya no jodas!”. Para eso, yo ya me iniciaba como reportero radial y tenía que entrevistarlo ocasionalmente. Cuando lo abordaba, entonces, era él quien me jodía y me decía: “anda a entrevistar a Macún, que está peloteando en La Saiba. Yo, ¡en Barcelona!” y se reía con ganas y a carcajadas, como desquitándose del «barajo» que le hacía yo en la cancha, cuando armaba mi equipo. Pero me daba la entrevista, siempre lo hacía. Luego, cuando terminábamos la nota, apagada la grabadora, conversábamos como amigos y me regalaba ciertas «exclusivas». Muchas historias del camerino las supe por él. Como aquella que, cuando llegó a Barcelona juvenil, sus compañeros al verlo «aniñado» le hacían «bulling» y le escondían las cosas. Alguna vez le bajaron los zapatos. Pero él se sabía hacer respetar y se ganó el respeto, con respeto.

El futbolista famoso

Luego, Carlos Luis Morales Benítez, nacido en Guayaquil un 12 de junio de 1965, hijo de Carlos Morales Hidalgo y Alicia Benítez Murillo, se convirtió en futbolista profesional y famoso e hizo historia. Historia que es ampliamente conocida por todos, pero que no está de más recordar.

En ese 1983, en que el saltó al fútbol profesional, Barcelona tuvo una crisis de arqueros extranjeros. No llenaron la expectativa de los dirigentes de la época, ni el argentino nacionalizado peruano, mundialista con Perú, Ramón “Chupete” Quiroga, ni el argentino Antonio Mercuri y decidieron confiar el arco en dos jóvenes: Morales y Rolando Guerrero, quienes tuvieron como maestro en la preparación de arqueros a ese grande que fue campeón mundial con Brasil y campeón nacional con Barcelona, Ayrton Correia Da Arruda, conocido como «Manga». Los pelados cumplieron y contra todo pronóstico de la prensa y la hinchada, destacaron y forjaron una carrera de gran nivel y, en el caso de Morales, de leyenda. El atrevimiento de la directiva de entonces, duramente criticada por la prensa deportiva de aquella época, tuvo su recompensa. No se equivocaron.

Era la época en que Morales, sacrificando parte de su adolescencia y juventud por el amor al fútbol, se “perdió” parte de la vida “normal” de todo joven. Mientras sus amigos iban a fiestas, viajes, paseos y jaranas, él estaba concentrado con Barcelona, ganando algo de dinero y labrando su futuro. No empezó ganando mucho; fue, con el paso de los años, que se cotizó y bastante. Ni siquiera su vida estudiantil la pudo tener “normal” como los otros jóvenes del barrio. En algún momento pasó fugazmente por mi colegio, el Cristóbal Colón, pero los primeros años los hizo en el Instituto Nacional, en horario diurno, horario que por el fútbol tuvo que cambiar, para graduarse en el Colegio Nocturno Instituto Libertador Simón Bolívar, porque durante las mañanas, ya entrenaba como arquero en Barcelona.

Tiempo después, a veces, ya mas afianzado como jugador y convertido en líder de su equipo, cuando Barcelona jugaba de local los domingos y cuando el tiempo le daba en las tardes sabatinas, solía ir al Colegio Cristóbal Colón a jugar con nosotros, los mortales, y luego, a la canchita de brea del barrio, hasta las 8 pm, en que se retiraba, pues debía concentrase con su equipo. No podía quedarse con sus amigos a disfrutar de la vida bohemia. Su condición de deportista lo limitaba y el era muy respetuoso de la misma. Ya era una figura consagrada y, aún así, iba al peloteo informal con sus amigos, jugando de «backcentro» (ahí no tapaba). Iba humilde, sencillo, sin poses (que podía tenerlas si quería, porque era el mejor arquero del país y tapaba en Barcelona), pero él prefería seguir siendo el chico tranquilo del barrio.

Aquellas “limitaciones” de juventud le dieron un premio mayor: ser figura destacada y bien remunerada en el fútbol profesional. Así, Morales, estuvo en Barcelona durante doce temporadas, de 1983 a 1994, en que fue titular, figura, capitán, símbolo y referente histórico del Club. Con Barcelona fue cuatro veces Campeón Nacional (1985, 1987, 1989, 1991)  y cuatro veces Vicecampeón (1986, 1990, 1992 y 1993), jugando con los “Amarillos” ocho Copas Libertadores, en una de las cuales (1990), fue finalista gracias a los cinco penales que tapó en ese torneo en las definiciones por penas máximas ( dos a Oriente Petrolero de Bolivia a Medrano y Melgar en primera ronda, uno a Carlos Alberto Russo de Emelec en la tercer etapa y dos a José Tiburcio Serrisuela en los partidos de semifinales ante River Plate de Argentina) y que pusieron  su equipo en la final que perdió ante Olimpia de Paraguay.

Además de Barcelona,  jugó en Independiente de Avellaneda de Argentina (1994-1995), con el que fue Campeón de la Supercopa Sudamericana (1994), Liga de Portoviejo (1995-1996), de vuelta a Barcelona en 1996 y 1997, del que salió de una forma que su historia no merecía para ir al tradicional rival, Emelec, en 1997, Palestino de Chile (1998), Espoli de Quito (1999 – 2001) y cerrar su carrera jugando en la Serie B, en Santa Rita de Vinces en 2001.

Con la Selección Ecuatoriana, a la que llegó por ser el mejor arquero del país en ese momento, jugó más de un centenar de partidos y estuvo en tres Copas Américas: Argentina – 1987, Brasil – 1989 y Uruguay – 1995 y cuatro eliminatorias Mundialistas: Italia – 1990, Estados Unidos – 1994, Francia – 1998 y Japón Corea – 2002. En la Tricolor fue varias veces capitán y figura.

Como anécdota de su paso deportivo, cuando llegó a Emelec, me atreví a decirle que estaba cometiendo el peor error de su vida, que yo -como hincha- no lo quería en Emelec, que ni yo ni muchos emelecistas lo queríamos allí por ser referente de Barcelona y que no lo íbamos a querer como un “Azul”. Él, con su tinte de respeto que lo caracterizaba, me decía: “Delado, mi familia tiene que comer”, y tuve que quedarme frío. En Emelec no le fue tan bien; cumplió, sí, pero no brilló y no logró ser el gran arquero que fue en otros equipos.

Nace el periodista

Y como si el camino de la vida estuviese empeñado en juntarnos, un día, a sus 34 años, a su salida del fútbol, ejerció el periodismo y nos convertimos en colegas. Todo inició en 2001, cuando, alejado de las canchas, Morales fue «descubierto» para la televisión por el productor Carlos Ycaza. Ingresó a la pantalla chica local como invitado a una transmisión deportiva por la Copa América de Colombia, en Gamavisión (actual Gama Tv). En esta estación, además, apareció en tres seriados del programa de temporada playera, «La Mamirruchis en la Playa», con la actriz colombiana Martha Isabel Bolaños, quien fuera parte del elenco de la telenovela «Betty la fea», y el actor ecuatoriano Martín Calle, quien lo imitaba con una simpática caracterización. Este programa era un proyecto independiente de la Productora Neorealis, que dirigía Ycaza y que en ese tiempo entregaba programas para el canal. No sería su único programa playero. Años después, hizo uno en Sucre TV con Priscilla Huilcapi. Volviendo a su aparición en el programa playero con la actriz colombiana, éste le dio también su tercer trabajo televisivo. Esta vez, como presentador del programa «La Puntería» también producido por Neorealis, un programa concurso con temática futbolera, en el que compartía con Reyna Martínez, popular hincha  acérrima de Emelec, conocida popularmente como «La Gorda Matosa».

Luego de esto, recibió varias ofertas de canales de televisión para trabajar como comentarista deportivo y presentador.  Así, pasó a la cadena televisiva Ecuavisa, en la que ocupó el puesto de presentador de noticias deportivas en su noticiero estelar. Al poco tiempo, lo nombraron presentador del noticiero Telemundo, junto a la reconocida periodista Tania Tinoco.

Luego, en la misma estación, pasó a formar parte de la revista televisiva matinal «Complicidades», en la que compartió estudio con las presentadoras Verónica Huerta, Vanessa  Passailaigue y Viviana Arosemena. Siendo su presencia en el programa una novedad, pues éstos espacios estaban dirigidos para las mujeres amas de casa y no era usual ver un hombre participando de un espacio con temas para la mujer. Sin embargo, su presencia fue bien recibida por el público.

En ese mismo año, nos tocó ser compañeros en el programa «Sótano Deportivo» de la cadena Ecuavisa que se transmitía todos los domingos a las 22h00, en el que él, junto a Marcos Hidalgo, María Teresa Guerrero y Gabriela Pazmiño Yépez, eran las figuras principales. Yo, el encargado de las estadísticas y de los comentarios con el panel, Éricka Salazar y Cecilia Cascante, las modelos y desde Quito salían, Patricio Jarrín y Gonzalo Rodríguez. Nuevamente, «Pestaña» y yo, volvíamos a compartir un actividad, como en años anteriores, cuando peloteábamos -con mucho gusto- en La Saiba. Luego,  su carrera en el mundo de la comunicación siguió ascendiendo y surgieron más oportunidades laborales en el medio. Una de ellas fue ser parte del programa «En Contacto» junto a Ruth del Salto. Posteriormente, fue presentador de noticias en Televistazo, junto a Teresa Arboleda.

En 2006, tuvo un breve retiro del periodismo por su inicio en la carrera política. Así,  lanzó su candidatura para Diputado del Guayas, quedando entre los candidatos más votados, aunque sin lograr ganar su curul. Después, volvió al periodismo e ingresó a TC Televisión como presentador de noticias, compartiendo con la periodista Rocío Cedeño. Después de seis años en el cargo, logró el mayor reconocimiento público del país por dos años consecutivos, siendo escogido como el «Mejor Presentador De Noticias del Año» en 2013 y 2014.  En TC, además, fue parte de la Revista Matinal «Cosas de Casa», en la que compartió con Ana Buljubasich, Vanessa  Passailaigue, Ivis Vega, Éricka Segale y Ronald Farina. Luego, en 2016, ingresó a estudiar Comunicación obteniendo el título de Periodista en la Universidad Casa Grande de Guayaquil.  Muchos años antes, ya se había matriculado en la Universidad Laica para estudiar periodismo, sin poder terminar el año lectivo por sus ocupaciones de futbolista que le impedían asistir asiduamente a clases. Académicamente, hay que destacar que realizó un diplomado en Gobernabilidad en la Universidad EAN (Escuela de Administración de Negocios) de Colombia.

El político

En el 2014, se presentó a las elecciones seccionales con el Partido Centro Democrático, siendo su Vicepresidente durante dos años y fue electo Concejal del Distrito 1 de Guayaquil, en las elecciones  de 2014.

Fue Asesor Ad-Honorem de Deportes en la Prefectura del Guayas durante seis años, tiempo en el cual, impulsó la iniciativa de Escuelas de Fútbol Gratuitas para Niños de toda la Provincia.  El primer reconocimiento internacional para este proyecto llegó en 2014, al debutar en el torneo argentino River Cup, en el que se obtuvo el vicecampeonato. En 2015, participó nuevamente en el certámen y obtuvo el título de campeón en dos categorías.  En ese mismo año, se inauguró el Torneo Internacional Guayas Cup, en el que conquistan el campeonato. Luego, en la Bogotá Cup del 2016, quedó campeón en una de las dos categorías en las que participó. Además, fue Vicepresidente del Equipo de Fútbol Profesional de Segunda División Guayas Fútbol Club.

Luego, se desempeñó como el único concejal independiente del Concejo Municipal de Guayaquil; en el cual, fue miembro de la Comisión de Terrenos y Servicios Parroquiales, y la Comisión de Deportes. En 2019, durante las elecciones seccionales de Ecuador, fue electo Prefecto de la Provincia del Guayas por el Partido Social Cristiano, cargo en el que fue cuestionado y detenido por la Fuerza de Tarea de Fiscalía, el pasado 3 de junio de 2020, tras una denuncia por tráfico de influencias y peculado en la adquisición de insumos médicos, exámenes de la enfermedad que nos aqueja y mascarillas. Cinco horas después de su detención, salía en libertad con medidas cautelares, con un grillete en la pierna y siguió ejerciendo su cargo de Prefecto.​

Su última jugada

Hoy, lunes 22 de junio de 2020, a sus 55 años de edad, falleció a causa de un infarto agudo de miocardio. Más allá de las conjeturas que rodean al hecho, hoy fallece el deportista que fue leyenda y el amigo que conocí hace 40 años, al amigo que jodí y que admiré. Descansa en paz, Carlos Luis.

 

 

 


Fotos: studiofutbol.com; elcomercio.com.ec;ecuadorendirecto.com; mifutbolecu

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

CARAPAZ A RITMO DE MARSELLESA

Ayer fue en Italia, hoy es en Francia, mañana será en cualquier lugar del planeta. …

17 comments

  1. Patricio Plaza Daza.

    Muy buena semblanza de Carlos Luís Morales, un triunfador en su vida deportiva; que es esencialmente lo que escribes en tu crónica Aurelio. Descanse en paz.

  2. Mónica Aray Arteaga

    Muy buen homenaje a Carlos Luis Morales, existen amigos para toda la vida. Mi sentido pésame. Que Dios lo tenga en su Gloria.

  3. Excelente reseña Héctor Aurelio. Personalmente me quedo con la imagen del gran futbolista y la del excelente presentador de noticias. Bromista y buen amigo . QDDG.

  4. Excelente,es como debe recordarselo.

  5. Excelente reseña Aurelio!!! Descansa en Paz Carlos Luis 🙏 un fuerte abrazo

  6. Gustavo Arias S.

    Excelente crónica Aurelio, una semblanza completa y resumida de su vida… asi fue la vida de quien nos dió muchas glorias y emociones en el futbol. Que Dios le de la paz eterna !!

  7. Julio Cabeza de Vaca Ruiz

    Bueno, mejor redactado no pudo ser, un justo homenaje a su gran carrera futbolística,

  8. Aurelio excelente comentario. Te felicito hermano. Bien merecido lo tiene Pestañita. Un abrazo y descansa campeon. CLM.

  9. Caról Baquerizo Menéndez

    Muy buena reseña del vecino que se nos adelantó, y que nos dió muchas alegrias a los amarillos, no a ti delado que eres azul.
    Pero siempre su amigo.
    Los del Sur lo vimos crecer y triunfar en lo deportivo y prefiero recordarlo asi como buen Barcelonista que soy, y Agradecido de sus Glorias deportivas. Hasta Siempre CLM

  10. RAFAEL MARTINEZ BALDEÓN

    EXTRAORDINARIO » DELADO», DIFICIL SUPEREN ESA SEMBLANZA, CASI MILIMETRICA QUE HAS HECHO. LA EXQUISITA COMBINACIÓN DE LO HUMANO, DE LO TERRENAL Y LEYENDA, LO HACE ÚNICO. EL RECUERDO , LA REMEMBRANZA NOS TRASLADÓ A ALGUNOS A LA CANCHITA DE LOS 80’s A LA DE TIERRA Y A LA DE BREA, QUE SE HACEN UNA SOLA. YA ES LEYENDA, Y YA NADA LO TOCARÁ, MUCHOS NOS QUEDAREMOS CON SU PASO POSITIVO PARA EL GUAYAS Y EL PAÍS EN EL DEPORTE, LO INTRASCENDENTE YA NO CUENTA. QUE EN PAZ DESCANSE CARLOS LUIS. Y FELICITACIONES POR LA EXCELENTE COMBINACIÓN DE LO ESTRICTAMENTE PROFESIONAL Y LO HUMANO DE TU ARTÍCULO.

  11. Ronald Rojas Vacacela

    Siempre recordaré a Pestañita en los entrenamientos en Playas con el club iba al Humboldt y decia dame 2 bielas y t regalo 1 foto a los fans q estaban enseguida se paraban niños y señoras hermosas un grande un bacano del sur Dios lo tenga en la gloria y nadie puede ser juzgado solo Dios el unico un abrazo enorme

  12. Marcia Almeida Campódonico

    Justa y necesaria semblanza. Cómo dices al inicio del artículo, no fue juszgado ni sentenciado, así que no podemos decir más sobre Carlos Luis, fue un excelente deportista. Nos deja gratos recuerdos.

  13. Guillermo Alarcon (Gigi)

    Excelente reportaje
    Resido en el extranjero y sigo delgado.com
    Siempre hay dos caras en la moneda, no fue juzgado que en paz descanse
    Mis aplausos querido Aurelio

  14. Katalina Morales

    Muchas Gracias esos son los verdaderos amigos de mi Ñañito Lindo ya él descansa en Paz y solo Dios se encargará .

  15. Prof. Eduardo Granda G.

    Fue inesperado, algo como un golpe cruel que te da la vida..fue un dolor , como que hubiera partido al cielo un hermano o un familiar…el viernes anterior lo vimos, estaba algo triste..pero sin duda con su sonrisa franca y real…le di un abrazo…sincero y de agradecimiento…el me apoyo mucho..cuando compartimos como compañeros en su equipo del Alma BSC..el como Gerente deportivo y yo como Asistente Tecnico de Heber Hugo Almeida…luego, por casualidad del destino lo encontré en la Prefectura del Guayas, nos saludamos y le dije que iba a dejar mi CVitae..me la pidió…y a la semana me nombró Coordinador y Meses más tarde Entrenador de Guayas FC. Un Proyecto suyo y participamos con éxito en los Campeonatos Provinciales de Segunda Categoría…Carlos Luis, siempre muy motivador y entusiasmado, no faltaba a un solo entrenamiento, peor a los partidos..hasta se vestía de corto para preparar a los arqueros…era el que siempre gritaba y apoyaba a sus muchachos, chicos de todos los Cantones del Guayas, de 15 y 16 años…no lo defraudé…a él, le dedicamos el Vice Campeonato nacional Sub 18..quisiera extenderme…hay mil cosas que yo quisiera agregar…solo puedo decir..gracias Carlos Luis…mi eterno amigo.. ahora estás en el cielo, disfrutando de La Paz de Dios..abrazo eterno..

  16. Douglas Zeballos Subía

    Excelente semblanza de Carlos Luis. Mi amigo desde los 11 años, cuando iba a La Saiba, era una gran gallada. En el interescolar él tapaba por el Espíritu Santo y yo por el IPAC. Gran amigo, fregón, me decía “Moñito a gogó” por una gasa q cargaba en mi cabeza por un piedrazo q recibí. Se fue como Prefecto del Guayas en funciones e Inocente. Ya descansa en la paz del Señor. Hasta pronto Carlos Luis!🙏🏼

  17. Thank you a lot for sharing this with all of us you really recognize what you are speaking about! Bookmarked. Kindly also seek advice from my web site =). We will have a hyperlink change agreement between us!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *