EL DÍA MALO TAMBIÉN TIENE FECHA DE CADUCIDAD.

Este escrito está dirigido a todas las personas que se encuentran desesperadas por los tiempos que estamos viviendo. Quizás has perdido un familiar, o varios, o has perdido a alguien cercano, un buen amigo o amiga. O quizás sientes que el futuro será aterrador por la economía, por tu negocio que se ve amenazado, o porque has perdido tu trabajo, son tiempos duros, lo sé, pero no estamos solos.
Es difícil entender el porqué, Dios ha permitido todo esto, como lo que tuvo que entender Job cuando perdió a toda su familia y sus negocios. Pero ahora te animo a confiar, ahora es cuando debemos creer que Dios está en control de tu vida, de la mía, de todos quienes lo crean así.

Nuestra responsabilidad para con Dios es obedecerlo, confiar en Él, y someternos a Su voluntad, sea que la entendamos o no. Cuando lo hagamos, vamos a encontrar a Dios en medio de nuestras luchas, veremos más claramente la grandeza de nuestro Dios, y vamos a decir como Job: «De oídas te había oído; mas ahora mis ojos te ven» (Job 42:5).

Este microorganismo también tiene fecha de caducidad!


MARCELA MELÉNDEZ

Deportista por esencia, voleibolista que ha defendido los colores de su provincia y softbolista por afición y gusto. Trabaja en el hospital Teodoro Maldonado Carbo. Fue asesora electoral en Consejo Nacional Electoral del Ecuador. Estudió en la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL) e Ingeniería Agropecuaria en la Espol. Graduada en el colegio La Asunción. Madre a tiempo completo y persona feliz.

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

LAS CONVERSACIONES SE HAN QUEDADO CALLADAS

Escrito por Bernarda Calvo Las conversaciones se han quedado calladas. Solamente se habla… Todo es …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *