EL DIARIO DE LA PAMELA

Que la política o mejor dicho, un hecho político, llegue al teatro no es muy común por estas tierras. Por ello resalta y es encomiable el esfuerzo de llevar a los tablados de Guayaquil, la obra de corte dramatizado político, El Diario de la Pamela, una investigación periodística del medio digital La Posta y del grupo teatral Rompekbezas, que recrearon el caso de la exjueza y  asesora Pamela Martínez, pieza fundamental en el gobierno de Rafael Correa, quien estuvo detenida en prisión por el denominado caso “Arroz Verde” (hoy llamado ‘caso Sobornos), que trata de las empresas multinacionales que fueron señaladas en aportes a campañas electorales para Alianza País y que, según reportes en la Fiscalía, se conocieron a través de los correos electrónicos que fueron recibidos y contestados por Martínez.

El origen en la vida real, está basado en una reconstrucción cronológica de la investigación del caso Arroz Verde realizada por los periodistas ecuatorianos Fernando Villavicencio y Christian Zurita y que fue publicada en los portales web Mil Hojas y La Fuente, y en el que La Posta también facilitó información del cuaderno de Pamela Martínez ( foto) a la producción de la obra.

La obra teatral, que se está exhibiendo durante todo el mes de noviembre en el Teatro La Bota de Guayaquil, en horario nocturno, cuenta con la participación en diferentes ámbitos de personajes internacionales, radicados en el país. Fue dirigida por el director chileno Sebastián Sánchez Amunátegui, con guion de Jose Rengijo, bajo la producción de Rompekbezas, encabezado por la productora de televisión, la peruana  Catrina Tala, y la labor periodística del ecuatoriano Luis Eduardo Vivanco Arias y el venezolano, Anderson Boscán Pico de La Posta, un periódico digital nacional que opera desde octubre 2017. Los actores son  los ecuatorianos Belén Franco, Lucciana Grazzi, Víctor Aráuz y Santiago Carpio.

La obra se desarrolla en una sala de redacción en la que cuatro periodistas: Teresa (Belén Franco), Martha (Luciana Grassi), Marcos (Víctor Aráuz), Antonio (Santiago Carpio) analizan la investigación a partir de los apuntes del diario de Pamela Martínez, tal como sucedió en la vida real en la que el cuaderno de la exasesora de Rafael Correa fue parte primordial de la investigación que involucró a personajes de las altas esferas del gobierno anterior, como Alexis Mera y María de los Ángeles Duarte que según la fiscalía “habrían recibido valores económicos de empresas privadas a través de Pamela Martínez y Laura Terán”.

La idea de realizar la obra nació del periodista Vivanco, presentador del programa audiovisual digital, de entrevistas Castigo Divino y cofundador del periódico digital La Posta, quien sintió la necesidad de teatralizar las investigaciones periodísticas realizadas.

La obra de corte político, tiene su momento literalmente teatral, pues se escenifican, interpretaciones musicales, bailes y juegos que son una sátira para graficar la forma en que se realizó el supuesto fraude del gobierno correísta y en varias escenas se hace el uso de máscaras con la cara de los políticos implicados en el caso judicial que aún no tiene sentencia o se presentan muñecos icónicos de películas de ficción a los que se relacionan con personalidades políticas, como por ejemplo el de Darth Vader, personaje ficticio central de la famosa saga de Star Wars, a quien se lo liga al expresidente Correa.

En la obra hay otras situaciones teatrales dignas de destacar como una frase parte de la trama que dice: “Para que exista teatro se necesitan actores y público. Es una convención en que el actor finge una realidad y el espectador se cree esa ficción. Por eso dicen que la política es puro teatro, porque siempre hay un político que miente y un ciudadano que cree esa mentira”. O aquella pregunta del actor Aráuz quien dijo: “¿Ustedes son corruptos, alguna vez han sido corruptos, han dado dinero, han recibido dinero?”, con el que se da inicio a la trama.

En una parte de la obra, la actriz Belén Franco (foto), de desliga del rol de la periodista Teresa y toma el papel de Pamela Martínez para decir: “Yo soy un eslabón en toda esta cadena de engaños y sobornos, quizás el más débil o el más importante, sea como sea estoy cumpliendo el rol de conejillo de indias mientras otros están disfrutando en países que les dieron asilo. Estoy pagando por mis errores, por mis malas decisiones. Soy Pamela Martínez y esta es mi historia”.

La obra, en su trama tiene un sitio para la controversia entre los personajes, así Antonio, quien aclara no ser correísta, habla de una “persecución política” al exmandatario, de quien resalta proyectos y compras del gobierno anterior como: las carreteras construidas, máximo punto de defensa de los miembros de la Revolución Ciudadana y sus simpatizantes a la gestión gubernamental, la construcción del edificio de La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el lanzamiento al espacio del cohete Pegaso o la adquisición de los helicópteros Druv. Ante ello, hay la posición contraria, interpretada por Marcos, quien es terminante al decir: “Los helicópteros se cayeron, el edificio fue una huevada, las carreteras tuvieron sobreprecio, las hidroeléctricas fueron adjudicadas a Odebrecht y el cohete se hizo mierda”.

La obra tiene como colofón la invitación de los actores a reflexionar sobre el tema y a saber votar en las elecciones, si como a actuar bien como ciudadanos.


Fotos: El Universo, El Telégrafo, 4pelagatos.com, extra

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

LA ESTRELLA ECUATORIANA DE TELEMUNDO

Como quien no quiere la cosa, un día dejó su Ecuador amado para triunfar. No …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *