ROCÍO, MODELO DE LUCHA

Rocío es su nombre y tal cual el fenómeno metereológico, ella refresca la vida con gotas de dulzura, esfuerzo, fortaleza, dedicación y trabajo, que en ella dejan de ser gotas para convertirse en una torrencial lluvia de virtudes. No es perfecta, como nadie, tiene sus bemoles como todos, pero si alguna cualidad la identifica, es su lucha diaria por salir adelante, venciendo las dificultades que en su modelar por la pasarela de la vida no han sido pocas. Le ha tocado duro, pero luchadora como es enfrenta y gana. A Rocío Serrano, modelo, actriz, profesora, empresaria y comunicadora, que hizo furor en el mundo del modelado y la televisión en la década de los 90,  el destino no le puso un tránsito color de rosa, pero ella lo ha teñido de verde esperanza para saborear al final las frutas maduras y demostrar que la vida y sus colores tienen el tono que uno con su actitud y aptitud le quiera poner.

“La vida es una lucha constante. No es fácil vivir. No todos las tenemos fácil. Yo tuve un origen extremadamente humilde en lo referente a recursos económicos, con muchas carencias en mi niñez; en la pre adolescencia sufrí la separación de mis padres que es algo doloroso; en mi juventud, trabajé una carrera artística con esfuerzo y en el mejor momento, cuando me encaminaba a la cúspide, una enfermedad terminó con ella; sufrí críticas inmerecidas y falsas algo común en el medio artístico, sentí el acoso enfermizo de una persona, perdí dos seres amados, mi padre y mi tercer hijo, pero aquí estoy, luchando por mi familia, por mí, por mi vida, porque te puedes caer, pero jamás dejarte de levantar. Yo he aprendido a levantarme y seguir y aquí sigo”.

Rocío, es expresiva, y tal cual rocío, deja caer unas gotas de lágrimas mientras habla de su lucha diaria. Enseguida se repone, dibuja una sonrisa y me dice. “Empezó duro la entrevista. Usted va directo y de frente, nada de lado, de una deja claro la temática a tratar. Me gusta así, pero vamos, hablemos de lo que sea, no rehúyo a nada.”. Estamos sentados en la sala de una de sus academias de modelado al norte de Guayaquil. Algunas fotos enmarcadas en cuadros, adornan con la belleza de una Rocío joven, las paredes de un espacio minimalista y cálido, en las que uno respira calidez humana. Ella da instrucciones a su asistente, sentada cerca de nosotros, atenta al desarrollo de la charla. Ella ni se inmuta y dice: ¿Sigamos, que más quiere saber?

Empecemos por el principio, vamos por orden, Hablemos de la Rocío antes de la televisión, cuando era niña, ¿cuál era su vida, su entorno, como vivió esta etapa?

Me llamo Nancy del Rocío Serrano Molina, pero todo el mundo me dice Rocío, solo en la escuela y en el colegio me decían Nancy. Nací el 12 de septiembre de 1979 en Naranjito, cantón de la provincia del Guayas, mis padres también son de allá. Mi mamá se llama Magaly Molina, mi papá, Roberto Serrano que en paz descanse hace dos años. Tengo tres hermanos varones, Roberto de padre y madre, que se crio conmigo y Roberto y Daniel, hermanos paternos, con los que me llevo muy bien y siempre hemos tenido una buena relación. Soy la única hija mujer. Mi infancia la pasé entre Naranjito y Guayaquil.  En Naranjito vivíamos en el centro, en Guayaquil, en el sur, al inicio en García Moreno y Pancho Segura y luego por muchos años en Los Esteros, en cuya casa fundé mi primera academia de modelado.

Estudié la primaria en mí tierra, en la escuela María Luisa Viteri Aguilar y en el colegio Alianza para el Progreso. En Guayaquil estuve en los colegios Amarilis Fuentes Alcívar (fiscal) y Sagrados Corazones (particular de monjas) en el que me gradué. Luego estudié comunicación para televisión en el ITV.”

 “De mi infancia, recuerdo un hogar muy humilde económicamente hablando, tanto así que no tenía para una mochila y mi mamá nos llevaba al colegio y cargaba los cuadernos en una funda, a veces esta se rompía y debíamos recogerlos y cargarlos en la mano. En mi niñez tuve muchas carencias, cosas que de pronto quise tener como niña pero no las pude tener. Mi mamá siempre en casa cuidándonos y mi papá trabajaba. Primero era operario de una fábrica y luego fue a Esmeraldas a trabajar a una camaronera, siempre viajaba y ya no estaba tanto con nosotros. Al principio era trabajador y luego ascendió a administrador de la camaronera, porque sabía mucho del negocio, él era un biólogo marino sin serlo, todo lo aprendió en la práctica.”

 “En mi pre adolescencia, a los doce años, mis padres se separaron y nos quedamos con mi madre. Fue una etapa muy dura, porque yo era muy pegada a mi papá. Ya después como él viajaba lo veía menos, aunque a veces íbamos a Esmeraldas a visitarlo. En las vacaciones pasaba allá. Fue duro, porque uno concibe una familia con papá y mamá juntos, pero yo sí veía que mi mama sufría mucho. Ellos se casaron muy muy jóvenes y mi papá como todo joven era inquieto. Él tuvo un antes y después, porque en su segundo hogar fue otro hombre totalmente diferente, más hogareño, pero con mi mamá no fue así, las cosas no se dieron. Yo para no verla sufrir. Yo mismo le dijo. Sepárate”

“De chiquita como toda niña quería muchas cosas. Pero dentro de lo humilde que éramos siempre tuvimos el amor de ambos. En mi cumpleaños nunca faltaba mi tortita y me cantaban. Mi ilusión de niña siempre fue celebrar mis cumpleaños. Ahora que soy mamá siempre trato de celebrárselos a mis hijos y a veces hago las súper fiestas porque eso es algo que siempre soñé y no tuve. Tuve una infancia tranquila, éramos como pollitos, nos mandaban a dormir a las seis de la tarde y nos acostumbramos a eso. Pase una época en el campo donde mis abuelitos paternos. Recuerdo esas etapas bonitas, como bañarse en el río, corretera por el campo, subirse a los árboles, no había tecnología. Andaba en bicicleta. Siempre soñé con tener una y no tenía, pero allá andaba en bicicleta prestada. Luego empecé a ahorrar de moneda en moneda hasta que un día mi mamá me pudo comprar una y ese fue el día más feliz de mi vida en ese entonces”

 Su vida en el arte

Rocío, desborda emoción cuando habla de su carrera, gesticula, mueve las manos, es elocuente y se nota que es un tema con el cual se siente muy cómoda en tratar.  “A mí siempre me gustó el mundo del espectáculo. Desde chiquita y en mi adolescencia, mi sueño fue ser bailarina de ballet, además de modelo y la televisión. No cumplí el sueño de ser bailarina pero lo cumplo en mi hija Francesca que es balletista profesional. Un día de niña le dije a mi papá que quería ser bailarina y él me dijo que no, argumentando la mala fama de las artistas, mencionando un término muy feo, tanto que me quedé traumada, porque a una niña tan pequeña que la persona que más ama y admira le digan una cosa tan fuerte es chocante, por ello, la importancia de lo que le digamos a nuestros hijos. Ya él no vivía con nosotros, pero era mi papá y yo le consultaba todo. Además el enviaba el dinero y de alguna forma se hacía presente. El cómo todo papá a la antigua quería que sea abogada, doctora, o cualquier otra cosa que no tenga que ver con el arte, porque el arte a parte de la mala reputación, siempre ha sido visto como que te vas a morir de hambre. Gracias a Dios este no ha sido mi caso, porque de él he vivido toda la vida, hasta hoy. Pero pese a su negativa, mi mamá que era la típica mamá que estiraba el dinero, a escondidas de él, pudo matricularme en una escuela de modelaje (Cecilia Niemes). Luego me empezaron a salir eventos y con ese dinero ya me pude pagar yo mismo mi curso. Ya cuando mi padre vio que me iba bien, no le quedó de otra que aceptar, apoyarme y aconsejarme. Él me decía que al estar relacionada al mundo artístico se expone mucho la vida personal y eso es algo que a él le chocaba bastantísimo. De hecho me decía manéjate bien, no hables de tus cosas, que lleve mi vida privada  muy aparte de mi trabajo, que no permita que nadie se meta, que nadie opine, que nadie hable”.

Pero igual hablaron. “Si. Hasta que aprendí con el tiempo a dejar mi vida privada guardada para mí. Tú al principio eres joven. La inmadurez no te permite saber manejar los medios. Al principio tú estás con la novelería de salir en televisión, de que te entrevistan. Pero luego uno aprende en el camino. Ahora obviamente ya sé que contestar, hasta donde avanzar, hasta dónde sí, hasta donde no, pero en ese entonces, era muy jovencita y me expuse”

Uno de los primeros escándalos en que se vio involucrada, fue en mayo de 1988 en el bullado caso del asesinato del animador Marco Vinicio Bedoya, luego de salir de un centro nocturno, en el que él compartía con otras personas. “Fue una etapa dura en que me vi involucrada en un escándalo por una persona a quien no conocía. Yo lo conocí esa noche. Lo conocía por ser de televisión, pero nada más. Una vez, una amiga del medio (Carolina Ramos) me invita a salir con un grupo de amigos de ella y yo como cualquier chica joven que le gusta divertirse, acepté. No más. Al salir del lugar me dejaron en mi casa y yo me fui a dormir. Al día siguiente la noticia de su muerte fue un boom y me tocó lidiar con la prensa, yo prácticamente no di entrevistas porque sentía que no era la persona idónea para hablar del tema, porque no estuve presente en ese instante. La gente decía: pregúntele a la modelo involucrada y yo no tenía nada que ver”.

No sería el único estigma que vivió por ser modelo. Tuvo que siempre luchar con aquel prejuicio que toda modelo es prepago, entiéndase por prepago a la persona que vende servicios sexuales. “Eso es una lucha constante. Yo converso con mis alumnas y les aconsejo siempre que se sepan comportar. Aquí existe el machismo y muy independiente de eso, como en toda profesión estoy consciente que hay de todo. No podemos tapar el sol con un dedo, hay que ser realistas, hay modelos y modelos, como puede haber abogada y abogada, doctora y doctora, que pueden llevar doble vida. Eso es muy independiente y cada quien se hace su nombre. En este medio, no nos podemos esconder, se sabe quién es quién, pueden hablar lo que sea, pero aquí se sabe quién es quién y se sabe quién se dedica a otras cosas y quién no. Gracias a Dios, si yo he podido mantenerme en la enseñanza por 23 años, es precisamente porque me he manejado de una forma correcta. A mí, nunca me han propuesto directamente una proposición sexual, jamás, puede sonar increíble o  raro, pero es real, nadie se ha atrevido. Uno marca el territorio y uno sabe a quién le puede decir y a quien no. A mi jamás me han dicho. Yo soy muy extrovertida como persona pero a la hora de trabajar soy bien correcta”.

Ya va a decir. Algo debe haber sucedido alguna vez. En el modelaje siempre aparece alguien con algo como esto. “En serio. A mí como Rocío Serrano, jamás me propusieron nada indecoroso. Lo que sí me paso, fue hace muchos años atrás cuando mi academia era agencia. Ahora ya no somos agencia de modelos, sino escuela. Pero en los tiempos de la agencia, cierta vez, me llamaron de una firma muy seria, muy prestigiosa y respetable con la que ya había trabajado anteriormente proporcionando attachés para la Feria de Durán. Esta vez fui con ganas de establecer nuevamente un contrato. Yo fui muy formal, enternada, con mi álbum de modelos en la mano. Pero el gerente ya era otro y estaba acompañado de un ejecutivo extranjero, quien en inglés le dijo algo. Yo no entendí nada, cuando el gerente me tradujo, supe de sus malas intenciones y de lo que me había pedido. Él había solicitado damas de compañía. Yo me  molesté muchísimo y salí como alma que lleva el diablo y le dije muy enérgica que a mí, no me haga perder el tiempo, que yo trabajo de manera decente y honradamente. Gracias a Dios me la única vez que me sucedió”

Su carrera televisiva

Hemos hablado de sus anécdotas de la carrera, pero no hemos hablado de ella en sí, como que hemos ido en desorden, Volvamos al inicio. Cuénteme de su carrera. “Yo me inicié en el modelaje en 1993, cuando tenía 14 años, cuando mi mamá con mucho esfuerzo y a escondidas de mi papá, me inscribió en la academia de Cecilia Niemes. Al poco tiempo de ingresar allí,  me llamaron para trabajar en la Feria de Duran y con el dinero que gané,  me pagué mis seis meses de carrera. Así liberé a mi madre de ese gasto. Desde allí, yo siempre me pagué todo.  Paralelamente empecé a estudiar actuación con Oswaldo Segura y empecé a trabajar en el teatro del Ángel en algunas obras de teatro como Súbete a mi Taxi y otra que llevaba un mensaje en contra de las drogas. Como ellos (el grupo La Mueca) siempre hacían sketchs cómicos en diferentes canales, me empezaron a llevar a la televisión, donde ellos iban, yo iba. Así pasé por Si TV (Canal Uno) Teleamazonas y RTS. Así empezó todo”.

El todo que dice Rocío, se refiere a su carrera en la televisión en la que estuvo por doce años, aunque no siempre de manera continua. “Empecé en 1996 a los 17 años, año que estuve en tres programas. Primero fue en  uno de  playa: Tren Nocturno Temporada 96, que se dio por circunstancias de la vida. Ellos estaban buscando modelos e hicieron un casting, fui y como hablé bastante, les gustó mi desenvolvimiento y me cogieron de animadora. Poco después, fui como modelo a un desfile de trajes de baño en el programa Cosas de Casa de TC, allí un productor me vio, le gustó mi desempeño y me invitó para ser modelo en el programa No Te lo Creo Narizón con Carlos Alberto Vicente, María José Blum, como coanimadora,  Andrea Jácome, Denisse Saltos y Diana Sedgwick como modelos, nos llamaban “Las Ñatitas”. 

De ese programa queda una anécdota que la hizo famosa al participar en un acto político del entonces presidente de la República, Abdalá Bucarám, quien sobre la tarima cantó y bailó junto a unas modelos entre las que estaba ella. El hecho que dio vuelta al mundo fue mayoritariamente criticado por las connotaciones políticas que tenía ver a un mandatario en una actuación populista, para muchos no dignas de un presidente sino de un bufón de circo. “Eso nunca me voy a olvidar. Un día, la producción nos dijo: Chicas prepárense que van a bailar con el Presidente de la República. Unas no querían, pero a mí me entusiasmó la idea., me puse emocionadísima, que chévere bailar con el presidente. Yo feliz, salí con dos cachitos y esas fotos y esos videos se hicieron famosos y dio vuelta al mundo, porque nunca un presidente había salido bailando en una tarima con modelos en una coreografía. Salimos hasta en periódicos de otros continentes. Eso se recuerda hasta ahora. La otra vez fui con mi hija a una quinceañera y pusieron ese vídeo y salí yo. Y las amigas de mi hija. Mira: tu mamá, tu mamá. Fue una linda experiencia. No lo conocía personalmente al presidente. Solo fue ese día, bailamos y chao. Ni una foto nos tomamos para nosotras. Solo hay las que tomaron los fotógrafos y periodistas. No hablamos con él ni nada”.

Tras ese episodio, la carrera televisiva de Rocío siguió en ascenso. Poco después pasé a  Si TV, (hoy Canal Uno) a Poder Latino, un programa de salsa con Dalemberg Ballesteros (Barín Barín) y Gabriela Pazmiño, en la que fui modelo y bailarina, junto a Sofía Caiche, pero me salí porque querían que me ponga traje de baño y dije. No. Ese no es mi estilo. Luego seguí una carrera paralela de trabajo y estudios. Me metí a todos los cursos habidos y por haber. Estudié también modelaje en la academia Klasse de Denise Klein y de Chantal Fontaine. Comencé a estudiar universidad en ITV y como estudiante estuve en dos programas hechos por alumnos, uno musical llamado Desprogramados y uno interactivo de comedias y vídeos: No lo Mires que es Peor que se transmitían en TV Mas, Canal 26 UHF. Luego me gradué. Paralelamente en modelaje, ese año me fui a México a representar al país en el concurso Miss Turismo Universal en el que quedé Miss Elegancia. Luego en 1997 pasé a Ecuavisa y actué en varios capítulos en De La Vida Real y protagonicé un programa Smith Weison Zambrano con Carlos Valencia”.

Tras algunos años de alejamiento de la televisión por dedicarse de lleno sus academias, Rocío volvió a las pantallas “En 2006 a los 27 años  participé en un reality Súper Estrellas de TV en TC quede en el que segunda finalista. La idea del programa era  buscar a una animadora que reemplace a Gabriela Pazmiño en ‘A Todo Dar’. Luego en  2008 con 28 años, fui a TV Satelital en el que estuve dos programas, uno de medicina: Gente Sana con el doctor Roger Guaranda (+)  que también se transmitía en radio, en las emisoras La Estación y Forever; y La Mujer y La Familia con Rocío Serrano que era una revista familiar que salía en las mañanas y duraba tres horas. Ahí aprendí bastante porque lo hacía sola y no me daban libretos, sino que me dejaban ser yo y  me decían se tú mismo y para las entrevistas pregunta como cualquier madre de familia lo haría. A mí me sirvió mucho porque fue una escuela para mí. Después tuve otro programa Para Ellas y Ellos con Rocío Serrano en Caravana. Además he estado en diferentes épocas en varios programas de invitada o de jurado, entre ellos. Las Tardes son de Chibolín del peruano Andrés Hurtado en Canal Uno, Las divas de La Seducción RTS, entre otros. Paralelo a ello saqué mi revista Rochi Magazzine, que era de variedades con secuencia bimensual, publiqué seis números. Así, pude estar en las tres ramas de la comunicación como prensa, radio y televisión, lo cual me llena de orgullo. Lastimosamente de esa época ya no me quedan recuerdos gráficos. Yo era de lo que guardaba todo. Una vez le di a un señor para que me los enmarcara y lo hizo, aún conservo el cuadro. Luego le volví a dar todos los recortes y fotos para que me haga otro cuadro, pero se me fue con la plata y con las fotos. Nunca más los vi. Casi me muero. Se me llevó lo que era mi tesoro.”

Un duro golpe

Corría el año 2009, Rocío con 29 años, estaba en la cúspide de su vida laboral, con una carrera reconocida en la televisión y con su negocio de academias de modelado en varios sitios de Guayaquil y en varios cantones de país. De pronto una parálisis facial que alteró el nervio que da movilidad al rostro, desfiguró su cara y terminó con su carrera televisiva, lo cual significó un duro golpe para ella.

“Fue en un viaje a la playa con unos amigos. Cuando me levanté me dijeron Rocío tienes la boca chueca, yo pensé que era una broma. Cuando me vi, la boca la tenía virada, el ojo se me hizo chiquito y no podía comer. Me fui a hacer ver. El doctor me dijo que era viral. Me dijeron que espere una semana para ver como evolucionaba y esperar fue lo peor. Luego inicié un tratamiento, me mandaban pastillas me hacían terapias, probé con acupuntura, pasaba el tiempo y mejoraba de a poco, pero me quedaron secuelas. Entré en depresión. Esto es algo que marcó mi vida, fue una de las etapas más duras que me tocó vivir y de lo cual ahora ya puedo hablar con tranquilidad. Imagínese para una persona que vivía de su físico, perderlo de la noche a la mañana fue horrible. Me sentía un monstruo, mi autoestima se me fue al piso, la gente decía que exagerada, pero la parálisis era muy notoria. Mi boca era virada, la comida se me caía, el ojo no lo podía cerrar. Lloré un año entero. Por la parálisis tuve que dejar la televisión y yo en gran parte comía de ella. De pronto se cerró una puerta. Un momento doloroso fue cuando hice un casting para un programa de Tv y me dijeron fuiste la elegida, pero por tu parálisis no podemos sacarte al aire. Es decir tienes talento pero por ese defecto físico, no puedes. Desde ese día dije: no hago un casting más porque no quería sentirme rechazada, saber que por mi talento soy capaz, que yo lo puedo hacer, pero por un problema físico no lo pueda hacer fue trágico para mi”

 Pero si profesionalmente en su carrera televisiva, la parálisis fue un duro golpe, en la parte humana lo fue más. “Hay que vivirlo para entender. Es como que te cortan las alas y ya no puedes volar. Sufrí mucho. Me deprimí. Decía ¿por qué a mí? Por un buen tiempo me alejé de actos sociales. Me pasaron muchas cosas, en ese proceso. Cierta vez me enteré que una persona a quien apreciaba mucho, hablaba a mis espaldas en reuniones y me invitaba a actos sociales, pero por mofa para que la gente se burle de mí. Fue muy decepcionante para mí. Así como hay gente que te quiere, gracias a Dios es la mayoría, hay gente que no  y te trataban mal y me decían la chueca esa, la gorda esa. Son cosas que a uno le toca lidiar Al momento duele, pero luego te repones. Hoy he aprendido a tomar las cosas de quien viene. Sé que quien quiere hacerme daño es porque no me quiere y quiere herirme. Ha sido un proceso de años y aceptarme tal cual. Yo ahora me pongo a pensar y me pongo a comparar lo mío con gente que pasa cosas peores, como un cáncer por ejemplo y  trato de con eso de  auto animarme y  digo: Dios perdóname por haberme quejado tanto”.

Pero Rocío, pese a su tragedia, tuvo que seguir adelante, porque tenía una familia que mantener y no podía darse el lujo de derrumbarse. “Las puertas de la televisión se habían cerrado, pero yo tenía mis academias y debía seguir trabajando en ellas. Para mí lo de la parálisis tiene que ver mucho con el stress que tenía en esa época. Me había quedado sola con mi hija, había contraído dos grandes deudas porque adquirí una casa y un carro, había  abierto academias en diferentes sitios de Guayaquil y en varios cantones del Guayas, Milagro. El Triunfo, Naranjito. Trabajaba de domingo a domingo porque tenía esa preocupación que debía pagar y tenía un presupuesto alto mensual. Yo no estaba ni asegurada ni nada. Yo me excedí mucho en el trabajo, pero no me tocaba más que seguir y seguí. Hoy tomo las cosas con más calma, porque sé que quienes padecemos de esto, lo podemos volver a tener, y debo cuidarme”

No obstante, de su alejamiento de la televisión, tras la recuperación de su enfermedad, Rocío muchos años después volvió momentáneamente a la pantalla para sentir la pasión de la envuelve. Así  hace cuatro años, en 2016 montó su propio canal de youtube: Rocío Serrano Tv en el que hacía entrevistas, sin embargo el proyecto ya no está al aire por falta de financiamiento, en 2017 fue jurado del programa Las Divas de La Seducción en RTS. Y su última participación televisiva fue el pasado miércoles 12 de febrero, como jurado del concurso Miss Colita Farandulera de TC Televisión.

 Sus academias

No puede hablarse de la vida laboral de Rocío Serrano, si no se habla de sus academias de modelado, que son para ella su vida y su tesoro, junto a su familia. Todo empezó en 1997 cuando con 17 años de edad, sintió que paralelo a su naciente carrera televisa, era hora de emprender en sus propios negocios y optó por lo que es una de las pasiones de su vida, el modelado. Así, montó junto a la presentadora de televisión Marian Sabaté y el estilista José Onías, su primera academia. “José me llamó y me comentó que estaban buscando una figura representativa y con experiencia en el mundo del modelaje. Entré con ellos como socia, tuvimos 150 alumnas, fue todo un éxito. Pero ambos estaban muy ocupados en sus actividades laborales y no podían seguir con la academia, por lo que decidí independizarme. A mí siempre me gusto enseñar y esta fue otra de mis motivaciones para fundar mi propia escuela”

Rocío, recuerda como fueron esos inicios. “Cuando empecé con la escuela que hoy lleva mi nombre @rocioserranotalentos, lo hice con mucho entusiasmo, muchas ilusiones y sobre todo mucho sacrificio. Yo trabajo desde los 14 años, mis padres se separaron cuando yo era una adolescente y sentía que como hermana mayor, tenía la responsabilidad de sacar a mi familia adelante, y fue así que alternaba mis estudios académicos, con mis estudios artísticos ( modelaje/actuación) y paralelamente trabajar modelando, actuando en teatro/tv, animando shows infantiles, luego logré hacer un capital , con el que convertí la sala de mi casa ( en el sur de la ciudad  los Esteros) en mi primera escuela de modelos, allí invertí todos mis ahorros  en división, pinturas, espejos, letreros, publicidad en periódicos  revistas, con el fin de darme a conocer y lo logré. Para ese entonces, tuve otra motivación pues a más de mi deseo de  enseñar y transmitir mis conocimientos que era algo que me llenaba, lo vi como una forma de poder ayudar a mi familia, ya que en esa época, mi padrastro, que era quien sostenía el hogar, sufría del corazón, y yo, que era la hija mayor, pensaba: “Dios mío, si a él le pasa algo, ¿quién va a ver por mi familia?”. Así que me animé a emprender”.

De aquella primera vez hasta ahora, ha corrido mucha agua bajo el puente y Rocío se ha mantenido fiel a su sueño.  “Desde mi inicio hasta hoy, han pasado ya 23 años y puedo decir con orgullo que todo lo que me propuesto lo he conseguido. Cuando inicié mi primera academia, empecé con 10 alumnas. Hoy gracias a Dios, puedo decir que en los cursos vacacionales hemos llegado a tener 300 alumnas, en los diferentes cantones que tengo academias. He tenido muy buenas épocas, pero no puedo negar que he tenido épocas también bajísimas (económicamente hablando) hubo muchos momentos en los que me he bajoneado, pero siempre he tenido mucha fe en Dios, y me he levantado de duros momentos de adversidad.  Tener un negocio no es tarea fácil, manejar personal, hacer publicidad, pagar costos fijos (alquiler, luz  agua  teléfono, internet etc) muchas veces lidiar con madres de familia exigentes (en muchos casos hasta groseras) como en todo negocio encontramos de todo un poco  a uno le toca aprender a llenarse de paciencia y ser siempre amable. Hoy por hoy me siento orgullosa por cada logro obtenido ( a base de esfuerzo) y más aún cuando veo a muchas de mis ex alumnas con éxito en sus vidas( muchas ya son mamás y cuando me ven me dicen siempre recuerdo sus consejos / y eso me llena de felicidad ) el saber que a pesar de que esta carrera es muchas veces apreciada como algo superficial , ellas que vivieron la experiencia, el proceso de estudiar la carrera, se llevaron ese mensaje de empoderamiento, amor propio y lucha constante por nuestros objetivos, sin duda alguna ellas son mayor satisfacción a nivel profesional, saber que a lo largo de mi trabajo, he sembrado algo bueno en cada una de ellas”. 

 En la actualidad Rocío, tiene un negocio que ha crecido bastante y que ha logrado ser muy reconocido en la ciudad. “Hoy tengo cuatro locales en Guayaquil, y tenemos filiales en Daule y en Salitre. Además, hemos recorrido Naranjito, mi ciudad, Marcelino Maridueña, Milagro, La Troncal, Quevedo y Salinas. Mi trabajo es personalizado, por lo que yo estoy en clases y tengo un equipo de trabajo que me acompaña. En una época trabajé entre semana en Guayaquil e iba los viernes a La Troncal, los sábados a Milagro y los domingos a El Triunfo, trabajaba de domingo a domingo.  Los cursos son muy completos, porque no solo sirve para ser modelo sino que brinda las herramientas que les van a servir para la vida diaria: baile, actuación, etiqueta social, desarrollo de la personalidad, maquillaje y peinado básico. Gracias a mi trabajo he podido comprar mi casa y sacar adelante a mis hijos”.

Rocío, la persona

Fuera de su vida laboral, ¿Quién es Rocío Serrano? “Una mujer súper luchadora. Muy sensible. De carácter fuerte pero bien sensible, lo cual es un contraste. A la hora de trabajar me gusta que todo salga bien. Soy muy perfeccionista, exigente. Pero tengo ese lado de sensibilidad. Si algo me da penita, lloro. No soy de las que me reprimo en ese sentido. Si una las películas me conmueve, lloro. Me gusta trabajar, salir adelante, escuchar música romántica, de José José, Camilo Sexto, Miriam Hernández. Me gusta bailar todo tipo de música, no tengo mucha vida social nocturna, mi vida es trabajar, de mi casa al trabajo a mis hijos. Me gusta divertirme, ir al cine, a la playa, a un rio, amo la naturaleza, las obras de teatro, el arte, los shows de ballet, de  orquesta sinfónica, llevo a mis alumnas a esos actos para que tengan esa parte cultural de apreciar al arte. No me gusta la mentira, la hipocresía, la deslealtad, la gente que no es profesional y la que hace lamentablemente hace quedar mal esta profesión. Ser artista es una carrera respetable y de mucho sacrificio, que te llevan años de estudio, dedicación, inversión, tiempo en la que hay que ser responsable, puntal, estudiar cultura general. Me da pena como la gente en vez  de llevar la bandera de esta profesión bien en alto, de que hablar, Como uno quiere proyectarse y saberse manejar. Tú sabrás si quieres ser modelo ejemplar. He sacado mi negocio adelante y tengo alumnas que le ha ido bien no solo en la parte artística sino en al personal que es lo más importante”

Importante es también su familia. Tiene dos hijos: Francesca de 17 años y Elías de 8, que tratan de seguir sus pasos. “Francesca, modela y es balletista profesional, ha representado al país en certámenes internacionales, en los que ha obtenido medallas y trofeos; ahora me asiste en clases. Y Elías,  es muy activo, le gusta el deporte, yo creo que nació artista, baila hip-hop, actúa,  imita los comerciales, es muy chistoso, ¡es innato en él!”

 Como innato en es Rocío, luchar y luchar.


MODELANDO CON ROCÍO

¿Es la vida un modelaje?

Si lo tomamos como un camino con un modelo a seguir, sí, la vida es un modelaje, en el que se transita un camino lleno de altibajos, triunfos y derrotas y en el que ha saber modelar y modelar bien, haciendo las cosas de manera correcta, siendo un buen modelo.

¿Quién es una modelo, modelo?

Para mí La verdadera modelo es la que se refleja linda de adentro hacia afuera, aquella que sin necesariamente ser famosa, dices: quiero ser como ella. Me gusta cómo se proyecta, lo culta que es, lo educada que es. Eso va más allá de la belleza física. Me gusta mucho esa parte de ser modelo de mujer a seguir. El resto es por fuera y la verdadera belleza es de adentro hacia afuera, es tu educación, lo que te hace bonita elegante, tu manera de proceder de actuar

¿Rocío es modelo, modelo?

Sí me considero, porque de alguna u otra manera he influido para bien en muchas personas. He podido salir adelante y tener una de las cosas más bonitas del ser humano que es que si te caes te levantas, sigues y no parar. Y ese es el legado que les dejo a mis hijos. Les digo que tienen que luchar por tus objetivos, por sus metas, tienen que salir adelante, trabajar, que nunca piensen en depender de alguien porque no sabes si mañana va a estar. Tienen que ser independiente como yo

¿Es la vida un desfile?

Sí. Definitivamente que sí. Un desfile en el cual desfilan muchas cosas, buenas y malas y en la que tu dejas marcado un sentimiento, pues pasan muchas  personas en tu vida no necesariamente en el amor sino en las relaciones en general y son personas que te han impactado, que te han dejado un mensaje y se quedan en tu corazón por algún motivo

¿Que se debería desfilar en la pasarela de la vida?

Tus virtudes, tu esencia, que es lo que prevalece, porque si uno mañana no está, ¿qué es lo que queda?, queda lo que se recuerda de una persona más allá de lo físico. A una persona se la  recuerda  porque de pronto hizo algo que marcó una vida, con un consejo, con una palabra con un gesto. Hay cosas en la vida que sin necesariamente ser famosa, puedes influenciar positivamente en alguien. Ejemplo Si alguien está  por un mal camino y si esa persona te admira o cree en ti y tu le das un consejo, de pronto a ti te escucha y por esas palabras, por ese aliento, esa persona cambio para bien. Es una manera de llegar a la persona y dejar un legado.

¿Qué no debería modelar en la pasarela de la vida?

Los sentimientos negativos, el odio, el rencor, la deslealtad. En este medio en el que si existe deslealtad en general, las cosas negativas no deberían salir a relucir.

¿Qué es lo que más debería modelarse?

La gratitud. Nombro mucho esto, porque en mi vida ha existido gente linda que ha sido grata. Uno no hace las cosas para que le agradezcan. Pero es bonito ver alguien grato o leal. La vida es tan corta. El tiempo pasa rápido y en un abrir y cerrar de ojos, ya se han vivido muchas cosas.

¿Cuál es el desfile que una modelo sueña tener?

Lo más bonito es mostrar (desfilar) las cosas buenas y ser más bien alguien positivo, poder mostrar en este camino en la pasarela de la vida las cosas positivas, tu don de gente, tu manera de ser, tu lucha, tus cosas buenas. Me da pena ver las cosas terribles que están sucediendo en la actualidad, son tantas cosas malas que hoy uno ve, que parecen película de terror y existen. La humanidad esta tan desvalorizada  tan perdida en general. Así como hay gente v buena hay gente mala también que me asusta ver eso que cuesta creer.

¿Qué se necesita para desfilar bien?

Ser fuerte porque en este camino de la pasarela de la vida existen muchísimas cosas  que te pueden pasar en lo personal,  y se debe tener que lidiar con eso. Hay épocas buenas y malas, épocas de crisis que afecta a todo. Solo queda levantarse y seguir. Como ser humano a uno a veces los malos momentos, lo doblegan se quiere tirar la toalla, pero hay que ser fuerte, perseverante, tener carácter para seguir.

¿Qué sucederá cuando le bajen el telón?

Si lo he pensado. Me gustaría que me recuerden como una persona perseverante. Ha habido épocas en que no lo he sido por diferentes circunstancias, pero he vuelto y sigo, como un ser humano bueno. Que es lo que más vale en la persona. El resto es un caparazón. Quiero que me recuerden como alguien que siempre luchó por sus sueños y que siempre quiso llevar un mensaje positivo y poner en alto esta carrera por todo lo alto y que sea bien vista, defendiendo la parte artística de gente que es profesional, sacrificada que se dedica, llevando esa bandera bien en alto.

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

UN ACTOR MULTIFACÉTICO

El libreto de la obra llamada vida trae un viejo refrán que dice que hay …

10 comments

  1. Admirable Mujer, en la Vida, ante la adversidad, se tienen dos opciones; ponerte de rodillas, claudicar tus armas y rendirte sin luchar, ó…. ponerte de pié, con el rostro altivo y soberano, de cara al Sol, empuñando la espada de tu coraje y determinación, con toda la fuerza y la valentía de tú corazón……..y dar la batalla !!!…..
    Rocío, decidió lo segundo, y ese es el legado que ha sembrado en generaciones de jóvenes mujeres, el ejemplo de su Vida de lucha, con el que ha construido, un digno y noble, modelo de Vida para quienes han sido sus alumnas. En hora buena, Gallarda y Bella Mujer.
    😀👍🏻💪💪💪💪💪💪👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻

  2. Saludos, Rafael. Gracias por seguir la revista y leer las notas. En realidad, Rocío es un ejemplo de lucha. Para una modelo que trabaja con su físico, que suceda algo que atente contra el y seguir adelante es digno de todo elogio. Tus palabras son muy decidoras al respecto y es como dices Gallarda y Bella Mujer.

  3. Conocí a Rocío Serrano hace muchos años. Siempre me pareció una mujer súper luchadora y franca. Y ahora muy exitosa. Me da mucho gusto saber que sigue adelante, dispuesta a levantarse cuantas veces sea necesario.

  4. Aurelio Paredes

    Meli. Que gusto leer sus comentarios. Efectivamente Rocío es una mujer muy luchadora, que se cae, se levanta y sigue sin desmayar. Una gran persona.

  5. hello!,I like your writing very so much! proportion we be in contact extra approximately your post on AOL? I need an expert in this area to solve my problem. May be that is you! Having a look ahead to look you.

  6. One more important component is that if you are a mature person, travel insurance for pensioners is something you need to really take into account. The more aged you are, the more at risk you are for allowing something awful happen to you while in foreign countries. If you are never covered by quite a few comprehensive insurance policy, you could have several serious problems. Thanks for sharing your guidelines on this blog site.

  7. Great web site. A lot of useful information here. I’m sending it to a few buddies ans additionally sharing in delicious. And naturally, thanks to your sweat!

  8. fantastic post, very informative. I ponder why the opposite specialists of this sector don’t notice this. You must proceed your writing. I’m sure, you’ve a great readers’ base already!

  9. Write more, thats all I have to say. Literally, it seems as though you relied on the video to make your point. You definitely know what youre talking about, why throw away your intelligence on just posting videos to your site when you could be giving us something informative to read?

  10. hello!,I love your writing very much! percentage we be in contact more about your post on AOL? I require an expert in this space to solve my problem. May be that’s you! Taking a look ahead to see you.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *