Breaking News

“L’ ESSENTIEL EST INVISIBLE AUX YEUX!”

Domingo de invierno, 16h00, cielo nublado y lloviendo moderadamente, entre comillas, descansando un poco de los días movidos que fueron parte de esta semana que termina y de los que vendrán a continuación, y digo entre comillas porque me es difícil lograr mantener la mente en blanco: miles de pensamientos me abruman e invaden mi cabeza, pero ciertamente no soy la única bajo la misma situación, siempre tendremos en mente situaciones que nos preocupen, y actualmente no es para menos porque se vive todo un ambiente de incertidumbre y tensión a nivel de la ciudadanía en general, no sólo en mi ciudad ni en mi país, sino en todo el mundo…

Pero dicen que no hay que pensar o enfocarse sólo en lo negativo, o ser pesimistas, ya bastantes sucesos muestran los medios de comunicación sobre situaciones que se dan en varios puntos alrededor del planeta, no sólo con respecto a la pandemia que está poniendo en zozobra a la humanidad sino acontecimientos varios, cada día, cada hora, cada minuto y a cada segundo, y porque lamentablemente la mayoría de éstos no son precisamente esperanzadores, los expertos mencionan que no debemos dejar que nos absorban porque dejaríamos de ver luces donde sí las hay.

Voy por una taza de té de manzana con canela, en lugar de mi preferido café lojano, para que me acompañe mientras redacto esta corta nota…

Dejó de llover sin previo aviso, y el cielo se despejó tanto que parece mediodía, ¡el sol se hizo presente más de lo que acostumbra a esta hora… he ahí una luz!

Si bien, nuestras vidas pueden ser muy complejas, a veces es mejor detener el tiempo de manera individual y encontrar felicidad y esperanza gracias a las situaciones más descomplicadas que nos rodean, por ejemplo, les soy sincera, completamente sola con mis pensamientos y sentada en la silla de mi escritorio me hace sentir mejor observar a mi perro, quien se encuentra a unos metros de distancia de mí sin desprenderme sus ojos de encima mientras estoy pasando por un episodio fuerte de tos quedando roja como un tomate después del mismo y con una sensación de picor y extremo dolor en mi garganta, él no se ha movido ni un segundo de mi lado, como haciéndose presente en mi adversidad.

Ve que me calmo y bebo un sorbo de mi té, enseguida se me acerca moviendo su pequeña cola e instalando un veloz lamido en el dorso de una de mis manos, como señal de que está ahí para mí, es decir, se hace notar. Tan sólo su compañía y sus expresivos gestos me han brindado alegría, un momento de felicidad y verdadera calma.

Ni he percibido lo rápido que transcurrieron las horas, tanto que en estos momentos el cielo está verdaderamente oscuro y comenzó a llover otra vez, la luz aparecerá mañana nuevamente sin lugar a dudas. Pero no me preocupo, ¡sé que no estoy sola en realidad!

Esta semana me quedo con un refrán muy conocido que, de hecho, mi profesora de francés, Rosa, nos enseñó recientemente en clases a mis compañeros y a mí, “L’ essentiel est invisible aux yeux!”, que traducido es “!Lo esencial es invisible para los ojos!”, ya que esto podría relacionarlo con los sentimientos en general, que obviamente no son objetos tangibles, como por ejemplo la gratitud en el caso de mi perro, y que como tales nuestros ojos no los pueden ver, pero nuestro corazón sí los puede sentir.

Lo esencial tal vez no sea igual para todas las personas, pero es a lo que hay que dar cabida en todo momento, sobre todo en mal tiempo, así podríamos aprovechar y disfrutar más del tiempo que no se detiene, del abrazo de un ser querido, del beso de un ser amado, de las risas entre amigos, de la llegada de un recién nacido y ¿por qué no?, ¡del lamido de un fiel amigo!


Mariella Chacón Morales

Médica Veterinaria

WhatsApp: 593 984 010 758

E-mail: marielinha20@hotmail.com

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

UN GATO EN LAS ALTURAS

En plena noche, mientras todos dormían, de un momento al otro el silencio se vio …