Breaking News

UNA HUMANIDAD DESHUMANIZADA

Empecé a escribir para Revista De Lado, en Junio del 2019, gracias a una gentil y sobretodo generosa invitación de mi amigo Aurelio Paredes, me gusta repetirlo porque es verdad, fue una de las mejores cosas que me pasó el año anterior.  En Septiembre escribí una nota sobre el estado de La Florida, mi estado, mi hogar ahora, se llamó Florida: Nuestro Paraíso De Sol , Mar Diversión y Huracanes, en él,  además de mencionar los atractivos turísticos que poseemos, también hablé de los terribles huracanes que nos han visitado, pero  en lo que más énfasis hice fue en la solidaridad que encontré a mi paso, empatía por todos lados, abrazos, ofertas de ayuda, en fin , razones de sobra para creer que vivimos en un mundo con esperanzas de ser mejor.

Perchas vacías claro que también ocurre, pero encuentras  lo que necesitas en algún lugar, en mi idílico mundo estábamos tratando  de cambiar esa fama de despiadados que tenemos los seres humanos, esto   a pesar de tantas atrocidades cometidas a lo largo de la historia y en la actualidad , siempre me llenan de esperanza aquellos que luchan por defender a los más vulnerables, la ecología, aquellos que destinan un poquito de sus vidas para servir de la manera que puedan, y  hay muchos , muchísimos gracias a Dios.

Pero llegó el Covid-19, el novel Coronavirus 2019, y le sacó la máscara a una sociedad enferma hace siglos de prepotencia, mezquindad, maldad y un egoísmo histórico.

No voy a hablar del virus que tiene paralizado al planeta, eso ya lo saben hasta la saciedad , además no me da la gana porque mi intención no es impresionar a los seudos intelectuales, a los remedos de científicos y a los sabelotodo que francamente como dicen mis amados argentinos, me tienen podrida.

Esta nota es una simple protesta desde el fondo de mi corazón  y te agradezco Aurelio que no me censures, es una protesta frente a la actitud de millones , sí millones de personas que de manera asquerosa y estúpida han demostrado una vez más que la humanidad se merece todo lo que nos pasa.

Cómo es posible que en una pandemia, cuando  se trata de la salud de todos, cuando los productos que necesitamos todos, que son  justamente para protegernos todos, y no estamos hablando de un atún o unos frijoles en lata , que por último comes pan con queso si no los encuentras, se trata de artículos que van a evitar que nos  contagiemos o por lo menos harán más difícil la propagación del virus , esos productos son acaparados de manera irresponsable por gente que llega a golpear a quienes les reclaman haber dejado vacías las perchas.

Videos por internet a montones son prueba, como aquel de las tres mujeres golpeándose, literal peleando por un paquete de papel higiénico, una de ellas les pedía un solo paquete, uno solo,  y las otras dos no se lo querían dar y tenían un carro de supermercado lleno de ellos, que carajo es eso, de que estamos hablando.

En un supermercado en Quito, dos hombres en medio de un tumulto que hacía filas interminables por pagar sus compras nerviosas, se invitan el uno al otro a pelear en la calle , la razón no importa , el hecho es que su comportamiento es totalmente inaceptable en cualquier momento y menos durante una emergencia .

Una mujer pasaba por el exterior de un edificio con guantes y mascarilla y un tipo de la manera más violenta le grita que regrese a su departamento, ¿por qué? Sólo el psiquiatra de ese hombre sabrá que desorden lo hace actuar así.

En un supermercado una mujer de unos 80 años con pocos artículos en su canastilla, y mucha dificultad para sostenerla fue ayudada por uno de los pocos caballeros que quedan y le cedió su lugar para que salga más rápido, pues fue motivo de un airado reclamo de parte de algunos de los que se encontraban en la fila y después se convirtió en una guerra de insultos entre los que estaban a favor y los desalmados que estaban en contra de la gentileza.

Y así montones de situaciones increíbles de violencia alrededor del mundo, no se supone que es una lucha de la humanidad contra el virus y no contra nosotros mismos, que pena, que vergüenza.

Y mientras nos despedazamos, los que realmente sacan provecho del desastre, hacen mejores negocios, aumentan el pánico porque una sociedad asustada es más manipulable, política, social y económicamente, dejamos abiertas puertas para ser atacados no sólo en nuestro organismo por el virus, sino en nuestros bolsillos y conciencias, se abre el mercado mundial donde se ponen en venta los valores y principios que deberían ser innegociables, somos víctimas  de la especulación y hasta las religiones hacen su black friday de almas.

Estamos a merced de un pánico colectivo que no nos deja pensar y nos hace actuar como estúpidos, y los que minimizan la situación  toman decisiones tontas que ponen en peligro su propia vida y las de los demás, en fin la mejor manera de describir la situación actual es que un puto papel higiénico es más importante que la tranquilidad de una persona.

Soy positiva, trato de ser muy optimista siempre, creo firmemente en que si das amor das esperanza, que sonreír te alegra y alegra a alguien más, pero hoy 15 de Marzo del 2020 pienso y siento que somos la peor especie que habita este planeta, que la jungla de concreto dónde vivimos es mucho más peligrosa que la de los animales salvajes, que somos el más grande depredador del planeta, somos una humanidad deshumanizada.

Y para alegrar mi alma me voy a ver el #LaGiraSeQuedaEnCasa con Alejandro Sanz y Juanes por YouTube, porque aún queda gente que piensa en los demás en medio del caos.


Fotos: El Universo (perchas vacías)

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

CECILIA RENDÓN: SABIDURÍA, ENERGÍA Y BELLEZA DE UNA MUJER DE LUZ

SERIE: EL SUPERPODER DE SER MUJER (Segunda entrega) Mucho se ha hablado  de la rivalidad …