ESPERANZA EN LA REFORMA DE LOS PRECIOS DE LOS MEDICAMENTOS

La administración Trump abrió el pasado miércoles 20 de diciembre, la puerta para que los estados de EE. UU., importen medicamentos de prescripción provenientes de Canadá, acometiendo, a la vez que progresando dramáticamente, en una pieza clave, fundamental, en su agenda y promesa electoral, en búsqueda de ahorrarle dinero, y por ende, salvar o alargar las vidas de los estadounidenses, en productos farmacéuticos.

La FDA (Food and Drug Administration-Administración de Medicamentos y Alimentos), publicó la reglamentación que así lo permitiría.

Si bien a algunos les preocupa que la medida pueda comprometer la seguridad del paciente, al dejar ingresar al país medicamentos de calidad inferior o falsificados, el secretario del HHS (Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos-United States Department of Health and Human Services), Alex Azar, declaró que la administración está realizando todos los esfuerzos para garantizar que los medicamentos importados sean seguros.

El plan de importación excluye sustancias controladas, medicamentos intravenosos y productos biológicos caros, tales como la insulina y el fármaco Humira, a su vez utilizado para tratar la artritis reumatoide. Azar expresó que a medida que los estados prueben el ahorro de costos y la seguridad de los medicamentos bajo el reciente proyecto, el Congreso podría considerar expandirlo a medicamentos más complejos y costosos.

De acuerdo con información proporcionada por el Doctor Rafael Caputi Pino, ecuatoriano, actualmente residente de último año en el “Saint Peter’s University Hospital”, un hospital católico romano en New Brunswick, Nueva Jersey, “…es importante destacar que, Canadá y sus provincias obtienen medicamentos a menor costo como resultado de la regulación de precios vigente en dicha nación, y las vitales negociaciones con las compañías farmacéuticas”.

Aún no existe forma de estimar cuánto podrían ahorrar los estadounidenses, a través del plan Trump, porque dependerá en parte de las solicitudes de importación que reciba el HHS, manifestó por su parte Azar, sin embargo, las cifras serían elevadas.

Recapitulemos.

La poderosa industria farmacéutica se ha opuesto, a través de los tribunales, hasta ahora con éxito, a las reformas de precios de medicamentos, inclusive a aquellas que incluyen un índice que vincula los pagos de medicamentos administrados por médicos, con el propósito de reducir los precios internacionales, y el requisito de listar los precios en las etiquetas, obligando a la administración a retroceder en algunas de sus más ambiciosos propuestas.

Además, dichos tribunales han desestimado otras medidas o se están demorando en su redacción, por lo cual, si se adopta el actual borrador de la regulación, probablemente pasarán años antes de que los estados puedan implementar planes de importación. Las batallas legales, por parte de la potente industria farmacéutica, podrían derivar en requisitos prohibitivos para los potenciales importadores. Por ahora, el HHS y la FDA aceptarán comentarios públicos iniciales sobre las propuestas durante 75 días y una reglamentación final se podría avizorar en el horizonte no tan lejano. Serán los propios estados quienes tendrán que redactar sus propios planes para cumplir con la regla federal.

Según Caputi Pino, “…la lucha no será fácil, sin embargo, será esencial, y, su entrada en vigor permitiría, tanto a los estados, como a las empresas mayoristas y farmacias, la importación de versiones más baratas de los medicamentos que se venden actualmente en Estados Unidos. El objetivo es reducir los costos para los pacientes, y, un resultado positivo significaría un amplio plan que reforme los precios de los medicamentos, en beneficio de los ciudadanos, ante los cuales, y debido a los altos costos actuales, los médicos nos sentimos impotentes de presenciar sus sufrimientos y decesos” añadió.

Ojalá se logre.

Fotos: telesyrtv.net; cofa.org.ar; pharmabaires.com; cincodiaselpais.com


James Neale Yerovi Socio

Móvil   593.9.9399.5413

jneale@plan-a-consulting.com
Plan-A Consulting
Estrategia Dinámica, Finanzas Corporativas, y Mercadeo Cuantitativo

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

LA DESTRUCCIÓN QUE OCASIONA EL TRABAJO REMOTO

El trabajo remoto está destruyendo la economía multimillonaria de las oficinas de “cuello blanco” de …

2 comments

  1. Muy buen articulo, muy recomendable! Saludos.

  2. Aurelio Paredes

    Gracias, Mar. Gracias por seguirnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *