MICROHISTORIA A LO HARVEY WEINSTEIN

Diálogo ocurrido en cierta oficina de Producción Ejecutiva de Noticias entre una subalterna (yo) y un muy respetado y reputado Productor de Noticias:

 

Jefe: Hola, Mónica. Te he llamado a mi oficina porque necesito conversar algo contigo…

Mónica: Usted dirá, jefe…

Jefe: Toma asiento…

(Nos sentamos)

Jefe: Verás… Te he estado observando, creo que lo haz notado…

(Y sí, lo había notado, así que asentí.)

Jefe: Bien, entonces voy al punto: tú me gustas y, ya que yo no te soy indiferente, pues quiero acostarme contigo.

Mónica: ¿Ya… este… así nada más?

Jefe: Si, creo que somos ambas personas adultas y si tú me gustas y yo te gusto, la verdad no tendría por qué haber nada más normal, ¿no?


  • Me parecía insólito lo que este tipo acababa de proponerme. Era casado y, no solo eso, sino que -además- era mi jefe, un productor con mucha influencia, mandamás de una de las emisiones de noticias más prestigiosa del país. Me indigné, pero lo disimulé bastante bien y créanme que fue Dios o mi Ángel de la Guarda el que respondió por mí en ese momento, porque la verdad, yo quería golpearlo.

Mónica: Verás… Harvey… La verdad por delante: hemos sido amigos por mucho tiempo, aunque es la primera vez que estoy bajo tu mando y en serio que tú también me gustas…

Jefe: ¿En serio?

Mónica: Si, la verdad es que, si esta iniciativa no la tomabas tú, seguramente la tomaba yo.

Jefe: Bueno, y ¿entonces? ¿Salimos luego del noticiero?

Mónica: Espérame un ratito… A mí me gustas, sí. ¡Pero yo no te quiero como un pasatiempo de 10 minutos!

(Al ver su seriedad, me di cuenta de que estaba por buen camino).

Yo te quiero, pero para mí y para siempre.

Jefe: Bueno… mira, yo no creo que eso sea posible porque soy casado, ¡tú lo sabes!

Mónica: Bueno… entonces prefiero que dejemos las ganas en simples ganas, porque estoy segura de que si me acuesto contigo, me va a gustar mucho y se nota que eres un hombre rico que sabe cómo tratar a una mujer en la cama y si llegamos allá y es como me imagino y luego me engrupes, ¿me vas a dejar así no más?

Jefe: Bueno… sí. El asunto es sacarnos la pica, ¿no?

Mónica: ¡No!… Verás, yo te valoro mucho como profesional y como hombre, y tomarte solo para llevarte a la cama sería hacerte poco favor. Así que, creo que, si no vas a ser mío para siempre, prefiero no tenerte.

Jefe: ¿En serio tú crees que te engrupirías conmigo?

Mónica: Pues sí, ¡es que me gustas mucho!

Jefe: Entonces sería mejor dejarlo, porque verás… no quisiera que mi esposa se enterara…

Mónica: No te preocupes, ¡aquí no ha pasado nada!

Jefe: Bueno… la verdad me hubiese encantado sentir un orgasmo contigo…

Mónica: A mi más, pero así es mejor.

Jefe: Bueno, sí. Es mejor…

Mónica: Ok, me voy a mis labores en el noticiero. Chaito, guapo.


  • Y haciendo un ademán de zorra enamorada, cerré la puerta y, una vez cerrada frente a mí, la escupí de las náuseas que me dio semejante situación. Solo puedo pensar cuántas niñas, jovencitas, practicantes y profesionales recién graduaditas llegan a este lugar creyendo que ahí se convertirán en las próximas lumbreras del periodismo y se encuentran con este baboso, infiel y asqueroso hombre que, seguramente, querrá pasarlas por las armas antes de soltarles una cámara y ofrecerles un micrófono. Fue la primera vez que sentí que estaba en el lugar equivocado y que, pensando que entraba en el cielo, me había metido en la caldera del diablo. Y sí. Pronto me enteraría de que estaba en lo cierto…

Dios proteja a nuestras hijas, a todas.

Acerca de Monica Carriel

Check Also

SU ALTEZA, UNA DIGNA INFIEL CON CORONA Y SIN CALZÓN

La Reina llegó a grabar con una bota de yeso porque se había esguinzado el …

7 comments

  1. Renato Pazmiño

    Mónica María Carriel Gómez he leído y me he quedado perplejo licenciada. Si bien es cierto usted es una mujer muy hermosa y muy atractiva; pero ante todo siempre será una dama y por más pasiones que usted desate nadie la puede tratar así como un objeto sexual.
    Por otro lado usted es una estratega y su mente brillante la sacó a a avante de semejante situación y el otro quedó como lo que es… un pobre cojudo y para rematar así es como usted dice cuantas personas caerán en manos de tipos sin vergüenzas como este personaje.
    Se le adora licenciada. Tenga usted mis respetos y todo mi cariño .

  2. La Chiky Solórzano

    Cosas como éstas, sorprenden, asquean e indignan. Menos mal, ud es de palabra fácil y mente ágil. Muy buena táctica para rechazarlo sin que él lo tome como tal. Pero como ud dice, cuántas chicas sin experiencia y llenas de ilusiones, habrán sido víctimas de ese tipo.

  3. Wow! Bueno es un secreto a voces de que eso ocurre siempre pero mega Wow estos hombres no piensan con el cerebro asquerosos… Bien x ud la felicito y la admiro mi Lcda saludos desde milagro

  4. Marjorie Carrillo

    AY Moni, te aprecio mucho ya que nos conocemos desde niñas; pero disculpa…?Que hdlgp !! valerse de un puesto para someter a quien se deje; lo manejastes con suma inteligencia ya que estas serpientes como buscan pasatiempos temen a sus esposas y ser luego blanco de airados reclamos o protagonistas de chismes en otros programas..Buena jugada taurina y un buen OLEEE! ? Bendiciones Moni, y que Dios te siga dando inteligencia y prudencia.

  5. La típica «te he llamado a mi oficina porque quiero hablar algo contigo». Y enseguida nuestra mente intenta descifrar ‘qué carajos hice mal’, mientras tanto, el otro «pensando» con el ? de abajo ?.
    No falta el tipo que por su poder se quiere aprovechar de su subalterna, haciéndole propuestas «encantadoras» imposibles de resistir, porque «los dos sentimos ese fuego, ese amor, esa llama que hay entre los dos» ? ¡Carajo, cosas que notan sólo ellos por efecto de alguna droga o el estúpido ego. Más no, una!!! ?. Y así, sin importar que sean casados y que sean tus jefes, te quieren ascender a moza, perdón a «novia», con la solemne «promesa» de darte casa, carro, plata, viajes y ascenderte en tu trabajo, como contribución a tu «amor incondicional».
    Y si Mónica, se lo que se siente, y al leerlo me trasladaste a una situación por la que pasé y de la que preferí renunciar, y salir con dignidad, porque no soportaba ser observada como carne para el matadero.

  6. Monica Carriel

    Mis querido amigos, gracias! Fue un momento difícil, la verdad yo diplomática no suelo ser, pero oré y se me ocurrió así nada más!

  7. LO LEÍ Y DIJE, QUE MANERA TAN DIPLOMÁTICA DE PONER A UN ABUSADOR EN SU SITIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *