UNA SICÓLOGA QUE ACTÚA COMO ACTRIZ

Esta vez quien se acuesta en un diván imaginario es ella. Allí la sicóloga y actriz, vive su propia consulta actuada. La especialista en sicología, se acuesta, se estira, cierra los ojos y cuando los abre, mira fijo hacia arriba, fuera de su campo habitual está un entrevistador que quiere saberlo todo y cual tal regresión invade a su pasado, para de ahí llegar al presente y al futuro. Ahora la que responde las preguntas será ella; en tanto, su otro yo, el de la artista, actúa a ser entrevistada y también responde y lo hace a su estilo, con soltura, con seguridad, frontalidad contundencia y sencillez. El psicoanálisis periodístico tiene su propio libreto y Maricela Gómez Arias, sicóloga y actriz habla con locuacidad y sin tapujos, sin ocultar nada.

“Es que no tengo nada que ocultar. Lo mío es la transparencia. Soy transparente y nada de pura boca, como el título de una de las novelas en las que actué. Todo lo que hice y hago, lo he hecho consciéntemente, analizando ventajas y desventajas, estudiando sus pros y sus contras y no me arrepiento de nada. No soy de las que dice lo que no soy, ni interpreto un personaje como si estuviera actuando en un tablado o ante una cámara. Esta es la vida real, mi vida real, mi propio reality y así me presento, si me aceptan bien, si no que pena, pero así soy yo, esta soy yo”, dice esta guayaquileña de tez canela y vivaces ojos negros, de 42 años, madre de tres hijas (Emily de 23, Patricia, 22 y Franchesca, 17), novia del sicólogo Gerardo Panchana, que tiene una carrera actoral de 31 años, en la que ha tenido que luchar duro y mostrar actitudes y aptitudes, porque ella no llegó a las cámaras por palancas, ni por su cara bonita, peor por “camacasting”. “No soy la chica bonita que consigue un papel por su físico, soy una actriz que comenzó desde abajo. A mi literalmente me tocó sufrir y llorar por un personaje. He cumplido muchas metas, fui extra y también protagonista, pero que haya cumplido mis objetivos no significa que la carrera haya concluido. Siempre tendré mucho por aprender, mucho por dar y mucho por triunfar”

Nacida de la tierra de la humildad

Maricela, apodada “La Negri”, nacida el 23 de noviembre de 1976, en la tierra de la humildad, en el hogar formado por Emilio Gómez (+) y Blanca Arias, que la procrearon junto a su hermana Yadira, es una mujer orgullosa de sus raíces y de su origen que huele a barrio y sabe a esfuerzo. “Soy de origen humilde, vengo de una mezcolanza de razas y regiones, por mi papá  que es cholo peninsular, nacido en Manglaralto y por mi mamá de la inmensa hoguera de ardiente frenesí manabita, nacida en Chone. Sé lo que es ganarse las cosas con el sudor de la frente, haciendo sacrificios. No me apena decir que mi padre fue un carpintero ebanista a mucho orgullo y mi madre, manicurista; gente humilde de bien de principios y valores, que me apoyó siempre. De ellos aprendí a amar la vida y a creer en Dios, a respetar y hacerme respetar, a querer y ser querida. Esto me ha servido para que pese algunos tropiezos haya salido adelante en lo que me gusta”

¿Y qué le gusta?  “Me gusta bailar, Emelec, la salsa, las canciones de Ricardo Montaner, la gente honesta, la verdad, la fidelidad, la amistad, la actuación. Me gusta la vida y vivirla plenamente”. Fuera del tablado, detrás de las cámaras como es Maricela “Soy una persona sencilla a la que la popularidad no le quitó su humildad, soy espontánea, extrovertida, sincera, transparente, frontal, temperamental, gritona, eufórica, habladora, mandona, que espera no cambiar su actitud hacia la vida y hacia la gente. Soy madre desde muy joven, me casé embarazada a los 18 años y fracasé en ese matrimonio por inmadurez. Por entonces soportaba críticas por mi maternidad precoz, pero no soy la primera ni la única. Estoy feliz con la decisión que tomé. Tener un hijo es lo más maravillosos de la vida. Estoy contra el aborto y jamás iba a tomar una salida “fácil”. Tengo el orgullo de haber sacado a algunas amigas de las manos de un doctor que les iba a practicar un legrado y ser madrina de sus hijos. Hoy, ellas me lo agradecen y como so, son orgullosas de ser madres. De la inmadurez se aprende y hoy soy la mujer madura y centrada que ama a su familia y lucha por ella”.

De su vida privada, que jamás fue privada de amor y respeto, también se sabe que estudió en el colegio Santa María Goretti, que se graduó en el Julio Ayón, que jugaba en la calle con sus amigos de la barriada de Ayacucho y Leonidas García del Barrio Garay, con los que jugaba béisbol y pepo, se bañaba en la lluvia y comía ceviche de balde.“!Uy! Era una niña terrible, malcriada, hiperactiva y muy peleona, que chocaba con los compañeros para la salida, peleaba con los hombres y llegaba a casa con el uniforme roto. Recuerdo que cogía dinero de la alcancía de mi mamá para jugar maquinitas. Era traviesa, jajajaj. Una vez me cogí un vestido de mi mamá para venderlo en 20 sucres y se armó un lío tremendo porque ella pensó que lo había cogido mi padre para dárselo a aluna mujer. Pero fueron travesuras inocentes de niña inquieta. También hice cosas buenas. En el zaguán de mi casa, puse un negocio de alquiler de discos view master (dispositivo visualizador de discos con imágenes), del cual sacaba dinero para mis cositas. Independiente y responsable la niña (ríe)”.

Su vida personal no siempre tiene buenas noticias y las de Maricela, giran en torno a la salud, pues padece de fibromialgia, una enfermedad o trastorno reumatológico autoinmune que se caracteriza por un dolor muscular crónico generalizado de origen desconocido que daña el sistema nervioso autónomo, acompañado de sensación de fatiga y otros síntomas como: problemas de sueño, memoria y estado de ánimo.

Su mundo en la actuación

Maricela, nació para el arte y sus padres se dieron cuenta muy temprano, por ello siendo preadolescente la matricularon en el Club de Actuación Teatral (CAT) de Raúl Varela en el que dio sus primeros pasos actorales. Es que sus progenitores la habían visto jugar a la actriz cuando a los ocho años, con sus primas, tomaba un micrófono y jugaba a cantar o a ser actriz y mostraba inclinaciones y aptitudes para el arte. “Empecé en 1988, a los 12 años haciendo fotonovelas. A los 14 (1991), salí en cinta por primera vez (risas) cuando actué como extra en la telenovela Una Mujer que protagonizó Silvana y la transmitió Ecuavisa. Mi única escena fue pasar frente a ella en una discoteca. Luego hice teatro con la Compañía Fuentes. En 1993, a los 17 años, volví a la televisión para un papel de tres líneas en la novela Ángel o Demonio, en que interactué con Carla Sala y Antonio Santos (+) en una escena en la que solo preguntaba por un trabajo. En 1995 antes de cumplir los 18, actué en el papel de la amante del dueño del gimnasio, que interpretaba Roland Devetak. Esos fueron mis inicios”

Luego de eso, al poco tiempo, se casó, nacieron sus dos primeras hijas y apagó la cámara de la actuación, para trabajar como vendedora de autos. Pero cuando el arte jala, jala, Así la fiebre que calentaba su vena artística, fluyó nuevamente y en 1997 con 21 años de edad, volvió a actuar en la novela María Soledad, en la que interpretó a Sonia la mejor amiga de María Soledad González Mejía de Montalvo, protagonizada por la colombiana Lady Noriega. “Hasta ahí, no era muy conocida, aunque en esa novela, slí en casi todos los capítulos. Pocos recuerdan ese papel, que fue la base para coger experiencia, aflojarme ante las cámaras y aprender. Mi despegue en la actuación fue en 1999, cuando con 24 años y desempeñándome como asistente de producción de la novela Puerto Lucía, conocí a la libretista Catalina Ledeboher, quien me dio el espaldarazo final, llevándome a Emergencias, una serie exitosa que duró mucho tiempo y en el que interpreté a la doctora Rosario Tama. Luego vinieron Ángeles de Pacha, La Hechicera (2003), Yo Vendo Unos Ojos Negros (2004),  Amores que Matan (2005) en la que fui protagonista, interpretando a Norma, la esposa de Wagner Altamirano, dueño del periódico La Roja, que interpretaba Andrés Garzón. Allí se vio una Maricela, más madura, más profesional, con mucho talento que ofrecer, Pura Boca y Kliffor (2006) y  Súper Papá (2013). Ahí  salgo de Ecuavisa y paso a TC porque me llamó Sharon para trabajar en El Gabinete (2008) con Junior Monteiro, Santiago Naranjo y Priska Bustamante, Daniela Vallejo y José Rezabala. Luego hacemos otra serie muy cortita sin mucho éxito Corazón Contento (2009) con los mismos actores en otros personajes. Ese mismo año, me contrata RTS para ser una de las animadoras del Club de La Mañana, en el que permanezco ocho años y medio hasta que en enero del años pasado (2018) por mi enfermedad de la fibromialgia, sufrí una crisis muy fuerte al punto que me tuvieron que hacer un procedimiento en la columna porque no podía caminar, en eso me despiden del canal y tengo que hacer un alto obligado al arte”.

Esos tiempos duros, no amilanaron a Maricela, quien aprovechó el tiempo para terminar sus estudios universitarios en sicología, culminar sus prácticas y terminar la tesis, previo a su graduación de sicóloga. Pero su alejamiento de las pantallas no duraría mucho, así en septiembre de ese mismo año (2018) la contrata Ecuavisa para la segunda parte de la novela de Sharon la Hechicera. “Allí hago el papel de la doctora Vilma Aguilar, la fiscal, que comanda las investigaciones del asesinato de la protagonista de la serie. La serie se terminó de grabar en febrero de este año (2019) y en estos momentos se la está exhibiendo aún”.

Al no tener trabajo fijo en estos momentos, Maricela se vuelca a las tablas para hacer teatro, algo que le fascina por su contacto directo con el público. Así durante 2018 hizo varias obras como Bodas de Sangre, un drama del poeta español Federico García Lorca en el Teatro Centro de Arte; Adiós Isabel, en Pop Up; Que Trío más Trío, Ana o la Espada, escrita y dirigda por Eduardo Muñoa que se presentó en el teatro Sánchez Aguilar; Voces, un monólogo del género drama, escrito y dirigido por Pablo Mario Ansaldo que se presentó en el teatro La Bota, Las Tres Desgracias, comedia escrita por José Carlos Palacios y dirigida por Ricardo Velasteguí, en que actúa junto a Ruth Coello e Hilda Saraguayo, exhibida en Pop Up y Hasta que un Macho las Separe, una comedia de Maluly Oliva, dirigida por Andrés Garzón en la que comparte roles con Hilda Saraguayo y Pamela Palacios, obra que se ha presentado en varias oportunidades y estuvo en cartelera hasta la semana pasada. “Bodas de Sangre dirigida por Eduardo Muñoa, es una obra literaria de Federico García Lorca, maravillosa, llena de lirismo y elementos simbólicos, escenificada en prosa y verso. Eso para mí  fue muy importante. Cada año yo he estado en una obra literaria con Eduardo. Allí actué junto a Elena Gui, Alicia “Tite” Macías, el español, Aaron Navia, Edison Ávila, Juan Fernando Rojas, Angie Luibeth, María Sacoto, Sebastián Perdomo e Isaac Garcés. Las Tres Desgracias, es la historia de tres amigas que se conocen muchos años en la que cada uno tiene su guardadito (jajaja), pero al final todos se sorprenderán. Adiós Isabel, obra de Ricardo Velasteguí, en formato micro de 20 minutos, es de una pareja que tienen su diferencia y el final es inesperado, trata de un hombre atormentado por su pasado, que lucha por superar la tragedia que lo persigue: Isabel, su esposa o sea yo (jajaj), en la que comparto con Santiago Carpio. Que Trio Más Trio con Jorge Jiménez y Erick Pino, es un ensamble teatral que consta de tres obras en formato microteatro. En voces personifico a una trabajadora sexual que vive atormentada, acosada y humillada por Carmen quién es una mujer entregada a su hogar, madre de dos hijas, mujer «ejemplar» ante la sociedad , Vicky defiende a Laura de las humillaciones de Carmen la mujer ejemplo y Judith la religiosa confronta a todas. Estás cuatro mujeres son una sola, Laura escucha voces que cambian su personalidad, ella tiene trastorno de personalidades múltiples. En Hasta que un Macho las Separe”, interpreto a Rafaela Velarga, la divorciada independiente. La obra plantea diversos temas y eso es lo interesante, pues se habla de la amistad, los celos y el interés por el novio ajeno al que se atrapa cuando ya está disponible. Más de una se sentirá identificada con lo que verá y a los hombres también les pasará esa identificación, de pronto hasta querrán abandonar el teatro al sentirse aludidos, pero en el fondo queremos que todos se diviertan y lo disfruten. Esta obra ha sido el boom por donde se lo mire y ha tenido gran éxito, la hemos presentado en varias temporadas, ya la hemos presentado en Machala y en la Península en Libertad y Santa Elena y próximamente iremos a Manta, Quito y Cuenca y nos están pidiendo levarla a Argentina, así que estamos con muchas cosas positivas”

Su carrera se complementa además con su presencia en el mundo del celuloide, habiendo hecho, cine con tres películas que la llenaron mucho. “Hace mucho tiempo, en 2006, hicimos La Última Función, un cortometraje de Jorge Toledo que contaba la historia de tres actores en busca de trabajo que se enfrentan a grandes problemas por la falta de cabida y de oportunidades de un país que vive una dura realidad. Allí, estuve junto a David Reinoso, Danilo Esteves, Carlos Valencia, Andrés Garzón, Amira Bustamante, entre otros. En 2010,  estuve en Alfaro que se grabó en Quito que fue sobre la revolución alfarista, dirigida por Juan Diego Ponce Ponce con guion de Diego Pérez Terán protagonizada por Nayib Salzar y Iresponsabilidad Compartida dirigida por Jorge Beltrán en la que actuó Jaime Toral, Pepe Sánchez y algunos valores nuevos”, que trataba sobre varias problemáticas sociales”

La sicóloga

Maricela es doblemente profesional. Lo es en el arte como actriz y lo es académicamente como sicóloga, carrera que a más del título profesional logrado hace un año, le dio el amor, pues fue en el aula de clases donde conoció a Gerardo Panchana su novio desde hace seis años. Su vida estudiantil es una historia de esfuerzos, dolores, triunfos y buenas notas. “Mi papito, cuando estaba en vida,  siempre me decía, hija, debes estudiar, necesito que te gradúes y tengas título, para no solo confiarte en la actuación que eso va y viene. Con esa motivación, decidí estudiar y me incliné por la sicología, porque siempre quise ser médico, pero las cosas de la vida no me lo permitieron, así que elegí  esa carrera afín, que además me encanta porque estudia le mente humana y los procesos asociados a ella, de cómo piensa y actúa el cerebro humano, ciencia que además puedo mezclarla con la actuación en lo referente al análisis de un personaje y su sicología, algo que ya sin ser sicóloga lo hacía cuando actuaba y analizaba mi personaje desde su perfil sicológico, lo cual me ayudó mucho más en mi carrera de actriz”

Pero como dicta la ley de la vida, nada es fácil en nuestra existencia, pues todo requiere de esfuerzo y sacrificio para poder lograr los sueños y deseos que se tiene y las metas a veces se la cumplen con dolor  y Maricela pasó uno muy fuerte. “Inicialmente estudié a distancia, pero no funcionó, no me daba el tiempo, se me complica este tipo de estudio que  definitivamente es más complicado que el presencial. Así que unos meses después ingresé a la Universidad de Guayaquil a la facultad de ciencias sicológicas. Recuerdo que cuando ingresé me encontré con muchas situaciones complicadas, primero mi edad, como que estaba ya mayor para ponerme  estudiar, había muchos jóvenes, algunos me miraban con buena cara otros, no tanto y muchos me decían: usted es actriz como así se pone a estudiar. Allí en las aulas conocí a Gerardo, mi novio, de quien me enamoré y ya tenemos seis años juntos. Las dificultades y vicisitudes, siempre hay, pero hay que superarlas y salir adelante. Al final, terminé la carrera y hace un año, me gradué con el Premio Contenta, con una de las mejores calificaciones de la universidad, Gerardo, terminó premio a la excelencia académica. Es como que nos juntamos el hambre y la necesidad. El perfeccionista, yo hostigosa, intensa con eso de la disciplina educativa y eso dio sus frutos y me siento orgullosa”.

En la actualidad, Maricela, está empezando a ejercer su profesión y aunque le ha resultado difícil conseguir un trabajo estable, debido a su falta de experiencia, se está abriendo paso individualmente. “En este país no hay trabajo, siempre te piden dos años de experiencia y ¿cómo la tienes? Si no te dan oportunidad. Ante eso, con Gerardo estamos emprendiendo por nuestra cuenta. Hemos puesto publicidad en facebook e instragram y la gente nos busca a través de las redes, de esa manera coordinamos una cinta y atendemos en un local que alquilamos. Ya  tenemos nuestros pacientes Además elaboramos talleres dirigidos a las parejas y empresas.También estamos emprendiendo en la realización de diagnósticos laborales en la parte organizacional, estudiando una nueva técnica para desbloquear el stress y la ansiedad y preparando un taller de afrontamiento y enfrentamiento para la familia de los enfermos que padecen fibromialgia y dolores crónicos. Yo padezco esa enfermedad  y siento como la familia nos trata con pinzas, porque no saben cómo tratar al paciente, ni lidiar con situaciones que se presentan, no solo en fibromialgia, sino con otros padecimientos. Así vamos adquiriendo la experiencia es necesaria y vamos aprendiendo en el camino”.

Y el camino de Maricela está en seguir actuando, en brillar en el escenario, en llevar entretenimiento a su público, en arrancarles aplausos y en analizar la mente humana para ayudar al prójimo a encontrar la felicidad, la misma felicidad que siente cuando interpretando un papel siente parte de sí misma.


JUGANDO PINPÓN

UN SICOÁNALISIS CON LA SICÓLOGA

¿Es la vida una carrera sicológica

En la vida la sicología está, en todos los aspectos de la vida. Claro que es una carrera sicológica porque tienes que jugarle a todo, a las emociones, saber sobrellevar las situaciones que se te presentan, enfrentarte ante cosas duras, enfrentarte ante realidades, enamorarte, aprender a desamorarte, aprender y aprender a deasprender

¿Qué ha aprendido a desaprender?

Más bien no he aprendido he desaprendido a fijarme en el que dirán, he desprendido a mirar a los demás solo hasta mi punta de la nariz, pero de la vida he aprendido que todos necesitamos un abrazo, una sonrisa, un saludo cordial en cualquier momento de nuestra vida.

¿A quién le cambiaría la mente?

No necesito cambiárselas yo, sería como un engaño. La gente debe aprender a cambiar su mentalidad y sus pensamientos con respecto al prójimo.

¿Se ha acostado en un diván?

Siempre es importante hacerse un auto análisis y buscar soluciones de manera objetiva

¿A quién le gustaría acostar en un diván?

Jajajaja, ni te cuento a quienes jajaaaj. Me gustaría acostar en un diván a la mentira y la infidelidad

¿Qué le diría a la mentira y la infidelidad?

¿Cuáles son los motivos que los llevaron hasta ahí, que me cuenten desde cuando tomaron esa decisión de tener esa actitud y aptitud.

¿Puede el infiel y el mentiroso cambiar su mente?

Todos podemos remediar cosas a partir del presente, ya no podrán cambiar lo que paso, y tendrán que demostrar que esa mala reputación es diferente ahora. Creo que nadie cambia, solo tomamos la decisión de ser mejores, claro, si hablamos una mentira o infidelidad no patológica.

¿Por qué se miente, porqué se es infiel?

Pìenso que cada uno toma sus propias decisiones y decide cómo vivir. Si vives inmerso en la mentira, sabes que no vas a vivir tranquilo; si vives en infidelidad, sabes que tampoco vas a dormir tranquilo, vas a estar todo el tiempo estresado y pendiente de quien te escriba al celular, de que no te vean tus redes sociales y que tu pareja te descubra. La mentira tiene patas cortas y la infidelidad va de la mano con la mentira. El que ama no debe mentir y no miente, quien realmente ama no es infiel. No hay justificación para la infidelidad. No existe justificación para la infidelidad. Si yo no estoy bien en mi matrimonio, trato de arreglarlo, trato de solucionar los problemas y si ya no lo logro, lo mejor es cortar por lo sano y salir de la relación. De esa forma no se estresas ni la una persona ni la otra y no eres infiel y no mientes y no se hacen daño, siempre la verdad es mejor, siempre la verdad, aunque duela.

Usted dice: “quien ama no es infiel”, pero hay quienes dicen, estudios incluso, que se puede amar, pero igual se puede ser infiel. ¿Se puede?

Te la pongo así. Tu puedes amar a una persona, vamos a decir OK, podemos coincidir ¿pero y el respeto? El respeto es importantísimo. El respeto es la base fundamental de una relación. Si no hay respeto, como se puede avanzar en una relación. Entonces amas una persona, pero no la respetaste, caíste en la tentación. Amas a la persona, pero vino otra con mejor cuerpo, con mejor disposición, quizá con mayor disponibilidad para ti en los deseos y caíste en la tentación. Pero no te pones a ver qué sucede detrás de ella o de él. Si yo respeto a una pareja, no puede haber infidelidad. Insisto no hay justificación para una infidelidad.

¿A quién o quienes mandaría un sicoanálisis?

¡Uy! Un psicoanálisis es una terapia muy larga. Creo que mandaría a quienes necesiten, según la derivación, del sicólogo o médico tratante. Mandaría a la mentira y la infidelidad, que creo son quienes aún guardan información bloqueada (jajaja)

¿Puede un sicólogo ayudar a alguien que no quiera ser ayudado?

Nadie puede ayudar a nadie si no quiere. Primero la persona necesita aceptar que tiene algún tipo de situación en su vida, una complicación. No hablemos de que tiene algún problema, sino que tiene una situación. Entonces primero tiene que aceptarlo, luego pedir ayuda, porque si yo voy de manera obligada, no va a querer hablar ni a bala. La persona tiene que querer.

¿Tiene los sicólogos un sexto sentido?

Creo que todos tenemos el sexto sentido solo que hay quienes que aún no lo saben y no lo activan

¿Porque tanta gente necesita ayuda sicológica?

Pienso que en su momento todos lo necesitamos y creo que es por la época que vivimos, mucho estrés, l tecnología que si bien ayuda, también trae angustias y ansiedades. El exceso de trabajo separa familias y ello hace que el índice  de inestabilidad familiar, de pareja y de entorno social, crezca.

¿Hay gente con buena o mala suerte?

No creo. Creo que todo se da con las buenas decisiones. Has escuchado hablar de que el que obra bien, le va bien. Si tú  eres una buena persona, haces las cosas de la manera correcta y apropiada, no va a haber, ninguna, entre comillas, ninguna mala suerte, al contrario todo te va a ir bien. Incluso hasta esas cosas que uno dice mala suerte, hasta de eso uno aprende. Es decir de lo bueno se aprende, pero de lo no tan bueno, porque no me gusta utilizar el malo, como que me ha ido mal, pero de eso no tan bueno que ha pasado, también se aprende. Todo es un aprendizaje en la vid. No hay buena o mala suerte.

¿Por qué existen los fundamentalismos?

Pienso que existen los fundamentalismos, porque el ser humano necesita en que apoyarse, necesita una base, no está acostumbrado a sencillamente caminar en el aire. Ahora de ahí en adelante que te vuelvas fanático ya es otra cosa.

¿Por qué nos caen mal personas sin conocerlas

Por los prejuicios. A veces creemos que está bien juzgar a una persona sin haberla visto. No juzgues el libro por su portada. Eso por un lado, la otra es que  veces, queremos desarrollar de manera exagerada, nuestro sexto sentido entre comillas.  Eso pude ser. Así, juzgamos, somos muy rápidos y fáciles para juzgar a la persona. Otros como que desarrollamos ese “sexto sentido”, desarrollamos esa capacidad de percepción con la otra persona, la miramos a los ojos y a la fina nos damos cuenta que esa persona no es honesta, o su actitud, su forma de ser, su gesticulación, su parte corpórea, a veces también nos hace, como ser como adivinos de lo que puede pasar.

¿Es la sicología una ciencia?

Claro que es una ciencia. Es la que estudia los procesos mentales y la conducta de la persona a través del método científico

¿Puede la sicología a mejorar nuestra sociedad?

Yo creo que no solo la sicología, creo que todas las ramas de las profesiones, incluso las que no son profesionales pueden todos a contribuir con la sociedad, siempre que seamos honestos con nosotros mismos, siempre que dejemos de ser tan criticones, tan creídos en que somos los mejores o que actuamos mejor que los demás, en creer que un título te hace mejor que el resto. Yo creo que todos podemos contribuir a mejorar la sociedad, lo que la sicología puede ayudarte, es a orientar para lograr a quitarse todos esos estigmas y prejuicios sociales.

¿Qué característica debe tener un sicólogo?

Amar la sicología y estar dispuesto a escuchar y no creerse consejero

¿Si un sicólogo no debe creerse consejero, porque aconseja entonces, en el caso que aconseje?

El sicólogo no aconseja, el sicólogo orienta y lleva de manera estratégica a que el paciente mismo encuentre la respuesta a su situación (enfoque cognitivo conductual?

¿Qué se diría en su último análisis cuando ya tenga que irse al diván eterno?

Creo que eso y espero, será luego de muchos y muchos años en los que espero haber logrado mi objetivo de ser buena persona, amable que ama profundamente, que ríe, que no se fija en el que dirán y no juzga. Ahí me diría los hiciste bien “Negri”. Hora si estoy lista para partir, dejando un buen legado de amor, perdón y paz.

 

 

 

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

UN ACTOR MULTIFACÉTICO

El libreto de la obra llamada vida trae un viejo refrán que dice que hay …

5 comments

  1. Que linda entrevista gracias amigo que Dios te bendiga y prospere muchísimo gracias 💃

  2. An interesting discussion is price comment. I believe that you should write extra on this subject, it may not be a taboo subject however generally individuals are not sufficient to talk on such topics. To the next. Cheers

  3. Hello would you mind letting me know which webhost you’re working with? I’ve loaded your blog in 3 completely different browsers and I must say this blog loads a lot faster then most. Can you recommend a good web hosting provider at a reasonable price? Thank you, I appreciate it!

  4. Great blog! I am loving it!! Will be back later to read some more. I am taking your feeds also

  5. Hi there very nice web site!! Man .. Beautiful .. Superb .. I’ll bookmark your web site and take the feeds additionally¡KI am happy to search out so many helpful information here in the post, we’d like develop more strategies on this regard, thanks for sharing. . . . . .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *