¿QUÉ ES DE TU VIDA?

ANTES Katherine Escobar Ruiz, modelo, conductora y actriz ecuatoriana, nacida en Guayaquil el 14 de abril de 1985,  que marcó época en la televisión y las pasarellas nacionales en los años 2000. Su inicio en el mundo del espectáculo se dio cuando tenía 18 años de edad, en 2003 cuando apareció en el Reality Show televisivo Gran Hermano que emitió Ecuavisa. Su popularidad la hizo tener un rápido ascenso lo que le valió para ser una cotizada modelo de desfiles, fotografía y publicidad e incursionar como actriz y conductora de TV, en una docena de programas: Playa Aventura, Súper Espías, Bar Millonario, A Reventar, Viva la Mañana, Crimen sin Castigo, Súper Espías, Notas de amor y odio, Pareja feliz, Retos de Valientes y Leyendas Urbanas, Puro Teatro y en tres telenovelas: Corazón Dominado, Kandela y Me enamoré de una Pelucona, en la que fue protagonista..

El programa que marcó su debut (Gran Hermano), levantó polvareda y fue muy polémico, pues era la primera vez que en el país se ofrecía un show en vivo que mostraba a doce jóvenes ecuatorianos desconocidos entre sí, encerrados durante cuatro meses en una casa – estudio en Argentina y aislados del mundo, exponiendo por cuatro meses (16 de marzo a 13 de julio) su vida cotidiana y sus intimidades. Los participantes con personalidades y antecedentes completamente distintos, debieron convivir en una casa repleta de cámaras y micrófonos que registraba todo lo que hacían y decían, sin quizá saber a conciencia que al salir de la casa los esperaba la inevitable fama.

Katherine no estuvo desde el inicio, ella entró como suplente en remplazo de una concursante que se retiró y tuvo 45 días de permanencia en la casa, hasta que fue eliminada. Para ingresar al programa, tuvo que atravesar algunos obstáculos, pues pese a haber sido una de las primeras seleccionadas en el casting, no pudo hacerlo porque no cumplía con el límite de edad requerida. “Yo tenía entonces 17 años, era menor de edad  y mi mamá nunca me mandó la autorización para salir del país. Pero en la producción me dijeron que qué si salía alguna chica yo entraba, porque yo ya cumplía al mes siguiente 18 años, y así fue. Fue mi primera experiencia televisiva y pese a lo polémico del programa no me arrepiento de haber participado en él porque me ayudó a darme a conocer y me catapultó en lo que luego sería mi carrera de actriz y modelo. Si quieren encontrarle un aspecto rescatable del reality, es que generó espacios de discusión más que ningún otro programa televisivo en Ecuador”

“Nosotros convivíamos en una casa en la que había cámaras que captaban lo que hacíamos las 24 horas del día. Luego al transcurrir el tiempo y conforme pasaban los días hasta olvidábamos que nos filmaban todo y que afuera nos veían. El problema no fue tanto estar en la casa, se sintió más, cuando salimos del encierro porque en la calle nos conocía la gente  y ese sí, fue un gran choque. El fenómeno social que se dio fue el de censurar y castigar actos de lo que hacíamos y el público se sintió con el poder de actuar sobre los integrantes, algo que no debió darse de la manera que se dio. La actitud del público fue castigadora y nos tocó enfrentar a la crítica social. Por entonces, Era solo una niña saliendo de una convivencia en la que  me tocó experimentar miles de cosas que fueron pública. Me chocó el cambio drástico de que de un momento a otro todo el mundo te reconocía. Todos querían opinar sobre ti, sobre lo que has hecho mal. Es más una vez, a María Rosa y a mí nos vieron juntas en un lugar y nos dijeron: ‘pero ustedes no se llevan, ¿qué hacen juntas?’ ¡Nos reclamaban! Era impresionante cómo la gente te quería tocar y lloraba. Querían que les diera la mano y lloraban y yo dije: ¿qué es esto? Si soy alguien normal, común y silvestre, pero mantuve los pies siempre sobre la tierra. El programa elevó el morbo de la gente, a meterse en la vida privada. Nosotros, de una u otra manera expusimos eso y como vieron que causó tal boom, cuando terminó el programa se quedaron con la misma línea. En esa época por mi juventud, no me afectó, tal vez con ahora con más edad y más consciente de muchas cosas, quizá si me hubiese afectado”

Luego del Gran Hermano y en una circunstancia que muy pocas veces ocurre en la vida de los artistas, su debut ante las cámaras se da en el cine, actuando en el  largometraje “Contigo Hasta el Final”, una producción de Creativos Films Productions, escrita y dirigida por Cristian Toledo y producida por Patricio Moreno en la que compartió roles con Pepe Sánchez, Mariuxi Domínguez, Norka Cevallos, Eugenia Bustamante, Raúl Correa, Adrián Jaramillo, Miguel Ángel Súper y Alberto Peñaherrera. “Fue mi debut en la actuación, sí a eso se puede llamar actuación, jajaja. Es que solo salí en una escena. En todo caso, fue lo primero que hice a poco de salir de Gran Hermano. Cuando me llamaron era peladita y yo no sabía actuar, acepté porque me agradó la idea y me pareció un proyecto interesante, pero yo de actuación no sabía nada. Me arriesgué porque soy de las que me gusta experimentar, hacer cosas nuevas y hacer lo que quiero, si eso que quiero es bueno, claro. Soy de las que piensa que es mejor hacerlo y arrepentirse luego que arrepentirse de no haberlo hecho. Por esas cosas de la vida, nunca pude ver esa peli, pero sí, queda en mi recuerdo por ser lo primero que hice”

Pero afortunadamente para el mundo del espectáculo ecuatoriano, esa actuación fugaz, no quedó en eso, pues la fama ganada en Gran Hermano le abrió las puertas de la televisión, a la par que desarrollaba una carrera de modelo en la que llegó a ser muy cotizada. Así a los pocos meses de salir del reality show, llegó, el programa Playa Aventura que se transmitió en Canal Uno en 2004. “Fue mi primer programa. Que emoción. Como olvidarlo. Fue un espacio para la temporada playera que exploraba no solo nuestras playas, sino los otros rincones olvidados por los viajeros. Era filmado al estilo reality y mostraba aventuras, invitaba a vivir experiencias nuevas y a conocer lo desconocido. Disfruté mucho haciéndolo. Conocí lugares, viajé bastante, que es algo que me gusta, aprendí bastante e hice amigos como mis compañeros del programa Gustavo Navarro, Luly Ossa y Cinthya Coppiano. Linda época.”

Katherine, consciente de que si iba a dedicarse a la televisión, tenía que prepararse, estudió actuación con las actrices internacionales Mariela Alcalá y Alejandra Borrero. En Canal uno hizo carrera. Así animó los programas concurso A Reventar (2004-2007) y Bar Millonario (2007 – 2009). Luego hizo reportajes en el programa Viva La Mañana (2006 – 2007) (foto) y debutó como actriz en la serie cómica Departamento 69 (2006). Además como modelo fue imagen del calendario de la Copa América que produjo este canal, dueño de los derechos de los derechos de transmisión del evento. “Cada programa, tiene un recuerdo. Me gustó mucho Bar Millonario en el que hacía dupla con Emilio Pinargote. En el que mi papel era animar a los televidentes a que participen en los juegos que proponía el espacio. No había libreto, lo cual me gustaba pues al no haber textos definidos, debíamos tener talento para improvisar y demostrar personalidad”

Luego pasó a Teleamazonas en el que actuó en cuatro series. Crimen sin Castigo, Súper Espías (2006- 2007), Notas de amor y odio (2007 – 2008), Pareja feliz (2009) y  TC Televisión en la que fue actriz de las novelas Corazón Dominado (2005), Kandela (2009) y Me enamoré de una Pelucona (2011) (foto) en la que fue protagonista. “Esa novela la recuerdo mucho porque fue mi primer papel protagónico y fue muy importante para mi vida profesional. El ambiente de trabajo era espectacular. Al principio se me hizo un poco difícil porque yo no había hecho comedia, había estado en dramatizados que son diferentes. En la historia hice el papel de María del Carmen Aguilar, La Nuni, una joven de buena posición económica que se enamora del cantante Felipe González (Gustavo Herrera), un joven de origen humilde que sueña con convertirse en músico. Al principio La Nuni que estaba comprometida con Max Maldonado,  un aniñado insoportable (Carlos Alberto Rivera)  que pertenecía a su mismo nivel social, decía que jamás se fijará en un pobretón, pero al final el amor prevalece”.

En esos años, Katherine no solo se dedicó a su carrera de actriz, sino que simultáneamente se dedicó a los estudios y al trabajo. Así, en el campo laboral en 2007 trabajó en la Discoteca Element, en las áreas de Comunicación, Relaciones Públicas (RRPP) y comercialización, en  2011 trabajó en la Productora Maruri, como asistente de producción de castings, además de dedicarse a la comercialización, ventas y  auspicios, en asociación con la modelo Adriana Torres y en la venta de  maquillajes de alta gama en asociación con la cosmetóloga Maritza Chévez (foto). Además incursionó en áreas como tecnología y bienes raíces y otros. En 2012, se mudó a Quito para laborar en la Productora KINO, como asistente de producción de castings y en L.A. Models Internacional. En lo referente a los estudios, entre 2010 y 2011, estudió Comunicación Social, Producción y Relaciones Públicas en el Instituto Superior de Estudios de Televisión (ITV).

Después, Katherine, se dedicó por entero a la televisión y pasó a Gama TV, en la que participó en el reality – concurso Retos de Valientes (2013), el programa Leyendas Urbanas (2013) y actuó en algunos capítulos de la serie Puro Teatro (2014) (foto). “La televisión es bella pero hay que reconocer que es un medio muy ingrato, además de complicado y competitivo. Así que las personas que están ingresando, tienen que tener los pies muy bien puestos sobre la tierra porque ahí nadie se va a preocupar de tu vida emocional. Que lo tomen como un trabajo, porque podrán hacer amigos pero tienen que saber desvincular su lado laboral y su lado emocional y como es tan ingrato, aprovechar el momento del apogeo para que los conozcan de buena manera y traten de mejorar como personas, para hacer un mejor trabajo y que sea una larga trayectoria”.

Luego, tras diez años de televisión se alejó de ella, para dedicarse de lleno a su carrera de modelo, en la que consolidó como una de las mejores del país. Así, empezaron los desfiles, las portadas de revista, los comerciales, las fotografías publicitarias y demás, en la que tuvo mucha actividad. Incluso junto a varias modelos de televisión entre las que estaban Carolina Ramos, Grazziana Sampietro, Cinthya Coppiano, Tatiana Macías, Kattya Tamayo y la colombiana Adriana Torres, formaron parte de una gira denominada Top Model TV que recorrió varias ciudades del país como Guayaquil, Santo Domingo de los Colorados, Quinindé en la que hacían desfiles en discotecas y otros lugares de eventos.

AHORA. A partir de 2014, alejada de las pantallas, formó su empresa Katherine Escobar Eventos, con la que  se dedicó a las relaciones públicas en la que organizó eventos y promocionó obras de teatro, talentos de pantalla y modelos. Paralelo a ello, convirtió al teléfono celular en su oficina y se dedicó a dar uso comercial a las redes sociales en las que vendía cosméticos y  productos de belleza. “Todo empezó por que mis seguidoras, al conocer de mi carrera como modelo, constantemente me  escribían para preguntarme sobre tips de maquillaje, o como realizaba el cuidado de mi cabellera, o dónde podían conseguir los productos que yo usaba. Entonces me percaté de que las redes sociales son un medio de gran importancia en las que se tiene contacto con un alto número de personas en un menor tiempo a un menor costo y a que su vez me permite prestar ese servicio personalizado”, cuenta, Katherin, quien junto a su amiga, comadre y mentora la cosmetóloga Maritza Chévez, quien le enseñó todo lo relacionado con el maquillaje, se dedicó además a dar talleres, principalmente fuera de la ciudad.

Paralelo a su actividad de empresaria, Katherine se daba tiempo para el amor, formando una familia con su pareja, el español Pedro José Mateos, con quien procreó su hija Noa, que hoy tiene cuatro años.“Desde que nació Noa, mis prioridades cambiaron, ya que ahora pienso que la mejor inversión es el tiempo dedicado a los primeros años de la crianza de los hijos, obviamente que eso sucede si está en la posibilidades de uno hacerlo, ya que también entiendo a los padres que trabajan para dar mejores oportunidades a sus hijos. Por eso en lo referente a mi área profesional me volví más selectiva en cuanto a tiempo y dinero, valorando el proyecto vs., el tiempo para Noa”.

Pero para quien nació para el arte, el bicho de la actuación siempre la estará rondando. Así en dos ocasiones entre 2017 y 2018, pudo volver al ruedo del espectáculo, situación que no se concretó porque ya estaba en sus planes radicarse en Lima, donde vive actualmente. La primera vez fue para ofrecerle un personaje para la telenovela de Sharon y la segunda para un programa de adultos a través de las plataformas digitales en el canal LOL, dirigido por el libretista, productor y director Jorge Toledo, como parte de la serie Los Ángeles de la Noche, que iba a mostrar una faceta totalmente diferente a la que había mostrado antes. La serie aún no ha salido al aire por problemas de producción, están hechos los programas pilotos, en el cual ella actuó. Me llamaron para realizar un casting y acepté ‘de una’ porque es un proyecto con visión internacional y porque es un formato diferente. Me hablaron del personaje y accedí. En esta caracterización dejaré de ser Katherine para mostrar casos reales de la sociedad. La serie tiene un contenido para adultos en los que había escenas fuertes, como desnudos o escenas sugerentes, pero bien hechas, con arte y contenido, porque no es mi estilo, mostrar por mostrar.  En Internet las producciones son diferentes a la Televisión, en las redes todo se hace muy rápido, en una semana se puede grabar la serie completa. El internet es el presente y tiene grandes posibilidades a futuro. En mi opinión la TV desaparecerá después de unos 20 o 30 años, pues los chicos de hoy ya ven todo en las plataformas digitales”.

A pesar de esas dos oportunidades que no pudieron concretarse, ella no descarta la posibilidad de volver a actuar. “No descarto seguir actuando si se vuelve a presentar una oportunidad que valga la pena, valorando primero mis prioridades. Pero por lo pronto voy a dedicarme a mejorarme como persona ya que ese será el mejor ejemplo para mi hija y para quien comparto mi camino.”

En la actualidad, desde el 1 marzo de este año (2019), Katherine vive con su familia en Lima, por el trabajo de su pareja. “Ahora estoy dedicada al trabajo más fuerte, importante y a veces ingrato: la casa. Por ahora soy soyla”, cuenta con una sonora carcajada.

Entre tanto, Katherine, aprovecha el tiempo libre para seguir preparándose intelectualmente con actividades que generen aprendizaje y crecimiento personal.  “Ahora estoy aprovechando mi tiempo para dedicarme a algo que tenía pendiente y lo tenía en pausa, pues hice un profesorado de yoga en el que me certifiqué y en España hice un taller del “curso de Milagro” con el sicólogo Enric Corbera, (foto), especialista en Programación Neurolingüística. Y Bioneuroemoción. Aún siento que necesito seguir preparándome más, como para crear algo que llegue a apasionarme y que pueda dejar huella”.

Huella. Una palabra que en ella se cumple al pie de la letra, pues Katherine Escobar por todos los caminos que transitó y en todos los pasos que dio, siempre dejó su huella.

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

¿QUÉ ES DE TU VIDA?

ANTES Adriana Torres Giraldo, nacida en Cali, Colombia el 18 de agosto de 1977, fue …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *