Breaking News

SHANY : MI HIJA, MI ACTRIZ

La historia de la actriz ecuatoriana Shanny Nadán, la Manuelita Saénz, contada en un relato original, único e irrepetible, escrito por la periodista que más la conoce y la ama: su madre. Un perfil lleno de amor y profesionalismo, digno de leer y ser compartido.

Aurelio mi eterno y querido compañero de aulas universitarias, me invita a escribir sobre mi hija y desde una óptica maternal describirla es más difícil de lo que pensé. Es que no soy objetiva y admito que tampoco quiero ser, pero tengo la intuición que compartiendo circunstancias claves de su vida ustedes podrán dar un veredicto sobre ella como actriz y mujer.

Shany es un nombre hebreo, significa escarlata o rojo de Dios, muy poca gente conoce sus orígenes, la confunden como extranjera justamente por su nombre y apellidos un tanto complicados de pronunciar… Shany guayaquileña de nacimiento, es un hibrido de padre israelita- judío con madre argentina /ecuatoriana- cristiana y con ancestros ambateños, polacos e italianos, toda ella es una mezcla de genes, una particular ciudadana del mundo.

De niña le encantaba leer y gustaba de las historias que contenían moraleja … Me sorprendía siempre sus preguntas y argumentos suspicaces poco comunes para su edad …su libro especial era “Niños del Mundo”, y es que detrás de ese libro había mucha enseñanza, siento que la preparo para el papel de “Wendy” en “Peter Pan” … recuerdo que mientras literal volaba sobre el escenario fue el momento exacto cuando Shany se vizualizó en el mundo teatral, ahí venció sus miedos y supo que los sueños pueden cumplirse en este ambiente artístico tan lleno de contratiempos.

Su paso por la primaria del colegio Balandra no fue desapercibida, era la estudiante nerd, siempre con excelentes calificaciones, parecía generala con tantas medallas que recibía (más que Manuelita). Yo nunca supe lo que era batallar para que estudiase o haga las tareas, en cierta forma era una niña especial, con una sensibilidad a flor de piel y disfrutaba de todo tipo de expresión artística. Su primera experiencia en las tablas fue en el colegio donde canto, actuó y bailó en la obra de teatro musical Aladino como la princesa Jazmín. ¡Esa noche fue toda una revelación para mí descubrir que mi pequeña tenia vena artística natural, era “su mundo ideal”! ¡Tal cual la canción de la obra!

Mi niña creció y durante su juventud vivió bajo la influencia de dos mundos distintos, dos religiones, de pensamientos diversos y costumbres…criarse así fue realmente una bendición, la ayudó a desarrollar la capacidad de aceptar, respetar y tener una conciencia más amplia sobre el ser humano.

Eso lo demostró  cuando en sus cortos 19 años hizo su primera novela, “Fanatikada”, que trataba sobre al amor y sus enfrentamientos irracionales por ser de distinta religión…y realmente su trama era vivencial en este mundo lleno de conflictos, mucha gente a su alrededor no entendía como uno puede educarse sin los valores o sacramentos de una religión… en el fondo ella aprovechó la interpretación de su personaje ,”Débora”, para evidenciar al público que los valores basados en el amor no tienen religión que lo limite.

Muy contenta con la aceptación de su primera novela, decide estudiar en la universidad y prepararse “como Dios manda” para convertirse en una actriz de calidad… se prepara en Estados Unidos culminando después de tres años su carrera en comunicación y actuación.

Además de sus estudios a Shany le ayudó mucho ser lectora incansable y estudiosa de filósofos como Sartre y su existencialismo, Rousseau y el poder del pueblo, Nietzsche y su crítica social… ella adoptó mucho de esos conocimientos en la preparación de cada uno de sus personajes. Pienso que la obra “Te Quiero Muñeca” le cayó como anillo al dedo al convertirse en la robótica “Nora”… Shany es demasiado perfeccionista y muy dura autocriticándose y con esta maravillosa obra reafirmó que la imperfección es hermosa y la perfección no existe.

El teatro Sánchez Aguilar se convierte en su segundo hogar, veo a mi Cenicienta correteando por sus pasillos lista para salir a escena y su director Jaime Tamariz dando los últimos detalles…días antes de su estreno practica y corre líneas conmigo, ella Cenicienta yo el príncipe, me emociona su felicidad y retrocedo en el tiempo recordando que por los corredores de la casa siempre estaba cantando, saltando , bailando una niña inquieta de apenas cuatro años, quien muchas veces jugaba con ella misma, disfrazándose de cualquier personaje de cuento y mirándose al espejo haciendo poses y voces de sus príncipes imaginarios.

Pero como dice el dicho, la vida no siempre es color rosa, recuerdo tristemente la época en que una grave enfermedad estuvo a punto de llevársela. Apenas tenía diez años y una infección llego a su cerebro…no soy religiosa, pero sí muy creyente en el poder de la oración. Mi bebe después de dos meses de hospitalización fue salvada y ahora a sus casi 28 años estoy frente a la computadora escribiendo un relato sobre ella.

Creo que su destino está ligado a los actos de su vida, Shany supo usar sus herramientas y su libre albedrío positivamente. Tomó decisiones duras alejándose de la familia, sus amigos, su casa y fue a batallar en un medio tan competitivo y difícil como Colombia.

Llegó como una desconocida a enfrentar retos nuevos, muchas veces se desmoralizaba, pero así mismo sacaba fuerzas para salir adelante, se preparaba muchísimo antes de cada casting y logro participar en reconocidas producciones colombianas tales como Tormenta de Amor, La Ley del Corazón 1,2091, Siete Cabezas y Afuera del Tiempo.

¿Cómo llego a la serie Bolívar? trabajando duro y deseándola con el alma. Se preparó para obtener el papel de Manuela Sáenz dos años antes de la filmación, sin siquiera saber si la iban a realizar y menos aún si la llamarían para una prueba. Leyó al menos seis libros de diversos autores sobre la vida de Manuela, la revolución de América, vida de Simón Bolívar etc. Su poder de pensamiento y la seguridad de que ella sería la Manuela ecuatoriana la llevaron hacer videos y fotografías dándole forma y carácter a la mujer patriota.

Una vez elegida para el papel, ella sintió una enorme responsabilidad para exaltar la memoria de Manuelita, su ambición era humanizarla y sacar a luz la gran mujer que fue durante esas épocas de la revolución.

Manuelita y Shany se parecen mucho, son coherentes con lo piensan y actúan, por ello me atrevo a decir que el éxito de la serie y su interpretación es porque ha sido honrada como se merece la libertadora del libertador.

¿Entonces si me preguntan quién es Shany Nadán Zarlenga?… pues es mi hija amada, y orgullosamente puedo afirmar que he cultivado una mujer única e irrepetible, es una mujer libre, desafiante y escultora de su propia vida.

 

 

 

 


Gissel Zarlenga de Nadán

Soy periodista independiente, madre, esposa y actualmente en mi mejor faceta ¡Abuela! Mi nombre es Gissel Zarlenga y quienes me conocen (y los que no, aquí lo sabrán) recordarán que trabajé muchos años en las Revistas Hogar y Vistazo, como periodista de investigación, productora, redactora y columnista. También fui reportera del noticiero de TC Televisión por cuatro años, además de locutora de noticias en Radio San Francisco y productora del espacio radial “La Calle Lo Contó” de Radio Espectáculo. Mi reincorporación a la vida periodística ha sido muy emotiva ya que han pasado más de 25 años para nuevamente volver a escribir. En ese entonces por los años 80 lo hacía con mi máquina de escribir Brother Electronic y ahora año 2019 en el teclado pero de una computadora!!! El tiempo pasa inexorablemente pero nuestros pensamientos siguen ahí atrapados en la mente, así  que el VOLVER es una forma de VIVIR nuevamente y hacer lo que me gusta.

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

CUANDO LA MUJER MARAVILLA ESTUVO EN ECUADOR

Un recorderis del paso por Ecuador de Gal Gadot cuando era Miss Israel en el …