SI PIENSAS ADOPTAR UNA MASCOTA, TEN EN CUENTA ESTO…

Siempre nos hemos de encontrar con personas que se han enfrentado con la decisión de adoptar un perro o un gato y convertirlo en su mascota. Existen múltiples circunstancias, a veces sin pedirlo, simplemente los animales sin hogar, o provenientes de dueños irresponsables, llegan a la vida de una persona de manera inesperada. Otras, por su lado, pueden estar pensando y planificando la adopción responsable de un animal, acudiendo a centros de rescate o refugios, o tal vez a una tienda online o una en donde se expendan perros o gatos en una vitrina, de cualquier modo, es el acto de querer adoptar y cuidar lo que los lleva a tomar o no esa decisión.

A veces puedes tener toda la buena intención de darle un hogar a un perro o un gato, ya sea cual fueren las condiciones en las que llega a tu vida, pero te aconsejo antes de tomar esta responsabilidad, que, por cierto, es de por vida, tener en cuenta los consejos que mencionaré a continuación:

  1. Debes ser paciente. La paciencia es un don que no todas las personas son capaces de desarrollar, decido incluirla como primer punto porque es indispensable para cuando adoptas porque recuerda que adquirir una mascota sería como tener un hijo, implica todo un plan de vida que puede durar unos quince años en promedio, o hasta veinte en el mejor de los casos. Sobre todo, al inicio es cuando más paciencia se debe tener para llevar a cabo procesos de enseñanza básicos de manera efectiva, determinantes para el desarrollo del cachorro e influyentes para tener un perro o un gato adulto sin que te saque de quicio, si perteneces al grupo de los impacientes.
  2. Debes tener firmeza para educar y brindar educación para amar. De entrada, piensa que si adoptas deberás enseñar buenos hábitos a tu mascota, no gritando ni inspirándole terror, pero sí teniendo voz de mando con ella, usando palabras cortas y que suenen fuertes, a la vez que realizas ciertos gestos con tu cara o manos de manera frecuente para que tu animal recuerde lo que le dices y lo relacione con lo que está viendo. Los animales tienen memoria y de ese modo es como pueden recordar lo que les enseñas. No deberás consentir o aplaudir lo que no está bien o lo que no deseas que aprendan. Es vital la educación básica que le ofrezcas en casa y si r requiere adiestramiento más avanzado de acuerdo a tus expectativas o a su raza, entonces busca un centro profesional para ello.
  3. No debes ser asquiento. Ellos, al igual que nosotros, tienen necesidades biológicas normales: orinan y defecan. Un dueño responsable conoce sus “horarios” para poder llevarlos a sitios destinados para dicho fin y recoger los desechos, estos horarios pueden estar estrechamente relacionados con los de alimentación: se estima una defecación por comida, es decir, de dos a tres veces en el día y, dependiendo de la raza o de lo que le des de comer, la cantidad y la consistencia pueden variar, ¡no vas a pedir que un Gran Danés defeque como un Chihuahua! Además, es importante que tengan su espacio, especialmente los gatos necesitan su baño personal, su arenero.
  4. Debes tener tiempo para ejercitar a tu mascota. Si eres una persona que trabaja todo el día, y si cuando llega a casa lo único que desea es llegar a su cama y dormir, deberías pensarlo dos veces si deseas adoptar una mascota, ya que ésta no sólo necesitará de tu tiempo para aprender de ti, sino sobre todo necesitará tiempo para entretenerse, con juegos o salidas diariamente. ¿Te imaginas estar todos los días encerrado en tu casa sin hacer nada más que comer y dormir? El ejercicio es una forma de sociabilizar a tu mascota con tu entorno, ya sea con otros animales o personas. Esto crea una relación de complicidad muy estrecha entre un dueño y su animal, ideal para brindarle mayor confianza y que logre ser un miembro más de la familia.
  5. Debes contar con un dinero fijo para su mantenimiento. Esto comprende su alimentación, implementos para su limpieza y aseo rutinario, medicinas, asistencia veterinaria y/o del profesional experto en comportamiento y juguetes para su entretenimiento. También deberás considerar un rubro para hospedaje en un hotel para mascotas en caso de que viajes mucho y no tengas a quién encargarla. No es justo para tu animal que no le ofrezcas lo que necesita sólo por decir que no tienes dinero para gastar en él, pero la realidad es que sí gastas en tus propias necesidades. Recuerda que él sólo te tendrá a ti. Si no podrás invertir en la salud y el bienestar de tu mascota, trata de estabilizarte económicamente antes de adquirir esta responsabilidad, si tus recursos son limitados pero aun así deseas adoptar, hazlo lo mejor que puedas, y si eres solvente, pero no estás consciente de que tener una mascota conlleva gastos inevitablemente, entonces mejor ten un perro o un gato de peluche.
  6. Si tienes hijos, no pienses en adoptar una mascota para luego aislarla. La adopción es un acto noble mediante el cual se incluye a un animalito como un miembro más de una familia. Por tanto, esto implica una gran responsabilidad, no es compatible con tener una mascota como adorno o como algo negativo para tu entorno, especialmente si decides adoptar un perro o un gato para tus hijos, precisamente lo ideal es que permitas el contacto con ellos. Tu mascota no comprendería el porqué de tu distanciamiento, o por qué la estarías relegando al cuarto de lavandería o al garaje, ni mucho menos por qué impedirías que tu bebé la toque o juegue con ella. Para que ese contacto se pueda dar sin acarrear ningún problema en los infantes, el adulto responsable de la mascota debe mantenerla saludable, tanto física como emocionalmente.
  7. Elige una mascota apropiada para ti, acorde a tu estilo de vida y personalidad. Esto tendrá que ver mucho con la raza de perro o de gato que elijas, ya sea ésta pura (es decir, un individuo proveniente de padres de la misma raza) o mestiza (que proviene de individuos de razas diferentes), lo que implica una serie de características referentes al temperamento y al aspecto físico (tamaño, tipo de pelaje, forma de cabeza, cuerpo, etc.). Por ejemplo, los perros pertenecientes al grupo de los Terrier suelen ser naturalmente muy activos, por lo que no serían la mejor opción para personas sedentarias.
  8. Busca ayuda del profesional. Es sumamente importante que cuentes con un médico veterinario de confianza o que te recomienden alguno, incluso antes de tener a tu nueva compañera contigo, porque es vital que te asesores sobre las condiciones normales o anormales en las que la estarías adquiriendo y sea el profesional quien te explique sobre los cuidados generales que deberás tener con ella. E incluso, sería ideal que busques información básica previa acerca de la raza de la mascota que elegirías, para que sepas a qué atenerte, pero sólo el veterinario podrá guiarte en cuanto a información relacionada con la salud de manera más específica, por ejemplo, enfermedades más frecuentes, planes de vacunaciones y desparasitaciones, prevención de enfermedades, etc.
  9. Sé minucioso. Si decides adoptar una mascota es importante que tú o el familiar a quien se la encargarías mientras no estés en casa, destinen un tiempo para revisarla todos los días, literalmente desde la punta de la nariz hasta la punta de la cola, realizando un recorrido general por nariz, boca, ojos, oídos, piel, pelaje, ano, órganos genitales externos, cola y patas, tu mascota debe acostumbrarse a que la examines, además deben observar su comportamiento, por ejemplo, si come, si orina o defeca, si tiene el mismo ánimo de siempre, etcétera, sólo así podrán detectar cualquier anomalía, por mínima que parezca, para que el profesional encargado de su salud pueda ayudarla a tiempo.
  10. Recuerda que, si adoptas, estarás adquiriendo un compromiso durante todos los años que tu mascota viva. No te dejes llevar por el gusto pasajero que te produce una determinada raza de perro o gato, o por la “moda” de tener uno popular como el resto de personas tiene si al final no lo vas a cuidar como merece, o peor, si para lo único por lo cual estás pensando en adoptar una mascota es para fines reproductivos de manera irresponsable y generar ganancias con la obtención de crías de ella. Acuérdate de que los mestizos también tienen sus encantos.

Una mascota puede ser una excelente compañía, eso sólo dependerá única y exclusivamente de ti, disfrútala y ámala mientras viva, dale lo mejor que puedas darle para que su tiempo de vida sea prolongado. Jamás la abandones en la adversidad, sé fiel, así como ella lo será contigo.

Si adoptamos responsablemente, tendremos mascotas felices y agradecidas por siempre, la satisfacción de poder dar alegría a otro ser vivo es indescriptible, y para muchos esto funciona como un boomerang en sus vidas: si eres bueno con los animales, buenas cosas llegarán a ti; si haces lo contrario, tarde o temprano se te regresarán las mismas cosas.

Todo lo que lees aquí ha sido descrito desde mi propia perspectiva y experiencia. Siempre consulta con el profesional a cargo de la salud y del bienestar de tu mascota, en caso de no contar con uno, estaré presta a guiarte. ¡Hasta la próxima!

Foto: Mariella Chacón. / Mascota Modelo: Boris


Mariella Chacón Morales

WhatsApp: + 593 98 401 0758

E-mail: marielinha20@hotmail.com

Guayaquil-Ecuador

 

 

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

EN LAS PROFUNDIDADES DEL DESAMOR

¿Quién dijo que nosotras no podemos enamorarnos? Quien lo haya dicho se equivocó rotundamente. Así …

2 comments

  1. Muchas gracias por tu aportación. Feliz semana.

  2. Aurelio Paredes

    Gracias, Lía. Muy agradecida por seguirnos. Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *