¿QUÉ PIENSAN NUESTRAS MASCOTAS?

Cada vez nuestras vidas se vuelven más agitadas, tenemos tantas cosas en qué ocupar nuestras mentes a la vez: los deberes del colegio o de la universidad, las metas por cumplir en el trabajo, el estudio de lo que nos mueve o motiva, la reunión de padres de familia, el evento importante del niño en la escuela, el cafecito de la tarde con las amigas, la visita a casa de los padres, el pago de las cuentas que no nos dejan dormir, el viaje del año tan esperado, la asistencia a nuestro lugar de oración y a los sitios donde ofrecemos ayuda, la ida al hospital por nuestro pariente enfermo, o al veterinario si nuestra mascota tiene un problema de salud, además de la ida al supermercado para realizar nuestras compras básicas, sin dejar fuera las escapadas al shopping para darnos un gusto cuando podemos y al cine con los amigos o con la persona con la que salimos, tampoco se puede dejar de mencionar que el auto también necesita salir y tiene que ir al taller cuando se avería, y podría citar innumerables situaciones que podrían ser prioritarias en nuestros caminos…

Si nos pusiéramos a sumar la cantidad de pensamientos que se nos vienen a la mente en tan sólo un día, ¡muy posiblemente no podríamos creer que son cientos! Si imaginásemos una nube encima de nuestra cabeza, ésta podría casi reventar porque sería una nube gigantesca, pero, ¿nos hemos preguntado alguna vez qué hay en la nube de nuestras mascotas? ¿tal vez un hueso o un ratón? Pues en sus mentes estoy casi segura de que están solamente sus dueños y ellos son su única prioridad, hablando de los que afortunadamente cuentan con uno.

Gracias a la liberación de endorfinas, sustancias producidas en el organismo que actúan como neurotransmisores, se produce la estimulación de la parte del cerebro que tiene relación con las sensaciones de bienestar y felicidad, por ello cada vez que nuestras mascotas nos tienen a su lado, se cree que su comportamiento es como si estuvieran enamoradas o que piensan sólo en nosotros, tal como cuando nos enamoramos de una persona también.

La diferencia está, en que nuestras mascotas siempre se muestran felices y no se estresan emocionalmente como nosotros lo hacemos, no se amargan sino que aprovechan cada momento como si fuera el último, lo único que piden es que los tomemos en cuenta cuando llegamos a casa haciéndoles mimos o cariños, que les demos su deliciosa comida a las horas que necesitan comer, que les proporcionemos siempre agua fresca y limpia, que los llevemos a dar un paseo rutinario, que los bañemos en casa o los traslademos a la peluquería, que los mantengamos sanos.

Cuando no se las trata de manera positiva, claro está, que algunas mascotas pueden tener cambios en su temperamento, a veces muy negativos, porque precisamente a pesar de decir que no son racionales, actúan por instinto o porque tienen memoria, entonces podemos tener mascotas problemáticas, únicamente como consecuencia de nuestros propios actos.

Una mascota que ha vivido momentos verdaderamente traumáticos con mayor frecuencia tendrá en su mente recuerdos relacionados con ellos, por ejemplo, maltratos o accidentes, o mientras duerma tendrá sueños muy angustiosos, por eso es que sabemos que los animales también sueñan o tienen pesadillas.

En nuestro caso, dependerá de nuestra actitud y de cómo enfrentemos las situaciones que se nos atraviesan, para tomar la decisión de ser felices o infelices, aunque también pueden influir múltiples factores externos, por eso se dice que la actitud es el pincel con que coloreamos nuestras vidas y somos nosotros quienes elegimos los colores; por el contrario, nuestras mascotas solamente dependen de nosotros, somos su todo y nos dejan una gran responsabilidad. Elijamos ser felices para que ellas también lo sean y así siempre nos demuestren cuánto nos aman, con exagerada emoción e incontables lamidos, movidas de cola, ladridos y maullidos. ¡Tarea diaria: ser felices!

Fotos: Apertura (Cortesía Macvet, Clínica Veterinaria. Mascota Modelo. Luciana. / Artículo: Mariella Chacón. Mascota Modelo: Boris


Mariella Chacón Morales

Médica Veterinaria

WhatsApp: 593 984 010 758

E-mail: marielinha20@hotmail.com

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

EN LAS PROFUNDIDADES DEL DESAMOR

¿Quién dijo que nosotras no podemos enamorarnos? Quien lo haya dicho se equivocó rotundamente. Así …

Un comentarios

  1. sabes si me he preguntado cuando se quedan mirando al cielo por un largo tiempo. yo en lo personal creo que también adoran a Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *