File written by Adobe Photoshop¨ 4.0

LOS RESTAURANTES. SU HISTORIA

En 1765 en la Rue du Poulies de París un cocinero llamado Dossier Boulanger abrió el primer restaurante en el mundo, teniendo ya en forma una especie de servicio, y para anunciarlo colgó afuera un cartel que decía en latín vulgar: Veinte ad me omnes qui stomacho laboratis et ego restaurabo vos “Venid a mí, hombre de estómago cansado, y yo os restauraré”. Los viajantes empezaron a llamar a estos lugares “restaurantes”, donde iban a ser “restaurados”, aunque en Francia se les lama, por su inventor, “boulangeries”. Como es de suponer, en el menú de estos restauradores lugares tenían lugar las sopas y potajes, que son los alimentos ideales para recuperar energías. Boulanger, debió esperar más de veinte años para alcanzar el éxito con su comercio, en realidad, fue a raíz del estallido de la Revolución Francesa que los establecimientos como éste (llamados primero “restaurat” y, más tarde, “restaurant” ) se multiplicaron rápidamente por todo París y también en otras capitales europeas. Este proceso, a su vez, se vio favorecido por el hecho de que, antes de la Revolución de 1789, los castillos y mansiones aristócratas de Francia contaban con grandes y sofisticados equipos de cocina. Sin embargo, al caer el Antiguo Régimen, muchos jefes de cocina y cocineros desempleados abrieron sus propios restaurantes. En este sentido, más de 500 casas de comida habían abierto sus puertas para 1804 solamente en París, todas ellas inspiradas en la idea de Boulanger.

Se comprende como restaurante a todos los establecimientos cualquiera que sea su denominación que sirvan al público mediante un precio, bebidas y comidas para ser consumidas en un mismo local y todo establecimiento dedicado únicamente a servir comidas y bebidas a contingentes particulares. La ordenación turística excluye de este concepto los siguientes establecimientos: Cafeterías, Comedores universitarios, Comedores de empresa para trabajadores, Cantinas escolares.

Es muy difícil tratar de determinar a ciencia cierta, la actividad culinaria del hombre de la prehistoria, como también conocer algo sobre las personas que se dedicaban al servicio de las comidas. Sin embargo, se sabe que la venta pública de alimentos preparados es tan antigua como la civilización. Se sabe por ejemplo, que los «Menús» eran conocidos hace más de 6.000 años en la antigua Babilonia. Existen testimonios de un documento escrito, hallado en Egipto el año 512 A.C, que relata ciertos hechos acerca de viajeros que pudieron comer y beber en albergues públicos. Se cita que los romanos heredaron de los griegos el culto a la buena mesa. En el año 40 antes de Cristo, se crea en Roma el primer establecimiento de comidas para «Hombres de negocios», personas a quiénes sus ocupaciones no les permitían comer en sus casas. A estos establecimientos se les denominó «Tabernas».

Origen de los Restaurantes:

En la antigüedad, las iglesias y los monasterios tenían por costumbres albergar los viajeros y alimentarlos aceptando algunas donaciones a cambio. Esta situación fue aprovechada por comerciantes de la época para crear establecimientos especializados en la venta de comidas y bebidas.

En Egipto también durante ese mismo período existían las posadas, donde se ofrecían habitaciones y comidas a los viajeros que se detenían con sus caravanas. A principio de la época moderna en el año 1658, se introdujeron los carruajes en Inglaterra, impulsando este desarrollo de la transportación el auge de las posadas y tabernas.

El término “restaurante” es de origen francés, y fue utilizado por primera vez en París, al designar con este nombre un establecimiento fundado alrededor de 1765, en el que se servían bebidas y comidas peor como algo distingo a las posadas, tabernas y casas de comida. Su éxito fue inmediato y numerosos restaurantes fueron abiertos. Eran atendidos por camareros y mayordomos que habían abandonado sus empleos. Después de la revolución Francesa en 1789, la aristocracia arruinada, no pudo mantener su numerosa servidumbre, y muchos sirvientes desocupados fundaron o se incorporaron a éste nuevo tipo de casa de comidas que surgía en gran número. En otros países, el restaurante, tal como lo conocemos hoy, data de las últimas décadas del siglo XIX, cuando pequeños establecimientos, con éste nombre comenzaron a competir con los hoteles ofreciendo abundantes comidas, elegantemente servidas y a precios razonables. En Londres el primer restaurante s e abrió en 1873. En España y otros países de habla Castellana, también comenzó a propagarse el nombre de “restaurante”, como un tipo de establecimiento que se dedicaba en especial a servir comidas. Hoy la palabra “fonda” designa a un restaurante, generalmente muy modesto. Las tabernas llegaron al continente americano con los colonizadores.

Por otra parte, la palabra restaurante logró extenderse por toda Europa, en donde se fueron adecuando al nombre de raíz, resolviéndolos en algunos países como “Restoran”, “Restaurante” o “Restauracja” (nombre utilizado en la Polonia). Esto da como resultado que los franceses han tenido un gran aporte en el mundo culinario, introduciendo este término y también con sus excelentes comidas, que son de gran aceptación por muchas personas.

Evolución

El primer Restaurante que existió tenía en la puerta de entrada estas palabra: “Venid a mi todos aquellos cuyos estómagos clamen angustiado que yo restauraré”.

El origen de los restaurantes tal y como se les conoce actualmente no es muy antiguo. En el siglo 18, en los sitios donde se servía comida, sólo se podía comer a una hora fija y usted tenía que someterse a lo que sirviera el establecimiento. En el año de 1765, un francés de apellido Boulanger, vendedor de caldos y sopas, las bautizó con el nombre de ‘restaurants’ porque reconfortaban, y así las anunciaba en el exterior de su negocio. El restaurante de Boulanger, champs d’odiso, cobraba unos precios lo suficientemente altos como para convertirse en un lugar exclusivo en el que las damas de la sociedad acudían para mostrar su distinción. Es el negocio comercial de los restaurantes prospero después de la segunda guerra mundial ya que, muchas personas con posibilidades económicas adquirieron él habito de comer fuera de sus casas, la palabra restaurante se Estableció en breve y los chef de más reputación que hasta entonces solo habían trabajo para familias privadas abrieron también sus propios o fueron contratados por un nuevo grupo pequeños empresarios: Los restauradores.

El negocio de los restaurantes significa para esta empresa una distribución y venta de sus propios productos. Sus Restaurantes puede ser utilizados como centro de prueba de sus alimentos y lo que es más importante: Las empresas alimenticias tiene acceso a un importante capital para adquirir buenos emplazamientos para nuevos restaurantes o para comprarlos ya existente. A partir de este tibio comienzo, el progreso que alcanzó el arte culinario de los restaurantes ya no se detuvo. El próximo paso fue no sólo esmerarse en la cocina sino en la manera de servir la comida al cliente.

En la República Dominicana, una de cada tres comidas se hace fuera de casa. Los empleados en esta industria, incluyendo aquellos que trabajan a jornada parcial, suman más de ocho millones. Paralela al incremento de ventas de establecimientos, crece la necesidad de la dirección profesional.

El comer fuera está íntimamente ligado a la disponibilidad económica y por lo tanto, al incrementarse esta aumenta las ventas en los restaurantes. Las comidas y bebidas consumidas fuera de la casa representan aproximadamente un 5% de la renta de los consumidores. Este porcentaje se mantiene prácticamente constante. Los restaurantes son aquellos establecimientos que sirvan al público en general comidas y bebidas a consumir en el mismo local por un precio determinado.

Los restaurantes, atendiendo a sus características, instalaciones, mobiliario, equipo y por la calidad y cantidad de servicios que ofrecen son clasificados en las siguientes categorías, cinco, cuatro, tres dos y un tenedor.


GABRIELA CEVALLOS, feliz madre de un hermoso varón, amante de la cocina, principalmente de la gastronomía ecuatoriana. Apasionada del sector inmobiliario, actualmente trabajo como Asesor de Bienes Raíces. Gracias a mis experiencias y proyectos personales desarrollados, he podido incrementar ciertas capacidades. Estudié Administración Gastronómica en la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE), la que me inspiró a amar mi carrera, me nutrí del conocimiento y experiencia de los mejores profesores del país que los llevó en lo alto y en mi corazón.  He tenido la oportunidad de viajar a Perú y ser parte del equipo de trabajo de la cocina del hotel cinco estrellas Thunderbird de Lima. Realicé pasantías en los mejores restaurantes de Quito. Emprendí un servicio de cáterin y un restaurante de cocina ecuatoriana, sin embargo el rol de un chef es bastante sacrificado, por lo que honrosamente dejé el delantal  y decidí emprender mi actual profesión, la que desempeño con el esfuerzo que merece y puedo decir que amo mi trabajo. Además,  me encanta escribir y me desestresa hacer bisutería, casi todos mis accesorios los elaboró yo.  Actualmente estudio para una certificación de Coach, y estoy entrenando para cumplir  mi nueva meta de escalar montañas.


Fotos: cegaho.wordpress.com; arqys.com; elpensante.com; guiarepsol.com; timetoast.com; kikokasals.com; monografias.com

Bibliografia: http://www.ecuadorinmediato.com/hoyenlacocina/Información/Origenesderestaurante,htlm; htpp://asochefsven.foroactivo.com/74-historia-del.restaurante-s

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

PLATOS TÍPICOS GUAYACOS

Quien no se ha comido un encebollado, una guata, un seco, un arroz con menestra, …

2 comments

  1. Aurelio como siempre sus tus artículos son informativos te felicito por toda la investigación qué haces, es un placer leer algo hecho inteligentemente y profesionalmente

  2. Gracias, Francisco. Muy agradecido de tus palabras elogiosas. El artículo lo escribió una cheff quiteña, muy versada en el tema. Gracias por seguirnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *