EN LÍNEA

Uno de los descubrimientos más relevantes en las últimas décadas es el Internet. Esta red que ahora nos es tan familiar y que forma parte de nuestra vida diaria, es una fuente inagotable de información, diversión, comunicación y mucho más.

Como todos los grandes inventos y casi, casi como todo lo que existe, tiene dos caras: la que da y la que quita.

Al escribir sobre esto quiero hacer un poquito de recordatorio de cómo éramos antes de internet. No con el fin de desatar nostalgias sino más bien con el fin de sacarle el mejor partido.

Antes no podíamos comunicarnos ni con el país vecino ¿Recuerdan el Vía Crucis que era llamar y pedirle una llamada a la operadora? Yo tenía un novio en el extranjero y llamar o recibir una llamada era casi un milagro. Pasar por el filtro de las operadoras que te dejaban esperando horas y no podías moverte porque el teléfono estaba pegado a la pared.

Antes, para buscar un significado o concepto había que consultar varios diccionarios y enciclopedias. Escribir una carta era todo un arte, y pasaban semanas y hasta meses para que llegue y recibir respuesta, ahora enviamos un email en segundos. Antes era muy difícil saber lo que estaba sucediendo en países distantes, ahora nos enteramos en tiempo real.  Podemos bajarnos la información que necesitamos, incluso libros, películas, imágenes, todo en minutos !En fin, un mundo totalmente veloz!

Y siendo Internet una herramienta con tantos recursos, no siempre aprovechamos todos sus beneficios.  Ponte a pensar, ¿cómo estás usando esta tecnología? ¿Cuáles son los beneficios que aporta en tu vida? Te voy a mencionar algunos de los que se me ocurren, aunque son miles y no puedo mencionarlos todos. Por ejemplo, puedes saber el clima del día que vives y el de los siguientes días. Imagínate que valioso para las personas que viajan o que trabajan afuera. Puedes encontrar un lugar para comer o para reparar tu carro en un ratito, puedes usar tú GPS para saber cómo llegar al lugar donde vas en el menor tiempo posible, te puedes comunicar con cualquier rincón del mundo, puedes aprender sobre el tema que se te ocurra y aprender las diferentes versiones de éste según múltiples autores, puedes encontrar la respuesta a casi todas la preguntas que tengas. Puedes buscar información sobre personas del otro lado del mundo y la lista es interminable.

Cuando nos detenemos a pensar en esto,  nos damos cuenta de la gran bendición que tenemos a nuestro alcance. Sin embargo, como vivimos en un mundo polarizado, de dualidad, donde hay luz, hay oscuridad; donde hay arriba, hay abajo, esta red también puede ser un arma de doble filo. Y las consecuencias “negativas” están a la orden del día.

No falta el hombre guapo y exitoso que enamora en línea a la mujer de otro país,  llenándola de halagos y promesas fabulosas solo para terminar pidiéndole dinero para que lo ayude a llegar donde ella está, porque ha tenido un problema con su tarjeta y está en camino en un aeropuerto de alguna parte del mundo. Cuántos casos conoces como este? Fraude, robo y engaños. Les sucede tanto a hombres como a mujeres. El robo de identidad es otra forma de crimen por internet. Y así puedo mencionar algunos más.

Pero no se trata de eso: el punto al que quiero hacer es recordarte que con esta tecnología  puedes aportar mucho para crear buena vibra.

Internet tiene tanto poder y tanta credibilidad como tuvo la televisión en su momento. Se acuerdan cuando uno contaba algo y si alguien lo ponía en duda se decía: -Pero si salió en las noticias! Era como una garantía de que fuera verdad. ¿Lo recuerdan?

Bueno, ahora es igual. Decimos lo busqué en google y damos por sentado que es cierto.  Y no es necesariamente así. Especialmente cuando te mandan por what’s app, facebook o instagram mensajes y casi automáticamente tu lo reenvías sin cuestionarte si es cierto, si es actual, si la fuente es seria, etc.

A mí me ha pasado que en el calor de la emoción o de la intención de ayudar he enviado mensajes pidiendo oración por un joven que está perdido y resultó ser que era hace cinco años que sucedió. En otra ocasión reenvié un mensaje que decía que se estaban haciendo exámenes médicos gratuitos y no era cierto. Y así, algunos otros casos.

Lo que quiero recalcar en esta nota es que así como antes de decir algo a alguien o de ir a algún lugar, lo pensamos un poco, así también pudiéramos tomarnos el tiempo de revisar si la información que compartimos es relevante, es cierta, va a colaborar con la buena vibra de la persona, está aportando alguna solución y cosas por el estilo.

Recordemos que todo lo que existe es energía. Si escogemos alinearnos con algo, con un pensamiento, con una tendencia, una película, libro, grupo, etc, estamos unificando nuestra energía con eso. Es decir que entramos a formar parte de esa frecuencia. Y lo que se emite, regresa al emisor. Entonces, si hay algo que te gustaría hacer para colaborar con lo que está pasando en tu vida, en la de los demás y en el planeta, hay una acción que podrías tomar: estar consciente de aquello con lo que te alineas, las elecciones que tomas. No importa cuál sea tu tendencia, piénsalo, sé consciente de lo que estás eligiendo porque eso es a lo que le estas abriendo la puerta de tu vida. Conéctate con temas de alta vibración. De ánimo, de alegría, de esperanza, de optimismo. Si tienes que enviar algo, que sea lo que representa tu energía, aquello que quieres que llegue a tu vida y a la de las personas que lo reciben. Nunca desestimes el impacto de un mensaje, de un vídeo. Todo esto sube o baja la oportunidad de crecer, de estar en paz.

Si estás pasando noticias, pasa las buenas noticias, las soluciones, las personas que están haciendo algo por mejorar ese tema.

Sé parte de la solución, el que trae esperanza, buen humor, compasión, solidaridad.

Sé el que invita a ir hacia adentro, al corazón que es el que tiene el poder de hacer los cambios que nos elevan por encima de las realidades desfavorables.

Sé el cambio que quieres ver en tu vida!

Si quieres sentirte en paz, habla de paz, haz las pases contigo mismo, con tu familia, con tu marido. Si quieres prosperidad, sé fuente de prosperidad. Enseña a alguien un oficio, dale una oportunidad de trabajo, dale ánimos para que salga adelante!

Si quieres amor, ámate. Reconoce lo bueno en ti y valóralo, dile a los que amas lo que sientes, ten detalles con las personas, siembra amor con una sonrisa, con un gesto de ayuda.

Y usa la red de internet para que esa vibración de amor, de ayuda, de paz, de esperanza y de gratitud se vuelva viral.

Imagina a toda la Tierra prendida con lucecitas en forma de corazón que se prenden y se apagan. Cada una de esas lucecitas  son mensajes de esperanza que así como tú, muchas personas envían.

Te imaginas cómo sería el mundo solo porque TÚ DECIDES estar consciente del impacto que tiene cada cosas que envías.

Me uno al movimiento de hacer conciencia. Juntos podemos lograr grandes cambios. Únete a esta red

Con cariño y harta luz,

Cecilia


Cecilia Rendón

PNL Coach de vida y familia

Si quieres saber más sobre estos temas, quieres tener sesiones de coaching y guía familiar y de parejas, escríbeme y sígueme en mis redes:

rendon 15@gmail.com

@ceciliarendoncoch

 

 

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

UN VAGO ES TU ALIADO

¿Un vago es mi aliado? ¿Cómo es eso? En estos tiempos de incertidumbre y de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *