LA ESCUELITA CÓMICA

De niño, confieso no me gustaba mucho ir a la escuela. Las clases, las tareas, las reprimendas de los profesores, no eran de mi agrado. Me gustaba por los compañeros, los juegos, los partidos de fútbol en el campeonato, por la joda. Pero había una escuelita que si me gustaba y a la que siempre traba de asistir. Era la Escuelita Cómica del Maestro Lechuga, y estoy seguro que como yo, muchos éramos los asiduos a esa escuela, que no era otra cosa que un recordado programa de radio y televisión de los años 60 y 70 que se transmitía por los entonces Canal 2 hoy Ecuavisa y luego por Canal 4 (RTS) y Canal 10 (TC).

La Escuelita Cómica era un dato y también un boom. Era la sensación del momento. Eran los tiempos del humor sano, del humor creativo, de la chispa talentosa del actor, del ingenio, la alegría, los libretos originales y la improvisación sin bromas de doble sentido.

El Programa que nació en la radio en 1962, que luego pasó a la televisión y después volvió a la radio estuvo vigente por más de 45 años. Sus actores eran en su gran mayoría familia, formada por esos artistas de lujo y de raza, conocidos como el Clan Cajamarca.

Yo tuve la fortuna de verlos en televisión y radio. Sí, no estoy mal, de verlos en la radio, porque ellos actuaban de manera presencial en un teatro que tenía Radio Cóndor, en el centro de Guayaquil, muy cerca de la librería que tenía mi padre. Yo las veces que solía ir al negocio a dizque ayudar, pedía permiso por las tardes para ir a ver el programa, que en esa época transmitía en vivo esa emisora.

La Escuelita Cómica en la que un profesor “El Maestro Lechuga” daba clases a sus alumnos era un cuaje de risa, por la ocurrencia del maestro y de los “niños” que vestían un atuendo característico con sus ropas coloridas que de por sí ya era un chiste. Lo de niños va en comillas porque en realidad eran adultos, actores con alma de niños que escenificaban sus personajes con gracia y cierto aire de inocencia. Allí la trama del programa era una clase dictada por el profesor, en la que los alumnos contestaban equivocadamente sus preguntas, se burlaban de sus compañeros o contaban graciosas aventuras.

El Profesor, era el fallecido actor Antonio Gregorio Cajamarca Mendoza, quien se adelantó de la partida en 2012 a la edad de 72 años. Los alumnos eran los también fallecidos, Toñito Pajarito (foto), encarnado por José Antonio Cajamarca Yánez, quien en la vida real era padre del Maestro Lechuga, quien vestía de marinero; Margoth Mendoza Barahona (madre del maestro), como Tontina que se caracterizaba por un lazo enorme sobre su cabeza; Mercedes Cajamarca (hermana del Maestro), como Anacleta y Gloria Álava como Tripudia. Estaban además Jorge Cajamarca (hermano del Maestro), como Mamerto, Rosa Emma León, como Bolita y Carlos González, como Troncoso.

Con el paso de los años, los personajes fueron cambiando e incorporándose otros que también forman parte de la familia Cajamarca, que aportó a la serie con hijos y nietos, como Walter Cajamarca Alarcón que fue Mamerto y las nietas Cajamarca: Estefanía que escenifica a Tripudia Sarampión y Andrea a Charito Pilamunga. Además estaba Guillermo Zúñiga, como Luisito Purapinta; Gloria Beltrán que pasó a ser Tontina, Leonor Bohórquez, como Anastacia Licuadora y Carlos González, como Troncoso.

El Programa

La escuelita Cómica nació en 1964 en radio CRE, pasando luego por varias emisoras como: Mambo, Cóndor, América, Mundo, Tarqui, Gran Colombia y Cristal. La llegada a televisión se dio en 1968, cuando una de las actrices: Mercedes Mendoza fue contratada por Canal 2 como locutora de planta, lo que hoy se conoce como voz en off. Estando allí, los directivos de la estación solicitaron a la artista conocida como Mechita, que llevara a la pantalla un programa cómico. Inicialmente los Antonio Cajamarca, padre e hijo, pusieron al aire “Bozo el Payazo”, y luego produjeron La Escuelita Cómica. En Televisión estuvieron además en Canal 4 y Canal 10 que transmitió el programa hasta 1978.

El programa, nació con base en una serie similar originaria de Cuba, que inicialmente fue interpretada por el grupo teatral ecuatoriano Los Chaparrines, que residían en Colombia, quienes motivaron a Antonio Cajamarca, padre a que lo replicara en el país. Así fue y los Cajamarca lo hicieron famoso.

Tan famoso fue que hoy muchos años después los de la guardia vieja lo recordamos con nostalgia.


Fotos: El Universo, La Revista (El Universo), Facebook, clasificados.com

 

 

.

 

 

 

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

CLEMENTE YEROVI INDABURU

Hoy que el tren de la política ecuatoriana recorre por rieles zigzagueantes de corrupción e …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *