Breaking News

VAMOS A APRENDER

Vamos a Aprender”. Totalmente de acuerdo, “Bolillo”. Mi respaldo y concordancia total a la anteriormente famosa frase ya pronunciada por usted con ocasión del Mundial 2002, hoy repetida en la Copa América 2019  y en estos momentos, como antes, ampliamente criticada. Creo que: o no entienden la frase, o no quieren y/o pueden entenderla. Yo prefiero entenderla. Es cierto. Vamos a aprender. La vida es un aprendizaje. Todos los días se aprende. El que deja de aprender todos los días, termina de ignorante. Siga aprendiendo, es un paso al éxito. Yo también quiero ir a otra competencia. En mi caso, a otra cobertura más, para aprender. Y yo no creo que aprender sea perder o no hacer nada. Peor aún, abrir un paragua y justificar. Todo lo contrario: se necesita aprender. Se debe aprender. Hay que aprender. Unos interpretan bien; otros, mal. Yo prefiero interpretar bien. O quiero, en este caso, interpretarla bien.

Es loable, digno de elogio, que piense así y que vaya a aprender. Pero hay una contraparte que es la de enseñar, la de mostrar. Y esa, también tiene que hacerlo. Debe hacerlo. Tiene que hacerlo. Está obligado a hacerlo. Le pagan por hacerlo. Vaya a la competencia con un equipo que tenga en la mente, bien aprendido, de que quiere ganar. Vaya a aprender cómo se gana y la mejor manera de aprender cómo ganar, es ganando. Vaya a aprender que un país quiere ver triunfar a su Selección y triunfe, o al menos luche hasta el último minuto y con el mayor esfuerzo por lograrlo.

Vaya, haga jugar y gane. La parte táctica, la sabe o la debe saber, es su profesión. Es usted el indicado a plantear un esquema que use los mejores jugadores, sin trincas ni preferencias, peor presiones. Y con ese equipo bien conformado, en cuya dirección técnica usted es el único responsable, aplique la estrategia correcta para enfrentar al rival y vencerlo. Ningún partido es igual a otro, ningún equipo se asemeja a otro, para cada uno hay un sistema a aplicar. Úselo, póngalo en práctica, eso ya lo debió haber aprendido. Para eso estudió, por eso tiene tantos años dirigiendo, por eso tiene ya algunas Copas Américas disputadas. Ya eso lo aprendió, ahora ponga en práctica eso que aprendió, si es que lo aprendió  y después de aplicarlo y salir triunfante, siga aprendiendo, que en aprender más está la clave.

Vaya con su equipo y vaya a aprender y a crear de lo que tiene. Y lo que tiene supuestamente es un equipo con los mejores jugadores del país. Vaya a aprender, que no importa que cada quien tenga su criterio sobre sus convocados y su equipo. Habremos algunos que diremos: “faltó este, sobró aquel”; “debería estar este”, o “está demás ese”. Pero los que están, son los que usted llamó y con esos tiene que aprender a jugar bien, a ganar, a poner esfuerzo, calidad, técnica, buena voluntad, a entregarse por el país, a poner su gran esfuerzo en cada jugada, a poner garra, a jugar con solvencia, con seguridad, con firmeza.

Vaya a hacer que su equipo juegue fútbol y que juegue bien. Que lo juegue con la mente y con los pies, pero también con actitud y aptitud; con ganas, con vergüenza deportiva, pensando que hay un país de 17 millones 180 mil habitantes que se identifica con ellos, que es un país en su gran mayoría futbolizado y que quiere el triunfo de la Selección. Vaya y luche por lograrlo.

Vaya a hacer un papel decoroso y triunfal. Vaya, pensando que lo que está jugando es una Copa América, no otra competencia y juegue la Copa América, con la convicción que va a tratar de ganarla. Puede que en el camino no la gane, pero si el país ve que se jugó bien, con entrega, con aptitud y actitud -aunque nos duela- aceptaremos la derrota, pues en la vida se gana o se pierde. Pero si se pierde, que sea con honra, luchando hasta el final, con entrega y, bueno, si después de eso se pierde, es porque el rival es mejor y esto es una competencia en la que gana el mejor.

Vaya a aprender, que este es un país de triunfadores, de gente humilde y trabajadora que sabe ganar. País, de un obrero que, ganando un sueldo ínfimo, le gana a la vida y triunfa, y que si él lo hace, puede hacerlo también un futbolista que gana mil veces más. Aprenda que este es un país de gente noble que lucha, se esfuerza y triunfa, como lo hizo un ciclista que ganó un giro europeo, o una Selección de fútbol menor que llegó a seminales de un Mundial. Vaya a aprender que necesitamos y queremos romper una historia en una Copa América que nos ha sido esquiva por siempre. Vaya a aprender que a Ecuador se quiere y se respeta, que a Ecuador se le cumple y que es un país más de hechos que de palabras. Vaya a ganar. Va a aprender, pero a aprender que eso es lo que queremos que aprenda.

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

LA PUNTA CAMBIÓ DE DUEÑO

Barcelona es el nuevo líder del campeonato. La diferencia de goles a favor lo pone …