TIRAS CÓMICAS DE ANTAÑO

No sé ustedes, pero una de mis distracciones de niño y de joven era leer las tiras cómicas de los periódicos. Recuerdo que eran tan exitosas que los domingos El Universo y El Telégrafo traían un suplemento adicional de solo estas historietas. Eran otros tiempos, tiempos de siglo pasado. Sí porque mi generación (nací en 1960) nació y creció en el siglo pasado y aunque hoy somos de la generación añeja del siglo 21, somos dados a recordar esos tiempos idos y no “volvidos”.

¿Cómo olvidar historietas como especiales Educando a Papá, Fúlmine, Avivato, El Otro Yo del Dr. Merengue, El Fantasma, Dick Tracy y otras más populares como Benitín y Eneas, Lorenzo y Pepita o Tarzán?

Las tiras cómicas en su momento fueron también revista, pero hoy quiero recordar cuando eran pequeñas historietas de cinco o seis cuadros y salían en las páginas del diario.  Era todo un ritual de lectura, seguir las “figuritas” o los muñequitos como le decíamos a esa historias dibujadas

Eran nuestras historietas “reales” de diferentes tópicos: héroes que luchaban por la justicia, parejas que vivían una convivencia diaria o simplemente incidentes humorísticos de personajillos caricaturescos que nos divertían y enfrascaban en sus historias nacidas de algún humorista creativo.

Hoy los personajes son diferentes, las historias también. Hoy llegar a ser más inteligentes, más para pensar, reflexionar o meditar porque son más recursivas y reflexivas, las temáticas son más citadinas y contemporáneas. Definitivamente son otros tiempos. Pero hoy nos embarcamos el túnel del tiempo y recordaremos aquellas historias de nuestro tiempo de siglo pasado.

Educando a Papá (Pancho y Ramona). Fue una tira cómica estadounidense, creada por George McManus para King Features Syndicate, publicada por primera vez el 12 de enero de 1913  con el título en inglés de Bringing Up Father, que tuvo existencia hasta 2000, tras 87 años de publicación ininterrumpida en la prensa norteamericana. El origen de la historieta está inspirada en una comedia musical del escritor William Gill: The Rising Generation (La Nueva Generación) que su creador McManus, había visto de niño en el Grand Opera House de San Luis, Misuri a finales del siglo XIX.

La historieta narra las peripecias de una familia de nuevos ricos (Pancho se ganó la lotería). Los sufrimientos de Ramona (una esposa castradora que imponía su ley armada de un rodillo) y su hija, ambas muy arribistas, repletas de ínfulas, que quieren ser aceptadas a toda costa por la alta sociedad, mientras Pancho, vestido eternamente de frac y con sombrero de copa, no renuncia a emborracharse en el Café de Perico y a tratar con sus amigos proletarios.  Demás está decir que los esfuerzos de Ramona fueron infructuosos y la tira cómica desapareció sin que nunca educaran a papá.

La tira desarrolla las peripecias de Jiggs (Trifón o Pancho), un inmigrante de clase media de origen irlandés que llega a Estados Unidos, quien repentinamente se hace millonario, pero no quiere abandonar a sus viejos amigos ni sus antiguas costumbres, para consternación de su esposa, Maggie  (Sisebuta o Ramona), una neurótica y engreída arribista social encantada con su nueva situación, la cual tiene un carácter dominante en la pareja. Además, Jiggs también odia a la disfuncional familia de su esposa, quien lo tiene demasiado controlado y sometido

En el idioma español, La historieta tuvo su historia y sus mutaciones. Así, en Chile se publicó por primera vez en 1922, en el diario El Mercurio, bajo el nombre de «Amenidades del Diario Vivir», cuyos personajes eran Don Fausto y su esposa Crisanta.  En Argentina la publicó Diario La Nación como: Pequeñas Delicias de la Vida Conyugal con los personajes de Trifón y Sesibuta. En España a la que llegó en 1929 al  suplemento Los Chicos del El Mercantil Valenciano se llamaba Zebulón y familia y en México en la década del 40, se publicó por primera vez en el semanario Jueves de Excelsior  bajo el nombre de Educando a Papá, cuyos personajes eran Pancho y su esposa Ramona, nombre con la que se la conoció en Ecuador.

Fúlmine es un personaje creado por el dibujante, humorista y editor argentino Guillermo Divito “Willi”, que lo publicó siempre en su revista Rico Tipo. Fue tal su popularidad que con base en él se realizó una la película argentina, homónima, dirigida por Luis Bayón Herrera con guión de José fernandea del Villar y protagonizada por Pepe Arias, que fue estrenada el 2 de febrero de 1949, el el tiempo del blanco y negro.

Fúlmine es un hombre alto y delgado, de cabeza redonda, cara picada de viruelas y larga nariz afilada; siempre vestido de negro, siempre con paraguas, sombrero, gafas y guantes, también de color negro.

El personaje representa al hombre al que se le adjudica ser el portador de la mala suerte y las desgracias para con quienes tratan con él. Lo que en Ecuador le llamamos, “salado” o “chueco”, al que todo le sale mal. En otros países esa condición toma otros nombres. En España es un gafe, en Argentina un mufa, mufoso o jetta, en Chile un yeta, etc. Curiosamente, Fulmine, no suele estar donde ocurren los hechos con los que se lo vincula. Por lo tanto no es él quien protagoniza el último cuadro de su tira (caso curioso) sino las desgracias que «provoca».

Su creador, fue además creador de otros inolvidables personajes como: Dr. Merengue, el Abuelo, Bómbolo, Fallutelli, El Abuelo y Las Chics, de los que también vamos a recordar en esta nota.

El Otro Yo del Dr. Merengue. Otro personaje de Di Vito,  creado a mediados de los años cincuenta, publicado por vez primera en la revista argentina “El Hogar” a partir de 1955 hasta 1960. Luego apareció en Diario El Clarín y llegó a tener su propia revista. La tira cómica contaba los relatos de un abogado con una personalidad oculta que sólo puede ser vista por el lector. La popularidad del personaje fue tal que hasta fue solicitado para hacer algunos anuncios publicitarios.

El personaje en la historia tenía un desdoblamiento, pues El Dr. Merengue era un atildado personaje correcto y educado que nunca pierde la compostura.  Un señor serio y encumbrado al que las normas sociales le imponen callar muchas de las cosas que quiere expresar. Entonces su otro yo aparece, como un fantasma, y nos muestra lo que realmente piensa o siente. Este impecable personaje tiene una cara oculta. Como en la famosa novela Dr. Jeckill y Mr. Hyde, del novelista británico Robert Louis  Stevenson, en el Dr. Merengue hay una doble personalidad y su inconsciente freudiano, literalmente, sale a decir lo que realmente piensa. Era un Personaje simpático pero de doble personalidad, doble cara y doble discurso. Junto al Dr. Merengue, en todo lo que hacía o decía, siempre estaba presente su «otro yo», tan inseparablemente ligado a él como su sombra.,

Contada por el propio Divito, la anécdota del origen del Dr. Merengue sucedió en el hipódromo. Él estaba en allí apostando y un conocido le pidió prestado un dinero para seguir apostando porque se había quedado sin un peso. «Willy» se lo cedió gentilmente y el otro recuperó y comenzó a ganar. Cuando ya llevaba ganado bastante dinero, celebraba, muy orondo, mientras que esta vez era Divito el que se había «hundido» y lo miraba ganar esperando que hiciera el gesto de devolverle su préstamo. Como esto no ocurría, le dedicaba por dentro insultos irreproducibles. «No era lo suficientemente amigo como para decirle con confianza que me lo devolviera», señalaba «Willy». «Ahí fue que concebí al doctor Merengue y a su otro yo, que dice las cosas que el doctor piensa, pero que por las normas sociales, se ve impedido de expresa.

Falluteli. Nacido también del pincel de Guillermo Divito y activo entre las décadas de 1940 a 1960, tal como indica su nombre que deriva del término «falluto» que significa persona falsa con doble cara, era el  típico oficinista trepador, odioso, bajito, soplón, delator lo que acá decimos sapo, perro o lambón, que en Argentina equivale a pelota o chivato. Era el  retrato del típico porteño bonaerense de dos caras. Un individuo arribista sin escrúpulos, desleal, oportunista, cínico, hipócrita, chismoso, traicionero, falso e intrigante, manipulador  y coimero odiado por sus compañeros de trabajo que siempre actúa con falsedad. En el dibujo era un oficinista bien vestido (de traje, corbata y sombrero), de gran sonrisa, moviéndose entre intrigas, que en la historieta estabaa la espera de que aparezca algún incrédulo que caiga en su trampa para provechar y hacer méritos frente a su jefe.

Fallutelli es un tipo falso siempre con la daga de la traición preparada a las espaldas que presume de tener algo especial (una capacidad, un conocimiento o un poder que en realidad no posee), que se mueve en un ambiente de intrigas, a la espera de que aparezca la credulidad boba de los demás para engañar, manipular, y obtener de ellos todo lo que ansia por la vía rápida. Malvado y malpensado hasta límites inimaginables. Su técnica de embauque es muy sencilla, primero se gana el corazón y la confianza de la víctima con promesas y engaños; y segundo abusa sistemáticamente de tal confianza para lograr sus fines pragmáticos. Él es traidor de sus compañeros, y alcahuete del jefe, siendo uno de los canallas y tramposos más famosos del mundo de la historieta.

Bombolo. Otro personaje de Di Vito, la contrapartida y antítesis de Fallutelli, cuya historieta salía publicada en Diario la Prensa. Era  un personaje muy crédulo e inocente, tanto que en aquellos años se lo consideraba como el típico “gil”. Su figura era la de un gordo bonachón, crédulo, ingenuo, y de corazón noble, que termina siempre pagando “los platos rotos”, lo que se conoce como “el pato” que por su ingenuidad y en interpretación literal, cree todo lo que le cuentan. Así, su inocencia lo hace padecer o llevar un castigo no merecido o que ha merecido otro.

Bómbolo, un gordito bonachón e ingenuo que no sabe entender el sentido figurado y que siempre se toma las cosas literalmente, está incapacitado de ver más allá de las cosas, lo que  lo mete en todo tipo de problemas. Su mirada es simple hasta la exasperación, y cae en la trampa de los «vivos», aquellos que practican la viveza criolla con naturalidad, una y otra vez como si fuese su profesión. Y esa característica de su personalidad lo convierte en un perfecto tonto a quien la mayoría toma el pelo descaradamente.

Avivato. Es un personaje creado por el dibujante y humorista argentino Lino Palacio (1903-1984) que apareció en el diario La Razón de Argentina a partir del 23 de septiembre de 1946. Al igual que Fúlmine, fue inspirador de una película de género comedia, filmada en blanco y negro dirigida por Enrique Cahen Salaberry sobre su propio guion escrito en colaboración con Ariel Cortazzo, estrenada  el 1 de septiembre de 1949 que tuvo como protagonista a Pepe Iglesias.

Avivato, era el vividor profesional, un estafador de la buena fe, un aprovechado de la ingenuidad y la confianza del vecino, hábil para sacar ventaja de las situaciones, esquilmar a sus víctimas y hacer caer a los incautos en trampas insospechadas que, a veces, parece tener un propósito didáctico en la exposición de sus maniobras como si estuviera advirtiendo a su próxima víctima. Una especie del Tres Patines de la televisión

Avivato es uno de los personajes más odiables del humor gráfico argentino, pues mo repara en vender terrenos en el medio del río. Según la tira, tiene un amigo psicoanalista que le saca «todos los complejos de culpa» referidos a sus deudas.

En 1978, con motivo de la realización del Mundial de Fútbol en Argentina, la dictadura en el poder sugirió al director de La Razón la suspensión de la tira con este personaje por considerar que podía afectar la imagen de los argentinos frente a los visitantes que se esperaban. Lino Palacio acató la sugerencia y decidió no dibujar más la tira.

El Abuelo. Otro personaje de Divito. Simplemente conocido como el Abuelo, sin nombre que lo identifique, es un viejecito al que le gustan las mujeres bellas  y jóvenes y cuanto más jóvenes, mejor. Esas Le gustan más. Es el típico anciano conquistador y galante, de los que se saca el sombrero para saludar y abrir el asiento a las mujeres para que se sienten. Pero, lejos de la imagen que normalmente se tiene del “viejo verde”, es por demás galante e ingenuo y siempre está metiéndose en líos por su pasión. La anécdota dice que el es fiel reflejo de su creador, que tuvo fama de “playboy”, aunque no llegó a esas edades (falleció a los 55 años).

Pochita Morfoni. Otro personaje de Divito.  Es una mujer gorda, una glotona sin remedio que sólo piensa en comer. Su apellido es una especie de italianización derivada de “morfar”, verbo que en el lunfardo argentino equivale a «comer». Debido a la popularidad, el nombre de este personaje (incluso masculinizado: “Pochito Morfoni”) se usaba con frecuencia para incordiar a los que comían demasiado y a las personas obesas.

Pochita, en alguna que otra de sus historietas hace intentos por adelgazar, ya que es una mujer obesa, aunque siempre es en vano. Pero en la mayoría de sus tiras, es una comilona que se asume como tal y la gracia radica justamente en cómo conoce ella misma las cantidades que puede llegar a devorar. El apodo de Pochira Morfoni, se popularizó también en Ecuador para llamar así a las pasadas de peso.

Las Chicas de Divito. Eran los personajesque Guillermo Divito dibujaba en las tapas de su revista de historietas Rico tipo, en sus tiras, en cualquier viñeta, o la sección que con ese nombre dibujaba en la citada revista y que contenía un chiste gráfico a gran tamaño protagonizado por estas muchachas.

Las Chicas de Divito se caracterizan por su físico sensual, al tiempo que estilizado, de pequeñísima cintura y amplias caderas, busto prominente, con largas y muy bien torneadas piernas de tobillos finísimos. Sus rostros tenían enormes y vivaces ojos, con largas pestañas y cejas muy marcadas, labios gruesos y sensuales y nariz mínima. La vestimenta de las chicas era ceñida a su cuerpo y mostraban prácticamente todos sus brazos y usando midifaldas que casi eran minifaldas se apreciaba gran parte de sus sensuales piernas; tal estereotipo de mujer occidental es en Argentina y Uruguay un temprano ejemplo de la revolución sexual (hasta llegaron a ser representadas hace 60 años -si contamos regresivamente desde fines del año 2014- semivestidas con bikinis).

Había comenzado a dibujarlas en Patoruzú en 1936 y se dice que los repetidos desacuerdos con su director, Dante Quintero, sobre el largo de las faldas, fueron uno de los principales motivos para que Divito tomara la decisión de irse y fundar su propia revista. Tiempo después, en el año 1941 lanzó su nueva revista las chicas con sus mejores historietas.

Sin quererlo, las chicas de Divito marcaron la moda femenina de su época en Buenos Aires. Las mujeres querían parecerse a las chicas de Divito y pedían a las modistas que les diseñaran ropas parecidas. Otro tanto pasó con los dibujos de Divito y la moda masculina: las exageraciones que Divito dibujaba, pasaban luego a ser usadas por muchos hombres, especialmente los más jóvenes.

Pomponio (Hubert, en el original en inglés), fue creado en 1942 para la revista de la Armada Stars and Stripes, así que comenzó sus días como estereotipo del soldado raso. Sin embargo, al finalizar la guerra, cuando Wingert fue contratado por los King Features Syndicate para hacer una tira semanal,  Pomponio pasó al estado civil, con esposa, hija, jefe, vecinos y perro. Su imagen era la
de un norteamericano bajito, gordito y simpático, muy, muy torpe, aunque sus desgracias siempre terminen con un golpe de suerte. En Chile fue publicado en el suplemento dominical del diario La Nación y en México por Novaro. En los años cincuenta, Pomponio fue publicado en revistas españolas como Nicolas, Jaimito o Boy. En Venezuela, “pomponio” es un apodo que se da a hombres de baja estatura y regordetes, y su origen es este personaje.

Nunca Falta Alguien Así. Era una en la cual se presentaban situaciones típicas del comportamiento humano con un toque de humor. La historieta tiene su historia previa. Corría el año de 1929, Jimmy Hatlo era un caricaturista deportivo en el San Francisco Call-Bulletin. Cuando algún cómic no llegaba, él solía hacer una tira de relleno, pero como no podía tener continuidad por esa circunstancia, usualmente tomaba pequeñas incongruencias de la vida y las plasmaba en las viñetas, bautizándolas como They’ll do it Every Time. Lo curioso es que la tira se comenzó a hacer popular, e incluso los lectores enviaban sus experiencias al diario. En muy poco tiempo, la misma se distribuía por todo Estados Unidos, llegando a otros países. En español se conoció como Nunca Falta Alguien Así, y resultó también bastante popular. Actualmente, sigue publicándose regularmente, a pesar de que Hatlo falleció en 1963, el dibujante Al Scaduto continuó con el trabajo de Hatlo, autor que no sólo supo enriquecer el concepto original sin alterar su esencia, sino que lo supo adaptar a las nuevas épocas, de modo que seguía manteniendo la vigencia del mismo.

Lorenzo y Pepita. Fue creada por el  dibujante estadounidense Murat Bernard Young (Chic Young ) y fue publicada por primera vez 8 de septiembre de  1930. La famosa Blondie tuvo tanto éxito, que desencadenó también programas de televisión, películas de cine, programas de radio, historietas y una serie animada. «Blondie» en inglés es un diminutivo cariñoso que se traduce al español como  «Rubiecita», ya que en efecto, la protagonista de esta tira cómica familiares una joven notoriamente rubia.

Pepita Parachoques (Blondie Bumstead en la historia norteamericana) es la esposa de Lorenzo Parachoques,  (Dagwood Bumstead) un muchacho de clase alta, hijo desheredado de un magnate, que perdió el apoyo de su familia por enamorarse de esa rubia encantadora cuya función en la existencia era educar a sus dos hijos: Goyito y Cuquita, y administrar su perrita Daisy, además de tener un negocio de comida a domicilio.

Pepita, antes de casarse con Lorenzo, fue la típica Flapper, que es un anglicismo que se utilizaba en los años 1920 para referirse a un nuevo estilos de mujeres jóvenes que usaban faldas cortas, no llevabam corsé, lucían un corte de cabello especial y escuchaban música no convencional para esa epoca (jazz) la cual también bailaban. Las flappers usaban mucho maquillaje, bebían licores fuertes, fumaban, conducían frecuentemente a altas velocidades y tenían conductas similares a las de un hombre. Estas mujeres significaban undesafío a lo que aquel tiempo era considerado socialmente correcto.

 

Los Parachoques era una familia típica de clase media americana que tenía como una de las tramas el hecho de que a diario en las mañanas, Lorenzo se estrellaba con el cartero, por salir apurado a su oficina, donde lo esperaba su jefe gruñón. Otra situación común era cuando Lorenzo los fines de semana, antes de sentarse frente al televisor a ver el fútbol americano, se preparaba apoteósicos sándwiches de tamaño descomunal.

Benitín y Eneas (Mutt y Jeff) fue una tira diaria estadounidense, creada en 1907 por Bud Fisher y continuada por Al Smith, Ken Kling, Ed marck Y George Breisacher que se publicó desde el 15 de noviembre de 1907 ininterrumpidamente hasta 1982.

Benitín y Eneas, narra las vivencias de dos amigos: Augusto Eneas Flores de Apodaca y Benitín. El uno (Eneas) es alto y flaco, de larga nariz, casi siempre usa sombrero el otro (Benitín) gordo, calvo y pequeñito. Ellos son una pareja de amigos que se ven metidos en situaciones jocosas, y a veces bochornosas para Eneas quien termina propinándole un puñetazo en el ojo a Benitín. Eneas era un ser al que solo le movía la avaricia, un tipo turbio y timador, jugador compulsivo y que maquinaba torvamente acerca de cómo enriquecerse con rapidez. Benitín, su crédulo compinche, era interno de un sanatorio mental.

Eneas está casado y tiene un hijo que, sorpréndase usted, es chiquito y calvito como su amigo, en la sugerencia expresa de que hubo un enredo en la relación con la esposa de Eneas, pero nadie nunca sospecha nada. Es una historia anodina, intrascendente, llena de chistes comunes que también genera mucha sorpresa por su larga duración. Sus trazos y sus anécdotas no encajan por ningún lado con el mundo de hoy

Olafo el Vikingo (Olafo el Amargado), fue creada por Dik Browne con un éxito rotundo al punto que Debutó en 136 periódicos de Estados Unidos, el 4 de febrero de 1973. Dos años más tarde, el número de periódicos en los que aparecía había aumentado a 600. Su circulación siguió en aumento y en 2010 la tira apareció en 1900 periódicos de 58 países y en 13 idiomas. En nuestro país se dice Olafo a la persona malgenio, amargada, en alusión al carácter del Vikingo.

Olafo, tiene dos ocupaciones principales: atacar los castillos de Europa en especial Inglaterra  e irse de parranda. Ocasionalmente, recibe la visita de su suegra y del recaudador de impuestos. Chiripa (Mala Suerte). su fiel ayudante. Es un inocentón que es todo lo contrario de un formidable vikingo. Una broma recurrente en la tira es que Chiripa está encargado de llevar las escaleras para subir los muros de los castillos y, por una u otra razón, se le olvida o se confunde y lleva otra cosa.

Olafo el Vikingo ha sido ganador de varios premios, como el Premio Elzie Segar de la National Cartoonists´Society (1973) por ser una contribución única y sobresaliente al campo de las tiras cómicas. También recibió el premio a la mejor tira cómica del año en 1977, 1984 y 1986.1

Chris Browne el hijo de Dik, colaboró con su padre en Olaf el vikingo desde su creación; en 1985, ambos publicaron el libro Hägar the Horrible’s Viking Handbook:3​ «Guía práctica del vikingo de Olafo el terrible». Después del retiro de Dik Browne en 1988, y su muerte al año siguiente, Chris ha continuado con la tira.

Beto el Recluta.  Beetle Bailey (Beto el recluta), tira de prensa norteamericana fue creada por Mort Walker en 1950 y distribuida por el King Features Syndicate. La historia trata de un estudiante de universidad que se alista en el ejército. Beetle es vago y holgazán y a menudo se las ve con su superior el sargento Orville Snorkle. Otros personajes son Killer Diller, Plato, Zero, Sonny Fuzz, Jackson Flap, Amos Halftrack.

Beto era un soldado simpático y remolón que alcanzó enorme éxito en 1950, que se distribuía en más de 1.300 diarios. Era una sátira gentil sobre el ejército y su autor destacó por un humor sencillo y un grafismo expresivo que le situaron entre los grandes autores norteamericanos.

El Fantasma (The Phantom). Creada por el guionista estadounidense Lee Falk  en 1936  con la colaboración de dibujantes como Ray Moore, que trataba sobre un misterioso personaje disfrazado que era un luchador contra el crimen. Fue publicada por primera vez el 17 de febrero de 1936.  Esta es una serie clásica de historietas de aventuras estadounidense, considerada también una precursora estética del cómic de superhéroes, que aún se publica en la actualidad y ha gozado de adaptaciones a otros medios, como novelas, películas y series de televisión.

La historia trata sobre un mercante inglés es atacado en aguas del Pacífico  por piratas Singh. El único superviviente, hijo del capitán del navío, sir Cristopher Standish, alcanza a nado la costa y jura sobre la calavera del asesino de su padre que él y sus descendientes combatirán la piratería  la maldad y la injusticia donde quiera que se hallen. Al morir cada Fantasma, su hijo hereda un traje y máscara característicos, perpetuando así la idea de que es el mismo hombre a través de los siglos y creando la leyenda, entre piratas y nativos, de un único fantasma vengador que nunca muere. También es conocido como el Espíritu que camina, El hombre que no muere y El guardián de la oscuridad oriental.

Dick Tracy, creada por el historietista estadounidense Chester Gould en 1931 y publicada por primera vez el 4 de octubre de ese año en el Chicago Tribune, es una tira cómica estadounidense, protagonizada por el personaje homónimo, quien lucha contra el crimen desde su trabajo de inspector de policía. Fue, logrando una gran popularidad dentro de la cultura popular con multitud de adaptaciones a otros medios.

El nombre de Dick  en el argot norteamericano designa al policía sabueso,, mientras que Tracy no es sino una deformación de «tracing», investigación, o de «trace», pista». Junto a él, Tess Trueheart, su prometida y luego esposa, y Junior, rescatado de las malas calles por Dick., luchan contra el mal.

La historia de Dick Tracy es la de una caza de criminales y éste es un punto fundamental para comprender esta historieta, porque, pese a pertenecer a un género genuinamente policíaco, rara vez la deducción ocupa un lugar importante dentro de ella. Desde el principio solemos conocer la identidad del culpable. Dick también lo averigua pronto, y el episodio será en su mayor parte el relato de una persecución, una persecución implacable en la que a menudo el destino trágico saldrá al encuentro del perseguido. No interesa, pues, la intriga, sino el castigo, la demostración palpante y reiterante de lo que espera al que coja el camino del crimen.

Estas son algunas de nuestras historietas, hay más, pero estas fueron las más populares que hoy vale recordar.


Fotos: Pinterest; venamimundo; revistadeculturapopular.blogspot.com: guillermolaich.com; goodres.com; buenosaireres.org.ar; lamemoriadeunespejo.worpress.com; transdisciplana3.tripod.com; atravesdeluniberto.blogspot.com; godreas.com; doblaje.fandom.com; elnoti.com; bogolibros.blogspot.com; taringa.net, elfantasma.mavene.blogspot.com; amazon.es; volomir.com; comicskingdom.com

 

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

CLEMENTE YEROVI INDABURU

Hoy que el tren de la política ecuatoriana recorre por rieles zigzagueantes de corrupción e …

10 comments

  1. Faltan Mandrake, Centella, etc

  2. Aurelio Paredes

    Faltan algunas, sin duda. Gracias, Carlos.

  3. Of course, what a fantastic blog and instructive posts, I will bookmark your blog.All the Best!

  4. I will right away grab your rss as I can’t in finding your email subscription link or newsletter service. Do you’ve any? Please allow me recognize so that I may subscribe. Thanks.

  5. I’m really enjoying the theme/design of your site. Do you ever run into any web browser compatibility problems? A few of my blog visitors have complained about my website not working correctly in Explorer but looks great in Chrome. Do you have any solutions to help fix this issue?

  6. Somebody essentially help to make seriously posts I would state. This is the first time I frequented your web page and thus far? I surprised with the research you made to create this particular publish incredible. Wonderful job!

  7. Its like you read my mind! You appear to know so much about this, like you wrote the book in it or something. I think that you can do with some pics to drive the message home a bit, but instead of that, this is excellent blog. A great read. I’ll definitely be back.

  8. Hi would you mind letting me know which webhost you’re working with? I’ve loaded your blog in 3 completely different internet browsers and I must say this blog loads a lot quicker then most. Can you suggest a good hosting provider at a reasonable price? Thanks a lot, I appreciate it!

  9. Good day! This is my first comment here so I just wanted to give a quick shout out and tell you I genuinely enjoy reading through your blog posts. Can you recommend any other blogs/websites/forums that cover the same topics? Thank you!

  10. you have a wonderful blog below! would certainly you such as to make some invite posts on my blog site?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *