LOS ADJETIVOS

La Revista Delado, es buena, tiene un concepto, interesante, tiene bastantes seguidores, la mayoría cultos e inteligentes, a la gente le gusta por lo entretenida que es y porque tiene varias secciones de contenido variado, en las que hay desde una entrevista, a una crónica y a una nota de humor, belleza o fortalecimiento espiritual. En este párrafo, usted encontrará en negrillas, varias palabras que no hacen otra cosa que calificar las bondades de la revista. A esas palabras se les llaman adjetivos. Que es el tema que hoy vamos a tratar en la sección ¡Habla Bien, Oye! (Gramática).

 Concepto: ¿Qué es un adjetivo? Los adjetivos son palabras que denotan los atributos o cualidades de un sustantivo. Ejemplo: La Revista Delado es buena.

El adjetivo, palabra que proviene del latín: diectīvus, (que se agrega) es una clase de palabra y parte de la oración, que complementa un sustantivo para calificarlo, expresando características o propiedades atribuidas a un sustantivo, ya sean concretas (perceptible por los sentidos) o abstractas (cognoscible por la mente). Estos adjetivos acompañan al sustantivo y cumplen la función de especificar o resaltar alguna de sus características.

En la gramática tradicional se solía distinguir entre adjetivos calificativos y adjetivos determinativos; sin embargo actualmente para estos últimos se suele usar la palabra determinante mientras que la palabra adjetivo se reserva para los adjetivos calificativos.

Morfología.  La morfología es la rama de la lingüística que estudia la estructura interna de las palabras para definir y clasificar sus unidades, las clases de palabras a las que da lugar y la formación de nuevas palabras. En el caso del adjetivo, en el idioma español (castellano), es una clase de palabra que funciona ordinariamente como adyacente del nombre sustantivo, esto es, como complemento nominal adjunto que se sitúa delante o después del sustantivo al que se refiere, con el cual concierta en género y número.

En cuanto a su morfología, el adjetivo posee un accidente de género y de número para concordar con el sustantivo del cual es adyacente. En cierto modo un adjetivo denota una condición, precediendo al sustantivo indica cuál es esa condición.

Existen adjetivos de una terminación (fuerte, falaz, hábil, débil.) que no experimentan variación de género, aunque sí de número, y de dos terminaciones (bueno/buena, malo/mala, etc.). Dentro de los adjetivos de una terminación, el caso más común es el de los adjetivos finalizados en E, como grande, fuerte, triste, insomne, alegre, inmutable, etc. También existen adjetivos que terminan en L (débil, fácil, sutil, fútil, personal, frágil); en R (peor, mejor, ulterior, particular, singular); en Z (sagaz, veloz, atroz); pocos en N (común, ruin). Por último también existen adjetivos terminados en I (sefardí).

Funciones:  Se distinguen dos funciones de un adjetivo respecto a un nombre: de unos se dice que lo determinan, pues, al añadir un adjetivo por ejemplo ya no se habla de cualquier casa, sino precisamente de una casa verde; estos son los adjetivos especificativos o restrictivos. Por otro lado el adjetivo puede utilizarse para describir al sustantivo pero sin distinguirlo de otros, por ejemplo la verde hierba (si no se contrasta con hierbas de otros colores); se habla en este caso de adjetivo explicativo o no restrictivo; este tipo es más común en literatura y poesía.

Contenido: El contenido que aporta un adjetivo sobre un sustantivo es muy variado: puede ser una cualidad (por ejemplo. Casa grande, hermosa, privada;  o una relación: Casa comunal (relacionada con la comuna); una cantidad (varias casas, numerosas casas), o una referencia a un momento del tiempo (casa veraniega) o a un lugar (playa, montaña, campo).

En español los adjetivos se sitúan por norma general a continuación del sustantivo al que acompañan y solo en casos muy especiales lo preceden. Los adjetivos siempre concuerdan en género y número con el sustantivo al que acompañan.

Forma: El adjetivo es una palabra variable que expresa el género y número por efecto de la concordancia con el sustantivo al que acompaña, aunque existen adjetivos que no marcan la diferencia en el género, como por ejemplo feliz, y pueden referirse a la vez a sustantivos masculinos o femeninos, como por ejemplo Un hombre feliz y Una mujer feliz. La concordancia varía el número del adjetivo, como por ejemplo feliz/felices. Los adjetivos que acaban en -s y no son agudos mantienen la misma forma para el singular que para el plural.

Tipos de adjetivo. ¿Qué tipos de adjetivos hay? Los adjetivos en español se clasifican en calificativos, relacionales, adverbiales y sustantivados. Según el tipo que sean pueden graduarse o no o deben ocupar un lugar específico en la oración.

Los adjetivos calificativos Los adjetivos calificativos designan cualidades o características de los sustantivos que pueden ser tanto propiedades físicas (color, tamaño, etc.) ejemplo: lápiz grande;  como abstractas o estados mentales (estado de ánimo, rasgos del carácter, etc.) ejemplo: persona amargada.  Solo los adjetivos calificativos admiten grados: grado positivo, grado comparativo y grado superlativo.

Los adjetivos relacionales. Expresan un rasgo del sustantivo al que acompañan que permite clasificarlo en una cierta categoría. Ejemplo: como adjetivo relacional: una cuchara sopera; como tipo: tipo de cuchara: para comer sopa; como calificativo: una cuchara brillante rasgo de la cuchara: brilla

Los adjetivos relacionales, pese a limitar la extensión del sustantivo al que acompañan como los calificativos, carecen de grado. Es decir, no pueden aparecer en grado comparativo ni superlativo. Así, podemos decir, que un coche es «policial», pero no que es *muy policial o policialísimo. Por tanto, adscriben al sustantivo dentro de una clase pero no lo califican en determinado grado.

Los adjetivos adverbiales. Poseen un significado similar al de los adverbios; es decir, no denotan rasgos que caracterizan al sustantivo sino que designan nociones temporales (actual, bienal, presente, futuro, frecuente) o modales (probable, seguro, presunto, supuesto). Ejemplo: La actual ministra de hacienda. Estos adjetivos siempre preceden al sustantivo y no admiten grados: no se puede decir «esta ministra es más actual que esa».

Los adjetivos sustantivados. Son adjetivos que en determinados enunciados funcionan como sustantivos. Se utilizan en lugar del sustantivo cuando la entidad que designa el sustantivo puede identificarse totalmente por medio de su adjetivo. Suelen ir acompañados del artículo que acompañaría al sustantivo. Ejemplo: ¿Cuál es tu coche? El amarillo.

Los adjetivos en la oración. Los adjetivos pueden formar parte tanto del sujeto como del predicado de la oración. Lo fundamental es que califican a un sustantivo. Normalmente, este sustantivo aparece pegado a ellos, pero también es posible que un adjetivo aparezca en el predicado y se refiera a un sustantivo del sujeto. Ejemplo: Los ojos verdes son poco comunes en España. Los ojos de tu hermana son verdes.

Los adjetivos que aparecen tras un verbocopulativo (ser, estar, parecer) se denominan atributos. Si aparecen tras un verbo no copulativo, se trata de adjetivos predicativos. En ambos casos, el adjetivo sigue concordando con el sustantivo al que califica.

¿Adjetivo o adverbio?

Cuando un adjetivo aparece detrás del verbo y no directamente detrás del sustantivo al que califica puede confundirse con un adverbio. La manera de identificar si se trata de un adjetivo o de un adverbio es comprobar si la palabra concuerda o no con el sustantivo en el sujeto, pues los adverbios son invariables y nunca se refieren a un sustantivo. Ejemplo: Madre e hija se ríen felices (adjetivo) / Madre e hija se ríen alto (adverbio).

Determinativos. La gramática tradicional considera a los determinantes que en español preceden siempre al nombre al que determinan, como adjetivos determinativos. Actualmente, algunos consideran que en un sintagma en el que existe un nombre determinado por un adjetivo determinante, es este último el núcleo de un hipotético sintagma determinante.

De acuerdo con este enfoque, los determinantes actualizan, presentan, cuantifican (miden) o preguntan por el sustantivo núcleo del sintagma nominal, generalmente, aunque no siempre, situándose en posición anterior a estos. Existen tres clases de determinantes: los actualizadores, los cuantificadores y los interrogativos (que incluyen a los adjetivos indefinidos, numerales, demostrativos y posesivos). Sin embargo, las propiedades de sustitución del sintagma por un pronombre dependen más del tipo de determinante que del nombre. Por eso se considera que el núcleo es el determinante ya que es quien fija los rasgos en relación con la rección o régimen.

Función sintáctica. Según su función sintáctica se clasifican en:

Adjetivos de atribución: En los cuales se utiliza el verbo “ser” o “estar” para ligarlos al atributo. Por ejemplo: «La noche está helada».

Adjetivos adjuntos: Son los que van conjunto al nombre, sustantivo. Por ejemplo: «El auto nuevo«.

Adjetivos de complemento del predicado: Están ligados por un verbo no copulativo de la misma forma que los adjetivos de atribución. Por ejemplo: «La dueña llegó cansada«.

Adjetivos apositivos: Van junto a los sustantivos pero sin ningún tipo de unión escrita pero si unidos por algún signo de puntuación. Por ejemplo: «El perro, grande«.

Existe otra clasificación de los adjetivos que sirve para resaltar al atributo del sustantivo del cual se está haciendo referencia, la puntualización en ellos se hace anteponiendo o no al adjetivo.

Adjetivos explicativos: Expresan la cualidad del sustantivo y se escriben luego de este. Por ejemplo: auto nuevo, gato negro.

Adjetivos especificativos: Expresan una determinada cualidad haciendo hincapié en ella para representar al sustantivo. Podríamos decir en otras palabras, que esa cualidad le otorga relevancia a la cosa. Y se posiciona al adjetivo por delante del sustantivo. Por ejemplo: gran momento, fría noche.

Los adjetivos que son parte de una oración interrogativa o exclamativa siempre se anteponen al sustantivo y se acentúan como por ejemplo en el caso de la palabra, cuánto, cuál, qué, etc.

Existe también otro tipo de adjetivos que están ligados a la forma en que miden la cantidad respecto del sustantivo al cual se está hablando. Estos son los adjetivos cuantificadores, básicamente existen tres categorías distintas:

Adjetivos ordinales: Señalan un ordenamiento, una lista consecutiva, son los casos como: primero, segundo, tercero, etc.

Adjetivos cardinales: Señalan la cantidad en números reales, donde no hay ordenamiento necesario sino cantidad total, como por ejemplo: un, dos, tres, cuatro.

Adjetivos multiplicativos: Se utilizan para indicar la multiplicidad del núcleo del sintagma nominal, por ejemplo: doble jornada, triple o cuádruple.

¿Le gustó el artículo? Es bueno, ¿verdad?. Los adjetivos, póngalos usted. Para esto es esta nota.


Fuente: Sitio web lingolia.com; wilkipedia; concepto.de/adejetivo

Fotos: slideplayer.es; ejemplos.co; brainly.lat; editorialmd.com; escalcuworld.com

 

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

LA MORFOLOGÍA

La morfología, como parte de la gramática, se propone despiezar nuestro pensamiento: tomar una idea …

Un comentarios

  1. I simply wanted to type a small word in order to thank you for all the splendid advice you are showing on this website. My time intensive internet lookup has at the end of the day been recognized with excellent ideas to write about with my company. I would claim that most of us readers actually are undoubtedly blessed to live in a really good place with many special individuals with very beneficial hints. I feel quite grateful to have encountered your website and look forward to really more excellent times reading here. Thanks once again for a lot of things.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *