ORIGEN DE LA CENA NAVIDEÑA

Sentarse a la mesa, vestido con las mejores galas para saborear deliciosos y potajes especiales es uno de los gustos más esperados de la Noche Buena o la Navidad. Es la fecha en que más allá de la gastronomía, está el sublime hecho de reunirse en familia o con amigos para celebrar una fecha universal de gran importancia en el calendario cristiano: el nacimiento de Jesús. Es fecha de paz, de unidad, de hermandad, de perdón, de misericordia, de amor.

Es una sana costumbre y una afincada tradición en casi todo el mundo. ¿Pero sabemos cómo nace, como se origina y que significa, este sublime evento? Aquí, la historia de la cena de Noche Buena, una  cena familiar por antonomasia  que incluye una gran cantidad de connotaciones.

Para empezar hay que decir, como sucede en casi todos los aspectos de la vida, que ni siquiera para esta celebración hay la unanimidad deseada. Según lo publica el sitio web, okdiario.com. Algunos historiadores no comparten esta tradición, ya que aseguran que esta celebración tiene origen en una fiesta pagana y no en las costumbres cristianas. Un amplio grupo de expertos defiende que esta fiesta estaba relacionada con el solsticio de invierno. Una época en la que los habitantes deseaban que las temperaturas no fueran muy bajas para impedir que el frío afectase a la agricultura. Aunque los estudiosos aseguran que el paso de los años ha conseguido transformar esta celebración hasta convertirla en lo que conocemos en la actualidad. Una fiesta celebrada tanto por ateos como religiosos.

Las publicaciones en torno a la Noche Buena y la Navidad y su recibimiento en el entorno temporal, presenta diversas versiones. Según un artículo del sitio web encarpeta.com, la fecha de nacimiento de Jesús no se encuentra registrada en la Biblia, por esta razón, no todas las denominaciones cristianas coinciden en la misma fecha. Los orígenes de esta celebración, el 25 de diciembre, se ubican en las costumbres de los pueblos de la antigüedad, que celebraban durante el solsticio de invierno (desde el 21 de diciembre), alguna fiesta relacionada al dios o los dioses del sol, como Apolo y Helios (en Roma y Grecia), Mitra (en Persia), Huitzilopochtli (en Tenochtitlan), entre otros. Algunas culturas creían que el dios del sol nació el 21 de diciembre, el día más corto del año, y que los días se hacían más largos a medida que el dios se hacía más viejo. En otras culturas se creía que el dios del sol murió ese día, sólo para volver a otro ciclo

Con la expansión europea en América hubo un esfuerzo deliberado por imponer, ya sea pacíficamente, ya sea mediante coacciones, el cristianismo a las poblaciones de origen americano. Desde el siglo XVI los portugueses hicieron esfuerzos también por llevar el cristianismo a ciertas áreas de África y Asia, que estaban bajo su dominio. El auge del colonialismo europeo en África, Asia y Oceanía, aumentó el número de cristianos en todo el mundo.

Según un estudio de 2005, habría en el mundo más de 2,100 millones de cristianos, o cerca de un tercio de la población mundial, siendo la religión con más seguidores del mundo. Otro estudio, publicado en 2011, habla de 2,180 millones de cristianos en el mundo. Hace cien años -precisa la agencia vaticana- (los cristianos) eran 600 millones y ahora 2,180 millones, pero al mismo tiempo la población ha pasado de 1,800 millones a 6,900 millones, lo que supone que hace cien años representaban el 35% de la población y ahora el 32%. Los cristianos han aumentado en África y Asia y han descendido en Europa.

Gastronomía Navideña

Ya centrándonos, en la Cena Navideña, como tal, la costumbre señala que la gastronomía navideña es el conjunto de costumbres culinarias realizadas durante la Navidad. Suele corresponder a países cristianos o con influencia en esta religión. Se caracteriza principalmente por ser una festividad familiar que no solo abarca convivencia, sino también consumo de especialidades culinarias tradicionales específicas dependiendo del país. La característica principal que engloba a todas las gastronomías es el uso de alimentos dulces, generalmente a base de cereales molidos: galletas, pasteles, rollos, etc. Otro denominador común es el mazapán, aunque también pueden usarse frutos secas y frutras secas.

En Europa

La gastronomía navideña de Europa se asocia en esta zona al tiempo en torno a la fecha de Navidad, debido a la latitud a la que se encuentra, estrechamente relacionado con el frío invernal. Las comidas típicas son grasientas y de alto contenido calórico, para reponer el gasto de energía que el cuerpo sufre para mantener el calor corporal.

Alemania. En Alemania, los platos principales de Navidad son el ganso asado y la carpa, aunque el cochinillo o el pato también se consumen, junto con bebidas como ponche y glühwein. Los platos típicos incluyen patatas asadas acompañadas de las diversas formas de col como la col rizada, col de Bruselas y repollo morado. En algunas regiones se cena el día de Navidad en lugar de la Nochebuena, en este caso, la cena en la víspera de Navidad es sencilla, consistiendo en salchichas (como Bockwurst o  Wiener) y ensaladada de patatas. Los dulces y pasteles de Navidad son casi obligatorios e incluyen mazapán, galletas de especias ( Lebkuchen), galletas de jenjibre y varios tipos de panes y pasteles como Christollen y Dresdener Stollen.

 

España. En España la gastronomía navideña tradicional suele basarse en platos con abundantes dulces. En la actualidad estas costumbres han cambiado y suelen ser comidas familiares abundantes. Existen tres comidas en la celebración culinaria española de la Navidad, y son: las celebradas en el día de Nochebuena (cena), la de Nochevieja (cena) y la de Reyes (merienda). Se caracterizan por festejar tradiciones cristianas. Cabe destacar los postres propios de la época: turrones  (principalmente los tradicionales, turrón blando o de Jijona y turrón duro o de Alicante), los polvorones, dátiles, mazapanes (en sus múltiples variedades como figuritas, pastel de Gloria, pan de Cádiz), peladillas (afamadas las elaboradas en la población valenciana de Casinos, donde también es tradicional la elaboración de turrón artesanal), alfajores, roscos de vino, o sopa de almendra (Madrid), entre otros dulces. También es habitual comer platos típicos de las fechas, tales como el cochinillo, pularda (gallina joven cebada), pavo, capón (gallo castrado), cordero, besugo (pescado del Mediterráneo), escudella i carn d’olla (sopa catalana de Cataluña),  o desde mediados del siglo XX langostinos, (además de otros mariscos). En algunas zonas de Galicia es típico también el bacalao con coliflor en la cena de Navidad y beber sidra.

Francia.  Es típico que se coma foie -gras (hígado) de pato o de oca, boudin blanc y pavo asado. Como postre se sirve «la buche de Nöel», un pastel con forma de tronco recubierto de chocolate y relleno de crema o trufa. En Provenza, también hay un postre tradicional llamado los trece postres, en memoria de Jesús y sus doce apóstoles..

Italia. En Italia las tradiciones culinarias están polarizadas en dos zonas: el norte de Italia y el sur de Italia (desde Roma hacia el sur). Se suele servir una especie de sopa hecha con pasta (pasta generalmente rellena, como tortellini) hervida con carne o caldo de capón, y en Nochevieja el Cotechino (piel de cerdo), un plato de fiambre acompañado de lentejas. En el norte de Italia por lo general se comen aves de corral, a menudo rellenas, asadas o hervidas y condimentadas con salsas, como la mostarda. En el sur de Italia se come la anguila capitone frito, que es típica de la víspera de Navidad, cordero asado o pescado. Los dulces navideños son por supuesto muy variados como el Panettone (muy típico de la ciudad de Milán), el Pandoro (en Verona) o el Panforte (en la Toscana).

Países Bajos. Una tradición típica de los Países Bajos es la del ‘gourmet’, un evento en el que pequeños grupos de personas se sientan juntos en torno al banquete y utilizan su propia sartén para condimentar y freír los alimentos en porciones muy pequeñas. El anfitrión prepara verduras finamente picadas y diferentes tipos de carnes, pescados y camarones. Todo está acompañado de diferentes ensaladas, frutas y salsas. También es tradicional disfrutar de carnes como el roast beef, pato, conejo y faisán. En general, esto se sirve con diferentes tipos de verduras, patatas y ensaladas. Desde finales del siglo XX, las tradiciones de los países anglosajones se han vuelto cada vez más populares, especialmente el pavo al estilo del Reino Unido.

Portugal. En la tradición portuguesa se come bacalao seco y salado acompañado con col hervida, patatas hervidas, huevos cocidos, garbanzos, cebolla, perejil entre otros vegetales. Todo ello acompañado con una cantidad generosa de aceite de oliva. Hay variaciones en todo el país; aunque menos tradicional, el pavo al horno o lechón.

Reino Unido. En la tradición gastronómica navideña del Reino Unido se encuentra el Chistmas pudding (budín), que es un pudding elaborado con ciruelas y frutos secos. Es frecuente la elaboración de galletas de jenjibre y diferentes pasteles como el muy popular brandy buttter, el trifle, el Christmas cake, los Christmas muffins (mini cakes), el yule log (tronco de Navidad), etc. La tradición anglosajona marca el uso del pavo asado para la cena de Nochebuena, lo que por su influencia es popular también en todos los países de la Commonwealth (Comunidad de Naciones). Las famosas galletas de jengibre son preparadas realizando una masa con harina, mantequilla, azúcar, especias para jengibre, leche y una pizca de sal. Se forma una bola con la masa y modernamente se coloca en plástico autoadherente. Después de haber dejado la masa reposando por aproximadamente 30 min se realizan con moldes las figuras de los hombrecitos de galleta para posteriormente meterlos al horno.

Suecia. En la cocina sueca es muy popular la bebida no-alcohólica julmust (elaborada a base de extractos de malta y lúpulo), así como la variante alcohólica llamada glögg (vino caliente) En el terreno de las comidas saladas es frecuente ver el Julkinka (jamón navideño). Entre los dulces están los kaäck, el pepparkaka (galleta de jengibre), y el  Julgrött  (arroz con leche).

Latinoamérica

En muchos de estos países, por debajo del ecuador terreste, es verano y este condicionamiento marca las tradiciones culinarias, con platos más ligeros.

Ecuador. El 24 de diciembre a las doce de la noche lo tradicional es el pavo, el relleno o el pollo con salsas a base de ciruelas pasas, ensaladas y algún tipo de arroz con queso y maíz (choclo) y, por supuesto, vino, y como postre el panettone, pan de pascua, torta, el chocolate  o los buñuelos de miel. Además, se acompaña con arroz amarillo o verde. En Fin de año, se preparan cenas o se ‘recalienta’ el pavo. Finalmente, en Día de Reyes, se come la tradicional rosca de reyes.

Argentina. En Argentina generalmente se comen platos fríos y diversos, la tradición tiene muchas influencias italianas y españolas y se suele servir el Oanettone  (pan dulce) al final de las comidas navideñas, junto una copa de sidra. Generalmente, al ser verano se prefieren los platos fríos tales como arrollados de carne vacuna o pollo o fiambre alemán, entre los que se puede encontrar la llamada «ensalada rusa»: papa, zanahoria, arveja, mayonesa; vitel tonné: carne vacuna en salsa de atún; a veces pollo o el tradicional asado que varía dependiendo de la zona del país, por ejemplo en la zona patagónica (el sur) se come cordero, en Mendoza el famoso «Chivito» y en la zona de Buenos aires carne de vaca o «lechón». Siempre acompañando la mesa con «Lengua a la vinagreta» como entrada y sándwiches de miga con diversos rellenos. El postre incluye ensalada de frutas y helado. Y a pesar de estar en un clima cálido se sigue la costumbre europea de comer turrones, panettone, o confituras. El brindis siempre se hace con sidra y luego después del brindis se consume mayormente bebidas como cerveza, fernet, vino y tragos como daiquiri.

Bolivia. En Bolivia existe la costumbre de servir en Nochebuena un plato llamado picana (carne a la parrilla) tras el brindis navideño que consiste en un caldo  que tiene un sabor característico entre picante y dulce en el que se pueden ver algunos pedazos de carne de vaca, cordero, cerdo y pollo, zanahoria, choclo, maíz, cebollas, papas, tomates, uvas pasas y tuntas (papa deshidratada, creada y consumida en Bolivia). También se acompaña la Navidad con chocolate caliente y panettone, además de budín navideño. Es muy común consumir carne de pollo o pavo al horno, generalmente rellena de queso y embutidos y/o bañados en alguna salsa.

Chile. En Chile, la cena de Navidad está altamente influenciada por las costumbres francesas y alemanas, ya que se suele servir algún tipo de carne asada o pavo relleno, acompañado de papas duquesas, asadas, o ensalada rusa, y como postre, helado (debido a la época del año). También se suelen consumir platos típicos como el pan de Pascua (bizcocho con frutos secos) y cola de mono (bebida alcohólica a base de aguardiente, leche y café).

Colombia. En la Nochebuena en Colombia se come pavo relleno (en la región del Caribe sobre todo), lechona (cerdo relleno y horneado), pernil de cerdo, pavo asado o tamales. Para beber hay vino, vinos blancos, tintos o espumosos y no puede faltar la inigualable chicha (bebida alcohólica hecha de maíz fermentado) y diversos jugos de frutas. Como postres se encuentran los buñuelos, las natillas, galletas, dulces caseros y frutas, especialmente uvas (usualmente se acompaña con: nueces, aceitunas, uvas pasas y alcaparras).

Costa Rica. La gastronomía navideña en Costa Rica tiene diversas influencias, y surge de una mezcla culinaria indígena, española, italiana y de otros países europeos. En esta época el plato principal es el tamal. Este se consume en todo el país, por casi todas las familias costarricenses, y su preparación no difiere notoriamente de la del resto de América Latina. Los tamales son masas hervidas hechas a base de maíz, envueltas en hojas de plátano y rellenas de carne de cerdo o pollo, arroz y otros condimentos. Usualmente el tamal se acompaña con una taza de café o agua dulce y se condimenta con salsa Lizano. ​

También es tradicional el consumo del queque navideño, un budín o bizcocho dulce hecho con harina, azúcar moreno, leche, mantequilla y huevo, que se rellena con frutas picadas, nueces, almendras, ciruelas pasas, ron y coñac.2 Es común acompañarlo bebiendo rompope, que es un ponche hecho a base de huevo, vainilla, canela, leche y azúcar, que usualmente contiene ron. Igualmente son muy consumidos el panetón, la rosca de reyes, el tronco de Navidad, las galletas navideñas, los bizcochos de maíz con queso, el pan dulce, el flan con caramelo odulce de lecha, las manzanas, las peras y las uvas.

En Nochebuena y Nochevieja —durante la típica cena familiar— usualmente se consume una pierna de cerdo con alguna salsa agridulce (son populares los aliños de ciruelas, moras o un gravy), aunque también puede servirse algún guiso, jamón tipo pernil, lomo, costillas, pollo o pavo. Como acompañamiento se preparan arroz blanco, con almendras o con pasas; ensaladas verdes, rusas o de papa y puré de papa, de manzana o de camote; se beben vinos, sidras, cervezas y otros licores y se comen dulces navideños y bocas variadas.​

Cuba. Los platos navideños de la cena de Nochebuena suelen ser lechón acompañado de ensaladas, yuca con mojo, mucho ajo, fricasé de pollo, congri, bananas, y no pueden faltar el vino, la sidra, los postres y turrones.

El Salvador. En El Salvador se acostumbra a degustar con toda la familia un buen pavo horneado con salsa criolla típica de la comida salvadoreña, también hay tamales de gallina y de elote. Jamón de pernil glaseado con piña y de postre tarta de Navidad, que es un pan dulce con semillas y frutas secas y un toque de ron.

Guatemala. En Guatemala se acostumbra a cenar con toda la familia a medianoche, los platillos acostumbrados son pavo relleno o cerdo horneado que se suelen acompañar con puré de papa, ensalada de zanahoria con pasas y una salsa hecha de cola de res. También se preparan tamales colorados o negros, la variación está en el recado y en el relleno que puede llevar pasas, ciruelas y aceitunas; se hacen de pollo o cerdo y algunas veces de pavo. Suele acompañarse la cena con ponche de frutas, una bebida caliente hecha de manzana, piña, papaya, ciruela, pasas, canela y en algunos casos lleva plátano, coco y ron. Así mismo, entre familias, se suelen regalar zeppelines (dulces) con fruta cristalizada o magdalenas (roscas dulces del tamaño de un pastel de 25 porciones). Por lo general, un plato servido para la noche del 24 de diciembre, consiste en: Tapas (aperitivos): lo más usual, son frituras, papas chips, expandidos de maíz, palomitas, chicharrones… Pero, en situaciones más formales podemos encontrar platillos similares a las tapas españolas. Plato fuerte: esta parte del banquete suele ser, un homenaje con nombres y apellidos a la gastronomía todo el año. Como primer punto, se degusta un tamal de arroz, con carne ya sea de pavo, cerdo o pollo, con ciruelas pasas, aceitunas, chile, pimiento,​ acompañado de una o más rebanadas de pan de caja, y 2 panes de yemas o panes dulces. Bebida:  La bebida más común sería el ponche de frutas, que se realiza a fuego lento, cociendo piña, papaya, manzana, durazno, frutos secos, ciruelas pasas, canela, anís estrella, clavo de olor, jengibre, azúcar, y (dependiendo de la familia; y el presupuesto), licor, en una olla enorme con agua potable, por alrededor de 6 horas.

Si bien también podrían tomarse excepciones, como chocolate caliente, vino, champán… etcétera. Postre: para el postre no hay regla específica, lo más tradicional sería un pastel navideño, turrones, polvorones, galletas, aunque, bien, (si la familia así lo desea), se le pueden servir copas con helado, jarabe de chocolate, frutillas, nueces, un barquillo… etcétera. Tamal guatemalteco de arroz, típico de la cena de medianoche, desayuno; almuerzo y cena del 25 de diciembre, pavo al horno.

Honduras. La tradición es cenar a medianoche como en varios países centroamericanos, consistiendo aquí en compartir platillos con tendencia anglosajona-indígena: pavo o pollo relleno al horno, pierna de cerdo al horno, preparación de papas y panes, naca tamales elaborados a base de maíz y rellenos de carne de cerdo o de pollo. Como bebida se sirve el rompopo, hecho a base de aguardiente, leche y huevos. También se sirve el ponche infernal. Y como postre, las torrejas, hechas con pan de yema de huevo, fritas en aceite y luego se echan en un almíbar de azúcar refinado.

México. En el centro y sur de México se prepara una bebida llamada ponche de frutas, que consiste en una mezcla de frutas de temporada hervidas en agua y endulzada al gusto con piloncillo. Entre los ingredientes están principalmente el tamarindo, guayaba, caña de azucar, ciruela pasa, manzana, tjocote, canela y agua, en algunas zonas de México también se prepara agregando gajos de naranja. Se sirve caliente. Lo más común en la zona central de México es cenar con la ensalada de Nochebuena (ensalada hecha a base de manzana, nuez y apio con crema, y la preparación del pavo o guajalote como se le conoce en México, así como los romeritos (guiso hecho a base de pan hierba preparado con mole, papa, nopales y camarones secos) y el bacalao. Son muy populares los tamales y el champurrado. También se acostumbra a comer el jamón de pierna de cerdo envinado el cual consiste en la pieza de jamón con una preparación a base de azúcar y pavo. En la zona norte del país la cena navideña se compone principalmente de pavo, jamón de pierna acompañado de pan con mantequilla llamado «cuernitos», tamales y carne asada. En esta zona no se acostumbran los zumos de frutas naturales, siendo preferida como bebida las sodas y la cerveza.

Nicaragua. El plato típico es el arroz a la valenciana, que es la versión latina de la paella de España, gallina de patio, naca tamal (un tamal hecho de harina de maíz, pollo o cerdo). Se sirve pan recién salido del horno y hecho en casa. Como postre se come bizcochos y se bebe ponche, que es una bebida hecha de ron, con huevo batido.

Panamá. La tradición es cenar a la medianoche con pavo, jamón, tamales, ensaladas de papas, rosca de huevo y frutas. No falta en la mesa de los panameños el dulce de frutas y el ponche de ron, además del arroz con guandú (algunas veces también guandú y leche de coco) para acompañar el jamón y el pavo.

Paraguay. En la Nochebuena las familias comparten en la mesa las comidas y bebidas típicas, como la sopa paraguaya, el chipa guasu (a base de choclo) y el refrescante clerico hecho con frutas de estación, vino tinto y abundante hielo con un poco de azúcar al gusto.

Perú. La tradición en la cena de Nochebuena es comer el pavo al horno con papas, o arroz árabe, ensaladas, puré de manzana y frutas, otras opciones son el pollo a la brasa, lechón al cilindro, cordero al palo o ternera a la parrilla. Asimismo brindar con vino espumoso o sidra y al final se sirve el imprescindible panetóncon chocolate caliente. Además es una costumbre organizar en vísperas de Nacidad las populares chocolatadas ya sea con fines benéficos o para que toda la familia, vecinos o amigos se reúnan amenamente.

Puerto Rico. Algunos de los platos más famosos por esta fecha son el ‘arroz con gandules’, los pasteles, lechón, morcilllas;  cuajitos, coquito, dulces típicos de Puerto Ricoy ron dan sabor boricua a la comida navideña. Los pasteles son hechos de masa de plátano verde, relleno con carne de cerdo guisada con papas y mucho pimiento morrón y envueltos para su cocción en la hoja de plátano. El coquito es una bebida imprescindible durante la Navidad, y se elabora con leche de coco, yema de huevo azúcar, vainilla, canela y a la que a veces se echa ron blanco o ron cañita (ron típico puertorriqueño). La forma de asar el lechón a la vara en Puerto Rico proviene de los antiguos bucaneros del Caribe y no existe en otras partes del mundo. El jíbaro puertorriqueño preparaba dos jorquetas (palos de madera que terminaban en forma de y) donde se apoyaba una vara en la que se asaba el cerdo al fuego de la leña durante siete u ocho horas, luego de haber sido sazonado el día anterior con sal, pimienta, ajo y orégano. En la cocina moderna de Puerto Rico se ha mantenido también la tradición de los postres hechos con coco, como el arroz con dulce, el tembleque y el majarete.

República Dominicana.  En República Dominicana cenan el tradicional pollo horneado y el puerco en puya (cerdo empalado y asado), ensalada rusa y moro de guandules con coco, acompañado con lerenes, pasteles en hojas y frutas como manzanas, uvas, peras y nueces, además de pastelón de plátano maduro, lasaña y empanadillas; toda la cena se acompaña de vinos, dulces navideños y cerveza.

Uruguay. En Uuruguay generalmente se prepara pollo, lechón y a veces cordero. También se suele servir la famosa picadita que consta de fiambres, pan dulce, queso, whisky, vino, Coca Cola, jugos, pedazos del cordero o lechón que se roban de la parrilla. Acompañado de todos estos bocados se suele beber sidra la cual es muy común en las navidades uruguayas.

Venezuela. En las noches del 24 y del 31 de diciembre es común hacer reuniones entre familias en las cuales se comparte el plato tradicional que consiste en hallaca la cual varía su preparación dependiendo de la región del país, pan de jamón, el característico pernil navideño aderezado con sus jugos y/o una salsa de ciruela, acompañado de ensalada de gallina, y rodajas de jamón navideño, también se comen dulces tradicionales de esta fecha como lo son la torta negra, el dulce de lechosa, el de cabello de ángel y/o el panettone. Los frutos secos tampoco se quedan atrás entre ellos se destacan nueces y avellanas. Las bebidas por excelencia para estas fechas son el ponche crema, el vino y el whisky escocés, la cerveza y el tradicional Ron que dispara su consumo en Navidad. Sin olvidar las típicas 12 uvas que se comen el 1 de enero a las 12 al son de las 12 campanadas con las que se recibe al año nuevo. El 25 de diciembre, al igual que el 1 de enero, se prepara la sopa «sancocho» contiene carne de res o de gallina, diferentes vegetales, maíz, yuca y papa, entre otras verduras y aromatizantes. En algunas partes principalmente en el occidente se prepara también el pasticho o lasaña.

Asia

Filipinas. En Filipinas existió la tradición desde la llegada de los colonos de España  hasta finales del siglo XIX ; hoy en día se recuerda aún con platos navideños como la ensaimada, el jamón en dulce, etc. conservándose incluso el popular «roscón de reyes».

Ahora conocemos las costumbres gastronómicas navideñas de diversas partes del mundo. Ahora, si. Buen provecho. Feliz Navidad.


Foto: freepick.com; laespatulaverde.com; bbc.com; sannicolas.com.ec

 

 

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

PLATOS TÍPICOS GUAYACOS

Quien no se ha comido un encebollado, una guata, un seco, un arroz con menestra, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *