CELEBRATION DAY

Volvieron a subir la escalera al cielo, 27 años después, para en un día de celebración, demostrar que la canción sigue siendo la misma y que permanece igual a pesar de los buenos o malos tiempos y con muchísimo amor, en una lucha sin cuartel, permitirnos divagar a los fans como un fiel perro negro a su miel de abeja, y olvidamos de estar aturdidos y confundidos por su ausencia, que no fue culpa de nadie más que mía, para dar un eufórico salto de la montaña brumosa, vestirnos con una elegante cachemira y antes de mi tiempo de morir, poder gozar de verlos nuevamente juntos en su primera reunión tras 27 largos calendarios de espera, en la que demostraron que jamás podrá ser pisoteado el rock and roll.

Y ahí estaban como antes, como ahora, como siempre el guitarrista Jimmy Page, el vocalista Robert Plant y el bajista John Paul Jones, junto al hijo del amigo ausente, el baterista Jackson Bonham, heredero del talento de su padre John para volver a hacer lo que saben: tocar rock a la perfección y demostrar que Led Zepelin, sigue siendo Led Zeppelin, la mejor banda roquera de todos los tiempos. La inigualable. La insuperable, la incomparable, la inconmensurable.

El concierto benéfico celebrado en 10 de diciembre de 2007 en el 02 Arena de Londres (foto), en homenaje a Ahmet Ergüten, fundador de la discográfica estadounidense, Atlantic Records,  lo pudimos ver en Ecuador a través de youtube, el pasado sábado 30 de mayo, como antes, hace ocho años lo vimos en el cine, o como cuando lo vemos en DVD cada vez que queramos porque nunca está de más y jamás cansará volverlos a ver.  Y ahí estábamos los fans, viendo el concierto que rompió Record Guinness como el concierto de mayor demanda de entradas en la historia de la música, al que aplicaron 22 millones de personas para comprar los tickets, de los cuales solo 19.000 afortunados que ganaron un sorteo por internet, pudieron estar presentes

Y ahí estuvo banda interpretando dieciséis canciones, incluyendo dos bises (dos salidas de vuelta al escenario), mostrando un amplio espectro de canciones. En el repertorio hubo dos canciones que por primera vez la banda tocó en vivo en su totalidad, “Ramble On” (Divagar) y “For Your Life” (Por Tu Vida). Muchas de las canciones fueron tocadas en un tono menos de lo normal, con el fin de acomodarlas al actual rango vocal del cantante Robert Plant, aunque algunas se mantuvieron en su clave original.

Y ahí estábamos nuevamente sentados para escuchar 16 hermosos temas: Good Times, Bad Times (Buenos y Malos Tiempos), Ramble On (Civagar), Black Dog (Perro Negro),  In My Time Of Dying / Honey Bee (En Mi Tiempo de Morir / Miel de Abeja), Trampled Under Foot (Pisoteado), Nobody´s Fault But Mine (No Fue Culpa De Nadie Más Que Mía), No Quartel (Sin Cuartel) Dazed And Confused (Aturdido y confundido), Starway To Heaven (Escalera Al Cielo), The Song Remaisn The Same (La Canción Sigue Siendo La Misma y Misty Mountain Hop (Salto de la Montaña Brumosa), Kashmir (Cachemira). Primer bis: Whole Lotta Love (Muchísimo Amor). Segundo Bis (Rock and Roll)

Detalles Zepelianos

El concierto estaba programado inicialmente para celebrarse el 26 de noviembre, sin embargo, una inoportuna fractura del dedo meñique de la mano izquierda del guitarrista Jimmy Page tras una caída en su jardín, aplazó la actuación hasta el 10 de diciembre.

La actuación fue grabada por 16 cámaras con la perspectiva de lanzarla en vídeo más adelante. Hubo que esperar finalmente casi cinco años para que llegara el estreno de la película. El 13 de septiembre de 2012, la banda reveló que la película llegaría a los cines el 17 de octubre. La película fue estrenada de forma limitada en 1500 cines de 40 países logrando una recaudación superior a los 2 millones de dólares. Posteriormente fue lanzada en formato DVD acompañada de un doble CD de audio. El álbum ganó en enero de 2014 el Premio Grammy al mejor álbum de rock, mientras que la interpretación del tema Kashmir estuvo nominado en la categoría de mejor interpretación de Rock.

En el material extra que acompaña al DVD se incluye un ensayo íntegro del concierto y una filmación de archivo original del reportaje de televisión sobre el concierto que Led Zepelin ofreció en Tampa en 1973, en el que  se rompió el récord establecido anteriormente por The Beatles de mayor asistencia de público en un solo concierto en Estados Unidos. Algunas de las imágenes de este reportaje se mostraron en la pantalla del 02 Arena justo antes del comienzo del concierto.

Jason Bonham, que remplazó a su padre en la batería, cantó los coros en «Good Times Bad Times» y «Misty Mountain Hop», mientras que Robert Plant tocço la armónica en «Nobody’s Fault But Mine», y la pandereta en «In My Time of Dying» y «Stairway to Heaven».

La película de género rock y documental de 124 minutos, hablada en idioma inglés, fue dirigida, producida y montada por Dick Carruthers, en producción conjunta con Jimmy Page y Jim Parsons, la distribución fue de  Omniverse Vision.

La crítica de la revista Rollings Stones señala que: “En diciembre de 2007, en el O2 de Londres,Led Zeppelin se sacudieron el fantasma de su reunión de los años ochenta y convirtieron su primer concierto en 27 años en una de las más grandes y redentoras actuaciones de regreso de todos los tiempos.

Filmado con primor, este documento de aquella noche (que coincide con su lanzamiento como disco en directo) no sólo te deja con la boca abierta, también resulta esperanzador por la maestría de leones otoñales y la gracia interpretativa que despliegan en las 16 canciones que recorren todos los rincones de su carrera.

Robert Plant, con su barba dorada, encuentra nuevos significados en viejas letras, como un grande del jazz o del country (incluso hace que Ramble on, casi un diario de viaje a Mordor, parezca profunda); Jimmy Page, vestido como un hechicero con clase, taladra con la música de una manera que hace que el imprevisto y lacerante blues Nobody’s Fault But Mine suene tan poderosa como un Whole Lotta Love o un Black Dog. Cuando el batería Jason Bonham, hijo de John, eleva la tanda de los bises clavando el climático solo de su padre en Rock and roll, el resto mira con orgullo.”

Y orgullo fue verlos. A excepción de Jason Bonham a quien vi en Quito cuando vino a tocar con Foregneir. A mis tres ídolos, jamás los he visto en vivo. Quizá nunca podré verlos y esa será mi eterna frustración y la gran deuda de la vida. Pero al no poderlos en vivo, verlos a través de la pantalla en un gran consuelo porque siento que sigue el día de la celebración y que la canción sigue siendo la misma.

 

 

 

 

 

 


Fotos: eswilkipedia.com; mautorland.com; futurocl.com; pre.ovejanegra.peru.com; drumland.com; pinterest.com; irock.cl; youtube.com; biografiadee.com

 

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

GABY FRANCO CON NUEVO DISCO

Con Gabriela Franco, “Nada Vuelve a Ser  Igual” y la definición es literal, exacta y …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *