PAMELA PRINCESA DE SU PALACIO

Abre las puertas de su palacio y lo hace con una sonrisa y los brazos abiertos porque así es ella de feliz y hospitalaria. Advierte que a su palacio no entra cualquiera y que son contados con los dedos de la mano, los que pueden entrar a su fortaleza. Y fortaleza es la palabra que más identifica a Pamela Palacios, una mujer luchadora, inteligente, trabajadora y capaz que hace honor a sus nombres y apellidos, todos con las letra P,  cuyas letras y sus significados son el ADN de su vida, porque la chica de las cuatro P: Pamela Paola Palacios Ponce es Paz, Paciencia, Perseverancia y Progreso. Polifacética como ella sola, es actriz, modelo, presentadora de televisión, instructora de teatro, empresaria, relacionista pública y periodista. De físico exuberante tiene su mayor exuberancia en el cerebro, en el que hay muchas, neuronas, materia gris, inteligencia, ideas claras y mucha chispa, con una agilidad mental que es digna de admiración.

Si a través de la televisión, cautiva y sobre el tablado de un teatro encanta, sentada en un sillón, conversando y abriendo su corazón, Pamela fascina, porque conocerla y hablar con ella es realmente fascinante. Extrovertida, locuaz, frontal, sincera, de palabra clara y precisa, habla sin tapujos y con una seguridad que convence. Su vida no es color de rosas y a pesar de las espinas que duelen, como la grave enfermedad que tiene su padre, ella  trata de quitarle lo espinoso al rosal de su vida, para continuar de pie y seguir adelante, porque Pamela en otras cuatros de su existencia Pisa potente para proseguir.

Guayaquileña, de 40 años, nacida el 26 de septiembre de 1979, hija única del matrimonio formado por los abogados Enrique Palacios de Guayaquil y la portovejense, Brenda Ponce, siente que la adicción a la vida correcta, apegada a las normas, a las reglas y a la justicia, lo lleva en su sangre como legado de sus padres. Criada y educada en el sur guayaquileño, donde vivió, estudió y jugó, pasó su vida de forma alegre. Residente del barrio La Pradera, en el que no podía salir ni a la esquina por prohibición de su madre, tuvo una infancia feliz a pesar que empezó a trabajar desde muy temprano, en el mundo de la actuación, cuando tenía 13 años y terminaba la primaria en el colegio Letras y Vida que quedaba en el Barrio del Centenario y que dirigía la reconocida educadora Sara Flor Jiménez. En su adolescencia, fue una joven con un ritmo de vida acelerado para su edad. Por la mañana iba a su colegio el Hispanoamericano, situado en la ciudadela Los Almendros, en el que estudiaba la secundaria, por la tarde se dedicaba al deporte, fue destacada nadadora y basquetbolista, que integró las selecciones de su colegio y ganó medallas. Fue torerita del Barcelona, equipo del que se confiesa hincha enferma. Por las noches acudía al teatro a tomar clases de actuación en el Grupo La Mueca y los fines de semana, formaba parte de las obras de dicha agrupación. Tuvo una vida de juventud que la hizo muy feliz.

¿Quién es y cómo es Pamela Palacios? “Pamela Palacios es una mujer en toda la extensión de la palabra. Es una madre de tres hijos. Una mujer que ha estudiado, que se ha preparado para llegar al lugar que hoy está. Si me toca describirme, creo que soy una excelente mamá y una excelente hija y mi prioridad siempre va a ser mi familia. Soy de carácter fuerte, no me gustan las cosas a medias, no soy de medias tintas, me gustan las cosas bien hechas sino que no las hagan. Trato de ser siempre yo, soy una mujer que no depende de nadie en el buen sentido. Temática con la limpieza, extremadamente ordenada, muy estricta en las cosas de la casa. A pesar de mi carácter fuerte, soy una mujer muy sensible, que se conmueve por muchas cosas, se conmueve por un niño con alguna enfermedad, por alguien que está en la calle, por alguna persona indefensa, por una persona maltratada, esas cosas me conmueven mucho, soy muy llorona. Soy muy descomplicada, si algo me gusta bien y si no también. Yo soy mucho de usar jean, camisetas, soy muy amiga, ordenada, muy engreída por ser hija única. Me gusta hablar bastante, soy de las que cuento lo que hago en el día, me fascina la comunicación, no me gusta que me levanten cuando estoy durmiendo, me molesta, detesto, es algo que me irrita mucho y cuando estoy en alguna filmación  y tengo que descansar porque la escena toca después, le digo a producción que me despierten despacito, es lo único que pido. En mi casa respetan mi sueño, porque así mismo como trabajo, las pocas horas que tengo para descansar, descanso, no me levantan, a no ser que sea en un caso estrictamente necesario. Mi hobbie es dormir, me fascina dormir, la oportunidad que tengo la aprovecho para dormir. No soy una mujer que le gusta farrear o andar en la calle, soy muy de hogar, me gusta estar mucho en mi casa, amo mi casa, mi espacio, mi familia, amo mi lugar de descanso, donde me tengo que recargar de energías, me gusta estar en mi habitación, en mi cama, compartiendo con mis hijos. Me cuesta decir que no. Siempre trato de complacer a  mi familia. Ellos  me mueven, son mi motor. No es fácil, porque llevo una vida agitada todo el tiempo, pero al final del día lo disfruto mucho”.

¿Cuál es su óptica de la vida, que le gusta, que no? “Me gusta mucho los mariscos, los amo, el cangrejo es mi debilidad, me encanta el pescado y el camarón, no soy de mucho carne y pollo, pero igual los como. Me fascina el fútbol, me encanta, lo he jugado. He participado en los partidos benéficos que se organizan con gente del espectáculo para servir en causas sociales. Me gustan los deportes, practico el básquet la natación, no me gusta ir al gimnasio a hacer ejercicio, me gusta hacer deportes que no es lo mismo. Odio la mentira, pero más aún detesto la gente falsa, la gente caretuca, aquellas que sabiendo que la cagas, perdone la expresión, se mantienen en eso, no soporto la gente jalisca, que sabe que no está bien y sigue en su necedad, eso no tolero, porque con ese tipo de gente no se puede discutir ni dar un punto de vista”

Su mundo, su familia

El mundo interior de Pamela, lo conforma su familia, sus padres, su esposo, el futbolista Marwin Pita y sus tres hijos: Tábata (21), Axel (18) y Marwin junior (2). “Volver a empezar con mi segundo matrimonio fue todo un reto y tener un hijo fue algo que estábamos buscando desde hace cinco años, hasta que se dio, h sido realmente maravilloso porque vino en otra etapa. El ama a sus hermanos y sus hermanos lo aman a él. Eso me ha llenado de mucha satisfacción como mujer. Mis papás viven conmigo. No me he desligado de ellos y  asumo las responsabilidades de papá y mamá en todo sentido. Soy una hija, esposa y madre incondicional. A pesar de dedicar gran parte de mi  tiempo al  trabajo, no descuido las labores y quehaceres del hogar. No importa lo cansada que llegue, siempre estoy lista para cumplir con mi tarea de madre. Con mis hijos en edad escolar, cuidaba de sus libros, dibujos, hacía con ellos los papelógrafos, los trabajos manuales, estaba pendiente de los uniformes. Soy  una esposa engreída, detallista y amorosa. Soy muy familiar y si me puedo describir en una sola oración de cómo hoy  me encuentro, puedo decir que soy una mujer feliz, plena, completa, que ha logrado muchas cosas en la vida y por eso estoy muy agradecida con Dios. Por la familia, por el trabajo, por tantas cosas lindas que me ha dado. Soy creyente al cien por ciento del amor de Dios. Soy una mujer agradecida porque la gracia y los favores no me han faltado en los últimos años. Caminar como creyente en este medio de la televisión no ha sido fácil, pero estoy convencida que el Señor tiene el control de mi vida.

Su vida en el arte

Pamela, quien además fue modelo y que en México, pudo desarrollarse como tal, siendo imagen de la cadena Walkman, es una actriz consolidada, de las mejores del medio, con una carrera de 26 años de trayectoria en las que ha hecho teatro, televisión y cine. En el mundo de la pantalla chica ha estado en diversos programas y novelas. Debutó en Si Tv en 1993, a los 14 años, en Guayaquil Caliente en los Sketchs de Los Duros del Humor, al que llevó siendo parte del grupo teatral La Mueca. A partir de allí consolidó una carrera que ella la cuanta con lujo de detalles. “Siempre me gustó  la televisión, desde pequeña me llamó la atención, de niña agarraba como micrófono, un cepillo para peinarse el cabello, me miraba al espejo y decía soy Pamela Palacios y hacía las poses y todo. El mismo hecho de ser hija única, llevó a que mi mamá me pusiera en cursos de actuación. Inicié mi carrera desde muy joven, a los 14 años, en el grupo La Mueca. Empecé a estudiar teatro con ellos. Mis maestros son Oswaldo Segura, Taty Interllige y Andres Garzón.. Ellos ya eran unos personajes de la televisión ecuatoriana y como era una buena alumna me llevaron directamente a grabar. En esa época me inicié en Si Tv lo que ahora es Canal Uno en el programa Guayaquil Caliente que animaban Laura Suárez y Gustavo Navarro. El espacio tenía los sketchs cómicos: Los Duros del Humor. Jamás olvido mi primer papel, nunca podría olvidarlo. Hice el papel de una chica que iba a la playa en carro con su novio y nos accidentamos. Entonces llamábamos a Choloman, que interpretaba Oswaldo Segura, quien acudió en nuestro rescate cual típico Superman, que nos salvaba y nos aconsejaba que no tomemos licor. Fue una linda época, en la que aprendí muchísimo y que fue un gran inicio en mi carrera”.

“De Si Tv, de la mano de mis maestros de La Mueca, fuimos a Teleamazonas con el mismo esquema de Los Duros del Humor. Hasta que a  finales de la década del noventa, llegamos a RTS que hizo la serie Súbete a Mi taxi, que era sobre historia de taxistas, que tuvo mucho éxito y fui parte del elenco principal y Entenados con Billete en la que hacía el papel de una de las enamoradas de Felipe. En esa misma época, tenía en el mismo canal, los programas: La Feria de la Alegría, en el que era co-animadora junto a Carla Sala, Copa (deportivo)  en el Mundial 1998 y Lotería Nacional. Fue muy esforzada esa época, pues apenas tenía 16 años y me dividía entre los tres programas y ya  tenía una bebe pequeña, Tábata que recién había nacido y tenía apenas un mes, además estudiaba el primer año de Comunicación Social en la Universidad de Guayaquil en la Facso. Luego con el tiempo llegaron las novelas y más programas. Así estuve entre las telenovelas estuve en  El Cholito, Jocelito y últimamente en Sharon, en el que interpreté el papel de una productora de televisión. En cuanto a programas estuve en Vivos y La Pareja Feliz en Teleamazonas,  en los dramatizados ‘De la vida real’ y ‘Archivos del destino; en ‘Lucho Libre’, en que fui una de las protagonistas, junto a Martín Calle, en el que hice el papel de una luchadora; Puro Teatro (2011), en Gamavisión, que en esa época fue novedoso y rompió esquemas porque llego a la TV con un nuevo formato televisivo en el cual se montaba una obra teatral, se hacía una puesta en escena y se la transmitía en directo. Hacer al mismo tiempo, televisión y teatro, las dos cosas a la vez, fue un reto grande, que aumentó en mucho mi desarrollo actoral, porque no solo me dediqué a caracterizar un personaje sino que llegue a interpretar más de 80, lo cual es muy importante. Allí empezamos con Carolina, Martín Calle, Mao House y luego llegó Ricardo González, por allí pasaron muchos actores y personajes que complementaban la obra. Luego también en Gama TV, estuve en El Programa Te Tomaste la Noche (2014) de Tomás Delgado “la Vecina”, en el que hacía el papel de La Chumita; Batukada Tricolor por el  Mundial de Fútbol 2014 que fue en vivo y en directo, lo cual representaba un reto enorme; Algo Más (2016) , un espacio deportivo y de entretenimiento que se transmitirá todos los domingos, a las 22h30 y en el que compartí con  Francisco Molestina, Ricardo González y María José Gavilánez en la que tenía mi segmento Cara a cara con Pamela en el que entrevistaba a diversos personajes del ámbito deportivo nacional. Eso me encantó porque allí  fui más yo y tocaba el lado humano del personaje. Paralelamente fui presentadora  del segmento de farándula Te Cuento Que, que pertenecía al noticiero del canal, que se emitía de lunes a viernes. Disfruté mucho de cada uno de mis programas en el que siempre di lo mejor de mí”.

En los tablados y el celuloide

Pamela, también hizo teatro en la que actuó en obras como Taxi Coca con el Grupo La Mueca, Quien Mató a Palomino Molero, basado en la obra del novelista peruano Mario Vargas Llosa, La Loca Soy yo, Belleza ecuatoriana, La Señora, El Marido y La Otra (2014) con Sandra Pareja y Andrés Garzón), Intimidades no tan íntims (2014) con Carolina Jaume, Catherine Velasteguí (programa Vivos) y Andrea Ordóñez, más l dirección de Andrés Garzón,  y Hasta que un Macho la Separe (2019) de Maluly Oliva con Hilda Saraguayo y Maricela Gómez. “Hacer teatro es volver a mis raíces. Yo me inicié como actriz, haciendo teatro. Estar en las tablas, además de mantenerte vigente, es maravilloso, porque es una forma personal y directa de llegar al público, a la  sociedad con la posibilidad de transmitir un mensaje, así sea de una forma jocosa o hilarante en la representación de un personaje en una comedia. Ahora estoy con una muy buena: Hasta que un Macho La separe, escrito por Maluly Oliva y en el que comparto roles con Marisela Gómez e Hilda Saraguayo, ha sido sensación y ha tenido gran acogida, tanto que ya tenemos un año y tres meses en cartelera, presentándonos en distintas salas de teatro. Nos ha ido muy bien. N el país las obras en Cartelera por muchos meses ya no se dan. Hoy, hay máximo, una temporada de un mes en microteatro, pero nosotros llevamos por largo tiempo, una obra completa  de una hora y quince minutos, lo cual es importante. Es una obra de tres amigas, compañeras de colegio que se encuentran en un velorio, tras muchos años de no haberse visto. Yo soy Chichí, un personaje, bastante interesante, le he cogido muchísimo cariño, es una niña alegre, pero es una alegre diferente, no es una alegre corriente, es aniñadita, disparatada, se le ocurren cosas y a veces es medio torpe”

Versátil y polifuncional como es, Pamela, también ha hecho cine, en el que tuvo un rol protagónico y fue la actriz principal en la película ecuatoriana Cuento Sin Hadas, del cineasta y productor manabita Sergio Briones, que se puso en cartelera en 2013. El filme, cuya historia es original de  Briones, con libreto del director y escritor venezolano Eduardo Pardo y que estuvo bajo la dirección general de Gonzalo Pesantes, más que una película para cine es un mensaje de alerta a todos aquellos padres que no cuidan de sus hijos y está dedicada a todos aquellos que solo callan y viven para no contarlo. La trama cuenta el trabajo de un grupo de policías nacionales e internacionales que están tras la pista de unos criminales que explotan a menores.

Pamela, compartió roles con artistas nacionales e internacionales de primer nivel y gran trayectoria en México, Perú, Venezuela y Estados Unidos, como la primerísima actriz venezolana Elluz Peraza, su compatriota Chiquinquirá Delgado y actualmente el primer actor mexicano, Paulo César Quevedo. Entre los ecuatorianos estuvieron: Ricardo y Micaela Briones, Jennifer Graham, María Fernanda Pazmiño, Luly Ossa, Pepe Sánchez, Carlos Valencia, Jorge Gutiérrez, Carlos Quinto, Claudia Gómez.

“Fue una gran experiencia y un estupendo trabajo porque me atrae mucho el drama. Representar el  dolor y sufrimiento de una madre que ha perdido su hijo y que hace lo imposible por encontrarlo, fue realmente un papel muy fuerte, conmovedor, muy rico actoralmente.  El papel de la policía, que tras perder a su hijo se convierte en prostituta por tenerlo de vuelta, llegó en un momento bastante crítico en mi vida. Cuando el director Sergio Briones me dijo que para interpretar el papel tenía que bajar de peso, 20 libras y aprender defensa personal, lo tomé como un reto y no dudé en aceptar. Para ir acorde con el personaje además me cambiaron el look, me pintaron el cabello de negro, me pusieron extensiones y lentes de contacto color azul.  Fue un proceso bastante fuerte. En la mañana trotaba, en la tarde ensayaba y practicaba defensa personal, por  la noche trotaba en el parque. Fue un training matador, el doctor Roberto Vitar y su esposa eran mis entrenadores. Además el director, estaba muy pendiente de mi proceso físico. No había un día que no me enviara un correo electrónico en que no me preguntara si estaba entrenado. Al final lo logre, bajé esas libras demás y cuando me vio me dijo el papel es tuyo. Yo no podía darme el lujo de fallar. Era una gran oportunidad y mi primera película. Me siento honrada de haberla hecho y compartido con grandes actores en una historia que tenía mucho mensaje y es un gran aporte a la sociedad. Llegar al cine fue un sueño cumplido”

Pero no siempre, Pamela ha podido cumplir sus sueños en su carrera actoral, aun le duele no haber podido estar una producción internacional: la serie Amas de Casa Desesperada’, versión Costa Rica, que tuvo que rechazar, porque estaba comprometida con otros proyectos, además que en esa época, estaba fortaleciendo su familia que se habían resquebrajado y alejarse del país no era la primera opción, porque para ello lo primero es su familia.

Ante una carrera tan extensa, tan prolija, tan bien hecha, cabe preguntar cuál es la clave del éxito. Ella desenvuelta como es, responde con gran sencillez.  “En mi carrera soy muy disciplinada, me gusta estudiar los libretos, estudiar personajes, soy muy puntual con los horarios de grabación, no soy una actriz complicada, no soy exigente. Trato de dar siempre lo mejor de mi”

Su último proyecto

Pamela no se duerme en los laureles y va de acuerdo al desarrollo de la vida y sus épocas, por eso ahora incursiona en el mundo digital. Desde el mes de junio de este año (2019) tiene su espacio  ‘En Confianza con Pamela’, a través de YouTube, que ya lo tuvo hace tres años, pero que no pudo mantenerlo por su agitado ritmo de trabajo en Gamavisión en el que hacía varios programas. Así, impulsada por su productora, Sofía Rodríguez, vuelve a la plataforma digital, tras tres años de ausencia. Este es un programa de entrevistas en el que se tratan diversos temas. La idea es que la gente se sienta en confianza conmigo y que como persona mediática de su aporte, yo me llevo con mucha gente del medio farandulero, lo cual de cierta manera me da alguna ventaja. El programa, significa además poder ejercer mi profesión, yo soy comunicadora social y antes no ejercí por dedicarme a la actuación, pero creo que llegó el momento de  hacerlo. Aquí con respeto y profesionalismo, preguntaré de todo. Los invitados son personajes de distintas actividades: políticos, futbolistas, artistas, presentadores e invitados polémicos”.

Pamela, en su romance con la tecnología, se mantiene muy activa en las redes sociales. Su cuenta de Facebook tiene 3.445 amigos y en su cuenta de Instagram tiene 247 mil seguidores. “Yo procuro responder a mis fanáticos, para  agradecerles por el  apoyo. A mí, me alegra mucho salir a las calles y que me reconozcan. Me pone muy feliz que después de 23 años de trayectoria, todavía me recuerden. Estoy agradecida con el público por su cariño. Hay gente que de pronto les molesta por ejemplo, que si están comiendo en un centro comercial, se les acerquen y les pidan un autógrafo o una foto. Yo no. Yo me paro, los atiendo, si es un niño le hago jueguitos y eso me gusta porque es mi público y a ellos me debo y porque siento que la gente me quiere”

Y como no la van a querer, si Pamela es de aquellas personas diáfanas e integras que se saben hacer querer. A las que se las quiere porque se las quiere, porque se lo ha ganado, porque se lo merece, por qué es ella y punto.


 

JUGANDO PINPÓN

EN EL PALACIO DE PAMELA

¿Es la vida un palacio?

No. No creo que sea un palacio, pero creo que uno puede construir su palacio.

¿Cómo se construye un palacio?

Un palacio se construye a base de mucho esfuerzo, de mucho sacrificio y de acuerdo a lo que uno quiere construir.

¿Cómo es el palacio de Pamela Palacios?

Mi palacio es construido con bases muy sólidas. Mi palacio es muy colorido. Está muy cercado y muy cuidado para que nadie lo pueda dañar ni destruir, porque es mi palacio, construido con mucho cariño.

¿Quiénes conforman su palacio?

Mi palacio lo conforman mis papás, mis hijos y mi esposo.  Ellos son la base de mi palacio, sin embargo tengo personas que han visto a estar en mi palacio y que forman parte como si fueran familia de sangre. Son muy pocas, no más de cinco o seis, que ya hacemos una familia numerosa. Y a los que siempre los he acogido con cariño. La gente que ha venido la he hecho parte de mi familia y la quiero y respeto igual como si fuera mi familia de sangre.

¿Usted reina en su palacio?

Si yo reino en mi palacio. Yo soy la reina, bueno realmente la princesa, porque la reina es mi mamá. Por qué aunque yo sea la dueña del palacio y la que dirijo y comando el palacio, la reina será siempre mi mamá. O sea en mi palacio hay una reina y dos princesas: yo y mi hija.

¿Quién entra a su palacio?

A mi palacio entra la gente que es muy honesta, la gente que se muestra tal cual. Hay muy poca gente que entra a mi palacio. Muy poca gente. Son contadas con los dedos de las manos, las personas que han entrado a mi palacio y se han quedado. Gracias a Dios he tenido la Bendición de que la gente que ha podido entrar a mi palacio se ha quedado y no me he equivocado con ellos. Tienes que ser muy honesto ante todo y si lo eres te convierto en parte de mi palacio, y te hago parte de mi familia.

¿Quién sale de su palacio?

El desleal. Hay quedas desterrado forever.

¿Y ya hay desterrados?

No. No  he desterrado a nadie todavía.

¿De qué materiales está construido su palacio?

Los materiales de construcción son el amor, el respeto, la honestidad, la lealtad

¿De qué  color es su palacio?

De muchos colores, rojo, amarillo, azul, verde. Rojo de pasión, amarillo de mi equipo, azul de paz, verde de esperanza. Mi palacio es un arco iris, pero con una diferencia mi arco iris tiene un color gris. El arco iris no tiene gris, pero el mío sí. Y ese gris son los momentos difíciles que nos ha tocado pasar en mi palacio que igual he podido sobrellevarlo con la ayuda de Dios.  Yo creo que sin ese gris, mi palacio no fuera tan perfecto como lo es. El color gris ha hecho que en los momentos difíciles haya más unión familiar, haya más comprensión, haya más paciencia y haya más fe.

¿Su palacio lo quisiera en la playa o en la montaña?

En la playa. Me gusta más lo caliente que el frío. Me gusta más el calor. No me gusta el frío, el frío me deprime, me pone triste. Quisiera estar solamente en la cama arropada. No definitivamente, lo caliente.

¿Qué quisiera que escriban de su palacio cuando ya tenga que cruzar la puerta final?

Ufffffff. Que pregunta. Que heavy. Simplemente PAMELA PALACIOS.

 

 

.

 

.

 

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

UN ACTOR MULTIFACÉTICO

El libreto de la obra llamada vida trae un viejo refrán que dice que hay …

2 comments

  1. Thank you a lot for giving everyone an extremely pleasant opportunity to check tips from this website. It’s always very lovely and as well , stuffed with a good time for me and my office co-workers to search the blog on the least thrice in 7 days to read the newest guidance you have got. And of course, we are usually satisfied with the splendid thoughts served by you. Selected 2 ideas in this article are completely the most effective we have all had.

  2. I am really loving the theme/design of your blog. Do you ever run into any web browser compatibility problems? A handful of my blog audience have complained about my website not operating correctly in Explorer but looks great in Safari. Do you have any advice to help fix this problem?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *