EL CARTUCHO DE DINAMITA

El pasado miércoles 8 de enero, la Cámara de Representantes de Estados Unidos (controlada por el Partido Demócrata), votó a favor de limitar la capacidad del presidente Trump para llevar a cabo acciones militares contra Irán sin la aprobación del Congreso. La medida se produjo inmediatamente después de las intensas tensiones entre Estados Unidos e Irán.

Recapitulemos. La semana pasada, el presidente Trump ordenó un ataque aéreo en Bagdad, matando al principal general iraní Qasem Soleimani.

A principios de esta semana, Irán tomó represalias, atacando dos bases iraquíes que albergan tropas estadounidenses, pero sin herir a ningún soldado estadounidense.

Estados Unidos sorprendió al mundo al matar a la segunda persona más poderosa de Irán: un hombre que supervisó el surgimiento de una vasta red de poder y terror en el Líbano, Siria, Irak y más allá.

Pero con la represalia de Irán sin dejar bajas estadounidenses, Trump parece listo para restituir las tensiones entre Estados Unidos e Irán a su temperatura anterior, es decir, ligeramente por debajo del punto de ebullición. La Administración republicana de Trump sostiene que tenía todo el derecho de atacar a Soleimani, a quien acusó de haber estado planeando ataques «inminentes» contra los estadounidenses.

Los demócratas criticaron duramente a Trump por ordenar el ataque aéreo mortal, argumentando que aumentaría las tensiones en la región y que se hizo sin la debida notificación al Congreso. El exvicepresidente Joe Biden fue uno de los muchos demócratas que criticaron la respuesta militar, declarando que Trump «acaba de arrojar un cartucho de dinamita en un polvorín».

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (Demócrata), y su bancada, no querían que los incidentes con Irán se intensificaran aún más, de igual forma, y después de haber transcurrido muchos años, se encuentra intentando reactivar el derecho del Congreso de declararle la guerra a otros estados.

¿Cuál es el impacto de la resolución aprobada por la Cámara de Representantes (Cámara baja del Congreso estadounidense)?

Simbólico.

Esta versión de la resolución no es vinculante. Al no ser vinculante, a Trump no afecta, empero, no la puede vetar, ni tampoco puede forzar ni obligar ningún cambio en dicha resolución. El Senado (Cámara alta) podría votar a favor de una versión similar (en este caso sí sería vinculante), tan pronto como la próxima semana, empero, es poco probable (el Senado está controlado por el Partido Republicano), y de hacerlo, Trump la vetaría también. En última instancia, la Corte Suprema podría tener que decidir si tiene fuerza de ley vinculante.

¿Qué sucedió el pasado sábado 11 de enero? Amanecimos con la declaración de Irán de que su ejército «involuntariamente» derribó el avión ucraniano que se estrelló hace pocos días (miércoles 8 de enero 2020), matando a los 167 pasajeros y nueve miembros de la tripulación a bordo, después de que el gobierno había negado repetidamente las acusaciones por parte de varias naciones occidentales de que era responsable.

El avión fue derribado la madrugada del miércoles, horas después de que Irán lanzó el antes mencionado ataque con misiles balísticos contra dos bases militares que albergan tropas estadounidenses en Irak, en represalia por el asesinato del general iraní Soleimani. Es más, imágenes publicadas por el New York Times mostraron un misil embistiendo el avión poco después del despegue.

«Un día triste», tuiteó el Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán. “Nuestro profundo arrepentimiento, disculpas y condolencias a nuestra gente, a las familias de todas las víctimas y a otras naciones afectadas «.

¿Quién les cree?

Las investigaciones lo habrían revelado, tarde o temprano, así lo admitieran o no. Además, la declaración la realizan en un intento de guardar las apariencias.

El reconocimiento de responsabilidad por parte de Irán por el accidente probablemente inflamará el sentimiento público (de por sí negativo), en contra de sus autoridades después de que los iraníes apoyaron a sus líderes a raíz del asesinato de Soleimani. El general era visto como un ícono nacional, y cientos de miles de iraníes habían acudido a procesiones fúnebres en todo el país.

Pero la gran mayoría de las víctimas del avión eran iraníes o iraníes-canadienses, y el accidente se produjo apenas unas semanas después de que las autoridades lograron «apaciguar» (asesinando a cerca de dos mil personas, y encarcelando a alrededor de siete mil), numerosas protestas nacionales provocadas por un aumento en los precios de los combustibles.

¿En qué situación quedan Pelosi y el Partido Demócrata? Incómoda. El cartucho de dinamita al que hizo alusión Biden les puede explotar a ellos mismos.

Si durante la semana los ciudadanos estadounidenses dudaron de las acciones por parte de Trump, ahora, ante las nuevas revelaciones, consideran, moralmente, constitucional y estratégicamente correcto el haber matado a Soleimani. Es penoso, pero el partidismo ha desacreditado a las autoridades de EE. UU.

Se ha interpuesto en el camino de sus habitantes, de que se unan y traspasen dichas líneas partidistas, incluso de concertar acerca del asesinato de un hombre responsable de la muerte de cientos de sus compatriotas, y de ciudadanos de muchos países.

No obstante, en algo fundamental sí están unidos, y el Partido Demócrata debe tener cuidado ante las próximas elecciones presidenciales, y deberían de tenerlo claro.

El pueblo estadounidense no va a votar por un presidente que no crean que está dispuesto a usar la fuerza para proteger su seguridad.

Fotos: youtube.com, dw.com, headtopics.com; eluniverso.com;


James Neale Yerovi Socio
Móvil   593.9.9399.5413

jneale@plan-a-consulting.com

Plan-A Consulting
Estrategia Dinámica, Finanzas Corporativas, y Mercadeo Cuantitativo
.

 

 

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

LA DESTRUCCIÓN QUE OCASIONA EL TRABAJO REMOTO

El trabajo remoto está destruyendo la economía multimillonaria de las oficinas de “cuello blanco” de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *