LA LIBRETISTA BLANCA DE HUMOR NEGRO

“Algún día les contaré a mis nietos que nací en un país que se abrazó a sí mismo tan fuerte que nunca más volvió a temblar”…. Algún día le contaré a mis nietos, que nací en un país en que hay una  libretista que nació con el don de hacer reír tan fuerte que nunca más, volvió a temblar de tristeza. Algún día les contaré a mis nietos que en el país hay una comunicadora de humor negro y alma blanca, de cara bonita y espiritualidad integra, de principios y valores sólidos, que cree que el optimismo es la mejor vitamina para poder vivir. Se llama María de Lourdes, como la virgen, pero las apariciones de ella no son en una gruta a orillas de una ría, son detrás de una cámara de televisión o de un telón de teatro, para que a través de los libretos que escribe, la gente ría. Maluly (así prefiere que la llamen) Oliva, nació para escribir y contagiar alegría, para hacer reír, para demostrar que la vida tiene su lado oscuro al cual podemos aclarar si somos optimistas, si la enfrentamos con alegría y reímos. Periodista, libretista, relacionista, barcelonista (lamentablemente…nadie es perfecto), feminista, extremista, anarquista, alarmista, todo esto a primera vista… Y a primera vista, paradójica, irónica y sarcásticamente, su rostro no está a primera vista, pocos la conocen y pocos saben que ella con su pluma los ha hecho vivir y vibrar en más de 50 sketches de televisión, tres series televisivas de gran popularidad, dos obras de teatro y 18 de  miniteatro en que su nombre ha sido sinónimo de felicidad. La rama de olivo, en nuestro escudo simboliza  la paz. Y ella, feminista como es, es también la Oliva de la paz.

María de Lourdes Oliva Endara, “Maluly”, desde que un tío la bautizó así, guayaquiteña, nacida en Quito, criada en Guayaquil, hija del médico veterinario Francisco Oliva (+) y la ama de casa Lourdes Endara, desde el 29 de noviembre de 1976, esposa del productor de televisión, Luis Burgos y madre de Diego (14) y Martín (8), es una periodista, comunicadora corporativa, relacionista pública, escritora y libretista de televisión, de las mejores del país que a base de creatividad, originalidad, ingenio, sarcasmo y mucho humor negro ha sabido poner su marca y su sello propio en varios ambientes del mundo empresarial, comunicacional y del espectáculo del Ecuador, ejerciendo la Comunicación Estratégica, Relaciones Públicas, Redacción Creativa, Desarrollo de contenidos para marcas, empresas y personas.

Su libreto en la obra de la vida tiene varios capítulos y varios renglones con personajes enredados en uno solo. En el primer acto, actúa la estudiante que posee estudios como periodista profesional con mención en cultura general  de la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil y Diplomado Superior en Comunicación Corporativa Universidad Técnica Particular de Loja y que actualmente empezó una maestría de comunicación digital para dedicarse al tema digital al que le tiene bastante fe.

Al bajar el telón del primer acto, en el segundo aparece la profesora que tiene experiencia en la docencia universitaria, ejercida entre 2006 – 2010 en las universidades de Especialidades Espíritu Santo, y Católica de Santiago de Guayaquil en las materias de: Propaganda, Estrategias de Relaciones Públicas, Relaciones Públicas e Introducción a la Comunicación.

En el tercer acto, salta a escena la profesional, con una extensa carrera como: redactora en Revistas Transport y Viajero VIP (1996 – 1997); Guionista del Departamento de Comedias SITV (1997 – 2000); Dirección de Comunicaciones “Nebot Alcalde” Productora y Periodista Campaña (2000); Grupo Isaías Relacionista Pública de Equipo Estratégico de Comunicaciones “Caso Filanbanco” (2000 – 2010); Cervecería Nacional Asesoría Externa Programa de Apoyo al Emprendimiento“Siembra Futuro”. (2010);  Relacionista Pública de la agencia publicitaria Norlop JWT  (2010 – 2011), manejando las cuenta de Samsung Electronics y en la agencia Rivas Y&R como Directora de Relaciones Públicas (2011 – 2012) con sus cuentas: Budweiser, Brahma, Tía, Primax e Ipsa.  Desde el 2102 y hasta la actualidad es Jefa de Relaciones Públicas y Corporativas de la telefónica Claro, en la que se encarga de la Conceptualización e implementación de estrategias de comunicación institucional, tanto interna como externa, planes de relaciones públicas y responsabilidad social, así como generación de contenidos, con el objetivo de llegar efectivamente y con contenido relevante a los diversos grupos de interés y opinión pública… Tremenda trayectoria, ¿Poca cosa, no?

En el último acto, aparece el ser humano noble, diáfano, divertido, solidario, sarcástico, inteligente, creativo y creador. Ser humano que actúa en los roles de madre, hija, esposa, mujer y persona en la que ella es ella. “Soy Maluly, un tío me puso así desde chiquita y me quedé así para siempre. Me parece más coloquial, más cercano, María de Lourdes es muy formal. Tengo 42 años, nací en Quito, pero llegue aquí (Guayaquil) en 1977, por razones del trabajo de mi padre, cuando yo tenía un año. Toda la vida la hice aquí, estudié la primaria en el Alemán Humbolt,  la secundaria en el María Auxiliadora, colegio de monjas. Me gradué de Comunicación Social, en la Universidad Católica de Guayaquil, pero he ejercido la comunicación social en diversos ámbitos. He estado moviéndome en el tema creativo y también en el ejercicio de la profesión, en la que siempre he trabajado en el tema de relaciones públicas, ya tengo 20 años en esto y en comunicación corporativa. Actualmente soy jefa de relaciones públicas de Claro. Pero lo que me llena es escribir libretos cómicos y transmitir felicidad”.

¿Cuándo nace la escritora? “Desde chiquita. El tema de la afición por la lectura, lo heredamos de nuestro abuelo paterno, que era futbolista y escritor, ¡que combinación súper rara! Él jugó en el Gladiador, en Patria, lo conocían como el “Berraco” Endara, era súper conocido en Quito. Él, además de jugar fútbol, escribía y a mi hermano y a mí nos inculcó mucho el tema de la escritura y la lectura, desde muy pequeños, nos regalaba libros y a nosotros nos gustaba. Tengo un hermano mayor que es escritor y creativo publicitario (Francisco Oliva). Yo siempre digo que de chiquita me dieron mucha sopa de letras. Empezamos con mi ñaño con poesía. Al final él se inclinó más por el género de la novela y yo por los guiones de teatro. Mi mamá nunca escribió, pero ahora me recita unos poemas hermosos y estoy impresionada de lo bien que escribe. Y mi hijo de ocho años ya me presentó el primer cuento. A mí me gustaba mucho la poesía. Mi primer poema formal lo escribí a los ocho años en tercer grado de escuela para Navidad y lo recité y los papás pensaban que era algo aprendido y yo les decía. No. Yo los escribí. Las cartas de Papá Noel que yo hacía, tenían mucho argumento. Después las encontré y me reía porque era chiquita y ya eran muy estructuradas. Y ese poema de Navidad tenía una rima súper buena. Y ahí en la adolescencia, uno empieza a escribir poemas, cuando se enamora. Desde los doce a los quince, escribí como 100 poemas, en un librito, que me hice, pero no sé dónde están. Así que escribí desde siempre”.

 Y claro con ese don, no era nada raro que parte de su rumbo profesional, marchara por la escritura. Aunque la escritura de guiones naciera en su vida de manera informal y llegara a convertirse en oficio, por esas casualidades y causalidades de la vida. “Yo creo que escribir es un tema innato de la persona. Yo en el colegio no hice mucho, porque era colegio de monjas y era aburrido y no se hacían muchas cosas divertidas, al menos que yo las haya visto. Mis primeros libretos los empecé a escribir a los 20 años como nota de joda, en la época que mis amigas se empezaron a casar. Yo siempre fui como la chistosa de los grupos  y para las despedidas de solteras de mis amigas les hacía una obra en la que yo hacía  de cura y les escribía el libreto con la historia personalizada de su noviazgo en rima, y les encantaba y eran unos éxitos. Lo mismo hacía en las reuniones sociales. Con mis amigas hacíamos letras de canciones. Pero todo era muy informal. Yo manejo bastante doble sentido, es un humor muy de adulto y les encantaba. Un día una amiga, hoy mi comadre, me dice en serio, estás perdiendo plata, porque tú deberías trabajar en esto y yo le dije: estás loca, como voy a trabajar escribiendo. Bueno, ella va y me recomienda a la televisora Si TV (hoy canal Uno) y me contratan. Así de pronto algo que ya venía haciendo de forma natural pasa a ser trabajo y empieza así mi carrera profesional”.

La profesional.

“Cuando estudiaba periodismo, ya en primer año de universidad, cuando tenía 18 años, me contrataron en una revista que se llamaba Viajeros Vip de Editorial Transport que era de los Cevallos. El profesor de redacción, me dijo escribes bien. Te voy a llevar a mi revista, pero pasa lo que a veces pasa. El editor era súper formal, como agrio, demasiado anticuado, y  a los seis meses  en diciembre como “regalo” de Navidad, me despidió y me dijo: Tú eres demasiado creativa para nuestro estilo. Es entonces cuando mi amiga me recomienda a Si Tv y me piden una prueba, les gustó y me contratan y me pasan al departamento de comedia, en que estábamos ocho libretistas y hacíamos todas las diversas comedias del canal. Eso fue en 1996 y estaba en segundo curso de universidad. Ahí bajo de dirección de Paco Cuesta, empiezo a escribir guiones de comedia en los sketches para Guayaquil Caliente, además de comedias de situación (comedy stites) de media hora. Ahí me quedé cuatro años. SiTv, fue una gran escuela y gané mucha experiencia. Esa época de 1996 al 2000, fue un boom en la producción nacional y el canal realmente fue una cantera tanto de creatividad y talento a nivel de creativos como también de actores. Lo disfruté mucho”.

 Pero como en sus obras y en las letras de sus libretos, la vida da giros inesperados y la de ella dio uno de 180 grados. Así la libretista guarda sus libretos en el cajón, para abrir otro que la lleve a nuevos rumbo. Así deja Si Tv, que coincidentemente entró en crisis por la situación de su dueño y el feriado bancario y busca otro rumbo laboral. “Corría el año 2000 y yo justo me gradúo de periodista y digo no voy a estar escribiendo libretos toda mi vida. Debo ejercer la profesión, si por algo estudié. Así me voy a la campaña para alcalde de Jaime Nebot a trabajar de periodista y productora de la campaña con Carlos Vera que confió en mí, porque yo empezaba y no tenía experiencia. Ahí hice periodismo político que me gustaba y yo estaba feliz porque estaba en mi campo. Terminada la campaña, me fui a trabajar con el grupo Isaías, manejando la comunicación de Filanbanco. Hice comunicación política diez años, tiempo en que ya no escribí más. Luego estuve dos años haciendo relaciones públicas en una agencia de publicidad. Y desde hace siete años en Claro, como jefa de relaciones públicas. Eses es mi lado formal. Ahora paralelamente a mi trabajo, hago contenidos de teatros y digitales”.

La cabra siempre tira al monte

 Pero como dice el dicho español de origen pastoril “La cabra siempre tira al monte”, o canta Rubén Blades en su canción Todos vuelven: “Todos vuelven a la tierra que nacieron”, un día Maluly sintió la necesidad de escribir y tiró al monte de la imaginación y la creatividad y volvió a la tierra de la escritura que la vio nacer. Así como Lázaro, ella resucitó y volvió a tomar la sopa de letras como cuando las tomaba de niña, con los libros que le regalaba su abuelo. Fue su renacer. “Estuve diez años sin escribir. De vez en cuando colaboraba con ciertas cosas para Cable Visión, pero todo esporádico. Para el mundial de fútbol del 2002, año en que me casé, hicieron en Cable Deportes hicieron el  programa El show del Gong y ahí escribí los libretos de los sketches. En ese tiempo, retomé lo de escribir y  con el comediante y actor, Francisco Pinoargote,  hice varias cosas. Paralelamente cumplía mis actividades laborales. Hasta que en 2009  me pidieron vuelva a escribir y dije bueno, vamos a ver qué pasa. Así ese año  escribí los sketchs para la serie cómica La Panadería, que transmitió Ecuavisa y al año siguiente (2010)  hice la primera temporada de Tres Familias, que fue como el regreso más fuerte a la TV. Fuimos tres libretistas en la serie y dividimos la temporada en partes. Yo me encargue de ocho capítulos de la primera temporada y de ahí, como que le empecé a coger el gustito de nuevo. Luego me encamine al teatro y aquí estoy hasta ahora”

Sus obras

Y ese hasta ahora, se traduce en obras, con cuatro comedias televisivas: Tres Familias, Así Pasa, La Panadería, Porque soy tu madre, además de contenidos por suscripción; 16 obras teatrales Mujer que se respeta (2015); Mujeres Desesperadas, (2016); Ay, Mamá, EYA, Me caso Virgen y Suegras  (2017); Lo Mío es Tuyo, Me quedé en los 80, 51 Sombras de Rosita, Hasta que macho las separe (2018) y Gemelos HD, San Motelín, Mujerón, Morir de Amor, Radio Majadera, Karma (2019) y tres Stand Ups: Mi Primera Vez, Mariela Sapiens y Lo dije.

 “Mis obras siempre tratan de hacer reír y dejar un mensaje. Para mí,  el tema de las obras es un proceso de identificación, o sea que tu logres identificarte con algún momento, con algún texto, con algún dialogo y disfrutes y aprendas un poco a conocer la gente que conoces y te rodea y entenderlas. Busco, que la gente diga: ¡huy no!, eso me pasó a mí, eso le pasó a una amiga, esa eres tú, esa soy yo,  y así por el estilo, que se identifiquen. Mis obras tienen mucho de lo que yo he escuchado, de lo que he vivido, de lo que han vivido mi familia, mis amigos. La gente que me conoce me dice ver tu obra es escucharte hablar a ti, y es chévere porque es mi estilo. A la larga te voy a poner una escena de tu vida en la que tú no te diste cuenta, la enseñanza que te dejó, o a tal persona  que conociste tal vez no la viste así y ahora entiendes porque actuó así. Yo normalmente escribo para mujeres, sobre mujeres con historia de mujeres, madres, esposas, hijas, suegras, amigas. Pero si he tenido dos de solo hombres, en que los protagonistas son solo hombres. Es chévere porque es como los hombres nos ven a nosotras. En cuanto a su elaboración, yo trato a mis obras de manera diferente. No es solo escribirlas y ya. Yo como tengo formación publicitaria, siempre me reúno con los actores y les hago como un brieff (reunión informativa) y digo mira como es este personaje, como te sientes cómodo y con base en eso se construye el diálogo. Porque yo siempre trabajo con la sinopsis, con la descripción del personaje y de ahí vienen los diálogos, que para mí es la parte que más fluye, para mí encontrar el hilo conductor me toma un tiempito, porque es como que la idea se viene a la cabeza en algún momento cualquiera del día. A veces tengo la idea, voy manejando el carro y voy pensando como la desarrollo. Al principio yo hacía propuestas, pero ya me están buscando mucho más porque ya ven que el trabajo funciona, la gente se ríe mucho, a veces me voy a los estrenos, siento que me están conociendo y valorando y eso me gusta”.

 “Sobre mis obras hay algo que me da risa y es que hasta mi esposo se ríe, porque te das cuenta que todas las mujeres que actúan en mis obras están un poco locas, pero son esas locas que no saben que están locas, sino que están como insertadas la sociedad pero finalmente, tiene a esa mujeres complejas que quieres ser simples porque son simples, y como no conozco su lado complejo, si es como un desafío, pues me gusta mucho poner la visión de la mujer, por eso decía, que a la larga nosotras decimos entre mujeres lo que la gente no sabe y lo dice un personaje y es chévere. Hay una historia que muestra eso por completo: Hasta que un macho las separe  con Pamela Palacios, Hilda Saraguayo y Maricela Gómez, tres amigas compañeras de colegio, que se encuentran en el velorio de una compañera 20 años después y que habla de cómo cambia la gente y las mujeres dicen: esa eres tú o te acuerdas de fulanita que es así. Esa identificación me encanta”

 Como también le encanta  el resurgir de la escena teatral que la llevó a crear entre 2015 y 2016, sus primeras dos obras, a las que ella, las llama “obras grandes”, porque tienen una extensión considerable y una historia más desarrollada en su argumento, como: Mujer que se respeta y Mujeres Desesperadas que se presentaron en el teatro Fedenador con gran respuesta del público.  La primera fue hecha a manera de respuesta, a la obra Macho que se respeta, escenificada en 2014 en la que intervinieron Efraín Ruales, Víctor Aráuz y Martín Calle. “La primera fue Mujer que se respeta, en guion conjunto con Jorge Luis Pérez, dirigida por Marco y en la que actuaron Carolina Jaume, Marcela Ruete y Claudia Camposano. Era la historia de la divorciada, la secretaria y la ama de casa, tres mujeres de distintas clases sociales y estilos de vida, pero que tienen en común las inseguridades como consecuencia de sus relaciones de pareja. El argumento se desarrolla en la sala de espera de un cirujano plástico en la que las tres se encuentran, sin conocerse, y sin proponérselo sus diferencias las unen. Claudia era la chica humilde, que tiene muchos trabajos y siempre está preparada, pero que es la mujer que ha amado demasiado, que se enamora a la primera y siempre sale lastimada; Marcela escenifica a la más imperfecta, porque no está enamorada de su marido y no se llevan bien y Carolina es una mujer que nunca ha tenido necesidad de trabajar y no es que haya nacido en cuna de oro, sino que ha usado su belleza, su cuerpo y su imagen para vivir de otras personas. Mujeres Deseperadas tuvo casi el mismo equipo porque también fue dirigida por Marcos Espín, con dirección ejecutiva de Catrina Tala y producción general de Xavier Campuzano y protagonizada por Marcela, Claudia y Carolina, a quienes se sumó Marián  Sabaté,. Esa fue una “histeria” de la vida real. Trataba sobre cuatro mujeres con distintas situaciones. Marian, interpretaba a una psicóloga experta en relaciones de pareja, que explora sus desesperaciones en terapias grupales. Marcela era una mujer de clase social alta a quien le aterroriza la idea de divorciarse y quedarse sola; Claudia era una mujer trabajadora y tradicionalmente endeudada que está en espera del hombre que la valore y le ayude a mejorar su situación. Carolina era la mujer divorciada, estigmatizada por los demás porque creen que es una mujer fácil. Fue muy divertida”.

Después de esas obras grandes, nacieron unas más pequeñas, que nacen del auge del denominado microteatro que es el desarrollo de obras pequeñas de 10 a 20 minutos,  lo cual le ha permitido explotar su creatividad, dar rienda a sus impulsos y escribir bastante. Así llegó su primera obra en este género ¡Ay Mamá”  con Marián Sabaté, Katty García y Fabo Doja, que es basada en la vida de Marián y su hija Bárbara. La comedia es de una madre que de pronto se vuelve sobreprotectora con su hija, una vez que ella le presenta a su novio  con un mensaje muy claro, una madre siempre tiene la razón. Maluly habla de sus obras con pasión, gesticulando, con alegría, con satisfacción. Oírla hablar de ellas, despierta las ganas de quererlas ver. Uno se imagina la obra y ríe solo, por la forma como las cuenta, como las describe, como las siente. “Con el auge del microteatro, se empezó un poco más a difundir este arte y estoy cada dos o tres meses con una obra e incursionando en formatos más grandes y también quiero propuestas digitales. Así, he hecho 18 obras en los últimos cuatro años. ¡Ay Mamá! habla de que Pandora tiene novio formal y llegó la hora de presentárselo a su madre, ha evitado a toda costa ese momento. Hay tensión propia de que el novio está a punto de llegar. Las dos están alteradas y empiezan a sacarse los cueros al sol a través de flashbacks que evidencian los altos y bajos de la relación. Anécdotas, personajes que pasaron sus vidas, la vergüenza que la madre provocó en la hija y el orgullo que la hija provocó en la madre. Las situaciones irán abriendo el baúl de los recuerdos y la caja de Pandora entre las dos: los artículos más absurdos que la madre atesora, la historia de la primera menstruación y depilación, los amores de cada una, las fotos, las canciones que marcaron las etapas en una secreta complicidad / rivalidad matizada por el amor más sincero que existe”

Maluli, es un vendaval de emociones y un torrente de palabras cuando habla de sus obras. Uno como periodista y entrevistador, sabe que de tanto que habla, la nota va a salir larga, más larga de lo normal, pero cuando lo que se dice vale, no importa el largo. Después de todo es mejor charla larga que sirva, que chiquita que no diga nada. Así nos narró a las que considera sus obras más importantes. “Hay una obra que me gusta muchísimo se llama EYA dirigida por Víctor Arauz con la actuación de Carolina Jaume y Francés Swet, que habla del laberinto de la  mente femenina de una mujer que siempre lo dijo a todo, frente a la mujer que le dijo pero hazme caso, no seas bruta y es esa amiga,  esa conciencia que una tiene siempre, porque hay muchas cosas que las mujeres no hablamos, por crianza, por estructura cultural. Pero hay una conciencia ahí que nos dicen las cosas como son, y que nos lleva a cuestionarnos. En la obra, somos espectadores de cómo funciona la mente femenina, de cómo somos en realidad la mayoría de las mujeres, por no decir todas. EYA es una dualidad, porque es una mujer y su alterego, o su yo visible lidiando con su yo interior.  Es una historia cotidiana de una mujer enamoradiza, suave y hasta frágil que habita en un mismo cuerpo con otra mujer muy diferente a ella, una mujer frontal, calculadora, temeraria, audaz, con mucho que decir y nada que ocultar. EYA que es Frances es la reservada, la tímida, pero también es  ELLA, Carolina, que es la conciencia de Frances que la empuja a decir las cosas que siente. La obra es además algo atrevida, porque abarca algunas situaciones sexuales, como las del disfrute sexual, el orgasmo y también presenta temas que de repente pueden parecer irrelevantes pero no lo son, como por ejemplo la menstruación”

Otra obra que la apasiona es  Suegras con Priska Bustamante y Ruth Coello, una madre de la novia y otra del novio y antes de celebrarse la boda de sus hijos, ninguna se pone de acuerdo en los detalles del futuro de sus hijos por lo que ambas son encerradas en un cuarto contiguo hasta que se pongan de acuerdo. Y así por el estilo, cada obra tiene su historia, su argumento, su mensaje y el objetivo de hacer reír. “Suegras es la historia del hijo de Susana y la hija de Sarita que se van a casar. Estas suegras, que son polos opuestos, no se conocen pero deben ponerse de acuerdo no sólo en los preparativos de la boda sino en la forma en que sus hijos llevarán su matrimonio, dónde vivirán, si tendrán hijos y cómo se llamarán, quién llevará los pantalones y sobre todo quién ganará un/a hijo/a o perderá un/a hijo/a. Difícil tarea para un par de mujeres acostumbradas a no dar su brazo a torcer y que se niegan se pasar de madres a suegras”

Sus obras exploran diversos temas, cada uno con su interés especial, uno de ellos es la virginidad de la mujer, como Me Caso Virgen protagonizada por María Fernanda Pérez y Jasú Montero.  “Me caso Virgen cuenta la historia de una noche especial. Violetita se va a casar y tiene la típica conversación con su hermana mayor, su dama de amor, Margarita. La noche previa a su matrimonio es el momento ideal para darle consejos y hablar de tradiciones familiares. Pero hay un secreto que Violetita ha guardado tanto como ha guardado otras cosas: Se casa virgen. Su hermana se resiste a creer que en pleno siglo XXI, alguien se case virgen. Pero, como hermana mayor, cumple su deber de asesorarla para su noche de bodas, de acuerdo a su experiencia, que es bastante amplia, revelando secretos que no se conocían a pesar de su relación de hermanas, hasta que un sorpresivo desenlace desmitifica a la virginidad como todos la conocemos.

Para Maluly, que en su mayoría hace obras de mujeres, son un reto especial, las obras que hizo con varones, como Gemelos HD con Ney Calderón y Frank Bonilla y  Lo Mío es Tuyo con José Andrés Caballero y Santiago Carpio. Gemelos HD. “Gemelos HD es nueva, es hecha este año y está por estrenarse. La obra es que en el año 2030 la tecnología permite fabricar «gemelos» genéticamente superiores. Un excéntrico millonario ansía conocer a su versión mejorada…pero cuando llega se da cuenta de que no se parecen en nada ¿o sí. Los Tuyo es Mío trata de dos personas que son amigos desde siempre, panas de colegio, hermanos de sangre y hermanos de pierna, de eso se acaban de enterar, pero no les importa. Lo que debería ser un careo entre quienes se acaban de enterar que comparten el lecho con la misma mujer, se convierte en una divertida conversación de machos alfa, llena de anécdotas del ayer, frases machistas con sabiduría popular, en la que afloran una serie de confesiones de todo lo que han vivido durante estos años. Deciden dejar que sus esposas continúen en ese juego hasta que se cansen, así nadie los jode para poder hacer sus fechorías, juran llevarse sus secretos, todos ellos, a la tumba porque “vale más un buen amigo, sea un borracho sea un perdido, que la más linda mujer”. Brindan por eso”.

Maluli, escribe de cosas reales y cotidianas, pero también le ha dado por incursionar en otros géneros, como el de la ficción por ejemplo, con la obra “Me quedé en los 80”,  dirigida por Fabo Doja y protagonizada por Úrsula Strenge y Santiago San Miguel que revive lo retro del Guayaquil de treinta y tantos  años atrás.

La historia, gira en torno a una mujer que ha cuidado por 30 años a su novio, quien está en estado de coma, desde 1987, cuando se accidentó mientras disfrutaba del concierto de Los Ilegales y Hombres G en el estadio Modelo de Guayaquil. Todo cambia cuando él despierta en la época actual y se encuentra  con un mundo totalmente distinto al que dejó cuando era un adolescente. La obra grafica lo que sucede en Guayaquil der los 80 y plasma súper bien a todo una generación.

 “Ahora tengo en cartelera una obra que se llama Karma, se la exhibe en Pop Urdesa, actúan, Scarlett Córdova y Norman Checa. Es súper interesante, la historia habla del karma en sí y del karma que se acumula en la juventud y después en la vida te vuelves a encontrar con gente que nos ha hecho daño y como se puede dar la vuelta a la tortilla en medio de una entrevista de trabajo. Y no le voy a hacer spoiler (texto que anticipa la trama de una obra) como le dicen ahora, pero si te cuestionan de cómo te estas portando y como tú eres  con la gente y el karma que estás acumulando.Yo siempre busco muchos los momentos cotidianos y sacarle el lado cómico a esos momentos cotidianos. No es un tema elaborado en el que yo me pongo con mucho con ficción o cosas irreales, me gusta más lo sencillo, lo real, lo del día a día”

 La chica talento.

El talento de Maluli es ilimitado, por ello quizá preguntar ¿qué  tan fácil o difícil se le hace escribir?, puede resultar obvio, pero como a mí, no me gusta quedarme con la duda, preferí preguntárselo. “Hay días y días. Yo sí creo en la inspiración y eso es una realidad que te llega en el momento menos esperado, pero también hay épocas en que uno está más receptiva y hay otras  en que uno está tapado. Pero esto también es como un ejercicio. Uno debe estar consumiendo comedia, viendo teatro, hay que ver las propuestas y eso va estimulando tu creatividad y luego uno ya tiene su propio proceso. A veces te puede tomar un día hacer una obra de microteatro, porque ya lo vienes pensando; pero hay momentos en los que no se me ocurre nada, o no me gusta y lo vuelves a leer y no me gusta. Yo sí tengo un termómetro. Yo necesito que se me ponga la piel de gallina cuando yo leo algo, si a mí no se me hace la piel de gallina, sobre todo en los finales o en ciertos textos que son claves, la obra no va y repito y repito, le doy la  vuelta hasta que me genere una reacción, porque sé que si me genera a mí, al público se le va a generar también. Pero hay obras que me han sido más fáciles, otras más difíciles. Hay personajes que hay que buscarles el lado más cómico, porque no son tan cómicos y siempre la mayoría son en parejas y siempre hay uno en que recae la comedia y el otro es más serio. Cada obra tiene un proceso diferente. Yo siempre trato igual de dejar algún tipo de mensaje o reflexión, o sea que no sea reírse por reír”

¿Se puede vivir escribiendo libretos? “Yo creo que el mercado ha crecido bastante, aunque no llega al de otros países que es una industria más desarrollada en que te pagan por un libreto en otros estándares. Orita en el país, el libreto sigue siendo el pariente pobre. Pero siento, que va cambiando. Pero de allí a ser rentable en sí,  creo que falta una evolución de un par de años más. Ojalá se dé, para que también los estándares de réditos por guion sean un poco más altos y que de alguna forma te generen un ingreso más fuerte. Pero en mi caso, yo vivir de eso al momento, no”.

 ¿Se reconoce al libretista? “Se está empezando a reconocer. Antes la persona escribía el guion y ya, ahora ya hay una participación más en el proceso, empezando por los actores, porque antes ¿qué pasaba.  Pasaba que al actor le llegaba el guion hecho y no tenía ningún contacto con nosotros. Pero ahora en cambio, los guionistas y libretistas somos  más participativos, estamos desde la concepción de la obra, estamos en los primeros ensayos, y ya hay una cercanía del actor. Entonces el actor termina la obra y te dice esta obra fue escrita por fulano, por mengano y eso es súper bueno. Eso viene pasando los últimos tres años. Antes y hoy en la TV también te reconocían, sale en nombre de uno en los créditos, pero casi nadie los lee. En el teatro, n. Allí sí hay más reconocimiento. El público ahora si dice ¿Quién lo escribió? Ah esta obra es de fulano, esta obra es de sutano. Ah entonces es buena. Ah entonces es triste o es chistosa y ya se va reconociendo, inclusive los estilos. Eso es muy bueno”

¿Guion y libreto es lo mismo? Sí y no. El guion para mí es un poco más técnico, en televisión por lo menos es así. Para mí el libreto es la parte más literaria, por eso yo digo yo soy  libretista. El guion para mi tiene un componente un poco más técnico, más completo en temas de producción. Pero en la práctica y en el argot popular, finalmente es lo mismo. A mí me gusta cuando dicen una obra de. Porque es un tema de autoría. Porque si dicen yo hago el texto, enseguida viene el tema que ¿y la idea  de quien fue”, ¿hay improvisación del actor o la actriz? Pero en cambio si dicen es la obra de. Ya sabemos de quien es.

Hay gente que le gusta poner dramaturgia, pero a mí me parece un poco extraña esa palabra. A mí me gusta que diga es una obra de Maluly Oliva. Eso le da un tema de autoría más potente que vas más allá del guion, un guion puede ser, incluso el diálogo. Por ejemplo, a mí me dan una historia, incluso hay dialoguistas. En televisión se usa mucho que los guionistas son los que hacen toda la parte del concepto y la escaleta y los dialoguistas hacen solo los diálogos. A mí me gusta una autoría más integral.”

 La frase célebre

Esta nota, se inició con una frase célebre. ¿Saben de quién es? Sí, acertaron. De Maluly Oliva y nació en el twiter, en abril del 2016, tras el terremoto que afectó  Esmeraldas y Manabí. La frase posteada se viralizó, se popularizó, tuvo un alcance inesperado y  se convirtió en el lema de una lucha. Tan célebre como la “Ni un paso atrás”, del expresidente Sixto Durán en 1995 en la guerra del Cenepa cuando Ecuador hizo respetar su presencia territorial en Tiwintza, en el último conflicto bélico con Perú: “. Así, en medio del desastre, de edificios destruidos, de gente que reía por encontrar vivo a su pariente desaparecido, de otros que lloraban por encontrarlos muertos o no encontrarlos y de un batallón de voluntarios anónimos que con un espíritu de solidaridad y humanidad descomunal,  trabajaban de sol a sol en la reconstrucción, una frase retumbaba en los oídos de los 17 millones 300 mil ecuatorianos que se identificaron con ella, tocando vida y dando esperanzas “Algún día les contaré a mis nietos que nací en un país que se abrazó a sí mismo tan fuerte que nunca más volvió a temblar”. “Originalmente había escrito “…les contaré a mis hijos…”, pero mi padre siempre hablaba de los nietos y de cómo uno trasciende gracias a ellos. Entonces escribí “…mis nietos”. Y podría parecer una reiteración gramatical innecesaria decir “…que se abrazó a sí mismo…”, pero eso también tenía un sentido, porque era importante destacar que la ayuda vino de ecuatorianos, levantando a otros ecuatorianos. Y los abrazos nos regresan a la infancia, a ese tiempo en el que lo único que podía calmarnos era un abrazo de nuestros padres”.

Abrazo que ella había perdido poco tiempo antes, pues en ese momento, ella mismo, vivía su propia tragedia, pues apenas unos días antes del terremoto y de escribir la célebre frase, había partido su padre para nunca más volver. “La noche en la que escribí ese tweet pensaba en todo. En la gente sin hogar, en la solidaridad recién despertada, en mi padre. Posteó mi frase pensando en él.”

Su frase, se convirtió en La Frase. Inicialmente  circuló en redes sociales, acompañando a mensajes, dibujos, fotografías, ilustraciones, primero de forma anónima. Luego por el poder de las palabras, porque una palabra bien dicha en el momento oportuno tiene poder, la reacción se multiplicó. Así nacieron, artes, gigantografías, camisetas y más productos con su frase y no solo en Ecuador, otros países como España, Estados Unidos, Colombia, también acogieron la frase de Maluly, en sus campañas de recolección de ayuda para los damnificados..

Como un efecto colateral de todo esto nació el cuento infantil “Valentín y los héroes sin capa”, una historia sobre la solidaridad de los ecuatorianos, creado por ella, por la escritora Gilda Valle e ilustrado por Cristina Cevallos.“Cada persona hizo suyas mis palabras de alguna forma y trascendieron, salieron de Twitter y llegó a muchos”, dice emocionada.

Como emocionada, sale la gente después de ver sus obras, con una sonrisa a flor de labios, luego de disfrutar de un momento de calma, relax, alegría y diversión, algo que en la vida no nos puede faltar y que ella nos lo enseña a través del teatro en la que cosecha gran admiración y muchos aplausos, por hacernos reír con humor negro y hacernos la vida color de rosa.


JUGANDO PINPON

LIBRETEANDO CON MALULY

¿Es la vida un libreto?

Sí Todo tiene un guion previo. A veces espontáneo, a veces imprevisto, a veces planificado, pero para mí todo tiene un guion

¿Qué guion o libreto quisiera escribir de la vida

La historia de amor con mi papá

¿Cuál no quisiera escribir?

No me gustaría volver a perder alguien tan cercano a mí. No me gusta el drama. Ante el drama trato de sacarle un poco de humor negro, para mí, es un mecanismo de defensa. Yo no soy de drama, soy de comedia.

¿La vida es un drama o una comedia?

Es una tragicomedia. Tiene sus momentos. Cada cual tiene su historia pero sí creo que somos capaces de verla con otra óptica. .Hay gente que va a mis obras muy estresada y sale muerta de risa. Yo no digo que le va a cambiar la vida, pero ese día al menos va a mejorar y con eso hago ya mi obra social

¿Cuál es el mejor libreto que ha escrito en su vida?

Mis hijos. Diego y Martín. Para mí todo tiene su historia y ellos son mi historia. Son mi mejor obra

¿Cuál es su peor obra?

Mi malhumor, mis días malos en que no logro verle el lado cómico a la vida, sino que lo veo como si fuera un drama y no una comedia

¿Qué hace cuando le llega ese drama?

Mi terapia para mí, es que trato de interiorizar y racionalizar mucho, encontrarle cual es la causa de este drama y darle la vuelta. Pero es un proceso súper rápido, con los años uno ya desarrolla este tema de darle la vuelta a los días malos y a situaciones que no siempre están bajo nuestro control, ya sea en el trabajo, en el día a día, en el tráfico que a veces me pone de malas. Ahí trato motivarme a mí  mismo de tal forma que trato de motivar al resto

¿Qué diálogo quisiera escribir?

Quisiera escribir y me gustaría,  tener una conversación con mi papa, preguntarle cómo está ahora después de cuatro años de haberse ido. Preguntarle que se llevó de mí, porque yo sé que me dejó él, pero no que se llevó y decirle que estoy muy bien y que me hace mucha falta

¿Qué diálogo no quisiera escribir?

Algo que la gente se ponga triste, me gusta la melancolía, me encanta la nostalgia, pero no la tristeza. No me gustan las cosas que te hacen daño y que te hagan sufrir y si existen, me gusta la que gente la vea con humor negro. Yo soy mucho de sarcasmo y humor negro, porque al menos para mí, es la defensa frente a la vida en situaciones que no podemos controlar.

¿Cómo toma le gente su humor negro?

Hay gente que es más receptiva, nunca he tenido a nadie que me diga, te pasase,  porque yo sí tengo una línea muy fina del respeto en muchas cosas, tanto en temas de doble sentido como en el sarcasmo y el humor negro. Ha habido ciertos personajes que me han dicho que escriba así y no he podido, porque no puedo. Yo soy bien, bien malhablada, manejo mucho el humor en doble sentido, pero no soy vulgar, me cuido mucho en eso, desde siempre. El humor negro no sé si tiene que ver con la inteligencia en sí,  pero si se necesita ser muy observador, lo que hace que la gente reciba bien el humor negro. Yo respeto muchas cosas como  la religión por ejemplo, con l política sí, aplico mí humor, pero no insulto. A mis hijos, les estoy enseñando a manejarlo. Ellos me cuentan algo y yo trato de darles la vuelta con un tema de humor negro y ya los estoy haciendo un poquito que se habitúen a usarlo. A mí,  me gusta mucho la verdad, pero siempre y cuando no se transgreda a la otra persona, ni se le falte el respeto ni se le toque un tema sensible.

¿Cuál es el humor negro de esta entrevista?

El que estemos  conversando en las afueras de un lugar súper transitado con todos los ruidos alrededor, con gente pasando al lado nuestro y que sin embargo de que no nos han permitido estar en paz, no nos hemos abstraído de la charla. Eso significa que  ha sido una buena entrevista y nos hemos logrado tener una buena conversación. Yo sí creo que la gente tiene que conversar y hablar más. La gente tiene miedo de encontrar el guion o el dialogo, del personaje que no quiere ser, porque todos somos personajes en esta historia de la vida, unos más protagónicos que otros, pero todos personajes

¿Cuál es el mejor humor negro que ha sacado?

En mis obras hay mucho de humor negro, pero en mi vida también hay bastante humor negro. Yo soy de las que te dice las cosas que estás pensando y no lo dices. Yo he encontrado en los memes una forma de expresión y los comparto mucho en instagram y en twiter en la que tengo una comunidad importante. En twiter hablo mucho de política pero con humor negro y en instagram, hablo de las situaciones de lo cotidiano del día a día, también con mucho humor negro. Para mí, pasa algo y le veo el humor negro con un tema de sarcasmo y lo comento así, y luego la gente que lee dice, ah, en verdad no era tan grave, o, si la verdad, que si lo podemos ver así,  no me va a afectar tanto y funciona. Así evito la tristeza aunque me guste la nostalgia.

¿Que la pone nostálgica?

El tema de mi padre es algo que me afecta mucho todavía y me saca de onda, pero siempre voy a decir que, el que mi papi se haya ido prematuramente para mí, logró sacar toda la sensibilidad de las pequeñas cosas. Las cosas que antes estaban en el paisaje ahora las valoro mucho más y eso me hace vivir con el corazón. Hoy es diferente, porque por más que tenga humor negro lleva mi mensaje y posteo muchas cosas de lo cotidiano para que la gente se inspire.

¿Qué la inspira?

Los sucesos cotidianos de la vida, lo colateral, lo que no muchos ven, las historias que están ahí.

Cómo su última obra. ¿Cuál es su karma?

No sé,  si en otra vida haya acumulado, pero en esta no tanto. Al contrario y uera de broma El tema de lograr que la gente se ría me suma un karma positivo, porque hay gente que me dice que ha tenido un mal día o estoy triste y les digo anda a la obra y no precisamente a la mía, a las obras en general para que te rías un rato. Como decía la Revista Selecciones: “la risa es un remedio infalible”. No te va a cambiar la situación, pero te va a hacerla ver de otra manera y para mí, ya eso es una ganancia, haber podido tocar ciertas vidas con mis textos. Por eso cuando me piropean mis obras me siento bien porque siento que lo disfruto y en algo ayudo para que se sienta mejor. Quizá en otra vida acumule karma, pero en esta estoy en un proceso de purificación para lograr que pasen cosas buenas y la gente se divierta.

¿Qué guion quisiera tener cuando le bajen el telón?

Yo siempre bromeo con eso. Yo quisiera que en ese guion, cuando muera me cremen y mis cenizas las pongan en unas maracas para seguir jodiendo por ahí. La muerte es parte de y ahora la veo diferente no le tengo miedo, me da pena por los que se quedan, pero no por el que se va. Que el epitafio diga mi frase que tengo en la vida: “Es lo que hay y yo soy así siempre he sido así”, porque siempre he tratado de tener un mirada diferente de la vida y eso me ha ayudado mucho porque a veces las personas se quedan solo en una capa y yo trato de ir un poquito más adentro y decir tal vez lo que pensaste pero no lo dijiste. Me gustaría que diga cuando baje el telón, el crédito final diga: “tú lo pensaste y ella lo dijo”. Porque si creo que de alguna manera me vuelvo el vocero de lo que muchas veces la gente piensa y no se atreve a decirlo por múltiples motivos.

 

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

UN ACTOR MULTIFACÉTICO

El libreto de la obra llamada vida trae un viejo refrán que dice que hay …

12 comments

  1. Felicidades Maluly, eres realmente talentosa e increíble. Un sol para todos los que tenemos la dicha de conocerte. Tqm

  2. Que interesante. Leer su historia. Un aprendisaje de vida, darle la vuelta a la vida. Que bien dicho. Buscar un momento de risa. Te cambia el dia.
    Estoy atravesando duros momentos con la salud de , Maná , y leyendo ésta entrevista. Me llené de buena energía. Gracias. Maluly seguire tu humor a traves de tus historias.

  3. Sabía de las magníficas dotes de Maluly. Conocía su habilidad con la pluma y su enorme optimismo. No sabía que había hecho taaaaaanto!!! Magnífica nota periodística; muy bien redactada y me la leí toda a pesar de su extensión. Felicidades.

  4. Maluly es tan única!! Me hace llorar cuando habla de su papá y luego me hace reír con sus memes. Es de esos seres humanos que van dejando una huella bonita por la vida. Felicidades a ambos por esta nota tan refrescante y optimista!

  5. Hermosa entrevista, me quedo reflexionando las entrelíneas, definitivamente escribes con el corazón.

  6. Simplemente genial, me identifico mucho con ella, amo hacer reír y me gusta que la gente saque siempre el lado bueno de las cosas. Casi al mismo tiempo perdí a mi Mami y ese dolor a veces no me deja seguir o disfrutar las cosas como antes.
    Me encantan sus publicaciones y los comentarios en Instagram. Pareceré stalker pero siempre espero sus publicaciones por qué se que reiré mucho o que me emocionaré. Espero que escriba mil obras más y que siga tocando vidas llenándolas de alegría que tanta falta le hace a este mundo.

  7. Fan #1 de Maluli, tenemos Maluli para rato. Buenísima la entrevista Aurelio. Éxitos con la revista, siempre tienes temas interesantes y divertidos, y esta sección de entrevistas es una de mis favoritas.

  8. Saludos Gonzalo. La verdad que de Maluly si vale ser fan. Muy buena libretista y mejor ser humano. Gracias por tus buenos comentarios a la revista. Sí, la verdad es muy variada, por ahí me faltan un par de temas que se ha hecho hueso concretar, pero ahí va. La sección crónicas y principalmente la serie Yo soy, también me gusta mucho. Nunca nos reunimos por el tema. Nunca es tarde. Gracias Gonzalo. Saludos

  9. Saludos, Rafael. Gracias por lo que a mi me toca jajajajaja. Muy honrado de tus elogiosos conceptos. Que tu digas algo así, tiene doble valía, porque tu sabes de esto y mucho. Gracias por lo de bien redactada. Sí. La verdad que es extensa. Suelo escribir extenso. Y es que a veces con personajes como Maluly, hay tanto que decir. Gracias Rafael.

  10. Admiring the hard work you put into your blog and detailed information you provide. It’s awesome to come across a blog every once in a while that isn’t the same out of date rehashed material. Fantastic read! I’ve bookmarked your site and I’m including your RSS feeds to my Google account.

  11. Howdy! Do you know if they make any plugins to protect against hackers? I’m kinda paranoid about losing everything I’ve worked hard on. Any suggestions?

  12. Do you mind if I quote a couple of your articles as long as I provide credit and sources back to your site? My blog site is in the exact same area of interest as yours and my users would truly benefit from some of the information you provide here. Please let me know if this alright with you. Many thanks!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *