COMIDA ECUATORIANA SALUDABLE, ¿PUEDE EXISTIR?

Las dos principales causas de muerte en el Ecuador son por enfermedades relacionadas al corazón y diabetes II, ambas altamente relacionadas con malos patrones de alimentación.

La gastronomía ecuatoriana se caracteriza por ser no solo deliciosa sino también muy variada, reuniendo lo mejor de sus 4 regiones: costa, sierra, oriente y región insular. Sin embargo, no es muy buena en su perfil nutricional, según lo dicen las estadísticas.

Al ecuatoriano le gusta comer su comida típica. Eso no podemos negarlo, ni debemos cegarnos a esta realidad al momento de emprender un proceso de cambios de salud. Ahora, la gran pregunta es: ¿cómo logro mejorar mi salud con una alimentación que sea sana pero que sea también sostenible en el tiempo?

Lo primero desaprender para aprender; lo segundo, añadir el efecto placer.

Conocer cuáles son los alimentos más perjudiciales por reducir su consumo y eliminarlos de ser posible, y con qué otros alimentos los podemos reemplazar. Enfocarnos en los alimentos que sí debemos incluir, alimentos que son locales, económicos y con una correcta cocción.

 

El proceso de más complejidad es el de desaprender. Puedes haber pasado 10, 20, 30, 50 años de tu vida comiendo insano, pero nunca es tarde para empezar a hacer cambios en tu estilo de vida y debemos encontrar cuál es la principal problemática en cada caso para ir progresivamente mejorando. Por ejemplo, puede que, en tu caso en particular, el principal problema sea el azúcar. La acción sería enfocarse en bajarlo progresivamente y luego ir haciendo otros cambios radicales, como implementar más actividad a lo largo del día, hacer algún ejercicio a diario, elegir mejores opciones cuando salgas de casa, organizar la comida con anticipación para evitar improvistos, etc.

Luego viene el proceso de aprender nuevamente. Tenemos alimentos ecuatorianos muy sanos, ricos, que forman parte de nuestra gastronomía y pueden permanecer en un estilo de alimentación más saludable: chochos, frejoles, lentejas, garbanzos, huevos, pescados, alverjitas, habas, quinua, plátano verde, camote, zambo, vegetales, frutas de todo tipo, aguacate, entre otros. Todos estos alimentos, cuidando siempre el tipo de cocción que les demos.

El efecto placer debe estar en los platos del día a día para que los podamos disfrutar el resto del tiempo. Esto no quiere decir que nunca más probaremos alguna comida fuera de lo “saludable”, pero su frecuencia será menor y quedará para un consumo esporádico y no obligatorio. Si te gusta lo que comes todos los días, no sentirás “dependencia” de otros alimentos insanos, por lo que no habrá ansiedad extrema ni sufrimiento ni sacrificio.

Sobre las frituras: Muchos platos ecuatorianos son bastante saludables a excepción de sus acompañantes, como ocurre con el maduro frito y arroz blanco (en el seco de pollo), o patacones (en los platos costeños), chifles (en el ceviche), pan y más chiles (en el encebollado). Lo malo de la fritura es principalmente el tipo de aceite que utilizamos para freír; si usamos un aceite refinado como los aceites tradicionales de cocina (maíz, canola, girasol) estamos usando un alimento altamente inflamatorio, con un perfil de grasas TRANS perjudicial para nuestra salud cardiovascular.

Sobre el arroz blanco y carbohidratos refinados: los protagonistas de los platos ecuatorianos son justamente los carbohidratos fuertes como el arroz blanco, fideos de harina refinada y pan. Estas 3 opciones son principalmente carbohidratos refinados que generan un alto impacto en el nivel de azúcar en sangre. Si los comemos como el principal alimento del desayuno/almuerzo/cena, estamos generando este alto impacto a diario que puede repercutir en enfermedades tipo diabetes a largo plazo. Una forma práctica para reducir su consumo es intercambiándolo con plátano verde asado, camote asado, frejoles, garbanzos. Que no haya solo arroz blanco, sino también vegetales, granos o legumbres para mejorar ese valor nutricional. Incluir siempre vegetales que más nos guste en cada comida del día para aumentar la saciedad.

Sobre los jugos: la fructosa (azúcar natural de las frutas) cuando la consumimos en versión líquida (jugos/zumos/batidos) tiene un impacto en el nivel de glucosa sanguínea mucho más elevado que cuando la consumimos en la fruta entera, en su matriz original, masticándola y comiéndola poco a poco. Además, comer la fruta en vez de beberla, resulta mucho más saciante. Así, de preferencia como líquido y bebida de hidratación de preferencia, siempre escojan el agua.

¡A la práctica!

Un cambio saludable para un pato típico costeño como seco de pollo sería:

Agrego una mezcla de pimiento picado a la preparación de arroz para aumentar la cantidad de fibra o reemplazo por arroz integral con cúrcuma para darle la tonalidad amarilla, así no le agregan el aceite refinado de achiote. El refrito de pollo lo hago en sartén antiadherente sin aceite. El maduro será al horno o en sartén antiadherente. Acompañamos con un plato de ensalada y de beber agua fría o infusión aromática sin endulzar (ni azúcar ni edulcorante).

El cuerpo trabaja para nosotros de forma perfecta cuando le damos las herramientas necesarias: es decir, los buenos alimentos. Comienza paso a paso, poco a poco, y haz cambios que mejoren el ambiente nutricional en casa, en el trabajo, en la familia. Recuerda que lo más importante no es contar caloría por caloría, sino los NUTRIENTES que consumes.

Si te gustó esta nota y te interesa extender la información, solicita una consulta nutricional:

 

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

EL AYUNO ¿ES PARA TODOS?

Al día de hoy encontramos muchas propuestas que garantizan perder peso o mejorar la salud, …