EL OTRO ECUADOR

Un escrito tomado de FB. No se menciona autoría.  Escrito por una ciudadana Norteamericana graduada en NYU y que vivió un tiempo en Ecuador. Una radiografía al país desde otra perspectiva. Lamentablemente real.

Contribución: Linda Hidalgo

Ecuador SOLO sirve para pasear y no para vivir y mucho menos para trabajar o hacer negocios. Ecuador tienen un cáncer social innato, arraigado en el ADN de sus habitantes que saca a flor de piel la miseria, el hambre y la desesperación por el dinero, ya que ven a los extranjeros como una fuente de ingresos de un solo uso, ese cáncer se llama “la ley del más vivo”. El ecuatoriano no ve más allá de sus narices y no se da cuenta el beneficio del establecer negocios íntegros y constantes, donde el extranjero regrese y recomiende una y otra vez el servicio o producto.

ECUADOR es un país prostituido, lleno de corrupción, de mentiras, de bajos instintos, donde no hay conciencia ni remordimientos, donde el sistema judicial no funciona, por lo tanto no existe justicia, donde con dinero puedes comprar jueces, fiscales y testigos. Donde debido al cultura de desconfianza hay reglamentos estúpidos y retrógradas de no usar el celular en los bancos y tratar a un cliente como un delincuente, mientras que en un país del primer mundo hasta te reciben con una taza de café en su sala de espera.

ECUADOR, el país donde un delincuente común pasa por encima de los derechos humanos y civiles de un ciudadano ecuatoriano y el criminal recibe apoyo de organizaciones internacionales abogando por sus “derechos humanos” y el sistema ecuatoriano lo premia con abogados gratuitos para defenderlo, usando el dinero de los impuestos que paga la víctima y los familiares de la víctima. Qué ironía!

Ecuador es el único país, donde un funcionario público te responde “ya le voy hacer el favor” cuando no se trata de favores, se trata de que cumplan con su trabajo, ya que por si se les olvida, a ellos se les paga con los impuestos que se recauda de los ciudadanos. Por lo tanto no es un favor o ayuda, es su deber.

Ecuador es el país donde los policías se inventan, sin autorización de sus superiores, batidas o redadas para extorsionar arbitrariamente a los ciudadanos y así recolectar dinero para su uso personal.

Ecuador es el país donde prefieren ver a sus hijos durmiendo todo el día, en lugar de hacer cosas productivas. Ya que a los jóvenes no se les inculca la ética de trabajo y valores profesionales, según su constitución, esto es parte de abuso infantil. Mientras que en países desarrollados, los jóvenes de 15 a 17años pueden trabajar para que empiecen a entender lo que significa tener una responsabilidad laboral desde temprano. Otra vez, esta lógica se basa en la erradicación de cultura colectiva de desconfianza y abuso que existe arraigada en sus habitantes, pero igual es incorrecto el no cultivar el amor al trabajo a los jóvenes.

Ecuador, es el país donde llegan refugiados de forma irregular de países socialistas y se adueñan de las calles a pedir limosnas usando a sus hijos en brazos para dar lastima, otros a delinquir y algunos a ocupar puestos profesionales de trabajo que les correspondía a un profesional ecuatoriano. Y lo peor de todo, es que las autoridades apoyan y se hacen cómplices con su silencio de estas acciones.

Ecuador, es un país donde sus ciudadanos dejan que mercenarios mineros, petroleros y pesqueros industriales destruyan su naturaleza a cambio de unas cuantas monedas que van a para en el bolsillo de los políticos y los amigos de estos.

Y así puedo seguir con un sin número de hechos, ejemplos y casos que seguro muchos se sentirán identificados. Lo que veo es que ECUADOR es un país totalmente burocrático, llenos de leyes sin sentido, sumergido en un caos y sin rumbo. Donde se tiene que tener una ley para cada comportamiento de sus ciudadanos, ya que no existe una moral o coincidencia de lo que está correcto o incorrecto y cómo ovejas se les tiene que decir lo que tienen que hacer para que puedan navegar en este mar sin brújula, así les aflora su instinto de sobrevivir aplicando “la ley de más vivo”.

Qué pena, por ECUADOR, ya que es un país muy bello. Lamentablemente su gente no puede ni podrá tener la oportunidad de ver, palpar y aprender lo que es vivir en un país desarrollado, donde si se respete TODOS SUS DERECHOS, donde si existen los derechos humanos, los derechos de la naturaleza, donde si hay ley, justicia, la honestidad, la integridad y la solidaridad. Así ECUADOR no va a evolucionar NUNCA, no va a salir de la mísera ignorancia y siempre se quedará estancando en la mediocridad. Al menos que exista un líder como el presidente de El Salvador y acabe con el cáncer social y renazca una nueva nación. Así de radical tendría que ser el cambio. Y “la ley de más vivo” comienza desde la Sra del mercado hasta el Presidente de la República.

Base para escribir mi publicación:

Todo es no me lo contaron, lo vive en carne propia, soy una periodista profesional graduada de unas de las mejores universidades del mundo como es CUNY, por lo tanto no puedo ser irresponsable y hablar sin una fuente de información confiable; y mi experiencia de vivir en Ecuador por 1 año y medio es lo que he transmitido en ese mensaje.

Cuando llegue a Ecuador a mediados del 2017, solo por el hecho de ser Norteamérica, aunque haya nacido en ECUADOR, por cada servicio o producto que desea comprar se me lo ofrecía a “precio de turista”, el doble o triple de lo normal, hasta para ir al mercado se me abusaba con los precios de las verduras, solo por el hecho de ser blanca y decir siempre OK, ese OK, era lo que les dejaba la puerta abierta para venderme todo más caro. Es como recibir un castigo, por el hecho de ser de otro país. En mi veían una fuente de ingresos fácil, abusando al incrementar los precios, como si yo no me diera cuenta y por lo tanto, no compraba y obviamente no los recomendaba con mi círculo, y así perdían credibilidad.

Me robaron en Quito mi celular, se atrapó al delincuente, que por cierto era extranjero y por el hecho de no haberle encontrado mi celular en su posición, ya que se lo pasó a otro, se lo dejo ir. Aunque yo sentí y vi el robo de mi celular y el otro testigo vio que me lo quitaron de mi bolsillo, no pasó nada. Sin evidencia no hay delito, mi palabra y la de mi testigo pesaron menos que la palabra y los derechos humanos de ese delincuente. Y donde quedaron mis derechos? De la misma manera, me asocié con un joven de Machala justamente, formado una compañía limitada, registrada en el SRI, Súpercomp, Registro Mercantil, invirtiendo miles de dólares en equipo electrónico y abogados y luego el desapareció y hasta el día de hoy lo logró localizar para cerrar esa compañía, ya que si no se cierra, esta sigue generando multas que pueden afectar mis propiedades, claro a él no le importa porque no posee ningún bien. Aquí otra verdad, nadie sabe la frustración que se siente al perder un ser querido en manos de crimínales, pero yo si lo viví, pero lo más doloroso es que a pesar de tener a los delincuentes detenidos, tener evidencia, tener testigos, mi cuñada tuvo que gastar injustamente casi $20,000 para hacer justicia en contra de 3 delincuentes que asesinaron sangre fría a mi hermano con 3 tiros por asaltarlo en la ciudad de Machala en el año 2015. Los delincuentes eran protegidos, aunque las cámaras delataban que ellos habían cometido el delito, en la sala de la corte mi cuñada no podía llamarlos criminales, sino procesados. Ellos apelaron 3 veces en 3 cortes diferentes, inclusive Quito, usando abogados defensores del pueblo que eran pagados por los impuestos de mi propio hermano, quien era un héroe del Cenepa, (militar de Ecuador, que peleó en guerra). Así es la justicia ecuatoriana, quien tiene dinero gana.

Cada vez que tenía que hacer un trámite en el SRI, movilidad o registro civil me decían que regrese al otro día para “hacerme el favor” cuando eran las 11h00 am y ya se estaban alistando para salir almorzar en “combo”, ya que parece que no tienen vida social los fines de semana, pues necesitan usar su tiempo de almuerzo para hablar mal de ellas mismas. Hacen que el trámite sea largo, tedioso y burocrático para pedir dinero para agilizarlo, o la vez si no les calientan la mano, se aseguran  de seguir perpetuando su puesto de trabajo, ya que si trabajan rápido, se vuelven eficientes y tienen que recortar personal.

De los policías tengo muchas historias empezando por ser pervertidos, ya que no podían ver a una mujer en short manejando SOLA porque se atrevían a pedirme mi número, como si yo tuviera un letrero en la frente que decía “disponible” o “en busca de hombre”, parecían atrasados sexuales. Lo que les comento es que un día conduciendo desde la provincia de Manabí a Guayaquil, me paro un policía por que había cometido una infracción de tránsito al conducir y hablar por celular, y me pidió los documentos y al ver que mi licencia era de USA, al igual que mi pasaporte me dijo : “Me hubiera dicho que era gringa, así no me hace perder el tiempo, ya que no me pude dar para las colas “ yo le repliqué que cumpla con su deber y me dé una multa tal como lo estipula la ley y me dijo que me vaya no más. Yo estaba dispuesta a pagar la multa y asumir la consecuencia de mis actos, pero él prefirió no cumplir con la ley porque no le era rentable.

De los adolescentes, con mis propios ojos comprobé que algunos de los hijos de mis amigas llegan a la casa después del colegio a dormir horas de horas, y hasta les tienen que llevar la comida a la cama a los varones, ya que son los más consentidos en el núcleo familiar. Mientras que mi hijo, ciudadano americano, empezó a trabajar como lavador de carros a los 14 años y hoy a sus 22 años, programa 70 computadoras al día, es supervisor de una compañía de judíos de Software en NJ ganando mucho más que lo que muchas personas que conozco y eso que todavía no se gradúa de ingeniero. Además se paga todos sus gastos, maneja un carro de lujo y es muy feliz. Claro que todo eso gracias a que tenía padres que le inculcaron el amor al trabajo y los valores y la ética profesional desde pequeño.

Yo lo viví, vi los hijos de los refugiados Venezolanos pidiendo centavos en las calles de Ecuador. Niños con hambre, con ropa sucia, descuidados y desnutridos, quienes eran usados como carnada de lastima por sus propios padres. Y el gobierno, no hace nada al respecto, si eso sucediera en Europa o USA, esas criaturas estuvieran en manos de organizaciones protectoras de los derechos de los niños y los padres bajo rejas por abuso infantil.

Yo vive la destrucción del medio ambiente y la corrupción a su máximo nivel, eso yo lo vive  en todo el sentido de la palabra, ya que justamente por un año y medio trabajé en la industria minera, y escuché, vi y palpé cómo funcionarios del gobierno y familiares de autoridades se repartían las “comisiones” el dinero generado por cerrar tratos o por no dejar que entidades de regulación hagan su trabajo. Vi animales muertos por desechos en los ríos, plantaciones contaminadas por mal manejo de desechos, gente enferma, trabajadores abusados de sus derechos, mujeres que tenían que acceder a deseos bajos por parte de extranjeros; y hasta tuve la valentía de denunciar estos atrocidades con documentos y hechos, pero la respuesta de la prensa local fue que tenían miedo por sus vidas y que ese era un tema que no tocarían por medio a represalias, aunque estaban conscientes de lo que sucedía, pero no querían tener problemas.

Así, que a mí nadie me lo contó, yo lo vive intensamente. El hecho que hable públicamente de esto es porque no tengo compromiso alguno y me siento en pleno derecho de ejercer mi libertad de expresión como ser humano y ciudadana de un país libre como Estados Unidos. Me encanta ECUADOR, es bello, y tengo mi casa en una de las provincias más hermosas como es Manabí para llegar a pasear, vacacionar y disfrutar de sus bondades, pero Solo como turista. ECUADOR es un país muy difícil, muy duro donde lo puedes perder todo si no te manejas con precaución. Lo que aprendí en ECUADOR es a no confiar en NADIE, porque todos quieren sacar algo de ti, cuando tienes de dónde. Moraleja de mi mensaje: Y “la ley de más vivo” comienza desde la señora del mercado hasta el Presidente de la República.

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

LAS CONVERSACIONES SE HAN QUEDADO CALLADAS

Escrito por Bernarda Calvo Las conversaciones se han quedado calladas. Solamente se habla… Todo es …

3 comments

  1. https://cnnespanol.cnn.com/2019/08/03/fue-una-masacre-tiroteo-en-el-paso-texas-deja-20-muertos/
    Por lo menos acá no pasan estas cosas, los gringos están podridos.

  2. Aurelio Paredes

    Totalmente de acuerdo Marcelo. Comparado con la masacre de otros lados, aun estamos lejos a estar siquiera a medio podrir

  3. La buena noticia, el autor es un ecuatoriano, se puede ver en las palabras utilizadas y las referencias con que da sustento a sus argumentos. Yo si soy extranjero, y mientras estoy de acuerdo con muchos de puntos críticos aquí expuestos, jamás los redactaría de la manera aquí escrito. Jamás una cosa asi en facebook. Ademas, lo mio tendria el indelible acento ingles. Quizás en estos comentarios se detecta. es buena noticia que esto lo escribió un ecuatoriano porque señala que si existe la autocrítica y la conciencia de que debe cambiar. Esto me da a mi esperanza por Ecuador, y debe darle esperanza a usted. Ademas, por ultimo, y muy tristemente debo reportar que el primer mundo, aunque si tiene muchas de las virtudes que se le adscribe en este relato, está actualmente en retroceso moral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *