AMINTA BUENAÑO: «LA PASIÓN NUNCA MUERE»

Revista Delado. Reproduce una entrevista de Franklin Villavicencio  @fvillabravo. Publicado en el Sitio Digital Niu

«Con (textos) fugaces» es el último libro de la ex embajadora de Ecuador en Nicaragua. En él deja entrever la sensualidad femenina de la mediana edad

Aminta Buenaño es diplomática, escritora, maestra, periodista y feminista. Desde hace tres años ejerce como embajadora de Ecuador en Nicaragua, país en el que ha escrito dos libros. Primero fue la literatura y luego llegó la política, una combinación que para ella converge mutuamente.

Desde su niñez en Santa Lucía, Ecuador, estuvieron los libros. Una biblioteca familiar fue el «refugio de placer» que Aminta descubrió. Desde las aventuras de Julio Verne, hasta las lecturas «prohibidas» de Cien Años de Soledad, conforman el recuerdo de su infancia.

En su última obra, Con (textos) fugaces, aborda el erotismo y la condición femenina, especialmente de la mediana edad. «Generalmente se presenta el amor sensual juvenil, pero la sensualidad nunca muere», dijo en esta entrevista.

A través de 154 microrrelatos, habla sobre sobre los dramas humanos, la soledad y la muerte. Para ella la vida es breve, como una de las cortas narraciones que componen esta obra.

En la agenda de una embajadora, ¿cómo cabe el espacio para la literatura?

Yo creo que la diplomacia se relaciona muy bien con el arte y la literatura, porque nosotros representamos a un país y también representamos su imagen cultural. Entonces, un intelectual diplomático está en la capacidad de hacer una representación mucho más plena de su país.

Hablemos a grandes rasgos sobre el libro. El primer microrrelato se titula «Amor Propio», donde predomina el erotismo y la sensualidad femenina…

Tú sabes que un escritor es un cronista de las emociones humanas, o como decía un escritor ruso, somos arquitectos del alma humana. Mis microrrelatos van por la línea del erotismo y la sensualidad. Tienen el deseo de explorar el alma humana y el temor a la muerte, la soledad, el desamor y la infelicidad. De alguna manera buscan visibilizar los dramas humanos pero desde el punto de vista de los afectos y las emociones.

¿Un creador de historias, se basa, entonces, en las propias vivencias a la hora de escribir una obra?

Yo creo que sí. Yo al menos sí. Buena parte se basan en mis propias vivencias. Pero hay mucho de ficción, porque las vivencias que tú tienes luego las puedes recrear o reinventar a la medida en que te gustaría vivirlas o no vivirlas.

En el caso de los escritores, yo creo que un sedimento de su literatura está muchísimo en su biografía.

Entonces, siempre hay una relación entre la vida que uno vive y la obra que uno escribe…

No solamente con la vida que uno tiene, sino con la vida que uno quiere vivir, con la que uno anhela y sueña, o con la que uno rechaza. Siempre los sentimientos humanos son filtrados a través de tus experiencias y vivencias.

¿Qué escritores la han inspirado para escribir este y otros de sus anteriores libros?

Yo admiro a varios escritores, como Juan Rulfo, por haber revolucionado la literatura. También admiro a Rosa Montero, Fernando Aramburu, y poetas como Huidobro.

Creo que todo escritor termina siendo un referente cuando uno está explorando nuevas maneras de escribir, de crear y de soñar. Sobre todo cuando se está explorando otras sensibilidades. Porque uno hace puente con otros escritores mediante sensibilidades diferentes. En algunos te miras como un espejo, pero en otros aprendes nuevas maneras de sentir y de crear.

Y esa exploración, ¿cuándo inició en su vida?

Yo inicié desde pequeña con ese amor a la literatura y ese amor apasionado no se ha agotado. Como escritora deseo visibilizar dramas humanos, quiero sensibilizar a la gente sobre estos dramas y ennoblecer la vida de todos nosotros, porque creo que el arte ennoblece la vida de los seres humanos.

Sobre retratar los dramas humanos, ¿usted cree que a través del erotismo se rescata una parte de la sexualidad femenina?

Precisamente con la literatura y la exploración del erotismo se rescata el cuerpo de la mujer, arrebatado por la sociedad patriarcal. Exploramos el mundo a través de nuestro cuerpo.

Me ha interesado también explorar la sensualidad de la mediana edad. Esas adolescentes de 50 o 60 años que quieren vivir furiosamente la vida y que me parece deleitable.

¿Cómo surge la idea de retratar estos temas? ¿Surgió estando usted como embajadora de Nicaragua?

Surge estando en Nicaragua. Aquí he tenido espacios de reflexión. Cosa que no podía cuando era embajadora de España, porque allá teníamos a medio millón de ecuatorianos.

Aquí he tenido más espacio para la reflexión y la soledad. Y en la soledad uno puede meditar profundamente. Meditaba en el hecho de vivir, en la situación de la mujer y la sensualidad arrebatada.

En mi libro también hay muchos microrrelatos sobre la violencia. Quise visibilizar eso también. Incluso hay un cuento inspirado en un crimen que sucedió en el Reparto Shick.

También reflexiono mucho sobre la vejez y sobre la muerte, que es algo que vivimos constantemente. En mis cuentos yo trato de reflexionar que la muerte es parte de la vida y también que la vida es breve, fugaz como un abrir y cerrar de ojos.

Y como un microrrelato…

Así es. El microrrelato tiene eso. Vivimos en una época hiperdigital y fragmentaria. Tú ves que todo el mundo se toma selfies y todo el mundo hace microrrelatos de su propia vida en Facebook y Twitter. Claro que no son literarios, no son estructurados como la literatura, pero están haciendo microrrelatos cuando te cuentan sobre su propia vida.

Este es un género que se presta mucho al tiempo fugaz, porque intenta en pocas palabras decir mucho.

A propósito de los dramas humanos, estos relatos se ubican también en nuestro contexto, en los tantos femicidios que ha habido este año en el país

Se ubican sobre todo en el contexto de mi país. Porque generalmente yo nunca… no puedo criticar, porque es una ley entre los embajadores, pero lo que sí te digo es que me inspiré mucho.

Por ejemplo, en mi país hay muchos feminicidios. Los estamos combatiendo con una ley para erradicar la violencia de género y yo soy una de las más ardientes defensoras como columnista de uno de los diarios más importantes de mi país (El Telégrafo).

Tenemos todavía en nuestros países conciencias medievales en pleno siglo XXI. Todavía dicen que la mujer debe ser virgen, que las mujeres bonitas son tontas o que en peleas de marido y mujer nadie se debe meter; y ahí vienen los crímenes.

Son cosas increíbles que deberían estar rebasadas, pero que todavía se mueven en el inconsciente colectivo. Eso yo lo denuncio en mi columna y lo sugiero en mi literatura. Yo creo que cualquier mujer tendría que hacerlo. Debería de hacerlo. No podemos asumir como real la violencia, ni normalizarla.

En el país (Nicaragua) existe una tradición literaria donde los jóvenes han tenido una conexión histórica con la poesía y la literatura, ¿usted qué le recomendaría a esos jóvenes que quieren iniciarse en la escritura?

Yo le recomendaría primero que lea mucho. Pero que lea lo que le gusta, porque si uno le impone y le obliga, no es una buena puerta de entrada. Y una vez si se siente motivado a escribir, que escriba, pero no imitando a nadie, que sea lo más auténtico posible.

Le diría que nunca se ponga barreras ni velos en su escritura, que diga siempre todo lo que deba decir. No hay nada más que conecte con el lector que sentir al escritor auténtico, veraz, sin miedo. Eso les recomendaría a los jóvenes.

Citas

«Son siete los pecados capitales le dijo la abuela a su devota nieta: soberbia, avaricia, envidia, ira, lujuria, gula, pereza. Un consejo te doy, experimenta todos, pero un día antes de morir te confiesas. Es la manera más cristiana de ser feliz.»

«Consejo de la abuela», Aminta Buenaño

«Su vida era una larga hilera de derrotas como unas cuentas de perlas de nunca acabar. Era una tristeza larga, infinita, que se deshacía a veces en volutas cuando en la tarde tomaba una taza de té (…)»

«Tristeza», Aminta Buenaño


CRÍTICA

Con(textos) y osadía

Lourdes de Armas

Con(Textos) Fugaces,  es un espléndido libro de la escritora ecuatoriana Aminta Buenaño, ganadora, entre otros premios, del concurso Internacional de relatos Jauja de Valladolid, España, y finalista del Concurso internacional de novela Ciudad de Badajoz, España.

La escritora, ex-asambleísta nacional y, actualmente, embajadora de Ecuador en Nicaragua, ya es conocida en Cuba por su obra. Su novela premiada Si tú mueres primero, fue presentada en la Unión de Escritores de Cuba y  reeditada por la editorial Oriente y estará presente en la Feria del libro que se aproxima. Además, sus relatos componen la antología, Latitud Cero, de Cubaliteraria.

Desde entonces, su obra literaria ha ido creciendo y madurando. Para mostrarse en todo su esplendor literario con el libro de microrrelatos Con(textos) fugaces.

La escritora nos sorprende con un volumen cuya selección contiene más de doscientos textos, apropiándose de una estética minimalista expresada con cierto lirismo y sentido del humor.

En estas historias concurren alegorías al amor, desamor, la vida y la muerte, así como la realidad cotidiana, como elementos potenciales para crear un magnifico espacio que refleja el referente vivencial del que se apropia la autora para contar desde un prisma muy particular siguiendo, a veces, el estilo de la fábulas.

El erotismo es uno de los rasgos que define, a mi juicio, el estilo de la autora. Ha estado presente en otras de sus obras, por ejemplo, en su novelaSi tú mueres primero. Es esa una generosa narración cotidiana y erótica al mismo tiempo.

En este libro, el erotismo se plantea desde una condición femenina que permite expresar los grandes conflictos cotidianos mediante un juego civilizado oscilante entre el lenguaje y la propia narración, de la que obtiene una simpática mezcla de humor y erotismo, expresados en los títulos de los relatos: Mas..turbacion, Penetración, Objeto del deseo, Historia no oficial de la vagina, La amante excitada, entre otros.

Y en la propia narración:

“La muchacha

Ella la recorrió con sus labios, su lengua, la olió profundo;

y explotó en su cara la miel de sus abiertos pliegues.

La apretó contra su pecho, y crujió como un cristal roto.

La mujer melancólica con

gesto indiferente arrojó al jardín la flor recién cortada.”

Esta manera de abordar el erotismo es un elemento central en su narrativa que enfatiza la liberación sexual femenina, peculiaridad que no solo concede un particular atractivo a sus relatos breves, sino que les confiere un significado de soberanía y compromiso al mismo tiempo.

Es un texto al que se llega con irreverencia y desacato. Desligado de la política y la religión. Se trata de un eros que disiente creativamente de ser amaestrado dentro de un (Con)texto fugaz y osado.

Sin duda, estas páginas fueron amasadas con el barro magnifico de la creación, y por consiguiente, admite otras lecturas placenteras, en las que se revelan motivos, sentidos, matices de la vida cotidiana y la existencia.

 

 

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

APRENDE ARTE DMEMORIA

DMemoria, es una Academia Virtual de Artes, creada por los directores, productores y actores cubanos, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *