ARTE: MODERNO Y CONTEMPORÁNEO

Dos palabras que respecto de las artes visuales genera confusión en no pocas personas sobre todo en las que no están familiarizadas con el quehacer artístico, si bien el término “moderno” se refiere a algo que no es antiguo a algo que no tiene mucho tiempo es decir a lo reciente, lo actual o lo nuevo ya sea que hablemos de diseño, tecnología o forma de vida y “contemporáneo” a los acontecimientos que ocurren en la misma época en que vivimos es decir al ahora, también refiere a las personas con las que nos ha tocado vivir la misma época.

En artes visuales ambos términos están bien diferenciados por la producción y por los objetivos de ambas corrientes artísticas que observan el mundo que los rodea desde diferentes perspectivas y utilizando distintos discursos estéticos.

Aunque la primera modernidad surgió con el Renacimiento y la revolución científica de entonces, podríamos decir que la modernidad artística que nos ocupa surge con la revolución industrial del siglo XIX y en el caso de las artes visuales (pintura, escultura, grabado, etc) con los Impresionistas que se alejan de los cánones clásicos y de la pintura de estudio con alusión a epopeyas bélicas o sus consecuencias catastróficas, a la religiosidad o al romanticismo de los paisajes ideales por donde pululan las vanidades de reyes y sus cortes o de ricos terratenientes, era la segunda mitad del siglo antepasado y la mirada se desvía hacia lo cotidiano y lo aparentemente irrelevante como un parque o una calle cualquiera por donde transcurre la “vida moderna” pero también se vuelve la mirada hacia la naturaleza y se pinta o dibuja a campo abierto, cambió la percepción del mundo que los rodeaba más la técnica se mantuvo fiel a la tradición artística no obstante dicha liberación del pasado reciente allanó el camino para el advenimiento de varios estilos como el cubismo, surrealismo o expresionismo terminando en el minimalismo con el que terminó la búsqueda de la originalidad y el alejamiento de toda referencia a la realidad.

El arte moderno tiene plena vigencia hasta bien entrada la década de los 60s cuando el arte posmoderno o contemporáneo irrumpe como oposición a toda esa discursiva modernista a su domesticación por parte de la sociedad capitalista y al individualismo; si bien en algunas etapas de ese período de modernidad surgen ciertos atisbos de lo que actualmente podríamos considerar como arte contemporáneo pues estas obras se salen de la tradición artística, el caso quizá más conocido es La Fuente (1917) de Marcel Duchamp que no es más que un urinario pero que firmado con un seudónimo (R. Mutt) es elevado a categoría de obra de arte. El artista contemporáneo trae consigo el discurso de arte por el arte, el eclecticismo, el rescate de lo popular y la hibridación, no tiene empacho de ir de un estilo a otro o apropiarse de elementos estilísticos del pasado, son propios del arte contemporáneo movimientos como el arte conceptual, el arte del performance y el arte instalación. Como en todas las actividades humanas hay cosas buenas y malas, tiene sus detractores sobre todo los que defienden la tradición artística, en unos casos se critica el “facilismo” de conceptos y en la realización de obras que dejan de ser únicas y elitistas para convertirse en trabajos que se pueden reproducir cuántas veces se quiera como es el caso del video arte o el arte pop, en fin el arte contemporáneo (que tratado aquí de una forma muy general) es complejo y para entenderlo hay que conocer su contexto histórico, a los artistas, los intereses creados, las ferias de arte que son su gran escaparate en la actualidad, galeristas, críticos y curadores todos con un solo objetivo aparente: vender!.

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

A John Henry

El 31 de mayo hubieses cumplido 71 vueltas si aún estuvieses en este planeta girando …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *