FÚTBOL ECUATORIANO Y UN LÍDER SORPRESA

Un líder sorpresivo e inesperado, se sitúa como el primer puntero del campeonato ecuatoriano de fútbol del 2020. Ni el más audaz de los apostadores o el más adivino de los adivinos, hubiese creído que Guayaquil City, un equipo de bajo presupuesto y de poquísima hinchada, hubiese sido el primer puntero de la Liga Pro en su primera fecha. Y aunque faltan 14 para determinar el primer ganador del torneo y a pesar de que su mantenimiento como primero, sea poco probable, el hecho es que los “Ciudadanos” ya dieron el primer campanazo, sacando la cara por Guayaquil, cuyos equipos principales, Barcelona y Emelec, Emelec y Barcelona decepcionaron a su fanaticada. Ellos partían como favoritos y sobre el papel eran los ganadores fijos de sus cotejos. Pero la cancha dijo otra cosa y los equipos del astillero apenas pudieron lograr sendos empates. Barcelona de local no pudo derrotar a Técnico de Universitario de Ambato, que se llevó dos puntos al empatar sin goles. Emelec alcanzó en el último segundo, rescatar un punto al igualar a dos goles con el recién ascendido Orense de Machala.

Al momento, la tabla de posiciones jugada la primera fecha, tiene en el primer escalón, a más del Guayaquil City, a otros cuatro equipos ganadores que se hicieron de sus primeros tres puntos, al ganar sus partidos, con una curiosidad pocas veces usual, todos ganaron por el mismo marcador 2-1.  Dos de esos equipos lo hicieron de visitante, Liga de Quito ante Deportivo Cuenca y Delfín a Aucas, lo cual les da un mérito especial. Los que ganaron de local fueron Independiente a Mushuc Runa y El Nacional al recién ascendido Liga de Portoviejo.  En la mitad de la tabla aparecen los equipos que empataron que sumaron un punto. A más de los equipos del Astillero, igualó su cotejo, Macará como local ante Universidad Católica 1-1.

Foto: elrelatoec.com


Independiente el primer ganador

El primer partido del campeonato, tuvo un ganador, que era el que la lógica imponía. Independiente del Valle, actual campeón de la Copa Sudamericana, partía como amplio favorito para vencer al Mushuc Runa de Ambato en su cancha de Sangolquí. Lo presagiado se cumplió al pie de la letra y la tarde del viernes 14 de febrero, los “azulnegros” vencieron 2-1 a los ambateños, aunque no con la facilidad que se podía pensar y que parecería que sí se iba a dar cuando tempraneramente apenas a seis minutos de iniciado el cotejo el mediocampista argentino Lorenzo Faravelli, anotaba el primer gol del campeonato que le daba la ventaja al equipo del valle. Pero lo que se pensaba que sucedería y que era que los pichinchanos destrocen a los tungurahuenses, no se dio. Los del “Ponchito” pusieron resistencia y lograron complicar a su rival, tanto que cuando parecía que así terminaría el primer tiempo, los ambateños en el último minuto de la etapa inicial, lograron la igualdad con gol del argentino Muriel Orlando.

Por la forma de como jugó el partido Independiente, que en muchos pasajes del partido careció de contundencia, se podría pensar que jugó más pensando en su próximo juego internacional ante Flamengo de Brasil por la Recopa Sudamericana, el miércoles 19 de febrero que en el que jugó ante Mushuc Runa, que fue un rival de cuidado y que los complicó, tanto los complicó, que los locales que solo a ratos mostraron su fútbol rápido y eficiente, recién pudieron desempatar el cotejo y ponerse en ventaja a tres minutos del final del partido con gol del panameño Gabriel Torres.

En la siguiente fecha Independiente del Valle la tiene complicada al visitar a Liga de Quito, mientras que Mushuc Runa, recibirá de local a El Nacional, que viene de ganar su partido ante Liga de Portoviejo.

Foto: El Comercio (Julio Estrella)


Juego de dos días

El segundo cotejo del campeonato nacional, disputado entre Aucas y Delfín, trajo la primera anécdota del torneo, pues tuvo que ser disputado en dos días por un imprevisto extra fútbol. Un corte del fluido eléctrico en el estadio Gonzalo Pozo Ripalda de Quito, ocasionado por un accidente de tránsito, hizo que el juego iniciado la tarde del viernes 14 de febrero, se suspenda cuando corría el minuto 26 del segundo tiempo y 66 del tiempo global. El cotejo se reanudó al día siguiente (sábado 15 de febrero) con los 24 minutos restantes.

El local Aucas, que alineó un equipo compuesto por sus suplentes, pagó caro el precio de su “osadía”, pues ante Delfín, el campeón nacional reinante no se puede conceder ese tipo de ventajas. Los Orientales prefirieron preservar sus titulares para el partido que deberán disputar el próximo martes 18 de febrero de locales ante Vélez Sarsfield de Argentina por la Copa Sudamerica, que ganó en el partido de ida 1-0 en Buenos Aires.

Aucas tuvo todas las de perder, a pesar que en los primero minutos y pese a jugar con suplentes, estaba llevando el predominio del partido, cuando al minuto 32 del primer tiempo, fue expulsado su arquero Fernando Fernández por cometer una falta penal que dos minutos después sería efectivizada por el delantero ecuatoriano Carlos Garcés, para poner en ventaja a los manabitas. Con un hombre menos y sin su plantilla estelar, a los auquistas se le puso el partido cuesta arriba, para colmo en los minutos adicionales del primer tiempo (45+2), John Cifuentes anotaba el segundo gol de Delfín para ponerse en ventaja 2-0 que por el trámite del cotejo, parecía sentenciaba el cotejo. El segundo tiempo seguía con predominio manaba, hasta que se dio el corte del fluido eléctrico que provocó que el árbitro Mario Romero, tras esperar los 45 minutos de determina el reglamento para solucionar imprevistos de este tipo, tuvo que suspender el cotejo.

El juego se reinició al día siguiente para disputarse los 24 minutos restantes, que no le sirvieron a Aucas para al menos igualar el cotejo. Al final en el minuto 86 a cuatros del final logró descontar por medio del delantero argentino Víctor Figueroa y dejar las cuentas 2-1 a favor de los visitantes. Aucas, en la próxima fecha visitará a Técnico Universitario en Ambato, mientras Delfín será local ante Barcelona.

Fotos:  Extra; El Universo (Carlos Granja Medranda)


Liga era favorito y ganó

A veces el en fútbol juegan y ganan los millones. Liga de Quito que tiene un presupuesto de 20 millones de dólares se enfrentaba a Deportivo Cuenca que cuesta 1.2 millones en el tercer partido de la fecha. Esa abismal diferencia ponía sobre el papel a Liga como favorito a pesar de ser visitante y de que hacía varias temporadas que no podía ganar en la cancha del estadio Alejandro Serano Aguilar. Pero ya en el campo de juego se ratificó lo pronosticado y logró su primera victoria en el torneo al derrotar 2-1 a Deportivo Cuenca con dos goles del delantero colombiano Cristhian Martínez Borja, por los morlacos anotó el argentino Rafael Viotti, en cotejo jugado la noche del viernes 14 de febrero.

Liga fue superior al Cuenca en todo el partido, tan es así que ya al minuto 15 se ponía en ventaja con un penal convertido por Martínez Borja, no obstante el Expreso Austral reaccionó rápidamente y cinco minutos después empataba con tanto de Viotti con lo que se cerró el primer tiempo con la igualdad, que fue desnivelado por otro tanto del colombiano que hizo un doblete al marcar a once minutos del final, pues a los 79´ sellaba la victoria de Liga, que de esa forma se sacó un clavo, pues no podía ganar en Cuenca . Para la siguiente fecha los Albos visitarán a Independiente del Valle en un partido en siguen siendo los favoritos, mientras los cuencanos visitarán Portoviejo para medir a la otra Liga, la manabita.

Foto: API


Sorpresa Orense

Se esperaba y se daba como un hecho que el experimentado y caro Emelec, cuyo presupuesto para el 2020 bordea los 16 millones de dólares, derrote con facilidad al inexperto, recién ascendido y barato Orense, que apenas cuesta dos millones de dólares, catorce menos que su rival. Pero en el cuarto partido de la fecha y primero del sábado 15 de febrero, a diferencia del Cuenca-Liga, esta vez los millones no jugaron al fútbol. Y el chico complicó al grande que apenas pudo conseguir un empate angustioso en el último segundo (2-2) luego de ir perdiendo 2-0 y de ser superado por su rival en grandes tramos del cotejo.

El local era el Orense pero el estadio Nueve de Mayo de Machala, estaba lleno con la hinchada visitante, que incluso jugando fuera de casa, hacía que el visitante Emelec, tenga el público a su favor. Pero ni los millones del presupuesto, ni el apoyo de la hinchada, ni la mejor calidad de sus futbolistas, puedo hacer que Emelec ejerza superioridad. El cuadro machaleño con gran disposición táctica, cumpliendo la estrategia diseñada por su técnico el ecuatoriano Humberto Pizarro, ató al cuadro guayaquileño, lo absorbió con la marca y copó los espacios del campo de juego para que los “Azules” no pudieran ejercer la superioridad que se pensaba se daría.

Así siendo muy superior futbolísticamente en el primer tiempo, Orense pudo ponerse en ventaja a los 26 minutos del primer tiempo con gol del defensor Marco Cangá, quien con una acrobática maniobra pudo cabecear un balón que llegó al área azul luego de un centro y vencer al arquero Pedro Ortiz que no pudo controlar la pelota que entró al arco a media altura. El primer tiempo terminó con un disparo del delantero argentino Facundo Barceló que pegó en el palo y que impidió que los Azules se fueran al descanso con paridad en el marcador. Para el segundo tiempo, los “Azules mejoraron” y empezaron a dominar a su rival y a ponerlo tras las cuerdas, lo arrinconó y los sometió a un asedio permanente aunque sin la claridad necesaria para concretar las jugadas que producía y hacer efectivas las opciones de gol que pudo generar. Y cuando más asediaba Emelec, al minuto 52, un error de la zaga “Eléctrica” que concedió una serie de rebotes, luego del cobro de un tiro de equina de Orense, terminó en los pies del zaguero Andrés García, que con un fuerte remate venció a Ortiz para poner el 2-0. A esas alturas y a pesar de que faltaban más de 30 minutos, parecía partido sentenciado.

Por suerte Emelec reaccionó muy rápido y cambió el trámite del juego, apenas dos minutos después del gol de orense. A los 54 minutos un tiro de esquina cobrado por el colombiano Alexis Zapata, Llegó a la cabeza de José Francisco Cevallos, que ganándole la marca a todos cabeceó directo al arco, la pelota tenía destino de red, pero su compañero de equipo, el defensa argentino Leandro Vega, logró tocar la pelota antes de que ingrese al arco, para anotar y poner el 2-1 tranquilizador, que a esas alturas revivía al cuadro azul. De allí en más, Emelec, tuvo dominio sobre su rival, y aunque sin claridad, llegaba constantemente a zona orense que se defendía con todo. El partido parecía liquidado. Cuando los jugadores de Orense ya se sentían ganadores y pedían tiempo para que se decrete el fin del partido, el árbitro Franklin Congo concedió cinco minutos de reposición. Así en el último segundo y en la última jugada,  llegó el gol salvador que empató el cotejo, a través de un impecable un potente cabezazo del delantero Roberto Ordóñez a la salida de otro tiro de esquina bien cobrado por Zapata. El 2-2 final, produjo los reclamos del técnico Orense quien dijo que el árbitro los perjudicó.

Más allá del empate y de que Emelec rescató un punto y salvó un partido perdido, el resultado para nada es un buen negocio. Los “Azules” debieron superar al su rival y punto. Les faltó jerarquía y se demostró que no siempre se puede jugar con el nombre.

Foto: StudioFutbol; El Comercio; El Universo (Ronald Cedeño)


Empate en el Bellavista

En el quinto partido de la fecha, jugado la tarde y noche del sábado 15 de febrero en el estadio Bellavista, Macará, el equipo sensación de la temporada anterior, recibía a Universidad Católica de Quito, en un cotejo parejo, que por la condición de local se inclinaba para los ambateños. Ya en la cancha no fue así. Ambos equipos llegaban al cotejo con golpes anímicos negativos, tras sus derrotas en sus competiciones internacionales. Macará fue eliminado de la Copa Sudamericana por Tolima de Colombia, mientras Católica perdió de visitante por goleada de 3-0 en el partido de ida ante Lanús de Argentina, lo cual lo complica para sus aspiraciones de avanzar a la siguiente ronda.

Pero en la cancha, hay que olvidarse de bajones anímicos y jugar con todo y así lo hicieron ambateños y quiteños, a pesar de ello el primer tiempo concluyó con el marcador en blanco. Para la segunda etapa, los equipos buscaron el arco rival, crearon opciones y protagonizaron un cotejo interesante que a pesar de ello se caracterizó por el número excesivo de faltas que hizo que el trámite del cotejo fuera muy cortado. El árbitro Marlon Vera sancionó la alta cantidad de 46 faltas.

Los locales se adelantaron en el marcador apenas iniciada la segunda parte. A los tres minutos de iniciada la misma y 48 del tiempo global, Johnny Uchuari con golpe de cabeza anotaba el primer gol del partido y daba la ventaja de 1-0 a Macará. Pero Católica no bajó los brazos y encontró su premio al esfuerzo con gol de un exMacará, Juan Manuel Tévez, que aplicó el refrán de “no hay mejor cuña que la del mismo palo”. El argentino nacionalizado ecuatoriano, anotó su tanto al aprovechar un rebote concedido por el zaguero central Braian Molina que cayó a los pies del “Bufalo” que lo transformó en el gol del empate, para el 1-1 final. En la próxima fecha Macará viajará a Riobamba para medir a Olmedo el sábado 22 de febrero a las 13h00 y Universidad Católica de local recibirá  ese mismo día a Orense.

Foto API / Jorge Pérez / EP


Triunfo Militar

El Nacional pese a sufrir varias complicaciones en el armado del equipo, debido a que por tramites de habilitación de jugadores solo pudo contar con 13 de ellos (11 en cancha y dos suplentes) y que además tuvo ciertas dificultades en la cancha por su rendimiento futbolístico, jugando como local, confirmó su favoritismo ante el recién ascendido Liga de Portoviejo, que volvió al futbol de serie A luego de 3.000 días, al derrotarlo 2-1 en el quinto partido de la fecha, jugado el domingo 16 de febrero en el estadio Olímpico Atahualpa, con un doblete del delantero ecuatoriano Luis Congo.

Por la rapidez con la que llegó el primer gol Militar, apenas a seis minutos de iniciado el cotejo, tras un cabezazo de Congo en el área chica, tras centro de Juan Carlos Paredes, el único de los nuevos refuerzos que pudo actuar, se pensó que El Nacional la tendría fácil, pero no fue así  porque Liga de Portoviejo opuso fuerte resistencia al punto de llegar a empatar el cotejo al minuto 67 con tanto del delantero argentino Francisco Fidryszewski. Cuando todos pensaban que los manabitas se levarían el empate, a seis minutos del final, minuto 84 nuevamente Congo con un fuerte remate venció al portero Esteban Dreer para establecer cifras definitivas.

El trámite del juego fue favorable a El Nacional que tuvo mayor posesión de pelota que su rival, con un 61% a favor frente a 39% de Liga de Portoviejo, este dominio también se hizo sentir el control del juego y el manejo del balón, pues mientras Los Criollos realizaron 423 pases, los de La Capira hicieron 232 siendo los Criollos más efectivos en el 85% de los pases, ante el 71% de los manabas.

La próxima fecha El Nacional visitará a Mushuc Runa en Ambato, mientras que Liga de Portoviejo debutará en su cancha ante Deportivo Cuenca.

Foto: API


Goleada citadina

Guayaquil City, llamado el equipo de la ciudad, aunque de su ciudad recibe muy poco apoyo y jugó con las graderías casi vacías, conquistó el domingo 16 de febrero en el estadio Cristhian Benitez, la primera goleada del torneo 2020 y la única de la jornada, al derrotar 4-1 a Olmedo con tantos del uruguayo Gonzalo Mastriani en dos oportunidades, una de ellas de tiro penal, el ecuatoriano Jairo Jiménez y el estadounidense – argentino Michael Hoyos que marcó un golazo, quizá el mejor de la fecha, con un elegante tiro elevado dentro del área. Los riobambeños se habían adelantado en el marcador con un discutido gol del defensa Gorman Estacio, que llegó como refuerzo tras jugar la temporada pasada en Emelec y quien marcó en clara posición adelantada que no fue sancionada por el árbitro Jaime Sánchez en un gran error que tampoco tuvo la asistencia del juez de línea Luis González, como debió ser.

El equipo guayaquileño, dirigido por el ecuatoriano Pool Gavilanes fue muy superior al cuadro riobambeño que dirige el argentino Darío Franco que tras salir de ganador en el primer tiempo, se vino guarda abajo en la segunda fracción y no pudo contener el vendaval que fue Guayaquil City que le hizo cuatro goles en 45 minutos. Tanto fue el descontrol olmedino que a dos minutos del final, pudo acortar distancia y evitar la goleada tras recibir un penal a favor que fue malogrado por Joao Paredes.

Para la próxima jornada Guayaquil Citi visitará a Emelec en el estadio Capwell, mientras que Olmedo recibirá en Riobamba a Macará.

Foto: Gol TV


Decepción Amarilla

En los papeles, Barcelona era ampliamente favorito para vencer como local a Técnico Universitario de Ambato, en el último partido con el que se cerraba la primera fecha del campeonato nacional de fútbol, la tarde y noche del domingo 16 de febrero en el estadio Monumental y que terminó igualado sin goles. El gran papel cumplido por los Amarillos en Copa Libertadores en que ganó los cuatro partidos que jugó durante las dos primeras rondas, el mayor presupuesto con 10,5 millones de dólares frente a los 778.000 de su rival que se refleja en la calidad de sus jugadores entre uno y otro y la tradición futbolística de mayor peso, hacía pensar que los “Toreros” la tenían fácil y no solo que ganarían su partido sino que lo harían por goleada. Con lo que pocos contaron era que el director técnico argentino Fabián Bustos, iba a presentar un equipo de emergentes (foto) para reservar a sus titulares que el próximo miércoles deberán enfrentar a Cerro Porteño por la tercera fase de la llamada etapa Pre Libertadores.

Igual a pesar de que los Amarillos saltaron al campo de juego con apenas tres titulares los extranjeros Javier Burray (arquero argentino), William Riveros (defensa paraguayo) y Emanuel Martínez (volante argentino), se pensaba que la formación alternante podía vencer sin problemas a los ambateños, pues contaban con jugadores experimentados de buena trayectoria como el delantero paraguayo Cristian Colman y los nacionales Cristhian Alemán, Eli Esterillas, Byron Castillo y Anthony Bedoya. Sin embargo, lo que sucedió en la cancha fue diferente. El equipo de emergentes no pudo tener buen funcionamiento, parte porque quedó en inferioridad numérica casi por media hora tras la expulsión del zaguero central Bedoya a los 64 minutos de juego y parte porque sus jugadores no tuvieron buen funcionamiento. Así, no logró ser superior que su rival que tuvo casi la misma efectividad en los pases que su rival, si los Amarillos fueron efectivos en un 88%, los Blanquirojos lo fueron en 87%, apenas 1% menos, lo que muestra que erró menos que Barcelona pues mientras los de Guayaquil hicieron 431 pases, los ambateños solo 222. Lo mismo sucedía en cuanto a la poseción de balón en que Barcelona no sacó tanta diferencia, apenas un 20%, pues los locales tuvieron 60% de posesión de balón y los visitantes 40% lo que habla de un partido parejo. Tanto fue parejo que hasta en disparos al arco que pegaron en el palo fueron iguales. Barcelona tuvo un remate de media distancia de Alemán que pegó en el horizontal a los 24 minutos y Técnico Universitario otro remate también al horizontal del volante colombiano  Stiven Tapeiro a los 79´. Incluso los ambateños pudieron sorprender y llevarse la victoria, cuando tras una falla de Riveros, el balón quedó en poder del argentino Diego Dorregaray quien falló una clara opción de gol.

En la próxima jornada, el Barcelona visitará al Delfín en Manta y Técnico Universitario recibirá en Ambato al Aucas

Fotos: El Universo (Víctor Serrano); El Futbolero

 

 

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

CARAPAZ A RITMO DE MARSELLESA

Ayer fue en Italia, hoy es en Francia, mañana será en cualquier lugar del planeta. …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *