ALIMENTOS Y PRODUCTOS QUE NO DEBEN REFRIGERARSE

ALIMENTOS Y PRODUCTOS QUE NO DEBEN REFRIGERARSE

El desarrollo de la información a través de la tecnología y estudios científicos, han puesto en evidencia errores en las costumbres del tratamiento de los alimentos. Una de ellas en cuanto a su refrigeración. Este un artículo que revela ciertos mitos antiguos.

En la actualidad, con el auge y la influencia del internet, a través de las redes sociales y con aquello de la globalización informativa, constantemente estamos recibiendo información de hechos o costumbres que antes se lo realizaban como regla fija, creyendo que así se debía de hacer  y que hoy en varios artículos, argumentando estudios o investigaciones científicas, resultan que han estado mal realizados durante años de años. Ejemplos de esto hay muchos. Pero en el área que quizá más se dan estos casos  es en el de la gastronomía, en lo referente a la forma de cómo mantener, cortar, tratar o cocinar alimentos.

Uno de ellos es el hecho de guardar los alimentos en la refrigeradora o nevera con el fin de conservarlos mejor y tenerlos siempre frescos. Es cierto que el frío conserva los alimentos, pero no es una ley universal, pues ahora se ha demostrado que algunos de ellos, al ser sometidos al frío pierden propiedades.  Confieso que salvo el pan en que siempre increpé en mi casa de porque lo guardaban allí, pues se ponía duro, siempre creí que lo que hacía mi abuela, madre o mi pareja con respecto a refrigerar los alimentos, estaba bien hecho. Tanto, que yo también tenía la costumbre de hacerlo y luego de realizar las compras, casi todo iba a la “refri”, convencido de que era lo mejor.

Pero hoy ¡oh sorpresa!, la costumbre mantenida por muchos años, resulta que ha estado errada. Y así lo exponen varios artículos publicados en revistas, periódicos y portales web, que revelan un listado de alimentos que no deben ser refrigerados, porque pueden perder sabor, propiedades y nutrientes.  Además se contribuye a la economía al ahorrar electricidad, al no cargar tanto el refrigerador con productos que no necesitan ser guardados al frío.

Esta es la lista:

1.-) Aceite. Las sustancias oleaginosas líquidas se endurecen y cristalizan con las bajas temperaturas, y aunque también es cierto que se conservan más, es preferible mantenerlos al ambiente..

2.-) Aguacate: El aguacate al ser guardado bajo frío retrasa su maduración y pierde su sabor. Lo ideal es dejarlos a temperatura ambiente.

3.-) Ajo: Usualmente el ajo era guardado en la nevera en un tarro de vidrio o plástico o puesto en la bandeja de la parte inferior que hacía de frutero y guarda verduras. Hoy se recomienda no hacerlo, porque pierden propiedades, se dañan con facilidad, se ponen duros y se apelmazan y le brotan los tallos más rápido con el frío, debiéndose guardar en un lugar freso y seco a temperatura ambiente.

4.-) Café: El café es un grano seco y tostado, que no necesita frío para su conservación. No puede ser guardado en el refrigerador porque pierde su sabor y su olor, además de que absorbe fácilmente los olores de los demás productor, por ello debe ser guardado en un recipiente hermético, en un lugar fresco y seco, preferiblemente oscuro.

5.-) Cebolla: Para conservar mejor las cebollas, lo ideal es mantenerlas en un lugar fresco, seco y a una temperatura ambiente, debiendo ser guardadas sin pelar y sin amontonar. Según The National Onion Associaton (Asociación Nacional de Cebollas) de Estados Unidos, este alimento requiere exposición al aire para conservar más su vida útil. Los bulbos maduros de cebolla tienen como condiciones óptimas de conservación una temperatura de 0 °C y una humedad relativa de 65-70 %. En tales condiciones los bulbos maduros pueden conservarse entre 1 y 8 meses, según la variedad. El único caso en que se recomienda refrigerar la cebolla, es cuando están partidas, pues así se conservar un poco más.

6.-) Cereales: Las bajas temperaturas como las del refrigerador, hacen que pierdan muchas de sus propiedades, se altera su sabor y pueden terminar siendo desagradables para el paladar. Deben conservarse en un lugar fresco, seco y a temperatura ambiente.

7.-) Cítricos: Los cítricos como naranjas, mandarinas, limas  o limones son frutas de larga conservación que pueden almacenarse en buenas condiciones hasta 10 días a temperatura ambiente. Las frutas cítricas, se pudren con la humedad del frigorífico. Es uno de los principales alimentos que no necesitan nevera.

8.-) Conservas: Su propio nombre ya lo indica. Productos como el atún enlatado, los pepinillos en vinagre o la mermelada son productos pensados para perdurar en el tiempo. No necesitan frigorífico, aunque como casi todos los alimentos que no necesitan madurar, hay que conservarlos en lugares secos, frescos y oscuros.

9.-) Chocolate: El chocolate no se puede meter en el frigorífico, ya que las bajas temperaturas hacen que pierda su sabor y aparezca una capa blanca sobre él. Lo mejor es guardarlo al ambiente libre de humedad en el que conserva mejor su olor y sabor, así, no estará duro y frío. Se lo debe refrigerar salvo que la temperatura sea de un calor extremo. Usualmente se los refrigera para que no se derrita, pero esto no es necesario, solo hay que meterlo al frío en caso de que se esté derritiendo por completo.

10.-) Donuts y bollería industrial: Los alimentos de pastelería y bollería industrial (piezas de repostería horneada) están compuestos por harinas, grasas de distinta procedencia (mantequillas, margarinas, aceites vegetales, grasas hidrogenadas, etc.) y azúcar, que sometidos al frío, se apelmazan, pierden el sabor y, lo que es peor, absorben sabores y olores del interior del frigorífico.

11.-) Embutidos: Los embutidos naturales que venden de una pieza, como un salchichón, chorizo, un jamón, entre otros, no necesitan nevera. Una vez abierto, tampoco, pues están curados. Pero si hace mucho calor o se están poniendo duros, se pueden conservar más tiempo en la nevera, a costa de perder sabor.

12.-) Ensaladas: Aunque lo usual es guardar las ensaladas en la nevera, en el caso de que esta lleve lechuga o alimentos de esta familia, no es recomendable hacerlo porque al día siguiente, este tipo de legumbres, se ponen mustios y ennegrecidos.

13.-) Especias: La mayoría de la especias son granos y hojas que han sufrido un proceso de secado. Ya no tienen agua así que se conservan a la perfección a temperatura ambiente y a oscuras. El frío y la humedad del frigorífico hacen que pierdan sus propiedades.

14.-) Frutas tropicales: El aguacate, el Kiwi, el mango, el melocotón, el albaricoque y otras frutas que provienen de zonas cálidas, están acostumbradas a las altas temperaturas. Además necesitan luz y calor para madurar. Si se los metes en la nevera pierden nutrientes.

15.-) Guineo: El plátano es una fruta tropical por lo que está acostumbrada a crecer en un clima caluroso, además necesita luz y una temperatura alta para madurar, guardarlos al frío dañan sus propiedades y alteran su contenido nutricional y hace que se pudran antes. Lo recomendables es mantenerlos a temperatura ambiente para que maduren con normalidad y no pierdan ninguna propiedad.

16.-) Huevos: Por su conformación natural, los huevos no deben cambiar bruscamente de temperatura porque pierden propiedades. Si en el supermercado se los ha tomado de una estantería, no deben ser puestos en el frigorífico al llegar a casa. Solo los huevos que han sido lavados con agua deben conservarse en la nevera. Si no han sido lavados (solo limpiados), pueden conservarse sin problemas a temperatura ambiente, como se estila en los supermercados

17.- Jamón serrano): Anteriormente había la costumbre de guardar el paquete de jamón, en la nevera, luego de abrirlo para que no se ponga en mal estado. Hoy se recomienda conservarlo a temperatura ambiente, porque las propiedades del producto se conservan de manera óptima si está a una temperatura de entre 17 y 23 grados.

18.-) Lechuga: Debido a su alto contenido de agua, la lechuga es un alimento muy refrescante. Sometido al frío se excede su humedad por lo que se puede secar, nnegrear o tomar un aspecto mustio…

19.-) Miel. La miel al ser guardad en la nevera, debido al frío, tiende a cristalizarse y volverse espesa con mayor rapidez. Por ello, la Asociación de Apicultores de Ontario, recomienda conservarse bien tapado a temperatura ambiente.

20.-) Mostaza y salsa de tomate: Los ácidos de estas salsas son altamente conservantes. Pueden ser usadas muchos días después de abrir el bote, sin necesidad de frigorífico.

21.-) Pan: Antes las personas guardaban el pan en el refrigerador, pues se creía que duraba más tiempo, hoy hay artículos periodísticos y estudios científicos que sostienen que hacerlo es un error porque pierde propiedades y se pone duro. Las investigaciones sostienen que guardar el pan en la nevera lo único que se consigue es acelerar su descomposición y favorecer la aparición de hongos. Por ello, hoy se aconseja que para tener siempre pan fresco, se debe cortar las rebanadas que no se van a comer y mételas en el congelador, luego cuando se las necesite usar solo hay que descongelar y así se tendrá pan fresco.

22.-) Papas: Las papas contienen almidón, que con el frío, se convierte en azúcar, por lo que adquieren una textura arenosa y dulce. Al guardarlos en el refrigerador lo único que se logra es que se descompongan más fácilmente y pierdan su sabor original, Para evitar esto, se aconseja guárdalas sin lavar, en un lugar fresco, seco y ventilado, lejos de la luz solar.

23.-) Pasta: La pasta es un conjunto de alimentos preparados con una masa cuyo ingrediente básico es la harina, mezclada con agua, lo cual le da una propiedad nutricional definida, además de tener consistencia. Al someterla a la baja temperaturas del refrigerador, el frío hace que pierdan muchas de sus propiedades, se altere su sabor y pueda terminar siendo desagradables para el paladar. Lo recomendable es conservarse en un lugar fresco, seco y a temperatura ambiente

24.-) Pepinos: Los pepinos aguantan bien las altas temperaturas, gracias a su gruesa piel. Si se los mete en la nevera se ablandarán y se pudrirán antes.

25.-) Pimientos: Los pimientos ya sea dulces o picantes normalmente mantienen su sabor por algunas semanas.. Para guardarlos deben ser guardados al ambiente, pues sometidos al frío y a bajas temperaturas, pierden el color y la textura.

 

26.)- Piñas: Al refrigerarla sólo evitará que se madure y conserve su sabor. Cuando una piña se pone a bajas temperaturas, se anulan las enzimas que le permiten madurar por lo que pierden su sabor dulce

27.-) Queso: Los quesos como la mozzarela o el queso fresco son los únicos que se deben guardar en el frigorífico, por ello este electrodoméstico tiene su compartimento especial para este alimento. El resto de quesos no necesitan ser refrigerados, porque los quesos, cuánto más curados, más tiempo aguanta a temperatura ambiente,  menos frío necesitan ya que pierden sabor y se agrietan. Si hace mucho calor se seca y comienza a sudar. Solo en esos casos merece la pena meterlo en el frigorífico, aunque tampoco es necesario.

28.-) Sandía y melón: Ni la sandía ni el melón deben ser guardados en la nevera, pues pierden propiedades, sabor y textura. En el caso de la sandía pierde betacarotenos (pigmentos fotosintéticos), por ello deben ser guardarlas a temperatura ambiente. Una vez abierta se puede conservar en el frigorífico, pero hay que cubrirla con papel de aluminio o con un papel film transparente

29.-) Tomate: Aunque es cierto que los tomates aguantan más en la nevera y no se estropean, las bajas temperaturas impiden que maduren. Los tomates, al ser guardados en la nevera, pierden su sabor original y sus propiedades, se escarchan por dentro, cambian de textura y eliminan su proceso natural de maduración, Deben ser guardados en un lugar seco y a temperatura al ambiente. Según el Instituto Nacional de Investigación Agronómica, cuando los tomates se exponen a temperaturas frías, disminuyen los niveles de los azúcares, ácidos y volátiles.

30.-) Yogur: Aunque en la mayoría de los supermercados están en la sección de refrigerados, un buen yogur no necesita frigorífico, mientras esté cerrado. La razón es que el propio yogurt ya contiene bacterias, que son las que fermentan el azúcar de la leche.

Ahora ya sabemos que alimentos no debemos refrigerarlos, aunque también he leído lo contrario en alguno de ellos. En todo caso, es una información que ayudará en la conservación de los alimentos, lo cual ya es mucho decir.

Fotos: nutrición.nutrricionistaalfonso.com, / cocinavital.mx

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

PLATOS TÍPICOS GUAYACOS

Quien no se ha comido un encebollado, una guata, un seco, un arroz con menestra, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *