EL MUNDO SE ENCUENTRA A LA EXPECTATIVA

El petróleo amaneció el pasado 16 de septiembre registrando su mayor incremento intradiario, llegando a ubicarse, aunque brevemente, por encima de los USD $71 dólares por barril, a raíz del ataque sufrido durante el fin de semana en una instalación petrolera de Arabia Saudita, el cual eliminó aproximadamente el 5% de los suministros mundiales y aumentó la amenaza de una mayor desestabilización en la región.

De acuerdo con información proporcionada por Bloomberg, los futuros del crudo Brent en Londres aumentaron aproximadamente USD $12 en los segundos inmediatamente posteriores a la apertura del mercado, el mayor aumento desde que dichos futuros fueron estrenados en el año 1988. Los precios han borrado alrededor de la mitad de dicho aumento inicial de casi el 20%, sin embargo, se encaminan en dirección al mayor avance de los últimos tres años.

Recapitulemos. El sábado, 10 drones atacaron la mayor instalación de procesamiento de petróleo del mundo en Arabia Saudita. Todavía no está claro de dónde se originó exactamente este ataque.
Los rebeldes hutíes en Yemen asumieron la responsabilidad, sin embargo, el secretario de Estado de Estados Unidos, Michael Pompeo no les cree, y culpó al estado iraní. ¿Yemen? Yemen, es uno de los países más pobres del mundo árabe, y ha sido devastado por una guerra civil.

El conflicto se ve como una lucha de poder regional entre Irán gobernado por chiitas y Arabia Saudita gobernada por sunitas. Los estados árabes del Golfo han acusado a Irán de reforzar a los chiitas (rebeldes hutíes), financiera y militarmente. Irán lo ha negado.

Yemen es estratégicamente importante porque se encuentra en un estrecho que une el Mar Rojo con el Golfo de Adén, a través del cual pasan gran parte de los envíos de petróleo del mundo. Está experimentando el peor desastre humanitario causado por el hombre en el mundo. Alrededor del 80% de la población, 24 millones de personas, necesitan asistencia humanitaria y protección. Cerca de 20 millones necesitan ayuda para asegurar los alimentos, incluidos casi 10 millones que, según la ONU, están a solo un paso de la hambruna. Casi 240,000 de esas personas enfrentan «niveles catastróficos de hambre». Más de 3 millones de personas, incluidos 2 millones de niños, padecen desnutrición aguda, lo que los hace más vulnerables a las enfermedades.

Volviendo al ataque. ¿Cuál fue la respuesta de Irán? Una vez más, está negando la responsabilidad, a la vez que amenaza atacar las bases militares estadounidenses en el Medio Oriente. Un funcionario militar saudí declaró hace poco que los hallazgos preliminares muestran que armamentos iraníes se utilizaron en dichos devastadores ataques, pero no culpó directamente a la República Islámica. Asimismo, destacó que no se originaron en Yemen.

Trump manifestó que Estados Unidos está listo, y esperando saber a quién Arabia Saudita responsabiliza, para contragolpear. El haber detenido 5,7 millones de barriles diarios de producción es grave. Se trata de la peor interrupción repentina del suministro de crudo de la historia, superando incluso las históricas interrupciones ocasionadas por la Revolución Islámica del año 1979 en Irán, y las de 1990, cuando ocurrió la invasión de Saddam Hussein a Kuwait, interrumpiendo el suministro de petróleo, tanto kuwaití como iraquí. La actual delicada situación de la economía global no está preparada para absorber un brusco incremento en los precios del petróleo.

Se espera que los países netos importadores de energía como China y Japón, a su vez segunda y tercera economías más grandes del mundo, sean los más afectados por los precios más altos. Para los mercados petroleros, es la peor interrupción repentina de la historia, y si bien Arabia Saudita puede devolver algo de suministro en cuestión de días, los ataques destacan la vulnerabilidad del exportador más importante del mundo. También reviven el riesgo político en los precios, con el mayor peligro de conflicto en una región que posee casi la mitad de las reservas mundiales de crudo.

Sin embargo, es un recordatorio de cuánto ha cambiado el escenario energético desde entonces. Desde el punto de vista estadounidense, la economía de EE. UU. ha madurado mucho desde la década de los 70.
En aquel entonces, el aumento en los precios del petróleo hizo que la economía cayera en una espiral negativa.

De acuerdo con el Wall Street Journal, hoy, la energía tan sólo representa alrededor del 2.5% del consumo de los hogares, en comparación con alrededor del 8% en aquella década.

El año pasado, Estados Unidos superó a Arabia Saudita como el principal productor mundial, gracias al desarrollo de nuevas técnicas energéticas tales como el fracking (la fractura hidráulica), y la perforación horizontal, protegiéndose y hasta alejándose de las fluctuaciones en los precios. Además, el fin de la adicción mundial al petróleo parecería estar a la vista.

McKinsey predice que la caída del petróleo llegará en poco más de una década, en el 2030, no por falta de oferta, como se temía, sino por una disminución de la demanda. Si bien la interrupción en Arabia Saudita podría hacer que los precios suban temporalmente, cualquier aumento prolongado de precios por encima del nivel promedio de USD $60 dólares, desbloqueará la producción en los EE. UU.

No sucederá de la noche a la mañana; los productores de esquisto bituminoso necesitan estar seguros de que los precios se mantendrán, además, necesitan de tres a seis meses para poner en línea la nueva producción. Empero, significa que Medio Oriente ya no tiene el control sobre la economía de los Estados Unidos que alguna vez tuvo. Por supuesto que un aumento en el precio del petróleo es perjudicial, particularmente en un momento en que su economía muestra otros signos de debilidad, por otras causas.

Sin embargo, cualquier efecto económico será temporal. Las autoridades sauditas dijeron que esperan restaurar hoy aproximadamente un tercio de la producción perdida. El presidente Trump también anunció a través de un tuit que, de ser necesario, autorizará a la Reserva Estratégica de Petróleo de EE. UU. a liberar el crudo necesario para estabilizar los mercados. Los días en que las preocupaciones sobre el petróleo del Medio Oriente conducían a la política económica y exterior de EE. UU., parecen haber terminado.

Mirando hacia el futuro. El ataque demuestra los riesgos energéticos actuales. Como ya anotamos, Arabia Saudita es capaz de devolver parte del suministro en pocos días, empero los recientes ataques  evidencian su fragilidad. Además de los vehículos no tripulados (es decir, aviones no tripulados o drones), los ataques cibernéticos representan un mayor riesgo para la producción de energía que nunca.
Arabia Saudita ya los había sufrido, aunque no de tal magnitud que lograsen ocasionar la interrupción en su producción.

También nos recuerdan la presencia de los riesgos políticos en los precios, siendo el mayor peligro, el conflicto en una región que posee casi la mitad de las reservas mundiales de crudo.

El mundo se encuentra a la expectativa.

James Neale Yerovi Socio
Móvil   593.9.9399.5413

 jneale @plan-a-consulting.com

Plan-A Consulting
Estrategia Dinámica, Finanzas Corporativas, y Mercadeo Cuantitativo.


Foto: kidshome.es;ikea.com altonivel.com.mex

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

LA DESTRUCCIÓN QUE OCASIONA EL TRABAJO REMOTO

El trabajo remoto está destruyendo la economía multimillonaria de las oficinas de “cuello blanco” de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *