ADRIANA CARRERA: PERIODISMO CON CORAZÓN Y GRATITUD

Cuando invito a mis amigos y familiares a leer los artículos que escribo, siempre aclaro, no soy periodista,  para mí una necesaria información, porque respeto mucho el trabajo realizado por los profesionales. Por algo se han quemado las pestañas estudiando y han pasado horas y horas en coberturas, ediciones y demás,  para lograr el mejor resultado, y pensando en ese mismo respeto y admiración, me lancé a pedirle una entrevista, a mi manera, a mi amiga Adriana Carrera.

Un reto para mí entrevistar a una periodista del calibre de esta ecuatoriana que reside en el sur de la Florida desde hace muchos años, hija de un abogado (Edison Carrera Cazar) y de una bibliotecaria (Carmen López), que creció rodeada de libros. Su amor por la lectura y la información lo lleva en el ADN,  ingrediente, en mi opinión, indispensable para un verdadero profesional, porque amar el trabajo lo vuelve diversión, placer, y en el caso de Adriana, una herramienta maravillosa para ayudar a su comunidad, para mí la clave del verdadero éxito.

Ex-alumna del Colegio Sagrados Corazones de la ciudad de Guayaquil promoción 1984, es licenciada en Comunicación Social de la Universidad de Guayaquil promoción 1989. Ya en Estados Unidos, además de cursos de periodismo en el ICFJ, es capellana de SYH, con el  Departamento de Niños y Familia (2015) y su primer trabajo periodístico en Ecuador lo desempeñó en el extinto Diario Hoy, de la mano del pájaro Febres Cordero, quien fue su primer editor en la sección cultural. Además de haber sido periodista institucional en bancos, en sus inicios se dedicó a las relaciones públicas, y a la producción de teatro y coordinación de coros en estas entidades.

Como ven, una mujer versátil y muy talentosa, eterna  enamorada  de la comunicación y el arte, con una gran carrera por delante , como su nombre lo indica, hasta que conoció al amor de su vida en el techo de un tren, sí,  así como lo leen, tal cual película romántica , nuestra querida Adriana iba con destino Alausí, en la provincia Chimborazo en Ecuador y ahí una buena amiga le presentó al que se convertiría en su esposo, y padre de su hija Carolina, Iván Manzo joven ecuatoriano residente en los Estados Unidos que en ese momento había regresado, ya graduado de ingeniero comercial en Nueva York, a nuestro lindo Ecuador.

Dicen que para encontrar el amor, es necesario estar en el lugar correcto en el momento correcto, así fue que una locura de juventud la que la puso frente a su compañero de vida. Este romántico encuentro trajo a Adriana a los Estados Unidos , ella tenía en sus planes estudiar en España, pero el amor la hizo tomar un avión con una ruta distinta, así llegó aquí a estudiar inicialmente,  pero su destino era realizar el sueño americano de la mano del amor de su vida, en Manhattan, su primera parada en USA.

Un 20 de Mayo de 1997 firmó el mayor y mejor compromiso de su vida y el inicio de su familia.  Vivió en esta ciudad del Estado de NY, trabajó un mes como todos los recién llegados en lo que había, pero no fue por mucho tiempo porque su esposo la motivó para que ejerciera la profesión que tanto amaba, entonces empezó el despegue de esta mujer de retos, con esfuerzo, dedicación, perseverancia y muchísimo amor. Empezó como reportera en NY, para luego convertirse  en la Opinión financiera de CNN y América TV, voz en radios como Caracol, Actualidad Radio y Almavisión. Ha entrevistado a personalidades del mundo del deporte, la política y la música.

“Empecé mi carrera laboral en la sección de cultura del Diario Hoy (en Guayaquil), ya en Nueva York me inicié en un pequeño semanario llamado Impacto, The Latin News, luego estuve en el periódico comunitario Ecuador News y desde esa experiencia cubrí la comunidad inmigrante ecuatoriana en el exterior, publicando portadas como corresponsal de El Universo, revista Gestión y Vistazo. Posteriormente me vinculo con el semanario Tiempos del Mundo y el diario Noticias del Mundo. Este semanario abrió una oficina en Miami de la que llegué a ser editora para Norteamérica, manejando 15 periodistas en todo el continente. Al final estuve en un medio económico y de consumo que estaba en la zona bancaria de Brickell, hasta fundar mi propia revista en 2011: www.lafamiliadebroward.com

La Familia de Broward – Una herramienta útil para las necesidades de las familias hispanas

ArtsFest, Riverwalk Festival, Día del Museo y más este fin de semana. AGENDA 20-21-22 de Septiembre VIERNES 20 DE SEPTIEMBRE ENTRADA GRATIS AL MUSEO DE LOS NIÑOS 4:…

www.lafamiliadebroward.com

“Una anécdota en mi vida es que el día y la hora en que mi hijita y yo viajábamos a reunirnos con mi esposo en Miami, a radicarnos en Florida, atacaron y derribaron las Torres Gemelas. Quién sabe si, habiendo vivido en Manhattan, hubiera sido de los periodistas que llegaron al sitio y vieron caer la segunda torre”.

Para tí , como mujer latina, cuáles  fueron los mayores obstáculos en tu vida profesional en este país y como los venciste? Le pregunte:

Sinceramente no experimenté obstáculos cuando llegué, sino más bien encontré oportunidades. Desarrollé mi carrera en español aquí, pues no se necesita revalidar el título y existe una gran comunidad latina. Los desafíos fueron más bien personales en el sentido de tener que seguir aprendiendo y perfeccionando el idioma inglés, conocer cómo funciona el sistema y trabajar duro, a veces en condiciones no tan agradables (hablo del clima de la Gran Manzana). Nueva York es una gran escuela para cualquier reportero y para mí fue una de las mejores experiencias de vida. No en vano le dicen la capital del mundo, pues te prepara para cualquier otra ciudad y a mi me tocó cubrir todas las fuentes, entrevistar desde políticos, pasando por ex heroinómanos, artistas, hasta un premio Nobel que es la persona más sencilla y brillante que haya conocido.

Aquí tengo que decir que el apoyo de mi esposo para desarrollarme en mi carrera desde ese momento hasta ahora, ha sido fundamental.

Ante tanta experiencia no podía dejar de hacerle un par, bueno, algunos pares de preguntas más que generaron en mí gran curiosidad a medida que avanzaba nuestra charla:

¿Cuáles son según tu criterio los medios de prensa más importantes en los Estados Unidos, no por el marketing si no por  trabajo para la comunidad e imparcialidad periodística?

Diría que el Wall Street Journal es uno de los medios más importantes en términos de imparcialidad. Está también ProPublica, una plataforma que hace en general un excelente trabajo investigativo y NPR (aunque es un medio, como dicen aquí, bastante liberal).  Dicho esto, dependiendo del tópico y sobre todo respecto a la política, vivimos un tiempo en que hay que leer de todo, tanto de medios conservadores o de derecha (Fox, New York Post, Washington Times y  OAN) como de izquierda liberal (CNN, Washington Post, NYT y el resto). A mí personalmente me gusta leer los medios locales pues muchos de ellos tienen las noticias que interesan a las comunidades e internacionales también.

¿Tu peor momento profesional?

Por el lado humano, fue cuando tuve que cubrir sucesos, es decir los casos más terribles de inmigrantes ecuatorianos. Porque los incidentes inmigratorios que hoy se difunden tanto, siempre han pasado. Tener que reportar desde accidentes, asesinatos, personas que murieron cruzando la frontera abandonadas por los coyotes, presos a los que parecía habían acusado injustamente o les iban a dar la pena de muerte, fue muy duro, pues de alguna manera uno se identifica con el dolor, en este caso de mis compatriotas.

Estuviste  en la cárcel para entrevistar a un condenado a muerte en tus inicios, ¿cómo la harías ahora con la experiencia que tienes ?

No sé si cambiaría nada. De hecho nunca olvidaré lo que me dijo Carlos Cevallos (que hubiera sido el primer ecuatoriano condenado a la inyección letal) cuando le pregunté si valía la pena luchar para que no le den la pena de muerte pues aún salvándose de eso, su sentencia era de 109 años en prisión y me dijo: “Es que mientras haya vida, hay esperanza”. Esas palabras se me quedaron grabadas para siempre, creo que tiene razón.

El periodismo es su pasión, pero como todos tiene una misión, y para lograrla fundó la revista digital que sería su plataforma para cumplir con esa misión, que sintió tenía desde muy pequeña cuando las monjas de su escuela la llevaron en misiones a zonas empobrecidas de nuestro Guayaquil natal, en ese momento supo que por ahí iria su vida.  Todo esto me lo contó en una muy agradable conversación, que más que una entrevista fue una charla de amigas, un momento en el que abrió  su corazón  y en el que me hizo sentir muy afortunada, porque ver el entusiasmo y la alegría con que habla de su trabajo, contagia.

La familia de Broward, así se llama el vehículo que esta admirable mujer utiliza, no solo para informar de manera útil a las familias hispanas del condado de Broward en el Estado de la Florida, sino  también para darles  orientación en los aspectos más importantes de sus vida aquí en los Estados Unidos, de manera que   conociendo el sistema puedan hacer lo que sea mejor para todos sus miembros.  Esta prestigiosa revista es parte de la corporación Four Productions LLC. con base en el sur de la Florida. Su revista según sus palabras se basa en el siguiente principio: concentrarse en todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo bello y admirable (Filipenses 4:8).

¿Y porque no?, ¿utopía ? , para mí una bandera de lucha por un mundo mejor, por un mundo donde prime la solidaridad, la generosidad, donde sintamos la satisfacción de dar, de compartir, porque es la mejor manera de agradecer lo bueno que recibimos, haciendo el bien.Es tanta la ayuda que brinda que muchas personas creen que es una fundación, cosa que Adriana no descarta porque para ella sería un paso más en su arduo trabajo por la comunidad hispana, por lo tanto ya está en sus planes futuros  y ante esto le pregunté:

¿Cuáles son tus metas inmediatas y mediatas en tu vida profesional?

Siempre la meta es expandir y crecer la revista La Familia de Broward en el área de vídeos y publicar una Guía para la familia inmigrante. Tal vez concretar algo de ayuda social si Dios permite.

A mediano plazo quiero escribir un par de libros que rondan mi cabeza. Por lo menos ya empecé escribiendo dos cuentitos. Uno es infantil.

Y como nada es perfecto en la vida, mi entrevistada también pasó por momentos duros en los que su matrimonio estuvo a punto del divorcio, pero encontró en su fe la fuerza y determinación para salvarlo y volverlo aún más fuerte:

Existe,  un antes y un después en tu vida  por  tu encuentro con tu fe, ¿que definió ese cambio y cómo llegaste a ese momento?

Ese antes y después sucedió en 2006. Mi esposo y yo estuvimos separados un tiempo breve después de 9 años de matrimonio e íbamos rumbo a un divorcio. Uno más de los que han ocurrido en mi familia. Fue en ese período cuando los que son ahora nuestros Pastores, José y Vanessa Salcedo, de la Iglesia La Ciudad de Dios en Coral Springs, nos alcanzaron. Ellos viajaban una hora al condado Miami Dade para visitarnos y hablar con nosotros. Mientras tanto esa pequeña comunidad de amor oró por nuestro matrimonio (sin nosotros siquiera saberlo). Entonces Dios entró de una manera tan intensa en mi corazón y el de mi esposo, que realmente resucitó a Lázaro (nuestro matrimonio muerto). El Espíritu Santo hizo lo que el consejero de parejas había empezado y la vida nos cambió radicalmente. Hasta nos cambiamos de ciudad, de Coral Gables, a Coral Springs.

El haber nacido de nuevo en Cristo nos dio una segunda oportunidad y dio paso a una paz y libertad espiritual, mental y emocional que, personalmente, nunca había experimentado y nos llevó a mi esposo y a mí a crear esta revista pensando precisamente en las familias. Pues mucho de lo que nos pasó es porque no conocíamos cómo era el orden divino en un matrimonio (algo que no nos enseñan realmente antes de casarnos).

Ahora todos servimos al Señor, mi hija y yo en la música de adoración a Dios y mi esposo es líder en la iglesia. Además Dios nos dio no solo una casa, sino un hogar y un propósito: mostrar a otras personas que Jesucristo, con su amor y perdón, es la respuesta a todo.

En lo personal, llámese fe, llámese ética, llámese principios o finales, lo importante es hacer el bien, ser solidario, ser empático, no dejar que las cosas pasen sin hacer nada para generar un cambio, y es ahí donde nace mi admiración por esta mujer que lucha con la fe en su corazón y la determinación en sus manos, esta mujer que encuentra en su pasión, el periodismo, su mejor plataforma.

Tenemos diferencias de opinión en varios puntos políticos , y coincidimos en muchos otros , pero en lo que estamos totalmente de acuerdo, es que  el éxito no es necesariamente el dinero y ni los logros profesionales,  es la paz que sientes y transmites, la manera como le devuelves al mundo y a la vida lo que te ha dado, esta es Adriana Carrera , una periodista exitosa con un corazón de oro.

 

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

UN CAFECITO LOS DOMINGOS

Una de las invitaciones más tentadoras es , “ vamos a tomar un café y …

2 comments

  1. Gracias a Roxana y Aurelio por esta nota y su revista en general. ¡Les deseo el mejor de los éxitos! Lo mejor está por venir.

  2. Adriana. No hay de que agradecer. Fue un lujo para la revista tener una nota tuya. Y que se cumplan tus palabras y venga el éxito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *