UN PEQUEÑO QUE FUE GRANDE

Fue el ídolo del gran Paul MacCartney, de los Beatles, Creedence Clearwater Revival, los Rolling Stones, de Bob Dylan, de Jimmy Hendrix, quien fue parte de su banda en sus inicios y del rey del soul contemporáneo, Prince; pionero e influyente del rock por siete décadas o setenta años, considerado el arquitecto del rock and roll, en el que él fue la actitud y etrernamente imitado por grandes estrellas que jamás lograron igualarlo; estuvo en el salón de la fama desde 1986, cambió la cultura estadounidense, puso fin a la división racial de la música, siendo uno de los más grandes exponentes de la música afroamericana. Fuera de los escenarios, fue el sol y la luna, pues fue el irreverente músico que “confundió” al mundo con su sexualidad jamás definida, su estilo estrambótico, su vida loca y fue también el pastor que caminó por los caminos de Dios y hasta casó a las estrellas de Hollywood como Bruce Willis con Demmy Moore y a músicos como Cyndy Lauper, Tom Petty, Steve Van Zandt, quitarrista de E Street Band, la banda que acompaña a Bruce Springsteen. Fue un genio y hace poco partió de este mundo dejando un legado que merece ser reconocido y revista Delado hoy le tributa este homenaje

Richard Wayne Penniman, más conocido por su nombre artístico, Little Richard, nacido en Estados Unidos, en Macon, una ciudad ubicada en el condado de Bibb, en el estado de Georgia, un 5 de diciembre de 1932 y fallecido en Nashville, Tennessee, un 9 mayo 2020, fue un cantante, compositor y pianista estadounidense de rock and roll, considerado como uno de los pioneros más influyentes e importantes de este género y una figura influyente en la música y la cultura popular durante siete décadas.

Su brillo y genialidad saltó a la luz en 1947, cuando la pionera del género musical góspel (música religiosa de las iglesias de gente negra), la cantante Sister Rosetta Tharpe, le dio su primera gran oportunidad, contratándolo como telonero en 1947, cuando sólo era un muchacho que interpretaba gospel con un estilo especial. A mediados de la década de 1950, cuando su música dinámica y su carismático espectáculo sentaron las bases del rock and roll. Su música también jugó un papel clave en la formación de otros géneros musicales populares, como el soul y el funk. Influyó en numerosos cantantes y músicos de todos los géneros musicales, desde el rock hasta el hop hop; su música ayudó a dar forma al ritmo y al blues para las generaciones venideras, y sus actuaciones y titulares impulsaron su carrera directamente en la mezcla de la música popular estadounidense.

Sus primeras grabaciones en los años 50 eran una mezcla de blues y rhythm and blues, con una fuerte influencia del gospel, pero con una habilidad tal que marcaron decididamente una nueva clase de música. Es considerado y apodado el «arquitecto» del rock and roll, aunque el color de su piel le apartara de la gloria que alcanzaron figuras como el gran Elvis Presley. También es considerado «El Predicante Rey del Rock & Roll, Rhythm & Blues y Soul». Algunos de sus trabajos más conocidos son Rutti Frutti y Long Tall Sally.

Sus inicios

Una revisión a Wilkipedia, nos permite conocer su vida en sus primeros años, en la que ya se inclinaba por la música inclusive desde niño tocaba el piano. La enciclopedia en línea, señala que es procedente de una familia humilde, hijo de un destilador ilegal de wisky, fue el tercero de doce hijos, pasando su infancia más próximo a su madre que a su severo padre. Gracias a ella, recibió clases de piano. Él mismo dijo «vine a una familia a la que no le gustaba el rhythm and blues. Pennies From Heaven de Bing Crosby y a Ella Fitzgerald era todo lo que podía escuchar». Perteneciente a la Iglesia Adventista del Séptimo Día, aprendió música gospel en las iglesias pentecostales del sur de Estados Unidos.

A los 15 años, su padre lo echó de casa escandalizado por sus escarceos homosexuales. En sus memorias él contó que su padre le dijo una vez: “Mi padre tuvo siete hijos y yo quería siete hijos. Tú lo arruinaste, porque solo eres medio hijo’ (…). Después me pegaba, pero no había nada que yo pudiera hacer, yo era de esa manera”. Libre de la opresión familiar, libera sus pasiones reprimidas y se dedica a cantar en bares, tugurios o simples esquinas de la calle, para ganarse la vida. Por suerte, un matrimonio blanco, Ann y Johnny Johnson, lo sacaron de ese mundo y le permitieron seguir desarrollando sus aptitudes musicales en el escenario del Tick Tock, el club que regenteaban.

El éxito

En 1951 ganó un concurso local y fue invitado por la compañía discográfica RCA Records con la que grabó ocho discos sencillos que no terminaron de cuajar.
El año 1952 estuvo lleno de acontecimientos para Little Richard. Conoció a Sugarfoot Sam, actuando en el famoso programa en sus números de vodevil, una comedia teatral de trama basada en los enredos, de diálogos picantes y tema amoroso y poco trascendental. Una nota de la página web del escritor Burgin Mathews, cuante una anécdota de Little Richard en esa época. “Richard Penniman, quien se convirtió en Little Richard, trabajó en el programa Sugar Foot Sam, alrededor de 1949-50. Casi tan pronto como se unió a la compañía, le pusieron un vestido y cambiaron su nombre a Princesa Lavonne. «Una de las chicas desapareció una noche», explicó más tarde, «y me pusieron un vestido de noche rojo …». Parecía el monstruo del año». Después de un breve período con Sugar Foot Sam, Richard se mudó al King Brothers Circus y luego a Tidy Jolly Steppers, donde también trabajó en drag. Luego, consiguió trabajo «con el LJ Heath Show de Birmingham, Alabama. Era un espectáculo de trovadores, un pequeño carnaval. Y también querían que me vistiera de mujer. Tenían muchos hombres vestidos como mujeres en su espectáculo. Chicos como Jack Jackson, a quien llamaban Tangerine, y otro hombre llamado Merle. Tenían todo este maquillaje y pestañas. Nunca lo olvidaré”.

Con los Tidy Jolly Steppers con los que actuó en el estado de Alabama, duró poco, pues los abandonó para ser solista de la banda de J. L. Heath, con los que actuó por Georgia. Conoció a Billy Wright, que le propuso grabar un disco, ya bajo el nombre de Little Richard. Wright es un cantante estadounidense de jump blues, considerado una de las mayores influencias de Little Richard en sus años de formaciónUnos meses después, su padre moría asesinado.

En 1953 decidió formar su propio grupo, con el nombre de The Upsetters y en 1954 grabó diversos temas en una nueva discográfica, la Peacok, pero sin lograr resultados destacables. Trabajando como lavaplatos en la estación de autobuses de Macon y viendo que su carrera estaba estancada, decidió en 1955 enviar una maqueta a Speciality Records. Seis meses más tarde llegó la respuesta de Specialty para una sesión de grabación en Nueva Orleans, con la condición de que aceptase dejar a su grupo para ser acompañado por músicos de prestigio. Las primeras sesiones no terminaron de convencer, pero durante una pausa en una de dichas sesiones, Richard comenzó a cantar de manera improvisada “Tutty Frutty”, una canción obscena y llena de lascivia (deseo y actividad sexual exacerbados) que había estado cantando en sus actuaciones. Se cambió la letra «Tutti Frutti, good, booty / If it don’t fit, don’t force it / You can grease it, make it easy» («Tutti Frutti, buen culito / Si no entra, no lo fuerces / puedes engrasarlo, para facilitarlo») a «Tutti frutti, all rooty, a-wop-bop-a-loon-bop-a-boom-bam-boom» porque el productor de grabación, Roberte Bumps Blackwell, lo consideraba un exceso (además, «Tutti-frutti» en argot significaba gay). Además, Dorothy La Bostrie (su compositora) consideró que esos versos eran inaceptables.

La canción, con su onomatopéyico «Womp-bomp-a-loom-op-a-womp-bam-boom!», se convirtió en modelo para muchas otras pequeñas canciones futuras de Richard, tocando su piano, con Lee Allen al saxofón y su ritmo implacable. En los años siguientes, Richard tuvo varios éxitos más: “Long Tall Sally”, «Slippin’ and Slidin'», «Jenny, Jenny» y “Good Golly Miss Molly”. Su estilo frenético se puede ver en películas como Don´t Knock the Rock (1956) y The Girl Can´t Help It (1956), para las cuales cantó las canciones que daban el título, escritas por Bobby Troup.  Tutti Frutti, con la apertura «Womp-bomp-a-loom-op-a-womp-bam-boom», que supuestamente intentaba ser una parodia onomatopéyica de una introducción de tambor, y su duro sonido y asalvajada letra, se convirtió no solo en un modelo de muchas otras posteriores canciones de Little Richard, sino también en uno de los diferentes modelos de rock and roll. La canción introdujo varios de la mayor parte de los rasgos musicales característicos de la música rock, incluyendo su alto volumen y energía, haciendo hincapié en el estilo vocal y su compás y ritmo distintivos.
En 2007 un variado grupo de renombrados artistas eligieron a «Tutti Frutti» en el primer lugar de las «100 canciones que cambiaron el mundo», de la revista Mojo, llamando a la canción como «el sonido del nacimiento del rock and roll». La canción fue agregada al Registro Nacional de Grabaciones de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos en 2010, reivindicando la «vocalización única sobre el ritmo irresistible que anunció una nueva era en la música». En abril de 2012, la revista Rolling Stone declaró que la canción «todavía contiene lo que debe considerarse la letra de rock de mayor inspiración jamás registrada: ‘A wop bop alu bop, a wop bam boom!’».
La canción ha sido versionada por Elvis Presley y The Beatles.entre otros artistas

A pesar del sonido primario de su música, sus sencillos fueron cuidadosamente seleccionados, según se puede apreciar en el triple álbum The Specialty Sessions, en el que se incluyeron diferentes versiones. Como ejemplo de su artesanía, él y Blackwell ensayaron la estrofa de «Long Tall Sally», «He saw Aunt Mary coming and he ducked back in the alley» (Vio a tía Mary venir y se agachó detrás del callejón) durante todo un día hasta que consideró que había alcanzado la precisión deseada. Fue plagiado, inicialmente con éxito por cadenas de radio «para blancos», especialmente a través de Pat Boone. Este hecho, posiblemente favoreció que la fama de Little Richard se extendiera.

Imagen excéntrica

Más allá del éxito musical, era una de las personalidades más volcánicas, excéntricas, rebeldes, irreverentes y esperpénticas del rock Un transgresor a tiempo completo, su “juego” con la androginia (organismo que tiene características tanto masculinas como femeninas) y sus camaleónicas vestimentas lo convirtieron, en la primera gran referencia del futuro género musical glam-rock, tanto que fue nominado como “padrino del glam, género que raya en lo extravagante y que deriva de la palabra glamour.
Era un desvergonzado con la imagen. Lucía peinados extraños como el tupé que en los 50 era una especie de contracultura a lo clásico. Era el tiempo de los copetes, las melenas, los estilos raros y peinado al milímetro. Se maquillaba, lo cual llamó la atención al ver a un negro con el rostro pintado y las cejas depiladas y para vestir era un desenfado total. Igual podía salir descamisado, como con trajes de colores escandalosos, estampados o floreados. En cuanto al maquillaje, que Richard concibió como parte de su imagen y la de los integrantes de su banda, todos de piel negra, dijo en 1984 a la revista JET: “Me lo ponía para que los hombres blancos en el público no pensaran que íbamos por las chicas blancas. Eso me hacía las cosas más fáciles, además era algo colorido”. Esa pinta, ese look hizo que surjan rumores sobre su homosexualidad.

Pero no solo era irreverente en su imagen. Lo era en su personalidad. Tal como lo cuenta una nota del diario digital ABC Cultura, que en una crónica titulada: Little Richard, «el marica rico» que revolucionó el rock y terminó condenando la homosexualidad”, publicada el pasado 11 de mayo, escrita por Nacho Serrano, dice: “Cuando Little Richard decía que era el «King and Queen of Rock’n’roll» (rey y reina del rock’n’roll) no sólo estaba jugando al despiste con su sexualidad. También estaba haciendo un guiño a las mujeres del género, que ayudaron igual que los hombres a construirlo”.

“Richard siempre jugó con los límites de lo políticamente correcto. Su mayor éxito, «Tutti Frutti», no hablaba de macedonias sino de su relación a dos bandas con sendas novias, Daisy y Sue. La letra original, no obstante, nunca se publicó: su sello la vio demasiado atrevida y cambió el estribillo”, dice la nota. «Tutti Frutti» es una canción que la hizo junto con Dorothy LaBostrie Dorothy LaBostrie, cuya primera grabación fue realizada en 1955.

Aunque era abiertamente homosexual, Richard también tuvo relaciones con mujeres. Se casó con Ernestine Campbell, una predicadora evangélica, y luego adoptó a un hijo. Sobre los rumores de su homosexualidad en una de sus entrevistas más memorables en la década de los ochenta, dijo: “Podéis llamarme ‘marica’, adelante. Pero aseguraos de que me llamáis ‘marica rico’. Todos somos masculinos y femeninos a la vez. El sexo es para mí como un bufé. Si algo me tira, voy por ello. ¿Que cuál es mi sexualidad? ¡Soy pansexual!».

Cambio radical

En 1956 compró una mansión en Los Ángeles California y volvió a tocar con su antiguo grupo (The Upsetters). Un año después (1957), Little Richard detuvo su carrera musical de forma repentina, durante una gira por el centro de Australia; renunció a su forma de vida en el rock and roll. Parece ser que su decisión tuvo que ver con el incendio accidental de uno de los motores del avión en el que viajaba junto con su grupo. Después de aterrizar, se quitó de los dedos cuatro anillos de diamantes valorados en unos 8 000 dólares y los lanzó al río Hunter. Ingresó en una universidad cristiana en Alabama para estudiar teología y se hizo ministro pentecostal. Mientras su casa discográfica, la Speciality Records, lanzaba algunas nuevas canciones basadas en antiguas sesiones de grabación, Richard hizo muy poco musicalmente hablando, apenas algunas canciones de gospel a comienzo de los años 60.

En 1962 regresó con un entusiástico recibimiento en su gira por el Reino Unido. Los Rolling Stones, quienes admiraban a Richard incluso antes de que tuvieran un contrato de grabación, y los Beatles, también admiradores suyos, le apoyaron. Llegó a acompañar a los Beatles en su gira por Hamburgo. En 1982, Paul McCartney dijo:
La primera canción que canté en público fue «Long tall Sally», de Little Richard. Cuando los Beatles comenzaban, actuamos con él en Liverpool y Hamburgo. Para mí, es uno de los reyes del rock and roll. Además es un gran tipo, al que ahora considero mi amigo». También inspiró al legendario cantante de Deep Purple, quien le dedicó la canción «Speed King» del álbum In Rock

Desde entonces, Little Richard ha trabajado periódicamente en películas, ha lanzado ocasionalmente algún sencillo que otro y ha aguantado como uno de los grandes y legendarios pioneros del rock and roll. Su vida parecía como si hubiera ido siempre de un extremo a otro. En 1964 volvió a los escenarios grabando nuevas versiones de sus éxitos; en los años 70 sus excesos sexuales y con las drogas hicieron que su iglesia lo rechazara. Finalmente, tras la muerte de uno de sus hermanos, Little Richard reorganizó su vida: limpió su organismo de drogas, se hizo vendedor de biblias a domicilio y volvió a su iglesia.

De los ochenta a los 2020

Regresó con dedicación plena al final de los años 80, diciendo que venía para realizar lo que Dios le tenía destinado ser: Little Richard. Todavía tenía la licencia de su ministro. Sin embargo, y ocasionalmente, celebró bodas como las de Cyndy Lauper y Bruce Willis con Demmy Moore.
En 1986 apareció en la película Down and Out in Beverly Hills, anotándose su primer gran éxito con el tema «Great Gosh-a-Mighty!», lo que condujo a un resurgimiento de su popularidad. También en este año, cuando se abrió el Tock and Roll Hall of Fame, Richard figuraba entre los primeros artistas. Su contribución pionera al género también ha sido reconocida por el Rockabilly Hall of Fame.

En 2005 estuvo trabajando en otros éxitos de rhythm and blues (R&B) y soul. Junto con el cantante y compositor Michael Jackson lanzó el sencillo titulado «I Have A Dream» (Tengo un sueño), los ingresos se destinaron a las víctimas del huracán Katrina. También en 2005 apareció, junto a estrellas como Madonna, Iggy Pop, Boosty Collins y The Roots, en un anuncio comercial para la televisión americana, promocionando el teléfono Motorola Rokr. Además salió en un capítulo de Los Simpson (temporada 14 capítulo 7) interpretándose a sí mismo.

Su doble vida

Una nota de la página digital larazon.es, publicada el pasado 9 de mayo, en la sección cultura, titulada La doble vida de Little Richard: el pecador sexual y el pastor de Dios, escrita por Ulises Fuente, cuenta algunos detalles de su escandalosa vida. Hacemos un extracto de ellos.
“La vida del pionero del rock osciló entre la promiscuidad con inclinaciones homosexuales y el arrepentimiento: después se convirtió en pastor y llegó a casar a Bruce Willis y Demi Moore. Su apariencia fue una manera de entender la vida. Little Richard ya había vestido de púrpura, ya se había encajado el peinado tupé, y por supuesto que le había cantado al Señor como si cultivase a la orilla del Mississippi…. El pequeño Richard tenía una vida privada de lo más agitada desde muy temprana edad. Su padre le echó de casa por su comportamiento algo promiscuo. Richard alternaba novias y también con unos amigos, los que se prostituían en la parte más oscura de Macon (Georgia), su ciudad natal. El padre del futuro artista, que se dedicaba a la venta de whisky ilegal y otros trapicheos, no soporta su vestimenta”

Luego su padre fue asesinado en un ajuste de cuentas y él tuvo que hacerse cargo de la familia. Curiosamente, el gran público adora la imagen que su padre no soportaba: algo andrógino e hipersexual, su carrera se convierte en una bola de fuego… bola de fuego que lo cambió todo en su vida. Solo dos años después de su primer gran éxito, en 1957, tuvo una visión mientras viajaba en avión. Una bola de fuego cruzó el cielo como símbolo de sus pecados y lo cierto es que le había dado tiempo a cometer bastantes durante su vida hasta ese momento. Orgías y relaciones de sexuales desenfrenadas de todo tipo a las que pone fin de inmediato. Abandona la música y se vuelca completamente en la religión. Por cierto que hay versiones que dicen que la bola de fuego que vio en el aire era el motor del avión incendiándose y otros que aseguran que lo que presenció sobre la Tierra era real: se trataba del satélite ruso Sputnik siendo lanzado a la atmósfera.

Pero es difícil de probar…En los años 70 vuelve a las andadas: sus excesos sexuales y con las drogas se publicaron y su propia iglesia le expulsó de la comunidad. Finalmente, tras la muerte de uno de sus hermanos, Little Richard hizo el enésimo intento de reencauzar su vida: trató de limpiarse, volvió a su iglesia y se convirtió en vendedor de Biblias. A partir de entonces, ejerció como pastor y ofició boda, como las de Cindi Lauper y la de Demi Moore con Bruce Willis en su parroquia. Nunca superó las contradicciones entre sus impulsos sexuales y la culpa, que abordó en múltiples entrevistas con respuestas distintas. A veces renegando de su conducta y otras llevándola como una condena. A partir de los años 80, su carrera declinó, aunque supo vivir de la leyenda. Hizo múltiples colaboraciones, apariciones en programas de televisión y siguió difundiendo la palabra del rock and roll y también la de Dios.

La nota de ABC Cultura, cuenta otros escándalos: “en 1962 fue detenido durante una gira, acusado de espiar a unos hombres en los urinarios de una estación de autobuses de Long Beach (California). A mediados de los sesenta cayó en una fuerte adicción al alcohol y la marihuana, y el descenso de su popularidad hizo que acabara pasando toda una década malviviendo y lidiando con todo tipo de tragedias personales. En 1977, la muerte de su hermano le abrió los ojos y volvió a dejar el rock y las drogas, y no volvió al candelero hasta 1984.
Tras su regeneración dijo: «Dios me ha dado la victoria. Ya no soy gay, pero lo he sido durante toda mi vida. Además creo que fui uno de los primeros en salir. Pero el Señor me ha hecho saber que hizo a Adán con Eva, no con Steve».

Su show final

Falleció a los 87 años el 9 de mayo de 2020, fue noche de sábado y no hubo fiesta, como acostumbraba en sus años mozos. Pagó tributo a su salud pues desde hacía varios años enfrentaba varias dolencias. El reverendo Bill Minson, un amigo cercano del artista, confirmó el deceso a la AFP. La causa de su muerte se reportó como producto de un cáncer óseo.
Su partida queda en un legado triunfal pues en 1990, Little Richard fue honrado con una estrella en el Paseo de la fama de Holliwood y en 2004, la revista Rolling Stone puso a Little Richard de 8º en el ranking de 100 mejore artistas.
Little Richard (el Pequeño Rochard), se ha ido. Descanse en paz Maestro

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

GABY FRANCO CON NUEVO DISCO

Con Gabriela Franco, “Nada Vuelve a Ser  Igual” y la definición es literal, exacta y …

4 comments

  1. Thanks – Enjoyed this post, can I set it up so I get an email sent to me when you publish a fresh update?

  2. An interesting discussion is value comment. I think that it is best to write more on this matter, it won’t be a taboo topic but typically persons are not sufficient to speak on such topics. To the next. Cheers

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *