ESTATUAS DE LEÓN DE FEBRES CORDERO Y JOSÉ DE VILLAMIL

Estatuas del capitán León de Febres Cordero y del general José de Villamil, antes de ser colocadas al pie de la Columna de los Próceres, monumento en homenaje a los héroes del Nueve de Octubre de 1820. La colosal y emblemática obra fue diseñada y empezada a esculpir por el artista catalán Agustín Querol en 1908. Al poco tiempo falleció y se encargó continuarla a otro escultor español, Cipriano Folgueras, quien también murió meses después. Finalmente la concluyó otro español, Josep Montserrat y Portella. La columna y su estatuaria fueron colocadas por personal de la Compañía White, que realizaba las obras de saneamiento de la ciudad, para lo cual utilizaron grúas y otros implementos especiales. El monumento se inauguró en 1918. El parque circundante al que se llamó Plaza del Centenario, a su vez se inauguró en 1920, justo cuando se cumplieron 100 Años de la Independencia de Guayaquil. No constan las estatuas de José Joaquín de Olmedo y José de Antepara, que también fueron ubicadas al pie de la columna.

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

EL VIEJO PUENTE DEL SALADO

Foto tomada alrededor de 1920, en dirección sur-norte y este-oeste del viejo Puente del Salado, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *